1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Los Otros

Tema en 'Harry Potter' iniciado por Stefy Mustang, 30 Junio 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Stefy Mustang

    Stefy Mustang Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    18 Octubre 2003
    Mensajes:
    102
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Los Otros
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    776
    Los Otros

    Bueno, me presento. Esta es el primer proyecto de Harry Potter que escribo. Serán alrededor de 32 drabbles acerca de personajes que aparecen en la Lista de seleccionados en 1991, pero que nadie tiene en cuenta. Tengo que hacer una aclaración: incluí Casa en la información del drabble, porque si bien la mayoría sabe a qué casa pertenecen, hay algunos personajes prácticamente aparecidos de la nada y que a duras penas se consideran canon. Tengo que agradecer al ensayo de Diana Summer "Secrets of the Classlist" publicado en hp-lexicon.org por la información brindada.



    Los Otros

    Personaje: Hannah Abbott
    Casa: Hufflepuff
    Sumario: El corazón puede traicionar a la razón.
    Palabras: 477
    Apuntes
    El fantasmagórico Profesor Binns leía pausadamente todos y cada uno de los acontecimientos referentes a la segunda mitad del siglo XIX a los pocos estudiantes de sexto año que habían solicitado cursar su materia.

    Hannah Abbott, la única Hufflepuff, libraba una intensa lucha entre tomar sus acostumbrados y detallados apuntes en su discreta libreta amarilla y perderse en el mundo traicionero de Morfeo. Historia de la Magia era una de esas pocas materias que en verdad le llamaban la atención, sin importarle en absoluto lo soporíferas que llegaran a ser.

    Palabra por palabra, Hannah empezaba a alejarse de la realidad, arrastrada por un extraño pensamiento que le torturó durante todo el verano.

    Neville Longbottom.

    Unas cuantas escenas pasaron por su mente: un vals, una sonrisa tímida, un ligero tartamudeo y un cálido beso en la mejilla.

    Eres u-una excelente ba-bailarina, Hannah —había dicho dos años atrás a medianoche, durante el Baile de Navidad. Ella misma le había pedido que bailasen una pieza, conmovida por la rapidez en que Ginny Weasley le había cambiado por Michael Corner.

    Una sonrisa se dibujó involuntariamente en su rostro. De todos los chicos con los que había bailado aquella noche, era con Neville con quien más se había sentido cómoda. Porque por más que el Gryffindor lo asegurara, ella no era precisamente una excelente bailarina. El frío que producía el paso del Profesor Binns a su lado le hizo despertarse bruscamente, así que decidió espantar sus quimeras y volver al estudio serio.

    —En 1869, el famoso botánico Morvan Eagleton fundó la efímera Asociación Británica para la Eliminación de los Sangre Impura. En ese entonces, los prejuicios contra los Muggles estaba en su Edad Dorada. Dicha asociación…

    Sin embargo, por más que lo intentó, su pluma se detuvo dubitativamente al terminar de escribir botánico. Neville era un experto en Herbología, y había sido gracias a él que había logrado obtener un Extraordinario en el TIMO de aquella asignatura. Curiosamente, desde ese entonces desarrolló una obsesión con las plantas extrañas. Tan extrañas como la Mimbulus Mimbletonia que Neville le había enseñado el año anterior.

    Oh, no. Allí vamos de nuevo... —se reprendió mentalmente— Es imposible que me guste...
    —¿Hannah? —preguntó con cautela Hermione Granger. La aludida soltó un bufido y le lanzó una mirada de incomprensión— Hannah, me parece que tus apuntes están algo mal.

    Horrorizada, la rubia miró como en perfecta caligrafía estaba escrito en una esquina de la hoja NEVILLE LONGBOTTOM. Hermione le dedicó una sonrisa de oreja a oreja, mientras le palmeaba la espalda.

    —No te preocupes, yo ya me había dado cuenta —y luego añadió:— Él es un buen chico. No debes sentir vergüenza.

    Cuando ya se había dado cuenta, los otros cuatros estudiantes ya estaban abandonando el aula. Hermione hizo ademán de despedirse, pero luego salió corriendo, aún riendo. Hannah lo comprendió de inmediato: la siguiente clase era Herbología.

    --------------------------------------------------------------------
    Notas de la Auotora:

    Con respecto a este primer drabble, tengo que confesar que lo escribí en un lapso más o menos corto, pues me moría de ganas por empezar. Siempre he pensado que la relación de Hannah y Neville se empezó a forjar en las épocas pre-DH. Es por eso que planteé la idea de que hubieran bailado en el Baile de Navidad y allí comenzara una casi amistad que se fortalecería un poco durante alguna práctica del ED... el resto es historia... Por cierto, Historia de la Magia es una asignatura bastante subestimada.



    ~El próximo personaje será.... Susan Bones
     
  2.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Re: Los Otros

    Es de agradecer el ver a otros personajes, no es como si yo los usara o pretendiera hacerlo, pero siempre es bueno ver qué piensan de personajes perdidos como ellos.
    Se supone que Ginny no es tan cruel esa noche y no deja a Neville, al menos eso recuerdo del libro, pero me ha gustado la idea (y de todas formas Ginny me cae re-mal).

