1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Long-fic Fanfic - ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

Tema en '–Abandonados' iniciado por Haru-hime, 18 Febrero 2007.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Haru-hime

    Haru-hime Guest

    ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Ella era una adolescente de 17 años que quería esforzarse para entar a la Universidad de Tokyo. Él era un joven de 22 años que abandonó sus estudios universitarios. Ella era una idealizadora del amor. Él no creía en el amor. A dos personas tan opuestas ¿Qué las puede unir? El amor por las flores y el querer vivir en su mundo ideal.
    Un drama con mucho romanticismo de Rin y Sesshoumaru con varios toques de Inuyasha y Kagome como segunda pareja importante.

    Bueno esa es una mini intro a mi nuevo fic... espero que les guste la idea.

    Dejenme sus opniniones

    Haru-hime
     
  2.  
    Sandor

    Sandor The Hound

    Virgo
    Miembro desde:
    20 Abril 2006
    Mensajes:
    351
    Puntos en trofeos:
    113
    Pluma de
    Escritor
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Esta genial, espero que pongas pronto el primer capitulo.
    Segura que estar tan bueno como todos tus demas fics.
    Por cierto no se si te interesara, pero como veo que te gusta tanto la pareja de Sesshoumaru y Rin, si quieres te puedes pasar por la discusion del grupo:



    Estare esperando a que empiezes el fic.
    Besos
    Chao
     
  3.  
    Lia Sango

    Lia Sango Bandido

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2006
    Mensajes:
    152
    Puntos en trofeos:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Como siempre!!

    tienes todo mi apoyo!!!!

    Bueno!!

    besos!!

    Lía_Sango
     
  4.  
    Nagisa Daikazoku

    Nagisa Daikazoku Bandido

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Enero 2007
    Mensajes:
    613
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Koniichiiwaa!!
    mM!! la introduccion!! ta muy interesante!!!
    dalee!! pon el primer capi!!
    que ya kelo ver que pasa!!
    sii!!!

    me quede con la intriga!!
    como 100pre jejej!!
    adiiuzZ (ki)
    atte: steffany!!
     
  5.  
    Haru-hime

    Haru-hime Guest

    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Muchas gracias Yami-Sama, Lia_Sango y steffany578.
    Por ahí dentro de algunas horas postee el primer cap.
    Nos vemos!!
    Besos, Haru-hime
     
  6.  
    midori_tsuki

    midori_tsuki Guest

    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    HOla!!!! *-*!!!! estaba un poco triste x q no encontraba fics sobre sessxrin!!! y la verdad esta pareja me encanta!!!! *-*!!!!! espero q pongas pronto...PERO MUY PRONTO la conti!!!!!
     
  7.  
    Haru-hime

    Haru-hime Guest

    Título:
    Fanfic - ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Poesía
    Total de capítulos:
    44
     
    Palabras:
    3723
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Acá va a el primer capítulo, disfrútenlo!
    Notas: Hablando (blabla)/ Pensamientos(blabla)
    Los que fuimos nosotros
    Capítulo 1

    El mudarme a la imponente ciudad de Tokyo, no sólo significó una nueva secundaria y nuevos amigos, sino que también el comienzo de un amor agridulce.
    En una silenciosa calle de Tokyo resonaban los pasos que daba una jovencita de larga cabellera negra con un mechón atado al costado de su cabeza. Ella llevaba en una de sus manos un mapa y en la otra una valija.

    - ¿Dónde estaré? No veo por ninguna parte la academia. ¡Ya me perdí! – Pensó Rin frustrada mientras se apoyaba, sin percatarse, sobre la vidriera de un local.

    - ¡¿Qué hacés?! ¡Acabo de limpiar los vidrios y vos ya me los estás ensuciando! – Apuntó un viejo con su dedo índice a la muchacha descaradamente.

    - Y-yo… ¡Perdón! ¡Perdón! – Se inclinó Rin dos veces – No me fijé en donde me apoyaba – Habló algo nerviosa y estrujando el mapa que tenía en sus manos.

    - Ahh... – Suspiró el veterano de ojos saltones – Lo voy a tener que limpiar de vuelta – Dijo entrando a su tienda en busca de un paño y un limpia vidrios.

    - ¡Señor, si usted quiere yo los limpio! – Exclamó la joven apoyando una mano sobre el hombro del viejo – Después de todo, yo los ensucié.

    - ¡Ay, qué jovencita más adorable! ¡Si sólo mi empleado fuera como vos! – Expresó el veterano entregándole el paño y el limpia vidrios – Mirá, quiero que quede todo brilloso, pero esta parte… - Explicaba el hombre mayor a la pelinegra mientras a ella le caía una gotita de sudor por la frente.

    Repentinamente, la adolescente y el anciano escucharon el motor de un auto que se estaba acercando hacia ellos. El vehículo, un BMW descapotable, frenó bruscamente frente a los dos individuos que se encontraban sobre la vereda.

