1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - * Media noche * (Jacob-Reneesme) (Edward-Bella)

Tema en 'Fanfics sobre libros abandonados' iniciado por Moliry, 4 Mayo 2010.

Cargando...
?

Te interesa la historia ?

  1. Mucho, estare al pendiente =)

    90 voto(s)
    97.8%
  2. Espero que mejore

    2 voto(s)
    2.2%
  1.  
    Eliza Beth

    Eliza Beth Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    8 Agosto 2013
    Mensajes:
    1
    Por favor pública el siguiente capítulo pronto, muero por leerlo...
    me gusta mucho la trama de la historia y como se ha desenvuelto hasta ahora., debo confesar que tú historia fue lo que me hizo llegar a está página!
    Saludos y por favor no nos tortures más!!!
     
  2.  
    Moliry

    Moliry Orientador

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,097
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - * Media noche * (Jacob-Reneesme) (Edward-Bella)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    86
     
    Palabras:
    4191

    Inmortalidad



    ―Ness, mi niña, esto es imposible.

    La mirada de Carlisle torturada y las palabras llenas de desolación fue lo que me sacó un poco de mi transe en mi totalmente sumergida alma asfixiante y desgarrado corazón.

    ―Ya no se puede hacer nada por él, pequeña ―sentenció Eleazar Denali al hacerse aun lado del cuerpo inerte de mi esposo.

    ―¡NOOOOO! ―sentí como me moría junto con el amor de todo mi ser y eternidad―. ¡NO, DIOS! ¡POR FAVOR, NO! ―me dejé caer como un ser sin vida, como ya era por dentro, al suelo e histérica no dejaba de suplicar. Tal era el poder de mi suplicio que parecía que al gritar cada vez mas fuerte al Creador de éste mundo por fin me escucharía y no me arrebataría a mi esposo.

    Esme, Rosalie y Carmen se abalanzaron hacia mí con el inquietante afán de consolarme.

    ―Carlisle, haz algo ―ordenó su esposa―, está histérica, no podemos dejar que entre más en shock por su bien. Si la dejamos la perderemos.

    No era consciente de nada más que de mi agonía al ser tan destructora por su furia, de no haber podido salvar al dueño de mi alma y corazón, pero logré captar la tristeza de mi abuela que eran como filosas dagas en mi cuerpo.

    Todos agobiados inmediatamente se fueron hacia mí para atenderme.

    Yo al ser imposible encontrar consuelo, aun de seres que me amaban tanto, intentaba completamente desquiciada aceptar los brazos de Esme y temblando sin control de mi misma lloraba. Y salía de mi garganta todo el dolor que el alma puede expresar al sonido del viento.

    ―Te inyectaré un tranquilizante, mi niña ―anunció Carlisle al tomar de un cajón una jeringa al otro lado de la habitación.

    ―¡No! ¡Nooo! ―comencé a gritar.

    ―Princesa, es lo mejor ―Rosalie al decir eso me tomó con fuerza de la cintura al olerse mi siguiente movimiento.

    ―¡No, déjenme! ―empecé a forcejear y la familia me tomaba, pero no con toda su fuerza, era evidente que no querían lastimarme― ¡Por favor, abuelo! ¡No! ¡Debo despedirme!... ¡Los…―me estaba ahogando con mis propias lagrimas― los niños, que Stephan y Tania los traigan, deben despedirse!

    Aunque no estaba nada segura que ver a su padre en estas condiciones sea lo mejor para mis hijos, era lo que creía en esta tormentosa situación lo menos fatalista. Porque era inaudito poder elegir buenas decisiones en este momento. Nada nunca volvera hacer bueno.

    ―Limpiaré a Jacob para que los niños no lo vean así ―dijo Esme y llegó con una toalla pequeña café húmeda y comenzó a limpiar el cuerpo empapado de su nieto de manera ceremoniosa y con mucho respeto.

    Sin nadie cerca de mi sentí que Carmen hizo caso a mi suplica y salió de la habitación para llamar a los mellizos.

    ―Gracias, abuela, pero quiero hacerlo yo.

    Temblorosa sintiendo como la vida y el aire al igual que mi corazón dejan de latir poco a poco, me acerqué de nuevo a mi esposo.

    Estaba en la camilla donde había dado a luz, empapado no más que yo de sangre, completamente desnudo siendo solo una fina sábana blanca la que cubriera su parte inferior del cuerpo, dejando así al descubierto su pecho que si no fuera por mi ser inmortal sería imposible notar que se lograba mover apenas con dificultad para respirar.

    Esme me entregó la toalla y continué con el más cruel labor que cualquier ser mortal puede realizar: Preparar el cuerpo del ser más amado de tu existencia para nunca volverlo a ver.

    ¿¡Dios, porque!?

