1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fantasía Fanfic - Loop del destino

Tema en 'Originales' iniciado por Sint, 15 Febrero 2017.

Cargando...
  1.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    3240
    Loop del destino

    John, un joven con síndrome de apatía, vive su día a día sin involucrarse con las personas, sin embargo todo eso cambia cuando una tarde vio como una compañera de clases se suicidaba frente a él, solo para despertar en su cama un día antes, ahora el deberá descubrir el motivo de este acontecimiento, pero para ello tendrá que interactuar con aquellos que él trataba de evitar y quizás tenga que hacer algo que jamás espero tener que hacer… Esforzarse.

    Historia publicada en

    Capítulo 1: Loop

    Lazos esa palabra que define la interacción con otros en esta sociedad, las personas siempre buscan relacionarse con otras y así poder pasar el día a día, obviamente el ser humano es un ser social que requiere la compañía de otros, querer convivir es algo muy normal y necesario, sin embargo yo nunca sentí dicha necesidad, después de todo ¿cuál era el punto de aquello a lo que llamaban lazos?

    Yo crecí con mis padres pero cuando tenía 7 años mi madre falleció, yo la verdad no recuerdo muy bien como era ella, pero lo que si recuerdo es como mi padre se despedazo por su muerte, de hecho no solo el sino muchos familiares, recuerdo que el día del funeral todos tenían lágrimas en sus ojos, al parecer mi madre era una mujer muy querida.

    Sin embargo yo no comprendía el porqué de su llanto, todos se encontraban en perfectas condiciones, y por lo que yo sabía la muerte de madre no afectaría en nada sus vidas diarias, a decir verdad muchas de esas personas ni siquiera eran de la familia.

    Cuando las personas me preguntaban si me hallaba bien, yo solo podía responder con lánguido y seco sí.

    Simplemente no sabía que tenía que ver la muerte de alguien, conmigo incluso si esa persona era mi propia madre.

    Mi padre era ingeniero en computación y trabajaba para una gran compañía, pero después de la muerte de mi madre se deprimió mucho, así que cuando recibió una oferta de trabajo en Japón, mi padre no dudo por un segundo y decidió que debíamos mudarnos, a mi realmente no me importo mucho como ya mencione yo realmente no me relacionaba con otros, mi padre era el único vínculo que realmente tenia así que no había nada que me atara.

    Al principio fue difícil ya que no solo tenía que aprender el idioma sino que también debía aprender las costumbres de Japón eso fue lo más complicado de todo ya que Japón es un país muy frio en cuanto a hospitalidad, comparado a México donde todos se llaman amigo o hermano, aquí en Japón eran más estrictos sobre todo a la hora de los nombres, pues no solo bastaba con el nombre sino que además se debían agregar sufijos pertinentes cuando hablas con alguien tal como san o sama.

    Como realmente nunca entendí muy bien eso nunca hice uso de los sufijos y debido a eso fui visto como un maleducado, sin mencionar el hecho que no ayudo mucho que yo fuera un extranjero.

    Yo destacaba más que un dedo escoriado, así que los demás niños me aislaban, sin embargo eso no me importaba yo solo vivía mi día a día sin interactuar con otros.

    Simplemente pensaba que estaba siendo racional, después de todo que caso tenia tratar de convivir con aquellos a quienes no les importas, no obstante para aquellos que me rodeaban yo estaba siendo apático.

    Por el tiempo que me di cuenta de esto llamado apatía, la palabra soledad ya se había arraigado muy dentro de mí, como sea lo que yo experimentaba no era soledad sino algo mucho más mundano.

    Eso que yo sentía era simple aburrimiento.

    Como sea aquellos que forman lazos para poder huir de su realidad nunca comprenderán este aburrimiento.

    Por eso mismo yo nunca trate de acercarme a nadie, no había beneficio, y recordando el rostro en lágrimas de mi padre por la pérdida de un ser amado me di cuenta que formar lazos era algo muy peligroso.

    Debido a eso llegué a la conclusión de que lo mejor para mí y para los que me rodean era querer nada, ser entusiasta acerca de nada y ser tan desmotivado como sea posible, de ese modo nadie podría dañarme y yo no podría hacer daño a nadie.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    Chinami era mi pequeña hermana dos años menor que yo, y aunque diga que es mi hermana en realidad no compartimos lazos de sangre.

    Tal parece que lo que necesitaba mi padre no era más que un cambio de aires, ya que cuando llegamos a Japón mi padre muy pronto se hizo “amigo”, de una mujer divorciada con una pequeña niña, mi padre rápidamente se enamoró de ella, aunque yo pienso que más que amor fue esa necesidad de llenar el hueco que había dejado mi madre en él.

    Sea como sea dos años después de la muerte de mi madre ya había conseguido una nueva familia.

    Mi nueva madre no era mala persona, de hecho se comportaba muy amable conmigo así que yo no tenía nada en su contra, Chinami mi hermanita es una niña muy linda quien es muy alegre y siempre trata de dar su máximo en todo lo que hace, sin embargo ella es muy tímida por lo que le cuesta mucho relacionarse con otros, eso provoco que casi no tuviera amigos, supongo que por ese motivo siempre fue muy apegada a mí, ella era una consentida, y al ver que yo no objetaba con ninguna de sus acciones Chinami no se independizo de mí, incluso aun ahora que entro en secundaria seguimos durmiendo en la misma cama.

    Levantándome lentamente de la cama comencé a cambiarme de ropa, mientras hacía eso mi hermanita se quitaba su pijama, a la vez que me dejaba ver su ropa interior de conejito.

    -Onii-chan ayúdame abrocharme el brasier

    Pequeña hermana, sería bueno si tuvieras un poco más de pudor, aunque supongo que yo no estoy en posición de decir eso estando desnudo frente a ella, acercándome por detrás lentamente fui abrochando los ganchos mientras su brasier ocultaba esos montes bastantes grandes para una joven de su edad.

    -¿No crees que ya deberías aprender a hacer esto por ti misma?

    -No quiero

    Dijo mi hermanita a la vez que me abrazaba, mientras sentía esas dos cosas suaves frotándose en mi pecho, me di cuenta que en verdad Chinami está muy bien desarrollada.

    Aunque mi lazo con Chinami es uno de los más fuertes, no quiero que me ate porque sé que no durara mucho.

    Las relaciones familiares son algo complicadas y con el tiempo se vuelven muy tenues y más aún cuando no existe el vínculo de la sangre, al final era un lazo que estaba destinado a desaparecer, después de todo un día Chinami conseguirá novio, se casara hará su propia vida y yo deberé continuar con la mía.

    Una vez que nos vestimos desayunamos pizza, los dos últimos pedazos de la cena de ayer.

    Mientras Chinami me conversaba de las cosas que pasaban en su escuela yo veía las noticias en la televisión, ahí pude observar la fecha 3 de mayo.

    Solo 6 días para el día de la madre, Chinami me había fastidiado toda la semana en escoger un regalo para nuestra madre, así que le había prometido que hoy después de clases iríamos a buscar un regalo.

    Salimos de la casa y nos dirigimos rumbo a la escuela, a mitad del camino nos separamos ya que la secundaria quedaba en una dirección diferente a la preparatoria a la que asistía.

    Había pasado un mes desde que inicie mi primer año de preparatoria, y a pesar de haber transcurrido bastante tiempo aun no reconocía los nombres y rostros de la gran mayoría de mis compañeros.

    Entre al salón de clase, me dirigí hacia mi asiento y simplemente me dedique a observar a través de la ventana.

    Aunque acudía a clases realmente yo no ponía atención más que nada era el hecho de obtener la asistencia necesaria para no repetir el año.

    Después de otro día normal, sin hablarle a nadie las clases terminaron tome mis cosas y me dirigí rápidamente a casa, mientras iba caminando, observaba a aquellos que pertenecían a clubes y como entrenaban, me preguntaba cuál era el motivo por el que las personas hacían las cosas, yo jamás pude entender eso, yo no era parte de ningún club, no tenía interés en los estudios, no quería tener amigos, o alguna novia.

    Según los doctores yo tenía lo que se conocía como síndrome de apatía.

    Es un síndrome complejo caracterizado por un déficit perseverante de la motivación, tanto en el aspecto de la interacción completa con la propia conciencia, como en la atención, percepción e interacción con el medio social.

    Lo usual es que presente una baja de la voluntad, del interés por las actividades y de la iniciativa, junto con una disminución de respuesta afectiva en lo que hace a sentimientos y emociones ante estímulos positivos y/o negativos.

    En pocas palabras me faltaba motivación para hacer las cosas, muchas veces esta actitud me había ocasionado diversos problemas, pero nunca he tenido intención de cambiar quien soy.

    Perdido en mis pensamientos llegue hasta la puerta de mi casa, justo cuando iba abriendo la puerta una alegre Chinami me recibió en la entrada.

    -Bienvenido a casa Onii-chan

    Vestida con un pants negro y un suéter blanco con calaveras rojas en él, Chinami corrió a abrazarme, probablemente no era la ropa más adecuada para una señorita pero eso se debía a que la ropa que traía puesta me pertenecía.

    Sin contar con el uniforme de su escuela, Chinami no poseía ropa alguna, toda la ropa que usaba era mía, por alguna extraña razón Chinami tenía una rara obsesión con mi ropa y no usaría nada que no me perteneciera, a pesar de que mis padres trataron de convencerla de que debía tener su propia ropa Chinami no cedió ni un poco, en cuestiones como esa ella era demasiado terca, a mí no me importaba, pero debido a mi dignidad como hermano mayor al menos pude convencerla de que tuviera su ropa interior propia.

    -Ya regrese Chinami

    -Vamos Onii-chan deja tus cosas y salgamos

    -Entiendo, tan solo tranquilízate un poco

    Tratando de calmar a una sobre excitada Chinami deje mis cosas en la mesa fui a cambiarme a mi habitación, luego de eso salimos al distrito de compras.

    Una vez ahí fuimos de tienda en tienda tratando de hallar un regalo adecuado para nuestra madre, a pesar de que yo había sugerido varias cosas Chinami no estaba conforme con ninguna de ellas así que había estado llevándome de un lado a otro, continuamos de esa forma un rato más, hasta que llegamos a lo que parecía ser un anticuario.

    Adentro había varias cosas como muebles lámparas relojes, joyas, obras de arte etc…

    Chinami rápidamente se puso a indagar que es lo que había, yo por mi parte estaba buscando algo apropiado, en medio de mi búsqueda, mi hermanita me llamo.

    -Onii-chan mira esto

    Diciendo esto Chinami apunto hacia un collar de oro con adorno de un búho en el centro, el búho parecía estar hecho de diamantes, a pesar de que no sabía mucho de joyería pude apreciar la gran belleza de tan exquisita pieza, sin embargo el precio de esta no era algo que pudiéramos pagar.

    -¿Te gusta?

    -Sí, es bastante bonito me recuerda un poco a ti

    -¿A mí?

    -Si los búhos siempre tienen esa mirada tranquila, que parece expresar que están pensando en algo, y tú eres muy inteligente y siempre pareces estar pensando en algo.

    Ya veo así que esa es impresión que tiene Chinami de mí, aunque me gustaría decirle que su hermano no es siquiera cercano a lo que ella piensa, pero por alguna razón no tengo el valor de destruir sus ilusiones.

    Chinami tomo la etiqueta del precio pero al ver la exorbitante cantidad, su ánimo se desvaneció.

    -¿Quisieras comprarlo?

    -Si pero dudo mucho que algún día tengamos suficiente dinero como para comprarlo

    Con una mirada cabizbaja Chinami se puso a buscar un regalo.

    Después de un rato Chinami hallo unos aretes de oro blanco, también bastantes bonitos, si bien no eran tan caros como aquel collar, no era algo que ella pudiera comprar con su dinero, así que como hermano mayor tuve que prestarle un poco, para mí el dinero no es algo que tenga mucha importancia, después de todo no hay algo que yo desee comprar, así que mis ahorros solo se apilan.

    Sin embargo ver la sonrisa de mi hermanita es algo que supongo vale la pena pagar.

    Ahora con esto simplemente faltaba yo de comprar un regalo, después de ver por un momento, me di cuenta que hasta la parte de atrás de un conjunto de esculturas, se hallaba la estatua de lo que parecían ser dos aros con espinas entrelazados entre sí, de lejos parecía ser como la piel de una serpiente, me acerque un poco para observarla mejor y me di cuenta que estaba llena de polvo, así que con mi mano sacudí la suciedad, solo que debido a las espinas de la estatua mi dedo se cortó y sangre comenzó a caer sobre ella, por un segundo me pareció ver que los aros comenzaban a moverse pero después se quedaron quietos otra vez.

    Probablemente tratándose de algún efecto visual, no le di más importancia y continúe buscando otro regalo después de un tiempo decidí comprar una pequeña figurilla de cristal de un hada.

    De camino a casa Chinami estaba conversando de cosas que le pasaron el día de hoy, de cómo la regañaron por no saber cuántos huesos hay en el cuerpo humano y cosas de ese estilo.

    Mientras íbamos caminando un auto paso a gran velocidad, y justamente al lado nuestro había un enorme charco de agua, así que está de más decir que en ese momento ambos quedamos totalmente empapados.

    Debido a esto en cuanto regresamos a nuestra casa decidimos tomar un baño, aunque no me molesta compartir la tina con mi hermanita era bastante cansado escuchar siempre “confiamos en ustedes, recuerden que son hermanos” y el más molesto de todo “si algo pasa asegúrense de usar protección”

    Después del baño Chinami y yo nos fuimos a dormir, concluyendo así esa día tan agotador.

    A la mañana siguiente con el sonar del despertador Chinami y yo comenzamos nuestra mañana, mientras se quitaba su pijama, a la vez que me dejaba ver su ropa interior de osito, yo trataba de pelear con mi cansancio ya que el día anterior estuvimos caminando mucho tiempo y yo todavía estaba agotado.

    Salimos de la casa y yo me dirigí a mi escuela y fui directamente a mi asiento recargue mi cabeza contra mi pupitre y me dispuse a dormir, sin embargo el bullicio de la clase no me dejaba descansar tranquilo así que a la hora del descanso me dirigí hacia la azotea.

    Solo necesitaba un par de minutos y podría volver al salón, así que dejándome llevar por el cansancio comencé a dormirme.

    Con el sonar del timbre anunciando el fin de clases, me di cuenta que había estado durmiendo toda la tarde, de haber sabido que sería así mejor me hubiera quedado en casa, demasiado cansado como para levantarme decidí quedarme ahí por un par de minutos

    *Creak *

    Con el sonido de la puerta abriéndose dirigí mi mirada así la fuente del sonido, ahí se hallaba una chica de cabello largo y negro, sus ojos estaban rojos e hinchados probablemente debió haber llorado por mucho tiempo, lentamente se acercó hacia un extremo del techo, dio la vuelta abrió sus brazos como si fuese a dar abrazo a alguien y en ese momento sus ojos se posaron a donde yo estaba al parecer al fin se había dado cuenta de mi presencia, se quedó viéndome por unos segundos quizás esperando a que yo dijera algo, sin embargo yo no hice nada, simplemente no tenía intención de inmiscuirme en los asuntos de otros, si ella quería suicidarse era su problema.

    Dándose cuenta que yo no haría nada la chica dio un pequeño suspiro cerro sus ojos y lentamente dejo su cuerpo caer.

    Cuando vi que su cuerpo desapareció yo cerré mis ojos y me dispuse a seguir durmiendo, con el sonido de algo chocando contra el piso mi conciencia lentamente se desvaneció.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    Despertando en la cama junto a mi hermanita recordé lo que había pasado, se suponía que yo estaba en la escuela, pero ahora estaba en mi cama, con solo eso rápidamente llegue a la conclusión que aquella escena donde la chica se lanzaba al vacío obviamente no se trataba de nada más que un sueño sin embargo por alguna razón se sentía muy real, sin darle mucha importancia comencé a cambiarme, mientras hacía eso mi hermanita se quitaba su pijama, a la vez que me dejaba ver su ropa interior de conejito.

    -Hermanita sé que son tus favoritas pero deberías cambiar tus pantis de forma diaria no es higiénico volver a usarlas sin lavar

    -¡Idiota Onii-chan mis pantis no están sucias!

    Mientras mi hermanita gritaba esto a la vez que me arrojaba su brasier mi hermanita comenzó a darme pequeños golpes en el pecho.

    Que irracional yo solo lo estaba diciendo por su salud.

    Una vez que logre contener a una malhumorada Chinami fuimos a la cocina, del refrigerador mi hermanita saco un par de rebanadas de pizza.

    -¿Chinami de donde sacaste eso?

    -Del refrigerador

    Hermanita no era a eso a lo que me refería, a veces desearía que no se tomara todo tan literal.

    -No hermanita yo me refiero a como conseguiste esos pedazos de pizza

    -Obvio de la cena de anoche

    ¿Cuándo cenamos pizza?, probablemente la ordeno sin que yo me diera cuenta.

    Mientras Chinami me conversaba de las cosas que pasaban en su escuela, que por alguna razón sentía que lo que me decía era extrañamente familiar, yo veía las noticias en la televisión, de repente mi mano que se llevaba la rebanada de pizza a la boca se detuvo, ya que en la televisión mostraba la fecha de ayer, ahí pude observar la fecha 3 de mayo.

    Comenzaba otro día aburrido, la misma rutina, literalmente comenzaba la misma rutina.

    Por primera vez pude sentir que el aburrimiento dentro de mí ser se desvanecía.
     
    Última edición por un moderador: 15 Febrero 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2376
    Capítulo 2: Despertar

    Estaba seguro que ya había pasado el 3 de mayo ¿Un deja vu? Qué extraña situación era en la que me encontraba.

    -Onii-chan, ¿te encuentras bien?

    Saliendo de mi trance por la voz de mi hermanita, me di cuenta que probablemente todos los eventos anteriores solo se hallan tratado de un gran sueño, después de todo esa era la única explicación plausible para lo que estaba pasando, después de comer salimos de la casa y nos dirigimos rumbo a la escuela, a mitad del camino antes de separarnos le dije a Chinami.

    -Sabias que el esqueleto humano adulto está constituido por al menos 206 huesos

    -¿A qué viene eso Onii-chan?

    -Nada simplemente pensé que quizás esa información te sería útil.

    Llegando a la escuela tome mi lugar, me dedique a observar a través de la ventana tratando de no pensar en lo que ocurrió, sin embargo conforme avanzaba el día los deja vu se hacían más frecuentes y las cosas se empezaron a tornar más raras, pues todo estaba ocurriendo exactamente como habían ocurrido en aquel “sueño”.

    Mi cabeza se estaba confundiendo cada vez más y más llenándose de pensamientos, simplemente no comprendía que estaba ocurriendo, realmente no tenía idea que pasaba, la situación era demasiado bizarra así que tome mis cosas y salí del salón, una vez en la calle decidí sentarme en un parque cercano y comprar un poco de agua, después de descansar tratando de olvidar el asunto llegue a casa, justo cuando iba abriendo la puerta una alegre Chinami me recibió en la entrada.

    -Bienvenido a casa Onii-chan

    Vestida con un pants negro y un suéter blanco con calaveras rojas en él, Chinami corrió a abrazarme.

    -Vamos Onii-chan deja tus cosas y salgamos

    En el momento en que me abrazo y tome de los hombros a Chinami y le pregunte

    -Chinami

    -¿Si Onii-chan?

    -¿Cómo te fue hoy en la escuela?

    -Excelente Onii-chan el maestro me felicito por contestar a su pregunta de cuantos huesos tiene el cuerpo humano

    Soltándola me dirigí a mi cuarto.

    -Onii-chan, ¿Qué te pasa te encuentras bien?

    -Chinami voy ir a descansar a mi cuarto

    -¿Entonces que va a pasar con eso de ir a comprarle un regalo a mamá?

    -Lo siento Chinami hoy no me siento bien

    Diciendo esto me acosté debajo de las cobijas, comencé a cuestionar mi salud pues creía que estaba experimentando algún tipo de colapso nervioso, los llamados deja vu ocurren cuando una persona se encuentra bajo gran estrés, deshidratado o falto de sueño a pesar de que yo rara vez llego a sentir preocupación, había bebido suficientes líquidos y dudaba mucho que fuese por falta de sueño, aun así decidí que lo más sabio era descansar lo más que pudiera.

    Trate de no moverme ni pensar en nada por el resto de la noche, sin embargo mi descanso fue interrumpido por la llegada de mis padres

    -Mamá, papá Onii-chan está enfermo ha estado en su cama todo el tiempo desde que llego de la escuela

    -¿Pero eso que tiene de raro?, sabes que tu hermano es bastante perezoso

    -Tu padre tiene razón después de todo ese niño tiene la energía de una piedra

    Aunque ya sé que no soy la persona más activa del mundo al menos agradecería que no hablaran así de su hijo, aunque no es que realmente me importe.

    Esa noche fue la primera vez que dormí solo en un largo tiempo.

    Con la llegada de la mañana llegaba un nuevo día, después de revisar la fecha en mi teléfono pude ver que era el 4 de mayo.

    Al parecer todo estaba normal, al notar la hora en mi teléfono me di cuenta que ya era muy tarde y la escuela estaba a punto de terminar, sabiendo que no había nada más que pudiera hacer decidí seguir acostado un rato más, mientras veía el atardecer, llegue a pensar que todo ese asunto del deja vu no fue más que un mala experiencia que solo me ocurrió una vez.

    Conforme el tiempo pasaba mis ojos comenzaron a sentirse pesados y mi conciencia comenzaba a desvanecerse, dejándome llevar por el estupor cerré mis ojos y el mundo se llenó de obscuridad.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    ¿Cuándo Chinami entro a mi cama?, no recordaba que ella halla siquiera entrado a mi cuarto, levantándome de mi cama me dirigí a la sala, prendí la televisión y en las noticias se mostraba la fecha 3 de mayo.

    De nuevo aparecía la misma fecha, no podía entender que estaba pasando, solo sé que no lo soñé ni tampoco fue un deja vu.

    Chinami y yo salimos hacia la escuela, entre a mi salón y los eventos ocurrían exactamente como ya lo habían hecho antes.