    - ¿Cómo estás Totosai? - Preguntó un joven de cabellera plateada algo despeinada. Al quitarse los anteojos negros que traía, Rin pudo ver que sus ojos eran ámbares.

    - Bien. ¿Y vos Inuyasha? ¿Cómo está todo por tu casa? – Respondió el viejo con otra pregunta.

    - Está todo mucho mejor desde que el cretino se fue – Contestó el plateado mientras bajaba del auto – Por cierto, cuando veas al cretino ese, dale esta cajita que se olvidó.


    - Kami ¿Cuándo van a dejar de odiarse ustedes dos? – Cuestionó Totosai tomando la cajita musical.

    - Nunca. Eso es obvio. Pero, ¿Dónde está? Me gustaría mucho ver al idota en un delantalcito y vendiendo flores – Habló Inuyasha burlonamente.

    - ¿Qué? ¿Esto es un local de flores?Se preguntó Rin emocionada. Ella amaba las flores.

    - Hoy iba a venir más tarde. Pero me gustaría saber una cosa Inuyasha: ¿Qué hacés un sábado a las diez de la mañana despierto? – Trató de indagar el anciano con sus manos cruzadas detrás de su encorvada espalda.

    - Ni yo puedo creer estar despierto a esta hora. Fue idea de Kagome que quiso que nos juntáramos para ir a desayunar – Explicó el muchacho apoyado sobre su auto – Dijo que había que aprovechar al máximo nuestro último fin de semana antes de empezar las clases.

    Rin, mientras los dos hombres hablaban, estaba por entrar a la tienda de flores para poder ver que variedad había, pero la alarma de su reloj sonó.

    - ¡¿Qué?! ¡Noo! ¡Tendría que estar en el Shikon Gakuen para la entrevista! – Exclamó la joven desesperada agarrándose la cabeza - ¡Pero no sé dónde queda!

    - ¿Al Shikon Gakuen un sábado? ¿Sos nueva? – La chica asintió preocupada a la pregunta – Pero parecés de mi mismo año y yo estoy en el último. ¿Cómo te aceptaron? – Preguntó Inuyasha.

    - Di unos exámenes en los que me fue bien y por eso me dieron la beca – Explicó Rin que aún estaba nerviosa debido a que no sabía llegar a la academia.

    - Uaauu. Tenés que ser un cerebrito para poder haber entrado en el último año – Opinó Inuyasha maravillado – Vení, subí a mi auto que yo precisamente voy para allá. Por cierto, ¿Tu nombre?

    - Mizuki Rin. Y vos sos Inuyasha, ¿No? – El chico asintió mientras volvía a encender su vehículo.

    - Bueno Totosai, nos estamos viendo – Se despidió el plateado saludando con una mano.

    - Ese chico maneja demasiado rápidoPensaba Totosai mientras veía el auto alejarse. De repente, recordó algo - ¡Che! ¡La chica me tiene que limpiar mis vidriooos!



    Una joven de cabellos negros azulinos se encontraba apoyada en las rejas que tapaban un gran establecimiento. Ese establecimiento era el colegio al que ella asistía, el Shikon Gakuen. Además, solía ser siempre el punto de encuentro para verse con sus amigos.

    - Espero que quiera venir a desayunar igual aunque ni Sango y Miroku venganPensaba Kagome algo nerviosa por el hecho de imaginarse estando a solas con Inuyasha, su mejor amigo desde la infancia y también su amor secreto. El ruido del motor de un vehículo la distrajo. Al voltear apenas su cabeza para ver si era el muchacho que esperaba, se horrorizó al visualizar la escena frente a sus ojos – ¡Inuyasha está en el auto con otra mujer!Se decía a si misma mientras se dirigía hacia donde estaba la supuesta pareja.

    - Etto… Inuyasha, ahí viene una chica… ¿No será ella a la que esperabas? – Señaló Rin con un dedo tembloroso ya que la chica que se acercaba tenía una expresión de gran ira.

    - ¡Hola Kagome! Perdón por tardar, pero es que pasé por el local de Totosai para darle algo y me encontré con esta chica que va a ser nuestra nueva compañera – Comentó el joven mientras la muchacha que se encontraba a su lado se bajaba del auto.

    - Mu-mucho gusto, soy Mizuki Rin.

    - Higurashi Kagome - Respondió ella secamente.

    - ¿Sabés? Tu novio fue muy amable al traerme hasta acá. Pero te juro que no me hizo nada – Hablaba Rin muy nerviosa y moviendo sus manos abiertas de un costado al otro.

    - ¡¿Qué?! ¡¿Novia de él?! – Exclamó Kagome toda colorada - ¡Jamás, jamás, jamás! ¿Qué te hizo pensar eso?

    - Bueno, te acercaste al auto muy enojada al verme y yo pensé que…

    - Rin, no te molestes en explicarle. Lo que pasa es que ella trata de cuidar a su hermana, que es con la que estoy saliendo – Explicó Inuyasha mientras miraba a su “cuñada” desinteresadamente – Con Kagome nunca saldría, no es tan linda y buena como Kikyo.