    Le tomé de ambas manos para llevármelas a los labios al inclinarme.

    ―Eres y serás el dueño de mi ser, Jacob Black.

    Solo habían pasado once minutos de que esos malditos dejaran así de frió y pálido a mi esposo, y para mi estaba siendo el infierno más largo que la misma eternidad.

    Apenas llegué a la casa de mis abuelos y vieron en qué condiciones se presentaba Jacob. Solo con preguntas que pudieran ayudar a salvarlo mi abuelo me bombardeó de ellas.

    Carlisle con ayuda de mi hermano Stephan y Eleazar se puso en acción. Sacó en tiempo inhumano las cuatro balas del pecho y abdomen, cerró las heridas y le colocó una manguera trasparente para que la nueva sangre de trasfusión, que era elemental al perder la mayor parte de la suya.

    Ver como se movía mi familia en lo ocurrido con premura y eficiencia haciendo todos que fuera cada acción impecable y perfecta lo agradecía hasta lo más profundo de mi interior.

    ―¡Pero no fue suficiente! ―chillé enloquecida por el dolor que me consumía mi vida eterna.

    Lo cargué y lo abracé con fuerza dejando escondida mi cara en su cuello empapado de ese liquido que nunca había visto como enemigo, pero ahora era el causante de toda mi desdicha y próxima muerte.

    Le tomé el rostro para besarle ardiente sus labios prácticamente sin vida y besé como nunca lo había hecho, con una entrega que le ofrecía ya literalmente mi vida.

    Por las siguientes palabras de Esme estaba segura que sabía que estaba pensando:

    ―Debes pensar en tus hijos ―rogó mi abuela acercándose a mí.

    ―No me interesa seguir un mundo sin él ―con mis palabras no permitía replica.

    Seguí limpiándolo.

    ―No digas eso, pequeña ―Carmen insistió con infinita ternura sin moverse debajo del marco de la puerta.

    ―Es que ustedes no lo entienden ―las lagrimas desde que entré a toda velocidad y traía a mi esposo en mis brazos hacia acá no dejaban de cegar casi en su totalidad mi visibilidad al jamás detenerse―. ¡No puedo vivir sin él! ¡Es imposible! ¡Que no se dan cuenta que me estoy muriendo con él!

    ―¿Mami? ―la voz dolida de mi primogénito me atrajo lo elemental a la vida, lo vital, como reconociendolo aun en mi corazón.

    ―¡Oh, mis niños! ―solté cuidadosamente a su padre y toalla, y de nuevo me dejé caer como un muñeco roto al suelo y sin saber aun de donde tenía fuerzas logré levantar mis brazos y los niños se abalanzaron a recibirme.

    ―Mami, te queremos, mucho ―Ephraim me abrazaba al igual que su hermana con una fuerza que hizo latir un poco mas mi debilitado corazón―. No nos dejes.

    ―No te vayas como papi, por favor, mami ―el sublime timbre de voz de mi hija como la apabullante suplica de su hermano hicieron que sintiera todavía un miedo más negro y profundo…

    ―Ay, hijos.. ―no podía prometer nada―. Los amo tanto.

    Me levanté con los pequeños abrazados con dolor ya no solo por perder a su padre, sino por también poder perderme… ¡Dios!

    ―Siempre estaremos juntos ―debía cumplir mi juramento, solo por Jacob lo haría. Porque sabía el inmenso amor que mi esposo desde el nacimiento de nuestros hijos siempre sintió por ellos.

    Nosotros tres éramos los dueños de su corazón y alma, así yo debía ser, solo que ahora me era imposible. Solo podía sentir como mi vida iba siendo jalada por el camino oscuro que estaba tomando Jacob.

    Por más que lo pensara… ¡No podría seguir sin él!

    ―Mami, el corazón de papá aun sigue latiendo ―Ephraim se inclinó para adelante y puso su oreja sobre el helado pecho de su procreador―. Está vivo.

    ―Sí, mi niño, pero no por mucho tiempo ―Eran segundos lo que le quedaba, pero eso no debían también saber los niños.

    ―¿Por qué no lo conviertes? ―El niño agitado en mis brazos se giró a verme―. ¿Por qué no lo haces?

    Esa misma pregunta me habían hecho los Denali, (cuando apenas mi abuelo me aseguró que humanamente hizo todo lo posible pero que no sería suficiente), al no conocer como los Cullen la promesa que le había dado tiempo a tras a Jacob en el hospital cuando estaba decidida darle la opción a Isaac de morir o vivir eternamente.

    Flash back

    Me puse de pie y con una sonrisa de agradecimiento para mi familia por estar ahí conmigo, me dirigí a la habitación de mi amigo. El mejor doctor que podía conocer, Carlisle Cullen, nos dijo que no tardaría mucho en estar consiente el paciente. Sabiendo perfectamente en qué estado tan grave se encontraba Isaac, mi abuelo me dijo que solo una vez podría lograr abrir los ojos, aunque para eso las heridas, los golpes, fracturas, estarían más que nunca torturando todo su cuerpo.