    Pobre de Hannah, Hermione ha descubierto su secreto.

    Una sugerencia: en el taller literario están dos discusiones sobre guiones, revísalas. Te faltan unos pocos detalles a pulir por ese lago.
     
  3.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Re: Los Otros

    Es de agradecer el ver a otros personajes, no es como si yo los usara o pretendiera hacerlo, pero siempre es bueno ver qué piensan de personajes perdidos como ellos.
    Se supone que Ginny no es tan cruel esa noche y no deja a Neville, al menos eso recuerdo del libro, pero me ha gustado la idea (y de todas formas Ginny me cae re-mal).

    Pobre de Hannah, Hermione ha descubierto su secreto.

    Una sugerencia: en el taller literario están dos discusiones sobre guiones, revísalas. Te faltan unos pocos detalles a pulir por ese lago.
     
  4.  
    Stefy Mustang

    Stefy Mustang Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    18 Octubre 2003
    Mensajes:
    102
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Los Otros
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    658
    Re: Los Otros

    Puede que no seas santa de mi devoción, pero tengo que agradecer sinceramente tu comentario. Es curioso, cuando era una completa novata (aunque a veces me sigo considerando tal) atraía cierto número de lectoras. Pero cuando "maduré" el contenido de las mismas (evitando los UA) los comentarios se reducían a mi pequeño grupito de amigas :confused:

    Respecto a lo de los guiones, lo tendré en cuenta a partir del cuarto drabble. La pereza me mató definitivamente xD... y lo de Ginny... bueno... precisamente en el libro Ginny no es mala con él, pero como se enfocan es en Harry... Cualquier cosa pudo pasar, y Ginny tuvo que aguantar pisotones, ¿eh?

    En fin, he aquí el segundo...

    Los Otros

    Personaje: Susan Bones

    Casa: Hufflepuff

    Sumario: Adiós a una gran bruja.

    Palabras: 444


    Cementerio

    La Mansión Bones estaba llena de gente, toda vestida con túnicas negras. Demasiado llena como para que Susan empezara a sentirse incómoda. Magos y brujas se habían reunido allí por un solo motivo: darle la despedida a Amelia Bones, cruelmente asesinada por El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado.

    Hoy era un día especial, un día que se suponía debía ser de alegría, pero que terminó convirtiéndose en un desfile interminable de condolencias y lágrimas. Era el cumpleaños de Susan, o eso se suponía. Susan no era nada egoísta, en lo absoluto. Ella quería demasiado a su Tía Melly, sólo que todavía no lograba comprender cómo ella la había abandonado. Lo único que en realidad le fastidiaba de todo aquello eran las miradas lastimeras que le dedicaban y el titubeo de las personas cada vez que pretendían decirle algo.

    Deprimida, la chica de cabello castaño echó a correr por el inmenso jardín. Se dejó caer en el reseco césped, dejando escapar un mar de dolor que había contenido desde el mismo día en que le habían anunciado aquella funesta noticia. Ni siquiera se había dado cuenta de que estaba en uno de los lugares más antiguos y tenebrosos de su casa: el cementerio de la familia.

    —Feliz cumpleaños, Susan —susurró una voz inconfundible— Vamos, ¿qué haces allí en medio de las tumbas?

    —¿Justin? —ahogó un grito, completamente confundida— ¿Por qué diablos arriesgas tu vida apareciéndote en este lugar? Los hijos de Muggles...

    Pero el otro Hufflepuff hizo como si no hubiera escuchado aquella última frase sin terminar. La chica debería estar agradecida con su presencia. ¿No había venido con sus otros compañeros a celebrarle el cumpleaños a la distraída bruja, años atrás?

    —No creo que tu tía aprobara esta conducta, Susan...

    —¡Cállate, idiota! ¡Tú no sabías nada de ella! —gritó por fin— ¡LÁRGATE, QUIERO ESTAR SOLA!

    Y de nuevo Justin hizo caso omiso. La abrazó fuertemente, dejando que la mezcla de ira y tristeza de la muchacha se desbordara en el cuello de su camisa. Duraron así alrededor de cinco minutos, tras lo cual Susan murmuró con un ligero rubor en sus mejillas:

    —Gracias, Justin. Por todo. No sabes todo lo que...

    —No hay de qué, cabeza hueca —la cortó— Ya, es en serio, tenemos que irnos. Ya debe de haber empezado el discurso.

    Y Susan se acordó: ella era la encargada de darlo. Ambos se encaminaron al patio delantero, en donde un coro de hadas intentaba darle un toque de elegancia a la trágica ceremonia. Sólo en ese momento, mientras Justin aferraba su mano fuertemente, la muchacha por fin lo había comprendido.

    Él tenía razón: Tía Melly jamás hubiera querido tristeza para ella, menos en un día tan especial.

    -----------------------------------------
    Notas: Y no sé por qué, pero este lo sentí raro :/
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página