    Después de un rato me fui de ahí y regrese a mi habitación, me puse a pensar de la situación donde me encontraba pero no tenía idea como esto podía ocurrir, no quizás si tenía idea de cómo esto estaba ocurriendo simplemente no podía creerlo, después de todo quien podría creer en algo tan ridículo como viajes en el tiempo.

    Sin embargo ahí estaba la muestra frente a mis ojos, las cosas seguían repitiéndose una y otra vez.

    Cuando Chinami llego trato de llevarme a comprar un regalo para nuestra madre, sin embargo yo no me moví ni un poco, no me encontraba con la energía suficiente para salir, Chinami se enfureció, puedo escuchar como azota la puerta.

    El resto de la noche transcurre con tranquilidad, excepto por cuando Chinami me acuso con mis padres, el sueño se apodera de mí, cuando abro mis ojos me doy cuenta que ya es muy tarde como para ir a la escuela.

    Chinami es la encargada de despertarme y si no fuera por ella yo ni siquiera iría a la escuela, pero debido al hecho que se hallaba molesta esta vez no lo hizo, supongo que lo hizo para que me regañen, aunque no es que realmente me importe.

    Me quedo en mi cama un rato más, cuando llega la tarde un gran cansancio se apodera de mí y decido que lo mejor es dormir un poco más.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    Revisando la fecha en mi celular observo que es 3 de mayo, volvió a pasar, que problemático esta vez ni siquiera me moleste en ir a la escuela después de decirle a Chinami que no iría a la escuela me encerré en mi habitación y me mantuve despierto, después de todo parecía que siempre que dormía es cuando regresaba al pasado, así que permanecí despierto con la vista siempre mirando hacia el reloj, siempre esperando el momento en que el reloj regresara en el tiempo.

    En la noche pude escuchar como mis padres y mi hermanita tocaban la puerta pidiéndome salir de mi habitación, yo sin embargo solo los ignore no tenía tiempo para eso.

    Al cabo de un rato, los golpes en la puerta se detuvieron y pude seguir observando el reloj en paz, a la media noche el reloj marco las 12:00, a la vez que la fecha de mi celular también cambiaba, y ahora mostraba 4 de mayo en aquella pantalla.

    Trate de seguir observando el reloj sin embargo la fatiga se estaba acumulando en mi cuerpo pues no había dormido ni comido durante todo este tiempo, así conforme las horas avanzaban podía sentir la fatiga reuniéndose dentro de mí, así con la llegada de la tarde un gran cansancio me invadió, y me quede dormido.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    Me quede dormido por accidente, lentamente viendo la hora en mi teléfono, vi que era 3 de mayo, así que el tiempo seguía regresándose, no pude averiguar nada así que volví a hacer lo mismo de la vez pasada, me quede todo el tiempo mirando el reloj, el día cambiaba al 4 de mayo, pero debido al cansancio me volví a quedar dormido en la tarde así que no me daba cuenta del motivo del porque regresaba el tiempo.

    Despertando me dirigí a la computadora y comencé a buscar información sobre viajes en el tiempo, sin embargo todo lo que encontraba era información de películas y libros de ciencia ficción, realmente no hallaba nada útil.

    Mi hermanita me estaba llamando pero yo solo la ignore, usualmente si ignoro a Chinami de una manera tan obvia ella seguirá molesta por semanas, pero dado que probablemente nada de esto será recordado por nadie puedo ignorarla.

    Pase horas buscando información relevante, pero no podía encontrar nada que fuera de utilidad.

    Mientras yo buscaba información no me di cuenta de la hora que era, Chinami había llegado hace tiempo y en cuanto llegaron mis padres Chinami corrió acusarme de que no había ido a la escuela, aunque Chinami usualmente suele cubrirme cuando hago cosas como esas, al parecer se encontraba muy molesta conmigo.

    Mi padre estaba a punto de apagar la computadora para comenzar a regañarme, sin embargo cuando vio lo que estaba buscando me dijo.

    -¿Estas investigando sobre loops o algo?

    Claro por qué no pensé en eso antes, aquella palabra que describía mejor mi situación.

    “Loop”

    Un loop o ciclo, en programación, es una sentencia que se realiza repetidas veces a un trozo aislado de código, hasta que la condición asignada ha dicho bucle deje de cumplirse.

    Por supuesto, un loop seguirá hasta que cierta condición se lleve a cabo, quizás esto no fuera mucho pero era lo más que tenía, así que si esto era algún tipo de loop solo debía hallar las condiciones que lo originaban y cambiarlas, aunque realmente no tenía idea de que pudo haber causado toda esta extraña situación, solo debía encontrar que era lo que provocaba que siguiera atrapado y de esa manera podría continuar con mi vida normal.

    Mi padre apago la computadora y me mando a mi cuarto a dormir, yo lo obedecí sin más y prontamente me dispuse a descansar.

    A la mañana siguiente mi hermanita comenzó a sacudirme.

    -Onii-chan levántate es hora de ir a la escuela

    -Chinami ve tu sola, Onii-chan está muy cansado

    -¡Pero Onii-chan siempre está cansado!, anda levántate de una vez

    Aunque Chinami seguía sacudiéndome yo no me moví ni un poco, realmente no me sentía con ganas de levantarme.

    -Onii-chan levántate no puedes faltar dos días seguidos a la escuela

    -No te preocupes por algo tan insignificante como eso Chinami, después de todo este es el séptimo u octavo día seguido que no voy a la escuela.

    O al menos así es como lo sentía ya que desde que había comenzado el loop ni una sola vez había ido a la escuela.

    Con lágrimas en los ojos Chinami me arrojo mi almohada a la cara a la vez que gritaba “¡Onii-chan se convirtió en un delincuente!”

    Cuando toda la conmoción termino yo regrese a dormir, en la tarde me desperté de mi sueño, mientras me estiraba revise la hora de mi reloj, pude ver que era un poco antes de la tarde.

    Como mis padres habían dicho yo era alguien que no poseía mucha energía, sin embargo me percate que en la tarde por alguna razón me siento demasiado cansado, así que con el fin de evitar eso trate de descansar lo más posible de esa manera no me quedaría dormido quizás de esa manera quizás podría averiguar algo más detrás de este loop.

    Mientras el tiempo avanzaba yo no perdía de vista la hora mostrada en mi reloj, el tiempo por alguna razón parecía avanzar más lento que de costumbre, así continúe un buen rato, pero cuando el reloj marco las 4:07, una ola cansancio se apodero de mi cuerpo y mi conciencia se desvaneció.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    De manera renuente mire mi celular y vi la fecha 3 de mayo, quizás coincidencia o quizás no pero el momento en que un gran cansancio se apodera de mi despierto en mi cama exactamente el mismo día.

    Las veces anteriores también fue alrededor de las 4 que yo me quedaba dormido, así que con eso puedo suponer que el loop inicia cuando el 3 de mayo y se reiniciaba el 4 de mayo a las 4 de la tarde.

    Mientras reunía toda la información en mi cabeza mi pequeña hermana trataba de levantarme

    -Onii-chan despierta es hora de ir a la escuela

    Bien al menos había averiguado el tiempo de duración del loop ahora solo faltaba encontrar la forma de salir de él, pero antes de eso debía hacer algo más importante.

    -Chinami déjame dormir 5 minutos más
     
  3.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2395
    Capítulo 3: Ouróboros

    Despidiéndome de Chinami me dirigí hacia mi escuela, una vez que llegue al salón de clases me dispuse a mirar a través de la ventana, mi objetivo era encontrar el motivo que origino el loop y como poder salir de este, así que tenía planeado repetir todo como la primera vez de esa forma podría descubrir el principio de esta situación.

    Recuerdo que no hice nada fuera de lo ordinario ese día, llegue al salón de clases me senté en mi lugar y simplemente me dedique a mirar por la ventana, a la hora del receso me dirigí hacia la azotea a dormir una pequeña siesta, cuando sonó la campana me desperté y tome el resto de las clases, aunque claro no preste atención a nada de lo dicho en estas.

    Al finalizar las clases tome mis cosas y me dirigí a casa, una vez frente a la puerta Chinami me recibió en la entrada.

    -Bienvenido a casa Onii-chan

    Vestida con un pants negro y un suéter blanco con calaveras rojas en él, Chinami corrió a abrazarme, una vez que me cambie salimos a comprar el regalo para el día de las madres, recorrimos tienda por tienda como la vez anterior, y aunque trate de encontrar algo que pudiera estar relacionado con el loop, simplemente no tuve suerte alguna.

    Después de recorrer otro par de tiendas finalmente llegamos al anticuario, como la vez pasada Chinami prontamente se dispuso a buscar entre todas las cosas, yo también comencé a buscar, luego de un rato mi hermanita me llamo.

    -Onii-chan mira esto

    Diciendo esto Chinami apunto hacia el collar de oro con adorno de un búho en el centro, la primera vez que me lo mostro no me percate realmente de cuanto le había gustado ese collar a Chinami, ahora que me fijaba bien podía ver su rostro lleno de felicidad y el brillo en sus ojos esperanzados.

    Chinami tomo la etiqueta del precio pero al ver la exorbitante cantidad, su ánimo se desvaneció.

    Su sonrisa desaparece.

    Por alguna razón, me incomoda que haya dejado de sonreír.

    Con una mirada cabizbaja Chinami se puso a buscar un regalo.

    Realmente no me interesaba ver esa expresión en su rostro suficiente era haberla visto una vez y ahora debía verla de nuevo.

    Dejando a Chinami buscar en paz yo seguía explorando los artículos del lugar, sin embargo no parecía haber nada fuera de lo ordinario, o al menos eso creía después de mirar bien por toda la tienda me di cuenta que hasta la parte de atrás estaba el conjunto de esculturas, como la vez pasada me acerque sin embargo note que no todo estaba como la vez pasada pues de entre el montón faltaba una escultura, aquella escultura con espinas de serpiente, la recuerdo bien porque fue esa escultura con la que me lastime, por más que la busque no la encontraba así que decidí preguntarle al dueño.

    -¿Que paso con la estatua que estaba aquí, esa que parecía una serpiente?

    -¿Serpiente?, ah te refieres a la estatua de ouroboro

    -¿Ouroboro?

    - Los ouroboros son uno de los símbolos relacionados con la eternidad más antiguos que existen. Un ouroboro, también conocido como uroboro, es una serpiente o un animal de forma similar que literalmente está comiéndose a sí mismo

    Ahora que lo mencionaba recuerdo que era algo así, aunque realmente no estaba muy seguro.

    -Si esa es

    -Temo informarte que esa estatua ya no existe, esta mañana se rompió

    -¿Se rompió? ¿Cómo?

    -No lo sé esta mañana cuando abrí la tienda la estatua misteriosamente se había convertido en polvo.

    Eso era extraño, era lo único que parecía fuera de lugar y después de todo el vendedor había dicho que los ouroboros son uno de los símbolos relacionados con la eternidad, quizás la estatua tenía algo que ver.

    -¿Puede decirme donde obtuvo la estatua?

    -uhm, no recuerdo muy bien pero creo que esa estatua era parte de un templo en Grecia, en verdad era una pieza valiosa, realmente fue muy mala suerte que se rompiera

    Una extraña escultura proveniente del lejano oriente a mí me sonaba como algo sacado de ficción sin embargo, por alguna extraña razón y aunque no tenía fundamentos sentía que el loop pudo haber sido causado por esa estatua.

    Bueno esa era realmente la única pista que tenía.

    Comprando la pequeña figurilla de cristal de un hada salimos de la tienda.

    Mientras íbamos caminando un auto paso a gran velocidad, y justamente al lado nuestro había un gran charco de agua, sin embargo en esta ocasión nosotros nos hallábamos a una distancia prudente por lo que evitamos ser mojados.

    Mi intención era repetir todo lo que hice la primera vez para descubrir el motivo del loop, a pesar de eso no tenía la intención de sufrir a propósito y además dudaba mucho que el mojarme tuviera algo que ver con toda esta situación, de esa manera en esta ocasión logramos mantenernos secos.

    De todas formas cuando regresamos a casa tomamos un baño juntos.

    Al día siguiente me levante para ir a la escuela, mi cuerpo estaba agotado había acompañado a Chinami de compras nuevamente, para alguien como yo que no suele hacer ejercicio, ese tipo de excursiones son una tortura para mi cuerpo.

    Sentado en mi asiento, trataba de descansar sin embargo el bullicio de la clase me lo impedía, a pesar de que yo soy alguien quien no tiene problemas para dormir en el salón sin importar el ruido que haya, el día de hoy el salón estaba más ruidoso que de costumbre aunque no sabía el porqué, por eso llegando la hora de descanso como la vez anterior me dirigí a la azotea, dominado por el cansancio rápidamente me dormí.

    Con el sonar del timbre anunciando el fin de clases, me di cuenta que había estado durmiendo toda la tarde, demasiado cansado como para levantarme decidí quedarme ahí por un par de minutos.

    *Creak *

    Con el sonido de la puerta abriéndose dirigí mi mirada así la fuente del sonido, ahí se hallaba una chica de cabello largo y negro.

    Ahora lo recordaba esta fue la chica que apareció frente a mi aquella ocasión, la primera vez no la había visto detalladamente, pero si tuviera que decir una característica particular de esta chica era su ordinario rostro, ella no podía ser llamada fea pero probablemente tampoco una belleza, su rostro era simple y genérico como el de los personajes de fondo de algún videojuego.

    Un rostro tan simple que había hecho que me olvidara de ella rápidamente.

    Aquella chica era delgada como una escoba, su ropa estaba desacomodada, además que su cabello estaba cortado en varias partes de una manera dispareja.

    Sus ojos estaban rojos e hinchados probablemente debió haber llorado por mucho tiempo, lentamente se acercó hacia un extremo del techo, dio la vuelta abrió sus brazos como si fuese a dar abrazo a alguien y en ese momento sus ojos se posaron a donde yo estaba al parecer al fin se había dado cuenta de mi presencia.

    En ese momento recordé que la primera vez que ocurrió el loop fue después que ella se arrojara del techo, saque el teléfono de mi pantalón para ver la hora, 4:07 marcaba en la pantalla, la chica se quedó viéndome por unos segundos quizás esperando a que yo dijera algo, sin embargo yo estaba ocupado procesando la información dentro de mi cerebro, interpretando mi silencio como que yo no haría nada la chica dio un pequeño suspiro cerro sus ojos y lentamente dejo su cuerpo caer.

    Cuando vi que su cuerpo desapareció y con el sonido de algo chocando contra el piso mi conciencia lentamente se desvaneció.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    El loop se había vuelto a reiniciar, ¿pero porque motivo? ¿Acaso fue debido a esa chica?

    Ahora que lo pienso la primera vez que el tiempo se reinicio fue después de que esa chica se arrojara, realmente no podía entenderlo, ¿Por qué el que se suicidara en la escuela provocaría que el tiempo regresara?

    -Onii-chan levántate se nos hace tarde para ir a la escuela

    Sacudiéndome mi hermanita me insto a levantarme, dejando mis dudas para después comencé a prepararme para ir a la escuela.

    Una vez me despedí de Chinami me dirigí hacia mi escuela, durante las clases no podía concentrarme mi mente estaba ocupada con todas las ideas del porqué de las cosas.

    Una vez que llego la hora del descanso me dirigí hacia la azotea, seguía pensando que incluso si aquella estatua griega en verdad me había dado algún tipo de poder, ¿Qué tipo de conexión tenía con aquella chica?

    A pesar de que pase todo el día pensando en ello no pude llegar a ninguna conclusión.

    Frente a la puerta una alegre Chinami me recibió en la entrada.

    -Bienvenido a casa Onii-chan

    -Ya regrese Chinami

    -Vamos Onii-chan deja tus cosas y salgamos

    Con una gran sonrisa en su rostro Chinami me jalaba de mi manga mientras trataba de quitarme mis cosas.

    -Lo siento Chinami pero hoy no puedo salir

    -¿Eh?

    Con una sorprendida voz Chinami me responde, en ese momento su tierno rostro se transforma en uno lleno de molestia

    -¿Pero porque? Tú me prometiste que hoy iríamos a elegir el regalo para mamá

    -Es que hoy no me siento con ánimos para salir, ya iremos en otra ocasión

    Mi cuerpo no iba a resistir el caminar tanto tantos días seguidos, simplemente era demasiado para mí, además tenía que averiguar la conexión entre la muerte de esa chica y el reinicio del loop y además tenía que saber si en verdad fue la estatua de ourobos lo que provoco todo esto y si era así tenía que hallar una forma de librarme de todo esto.

    -¡Pero tú sabes que estoy ocupada con los clubes! ¡Solo podemos ir hoy que estoy libre!

    Chinami era una persona bastante tímida con los extraños, por eso le era imposible iniciar una conversación por cuenta propia.

    A pesar de eso cuando ingreso a secundaria rápidamente se hizo amiga de un grupo de 4 niñas (por lo que me conto ellas fueron las que se acercaron a Chinami), sin embargo cada una de ellas pertenecía a un club diferente así que cuando cada una de ellas invito a Chinami a unírseles, ella simplemente no pudo decir que no a ninguna de ellas por lo que aunque no era miembro oficial termino participando en 4 clubes diferentes.

    Esto causaba que estuviera ocupada 4 días a la semana y teniendo solo el lunes libre, debiendo ir a prácticas casi todos los días al principio Chinami terminaba totalmente agotada así que le sugerí que solo participara en el club que le interesara pero ella me respondió que le interesaban todos, por eso no iba a dejar ninguno.

    La pequeña hermana le interesaba tantas cosas que no podía decidirse por ninguna, el hermano mayor no le interesaba nada y no había elegido ningún club, aunque por distintos motivos ambos no pertenecían a algún club, aun hoy recuerdo como los profesores solían decir que a pesar de ser tan diferentes se notaba que éramos hermanos.

    Mientras pensaba en esto Chinami me veía con su malhumorada cara.

    -¡No es justo lo prometiste!

    Apartando a una molesta Chinami, me dirijo a mi habitación.

    Durante toda la noche no me dirige la palabra, a la mañana siguiente me despierto y Chinami no se halla en ninguna parte, miro mi teléfono y veo la hora la escuela está a punto de terminar.

    Chinami, sé que estas enojada pero al menos me hubieras despertado.

    A pesar de ser muy tierna mi hermanita no está acostumbrada a que le diga que no, por eso cuando la hago enfadar su ira dura un par de semanas.

    No tengo ganas de levantarme pero hay algo que debo de comprobar, poniéndome mi uniforme salgo de la casa, voy a la escuela y me dirijo directamente hacia la azotea.

    Reviso la hora 4:05, casi es momento de que aparezca.

    *Creak*

    Como si respondiera a mis pensamientos la puerta se abre, la chica aparece esta vez tan pronto aparece se da cuenta de mi presencia.

    Solo se queda parada viéndome, esperando que diga algo.

    En ese momento abro la boca.

    -Oye si te vas a suicidar, ¿Podrías hacerlo en otro lado?

    Al oírme decir esto la chica se nota sorprendida, se queda quieta por unos segundos luego de eso da la vuelta y se escapa corriendo.

    Me quedo en la azotea por un tiempo, esperando que el tiempo se reinicie, sin embargo no pasa nada, reviso el teléfono y la hora marca 4:35 parece que el loop se ha roto, al parecer la chica tenía algo que ver.

    Camino de regreso a casa, aun así no parece real tan fácil con un par de palabras fui capaz de romper el ciclo.

    Sí tan solo desde el principio hubiera dicho algo pude haber evitado toda esta situación, casi parece broma.

    Una vez en la casa Chinami me ignora, vaya que problemático tener que soportarla así por semanas aun así puedo volver a mi vida normal, sin embargo siento que falta algo.

    Llegada la noche me acuesto a dormir cierro los ojos dejando que mi conciencia se desvanezca.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    Con esa frase tengo un mal presentimiento, reviso la fecha en mi teléfono, 3 de mayo dejando escapar un suspiro de cansancio cierro los ojos.

    Parece que la vida no es tan fácil después de todo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    1840
    Capítulo 4: Búsqueda

    Acostado en la cama me preguntaba qué había pasado, yo pensaba que si lograba detener el evento donde la chica se suicidaba podría romper el loop, pero ahora veo que estaba equivocado.

    Aun así en esta ocasión logre que el loop se alargara aunque sea un poco más, pero al final volví al inicio.

    Sabía que estaba atrapado en un bucle que no podía romper, esa era la peor parte de todo. ¿Pero realmente estaba ocurriendo de nuevo?

    Los mismos días que ya había vivido varias veces se estaban desarrollando de la misma manera a mí alrededor. O tal vez todo era una pesadilla, después de todo.

    Por supuesto las cosas estaban sucediendo de la manera que recordaba. Quizás todo estaba en mi cabeza, así que ¿por qué no? Esto era ridículo.

    ¿Había soñado a esa chica de pelo negro? ¿El sonido de su cuerpo golpeando el piso?


    Sin saber que paso Chinami me levanto, después de vestirme fui hacia la escuela.

    A pesar de que no estaba prestando atención ya había memorizado la mayor parte de lo que trataba la clase, incluso alguien como yo que siempre está ausente memorizara las cosas si es que las escucha una y otra vez.

    No sabía qué hacer, entendía que de alguna forma esa chica tenía algo que ver con el loop ya que el tiempo de reinicio cambio cuando evite que ella se suicidara, pero aun así seguía sin saber porque continuaba.

    ¿Exactamente qué relación tenia ella con la estatua de Ouroboro? ¿Tal vez la estatua no tenía nada que ver y todo el tiempo la causante del loop fue esta chica?

    Sea cual sea la causa estaba claro que esa chica era la clave para resolver esta situación.

    Me dirigí hacia la azotea, recuerdo que cuando empezó todo esto yo estaba ahí, me acosté en el piso.

    Rápidamente el sueño comenzó a invadirme, sentía como si la propia realidad se desvaneciera, era una sensación muy extraña, yo tenía el hábito de dormirme de manera muy rápida, no es como que a mí me gustara dormir o algo por el estilo, es solo que esa era la manera más rápida de hacer pasar el tiempo.

    No sentía pasión, envidia, nostalgia, cualquier cosa que motivara a alguien a hacer algo yo no tenía ninguna de ellas, yo estaba hueco por dentro, mi mente era clara y vacía sin emoción alguna, al igual que un pedazo de roca tirado en el camino.