    - ¡Y yo tampoco saldría con vos, idiota! – Agregó la negriazulina y le dio la espalda al joven cruzándose de brazos – Si sólo supiera lo que siento por él… - Pensó frustrada – Soy tan estúpida. ¿Cómo me voy a enamorar del novio de mi hermana?

    - Creo que es mejor retirarme. Siento un ambiente demasiado tenso entre estos dos Se decía Rin mientras daba unos cuantos pasos para atrás y tomaba su valija – ¡Inuyasha, gracias por traerme! ¡Kagome, un gusto en conocerte! – Y la adolescente se retiró del lugar



    El revelarme contra mi papá y comenzar una vida independiente me hizo vivir muchas experiencias, pero lo que más recuerdo de aquel entonces es a ella.


    - Hijo mío, son las once y media de la mañana. Tendrías que haber estado acá hace más de una hora. ¿Se puede saber dónde estabas? – Preguntó Totosai mientras le entregaba unas flores a una señora – Muchas gracias por su compra.

    - Estaba en lo de una chica – Respondió un joven de largos y lacios cabellos plateados. El muchacho tomó un delantal, parecido a los de cocina, y se lo puso sobre la ropa.

    - Siempre divirtiéndote Sesshoumaru. Pero te digo que acá, en mi negocio, vas a tener que trabajar mucho – Explicó el anciano mientras revisaba la plata que había en la caja. El joven no respondió y se fue a regar las plantas – Este chico sigue igual de inexpresivo – Pensó Totosai.

    Sesshoumaru, al terminar de regar las plantas, comenzó a trasladar algunas fuera del local y las colocaba delante de la vidriera. Todo eso lo hacía con un rostro que parecía aburrido. Al concluir de hacer aquello, se pasó su antebrazo por la frente para quitarse el sudor que se le formaba allí. Ese día había un sol resplandeciente.

    Cuando tenía pensado entrar de nuevo a la tienda, a lo lejos divisó una figura femenina que tenía dificultades para caminar ya que en una mano llevaba una valija. El muchacho se la quedó observando detalladamente.

    La jovencita tenía largos cabellos negros y un simpático mechón estaba atado con una coleta verde al costado de su cabeza. Sus ojos eran color chocolate y vivaces, tenían un brillo de esperanza. Todo lo contrario a los de él. Luego, Sesshoumaru se fijo en su vestimenta y cuerpo.

    La muchacha llevaba una blusa blanca de mangas cortas que estaba abierta hasta donde se formaba la línea de sus senos, los que parecían abundantes. Al seguir más abajo, vio una pollera corta, muy por arriba de sus rodillas de color verde. Sus piernas, muy bien esculpidas y por último llevaba unas zapatillas blancas normales.

    - No está nada mal para una nochePensó Sesshoumaru subiendo y bajando sus ojos por el cuerpo de la chica que veía que se acercaba más y más – Y si me gusta, por ahí para más de unaSeguía pensando el joven que perfectamente escondía su excitación con una expresión seria y distante.

    - ¡Qué cansada estoy! ¡Encima ahora tengo que buscar el departamento en donde voy a vivir! – Pensaba Rin quejándose. De repente, se sintió observada y al levantar la vista vio a un hermoso joven de cabellera plateada y ojos ámbares. Tenía un cierto parecido al chico que conoció antes, pero el rostro del hombre que tenía enfrente era más refinado y su mirada era fría, pero penetrante. Vio que él se acercaba a ella – ¡Se está acercando a mí! ¡¿Qué hago?! ¡¿Qué digo?!Se preguntaba la joven toda sonrojada.

    - ¿Necesitás ayuda? – Trató de indagar el plateado aproximándose a ella.

    - ¡Sesshoumaru! ¡Me olvidé! Esto me lo dio tu hermano, es para vos – Habló Totosai saliendo de su negocio con algo entre sus manos.

    - Mierda Se dijo el muchacho girando su cabeza para atrás.

    - ¿Eh? – El anciano entrecerró sus ojos al ver que su empleado ya estaba seduciendo a una mujer. Pero lo que le llamó la atención fue ver que se trataba de la jovencita que se había encontrado hacía más de una hora.

    - Hola de vuelta. Perdón por no limpiarle los vidrios – Se disculpó Rin mientras se pasaba una mano por la nuca.

    - No importa. Por lo menos tuviste la intención – Le contestó él y luego le entregó algo al joven.

    Sesshoumaru tomó entre sus manos la cajita musical que solía escuchar cuando era un niño. Había sido un regalo de su madre.

    - Etto, perdón, pero me volví a perder. Alguno me podría ayudar a leer este mapa – Cuestionó Rin mostrando el papel que tenía en sus manos.

    - Yo te podría acompañar directamente – Respondió Sesshoumaru tomando el mapa y devolviéndole el objeto al anciano.