    Tenía que aprovechar esos pocos minutos que se me permitirían hablar con él. Le daría la libertad de decidir, nunca lo sometería a una voluntad que para él podría ser una maldición.

    Puse mi mano derecha en la manija de la puerta, la estaba empezando a girar con lentitud para evitar ruidos desagradables, entonces al abrí la puerta un brazo a la altura de mi cuello se interpuso en mi paso, evitando que entrara. No tuve que ver de quien era esa fuerte extremidad, cuando lo conocía mejor que los míos.
    ―Ness, solo quiero que entiendas…―puso su mano detrás de mi espalda y con la otra cerró la puerta. Me llevó a unos pasos de ahí hasta llegar a la pared de enfrente. Lo observé con ligera sorpresa. Esperé. Jacob inhaló todo el aire que sus pulmones eran capaces de obtener y lo exhaló todo de un golpe. Se cruzó de brazos, se encontraba muy tensó―Me asusta que no comprendas o peor, que no quieras comprender, que es el ciclo de la vida. A unos antes, otros después, pero siempre a de llegar ―sonrió con una dulce melancolía―. Somos humanos. Debes…―acarició mis brazos desnudos―de aceptarlo y respetarlo.

    Y la sombra de la muerte nunca la sentí tan cerca de mi existir.
    ―Nadie quien yo ame pasará por eso―le juré con vehemencia.―Debes de permitir que se siga con el ciclo. La línea de la vida.

    Una lagrima de angustia cayó de mi cara. Di un paso para atrás, no quería que mi esposo me siguiera tocando, se me hacia una burla; Un juego cruel para convencerme de aceptar algo despiadado y eterno que era la muerte.

    ¿Cómo darle la bienvenida a algo así? ¡Nunca!

    ―¡Estás hablando de ti!―lo acusé mortificada―. ¡No me hagas eso!―¡Me moriría si el veneno entra en mi!―acelerado quiso justificarse.―¿¡Pero qué dices!?―Somos enemigos por naturaleza y aunque no fuera así… yo no quiero…―dijo y se acercó a mí con la mirada brillosa―. Solo prométeme, júrame, que cuando llegue el momento respetaras mi ciclo―saqué un intenso sollozo que me había atravesado el alma―. Júramelo, Ness.

    ¿Quién era yo para cambiar la última voluntad de alguien? Aunque ese “alguien” fuera mi toda razón.
    ―Lo haré―sentencié el final de mi vida.

    Y minutos después al darme cuenta que mi esposo no creía en mi juré a mi doloroso pesar y sentencié también mi propia vida:

    ―De verdad respetaré el ciclo de la vida de todos, aun si son personas que amo―quería lograr que creyera en mí―. Ésta será la primera y última vez que me involucre en la vida de los demás de ésta manera.

    Fin Flash Back.

    ―Lo prometí ―y el llanto se intensificó como si fuera eso ya posible. Los niños saltaron de mis brazos y se acurrucaron al efímero calor que aun su padre radiaba su cuerpo. Ya de nuevo libre mis manos tomé las de él―. ¡Dios, Jacob! ¿Por qué siempre tienes que ser tan terco?

    ―Aun si no te hubiera hecho hacer esa promesa ―dijo mi abuelo―, el veneno, aun siendo un humano ya y no mas lobo, sus daños son tan graves… tanto que es imposible que el veneno haga su trabajo.

    ―Pero, papá, nos ama, mami, él siempre quiere estar con nosotros ―lloraba mis hijos sin cesar y Ephraim hasta con hipo. Se pegó más a su cuerpo y pasó su mano para ocultar su dolor.

    ―Papi nunca nos dejaría ―Elizabeth se acurrucó aun mas a su padre.

    ―Mis niños, que mas quisiera que su papi este con nosotros por la eternidad, pero él no es como nosotros ―acaricié sus cabecitas para ofrecer consuelo que no prometían más que una ausencia de mi.

    Ephraim se levantó y al segundo estaba en mis brazos y entonces varias proyecciones invadieron la habitación, mis sentidos y espíritu:

    Eran sobre Jacob con nosotros en muchas actividades que sin duda serian siempre inolvidables para mí, y al parecer también mi hijo los tenía presente y lo guardaría como tesoro el resto de su existencia. Eso por lo menos me quedaba como un suspiro de consuelo: era que mis hijos siempre se sentirían amados y únicos para su padre y lo recordarían hasta el fin del mundo. Sería muy doloroso, que terminaría por matarme de inmediato, que los mellizos no tuvieran en su memoria la existencia del hombre más extraordinario que todos tuvimos el privilegio de conocer y para nunca olvidar.