    Es por eso que yo había desarrollado esa condición de dormirme al menor esfuerzo, para evitar el lidiar con cosas que no me interesan.

    Me pregunto cuándo empezó todo a serme indiferente.

    No tengo idea, no lo recuerdo, eso fue hace mucho, mucho tiempo, cuando no era más que un niño.

    Cada nuevo día no era más que una copia del anterior, partir de casa a la escuela y viceversa.

    Estaba aburrido de todo eso, sin embargo no creía que fuera a hacer algo para cambiar la situación en la que me encontraba, simplemente no tenía ningún motivo para hacerlo.

    Sin embargo ese tipo de fatiga era fácil, esa existencia cotidiana a la cual estoy acostumbrado no me hubiera molestado que continuara por siempre.

    No es como si alguien me fuese a atacar por ello, yo había decidido vivir el resto de mi vida escolar de esa misma manera.

    Aun así aquí estaba yo teniendo que pensar en una forma de liberarme de esta situación.

    Muchas personas se hubiesen sentido felices de tener la habilidad de regresar el tiempo pero yo habría sido más feliz con tener una habilidad especial para comer sin mascar, o saber que lugares son mejores para descansar, pero al parecer dios tenía sentido del humor. Él debió haberme notado que estaba durmiendo durante los sermones todos esos domingos que mis padres me habían llevado a la iglesia.

    El tiempo pasa no espero a que la escuela termine, simplemente no tiene caso, regreso a casa, y me recuesto en el sillón, cuando llega a casa y me nota una sonriente Chinami me saluda

    -Ya llegue Onii-chan, vaya llegaste temprano hoy

    -Me salte las clases

    -No deberías hacer eso Onii-chan si continuas así tarde o temprano terminaras reprobando

    ¿Tarde o temprano? Claro esa era la respuesta, la condición de reinicio de loop no era que se suicidara en la escuela sino su muerte concretamente, la vez pasada cuando el loop se extiendo probablemente se debía al hecho que esa chica se suicidó más tarde en otro lugar.

    Si tenía razón y la condición para que el loop se detuviera era que esa chica permaneciera con vida, entonces debía hablar con ella y entender su situación.

    -Vaya Chinami eres muy lista


    Cuando la felicito su cara se llena de felicidad sin embargo su rosto se vuelve uno de enojo en el momento en que le digo que no la voy a acompañar.

    Pese a que está muy molesta conmigo no hago nada después de todo no puedo llevar nada conmigo a mi próximo loop.

    Las únicas cosas que voy a mantener serán mis recuerdos.

    Me levanto y Chinami no está, decido ir a la escuela solo hasta que hayan acabado las clases, justo al momento en que esa chica llega al techo.

    La veo llegar su apariencia es igual a las veces anteriores, se acerca a la orilla justo en el momento en que me ve comienzo a hablar.

    -No hagas eso

    En el momento en que trate de acercarme a ella para hablar su cuerpo comenzó a temblar, ella trato de alejarse de mi pero su pie se resbalo, haciendo que ella cayera, con el sonido de algo chocando contra el piso mi conciencia lentamente se desvaneció.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    Otro fracaso, por lo regular las personas que se quitan la vida lo hacen porque ven el suicidio como la única solución a sus problemas. Cada persona tiene una manera diferente de enfrentar los problemas que provocan sentimientos de desesperación.

    Para muchos, es difícil reconocer y resolver problemas personales con calma y de una manera ordenada.

    Si quería detener los loop debía detener a esa chica de cometer suicidio, sin embargo no había forma de que yo pudiera tratar con tal situación, después de todo una persona que se quiere suicidar debe tener problemas más graves de los que simples palabras de apoyo puedan solucionar.

    Aun así no tengo más opción que seguir intentándolo en este loop cuando trate de hablarle salió corriendo, horas después el loop se reinició.

    Probablemente la chica se suicidó en otro lugar, en el siguiente loop decidí utilizar un enfoque diferente, me pare a la orilla del techo en el mismo lugar y posición que había estado la chica en el momento en que me vio pareció sorprenderse sin embargo esta vez no escapo lentamente se acercó hacia mí al igual que un animal salvaje se acerca a la comida.

    -¿Qué haces aquí? ¿T-tu t-también quieres hacerme daño?

    Me dijo con una voz al borde de las lágrimas, aquella chica era delgada como una escoba, su ropa estaba desacomodada, además que su cabello estaba cortado en varias partes de una manera dispareja.

    Sus ojos estaban rojos e hinchados probablemente debió haber llorado por mucho tiempo.

    Me percate que sangre le escurría por las piernas, si juntabas todo eso con el hecho de que ella se iba a suicidar, es más que suficientemente claro lo que habían hecho a ella.

    Moví mi cabeza de lado a lado negando su pregunta

    -Solo quiero hablar, ¿porque no me dices tu nombre?

    Al momento que dije esto su rostro se deprimió, peor aún que si hubiera dicho algún insulto o burla a su persona.

    -Si ya veo mi existencia solo se remonta a esto, por supuesto alguien como yo no vale nada

    Murmuro la chica en ese momento se arrojó con una violencia increíble que no había visto en las repeticiones anteriores.


    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Porque, simplemente no entendía que había hecho para que actuara de esa forma, ¿quizás su mente estaba demasiado perturbada como para poder responder? ¿Quizás le recordé algo desagradable que le paso?

    Sea como sea simplemente no iba a avanzar si seguía de esa forma, decidí que lo mejor sería encontrar a esa chica y evitar su violación, después de todo parecía ser que ocurrió el martes, así que si el lunes simplemente impedía que la chica fuera a la escuela el próximo día de esa forma todo este asunto se resolvería, aun así había un problema con esto, yo no sabía quién era esa chica y cada vez que trataba de pedirle información como en qué grado o grupo estaba, ella actuaba de manera errática y se suicidaba.

    Sin más opción llegue a la conclusión que la única solución que había era buscarla por toda la escuela, no sabía cuánto tiempo me tomaría encontrarla, su rostro era común, y no tenía ninguna pista acerca de ella.

    Quizás me tomaría meses en ubicarla, pero no tenía opción el loop se seguiría repitiendo a menos que logre encontrarla, con esto en mente partí a la escuela, mi búsqueda comenzaba sin importar el tiempo que me tome la debía de hallar o de lo contrario estaría atrapado para siempre.

    Al sentarme en mi lugar miro a la entrada del salón en ese momento ingresa una persona, una chica cuyo pelo es tan largo que le cubre la mitad de la cara, ¿Me pregunto cómo es que ve de esa forma?, en el instante en que pienso esto ella acomoda un poco su pelo revelando como es que luce su cara, si tuviera que decir una característica particular de esta chica era su ordinario rostro, ella no podía ser llamada fea pero probablemente tampoco una belleza, su rostro era simple y genérico como el de los personajes de fondo de algún videojuego.

    La chica de la azotea había entrado a mi salón con pasos apresurados pero sigilosos se dirige hacia mí, sin embargo se detiene un poco antes de llegar a mi lugar y se sienta en el asiento de al lado.

    La había encontrado mi búsqueda que debía tomar meses había terminado en un instante.

    A veces me sorprende mi eficaz habilidad para hacer las cosas.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2298
    Capítulo 5: Indiferencia

    Vaya era increíble de lo que podías darte cuenta si prestas atención.

    Quien diría que la chica misteriosa era mi compañera y lo que era aún más extraño es que se sentaba a mi lado.

    Aunque no es como si yo fuera muy bueno dándome cuenta de los detalles, después de que mi padre se casó me tomo 4 años para saber que Chinami se había vuelto mi hermanita y que tenía una nueva madre, ya decía yo que era muy raro siempre verlas en la casa.

    Además en realidad no es que yo hubiese venido mucho a la escuela, era el inicio del año escolar y todo el mundo sabe que la primera semana no cuenta, de hecho su importancia radicaba en que en esa semana se formaban los grupos de amigos con los que pasarías el resto del año escolar.

    Faltar la primera semana te garantizaba quedar aislado del resto de la clase.

    Esta demás decir que yo falte a tan importante primera semana, simplemente no me importaba el hecho de tener amigos o no.

    Ahora que lo pienso aparte de mi familia con las únicas personas que he llegado a hablar en mi vida son los profesores y las amigas de Chinami.

    Habiendo faltado la semana donde todos se introducen es lo que evito que yo conociera a mis compañeros, además del hecho de que yo pasaba la mayoría del tiempo dormido, por eso no era de extrañar que ni siquiera supiera quien era la persona que se sienta a mi lado, además del hecho que esa chica tenía todo su rostro oculto por el pelo.

    Mientras pensaba en ello el resto de las clases continuo en calma con la excepción de algunos cuantos hablando, cuanto llegó la hora de receso pensé en que iba a hacer, no era como si solamente pudiera llegar y decirle que no viniera a clases mañana porque iba a ser violada ni tampoco podía hacer algo violento como arrojarla por las escaleras.

    Si bien cuando el loop se reiniciaba nada de lo que hubiese hecho tendría consecuencias, aun así en cuanto se rompiera ya no habría forma de revertir mis acciones, es por eso que debía ser cuidadoso si no quiero terminar en una situación problemática.

    Seguía pensando en que hacer y no me había fijado que un grupo de chicas se acercó al asiento de la chica misteriosa.

    *PAAM*

    Con un fuerte golpe dado a su espalda por parte de una chica del grupo, la chica misteriosa se retorció de dolor.

    Parada justo al centro de las chicas se hallaba una joven de pelo rubio, con un par de grandes aretes, y uñas largas pintadas de colores llamativos.

    Ella en definitiva era el cliché de una delincuente que suelen aparecer, en mangas y anime, con su mano en el hombro de la chica misteriosa comenzó a hablar como si de mejores amigas se tratara.

    -Oye mopa, ¿lo conseguiste?

    -¿eh?

    Con un tono entre asustada y sorprendida la chica misteriosa no sabía qué hacer.

    -Te lo dije hace una semana ¿No puedes recordar ni siquiera eso? ¿Están mal tus oídos? ¿O acaso es tu cerebro?

    Dijo de forma burlona, las chicas detrás de ella comienzan a reírse.

    -Te estoy hablando del dinero que debías tener listo para hoy

    -Yo, yo no lo tengo

    -Tanto te gusta hacerme enojar, me estás despreciando

    -No, no es eso es que ya no tengo mas

    Mopa contesto de forma tímida, sé que llamarla mopa podría considerarse irrespetuoso pero llamarla chica misteriosa me estaba cansando y siendo honestos, su peinado si parecía una mopa.

    -¡Y a mí que me importa!

    Gritando la delincuente la sujeto del cuello parecía que iba a golpearla en cualquier minuto.

    -Détente

    Antes de que la situación se pusiera peor, otra chica se levantó de su asiento.

    Era una persona con lentes y bastante bajita.

    -¡Que es lo que quieres cerda no ves que estoy ocupada!

    Se podía ver que sus muslos de la chica bajita eran bastante gruesos al igual que su cadera pero no demasiados, en definitiva ella no era alguien esbelta pero no al nivel de poder ser llamada cerda.

    Sin embargo parece ser que el insulto fue más efectivo de lo que parecía ya que la chica bajita hace una expresión triste, luego de eso junta todo su valor y volvió a hablar.

    -Dices eso pero, no creo que sea correcto demandar dinero a tus compañeros

    -¡A quién le importa eso! ¡Deberías conocer tu lugar y quedarte callada!

    Gritando la delincuente se acerca a la chica bajita, con una actitud sumamente agresiva y la sujeta del cuello de su camisa y comienza a sacudirla.

    -¡Au!

    Sin poderse defender llamémosla cerda por el momento ya que la chica bajita es muy cansado, no puede hacer nada que solo ser sacudida.

    -¡Detente!

    De repente de su lugar una chica bastante alta probablemente de quizás 1.90 m de altura se levanta de su asiento, curiosamente de no ser por el hecho de que lleva el uniforme femenino uno podría fácilmente confundirla con un chico apuesto. Se nota que es una persona atlética sus músculos son firmes y todo su cuerpo está bien torneado.

    -¡Y ahora tu qué quieres jirafa!

    -Suéltala

    Diciendo esto jirafa (porque escribir chica alta es bastante agotador) se acerca hacia ellas de forma rápida es obvio que está apunto de atacar a la delincuente.

    Pero antes de que se acerque varios chicos se levantan de sus asientos.

    El grupo de estudiantes varones no llevaban su uniforme correctamente y tenían peinados excéntricos que parecían tener la intención de amenazar a los que los rodeaban.

    Viendo esto jirafa se detiene, 9 chicos están de pie y por su actitud parece que están de lado de la delincuente.

    -¿Y si no quiero?

    Con la ventaja de los números a su favor la delincuente comienza a hablar con un tono retador.

    -Si existe algo que no te parezca acerca de mí solo dilo, te voy a escuchar aunque no estoy segura que valga la pena

    -Nggh…

    Jirafa se quedó ahí de pie sin poder hacer nada, su cuerpo estaba bien entrenado y era alta así que estoy seguro que ella sería capaz de vencer a uno o a dos chicos pero 9 a la vez en definitiva es imposible.

    -¿Qué ocurre acaso te intimido?

    -Tú no me intimidas, ni nada por el estilo solo pienso que tienes una mala actitud

    -¿Qué pasa? ¿Eso es todo?, acaso solo me molestaste por algo como esto

    -Eso solo fue porque estabas siendo ruda con ellas

    -¿Yo ruda? Oye novio de la cerda ¿eso es cierto?

    La delincuente se dirige hacia un chico que todavía estaba sentado, su cuerpo es tan grande y gordo que en verdad a este chico le correspondería bastante bien un apodo como cerdo, no probablemente un cerdo de verdad no fuera tan pesado como ese sujeto.

    -N.nnno por supuesto que no

    - Y tu cuatro ojos ¿Piensas que soy grosera?

    Dejando de ver al gordo la delincuente cambio su vista hacia otro de los chicos que no se levantó, él era escuálido y llevaba lentes bastante gruesos.

    -Nno

    -Qué hay del barroso y el fenómeno ¿Qué opinan?

    En esta ocasión ella se dirige a los dos últimos chicos sentados un tipo cuya cara está llena de acné e imperfecciones y el otro es alguien que lleva férulas en ambos pies y tiene un par de muletas a su lado.

    Sé que las personas que molestan utilizaran cualquier razón para insultar, pero chicos no tienen que hacerlo tan sencillo.

    Los chicos están tan nerviosos que solo pueden sacudir su cabeza diciendo que no.

    -¿Alguien más piensa que soy grosera?

    En esta ocasión ella se dirige a todo el salón pero nadie se atreve a decir nada.

    -Lo ves solo eres tu quien considera que soy grosera pero bueno aun así voy a admitir que pude ser un poco grosera, lo siento por herir sus sentimientos cuando les decía feas en realidad pensé que ustedes ya lo sabían.

    Soltando a cerda la delincuente se dirige de nuevo hacia mopa, cerda trata de decir algo pero jirafa la detiene, le dice un par de palabras y ambas vuelven a sentarse.

    El grupo de chicos rápidamente regresan a sus asientos, y el tenso salón suelta un suspiro de alivio.

    -Ahora ya estoy cansada y fastidiada de esta inútil charla, pero si la mopa es lo suficiente madura como para aceptar que hizo mal y se disculpa quizás pueda perdonarla

    Tomando del cabello a mopa la delincuente hace que la vea directo a los ojos.

    -Pero si no lo haces me voy a enojar, me niego a perdonar a cualquiera que se burle de mí y mis amigos

    Sus ojos azules brillan con fuerza y perforan a la chica enfrente de ella

    Dijo esto en un tono firme, dando claro a entender que no iba a perdonar a nadie que se pusiera en su contra.

    Sin embargo mopa no dice nada, la delincuente esperando la respuesta de mopa recarga su mano sobre mí, ella al sentir mí presencia posa su mirada sobre mí, ella parece sorprendida como no esperándome verme ahí.

    Bueno no la culpo yo siempre procuro salir del aula y dormir en un lugar que no sea visible, de hecho si no hubiese estado distraído con pensamientos de como aproximarme a mopa, jamás me hubiera dado cuenta de los acontecimientos que ocurren dentro del salón.

    En ese momento mopa y yo cruzamos miradas ella se queda viéndome como esperando algo, la delincuente nota esto y comienza a cuestionar a mopa.

    -¿Oye mopa? ¿El fantasma de la clase es un conocido? ¿Cómo es que nunca escuchamos tal cosa?

    -Mopa, ¿lo conoces? Para mantenernos secretos, ¿cuál es tu intención?

    -No debería usted nunca guardar secretos de un amigo

    -No, no, imposible. Aah, yo creía en ti. Estoy decepcionado."

    -¿No eres tú lo peor? No discutir todo. ¿Eres realmente un amigo? Piénsalo.

    -Porque tú estabas tan solitaria te llamamos para ser amigos, pero aun así nos traicionaste.

    -También estoy sorprendido por el fantasma no sabía que tenía tan mal gusto por las mujeres

    Y de repente comenzó el ataque. No, ¿debería decir bombardeo?

    No escuchando el lenguaje abusivo generalmente similar, seis personas lanzan abusos y burlas al mismo tiempo a mopa Su plática es demasiado coordinada.

    Pese a todo mopa no responde ni dice nada y después de ver que yo hago nada desvía la mirada, la delincuente viendo esto pierde interés en mí y sujeta a mopa con más furia por ignorarla.

    -Que te ocurre ¿Por qué no contestas? ¿Sera que acaso ese pelo tan largo no solo te tapa los ojos sino también los oídos? No te preocupes por eso somos amigas deja que yo me encargué

    Tomando un par de tijeras la delincuente se acerca hacia el cabello de mopa, en ese momento cierto brillo aparece en sus ojos, algo similar a la ira pero no estoy seguro ya que no puedo ver debido a su cabello, antes de que su cabello pueda ser cortado ella le da un leve empujón a la delincuente pero eso es suficiente para hacer retroceder a la delincuente, que pisa un lápiz que estaba en el suelo haciendo que caiga encima de mí, golpeándonos mutuamente nuestras cabezas.

    -Aggh

    La caída es un tanto fuerte por lo que me lastimo un poco, mopa vuelve a cruzar miradas conmigo, puede ver que ella espera que yo la ayude.

    Sin embargo ¿acaso estoy dispuesto a hacer tal cosa?

    ¿Estoy dispuesto a arriesgarme a ser golpeado a causa de ella y molestado todos los días solo por protegerla?

    No por supuesto que no, yo soy alguien, que tiende a dar importancia a mi vida primero como la principal prioridad. No estoy dispuesto a colaborar con algo en lo que tenga que sacrificar mi propia vida.

    Simplemente era algo que no tenía interés en hacer.

    Si accidentalmente me arrastraba para que me atacaran también, todo se volvería más estresante sin ninguna buena razón.

    No actuó y solo dejo que las cosas sigan su curso, las chicas que rodean a mopa la sujetan ella trata de defenderse pero son demasiadas y no puede hacer nada, la delincuente se acerca de nuevo con las tijeras pero antes que pueda hacer algo el profesor entra al salón.

    -Muy bien todos tomen sus asientos

    El profesor observa la escena frente a él pero actúa como si no ocurriera nada, no dice nada ni actúa sorprendido, pese a todo las chicas sueltan a mopa en ese momento ella sale corriendo del salón.

    -Muy bien chicos abran sus libros en la página 57 continuaremos la lección anterior

    Todos toman sus cosas y actúan como si todo fuera normal, excepto por cerda y jirafa nadie parece perturbado por la situación que está pasando mopa.

    Sin importar lo que los profesores piensen, dudo mucho que ellos conozcan la situación completamente pero estoy seguro que ellos deben de sospechar algo pero al igual que los estudiantes lo más probable es que ellos finjan no notar nada, ya que ellos quizás estén tratando de evitar las situaciones problemáticas.

    Después de la pelea que tuvo con la delincuente mopa no volvió a clase.

    La mañana dio paso a la tarde y aun cuando terminaron las clases ella siguió sin aparecer.

    Sin embargo a nadie pareció importarle, todo continuo como cualquier otro día todo el grupo actuó indiferente ante la desgracia de una compañera.

    Yo siempre había sido así desde que lo recuerdo, no sintiendo empatía por las personas y no preocupándome por los asuntos de otros.

    Pero al ver la escena frente a mí me preguntaba que excusa pueden tener todos los demás para mostrar tal indiferencia ante alguien sufriendo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2680
    Capítulo 6: Perspectiva

    Después de regresar de la escuela me encontré con una alegre Chinami que estaba impaciente.

    -Bienvenido a casa Onii-chan

    -Ya regrese Chinami

    -Vamos Onii-chan deja tus cosas y salgamos

    Con una gran sonrisa en su rostro Chinami me jalaba de mi manga mientras trataba de quitarme mis cosas.

    -Lo siento Chinami pero hoy no puedo salir

    -¿Eh?

    Con una sorprendida voz Chinami me responde, en ese momento su tierno rostro se transforma en uno lleno de molestia

    -¿Pero porque? Tú me prometiste que hoy iríamos a elegir el regalo para mamá

    -Es que hoy no me siento con ánimos para salir, ya iremos en otra ocasión

    Cuando el loop se reinicie, nada de lo que haya hecho tendrá sentido, no tengo interés en hacer algo que no tiene propósito, soportando a la malhumorada Chinami me dirijo a mi habitación, la violación de mopa ocurrirá mañana, hago una nota mental para despertar temprano para tratar de evitarlo aunque honestamente no tengo idea de que hacer, ya pensare en algo luego, esa es una de mis especialidades por que hacer algo hoy cuando puedes dejarlo para mañana.

    El sueño se apodera de mí, cuando abro mis ojos me doy cuenta que ya es muy tarde como para llegar a las clases.

    Hago una nota mental acerca de que debo dejar de utilizar notas mentales al final de cuentas no son útiles.

    Me pongo mi uniforme y me dirijo a la escuela, voy directo hacia la azotea.

    La veo llegar su apariencia ya no es la de una mopa su cabello está cortado en distintas partes igual a las veces anteriores, se acerca a la orilla justo en el momento en que me ve comienzo a hablar.