    - Yo… - La pelinegra no sabía que decir. El hombre apuesto que tenía delante, a pesar de tener una expresión sin emoción se comportaba amablemente. No entendía la razón – Muchas gracias.

    Totosai se quedó observando a la pareja retirarse del lugar. El anciano recordó que desde que conocía a Sesshoumaru, él siempre fue muy popular entre las mujeres ya que tenía un aura misteriosa y era muy hermoso. Poseía una expresión fría y penetrante, pero actuaba amablemente. En realidad no es que al joven le importase alguna mujer, sólo quería divertirse. Cuando era más chico para robarle unos besos y tocarlas un poco. Y cuando fue creciendo para poder acostarse con ellas. Luego de unos días las dejaba.

    - No le vendría mal enamorarse alguna vezPensó Totosai soltando un suspiro.



    El edificio donde viviría Rin, era uno que tenía muchos y pequeños departamentos. No era muy alto, sino que ancho.

    Al llegar al tercer piso, el dúo caminó por un largo pasillo por donde se podía escuchar una canción de rock movida. También se podía oler un dulce aroma a vainilla de galletitas recién hechas.

    - Gracias por ayudarme. Etto, Sessho… Sesshou…

    - Sesshoumaru. Mi nombre es Sesshoumaru – Habló él mientras apoyaba la valija de cuero en el suelo.

    Rin se dio vuelta, sacó la llave de su nuevo hogar y cuando la estaba por introducir sintió que una mano comenzaba a recorrer sus caderas e iba bajando hasta sus muslos. Luego, la mano comenzó a ser suaves masajes por sus desnudas y temblorosas piernas.

    La chica se volteó bruscamente para ver el rostro frío del joven de cabellera plateada. Ella se encontraba sumamente sonrojada y sentía un calor que provenía del centro de su cuerpo.

    - ¿Nos vamos a volver a ver? – Preguntó Sesshoumaru aún con la expresión distante, pero con una voz profunda y seductora. El muchacho pasó una de sus manos por el delicado rostro de la adolescente – Todavía no me dijiste tu nombre.

    - Rin – Balbuceó la muchacha que aún estaba temblando y sintiendo una extraña sensación entre sus piernas. Después de unos segundos, notó que lentamente la cara del plateado se acercaba a la suya - ¿Qué quiere hacer? ¿Me quiere dar un beso? Pero, si no nos conocemos…. Al final, es igual que los demás Y al pensar eso, Rin lo empujó a penas para que le diese espacio y poder abrir la puerta. Tomó su valija y dijo: - Muchas gracias.

    Sesshoumaru se había quedado sumamente sorprendido. Lo habían rechazado y encima, le habían cerrado la puerta en la cara. Pero eso no significaba que había perdido.

    Así fue como empecé el día en que no volvería a pisar la casa de mi papá: rechazado por primera vez. Pero también, impactado con una mujer por primera vez.
    Así fue como empezó mi vida en Tokyo: tocada por un hombre que pensé que era igual que el resto, inútil e insensible. Pero me hizo excitar por primera vez en mi vida.

    Continuará...

    Espero que les haya gustado. Dejenme post así sé si sigo con la historia, o no. Acuérdense que es una historia de Sessh y Rin con varios toques de Inu y Kag.
    Besos, Haru-hime
     
  8.  
    Nagisa Daikazoku

    Nagisa Daikazoku Bandido

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Enero 2007
    Mensajes:
    613
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Konniichiiwa!
    si qeu bn pusiste la contii!!
    y esta muy intereesante!!

    es linda la pareja de Rin y SesshoO!!
    te kedo bniito!!

    y yo k pense que INu taba soltero..
    jejjeejejJ!!!
    en fin..te kedo boniito!!
    no te olvides de poner pronto a contiI!
    siI!
    adiiuzZ (ki)
    atte: steffany!!!
     
  9.  
    Sandor

    Sandor The Hound

    Virgo
    Miembro desde:
    20 Abril 2006
    Mensajes:
    351
    Puntos en trofeos:
    113
    Pluma de
    Escritor
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Te quedo muy bueno, me gusta la actitud de Sesshoumaru.
    Que asco que Inuyasha este con Kikio (sin ofender a las fans por favor)
    Tienes que seguir con la historia.
    Espero que pronto pongas el siguiente capitulo.
    Chao
    Besos
     
  10.  
    Lia Sango

    Lia Sango Bandido

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2006
    Mensajes:
    152
    Puntos en trofeos:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    me encantó!!!

    conty!!
    suerte!!! no llegues tarde!!!
    bueno!! besotes!!!

    TKM!!

    Lía_Sango
     
  11.  
    Dāni

    Dāni

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Julio 2006
    Mensajes:
    504
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Holaz!
    ya estoy aki! como lo prometi....^^
    ya estamos iguales....^^
    q linda konti!
    ese Sesshy al final vera q Rin no va hacer un juego de una noxe...
    ojala q pronto se enamore de ella... u.u
    siii entonces....inuyashi no se kedara con la kikyou?
    q weno! xq no me gusta esa parejita ¬¬
    weno konti pronto!
    Xauz!
     