    ¿Mis hijos también como yo recordarían tan bien su olor, su calor, el sonido de su risa al vernos?

    ...Sus manos lentamente pasando por mi cuerpo para desvestirme, sus labios jurándome amor eterno, uniendo nuestros cuerpos y llevándome al placer y felicidad infinita… Nunca y por todo lo demás jamás podría olvidarlo… ¡Seria como olvidarme de mi misma!

    Las proyecciones no tenían fin y me llevaron de una felicidad tan sublime y paz tan dulce que no podía contener el llanto por la dicha y nostalgia.

    ―Marcaste mi alma, me entregaste la tuya y te llevas ahora la mía contigo ―lo besé lentamente―. Te amare hasta que mi corazón deje de latir.

    ―Mami, ves, papá es feliz con nosotros, él nunca querría irse.

    Las proyecciones cesaron y me dejó en la mas terrorífica y asfixiante realidad.

    El monitor que indicaba como rápidamente se consumía la vida de mi esposo de repente comenzó a sonar con un pitido ensordecedor largo y muy agudo.

    ―¡No, no, no! ―Los mellizos y yo abrazamos al cuerpo ya sin vida de Jacob Black.

    Carlisle se acercó a nosotros para apagar el monitor.

    Todos comenzaron a retirarse para dejarnos en nuestro sufrimiento y al estrechar a mi esposo escuché en su pecho algo que para mi fue una señal… su debilitado corazon de nuevo.

    ¡Debía de intentarlo!

    Mis hijos tenían razón.

    ―Tú nunca nos dejarías ―lo solté y tomé una jeringa nueva del cajón donde antes sacó mi abuelo el tranquilizante que sin duda debía de inyectarme y les ordené a mis hijos: ―Muerdan a su padre ―ellos me vieron inmensamente sorprendidos―. Tienen razón, él nunca nos dejaría. Debemos intentarlo.

    Mis hijos comenzaron a inyectar su veneno por todo el cuerpo de su progenitor. No sabía si ellos tenían la capacidad de convertir a alguien. Yo no lo tenía, no sabíamos aun si era por ser mujer o esa cualidad no era parte de mis habilidades.

    Metí la jeringa a una de las venas de mi brazo izquierdo y extraje toda la sangre que cupo en el plástico.

    Lo inyecté en la bolsa de sangre donada que aun colgaba del tubo de aluminio.

    ―Extraigan su veneno aqui ―le entregué a cada niño nuevas jeringas y de inmediato obedecieron.

    Un liquido muy diferente al que estaba acostumbrada del color del veneno ( platinado, como mercurio), salió de sus bocas un sutil color dorado de Eliezabeth y un dorado mas fuerte de Ephraim.

    No me quedaba mas que rezar para que ese nuevo y misterioso color del ponzoña de ellos fuera una extraordinaria buena señal.

    Me entregaron ambos sus plasticos y sin esperar al mismo tiempo untroduje las agujas en el corazón de Jacob.

    Tomé un bisturí aun con la sangre de él y me corté la muñeca derecha, el liquido salió peligrosamente apresurado. Puse mi mano junto su boca.

    ―Bébelo, Jacob, te suplico que lo bebas ―ya cuando su boca estaba llena de mi sangre se la cerré y empecé a darle impulsos cardiacos con mi manos en su pecho―. ¡Vamos, amor, vamos! ¡No nos hagas esto!

    ―¿¡Ness, que haces!? ―Carlisle debió de escuchar el ruido que hice al aventar el bisturí―. No tiene caso. Jacob no está ya con nosotros ―se encaminó a mí y tomó de mi brazo para tratar de detenerme.

    ―Aun así debo intentarlo. Él merece que lo intentemos todo ―yo creo que mi abuelo vio en mi el ser mas enloquecido y hasta peligroso que haya conocido con llena, junto a mis hijos, de determinación.

    ―Nos duele como no tienes idea, mi niña, pero eso es imposible ―todos de nuevo entraron―. Pero si había alguna esperanza aunque sea pequeña el veneno de los niños lo habrían matado.

    ―Jacob era humano.

    ―Sí, pero aun así en su sangre, en sus genes tenia aun la información genética de un lobo.

    ―Abuelo, los niños creen que debemos intentarlo ―seguirá dando movimiento arriba y abajo en pecho de Jacob―. Creo en ellos, debo intentarlo ―toda la familia me veía como lo que era sin duda: una desquiciada―. ¡Permítame tener ese consuelo!

    Elizabeth y Ephraim, con sus boquitas llenas de sangre de Jacob, al parecer habían terminado de inyectar su ponzoña, si es que lo tenían, por todo su padre, pues dieron unos pasos hacia atrás y nos veían a mí y a él con fijeza.