    -Espera

    Sus ojos se posan en mí y nerviosamente abre su boca

    -¿Qué haces aquí? ¿T-tu t-también quieres hacerme daño?

    -No es eso soy tu compañero de clases ¿Recuerdas mi nombre?

    Digo esto porque las veces anteriores se sintió muy ofendida por no saber su nombre, de hecho aún no tengo idea de cuál pueda ser.

    Sin embargo estoy seguro que ella tampoco conoce mi nombre.

    -¿Hakai-san?

    -¿Quien?

    Con ojos que parecen confundidos pero a la vez diciéndome ¿no eres tú? Me observa, me quedo parado sin entender la situación, después de unos segundos al fin lo recuerdo ese es mi apellido.

    Cuando mi padre se casó el padre de mi madrastra, se opuso fuertemente a que ella se casara con un extranjero, siendo un hombre algo viejo sus valores y sentidos morales eran distintos y siendo un hombre de negocios era bastante estricto, sin embargo no sé porque razón cambio de opinión y acepto a mi padre con la condición de que debía cambiar su apellido para poder pertenecer a la familia.

    Y con eso mi apellido cambio, ya olvidé cualquier apellido que tuve en México hace mucho tiempo.

    Vaya si supo mi nombre

    -¿Sabes el nombre de todos los del salón?

    -¿No es eso normal?

    Como cuestionando porque preguntaba lo obvio ella ladeo su cabeza, aunque diga que es normal eso era algo imposible para mí, hace menos de un minuto no recordaba ni mi propio nombre.

    Pero eso sirvió para romper el hielo cuando entro a la azotea ella estaba bastante alterada y aunque no puedo decir que ella está tranquila al menos es posible hablar con ella.

    Debo utilizar esta oportunidad para preguntar qué ocurrió después de todo el llegar temprano es algo que dudo mucho que vaya a ocurrir.

    -¿Qué te paso?

    Al escuchar esto sus ojos se llenan de miedo, justo en el momento que pienso que ella va a brincar, abraza su cuerpo y cae de rodillas al suelo.

    Y comienza a sollozar, lagrimas comienzan a caer de su cara, después de unos minutos en esa posición ella comienza a hablar.

    -Cuando entre al salón las amigas de Hannin-san me sujetaron

    Imagino que esa tal Hannin-san debía ser la delincuente, honestamente no tenía idea, había escuchado decir que los japoneses eran muy respetuosos pero utilizar honoríficos con la persona que te hace bullying, simplemente era algo más.

    Ignorando mi crítica mental mopa siguió hablando.

    -Me arrastraron hacia el almacén de deportes mientras se burlaban de mí, les pregunte por qué seguían haciendo eso, les pedí que me soltaran

    Pero no escuchaban nada de lo que les decía.

    Si me hubieran siquiera escuchado, no estaría aquí ahora mismo, después de que hubiesen cerrado el almacén mi uniforme, todo, hicieron que me lo quitase todo.

    Se rieron de mí

    No me lo quite por voluntad propia, pero aun así se rieron luego de eso los chicos que eran parte de su grupo tomaron turnos y- yyy… ggghh

    En ese momento su rostro se tensó y un torrente de lágrimas corrió por sus ojos, no era necesario que me lo dijera ya sabía lo que había ocurrido, luego de que recupero la compostura un poco siguió hablando.

    -Por qué, mientras estaban encima de mi seguía pidiendo una respuesta pero solo seguían burlándose de mí, siguieron así por horas y cuando por fin pensé que había terminado Hannin-san ordeno que me sujetaran y con las tijeras corto mi cabello, yo no suelo mirar a la gente a los ojos por eso tenía mi cabello largo esa era mi barrera contra el mundo, pero ahora debo encarar y ver a los ojos a esas personas que abusaron de mí, dime ¿cómo se supone que haga eso?

    Con un grito lleno de histeria ella me pregunta.

    Su largo cabello servía como una barrera física para evitar ver lo que ella no quiere ver, y también es una manifestación de su miedo a interactuar con otros.

    Por eso el que lo hubieran cortado fue la gota que derramo el vaso, ella se ha roto completamente por eso buscaba desesperadamente que alguien le dijera que hacer.

    No obstante yo no tengo solución alguna a sus problemas, no hay nada que pueda hacer más que quedarme viéndola.

    No me acerco ni digo nada.

    Después de un rato ella se levanta se acerca a la orilla de la azotea y se dispone a terminar lo que vino a hacer.

    Parece que su diatriba de antes solo era una forma de desahogarse antes de morir, supongo que ella solo quería alguien que la escuchara.

    Instantes antes de saltar me mira directamente a los ojos.

    -¿Oye si yo fuera a morir te importaría?

    Mirándola directamente a los ojos le contesto, creo que no tiene mérito mentir, dudo mucho que mis palabras falsas de consuelo sirvan de algo.

    Además incluso si mis palabras fueran a evitar que brinque, alguien una vez me dijo que fuera cuidadoso a la hora de tratar con una persona que se haya roto emocionalmente, porque uno puede cortarse con las piezas rotas.

    No hay manera que pueda ayudar a la persona frente a mí en el estado en el que esta, más bien no quiero esforzarme en ayudarla, es más simple esperar el siguiente loop y evitar la violación.

    Intento de violación es demasiado distinto a una violación verdadera, así que respondo con la verdad.

    -No

    -Ya lo suponía

    Con esa última frase ella brinca y mi consciencia se desvanece.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    Me pregunto qué debo hacer, tengo que pensar en una forma de evitar que violen a mopa y que se suicide para así detener el loop.

    Pero no tengo idea de cómo hacerlo.

    -Onii-chan vamos levántate vamos a llegar tarde

    Levantándome, o más bien siendo levantado por Chinami me dirijo a la escuela, entro al salón y las mismas cosas que he experimentado una y otra vez se vuelven a repetir, cuando llega la hora del descanso salgo del salón, para no ser parte de la pelea de mopa voy a evitar todo lo que no me concierne.

    Después de regresar de la escuela me encontré con una alegre Chinami que estaba impaciente.

    -Bienvenido a casa Onii-chan

    -Ya regrese Chinami

    -Vamos Onii-chan deja tus cosas y salgamos

    Con una gran sonrisa en su rostro Chinami me jalaba de mi manga mientras trataba de quitarme mis cosas.

    Estaba a punto de negarme, sin embargo si de alguna manera evito la violación y el loop llega a romperse entonces mi vida diaria continuara, así que supongo debo acompañar a Chinami, aunque es bastante fastidioso, sabiendo que probablemente sea la última vez que lo hago y que de esa forma puedo evitar la ira de Chinami decido acompañarla, además necesito su ayuda para levantarme temprano.

    Terminando el extenuante día de compras me dispongo a dormir el final de esta situación está cada vez más cerca.

    Levantándome me dirijo a la escuela mi cuerpo se siente pesado y adolorido, ya no recordaba esta sensación, pero gracias a que Chinami me despertó esta ocasión llego antes que las clases comiencen llegando a mi lugar me siento y recargo mi cabeza, tengo demasiado sueño, volteo al lugar de mopa pero ella todavía no llega.

    El ruido alrededor de la clase es bastante fuerte todos parecen estar hablando y mirando hacia el asiento de mopa, ahora que lo pienso las veces anteriores también estaban bastante ruidosos.

    La delincuente y su grupo también están mirando el lugar de mopa y parecen estar a la expectativa de la puerta del salón, los ojos de la delincuente se encuentran llenos de ira.

    El bullicio a su alrededor aumenta.

    Ahora entiendo él porque, todos están con la curiosidad de lo que le va a ocurrir, después de haber hecho enfadar a esa delincuente es obvio para todos que mopa no iba estar bien.

    La puerta se abre y mopa aparece ni bien da un paso dentro del salón, ella es rodeada por el grupo de la delincuente comienzan a sujetarla, y aunque ella trata de forcejear no puede hacer nada rápidamente es arrastrada fuera del salón.

    Aunque los ojos de todos se encuentran sobre mopa nadie hace nada por ayudar.

    Cuando por fin desaparecen del salón comienzan los murmuros, todos comienzan a discutir la situación como si fuera algún tipo de atracción.

    Supongo que desde su perspectiva no tiene nada que ver con ellos, por eso pueden estar tan tranquilos, supongo que yo no soy quien para hablar sino fuera por el loop yo ni siquiera me hubiera enterado que todo el salón estaba bajo la tiranía de una delincuente.

    Salgo del salón a la vista de todos, espero no atraer mucho la atención, aunque no es que realmente me importe pero no quiero verme en una situación fastidiosa.

    Con todos estos eventos recientes de los que me voy enterando casi parece otra realidad, dirigiéndome hacia el almacén puedo ver a la delincuente entrando.

    La puerta del almacén se cierra, puedo escuchar ruidos y gritos me coloco delante de la puerta y digo lo más claro que puedo.

    -Profesor venga rápido están dentro del almacén

    Mi voz no es muy fuerte, de hecho no recuerdo alguna ocasión en yo hubiese alzado la voz, por eso aunque quiera gritar no puedo, así como los músculos se atrofian en cierta medida con una vida de cero ejercicio también lo hace así la voz.

    Por eso espero que me hubieran escuchado.

    Después de unos segundos escucho algo.

    -Ahí viene el profesor

    -¡Rayos quien nos delato!

    -¡Rápido vámonos de aquí!

    -¡Apúrense a abrir!

    Bien al parecer si me escucharon, después de pensar un poco decidí ir por la solución más sencilla fingir que pido ayuda a un profesor, aunque quería evitar utilizar este método porque si se enteran que fui yo el que los engaño lo más probable es que termine en la misma situación de mopa, sin embargo el pensar en otro método sería demasiado laborioso.

    Ahora lo único que falta es esconderme.

    *CRASH*

    En el momento que iba a irme la puerta se abre abruptamente y me golpea en la cara, el golpe me arroja lejos y mi nariz comienza a sangrar mi visión se pone algo borrosa pero aun así puedo ver como el grupo de la delincuente tal cual estampida sale despavorido del almacén.

    Solo pasaron unos pocos minutos desde que entraron al almacén así que estoy seguro que mopa se debe encontrar bien.

    Evite la violación con esto mopa ya no tiene motivos para suicidarse, con esto se detendrá el loop, mi cuerpo se encuentra demasiado fatigado me dirijo hacia la azotea a dormir un poco, me he esforzado demasiado para lograr resolver toda esta situación, bueno en realidad no lo hice lo único que hice fue decir unas cuantas palabras.

    Aun así eso ya es mucho para mí, llegando a la azotea me recuesto este lugar es bastante tranquilo ya que rara vez viene alguien ya que no existen barandales o rejas de seguridad así no hay muchas personas que les agrade estar en este lugar, supongo que es normal las personas tratan de evitar las cosas que puedan ser peligrosas, a mí en lo particular no me importa es un lugar donde puedo descansar tranquilo.

    *Creak*

    Justo en el momento que estoy a punto de dormirme alguien abre la puerta.

    Con el sonido de la puerta abriéndose dirigí mi mirada hacia la fuente del sonido, ahí se hallaba una chica de cabello largo y negro.

    Su cabello cubría sus ojos, y le daba la apariencia de una mopa, lentamente se acercó hacia un extremo del techo, dio la vuelta abrió sus brazos como si fuese a dar abrazo a alguien y en ese momento sus ojos se posaron a donde yo estaba al parecer al fin se había dado cuenta de mi presencia.

    No entendía que es lo que ella hacia aquí se supone que la razón de su suicidio había desaparecido.

    -¿Porque?

    Realmente lo que dije era más una pregunta para mí que para ella, pero parece que ella malinterpreto mis palabras porque comienza a hablar.

    -Lo sabes, ¿no? Toda la clase me odia

    No es cierto que todos la odien, por lo que he visto solo la mitad del salón parece ser hostil con ella, la otra mitad solo es indiferente porque cualquiera que trate de interferir terminara como ella y nadie quiere eso.

    Aunque dudo mucho que sirva de algo mencionar esto y al final el resultado es el mismo.

    -Hannin-san y sus amigas todos los días se burlan de mí y hacen cosas malas ¡Es horrible!

    Pero no es solo eso, yo jamás me he podido defenderme por mi cuenta porque yo no tengo el coraje para hacerlo

    Y si yo no hago nada estoy segura que ellos van hacer cosas aún más horribles y ya no puedo sopórtalo

    Me di cuenta de mi error, no tuve en cuenta los pensamientos de mopa, supongo que para resolver esta situación debo ver las cosas desde su punto de vista.

    Crueldad sin fin. Completamente ignorada por una abrumadora mayoría. Producirá un dolor mental más allá de la imaginación.

    La gente necesita que se les diga que son dignos de estar vivos, que son importantes por otras personas o no pueden seguir adelante.

    La violación no fue la razón de su suicidio simplemente era la punta del iceberg,

    mopa dio un pequeño suspiro cerro sus ojos y lentamente dejo su cuerpo caer.

    La vida puede ser bastante extraña desde mi perspectiva el salón de clases era un lugar aburrido donde podía dormir, para la delincuente y su grupo era un lugar donde podían divertirse y molestar al resto de la clase, para todos los demás era un lugar peligroso donde tenían que evitar destacar.

    Y para mopa probablemente era el mismo infierno.

    Y con eso mi conciencia se desvanece.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2340
    Capítulo 7: Amabilidad

    Me levanto de nuevo y el loop continúa, mopa se sigue suicidando por el simple hecho que no hay nadie que la ayude, ese sentimiento de alienación que tiene dentro del grupo es lo que causa que los demás se aprovechen de ella.

    Pero sin importar lo que haga ella no recibirá ayuda, los alumnos están asustados de interferir y tener que lidiar con un grupo tan grande como el que tiene la delincuente.

    Y mucho menos recibirá ayuda de los profesores.

    La escuela a la que asisto está cerca de mi casa esa es una razón por la que la escogí, pero la razón principal es que los requisitos de ingreso son mínimos, después de todo para una persona como yo que no estudia y no pone atención en clase sería imposible el esperar tener buenas calificaciones.

    Recuerdo que cuando llegue a Japón tuve problemas con el lenguaje era demasiado complicado para mí, yo no soy un genio ni nada por el estilo mi capacidad de aprendizaje es limitada, no obstante al principio pensé que lo estaba haciendo bastante bien en lo que lo académico respecta ya que en mis exámenes y trabajos obtenía puros nueves y dieces hasta que me entere que el sistema de Japón calificaban con una escala del 0 al 100 y no del 0 al 10 como en México.

    El simple hecho de haberme graduado de la primaria y secundaria se podría considerar un milagro, o tal vez considerando el nulo esfuerzo que le dedico a la escuela y aun así haber egresado quizás si era un genio aunque eso no tiene importancia cualquier talento que no se desarrolla no sirve de nada.

    De esa manera termine en esta escuela que es una de las peores del distrito aquí solo vienen los fracasos que vienen a estudiar con el fin de no tener que trabajar, bueno quizás solo sea yo el único que piensa de ese modo, pero como sea el caso la mayoría de los alumnos no se podrían considerar como buenos alumnos.

    Y de igual manera el profesorado es pésimo, maestros que no enseñan, faltan a clases, no tienen interés en los alumnos, en cierto sentido me recordaban al sistema de educación mexicano.

    Entro al salón aunque llego por lo regular 10 minutos después de la hora el profesor aun no llega.

    Instantes después llega mopa y cruzamos miradas, o al menos eso creo es difícil decir con ese tipo de peinado.

    Después de ella llega el profesor titular, un señor calvo y gordo de más de 40 años, no se su nombre pero es maestro de historia de eso estoy casi seguro.

    Da un vistazo rápido al salón.

    De todo el salón que consiste de 30 personas 16 mujeres y 14 hombres.

    Hay nueve hombres cuya apariencia es intimidante y seis mujeres que lucen como cualquier cosa menos estudiantes.

    Todos ellos podrían ser llamados delincuentes, el resto de los hombres son esos sujetos que no lucen para nada aterradores, supongo que por eso no son parte del grupo de bullying, su apariencia no encaja.

    Aun así es sorprendente el cómo puede existir un grupo tan grande así en el salón.

    A pesar de que el profesor está en salón la delincuente y su grupo solo Ignora al profesor y siguen conversando normalmente.

    Al ver que nadie le hace caso y que no hay nadie haciendo algo demasiado malo el profesor se retira.

    Su rostro solo iluminado por la tenue luz que entraba por la ventana, que difuminaba los rasgos de su cara le hacía parecer agotado y demacrado. Tenía los ojos oscurecidos, casi sin vida.

    El andar era mecánico sin motivación alguna, a pesar de ser el profesor titular de la clase él era el mismo profesor que había ignorado a mopa cuando estaba siendo agredida.

    Me pregunto si él ya está aburrido de su trabajo, cuando las personas sienten que no son escuchadas o consideradas, dejan de involucrarse en sus actividades. Y esto hace que las personas caigan en un estado de abandono. Además, cuando las personas sienten que los demás no se preocupan por su bienestar, comienzan a preguntarse “¿por qué debería preocuparme yo por otros?”

    No es como que no pueda comprenderlo pero ya que tomo un trabajo que involucra tratar con personas que pasan por una etapa inestable de su vida, sería bueno que fuera más responsable.

    Quizás si él estuviera más comprometido con la situación en la que mopa está, tal vez yo no estaría metido en todo este embrollo.

    Por el momento debo pensar en una forma de ayudar sin esfuerzo, no es porque soy perezoso, es sólo porque no me importa.

    Es un problema de motivación, ¿de acuerdo? Incluso si doy todo de mi para resolver esta situación lo más probable es que solo me ocasione problemas, no voy a ganar nada ¿dónde está la motivación?

    Si tan solo hubiera una forma de resolver todo este lio sin tener que hacer mucho, así como en esas estafas de las donaciones, las personas a veces siente la necesidad de ayudar no obstante ellos no quieren hacer nada que sea demasiado cansado por eso engañados en el aspecto de que si dan dinero pueden ayudar a otros ellos no dudan en donar dinero.

    Si pudiera resolver todo solo dando dinero daría todo lo que tengo.

    Aunque sé que resolver la situación es lo que me puede ayudar a salir del loop, no tengo garantías de eso, es como hacer la tarea de la escuela a pesar de ser algo que un estudiante debe dar todo y hacer lo mejor posible porque los estudios pueden afectar su futuro la gran mayoría no le da importancia, solo por el simple hecho que no están motivados, está en la naturaleza humana el procrastinar el pensar en las consecuencias.

    Pase tanto tiempo perdido en mis pensamientos que no note que empezó la pelea de mopa contra la delincuente, justo en el momento que ella iba a caer encima de mí, me quito la delincuente golpea su cabeza contra mi lugar, el golpe fue bastante ruidoso, la delincuente enardecida arremete contra mopa y aunque me mira a los ojos la ignoro.

    La situación se resuelve de manera similar a la vez anterior, todos ignorándola.

    Si tantas personas arremeten contra una pueden incluso relegar las responsabilidades y amedrentar a la víctima con placer. Esa es la llamada mentalidad de grupo.

    La escuela termina, cuando regreso a casa Chinami me está esperando y nos dirigimos a comprar el regalo para el día de las madres, en verdad preferiría no hacerlo pero de no hacerlo Chinami no me despertara y no podría evitar la violación.

    Llego a la escuela pero no me dirijo al salón sino a un lugar cerca del almacén, ellos pronto llegaran.

    Una vez que entran en el almacén reproduzco una grabación de un video desde mi celular.

    -¡Profesor rápido apresúrese es aquí!

    El audio es más fuerte que mi voz así que se escucha incluso si no estoy frente a la puerta, el grupo de la delincuente sale corriendo.

    Voy cerca de las escaleras que conducen al techo esperando a que mopa llegue, después de un rato por fin aparece, al verme se nota cautelosa.

    -¿Qué haces aquí?

    -Te estaba buscando

    -¿Por qué?

    Su voz se haya sorprendida, parece que no comprende la situación.

    -Vi que te llevaron fuera del salón

    Agacha su cabeza y no dice nada más, en momentos como estos sería conveniente que pudiera ver su cara, no tengo idea que está pensando, no poder ver a los ojos de la persona con la que estás hablando puede ser una molestia, creo que ahora comprendo porque la delincuente cortaba su cabello.

    El tiempo pasa, pero ninguno de los dice nada, no soy bueno teniendo conversaciones, pero viendo que no hay otra opción comienzo a hablar.

    -¿Cómo estás?

    -Bien

    Falso, ella no podría estar peor ese sentimiento de alienación que tiene dentro del grupo es la causa de su suicidio, por eso en esta ocasión trato de ser amable con ella.

    -Mentir es malo

    -Fingir que te importa también

    Su respuesta es tajante y con dejo de enojo, no entiendo porque no creo que haya dicho nada para molestarla, pero realmente no puedo estar seguro, a mí siempre suelen decirme que carezco de tacto al tratar con otros.

    Por el momento es mejor que sea más cuidadoso con lo que digo.

    -Trato de evitar que te pase algo malo

    Lo digo después de todo es cierto.

    Mopa no me contesta y solo pasa de mí directamente hacia las escaleras.

    La sigo por detrás cuando llego a la azotea ella se encuentra en la misma posición de siempre ya está lista para brincar.

    -No lo hagas suicidarte no resolverá nada

    Y realmente no lo hará, solo lograra que sus días de tortura se repitan una y otra vez, y me arrastrara a mí en el proceso.

    -¡Déjame en paz solo soy carga!

    Con una voz estruendosa grita, lagrimas escurren por su cara

    -Mi madre me ha criado sola y aunque ella trabaja todo el día, siempre pone una sonrisa en su rostro, aun así cuando le dije que quería trabajar para poderla ayudar ella se enfadó conmigo y me dijo que mi obligación era estudiar y ser feliz.

    Conforme habla el tono de su voz se escucha más severo y descontrolado con gran furia.

    -Sin embargo yo, sin embargo yo, yo el primer día de clases después de que todos se presentaron tuve mucha vergüenza de ir a platicar con otros y no pude hablar con nadie, los días pasaron y yo seguía sola pero un día Hannin-san me invito a ir con ella y su grupo de amigos y aunque sabía que eran malas personas yo solo quería ser parte de un grupo así que acepte su invitación.