  12.  
    midori_tsuki

    midori_tsuki Guest

    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Hola!!!!! q bueno q pusiste el cap tan pronto!!!! :D !!! siguelo pronto q esta muy bueno!!!!!:estrellitas: ME ENCANTO!!!! espero la conti con ansias!!!!!
     
  13.  
    Haru-hime

    Haru-hime Guest

    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Gracias a todos!!! muchas gracias!! voy a ver si entre mañana o pasado posteo el siguente cap!!
    Gracias de vuelta!! y midori_tsuki.. bienvenida!!!

    Besos, Haru-hime
     
  14.  
    :*Chikage*:

    :*Chikage*: Guest

    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Wau si que es un aprovechado sesshomaru
    me gusto mucho tu ff esta lindo y
    defines muy bien a los personajes eso me gusta
    espero que lo sigas pronto tiene todo mi apoyo
    cuidate adeu
     
  15.  
    Haru-hime

    Haru-hime Guest

    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Gracias Chikage!!
    Posteaba para avisar q para mañana a la tardecita seguro q esta el segundo capítulo!!

    Besos, Haru-hime
     
  16.  
    Jessy

    Jessy

    Tauro
    Miembro desde:
    1 Junio 2005
    Mensajes:
    1,347
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    conque un nuevo ficc me encanto muchisimo el primer capi
    yo pensaba que inu era solterito pero ni modo con que inu
    anda con kikio que es hermana de kagome ya me imaguino
    lo que se siente al no ser correspondida esperare ansiosa
    el siguiente capi sabes que cuentas conmigo para lo que sea
    me despido que estes bien nos vemos pronto

    JeSsY_cHaN
     
  17.  
    Haru-hime

    Haru-hime Guest

    Título:
    Fanfic - ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Poesía
    Total de capítulos:
    44
     
    Palabras:
    3427
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    Acá está la continuación...
    Nota:hablando (blabla) pensando (blabla)

    [
    Los que fuimos nosotros
    Capítulo 2

    Un sonido persistente molestaba los oídos de Rin. Era su despertador. Ella estiró su brazo hasta llegar al artefacto y le dio un pequeño golpe para que parase de sonar. Luego bostezó extendiendo sus brazos.

    - Hoy empiezo a ir al Shikon Gakuen. No puedo creer que vaya a terminar mi secundaria ahí. En la academia más prestigiosa de todo Japón y además si termino el año con el promedio más alto voy a poder entrar en la Universidad de Tokyo ¡La universidad de Tokyo! – Pensaba la pelinegra emocionada mirando el techo blanco de su cuarto.

    Rápidamente dejó su cama y fue a ducharse. Al salir del baño ya estaba vestida en el uniforme que usaría todo el año. Éste consistía en una remera de mangas cortas con cuello de marinero verde oscuro. Tenía un moño rojo que estaba atado a las puntas del cuello marinero quedando sobre el pecho de la joven. La parte inferior era una pollera muy corta también verde oscura.

    Después de atarse su característico mechón al costado de la cabeza y ponerse las medias, se dirigió a la puerta para calzarse sus zapatos, tomar la mochila y partir a su nuevo colegio.

    Al salir de su departamento, la muchacha vio una persona de espaldas mirando a través de una de las ventanas del pasillo que daban a la calle. Esta persona estaba envuelta en una bata color lila. Era más o menos alta y su cabello era negro y fino, apenas le llegaba más abajo de los hombros.

    Repentinamente se volteó.

    - ¡Hola! - Saludó la persona alegremente. Ésta resultó ser un hombre.

    - Hola – Respondió Rin observando a ese individuo que a pesar de ser hombre tenía una voz bastante afeminada.

    - ¿Sos mi nueva vecina? ¡ Super! ¡Un gusto en conocerte! – Exclamó el joven sonriendo y juntando sus manos para un costado – Yo soy Jakotsu, pero decime Jako-chan.

    - Un placer Jako-chan – Dijo la chica levantando una mano en forma de saludo – Yo soy Rin.

    - ¡Rin! ¡Qué lindo nombre! – Hablaba emocionado el muchacho mientras se dirigía a la puerta de su departamento que estaba entreabierta. – Fue un placer Rin-chan. Nos vemos.

    La jovencita sintió una gran felicidad al ver que ya tenía un vecino con quien podría hablar. De alguna manera, eso la haría sentir menos sola.



    El camino que debería emprender Rin todas las mañanas no era largo para hacerlo a pie, pero la joven tendría que pasar por aquella florería donde conoció al muchacho que se quiso sobrepasar con ella.