    Entonces sentí un temblor por todo mi cuerpo, dejándome sin nada de fuerza, casi hizo que me cayera si es que no me agarrada de la camilla.

    ―Reneesme ―gritó Stephan―, ya déjalo. Estas dando más sangre de lo que tu cuerpo permite. Si sigues desangrandote así morirás también… ―estaba furioso― ¿¡Eso quieres!?

    Mi hermano me tomó con fuerza y muy molesto me alejó de Jacob para llevarme a la silla más cercana y sentarme. Rompió su carísima camisa verde olivo para usarla de vendaje a mi muñeca.

    ―¡Demonios, abuelo, no para! ―soltó sobre su hombro para ver el resto de la familia― ¿Qué hago?

    ―La herida que te hiciste es muy profunda, Ness ―todos parecían palidecer mucho mas, eso era por supuesto imposible… sin duda ya estaba teniendo alucinaciones.

    ―No, esperen ―los alegué de mi con un empujón y fuí hacia Jacob―. Dejen que lo intente… ¡Por favor!

    Mi sangre escurría por mis dedos de la mano derecha y ahora en el pecho de mi esposo al quererlo revivir sin parar.

    Prendí el monitor y comenzó ese maldito sonido que anunciaba aun la muerte de Jacob.

    ―¡No… no… no! ¡Jake, no!

    ―Ness, mi niña, por favor ―suplicó Rosalie al extenderme sus manos para que me acercara a ella―. Lo intentaste, lo intentamos todos y no fue posible.

    Mi tía era de las mas afectadas de todo esto.

    ―Llegó en la peor condición que me tocó conocer, y eso hace imposible convertirlo ―continuo Carlisle―. Además, que ya ha muerto mucho antes de tratar de transformarlo.

    ―Mi princesa ―Emmett me veía con una dulzura que me dolía, retrocedí un paso―, nuestro veneno lo mataría aun siendo una persona sana, y eso no fue el caso.

    ―Jacob, es humano ―insistí sin dejar de verlo y reanimar su corazón―. Y es mucho más que eso.

    Para mí fue una eternidad que estuve tratando de reanimarlo y no lo había logrado.

    Rendida y hasta cansada voltee a ver a la inmortal familia y mi esposo había dejado hace mucho de ser el centro de su preocupación, lastima… Ahora ellos se enfocaban en mi.

    Dejé caer mi cabeza a un lado de la suya muy pegada en el suyo.

    Y en aquel momento las lagrimas no era lo único que me invadía la visión, pues una luz negra absolbió todo en mí y desmayé.

    * * *

    No tardé en despertar y tener mi lesión en la muñeca ya cerrada y con un vendaje realizado por el mejor doctor que pudiera haber.

    Estábamos por fin a solas mi esposo y yo en la habitación.

    Al principio que les pedí privacidad nadie se movió de su sitio, era claro que no querían dejarme en este mal estado a solas. Temían que hiciera lo peor, y tenía ganas hacerlo, pero la vida era demasiado despiadada como para hacer su trabajo: él ya en su momento, y espero que muy pronto, acabaría conmigo al no poder vivir más y consumirme rápidamente.

    Billy y todos los de la Push ya estaban en casa y deseosos de despedirse de Jacob. Tanto la familia como amigos la estaban pasando terriblemente mal, pero nadie se podía acercar ni a la mitad de mi sufrir.

    Era por eso que debía dejarlo lo mejor posible, para llevarnos como ultimo una de tantas esas imágenes que nunca olvidare de su atractivo rostro y porte.

    Terminé de limpiarlo, dejarlo como siempre estaba él: Impecable. Le acomodé su tan fascinante cabello dejándolo rebelde y lo iba a vestir de traje blanco. Quise saber que deseaba hacer mi suegro con el cuerpo de su hijo y estuvo de acuerdo conmigo de enterrarlo detrás de la casa que nos vio crecer como matrimonio y ser padres. Billy me había pedido permiso si podía hacerle a su hijo la ceremonia que siempre habían realizado desde sus ancestros. Por supuesto que acepté. Eso sin duda era lo que hubiera deseado el padre de mis hijos.

    Había pasado una hora de lo ocurrido afuera del restaurant que habíamos ido para celebrar mi cumpleaños.

    ¡Por Dios! ¿Cómo un día que debía ser uno de los más increíbles e inolvidables de mi vida por la felicidad obtenida se llegara al límite de la vida?

    Tomé una nueva toalla que mi tía Ross me había dejado junto con cosas de higiene y comencé a limpiar aquel bello y varonil rostro que me sacaba el suspiro el solo verlo.

    Advertí que me ahogaba por tanto llorar y sentir como mi corazón ya no quería funcionar adecuadamente. Eso era bueno.

    Ojala se apagara pronto.