    Sabes fue realmente aburrido fuimos al karaoke pero todo el rato solo me ignoraron tuve que estar dos horas en una esquina sin nada que hacer, y lo peor de todo cuando se fueron querían que yo pagara por todo “Eres nuestra amiga ¿verdad?” eso es lo que me dijeron, pero yo simplemente no tenía dinero.

    Cuando le dije esto Hannin-san se enfadó demasiado ella y el resto me arrastraron a un callejón y comenzaron a golpearme cuando terminaron me dejaron botada como si yo fuera basura.

    Estaba herida pero me levante y fui a mi casa, cuando mi mamá me vio se preocupó mucho por mí, pero yo le conteste que no había pasado nada, ya no quería que se preocupara más por mí.

    Lo soporte yo creí que todo iba a estar bien, pero fui muy ingenua al día siguiente Hannin-san me exigió que le pagara el dinero que le debía, ya que fue mi culpa por no tener dinero ellos tuvieron que pagar, a pesar de lo que decían era irracional yo estaba muy asustada de que me fueran a volver a golpear así que acepte pagarles.

    Para poderles pagarles tuve que vender mis cosas, pero el asunto no termino ahí luego de eso me exigían dinero con frecuencia y cuando no les pagaba me golpeaban, así que tuve que seguir vendiendo mis cosas, al final ya no tenía nada que vender excepto.

    Mopa hace una pequeña pausa tratando de tomar aire para continuar.

    -Un anillo, es un recuerdo de mi padre... Mi padre murió cuando yo era joven, y la mayoría de sus posesiones ya habían sido vendidas para podernos amparar. Ese anillo fue lo único que mi madre pudo mantener

    Ella me lo dio cuando me gradué de secundaria. Ese fue el anillo de compromiso que mi padre le dio a mi madre después de ahorrar todo su salario por un año.

    Mi madre me dijo que era un amuleto de buena suerte, me dijo que si lo mantenía conmigo me traería felicidad.

    En ese momento su voz se apaga lagrimas vuelven a brotar con gran potencia.

    -¡Yo lo vendí el preciado anillo de mis padres lleno de recuerdos solo para que esa tipa y sus amigos pudieran divertirse!

    Ella explota en un arranque de ira Hannin-san se convierte en esa tipa y allá va todo el respeto Japonés.

    Sabía que no podía haber alguien que pudiera ser tan respetuoso con alguien que te daña, pero habiendo escuchado todo esto la respuesta a lo que debo hacer es simple

    -Vamos a comprarlo entonces

    -¿Eh?

    Escuchando lo que digo mopa se haya sorprendida.

    Pero si puedo resolver todo solo dando dinero daré todo lo que tengo.

    -¿Tu lo vas a pagar por mí?

    -Si

    -¿Por qué?

    -Te voy a ayudar

    Mopa se encuentra algo perturbada casi decaída pero no entiendo por qué.

    -¿Lo dices en serio?

    -Por supuesto ¿Cuánto es?

    Con una voz tenue ella me lo dice.

    Tuve que haberlo imaginado, un anillo con el costo de un año de salario no podía ser algo barato, aunque mi familia no es pobre tampoco es rica, el precio de ese anillo casi rivaliza con el collar que quería Chinami.

    -¿Puedes pagarlo?

    No contesto es obvio que no tengo el dinero.

    -Ya sabía yo que solo estabas fingiendo querer ayudarme, si en verdad querías ayudarme porque no lo hiciste ayer cuando me estaban atacando.

    Su pelo se mueve a un lado y muestra sus ojos llenos de ira, me mira de la misma forma que veía a la delincuente.

    Ahora lo comprendo.

    La amabilidad se puede entender como compasión por alguien pero la compasión se puede confundir con lástima.

    Sentir lástima por alguien es un sentimiento superficial que denota un toque de superioridad e indiferencia. Generalmente la gente que siente lástima hacia alguien, en ningún momento se plantea en ayudar en serio a esa persona.

    Mopa se dio cuenta de mis verdaderas intenciones.

    "Compasión" es empatía.

    "Lástima" es soberbia.

    A pesar de que yo no siento ninguna de las dos.

    No me di cuenta que a veces la amabilidad puede doler más que la maldad directa.

    Y con eso mi conciencia se desvanece.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2207
    Capítulo 8: Dolor

    Falle en detenerla, pero eso era de esperar alguien como yo que no se preocupa por otros no puede ayudar a nadie.

    Mopa se enojó conmigo, por supuesto si alguien que nunca te ha ayudado comienza a preocuparse repentinamente por ti solo puedes pensar “¿Por qué ahora?” ” ¿Por qué no lo hiciste antes?” esos pensamientos se comienza a arremolinar dentro de la cabeza de uno, pronto esos pensamientos se transforman en rencor.

    Hemos sido compañeros por cerca de un mes pero hasta que comenzó el loop ni siquiera una vez voltee a mirarla.

    Y todo el odio que mopa tenía hacia la delincuente lo dirigió hacia mí, y sé que sonara irónico viniendo de mi pero no es como que yo pudiera regresar en el tiempo para ayudarla antes.

    Lo único que puedo hacer es utilizar los dos días que tengo para resolver esta situación.

    Me levanto y me dirijo de nuevo a la escuela realmente debo solucionar todo esta vez, estos días que se repiten, realizar lo mismo una y otra vez ya me están cansando, sobre todo el tener que ir a comprar un regalo era increíblemente agotador y mi resistencia no mejora ya que con cada loop todo lo que haya hecho desaparece.

    Entro al salón y el tiempo avanza exactamente como cada vez, con el pasar del tiempo el momento en que deba actuar se acerca.

    Sin embargo cuando las cosas ocurren exactamente igual una y otra vez es bastante aburrido al igual que ver una película decenas de veces. El sueño es demasiado y antes de que me dé cuenta mi conciencia se desvanece.

    Siento que algo golpea mi cabeza y me despierta de mi letárgico estado.

    Puedo ver que la pelea entre mopa y la delincuente ocurrió mientras dormía, mopa me mira y cruzamos miradas.

    En ese momento ella se queda viéndome como esperando algo, la delincuente que había sujetado a mopa nota esto y voltea a verme.

    -¿Oye mopa el fantasma es una conocido tuyo?

    Con esto todas las chicas comienzan a bombardearla de preguntas, me levanto supongo que es hora de que actué.

    Cuando me pongo de pie todo el ruido desaparece y todos se detienen, sus miradas están fijas en mí.

    La delincuente viendo esto pone su interés en mí y suelta a mopa.

    -Siéntate fantasma

    Me dice con un tono autoritario, y me mira con desdén, yo simplemente la ignoro y observo a mopa.

    -¿Qué quieres fantasma? Esto no tiene nada que ver contigo

    Me dice con más furia por ignorarla, los chicos que seguramente se habían sentado antes vuelven a levantarse.

    -Que te ocurre ¿Por qué no contestas? ¿Sera que acaso sigues medio dormido? No te preocupes por eso somos compañeros deja que yo me encargué.

    Justo cuando dice esto, detrás de ella aparece un chico con cadenas alrededor del cuello, tiene el cabello rojizo y peinado de picos, parece un erizo.

    -Despiértalo

    Con esa palabra erizo y los demás se acercan, erizo me lanza un puñetazo al estómago mientras el resto me rodea.

    El golpe es tan fuerte que me saca el aire, caigo al piso y puedo ver como la delincuente y su grupo se ríe y comienzan a grabar.

    Duele, pero no veo el punto de gritar o quejarme, eso no hará que el dolor desaparezca.

    Solo me quedo quieto no es como que pueda defenderme, al final lo único que puedo hacer es nada, literalmente no hago nada.

    Ese es mi plan, si hago tiempo y evito que agredan a mopa quizás eso haga que no se sienta tan mal, así cuando la ayude no piense que lo hago por lastima.

    Estando en el suelo erizo comienza a patearme repetidamente en el abdomen, en ningún momento toca mi cara, parece que no quiere dejar evidencia.

    Después de unas cuantas patadas más se separa y la delincuente se acerca y me habla.

    -¿Y bien ya despertaste?

    Me dice con una sonrisa burlona, esperando mi respuesta, yo solo me quedo callado y me siento en el piso.

    Por supuesto hacer esto es demasiado doloroso, creo que incluso pudo haberme roto algo, aun así mi rostro no muestra signo alguno de esto, desde que tengo memoria yo jamás he llorado o mostrado una expresión semejante, para empezar las expresiones de dolor es algo que los seres vivos tienen para expresar a los demás miembros de su grupo que se encuentran en peligro y así pedir ayuda.

    Supongo que mi cerebro no registra que estoy en peligro, ahora que lo pienso de no haber nacido como ser humano, lo más probable es que me hubiera muerto en mis primeros meses de vida.

    Pero tampoco creo que este muy apto para ser humano.

    Al verme, la delincuente se llena de furia, quizás le molesta ver que no me intimida.

    Me escupe en la cara y justo en el momento que parece que va a golpearme, el profesor entra al salón.

    -¿Qué ocurre aquí?

    Con su voz dirigiéndose al grupo que me rodea, todos comienzan a dispersarse y a sentarse en sus lugares, me fijo en mopa pero no puedo ver su reacción, que cabello tan molesto.

    Me mira y luego de unos segundos se va, el profesor no hace nada por detenerla, luego su vista va hacia mí, en lugar de ver interés por mi bienestar, veo molestia en sus ojos, parece querer decir “Levántate rápido”

    Me levanto y salgo del salón, tampoco me dice nada ni hace el esfuerzo por detenerme.

    Salgo de la escuela, y me dirijo directamente a casa, me dolía todo el cuerpo; Cada vez que respiraba, el dolor me atravesaba, me reviso en el espejo y puedo ver como esta inflamada mi piel, signos de moretones comienzan a formarse.

    Voy a mi cama y me recuesto, aún faltan un par de horas para que llegue Chinami, a pesar que lo más sensato sería ir al hospital no puedo hacerlo, lo más probable es que llamen a mis padres y si no doy una explicación adecuada quizás hasta involucren a la policía y no tengo idea cuanto tiempo se tarden.

    Debo estar presente cuando Chinami llegue para poder ir a comprar el regalo, si rompo mi promesa Chinami se enfadara y no me despertara y si eso ocurre no seré capaz de evitar la muerte de mopa, así que lo mejor será que descanse y me trate de recuperar, después de unos segundos el sueño rápidamente se apodera de mí.

    -¡Onii-chan despierta!

    La escucho, pero estoy demasiado cansado como para levantarme.

    -Me prometiste que iríamos a comprar un regalo

    Sacudiéndome Chinami me levanta, salimos al distrito de compras y realizamos una vez más todo el recorrido en busca de un regalo.

    Chinami entra a una tienda, y aprovecho la oportunidad para separarme e ir a comprar algo que necesito.

    No me tarde más de 5 minutos pero cuando regreso con Chinami puedo ver que está molesta.

    -¡¿Onii-chan dónde estabas?!

    -Me perdí

    Con su rostro molesto, me observa parece que no cree en lo que digo.

    -Vaya Onii-chan en verdad andar contigo puede ser bastante problemático

    Diciendo esto su expresión se relaja y entrelaza su brazo con el mío.

    -De esta forma no nos separaremos.

    Y de esa manera su expresión alegre vuelve a su rostro.

    De esa forma resumimos el tedioso paseo.

    Comprando los aretes y la pequeña figurilla de cristal de un hada del anticuario salimos de la tienda.

    Ahora que lo pienso quizás sería bueno preguntar si tiene información del origen de la estatua o información de para que se utilizaba.

    Estaba tan concentrado en lidiar con mopa que se me olvido por completo la estatua de Ouroboros.

    Tal vez obtenga información acerca de cómo solucionar la situación en la que me encuentro.

    Pero mientras pensaba esto ya habíamos llegado a la casa, bueno preguntare en un próximo loop si mi plan falla, después de todo no tengo la certeza de que la estatua o mopa sean la razón por la que el tiempo se repite así que es inútil enfocarme en ello, por ahora voy a tratar de descubrir si deteniendo la muerte de mopa puedo resolver esto.

    -Onii-chan, vamos a bañarnos

    De manera alegre Chinami me toma de la mano trata de llevarme al baño, pero libero mi mano de su agarre y le digo algo que no esperaba.

    -No Chinami, voy a entrar solo

    -¡¿Ehhhhhhhh?!

    Con un rostro que parece no poder creer lo que estoy diciendo, Chinami se pone pálida.

    -P-P-P-Pero Onii-chan ¿Porque? Si nos bañamos juntos todos los días

    Ahora que lo pienso casi desde que nos conocimos Chinami y yo nos hemos bañado juntos, ya que de esa manera yo no tengo que preparar el baño, además con su ayuda para bañarme y secarme no me canso.

    Las únicas ocasiones que no lo hacemos es cuando ella llega muy tarde de la escuela, supongo que por ello se encuentra sorprendida de que me niegue.

    Aun así si me baño con ella notara las heridas en mi cuerpo y no quiero que se forme un escándalo.

    -¡Porque Onii-chan!

    -Hoy pienso bañarme solo

    -Estúpido Onii-chan

    -Sé que es costumbre bañarnos juntos ¿Pero no crees que exageras?

    Ignorando las protestas de una malhumorada hermanita me dirijo al baño.

    -¿Es por una chica?

    Chinami dice esto justo cuando paso junto a ella pero solo la ignoro, simplemente no puedo contestar ya que en parte es correcto pero no es así del todo.

    Con lágrimas en los ojos Chinami se aleja cuando entro al baño, hacía tiempo que no entraba solo, ya había olvidado lo cansado que es bañarse sin la ayuda de Chinami.

    Pero quizás esto sea lo mejor, tengo entendido que la edad alrededor de los 5 o 6 años es cuando los baños compartidos entre hermanos deben terminar.

    En realidad comprendo que la dependencia que tengo con Chinami no es normal, dormir juntos o compartir el baño a nuestra edad era algo que no escuchabas de familias comunes.

    Incluso mis padres han demostrado preocupación por nuestra relación, pero jamás nos han detenido, supongo que confían en nosotros y esperan que nosotros resolvamos la situación como hermanos normales.

    Cuando las niñas se sienten incómodas porque necesitan cierta independencia y privacidad es cuando no quieren bañarse con su hermano más, la mayoría de hermanos en algún punto de su vida comienzan a distanciarse.

    De hecho yo siempre esperaba el día en que Chinami me dijera que ya no quiere que nos bañemos juntos.

    Pero Chinami jamás objeto el que compartiéramos el baño o jamás le molesto tenerme cerca, a mí tampoco me ha incomodado la presencia de Chinami, de hecho el tenerla era algo conveniente, ya que a veces cuando entro en la tina he llegado a quedarme dormido y si no fuera por ella me hubiese ahogado.

    Solo me quedo bajo la regadera unos minutos y después salgo no tengo la energía para bañarme adecuadamente.

    Salgo del baño y justo en la puerta se encuentra Chinami parada y en su mano trae una pequeña caja.

    La reconozco inmediatamente ya que es lo que compre esta tarde, si en la mano de Chinami se halla una caja de preservativos.

    El rostro de Chinami se desfigura de manera horrible y me mira de la misma forma que me veía mopa en el loop anterior.

    Sus hombros comienzan a temblar y su cara se pone roja, pienso en que debería hacer pero antes de que siquiera pueda pestañear Chinami estalla.

    -¡Dime es por esto que querías bañarte solo!

    Envuelta en cólera comienza a gritar.

    -¡Faldero, ligón, libertino, seductor, Infiel, mujeriego, adultero!

    Me sorprende el léxico tan variado de Chinami, después de todo no es una estudiante modelo por nada, aunque las ultimas 3 palabras solo las puedes ocupar cuando la persona en cuestión tiene pareja, supongo que le falta estudiar un poco más.

    -Chinami no es eso

    *POOM*

    -Los compre por

    *CRASH*

    -Una razón

    *PLACK*

    -Es para un proyecto

    *PAM*

    -De la escuela

    *POOM* *CRASH* *PLACK* *PAM*

    Supongo que haberle ocultado a Chinami sobre los preservativos fue una mala idea, pero no es como que pudiera pedirle que me acompañara a comprarlos ya que Chinami es alguien que se avergüenza fácilmente.

    Pero no esperaba que eso se desarrollara en algo tan problemático.

    Por fortuna Chinami es una buena niña bastante comprensiva una vez que le revele que eran para un proyecto de la escuela se calmó.

    Aunque no era completamente verdad, en realidad los necesitaba si planeaba ayudar a mopa.

    Así que bien podría considerarse para uso escolar.

    Después de que le explique todo tardo como veinte minutos pero al fin Chinami se veía más tranquila o al menos eso creía yo, era bastante difícil ver con los ojos inflamados.

    Al menos ya no tengo que ocultar mis heridas.

    Ya había olvidado lo cansado que es bañarse, pero hoy aprendí que también puede ser bastante doloroso.

    Dolor físico, dolor emocional me pregunto cuál de los dos es peor.

    Yo jamás he sentido dolor emocional o al menos no que yo sepa, sin embargo si comparaba este dolor con el dolor emocional que debía sentir mopa, si tuviera que elegir entre cual me gustaría sentir, creo que en verdad prefiero el dolor físico.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2101
    Capítulo 9: Común

    Chinami me despierta y me dirijo a la escuela, reviso el reloj y me doy cuenta que me estoy tardando demasiado, mi caminar es mucho más lento comparado con el de las demás personas pero el día de hoy era más lento de lo normal, las heridas del día de ayer tanto de erizo como de Chinami me están pasando factura, a este ritmo no llegare a tiempo para ayudar a mopa.

    Decido tomar un taxi, simplemente no puedo correr y no es solo por las heridas, sino también que no recuerdo cuando fue la última vez que corrí.

    Tomando el taxi llego en menos de 5 minutos a la escuela, tan fácil y tan sencillo como eso y si no fuera por el hecho que Chinami me prohibió que tomara taxis porque era peligroso ya que suelo quedarme dormido cuando viajo en ellos, yo tomaría uno todos los días.

    Llego a la escuela y me dirijo hacia el almacén de deportes.

    Sacando la caja de preservativos, comienzo a destaparlos y a amarrarlos de un extremo de manera similar como si hubieran sido usados, luego de regarlos por todo el almacén voy hacia la sala de profesores.

    Una vez ahí busco al profesor titular, que se encuentra sentado hasta el fondo del cuarto tiene la misma mirada cansada y aburrida de siempre.

    -Profesor

    Me acerco hacia él y al notar mi presencia me lanza una mirada de molestia, parece que no quiere siquiera hablar conmigo.

    -¿Si?

    Con una respuesta tajante y con inflexión de molestia me contesta a la vez que vuelve a hacer lo que estaba haciendo antes, apenas y me escucha.

    Estoy seguro que si contestara así a cualquier otra persona esta perdería toda la motivación que tuviera para preguntar.

    Por desgracia para el yo no tenía ninguna para empezar, haciendo caso omiso a su actitud prosigo.

    -En el almacén de deportes unos chicos se llevaron a una compañera en contra de su voluntad

    -¿Compañera? ¿De quién hablas? ¿Quién se la llevo?

    En el momento que pregunta me quedo paralizado, no tengo idea de cómo se llaman, si bien reconozco algunos rostros los nombres es algo en lo que no he prestado atención, dudo mucho que responderle mopa y la delincuente sirva de algo.

    -La persona que se sienta a mi lado, fue la chica rubia y sus amigos quienes la arrastraron al almacén.

    Como no se sus nombres solo puedo dar descripciones.

    El profesor me mira con una cara perpleja, supongo que él tampoco sabe a quién me refiero.

    A pesar de que no parece estar muy seguro de la situación aun así me responde.

    -Estoy seguro que solo deben estar hablando con ella, tal vez te confundiste

    Esa respuesta, es solo otra manera de decir que no quiere involucrarse.

    Realmente entiendo que él quiera evitar involucrarse en cosas que no tienen que ver con él, de hecho yo tampoco quería involucrar al profesor pero esta es la única forma en la que se me ocurre que puede cambiar la situación de mopa.

    -No profesor yo escuche que ellos iban a violarla debe impedirlo

    Cuando digo esto su rostro parece molestarse todavía más, deja lo que estaba haciendo y me mira directamente a los ojos

    -¿Ellos te hicieron eso? ¿Es por eso por lo que lo haces?

    Al verme las heridas en mi cara parece ser que piensa que estoy mintiendo con el fin de vengarme de ellos.

    -No

    Respondo a la pregunta y me dirijo hacia la puerta, hablar ya no tiene sentido he perdido toda veracidad, así que lo único que puedo hacer es forzarlo a que lo haga.

    Justo cuando estaba a punto de salir el profesor me hablo.

    -¿Entonces porque lo haces?, no entiendo porque interfieres en algo que no tiene que ver contigo

    Pero no le contesto, yo tampoco sabía porque, salgo del cuarto y le digo sin mirar atrás.

    -Vamos

    Con gran renuencia se levanta de la silla y me sigue.

    Caminamos a través del pasillo, yo voy a paso lento porque conozco el momento en que ocurren las cosas pero el profesor parece caminar a un paso a un más lento que el mío.

    No puedo notar ni una pizca de inquietud en su rostro, incluso si piensa que estoy mintiendo el debería de mostrar un poco más de interés si se le ha dicho que están a punto de violar a alguien.

    Tal vez en parte es culpa de mi propia actitud, ya que tampoco muestro síntomas de preocupación.

    Seguimos avanzado, reviso la hora es el momento exacto cuando la delincuente lleva a mopa al almacén.

    Llegamos directamente al almacén mientras me acercaba podía escuchar voces dentro, me adelanto y abro la puerta.

    En el momento en que la puerta se abre la delincuente y su grupo había rodeado a mopa, tenían sus teléfonos y estaban grabando al notar mi presencia se detienen y voltean a verme.

    -¡Que diantres haces aquí!

    Me gruñe furiosa la delincuente, parece querer decirme más cosas pero al notar la presencia del profesor se queda callada.

    El profesor entró en la habitación mientras que la delincuente decía eso.

    Nos miró una vez a todos, luego habló con una voz aún más fría que antes.