    Tragó saliva al ver que se estaba acercando más y más al local. Se dijo que para el único lugar que debería mirar, era para adelante. Mala suerte la que tuvo, porque al dar dos pasos más Sesshoumaru salió del local.

    El joven de cabellera plateada se la quedó observando y notó como la muchacha de ojos chocolate trataba de desviar sus ojos para otro lado, aunque cada tanto los volvía a fijar en él.

    - ¡Sesshoumaru! ¡Ayudame a bajar una planta! – Se escuchó el gritó de Totosai proveniente del interior del negocio.

    - Este viejo… - Pensó el muchacho con bronca adentrándose en el local.

    - Que bueno. No me dijo nada. Pero yo no debería sentir vergüenza. ¡Él fue el que me quiso besar!- Reflexionaba la chica con sus ojos cerrados y el entrecejo fruncido. El sonido de unas campanas la distrajo - ¿Campanas?Se fijo en su reloj que decía que eran las ocho y cuarto, hora en la cual había que estar en el Shikon Gakuen - ¡Ahhh! ¡Es la campana de la academia! ¡Voy a llegar tarde el primer díaaa!



    Rin largó un suspiro al llegar al colegio. Ella llegó en medio de la ceremonia de inauguración del ciclo lectivo. En ésta, una señora de anteojos y pelo oscuro hasta por los hombros daba la bienvenida a todos los estudiantes. Era la dueña del colegio, Takahashi Rumiko.

    Al finalizar el discurso, todos los alumnos se dirigieron a sus respectivas aulas.

    - Veamos… tercero B, tercero B… ¡Acá!Cuando la pelinegra abrió la puerta enseguida escuchó el típico barullo que hay en las clases. Todos los alumnos estaban parados y algunos ya estaban escribiendo cosas en el pizarrón. Rin se quedó parada observándolos

    - Che, quiero pasar – Habló una voz ronca detrás de la muchacha. Cuando ésta se dio vuelta reconoció al chico de cabello plateado. El uniforme de él era un pantalón azul oscuro y una camisa de cuello alto de mangas cortas.

    - ¿Inuyasha?

    - Vos… ¡Ah, Rin! ¡La nueva! – Le sonrió el joven dándole una palmadita en la espalda – ¿Cómo estás? – Le preguntó mientras los dos entraban en la clase.

    - Bien – Dijo Rin alegremente. Después la adolescente volvió a reconocer a otra persona más - ¿Vos eras Kagome?

    - Sí y vos la chica del auto – Habló la negriazulina mirando para un costado como apenada – Perdón por lo de la otra vez. Por creer que vos…

    - Ay, eso no importa – Movía Rin su mano de arriba abajo – Etto… ¿Te molestaría llevarme a recorrer la academia durante el recreo? – Preguntó la adolescente con una sonrisa mostrando sus dientes.

    - ¡Por supuesto que no! – Respondió Kagome juntando sus manos a un costado.

    - Keh, ¿Así de rápido se amigaron? – Cuestionó Inuyasha – Yo que vos Rin tengo cuidado, porque esta chica pasa de buena a mala en un abrir y cerrar de ojos – Le comentaba el plateado a su nueva compañera señalando despectivamente a la otra joven.

    - ¡Callate Inuyasha! ¡Siempre diciendo estupideces acerca mío! – Se quejaba Kagome con los puños cerrados y sacudiéndolos de arriba abajo.

    - ¿Y si no quiero callarme?

    - ¿De verdad que no son novios? Yo creo que debe haber algo entre estos dosPensaba Rin mirándolos con un rostro sereno.

    - ¡Silencio alumnos! – Gritó un hombre de cabello negro atado en una larga trenza. Llevaba una camisa de mangas cortas blancas y un pantalón de vestir azul marino – Vayan a sus asientos.

    - Ese es Bankotsu-sensei. Es un hijo de…

    - ¡Taisho, lo escuché! ¡Siéntese y cállese! – Exigió tirándole un borrador por la cabeza.

    - Uy, creo que con éste hay que tomarse las cosas en serioPensó Rin atemorizada luego de ver el chichón que dejó en la cabeza de su compañero.

    Luego de la hora de literatura dada por Bankotsu, seguía el recreo. Al tocar el timbre todos los alumnos salieron disparados hacia la puerta. El profesor los observaba mientras sacaba del maletín un pequeño taper con galletitas que soltaban un rico aroma. Rin, al percibirlo, recordó el olor que había en el pasillo el día que pisó por primera vez su nueva casa. La chica dirigió su mirada a las galletas y vio que éstas eran redondas, de un color miel a pesar de tener olor a vainilla.

    - ¡Vení Rin! ¡Te voy a mostrar el colegio! – Dijo Kagome tomándola del brazo y llevándola fuera del aula.

    La muchacha de cabello negro azulino le enseñó, en principio, sus dos lugares preferidos de la academia: el patio y el baño de mujeres.

    Cuando entraron al baño, se encontraron con una muchacha fumando. Kagome al verla entrecerró sus ojos despectivamente y la otra al notar su presencia, se acercó a ella y le tiró el humo en la cara.