    Todo era tan dolorosamente lamentable que no podía ser peor: Mis padres y Alice como Jasper no estaban, ellos no pudieron despedirse. Su mejor amiga que era mi madre no estuvo aquí para darme ese amor que como nunca necesitaba y acompañarme en esta monstruosa pesadilla.

    ¡Nada de esto debía de estar pasando!

    Proseguí en descenso por su cuerpo ahora dejando impecable sus hombros y pecho y fue entonces que me percaté…¡Solté un grito de estupefacción!

    El hilo que se encontraba para cerrar las heridas estaban tiradas. Las lesiones estaban rosadas y casi cerradas por completo.

    ―¡Oh, Dios santo! ―me llevé mis manos a la boca ahogando otro grito de infinito asombro.

    ¿Sería posible?

    El corazón se aceleró tanto y con tanta fuerza que se me salía casi del pecho.

    ―Jake, amor ―susurré con miedo a su oído―, ¿me escuchas?

    Temblaba sin control alguno.

    ―A…a… ―tragué saliva y traté de respirar con regularidad. No podía―. Abuelo… ¡Abuelo!

    Fui hasta la puerta y la abrí.

    ―¡Vengan todos!

    Regresé a un lado de mi esposo y lo visualicé como nunca para encontrar algún inicio que no estaba ya desquiciada.

    Seguía igual de gravemente pálido, eso me trastornó aun mas. Pero no hizo que parara de examinarlo, debía de lograrlo: Encontrar esa señal, esa prueba que sentía en mi corazón que si había aunque aun no podía ver.

    ―¿Estás bien? ―exigió saber el protector de mi hermano al llegar delante de todos los demás.

    Tomé la mano de Jacob y sonríe entre litros de lagrimas de emoción.

    ―Jake sigue con nosotros.

    Un gran silencio glacial apareció y giré a ver a mi familia: Todos me veían con una lástima que dolía.

    ―¡Por Dios, no estoy loca!

    Nunca en mi vida había mencionado tanto a ese “Dios” que no creía y nunca lo había buscado antes y menos con tanta desesperación, vehemencia y fe.

    ―Ness, por favor, debes de dejarlo ir ―imploró Billy al ingresar más a la habitación en su silla de ruedas―. Hazlo por mis nietos, por nosotros, por ti… ―se le cortó la voz por su sufrimiento―. Por él.

    ―Pero Jacob nunca nos dejaría. Él de verdad nos ama a todos, me ama a mí y nunca me haría eso ―cada vez me estaba dando cuenta que había ya perdido la cabeza. Lo que decía no tenia en absoluto sentido. Hablaba como si todo esto era porque así lo quería mi esposo y prefería mas dejarnos que seguir con vida y seguir siendo tan felices.

    Iba a disculparme por mi comportamiento cuando sentí un ligero movimiento en entre mis manos.

    Volteé a ver que lo ocasionaba y visualicé como los dedos de la mano derecha de mi esposo comenzaban a moverse con cierta rigidez.

    Petrificada retrocedí un par de pasos.

    ¡Ya estaba totalmente loca!

    ―¡Oh, Poderoso! ―gritó alguien de la Push.

    Y todos los demás hicieron exclamaciones muy similares de grandísimo asombro.

    Agarré esa mano que se movía y vimos como las heridas ya no existían y sus ángulos faciales se perfeccionaron todavía más y entonces todos fuimos testigos del más grande milagro presenciado: Jacob Black abrió sus ardientes ojos rojos.


    ¿Que les pareció?
    ¿Y mi narracion y como llevé el capitulo?
    ¿Les gusta o no el giro que dio la existencia de Jacob?

    Gracias por su cariño, amigas bellas, no tienen idea como las quiero. Prometo no tardar esta vez para la continuacion. Las adoro muchisimo !!! Kiss
    Atte: Siempre su mas fiel amiga Moly.​
     
    Última edición: 29 Octubre 2013
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  3.  
    viviana

    viviana Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2012
    Mensajes:
    11
    hahahahahahaha o por dios santo .!!! querias hacerme llorar? lo lograste, estube apunto de creer que jake murio.!!! estoy sorprendia, pero que es? lobo o vampiro? o las dos cosas? ACTUALIZA pronto no nos hagas esperar o moriremos jejejejejej, besos amiga y me encanto
     
  4.  
    Gabrieluchini

    Gabrieluchini porque voy renovandome día con día...

    Leo
    Miembro desde:
    13 Febrero 2012
    Mensajes:
    166
    Pluma de
    Escritora
    "¿Acaso soy la única que se va a convertir en una vieja?"

    Bella -Eclipse-



    ¡Hi, Moliry!

    Doy paso a mi comentario <<constructivo>>



    Los Quileutes son metamorfos, pero poseen un espíritu lobo que les permite la transformación.