    -¿Que pasa aquí?

    Tanto mopa como el grupo de la delincuente se encuentran sorprendidos y no saben cómo reaccionar, incluso la misma delincuente se halla sin palabras, aunque esto solo dura un instante ya que segundos después comienza a dar una explicación.

    -Es que nosotros queríamos limpiar el almacén ya que está bastante desordenado

    Expresa con una sonrisa en su rostro, pero el tono de su voz delata que no es más que una mentira.

    -¿Y necesitan eso para limpiar?

    Cuando menciono esto señalo hacia uno de los preservativos tirados en el suelo, mi objetivo era detener la violación de mopa así que debía interrumpirlos antes de que le pudieran hacer algo, por lo que sabía que si trataba de acusarlos todo terminaría en mi palabra contra la suya y ella tenía más personas para respaldar cualquier cosa que diga, pero con los preservativos tirados en el piso ellos no pueden simplemente fingir que nada paso, con esto lo que la delincuente y su grupo hacia no puede ser ignorado, eso pensaba.

    Hasta que escuché la voz del instructor, eso fue.

    -Las clases van a comenzar. Apresúrense y limpien la habitación durante ese tiempo.

    ¿Qué es esto? ¿Qué es esa voz fría y al mismo tiempo tan inclemente?

    Mopa estaba ahí en el almacén llena de miedo, y también el lugar estaba lleno de chicos y preservativos regados en el piso, pero el profesor hablo como si no pasara nada, parecía indiferente a todo.

    Es increíble que aun viendo lo que pasa frente a él quiera ignorar la situación, el profesor da la vuelta y trata de marcharse pero no puedo permitirlo antes de que salga comienzo a hablar.

    -Profesor necesita reportar esto

    Al escucharme el profesor voltea y me da una mirada de fastidio, mientras la delincuente y los demás me miran con rabia y mopa simplemente se queda mirando hacia todos lados con una cara que no comprende la situación.

    Por lo regular era a mí a quien siempre forzaban a hacer las cosas, así que ser yo quien forzaba a otros se sentía raro.

    Yo no tengo deseos de involucrarme un asunto tan complicado como este, simplemente no era mi responsabilidad lo que los demás hagan, yo no tendría razón alguna de hacerlo de no ser por el loop.

    En cambio este hombre era un profesor, su deber hacia la escuela y para con los alumnos es mantener el orden y la disciplina.

    Incluso si él no quería hacerlo era su obligación, así como un mesero debe atender las mesas en un restaurante inclusive si no quiere hacerlo.

    Después de unos segundos de dudar el profesor se rasca la cabeza y dice

    -Acompáñenme a la dirección

    De manera renuente el profesor y todos salen del almacén y se dirigen hacia la oficina del director.

    Mopa y yo somos los únicos que quedamos, aun en el suelo ella no sabe qué hacer, dirigiéndome a la salida giro a mirarla.

    -Vamos

    Le indico y de esa manera ambos salimos.

    De camino puedo ver como varias personas consideran quererse escapar, aun así en el momento en que me ven desisten, tal parece que piensan que si escapan de todas formas yo los voy a delatar y si van a ser acusados de algo lo más conveniente es que estén presenten para poderse defender.

    Una vez en la dirección, el profesor toca la puerta.

    -Adelante

    Desde dentro de la habitación se escucha una voz ronca, el profesor abre la puerta y adentro se encuentra un hombre viejo con barba y cabello canoso, los estragos de la edad son aparente en su rostro, supongo que él es director, su rostro se halla ocupado en la fila de papeles frente a él, pero cuando nota la gran cantidad de personas que entran su arrugado rostro muestra señales de confusión, una vez todos adentro el profesor le explica las circunstancias.

    El director nos ve y comienza a preguntar qué ocurrió, la delincuente explica que ellos solo estaban ahí para limpiar el almacén y no sabían nada de los preservativos regados en el piso.

    Yo por mi parte explique que ella y sus amigos utilizaban el almacén todos los días para tener sexo, que cuando me entere de eso me golpearon para hacerme callar y que trataron de forzar a mopa a unírseles.

    No menciono nada de una violación, porque no tengo pruebas de que trataran de hacerlo y si se corre el rumor por la escuela quizás le genere un mayor dolor mental a mopa.

    Aunque ambos estamos diciendo mentiras al final parece que el director me creyó más a mí, a pesar que la delincuente tenía más personas que respaldaban su historia esto jugó en su contra ya que ellos eran un grupo grande de chicos y chicas además que sus apariencias no sugerían para nada que ellos fueran del tipo que limpiarían por iniciativa propia, en cambio mi afirmación de que esos chicos utilizaban el almacén para tener sexo sonaba más plausible, y con mopa aterrada y temblando a mi lado, daba mayor credibilidad y sobre todo lo que más convenció fueron las terribles heridas en mi cara, tanto mopa como yo parecíamos víctimas, más tarde debo agradecerle a Chinami.

    Una vez que hubo terminado de cuestionarnos el director muestra una cara conflictiva, y comienza a pensar en cómo resolver la situación.

    El director parece no querer hacerlo, pero lo ocurrido no puede simplemente ignorarse así que después de unos momentos para pensarlo da su veredicto, Con esto el grupo de la delincuente es mandado a su casa al salir del cuarto la delincuente me lanza una mirada fulminante, a nosotros también nos deja ir pero antes nos dio un sermón a mí y a mopa sobre cómo debemos comportarnos en la escuela para evitar este tipo de incidentes, no estoy muy seguro de que dijo porque no puse atención, pero básicamente nos culpó por todo lo ocurrido, una vez que termino nos indicó que nos marcháramos, dando un suspiro de agotamiento.

    Cuando salgo observo al director y al profesor ambos traen un rostro que expresaba cansancio ni siquiera nos veían parece que estaban más ocupados en otros asuntos.

    No funciono como esperaba pero al menos logre que suspendieran a la delincuente y a la mayoría de su grupo por dos semanas.

    Esto no soluciona los problemas de mopa, sin embargo logre que los profesores intervengan, y a partir de lo que ocurrió hoy estoy seguro que tendrán mejor vigilados a la delincuente y los demás lo único que hace falta es esperar, si no quiere verse en más problemas la delincuente debe alejarse de mopa y de mí.

    Con el tiempo la delincuente se aburrirá de ella y quizás se calme o encuentre a alguien más para molestar, siempre y cuando esa persona no me arrastre a un loop infinito en el tiempo realmente no me importa si ella lo hace.

    Mientras pensaba en esto recordaba la actitud del profesor y también del director ya que al final el castigo fue más bien para mantener la reputación de la escuela que pensando en el bienestar de los alumnos.

    Siempre pensé que yo era anormal, que mi condición de ser apático y no preocuparme de los demás me volvía alguien raro, pero tal parece que ser indiferente ante el sufrimiento ajeno era algo bastante común.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Xeon

    Xeon Entusiasta Esbirro

    Escorpión
    Miembro desde:
    27 Octubre 2014
    Mensajes:
    68
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    He de decir que estoy sorprendentemente agradecido de conseguir este fic/original. Es sencillmente maravillosa la forma en la que has retratado la apatía en general en todos sus aspectos y la forma en la que afecta a todos los involucrados.

    Me siento extrañado del hecho de que nadie se pronunciara antes respecto a esto (ya que tiene su tiempo que se esta publicando) pero bueno esas cosas pasan.

    Respecto a la estructura del escrito y como se fue manejando la historia creo que ha sido brillante, aunque he de recalcar que no comprendo porque el protagonista tiene tanta susceptibilidad a dormirse, investigue el síndrome para entender un poco mejor al personaje y vamos dormirse tan pronto es ya otra cosa. Aunque si puedo admitir que para el desarrollo de la historia esta mas que justificado y no cae para nada mal.

    La repetición del despertar me encanto la primera, segunda, tercera, cuarta, quinta... Bueno pero hasta allí, luego de ver esto admito que saltaba esas partes y si he llegado a ese punto es porque se repitió demasiado (mucho de algo bueno también hace daño).

    En resumidas cuentas ha sido espectacular leerte.
     
  11.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2473
    Gracias por tu comentario Xeon espero que siga contando con tu apoyo, y si bien la repetición del despertar se vuelve repetitiva y monotona esa era mi intención.


    Capítulo 10: Nada

    Salimos de la oficina, mopa va detrás de mí, volteo a mirarla, se nota más tranquila pero su andar es pesado y su mirada cabizbaja, pese a que no tengo idea de cómo se sienta, esos no son buenos signos.

    Observándola me pregunto si ella aún tiene deseos de suicidarse.

    Trato de analizar su rostro pero se me dificulta ver sus expresiones con ese cabello.

    -¿Estas bien?

    Dándome cuenta que no voy a conseguir nada tan solo viéndola decido preguntarle.

    -Si

    Su respuesta es breve pero no noto algún tono de ira o reproche como la vez anterior.

    -Voy a volver al salón

    Comenta mopa a la vez que con pasos apresurados se aleja de mí, el grupo de la delincuente fue suspendido y se les ordeno que regresaran a sus casas, por otra parte a mopa y a mí nos dijeron que volviéramos a clases.

    Yo no tengo ánimos de volver, mi cuerpo aun esta adolorido así que doy media vuelta y me dirijo a la azotea con el fin de descansar un momento y a su vez asegurarme de que mopa no trate de suicidarse. Cuando había avanzado unos cuantos pasos puedo oír una voz que viene detrás mí.

    -Lo siento

    Con solo esa corta y casi inaudible palabra escucho los pasos de mopa alejándose.

    El tiempo pasaba y yo me encontraba acostado en la azotea como ya lo había hecho muchas veces antes.

    Miro al cielo y me ejército en no hacer nada.

    Mientras veía el cielo me preguntaba si al fin llegaría un nuevo día.

    Un nuevo día es lo que todas las personas tienen garantizado que ocurrirá, eso era obvio para la mayoría y aun así aquí estaba yo preguntándome si yo también lo tendría, ya había perdido la cuenta de cuantos loops habían ocurrido y no tenía la certeza de cuando acabaría toda esta situación.

    Esperaba que con lo que hice mopa no subiera a la azotea, pero algo me decía que no sería así.

    *Creak*

    Mis pensamientos son interrumpidos por la llegada de mopa.

    Tal como lo suponía, a pesar que esta vez intervine más que en otras veces anteriores, el resultado final no vario mucho.

    Ella estuvo a punto de ser violada solo para que después la culparan de provocar el incidente, incluso si al final suspendieron a los agresores la depresión que siente no va a cambiar simplemente por algo como eso.

    Al abrir la puerta ella me nota, únicamente se queda parada en la entrada.

    -¿Qué haces aquí?

    Mopa habla pero lo que dice no parece que me lo diga a mí, sino más bien lo dice porque realmente no esperaba encontrarme aquí.

    -Dormir y ¿tu?

    Le pregunto a pesar de que ya se a lo que viene, le pregunto de todas formas ya que es necesario para poder resolver toda esta situación.

    -Lo sabes, ¿no? Toda la clase me odia

    Mopa grita y comienza a contarme su historia al igual que la vez pasada.

    Un evento negativo como el que le acaba de ocurrir, estar bajo largos periodos de estrés, perder una posesión valiosa de su familia y la sensación de ser una carga.

    Eso esos son los principales factores que motivan a mopa ¿O debería decir deprimen? Al suicidio.

    El primero no llego a nada peor así que podrá olvidarlo con el tiempo, con la delincuente y su grupo lejos mopa puede estar en paz y los demás problemas estoy a punto de resolverlos.

    -… y ya no puedo sopórtalo

    -No lo hagas suicidarte no resolverá nada

    -¡Déjame en paz solo soy carga!

    Repito las mismas palabras que la vez anterior, esta es la primera vez que intento que mopa me diga todo esto en una sola vez, pero los seres humanos son criaturas de hábitos, si digo las palabras claves de las conversaciones pasadas me llevara a que mopa me diga todo con facilidad.

    -No sé por qué te digo todo esto si ni siquiera te importa

    Mopa murmura y se prepara para irse, me distraje demasiado porque ya había escuchado antes su explicación y no le puse atención así que no me di cuenta de cuando fue que termino de hablar.

    -Vamos a comprarlo

    Le digo antes de que se vaya, eso en verdad estuvo cerca.

    -¿Tu lo vas a pagar por mí?

    -Si

    -¿Por qué?

    -Te voy a ayudar

    -¿Lo dices en serio?

    -Si

    -¿Puedes pagarlo?

    Fue la misma pregunta que la vez anterior, y pese a que no tengo una forma explícita de conseguir el dinero aun así contesto.

    -Claro

    Si puedo recuperar su anillo entonces la culpa así como la sensación de ser una carga desaparecerán, solo un poco más y esta extraña situación terminara.

    -Vamos

    Le indico y comienzo a caminar, de esa forma mopa y yo salimos de la escuela, luego tomamos un taxi, durante todo el trayecto mopa no me hablo o me pregunto dónde íbamos, meramente se dedicó a observar el suelo.

    Caminamos un momento más y por fin llegamos al lugar, al verlo mopa se halla sorprendida.

    Cuando trato de entrar me toma de la manga de mi uniforme y por fin habla.

    -Este… uhm ¿Qué hacemos aquí?

    -Conseguir el dinero

    Contesto, es lo más obvio que puedo decir dado el lugar donde estamos.

    El hipódromo.

    Si uno quiere conseguir grandes cantidades de dinero rápidamente y de una forma legal, las opciones son bastantes limitadas.

    Al principio pensé en utilizar el loop para obtener el dinero con la lotería, pero está terminantemente prohibido por ley que los menores de 18 años participen en cualquier sorteo de estas características.

    Incluso si hago que alguno de mis padres cobre el dinero por mí, es posible que te cobren el doble de impuestos si ganas; primero cuando recibes el dinero y segundo, si tu tasa de impuestos crece, obtendrás una demanda de impuestos mayor al final del año fiscal.

    Además por lo que leí el proceso para cobrar el dinero es tardado y engorroso, también es debido a que no estoy seguro de los números de los sorteos ganadores, no preste mucha atención a los anuncios en loops anteriores y no recuerdo bien.

    Por eso es que estamos aquí, investigue y encontré que este hipódromo es de entrada abierta, por lo que los menores pueden entrar, si bien no podemos apostar solo debemos hallar a alguien que lo haga por nosotros.

    Sacar cálculos y analizar estadísticas de cada programa de carreras para tomar una decisión, y después apostar el dinero en cada una de las carreras programadas es una forma sencilla de obtener el dinero.

    Y para cobrar las ganancias solo se debe esperar a que la carrera sea declarada Oficial, luego acercarse a la ventanilla de apuestas más cercana y cobrar el dinero.

    Es bastante simple.

    Una vez dentro tengo que encontrar alguien que esté interesado en apostar por nosotros, no creo que sea difícil, este tipo de lugares siempre está lleno de personas adictas a las apuestas.

    Luego de unos segundos de buscar rápidamente encuentro a alguien que puede ser útil.

    Un señor de edad similar a mi padre se halla sentado contra la pared abrazando sus rodillas, a su alrededor existen un gran número de boletas rotas.

    Y por la hora escrita en ellas se nota que lleva un buen rato en este lugar.

    Por su comportamiento puedo ver que no tuvo mucha suerte.

    Me acerco para hablar y el señor suelta un suspiro como si fuera el fin del mundo.

    -Hahhhh… Todo se acabó

    El señor baja su cabeza en señal de decepción.

    Cualquiera, excepto yo sentiría lastima solo viéndolo.

    -Señor

    Lo llamo y lentamente levanta su cabeza, el no luce como si tuviera mucha vida en él.

    -¿Está bien?

    Mopa que está detrás de mí musita eso, aunque no estoy seguro si me pregunta a mí o al señor.

    -No

    Esa fue una respuesta rápida, esta persona parecía que realmente estaba en problemas.

    -¡Oh por favor escúchame!

    Justo cuando pensaba alejarme y buscar alguien más el señor se cuelga de mi pantalón, se notaba que verdaderamente quería que alguien lo escuchara.

    -¡Hey, chico, ¿Estas escuchando?!

    -¿Estoy escuchando?

    Eso mismo pregunto, este sujeto en verdad habla demasiado así que no presto atención a la mayoría de lo que dice.

    Me perdí cerca de la mitad de su explicación, pero por lo que escuche parece que él es un corredor de bolsa aunque últimamente no le va muy bien, su esposa enfermo gravemente y requiere mucho dinero para pagar todas las consultas y medicamentos.

    Por eso es que el decidió venir al hipódromo a apostar para conseguir el dinero pero termino perdiéndolo todo.

    Y no solo eso sino que aposto el dinero que le habían asignado sus clientes para invertir en la bolsa de valores.

    Que sujeto más irresponsable como se le ocurre que puede conseguir el dinero de esa forma, bueno realmente no me importa.

    Una vez que le propuse compartir las ganancias si apostaba por mí, acepto de inmediato y su rostro recupero cierta energía.

    Mientras revisaba las apuestas y los caballos el señor trataba de darme consejos pero tenía mis dudas de aceptarlos de alguien que había perdido.

    -Pero sabes hubo también momentos en los que el dinero se me iba por el desagüe, y de vez en cuando me sumía en períodos más largos donde las cosas salían mal, una vez mi esposa casi me dejo porque termine perdiendo la casa.

    Creo que será mejor no seguir sus consejos después de todo.

    Apostamos unas cuantas veces pero tal parece que subestime las carreras de caballos ¿O quizás mi suerte solamente era mala? Ya que en todas las carreras parecía que el caballo por el que aposte perdía en el último segundo.

    Habiendo fallado dejamos al señor en la misma posición donde lo encontramos, en el suelo abrazando sus rodillas.

    ¿Iba a estar bien?

    No parece como si pudiera dejarlo solo.

    Sin embargo, sus circunstancias no me interesan, él es víctima de su propia adicción, además ya tengo una persona deprimida de la cual ocuparme, no tengo tiempo para otra más.

    Con mopa detrás de mí abandonamos el hipódromo.

    Al final perdí todo mi dinero, eso no funciono como esperaba pero existen otras cosas que puedo intentar.

    ¿Tal vez debería tratar con la lotería?

    O podría vender unas cuantas cosas de mi casa, necesito conseguir el dinero de una u otra forma.

    Trato de pensar en formas de solucionar el asunto, mopa silenciosamente va detrás de mí.

    Cuando voy cruzando la calle mopa detiene sus pasos.

    -Ya basta

    Parada en la acera mopa murmura.

    -Ya no quiero ser una carga, solo causo problemas a las personas que tratan de ayudarme, sino fuera por mí, mi mamá no tendría que trabajar tan duro, incluso a ti te golpearon por mi culpa

    Su voz es demasiado lúgubre, se escucha consternación en cada palabra.

    -Y una vez que ellos regresen a ti también van a atacarte y sé que no eres capaz de defenderte de ellos.

    -No importa los profesores los tienen vigilados

    -¿En verdad crees que se van a detener solo por eso?

    No probablemente le hagan cosas todavía peores, incluso si los profesores están al pendiente de ella solo se necesita un descuido para que ella termine en una situación parecida a la de hoy y probablemente también vayan a desquitarse conmigo.

    -Todo lo que te ocurra será mi culpa.

    Ahora entiendo por qué se disculpó, ella se siente responsable de lo que me paso, otra cosa más de la que debo ocuparme.

    Yo puedo pensar de manera más lógica que las demás personas, pero debido a eso me cuesta entender ciertas situaciones, como es el caso de mopa, puedo entender que se sienta triste por los abusos que sufre por parte de la delincuente, pero no puedo entender por qué se preocupa por mi cuando yo no tengo que ver en su vida, incluso si los delincuentes fuesen a asesinarme eso no tendría repercusión alguna en su vida.

    Realmente no entiendo nada sin lógica real o solución en él.

    Por eso me pregunto si existe una forma de solucionar sus problemas, continúo caminando, me encuentro en medio de la calle y la luz del semáforo está a punto de cambiar, regresar a donde esta mopa no tiene sentido, así que decido cruzar al otro lado.

    Avanzo unos pasos más y escucho murmurar a mopa algo más.

    -Quiero decir

    Expresó mopa con amargura.

    -¿Existe algo en este mundo que realmente hace que valga la pena vivir?

    Esas palabras contenían suficiente poder para causarme, a mí que básicamente estaba desinteresado en los demás hasta el punto en que me gané el apodo de “El Fantasma de la Clase”, para detenerme en mis pasos.

    En realidad, tal vez fue más porque yo era una persona así.

    Lo que dice mopa es algo que llevo toda mi vida preguntándome, tratando de entender.

    -Es igual, esté donde esté. Tengo que sufrir haga lo que haga, vivir es demasiado doloroso y me hace sentir triste.

    Ya he dejado de preocuparme y he empezado a pensar que es suficiente. Quizás debería terminar con eso.

    El viento mueve el cabello de mopa y puedo ver sus ojos directamente, su mirada se halla apagada al igual que el profesor.

    Veo que mopa está cansada de la vida, pero contrario a su mirada me habla con una determinación que no había escuchado antes.

    -¿Por qué quieres ayudarme?

    No tengo una respuesta a su pregunta, después de unos segundos de quedarme en silencio ella vuelve a hablar.

    -¿Entonces porque lo haces?

    Yo no pedí nada de esto, todo lo que ocurría y lo que hacía no era por voluntad propia.

    ¿Entonces por qué lo hago?

    ¿Para volver a mi vida diaria?

    ¿Con que propósito?

    Yo no ignoro intencionadamente a nadie. Sus palabras simplemente no resuenan conmigo.

    Ver la televisión o jugar videojuegos no es divertido.

    Jugar junto con los hobbies de las demás personas... Escuchar bromas que no me hacen gracia...

    Escuchar música que no me agrada, hacer cosas que no me interesan.

    Ah... Todo es una molestia. Incluso vivir.

    Todo lo que hace es cansarme.

    No importa lo que hagas, todo es inútil en este mundo.

    Nada tiene significado. Hace mucho que lo sé.

    Así que no vale la pena hacer nada. Eso acabo de entenderlo.