    - Kagome, hoy no te vi en el aula – Habló la joven de cabello negro. Éste le llegaba hasta un poco más abajo de las orejas. Llevaba puesta una bincha roja.

    - Yo tampoco. Y no sabés lo feliz que me sentía, Yura – Contestó la negriazulina en un tono fuerte

    - Ah… Parece que vamos a tener que aguantarnos un año más – Hablaba Yura mientras volvía aspirar su cigarrillo y luego soltaba el humo al aire. Giró su vista y se encontró con un par de ojos chocolates - ¿Quién sos?

    - Rin. Soy nueva y estoy en tu misma clase.

    - ¿Entraste recién en el último año de secundaria? ¡Qué estúpido! – Se burló la de la bincha - ¿De dónde sos?

    - Vengo de un pueblo que se llama Notama – Contestó Rin observando con su ceño fruncido a la fumadora.

    - ¡¿No qué?! – Preguntó Yura agudizando su voz - ¡Jajaja, un pueblo! Permiso, yo no hablo con pobres – Comentó la joven empujando a Rin con la cadera al marcharse del baño.

    - ¡Ay, esa Yura! ¡¿Quién se cree?! – Exclamó Kagome enojada – Rin, no te preocupes. No todos son como ella – Trató de animarla la muchacha.

    - Kagome, ¿Dónde está la novia de Inuyasha? – Preguntó la pelinegra para cambiar de tema - ¿No era tu hermana?

    - Sí… - Respondió la negriazulina en un suspiro – Está en Inglaterra, se fue de intercambio.

    - ¿Viene a esta academia?

    - No, ella es un año mayor que yo. La verdad, no puedo creer como se fijó en Inuyasha. Él es un inmaduro y ella siempre fue muy madura – Explicaba Kagome con un tono de angustia.

    - Creo que no fue una buena idea que me contará sobre su hermanaRazonó Rin al ver el rostro de tristeza que se le formaba a su compañera.

    - ¡Oi Kagome, Rin! ¡Ya sonó el timbre! – Exclamó Inuyasha abriendo a penas la puerta del baño para poder ver a las chicas que buscaba – La verdad no sé que le ven de divertido venir a charlar al baño.

    - Nunca lo vas a entender – Dijo Kagome saliendo junto con Rin, la cual se estaba riendo.

    - Directamente, nunca voy a entender a las mujeres - Contestó el plateado.



    En un mostrador se encontraba un viejo de ojos saltones con sus codos apoyados en la mesa y las palmas de sus manos sostenían su alargada cara. Había tenido tres clientes en todo el día. Parecía que su negocio no iba a funcionar muy bien. Al girar un poco el rostro, Totosai vio a Sesshoumaru junto a la vidriera cambiando la tierra de una planta de flores de azucena. En ese instante, dos chicas con uniforme escolar pasaron y lo vieron. Comenzaron a decirse cosas al oído y finalmente entraron a la tienda.

    - ¿Qué querrán esas dos chicas? ¿Comprar algo?Se preguntaba el veterano al ver como su empleado las atendía, de una forma cortante, pero que a las muchachas parecía no importarles. Finalmente, una se llevó un ramo de rosas y la otra un pequeño helecho – Muchas gracias por su compra – Dijo Totosai al guardar la plata de las adolescentes en la caja.

    El anciano se las quedó observando y vio como una sacaba un celular y llamaba a alguien mientras reía. Al cortar se fueron, pero de repente el piso comenzó a temblar. ¿Acaso era un terremoto?

    Un ejército de jóvenes de secundaria apareció en el local buscando desesperadamente algo con la mirada y al encontrarlo se le abalanzaron. Totosai no entendía lo que ocurría, pero esas chicas estaban comprando flores y en cantidades.

    - Parece que es mejor que vaya buscando más empleados para que te ayuden Sesshoumaru – Comentó el veterano sonriendo mientras recibía más y más plata.

    - No. ¿No te das cuenta que vienen por mí? – Habló el muchacho de cabellera plateada mirando al anciano con su típico rostro inexpresivo.

    - ¿Vienen por vos? – Preguntó Totosai y al ver como las adolescentes se baboseaban cuando su empleado les mostraba flores, comprendió enseguida - ¡Este chico me va a convertir la florería en una mina de oro! - Razonó el viejo felizmente

    Lentamente, las colegialas fueron dejando el negocio, todas se llevaban algo en las manos. Cuando el local quedó completamente desierto de clientes, Sesshoumaru se apoyó en el marco de la entrada y se quedó contemplando, como si estuviese perdido, la vereda con los brazos cruzados.