    Claro, si ellos abandonan ese espíritu lobo morirían como humanos normales.

    Jake lo hizo. ¿Por eso funcionó la transformación vampírica?

    Tu narración fue muy fluida, fresca...



    ¡Ay, no!

    ¡Yo no sirvo para ser tan seria! -ser tan normal va en contra de mi loca naturaleza-

    Voy a colapsar si no exploto...



    Hi, Moly!

    ¿Que cómo me pareció? Súper súper! , igual siempre!

    Me pegué a la narración como en un culebrón. Se me aguó el guarapo, y el corazón se me arrugó imaginando como Ness gritaba : ¡No! ¡Nooo!:(

    Te lo juro que morí.


    Ver a mi Jake... no, perdón, imaginar ver a mi Jake sin vida ahí... :eek:fue horrible, que trauma!



    Ya va, ya va... Ojos rojos?! Que nice!!:D

    Está tan bueno, que no me imagino la continuación.
    Pronto... ¡pronto! Espero ansiosa.
    Nos leemos, Moly.
    Tu loca -pero no menos importante- fiel lectora: GabyLuchini.;)
    Besitos de suspenso....
     
    Última edición: 8 Noviembre 2013
  5.  
    DarkHinata

    DarkHinata Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    26 Octubre 2010
    Mensajes:
    84
    Pluma de
    Escritora
    Hola moly! Tanto tiempo ha pasado sin escribirnos!!
    Queria confesarte que en cuanto a este último capítulo,es la primera vez que me dejas inconforme..
    Jacob siempre ha sido "el lobito" la naturaleza de el es la opuesta a lo que sería un vampiro,y me molestó un poco; lo siento casi como una traición a lo que es y siempre él ha sido.
    Incluso no me molestó el que se convirtiese en humano,porque eso en realidad es parte del ciclo de los Quileute Cambiaforma (como le sucedió a Sam),pero sin duda este cambio drástico en su naturaleza deja muchas expectativas para ver como afrontas ahora las cosas, de qué maneras nuevas,este nuevo Jacob sentirá,pensará?!?!
    Estará conforme con la desición de Nessy y de sus hijos??
    Voy a estar muy al pendiente,no te dejes esperar demasiado y espero que me sorprendas nuevamente como lo vienes haciendo hace ya muuucho tiempo!! BESOTES!!

    Hinata♥
     
  6.  
    Nelcys Cullen

    Nelcys Cullen Fangirl empedernida

    Libra
    Miembro desde:
    15 Junio 2011
    Mensajes:
    75
    Pluma de
    Escritora
    Bien, aquí estoy, comentando una vez más, Moly. Tenía tanto tiempo que no lo hacía, ya extrañaba esto. Creo que este es el comentario del capítulo 20, Moly.

    ¿Que les pareció?
    Me pareció increíblemente tierno y hermoso... Con esa reconciliación al final. Pero tuvo un poco de todo. Bueno no sé si estoy mezclando del capítulo anterior, pero bueno. Espero que me entiendas Moly, con Charlie conociendo a sus bisniestos, enterándose que su nieta ha tenido hijos, y finalmente cayendo en los encantos de estos, se ha visto encantador, igual que cuando conoció a su nieta. ¿Te había dicho que amo la relación entre Stefan y Ness? Amo esa relación de hermanos. Y con eso de que él es el favorito, jajajajaja, me alegra saber que él va mejorando cada vez más como vampiro "vegetariano".


    ¿Les gustó?

    Gustar, es poco, Moly. Encantar se le acerca. Y perfección lo define. Jajajaja, como todo lo que escribes. Allí mi respuesta.


    Pobre Ephraim preocupado por las ultimas palabras de Nahuel, es un amor, ¿verdad?

    Completamente, cada vez amo más a ese encanto de niño. A pesar de todo, de las situaciones, de cualquier cosa... Siempre preocupándose por el bienestar de las personas que ama, como pasó cuando aún estaba en el vientre de su madre y lo que hizo por su hermana. Y luego, a pesar, de haber presenciado la escena que presenció entre Nahuel y su madre, él estaba preocupado de que su madre estuviera bien, y de lo que pudiera pasarle.

    ¿Que les pareció el encuentro con Charlie?

    Hermoso, y algo cómico... Charlie siempre se entera de esas formas, ya debe de estar algo acostumbrado a eso de "no puede recibir visitas", e igualmente a todo lo sobrenatural que lo rodea, si Charlie supiera la verdad de TODO, y toda la verdad. Lo que es realmente su yerno y su hija. Pobre Charlie. Pero, bueno, volviendo a la idea principal, ese momento entre Charlie con sus bisnietos, fue hermoso y muy tierno, como ya dije. Cayendo bajo los encantos de sus bisnietos.