    El semáforo cambia de color y los carros comienzan a avanzar, en ese momento uno de los carros que venía a gran velocidad toca su bocina tratando de hacer que me quitara del camino, pero yo no me muevo un centímetro, me golpea y mi conciencia se desvanece.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2345
    Capítulo 11: Raison d'etre

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    ¿Qué ocurrió? No puedo recordar muy bien.

    Lo último que recordaba era la sensación del auto impactándose contra mi cuerpo, el sonido de mis huesos rompiéndose.

    Mire a mi alrededor y me di cuenta que estaba en mi habitación.

    ¿Seguía vivo?

    Estaba seguro que había muerto.

    No probablemente al igual que mopa, cada vez que moría existía algo que hacía que el tiempo se revirtiera.

    Debí haber muerto, sin embargo aquí estaba, la muerte es algo que las personas sólo pueden experimentar una vez en su vida, aun así yo únicamente me desperté, al igual que si me hubiera quedado dormido como cualquier otro día.

    Pero realmente no me hubiera importado. Si nunca me despertaba de nuevo.

    Chinami trato de levantarme, pero yo no tenía la intención de moverme.

    -Arriba Onii-chan, es hora de levantarse de la cama

    Mi hermanita insistió durante mucho tiempo pero al final desistió y se marchó sola.

    Me encontraba solo en mi habitación únicamente la luz del sol entrando por la ventana.

    Inmediatamente de que Chinami se fue, regrese a dormir.

    Estoy cansado.

    ¿Qué tal si soló me quedo dormido para siempre, justo así?

    Después de todo no sabía por qué estaba vivo.

    No tenía ninguna razón para vivir.

    No me interesan los demás.

    Una vida sin interés por nada...

    Sin embargo teniendo no razón para vivir, ¿porque entonces tendría algún motivo para morir?

    Se suponía que debía vivir, ser algo, ser alguien, así que continúe viviendo, mirando sólo hacia otro lado.

    Esa es la manera en que había vivido.

    No hacer algo que no fuera necesario.

    Conseguir un trabajo que me diera lo suficiente para comer...

    Solamente trataba de no hacer nada.

    Pensaba que una vida como esa era suficiente...

    Pero no entiendo qué sentido habría en tener una vida así.

    Porque tener un trabajo que no quiero, soló para terminar apático a todo lo que me corresponde, así como el profesor.

    Incluso mopa estaba cansada de la vida que tenía, al recordar los ojos que me mostro en aquella ocasión, me di cuenta que no tenía idea de cómo tratar con ella, ni ella ni yo tenemos razones para continuar.

    Raison d'etre Razón o justificación para ser o existir, eso nos faltaba.

    Si yo iba a la escuela para adquirir un trabajo, y quería obtener un trabajo para conseguir dinero para tener tiempo libre solo para no hacer nada. ¿Por qué no hacer nada desde el inicio?

    ¿Quizás mi Raison d'etre era no hacer nada?

    Yo era perezoso, no tenía metas ni ideales. Estaba establecido en la nada; Una especie de no existencia, y tranquilamente lo acepté.

    No era una persona interesante. No quería ser interesante, era demasiado difícil. Lo que realmente quería era sólo un espacio suave y nebuloso para vivir y quedarme solo donde no tuviera que comer, hablar o moverme, por otra parte eso realmente era imposible.

    Aun así aquí estaba lo que había pedido, el loop me lo permitiría, podría quedarme acostado en mi cama en este bucle infinito y no hacer nada toda la vida.

    Me desperté con el sonido de Chinami cuando llego de la escuela, directamente entro a mi habitación.

    Sacudiéndome, Chinami me urgió a levantarme ella estaba emocionada con comprarle un regalo a nuestra madre.

    Después que le dije que no iría se quejó por un buen rato hasta que por fin se fue.

    Volví a dormir, al día siguiente desperté y me di cuenta que Chinami no estaba; mire por la ventana, observe que ya casi era momento de que el loop se reiniciara.

    ¿Pero porque siquiera hacer el esfuerzo de salir del loop para volver a mi vida?

    Después de todo en cuanto a la vida, Incluso los hombres más sabios de todas las épocas la han juzgado siempre igual: es inútil.

    Cerré los ojos y regrese a dormir profundamente.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    -Arriba Onii-chan, es hora de levantarse de la cama

    De nuevo otro loop, los días interminables continuaban, luego que Chinami se marchó retorne al mundo de los sueños

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    -Arriba Onii-chan, es hora de levantarse de la cama

    Con el pasar del tiempo el repetir del loop ocurrió tantas veces que ya había perdido la cuenta del tiempo que había pasado

    ¿Días?

    ¿Meses?

    ¿Quizás años?

    No lo sabía yo solo trataba de volver a dormir.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    -Arriba Onii-chan, es hora de levantarse de la cama

    Estaba bien si seguía durmiendo, mientras duermo no tengo que preocuparme por nada, eso pensaba.

    Porque todos necesitan una razón para vivir, ¿Entonces? ¿Qué haría una persona como yo que no tiene nada porque vivir y sin embargo no quiere morir?

    No en mi caso sería más que no puedo morir, en lugar de querer.

    Mientras el loop exista incluso si trato de quitarme la vida lo más probable es que despierte exactamente en la misma posición que me encuentro ahora, estoy atrapado.

    Por eso dormir era lo único que podía hacer.

    Bueno no es que realmente me importe, cierro mis ojos y mi conciencia desaparece.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    -Arriba Onii-chan, es hora de levantarse de la cama

    Chinami comenzó a levantarme al igual que lo había hecho cientos de veces antes, no solo desde el loop, sino desde que tengo memoria de conocerla.

    Jamás entendí por qué ella llegaba a tales extremos por mí, inclusive mi propio padre o madre no se veían muy preocupados por mí, ellos simplemente me dejaban ser vago.

    En cambio Chinami me exigía que hiciera cosas, y se preocupaba por lo que hacía, no podía entender el motivo de sus acciones, ni de Chinami, mis padres o cualquier otra persona que me rodeaba.

    Amistad, amor, familia eran palabras que no comprendía.

    Era como si existiera un vacío donde debería estar mi alma.

    No eso es erróneo sería mejor decir que no me había molestado siquiera en comprenderlas después de todo porque debería desperdiciar el tiempo tratando de comprender cosas tan insignificantes que no son necesarias.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -mmmm, Onii-chan, no podrías apagar tú el despertador una vez para variar

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    -Arriba Onii-chan, es hora de levantarse de la cama

    A pesar de que mi meta era dormir eternamente para evitar pensar en nada.

    En cada ocasión Chinami trataba de levantarme, incluso cuando le decía que se fuera sin mí o le pedía que me dejara dormir ella se mantenía perseverante en hacer que me levantara, y en las ocasiones en que no le decía nada es cuando más perseverante actuaba.

    Sin su presencia pude volver a dormir, aunque a estas alturas ya no sabía cuándo estaba dormido y cuando despierto.

    Estaba atrapado en una dimensión entre los sueños y realidad.

    En la tarde Chinami entro a la habitación, una vez que vio que seguía dormido comenzó a sacudirme

    -Chinami déjame dormir

    -No Onii-chan es hora de despertar, ¿Cuánto tiempo más planeas seguir dormido?

    -¿Tal vez para siempre?

    -¡Pero prometiste que me acompañarías a comprar un regalo el día de hoy!, puedes dormir en otro momento

    Al terminar este intercambio de palabras volví a dormir Chinami insistió por un rato hasta que al final me dejo en paz.

    ¿Cuándo fue la última vez que le respondí?

    Había pasado mucho tiempo desde que hable con Chinami.

    Hace unos días antes del inicio del loop le había prometido que la acompañaría a comprar un regalo para el día de las madres.

    Sólo hace poco tiempo que pasó y ya me había olvidado.

    Para mí pareció como su hubiera ocurrido hace una eternidad.

    Pero Chinami me hizo recordar, al igual que siempre.

    Ella era el motivo por el que yo hacia la mayoría de las cosas, ir a la escuela, de compras, ir al cine, a pasear, ver televisión, sino fuera por Chinami en lugar de dormir 18 horas diarias probablemente yo dormiría 24.

    Mi hermanita me levantaba todos los días, tendía la cama, limpiaba la habitación, ella compraba mi ropa, apagaba las luces antes de dormir, calentaba la comida, me ayudaba a bañarme, contestaba el teléfono y a veces hacia mi tarea.

    Ahora que lo pienso ¿Cómo la gente puede sobrevivir a lo largo de la vida sin una hermanita?

    Mientras pensaba, observaba la habitación en la que me encontraba.

    Las paredes pintadas de rosa, varios afiches y carteles de un anime de chicas mágicas, una raqueta de tenis y lacrosse, un bate de béisbol, también hay una guitarra. Así cómo un balón de futbol, baloncesto, voleibol entre otros, la mayoría de los objetos que hay en esta habitación corresponde con una de las muchas aficiones que Chinami tiene.

    Y aunque yo era el dueño, probablemente lo único que me pertenece y que Chinami no usa es el uniforme de la preparatoria a la que asisto.

    Probablemente, cualquiera que pudiera ver esta habitación pensaría: "¿qué diablos quiere el dueño de esta habitación hacer?".

    Chinami era una niña perseverante, llena de motivación y determinación mayor a cualquier otra persona, quizás por eso nos llevábamos tan bien, ya que ella complementaba mi falta de ánimos.

    A pesar de tener muchas aficiones no había nada que Chinami en verdad amara hacer sin embargo ella siempre daba su todo en lo que hacía.

    Parecía como si ella buscara encontrar algo que en verdad disfruté.

    ...Aun así ella se enamorara y se irá, y los tiempos que pasamos juntos terminaran, y al final podre no hacer nada.

    No obstante mientras Chinami este a mi lado es imposible para mí el dormir eternamente, no importa lo que le diga ella intentara despertarme.

    ¿Tal vez al igual que Chinami yo debería intentar encontrar algo que me guste?

    Ya que no puedo dormir tranquilamente con Chinami, supongo que puedo intentar romper el loop una vez más.

    Tratar de levantarme una vez más.

    Y no estoy muy seguro de cuanto más mi cuerpo puedo soportar todo este sinsentido de “Arriba Onii-chan, es hora de levantarse de la cama”

    Con ese pensamiento mi conciencia se desvanece.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fue mi hermanita quien lo apago sino fui yo el que oprimió el botón.

    -¿mmmm, Onii-chan? ¿¡Acabas de apagar tú el despertador una vez para variar!?

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    -¡Onii-chan! ¡¿Estás bien?!

    Esta era la primera vez en mi vida que había apagado el despertador, aun así la asustada y pálida expresión en el rostro de Chinami eran bastante exagerados.

    -¡No te preocupes te pondrás bien voy a llevarte al médico enseguida!

    Me tomo 15 minutos calmar a Chinami que se hallaba al borde de las lágrimas, pero al fin pudimos salir de la casa.

    Los primeros minutos de despertar y ya estaba agotado.

    Nos dirigimos a la escuela, la sensación de caminar después de tanto tiempo de estar acostado era bastante incomoda, aun así logre no caerme, mayormente por la ayuda de Chinami.

    Mientras Chinami iba agarrada de mi brazo para evitar que me cayera, podía observar su radiante sonrisa.

    -Te ves feliz

    -Lo estoy, cada día es satisfactorio a su manera

    -¿Porque?

    Le pregunto, no puedo comprender de donde vienen sus emociones, para mí solo era un día común como cualquier otro.

    Chinami se detiene y me mira fijamente a los ojos.

    -Estos días de primavera son magníficos para mí las flores y las aves son hermosas, incluso si no fuera primavera, no odio particularmente el invierno. Ya que disfruto viendo la bonita nieve con mi Onii-chan después de todo. Si es verano, podríamos ir a la playa. Si es otoño podemos ver las hojas caer. La primavera, el verano, el otoño, el invierno, las estaciones cambiantes, el viento, la lluvia, el sol, la luna y las estrellas, todo es maravilloso cuando paso tiempo con Onii-chan

    - Esa es una forma positiva de pensar.

    Chinami es siempre optimista.

    Probablemente debería aprender de su ejemplo.

    -Eso es natural. Dijiste que me veía feliz antes, ¿cierto? Cada segundo que paso contigo es un recuerdo muy importante para mí. Por eso voy a seguir viviendo mis días llenos de felicidad. Y eso también se aplica a lo que está por venir en el futuro

    Las hojas de los arboles bailaban, revoloteando por el viento.

    Parecía que los arboles querían afirmar que lo que decía Chinami era cierto.

    -Onii-chan yo estoy satisfecha mientras esté contigo, así que por favor continúa dándome días llenos de felicidad de ahora en adelante también.

    De esa forma continuamos avanzado hacia la escuela, viendo a Chinami tan radiante.

    ¿Me preguntó si algún día mopa o yo podamos sonreír de esa forma?
     
  13.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2874
    Capítulo 12: Negociación

    -¿Porque llegas tan tarde?

    Mirándome el profesor me preguntó.

    -Supongo que es porque no llegue a tiempo...

    Respondí.

    El profesor me mira con cierto enfado parece que mi respuesta no fue lo que esperaba.

    A veces me preocupo que Chinami tome las cosas tan literalmente, pero supongo que ese mal hábito lo copio de mí, es solo que algunas ocasiones me cuesta entender cuándo es que lo que me dicen es en forma figurativa.

    Y una gran parte del problema es que el lenguaje coloquial japonés a veces no coincide totalmente con el lenguaje formal. Esto significa que algunas frases coloquiales pueden significar algo completamente diferente de su significado formal.

    Muchas frases coloquiales tienen un significado literal que en lenguaje formal significa algo totalmente diferente. Bueno, hay algunas frases donde se puede más o menos adivinar que se quiere decir algo más, pero es difícil saberlo cuando no prestas completa atención a lo que te dicen.

    Algunas veces el lenguaje humano es más complejo de lo que parece.

    En el momento en que parece que va a regañarme la delincuente y su grupo comienzan a reírse dado que son cerca de la mitad de los alumnos el salón se torna ruidoso, el profesor sólo se queda parado sin saber qué hacer.

    Si únicamente se tratara de unos cuantos alumnos le sería fácil restaurar el orden, sin embargo es difícil controlar a las personas cuando actúan en grupo. Seguramente es por eso que la mayoría de los profesores dejan pasar por alto su conducta pendenciera al fin de no tener que lidiar con ellos lo que provoca que actúen más desafiantes y sientan que pueden hacer lo que quieran sin miedo a represalias.

    El profesor resignado me deja pasar y vuelve a dar la clase de manera normal.

    Es la cuarta hora y sólo falta unos cuantos minutos para la hora del descanso llegue tarde porque tuve que comprar algo que necesito para lo que está por venir.

    Con el sonido de la campana el profesor sale del salón e instantes después el sonido de la palma de la delincuente golpeando a mopa reverbera.

    *PAAM*

    Cerda y jirafa vuelven a intervenir y como de costumbre después vuelven a sentarse.

    Ellas tenían buenas intenciones hacia mopa pero eso no basta para ayudar a alguien, luego de haber lidiado con ellas la delincuente regresa con mopa.

    Y como siempre recarga su mano sobre mí, ella al sentir mí presencia posa su mirada sobre mí, ella reacciona sorprendida no esperándome verme ahí.

    En ese momento mopa y yo cruzamos miradas ella se queda viéndome, la delincuente nota esto y comienza a cuestionar a mopa.

    -¿Oye mopa? ¿El fantasma de la clase es un conocido? ¿Cómo es que nunca escuchamos tal cosa?

    El bombardeo comienza nuevamente, furiosa por no recibir respuesta por parte de mopa toma las tijeras, a punto de cortarle el cabello mopa se rebela y la delincuente cae sobre mí.

    La caída es un tanto fuerte por lo que me lastimo un poco, la razón por la que decido recibir el golpe es que había olvidado que esto ocurría, de lo contrario me hubiese movido.

    Mopa cruza miradas conmigo, puedo ver que ella espera que yo la ayude, no realmente no busca mi ayuda ella se encuentra asustada y espera que alguien la auxilie, cualquiera es sólo que yo fui la primera persona a la que vio.

    Sin embargo ¿acaso estoy dispuesto a hacer tal cosa?

    ¿Estoy dispuesto a arriesgarme a ser golpeado a causa de ella y molestado todos los días solo por protegerla?

    No por supuesto que no, yo soy alguien, que tiende a dar importancia a mi vida primero como la principal prioridad. No estoy dispuesto a colaborar con algo en lo que tenga que sacrificar mi propia vida.

    Simplemente era algo que no tenía interés en hacer.

    La delincuente se acerca de nuevo con las tijeras pero antes que pueda hacer algo la sujetó por su cabello solamente buscaba hacer que se detuviera para hablar con ella pero el haberlo hecho de forma tan repentina hizo que la delincuente no estuviera preparada y no pusiera resistencia lo que provoco que ella cayera de forma estruendosa en el piso a la vez que golpeaba con su cabeza mi lugar.

    Después de tan estrepitosa caída el salón se llena de un mutismo abrasador, mopa esta boquiabierta la expresión en su rostro es realmente estúpida.

    Aunque el semblante de los demás no es muy distinto, todos me miran con caras de asombro.

    Luego de unos segundos de retorcerse en el suelo la delincuente se levanta.

    -¡¡QUE HACES IDIOTA!!

    Ella me grita de semejante manera que incluso hace vibrar las ventanas, su rostro se halla rojo de furia e hilos de saliva cuelgan por su boca.

    Todos los que son de su grupo se acercan puedo ver a erizo detrás de ella y sin siquiera esperar mi respuesta le habla a erizo.

    -¡Acabalo!

    -Voy a barrer el piso con tu cara

    Con una gran sonrisa erizo choca sus puños y se acerca hacia mí.

    -Lo lamentaras

    -¿Oh, sí? ¿Y por qué?

    -Bueno, no vas a ser capaz de limpiar las esquinas muy bien

    Su sonrisa desaparece y se llena de furia.

    Supongo que no lo decía de forma literal.

    En un instante aparece frente a mí me toma por el cuello de la camisa y agita el brazo.

    Estoy a punto de ser golpeado.

    Probablemente podría esquivar el golpe si hiciera el esfuerzo, pero eso requeriría obviamente esfuerzo.

    Su puño se estrella contra mi cara, parece que esta vez no se preocupa por dejar marcas.

    Mi nariz sangra y mi cuerpo es arrojado contra la pared erizo se acerca nuevamente y se prepara para arremeter nuevamente contra mí.

    Lentamente estiro mi brazo hacia su pecho.

    ¿Estoy dispuesto a arriesgarme a ser golpeado a causa de mopa y molestado todos los días solo por protegerla?

    No por supuesto que no, simplemente era algo que no tenía interés en hacer.

    Y si es así la respuesta a lo que tengo que hacer es realmente simple.

    Mi mano toca ligeramente a erizo este no hizo nada por moverse porque no se veía que fuera a hacer algún tipo de ataque.

    No obstante en cuanto mi mano lo toca se queda de pie, rígido como una piedra, hasta que pierde altura y…

    -Auuh

    … Se derrumba

    En mi mano traía un taser que había comprado en una tienda de objetos usados de dudosa procedencia.

    Esa era la razón por la que había llegado tan tarde, es ilegal portar algo como esto a menos que se tenga un permiso, por ello el único lugar donde podía adquirir uno era en una tienda lejana al otro lado de la ciudad.

    Erizo cae con la cara de frente al piso ni siquiera intenta apoyarse en el pupitre para amortiguar la caída.

    Silencio.

    Es un silencio avasallador.

    Los estudiantes se preguntan qué ha pasado con miradas inquisitivas.

    -¿Estas bien?

    Luego de unos segundos la delincuente rompe el mutismo. Habla como si estuviera preocupada, pero el tono de su voz revela más enfado que inquietud.

    -Ahh… Auu…

    Trata de responder, pero no puede articular las palabras su lengua se halla adormecida por el choque eléctrico.

    Intenta incorporarse, pero los brazos no le responden, es como si hubiera perdido todas las fuerzas.

    Notando algo erizo mira entre sus piernas y las miradas de todos lo siguen justo en el piso debajo de él se encuentra un charco de un líquido amarillento.

    Parece que también perdió control sobre su vejiga, la delincuente no sabe qué hacer su rostro se pone aún más rojo pero no se atreve a atacarme directamente.

    Justo en ese momento el profesor entra al salón.

    -¿Qué ocurre aquí?

    Con su voz dirigiéndose al grupo que rodea a erizo en el suelo, todos comienzan a dispersarse y a sentarse en sus lugares excepto por el grupo de la delincuente, me fijo en mopa pero solo puedo ver que se halla pasmada.

    Me mira y luego de unos segundos se sienta, la delincuente sale rápidamente del salón y detrás de ella los demás el profesor no hace nada por detenerlos, luego su vista va hacia erizo, en lugar de ver interés por su bienestar, veo molestia en sus ojos, parece querer decir “Levántate rápido”

    Se levantó y sale tambaleante del salón, tampoco le dice nada ni hace el esfuerzo por detenerlo.

    Me siento en mi lugar y las clases continúan de manera normal.

    Solo quedando el charco que erizo dejo.

    Me di cuenta que si no quiero que me molesten o ataquen a diario debo deshacerme de la delincuente y su grupo de forma permanente.

    Eso no sólo es lo mejor para mí, sino para mopa también. Ella quiere ayuda, pero no quiere que alguien tome su lugar, ella no quiere que nadie sufra lo que ella sufre.

    Así que creo que esto es lo mejor que puedo hacer para ayudar a manejar esos sentimientos negativos que ella tiene, o al menos eso espero.

    A mí me cuesta entender ciertas situaciones sobre todo cuando se trata sobre lo que otros sienten y piensan pero tengo dificultades para ponerme en los zapatos del otro. Sin embargo, cuando era más joven mi padre me llevaba a un centro de terapias para ser entrenado y aprender a hacerlo.

    Para captar a través del tono de voz o el lenguaje corporal lo que otros están pensando o sintiendo y aunque he mejorado mucho comparado a como era antes estaría mintiendo si digo que soy capaz de ayudar emocionalmente a alguien.

    Las clases terminan y salgo del salón voy hacia la sala de profesores.

    Una vez ahí busco al profesor titular que se encuentra sentado hasta el fondo del cuarto tiene la misma mirada cansada y aburrida de siempre.