    - Papá, vos creías que me iba a morir de hambre vendiendo flores. Que equivocado estabasPensaba el plateado con una pequeña sonrisa triunfante dibujada en sus labios – Al final, dejar tu empresa e irme de casa fue la mejor decisión que tomé Unos pasos interrumpieron los pensamientos del joven. Éste al levantar la vista lo primero que vio fueron unas piernas muy bien delineadas, luego una pollera cortita. Sus orbitas color ámbar terminaron yendo al rostro de la mujer que se acercaba. Era Rin – No me saludaste hoy a la mañana.

    La muchacha al escuchar una voz profunda conocida para ella, se estremeció y quiso seguir de largo. Pero debido a que pasó muy cerca de la entrada de la tienda, Sesshoumaru la tomó del brazo.

    - ¡Kyaa! ¡Soltame! – Exigió la pelinegra volteándose.

    - Tranquila, no te voy a hacer nada malo – Habló él observándola con un rostro frío, pero en su mirada, si se observaba bien, había algo de deseo. Luego de varios intentos de zafarse de su mano, el joven la terminó soltando.

    - ¿Qué te pasa conmigo? – Preguntó Rin con el ceño fruncido. El muchacho no respondió y cambió su vista de la muchacha a la calle - ¡Te pregunté qué te pasa conmigo!

    - Me parecés linda

    - ¿Y eso te daba derecho a que me dieras un beso?

    - ¿Por qué no? Es así. Cuando voy a bailar y veo una chica linda y a ella le parezco lindo nos damos un beso. Para pasar un buen rato – Explicó Sesshoumaru que aún tenía su vista fijada en la calle, pero luego la volvió a posar en los ojos chocolates que parecían lanzar fuego.

    - Perdoname, pero yo cuando salgo a bailar no hago eso – Respondió la joven poniéndose una mano sobre su pecho y luego la cerró con fuerza – Además, en lo único que se fijan en es la apariencia. No te importa lo de adentro…. Es igual a todos los hombres, insensible.

    - ¿Para vos nada más hay que besar cuando sentís algo especial por una persona? – Preguntó el plateado con una ceja levantada.

    - ¿Y si pienso eso qué? – Cuestionó la adolescente cruzándose de brazos y alzando la cabeza con los ojos cerrados.

    - Que infantil sos. Dejá de creer en el amor y en un hombre perfecto. Eso nada más se cree cuando se es chiquito. Madurá – Dijo el joven dándole la espalda y entrando al negocio.

    Hubo un silencio. Rin bajó sus brazos y los colocó a cada lado de su cuerpo, luego cerró los puños con una furia descomunal y en sus ojos comenzaron a formárseles lágrimas.

    - ¡¿Quién carajo te creés que sos?! ¡Yo no te dije que lo que hacés vos está mal! ¡Te dije que yo no lo hago y no concuerdo con eso! ¡Nada más! – Largó un grito que mezclaba sentimientos de tristeza y decepción – Nunca voy a encontrar a alguien que me entiendaPensó Rin cabizbaja - ¿Por qué no me entienden?

    Sesshoumaru, que trató de hacerse el indiferente a los reclamos de la chica, al escuchar la frase “Por qué no me entienden”, sintió como una daga le traspasaba el corazón ya que recordó que él también se hizo esa pregunta. Él plateado decidió darse vuelta y se encontró con la muchacha arrodillada en el suelo, con sus manos tapando su rostro y llorando desconsoladamente. Él fue el culpable.

    Sin pensarlo, se acercó a ella, se agachó y la envolvió en sus fuertes brazos.

    Continuará...

    Espero que les haya gustado y también espero comentarios
    Nos vemos!

    Besos, Haru-hime






     
  18.  
    Nagisa Daikazoku

    Nagisa Daikazoku Bandido

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Enero 2007
    Mensajes:
    613
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    aaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1
    Kyaa!!!!!!
    los ataques de Rin puee que ayuden
    a Sessho a Reacionar!!!
    ayyY!Y!!!
    siiiii!!!!!!! que lindoO!!!!
    todavia toy en shockk! !por saber

    que va a pasar!!! ¬¬
    porque lo dejas ahyY!! !
    ayYY!Y!
    si k t bn boniiitoo!!
    mmM!! pon la contii! prontoo!! uqe
    yo keo saber!! que mas va a pasar!!!
    Te qeudo de pelos..si que
    me encnata tu FF pon lo prontio!!
    sii!!
    adiiuzZ (ki)
    atte: steffany!!
     
  19.  
    midori_tsuki

    midori_tsuki Guest

    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    KIAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!:estrellitas: ME ENCANTO!!!! solo te tengo una queja....X Q DIABLOS LO DEJAS AHI!!!!!!!!!!!!!!!!!:mad: no acabes con mi pasiencia y pon la conti!!!:llorar:
     
  20.  
    _KanaË

    _KanaË

    Piscis
    Miembro desde:
    15 Noviembre 2006
    Mensajes:
    1,213
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ..::Los que fuimos nosotros::.. (Sesshoumaru y Rin - Lemon)

    holas!!!!!!!!
    muy bello ff!!!!!!tu de que parte de argentina eres???????
    kagome*
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página