    ¿La vida de Ness sin saber nada de su esposo?

    Fue un tiempo terrible, tanto para ella como para él, se nota al final. Y bueno, espero que esos dos no tengan que pasar por algo similar otra vez, ya Ness sufrió mucho con esto, y con sus dudas e inseguridades de no saber si Jacob volvería o no con ella.

    ¿Los amigos mortales de Ness?

    Esos son los amigos que todas las personas deberían de tener, porque esos son los amigos que duran para toda la vida. Ellos tan preocupados por ella, y jamás la dejaron en el olvido a pesar de que ella no respondía los mensajes ni las llamadas. Me entristece mucho pensar en el momento en el que Ness tendrá que despedirse de ellos.

    ¿Stephan? ¿Que opinan como es la relación con Ness? ¿Sobre ese amor cuando era humano? ¿Y que esa bella joven española se convirtió?

    Ya de la relación de estos dos, hablé un poco al principio. Como de costumbre yo hablando de unos temas que no corresponden en la pregunta que estoy respondiendo, jajajaja. Bueno, esa relación de hermanos me parece adorable, ya quisiera yo tener un hermano mayor como él. Como se entiende entre ellos, como el no ser de la misma sangre no interfiere ni una pizca. Y ni hablar del amor que le tiene a sus sobrinos. Me pareció muy trágico lo de su antiguo amor, y en lo que se volvió. Un ser completamente oscuro, no quedó rastro de la joven que él llegó a amar. Pero, ya pronto volverá a ser feliz, muy feliz con Tanya. Ya pasará rápidamente ese tiempo entre ellos, y la felicidad volverá.


    ¿se imaginas como se ve Ephraim con el cabello largo? ¿Les gusta? jaja

    Nunca lo había pensando, pero las razones del por qué quería llevar su cabello así, Dios, me hicieron amarlo más. A este paso voy a terminar enamorándome de este precioso niño.

    ¿Que pensaron de que Jacob siempre supo lo del beso de Ness e Isaac?

    Fue un muy lindo detalle por parte de Jacob, y tomó una buena, muy buena actitud para enfrentar la situación. Una actitud que no me esperaba de Jacob, pero que me ha sorprendido gratamente. Hay sido muy lindo de su parte.

    ¿Y sobre lo ultimo de nuestro guapísimo Jacob y Ness?

    ¿Qué te puedo decir, Moly? LO HE AMADO. Me alegra muchísimo que estén juntos otra vez, como siempre deben de estar. Juntos, unidos, felices, disfrutando de la hermosa familia que tienen, y de sus maravillosos hijos. Como Ness creía que Jake la dejaría, y como Jake creía que Ness sólo estaba allí por sus hijos. No me esperaba eso tampoco, me sorprendiste, como siempre lo hacías y lo haces, Moly.

    Bueno, amiga-hermana, el sueño me está matando. Ya van a ser la una de la madrugada y yo me tengo que levantar temprano, espero que este comentario sea de tu agrado. Lo más seguro es que lea el primero en la noche.
    Un beso, y cuídate mucho.

    P.D.: Perdón, por perderme otra vez.
     
  7.  
    Moliry

    Moliry Orientador

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,097
    Pluma de
    Escritora
    Amigas: Han pasado años que no continuo la historia, de verdad de todo corazón... lo lamento !!! Muchas me dijeron que no me fuera, muchas insistieron en que lo siguiera, pero hasta ahora me llegó un correo y dije "Tiene razón" Son personajes que me hicieron muy feliz, me acompañaron en todo momento, y merecen su final. Me comprometo que en una semana máxima hay continuación. Ya estamos en lo ultimo, solo faltan 3 capítulos como mucho. Gracias de todo corazón con ese gran amor que tanto me tuvieron y aceptaron que amara a sus personajes tambien. Las adoro con el alma !!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Moliry

    Moliry Orientador

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,097
    Pluma de
    Escritora
    Amiga hermosa, prometo que no terminaras conforme, esto aun no termina, tu Jake... es tambien mi Jake, espera el siguiente capitulo que pondré en unos días. Te encantará. Siempre confiaste en mi... no dejes de hacerlo amiga!!!TQmmmm
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    kary

    kary Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    10 Abril 2015
    Mensajes:
    3
    Esperare con ansias los capítulos faltantes y gracias por darles el final que merecen.
     
  10.  
    Moliry

    Moliry Orientador

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,097
    Pluma de
    Escritora
    Mis queridos amigos, saben que llevo años sin escribir, pero por fin después de mucho tiempo me he animado con un tema bastante controversial, No obstante creo que puede gustarles. Espero quieran conocer mi nuevo trabajo y si les agrada por favor voten para continuaría. Muchas gracias!!! Les dejo el link.

    http://my.w.tt/UiNb/DiQw0T7veF
     

Comparte esta página