    -Profesor

    Me acerco hacia él y al notar mi presencia me lanza una mirada de molestia, parece que no quiere siquiera hablar conmigo.

    -¿Si?

    Con una respuesta tajante y con inflexión de molestia me contesta a la vez que vuelve a hacer lo que estaba haciendo antes, apenas y me escucha.

    -Necesito hablar con usted

    -Estoy ocupado vuelve en otro momento

    Su actitud me indica que no tiene intención de escucharme, la primera vez que hable con el pensé que su respuesta se debía a que él era apático con todos pero con esto creo que existe cierto rencor personal hacia mí.

    -¿Sigue molesto porque falte la primera semana?

    -Realmente, mentiría si dijera que no era un problema en absoluto, pero la circunstancia era que estabas enfermo, así que no hay nada que pudiera hacer todos los demás profesores también están convencidos de eso.

    Por supuesto, la enfermedad era una llana mentira.

    Debido a que la primera semana de clases carece de importancia no afecta si no asisto, sin embargo la asistencia como tal sigue contando de tal forma que para evitar que eso me afecte sólo debo presentar un justificante médico, con la tecnología actual es muy fácil falsificar uno y no es como que la escuela lo rastree.

    Para mí como alumno no me afecta faltar pero parece que a los profesores titulares el que un alumno falte tanto si le afecta.

    Supongo que por eso no esté en la mejor disposición de escucharme.

    -¿Entonces qué quieres?

    Con fastidio me mira al notar que no me voy a ir.

    -Debo discutir la situación en la que se encuentra la clase

    -¿Cuál situación?

    -El bullying que existe entre los alumnos

    -Hakai-san usted no puede andar diciendo cosas como esa, para empezar no hay nada que pruebe que existe bullying ¿O acaso tienes alguna prueba?

    -Muchos alumnos son víctimas de bullying por parte de la delincuente rubia y sé que probablemente traten de violar a una compañera mañana

    -Por favor deja de decir cosas como esa sólo vete a casa, duerme un poco y tranquilízate con tus acusaciones

    -Lo digo en serio esta compañera es severamente molestada

    -Si en verdad la molestan tanto ¿por qué ella no me lo dice personalmente?

    A pesar de que la violación es un problema grave el profesor no toma en cuenta lo que digo, no lo culpo incluso la policía no suele tomar en serio casos de violencia sexual o acoso mucho menos un profesor al que le desagrado se va a tomar la molestia de investigar algo como esto.

    Pero realmente no esperaba que el me ayudara.

    -Si algo ocurre eso es negligencia de su parte

    -¿Y qué? Por favor retírate que estoy ocupado

    Ahora está realmente molesto se olvida de todas las cortesías y me señala con la mano que me marche.

    Saco mi celular y se lo muestro al profesor, por supuesto traer un celular a la escuela está prohibido y se nota sorprendido que lo haya sacado repentinamente.

    -Profesor he grabado todo lo que ha dicho, en el caso de que algo le ocurra a mi compañera llevare esta grabación a la policía de como usted no hizo nada por evitarlo

    Son amenazas vacías pero el profesor se encuentra nervioso parece considerar en el caso de que algo ocurra como su vida se arruinaría.

    Cuando tienes que trabajar con alguien difícil, mentir, intimidar es la única forma de negociar no queda otro remedio, concretar algo claramente y de forma que no se pueda tergiversar. Es difícil pero una prueba ante terceros es lo que hace que las personas actúen.

    -Sera mejor que vayamos a hablar con el director

    El profesor me lleva hasta la oficina del director una vez adentro le dice algo en voz baja a la vez que envía miradas hacia donde estoy su odio hacia mí es evidente.

    -Joven siéntese

    El tono de voz del director es severo lleno de irritación

    -El profesor Hisai me ha explicado la situación y el me asegura que el junto a los demás profesores lo han discutido y están de acuerdo con que no existe evidencia concreta de que haya bullying envuelto en el ambiente del salón o dentro de la escuela

    Me mira a los ojos y me muestra el teléfono celular que el profesor me quito.

    -Además usted ya no es un niño pequeño este tipo de actitud no puede ser tolerado, por favor reflexione en lo que hizo y espero que se disculpe con su profesor

    -¿Entonces no van a hacer nada por ayudar a mi compañera que es acosada?

    -Ya deje eso de lado, si ella tiene algún conflicto con algún otro alumno es mejor si ella trata de resolverlo por iniciativa propia

    La gente habla de los bravucones hoy en día como si fueran demonios, pero seamos realistas, la mayoría de esos chicos no hacen otra cosa que burlarse de los niños torpes sociales. Hablo de la experiencia personal que esos niños inadaptados que son acosados se lo merecieron la mayoría del tiempo porque provocaron a esos chicos primero. De hecho, si recuerdo bien, todos de esos chicos que fueron intimidados estuvieron bien.

    La intimidación ayudó a muchos niños a enfrentarse a la dura realidad de este mundo. De hecho, varios tipos que conozco que fueron intimidados en la escuela hoy en día afirman que están algo agradecidos por ello, porque les ayudó a crear determinación para afrontar la vida.

    Ciertamente lo que el director dice tiene algo de lógica pero eso a mí no me interesa yo conozco como es que mopa terminara si ellos no hacen nada.

    Saco de bolsa otro teléfono celular, este era el modelo antiguo que tenia ya que yo raramente lo uso esta como nuevo realmente si no fuera por Chinami que me insistió que ya debía cambiar de teléfono probablemente lo seguiría utilizando.

    -¿En verdad esa es la actitud que debería tomar el director de la escuela?

    Digo esto y le muestro la grabación que tengo de él diciendo todas esas cosas, tanto el profesor como el director se levantan de sus asientos sus seños están fruncidos y gotas de sudor escurren de sus frentes.

    -Tú, tú no puedes estar hablando en serio…

    -Esto es un triste predicamento, en verdad no quería llegar a esto pero supongo que tendré que comunicarme con la junta escolar

    -¡A mí no me va a amenazar jovencito, entrégueme ese teléfono inmediatamente!

    - Realmente no es mi intención amenazarlo ni tampoco trato de causarle algún problema a la escuela sólo creo que ustedes deberían comenzar a hacer las cosas para las que fueron contratados y me parece que ninguno de los dos ha servido de mucho a los alumnos de esta escuela, por cierto incluso si me quita el teléfono ya he subido tanto las grabaciones de usted como del profesor a internet

    El silencio reina en el aire ambos me miran con caras amargas acercándome al escritorio del director tomo el teléfono que me habían quitado por supuesto algo como subir las grabaciones a internet es mentira por eso me aseguro de recuperarlo.

    -Si me disculpan debo irme

    Salgo de la oficina, puedo sentir sus miradas en mi espalda, lo que hice seguramente no se quedara sin consecuencias pero no puedo dar marcha atrás.

    Mopa el futuro que tendrás mañana no será el mismo futuro que tenías ayer.
     
  14.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2585
    Capítulo 13: Hermanitas

    Saliendo de la escuela llego a mi casa, una vez frente a la puerta Chinami me recibió en la entrada.

    -Bienvenido a casa Onii-chan

    Vestida con un pants negro y un suéter blanco con calaveras rojas en él Chinami corrió a abrazarme.

    -¿Onii-chan que le pasó a tu nariz?

    Notando mi nariz que estaba inflamada gracias al golpe de erizo Chinami me mira preocupada.

    -No te preocupes solo me caí

    Chinami me observo por un rato, quizás no creyendo lo que le dije pero luego de unos segundos suspiro y con un pañuelo limpió los rastros de sangre seca en mi nariz.

    -¿Otra vez? ¿Acaso te volviste a quedar dormido mientras caminabas?

    -Chinami lo dices como si lo hiciera frecuentemente

    -¿Y no es así?

    -Sólo han sido 7 veces

    -Han sido 8 pero la última vez te golpeaste tan fuerte que no lo recuerdas

    -Entonces si es preocupante

    Una vez que me cambie salimos a comprar el regalo para el día de las madres.

    Después del recorrido usual llegamos al anticuario y Chinami se pone a explorarlo en busca de un regalo adecuado luego de que me llama para mostrarme el collar de oro con adorno de un búho en el centro me acerco hacia el mostrador.

    -Señor ¿Tendrá alguna información sobre la estatua de ouroboro que estaba aquí?

    -Temo informarte que esa estatua ya no existe, esta mañana se rompió

    -Eso veo ¿Puede decirme quien le entrego la estatua?

    -Un conocido mío me la vendió, no recuerdo muy bien pero creo que esa estatua era parte de un templo en Grecia, en verdad era una pieza valiosa, realmente fue muy mala suerte que se rompiera

    -¿Es posible que me pueda dar su información de contacto?

    -¿Hay algo que necesites de él?

    -Lo que yo realmente busco es información de la estatua sobre su procedencia y su historia

    -¡Oh vaya! Dime ¿Tienes interés por la arqueología?

    -Algo así

    -Ahora mismo se encuentra en el extranjero puedo enviarle un mensaje si quieres pero no sé cuánto tiempo tarde en responder

    -Eso está bien

    Después de todo ni siquiera estoy seguro de si esa información me vaya a ser de utilidad.

    Luego de comprar la figurilla de cristal de un hada salimos de la tienda.

    En esta ocasión me aseguro de que Chinami no descubra los preservativos y evito que mi cuerpo se lastime.

    Levantándome me dirijo a la escuela mi cuerpo se siente pesado y adolorido, ya no recordaba esta sensación.

    Sera mejor que me encargue del loop de una vez, entro al almacén de deportes y riego los preservativos como la última vez.

    En vez de salir me dirijo a una esquina y me oculto, saco mi teléfono y realizo una llamada

    -Bueno

    -Profesor venga al almacén de deportes en este momento

    -¿Hakai eres tú?

    -Almacén de deportes apresúrese si no quiere tener problemas

    En el instante que cuelgo la puerta se abre y la delincuente aparece.

    -Vamos apresúrate mopa

    Sujetándola del cabello la delincuente arroja a mopa dentro del almacén.

    - Entra aquí

    Los demás de su grupo entran detrás de ella.

    -¿Por qué debemos estar aquí? este lugar apesta

    -No hay otra alternativa. Parece que ella nos está menospreciando así que debemos enseñarle una lección

    -Que molesto esto está quitándome mucho tiempo

    -Espero que te disculpes con nosotros mopa

    -Miren esto parece que alguien vino a divertirse antes de nosotros

    Mirando los preservativos esparcidos en el piso todos comienzan a reír una vez que cierran la puerta mopa se asusta y corre hacia una esquina.

    Justo hacia donde estoy yo, una vez que nota mi presencia salgo del lugar donde me escondía.

    -¿Fantasma?

    La delincuente al verme se halla sorprendida, pero luego de unos momentos se molesta.

    -¡¿Qué haces aquí?!

    -Dormir

    Colocándome enfrente de mopa miro a la delincuente ella con una mano está deteniendo a erizo, tal vez en lugar de un erizo quizás se parezca más a un perro de ataque.

    -¿Ustedes que trataban de hacer?

    -¡Ja ja ja! ¿No es obvio estúpido? íbamos a enseñarle una lección a esa perra para que aprenda a no meterse con nosotros pero me alegro que tu estés aquí también, luego de terminar con ella íbamos a buscarte a ti pero esto nos ahorra las molestias

    -Dime algo ¿Acaso iban a violarla?

    -Que repugnante eres ¿Quizás tienes un fetiche sobre observar o algo así? Muy bien degenerado si quieres saber si eso íbamos a hacer ya que ella es tan patética y no tiene amigos lo más probable es que se quede virgen toda su vida por eso pensaba hacerle un favor, así que siéntate y disfruta del espectáculo que luego te toca a ti

    En el momento que van a acercarse la puerta se abre y detrás de ella está el profesor, se encuentra bastante agitado parece que esta vez sí se apresuró.

    -¿Que pasa aquí?

    Tanto mopa como el grupo de la delincuente se encuentran sorprendidos y no saben cómo reaccionar, incluso la misma delincuente se halla sin palabras.

    -Está pasando lo que le advertí que pasaría

    El profesor no puede ignorar esto como la vez anterior así que sin poner atención a la delincuente y sus excusas nos lleva a la oficina del director.

    Estando dentro de la oficina, el director comienza a preguntar qué ocurrió y al igual que la vez anterior la delincuente explica que ellos solo estaban ahí para limpiar el almacén y no sabían nada de los preservativos regados en el piso.

    Yo por mi parte explique que ella y sus amigos utilizaban el almacén todos los días para tener sexo, a pesar que esta vez no tenía las heridas en mi rostro saco mi teléfono celular ahí tengo grabado la confesión de la delincuente por eso era necesario que ella dijera explícitamente lo que iba a hacer.

    La delincuente guarda silencio sus excusas ya no tienen valor.

    El director pone un rostro severo y después de unos cuantos minutos el veredicto que da es igual al de la vez anterior una suspensión temporal.

    Las escuelas encuentran estos casos muy difíciles de tratar y debido a que no son muy frecuentes no los tratan muy seriamente y tienden a no ser manejados sensatamente.

    En su lugar, el comportamiento que probablemente conduciría a un enjuiciamiento criminal fuera de la escuela, invariablemente resulta en que el alumno simplemente sea mantenido fuera de la escuela por algunos días.

    -Medidas más severas necesitan ser tomadas director, de lo contrario llevare este asunto ante la policía

    Las escuelas son renuentes a expulsar permanentemente por un delito, incluso si es grave, porque los paneles de apelación parecen exigir un historial de comportamiento. Sin embargo, las guías gubernamentales indican claramente que un incidente grave puede justificarlo.

    -Si no los expulsa pienso llenar una demanda ante usted y la escuela por no manejar la situación adecuadamente, dudo mucho que usted quiera tener toda esa atención negativa sobre usted además si considera el bienestar de los alumnos un cargo por intento de violación puede llevar a mínimo 5 años de prisión por lo que creo que es del interés de todos que este asunto sea arreglado dentro de la escuela.

    Al escuchar lo que digo algunos miembros del grupo de la delincuente comienzan a llorar, su actitud desvergonzada e intimidante desaparece.

    Ellos no son más que un grupo de jóvenes que probablemente sólo seguían a la delincuente para evitar ser atormentados por ella al escuchar que podrían ir a la cárcel la mayoría pierde su actitud desafiante.

    Una de las características de los adolescentes es su vulnerabilidad o potencialidad a ser influidos y son incompetentes para evaluar riesgos, resistir a las presiones o condicionamientos en la toma de decisiones acertadas.

    Si tuviera que decirlo probablemente ellos también sean víctimas, sin embargo pedir compasión cuando se actúa cruelmente frente a otros es como esperar a que salga un pollo luego de haber hervido el huevo.

    -¡Maldito!

    Aunque los demás están llorando la delincuente no se queda quieta ante lo que digo y con una velocidad increíble salta sobre mí y comienza a atacarme.

    El profesor interviene y la retira.

    -Y son diez años por agresión

    El director se halla renuente a la expulsión pero después de ver el despliegue de violencia de la delincuente frente a él toma la decisión de una expulsión definitiva.

    Aunque la negativa del director ante la expulsión se basa mayormente en los problemas que esto puede ocasionar una parte también se debe al hecho de que piensa que el acoso no es algo tan severo.

    Con sólo una frase 'ayúdame' su vida habría sido salvada mopa egoístamente se sumergió en la desesperación únicamente porque no pudo ser capaz de decir eso, ella no está más que sobre reaccionando.

    Al menos eso piensa el director.

    No creo que la ideología del director está mal si yo hubiese estado en la situación de mopa hubiese podido lidiar de forma adecuada con el acoso.

    Y es precisamente porque estoy de acuerdo con el director que sé que su forma de pensar no es correcta.

    Porque al final eso no es más que simple indiferencia en no tratar de entender las circunstancias de otras personas.

    Juzgar una situación en base a como uno mismo reaccionaria simplemente es absurdo.

    No creo que mopa exagere si realmente ella no puede lidiar con la intimidación. La gente trata con los problemas de diferentes maneras. Creo que es fácil para la gente decir 'supéralo' cuando no tienen idea de lo que está pasando en la mente de alguien.

    Luego de un momento mopa y yo somos mandados de vuelta al salón de clase al final el no querer involucrar a la policía fue lo que hizo que los demás aceptaran la expulsión de manera calmada.

    Conozco la actitud responsable de mopa y sé que ella regresara al salón yo por mi parte me dirijo hacia la azotea sé que tarde o temprano ella ira ahí porque al final la delincuente y su acoso no fue el motivo de su suicidio sólo una excusa.

    El problema real comienza a partir de ahora.

    *Creak*

    Con el sonido de la puerta abriéndose dirigí mí mirada así la fuente del sonido, ahí se hallaba una chica de cabello largo y negro.

    Su cabello cubría sus ojos, y le daba la apariencia de una mopa una vez que abrió la puerta inmediatamente se dio cuenta de mi presencia.

    -¿Qué haces aquí?

    Mopa habla pero lo que dice no parece que me lo diga a mí, sino más bien lo dice porque realmente no esperaba encontrarme aquí.

    -Dormir y ¿tu?

    Le pregunto igual que la vez anterior sin embargo ella no contesta de manera inmediata sino que se nota nerviosa casi podría decir avergonzada.

    Respira lentamente y después de un momento se tranquiliza y se acerca a mí.

    -Sabes es igual, esté donde esté. Tengo que sufrir haga lo que haga, vivir es demasiado doloroso y me hace sentir triste.

    Ya he dejado de preocuparme y he empezado a pensar que es suficiente. Quizás debería terminar con eso.

    Con un tono melancólico mopa comienza a hablar pese a que lo dice es deprimente ella se fuerza a hablar como si fuera necesario el tener que decirlo.

    -Durante mi vida siempre he tenido miedo de perder a las personas que amo y a veces me pregunto ¿Existe alguien que me necesite a mí? ¿Alguien que tenga miedo de perderme?

    Guardó silencio y solo escucho.

    -Nunca he salido de viaje, ni nunca he salido con amigos, mi madre no tiene el dinero para ello y yo jamás he podido hacer nada por ayudarla

    Dijo y se puso a caminar. De espaldas a mí, caminó lentamente hacia un extremo del techo de la escuela.

    -He vivido sin hacer nada desde la primaria. Y voy a desaparecer sin haber logrado nada.

    Mopa giró su pelo negro en su delgado dedo. Su pelo negro puro brilló con el sol de la tarde.

    Pero era una luz viciosa.

    Fue un destello de desesperación que retrataba vívidamente que ya no tenía deseos de vivir.

    Mopa se volvió hacia mí mientras trataba desesperadamente de sonreír.

    -Una vez, llegué a preguntarme si realmente era afortunada de seguir viviendo

    - ¿Qué quieres decir?

    - Me pregunté si no era mejor el morir, una vez muerta podría dejar todas estas preocupaciones ¿acaso no sería la muerte la mejor forma de descansar?

    Esas palabras sonaban muy torcidas para mí, ya que no le quedaban a ella.

    Allí dejó de hablar y probablemente debido a que se había alterado, presionó su mano contra su pecho.

    - Pero por favor no me malinterpretes. No estoy tratando de suicidarme porque no tenga amigos o porque nunca hubiera salido de viaje sino que lo hago porque ya no quiero ser una carga.

    Por lo tanto desaparecer significa la salvación para mí. Si desaparezco, puedo dejar de ser una carga para los demás… sin nunca tener que sufrir, ya no más…

    -No lo hagas

    No puedo sentir apego a la vida por parte de ella, su actitud es casi como verme a un espejo.

    Entiendo exactamente lo que piensa al sentir que no existe ningún valor en la vida.

    Como sea yo no puedo comprender su dolor, así como nadie es capaz de comprender mi indiferencia.

    No importa cuanta simpatía o apoyo recibas de aquellos a tu alrededor porque al final todo depende de uno mismo.

    Hubo un pesado silencio entre nosotros. El viento de la tarde originalmente frío, se sentía como si estuviera terriblemente húmedo, y tanto hablar como quedarse callado requería una fuerte voluntad cualquier error y mopa terminaría con su vida.

    No sabía cuánto tiempo pasó, pero fue ella quien abrió la boca.

    -¿Por qué no? ¿Existe algo en este mundo que realmente hace que valga la pena vivir?

    Escucho sus palabras y pienso en ello.

    -Hermanitas

    Digo finalmente.

    -Las hermanitas son agradables

    Mostrando un rostro confundido mopa no sabe de lo que le estoy hablando lentamente me acerco hacia ella.

    -Te lo voy a decir ahora, yo no soy muy bueno para reconfortar a las personas.

    Porque yo suelo decir lo que está en mi mente y como yo no estoy involucrado no tengo la delicadeza con cosas como sentimientos o arrepentimiento

    La vida no tiene sentido. Al final, el "significado" viene de la mente de cada individuo. Incluso cuando hay una sola verdad, puede significar cosas diferentes para individuos diferentes.

    Inclusive la verdad no tiene ningún significado en sí misma.

    Nunca serás feliz si sigues buscando lo que consiste en la felicidad. Nunca vivirás si buscas el significado de la vida.

    Estoy justo frente a ella, alzo mi mano y la extiendo hacia ella.

    -¿No entiendes? Si no encuentras algo por lo que valga la pena vivir entonces piensa más. Si solo puedes pensar en cosas simples, entonces sigue haciéndolo hasta que no puedas. Piensa en todas las cosas que puedas y descártalas una por una con el proceso de eliminación. Lo que queda es tu respuesta.

    De manera nerviosa ella mira mi mano y con cuidado pone su delgada mano sobre la mía.

    -La vida puede no tener sentido pero no necesitas pensar en ello, sólo necesitas que haya alguien que te obligue a hacer las cosas, por eso creo que hermanitas es algo que vale la pena tener.

    Sujetándola de la mano calmadamente la alejo de la orilla, abandonamos la azotea y de esa forma mi conciencia no se desvanece.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    2709
    Capítulo 14: Futuro perdido

    Sin pensarlo tome su mano y me dirigía al hipódromo pero mientras caminábamos recordé que aún no me había explicado lo del anillo así que sería raro si solo le hablo repentinamente de ello.

    Mientras pensaba que hacer mopa se detuvo detrás de mí cuando di la vuelta para ver qué pasaba la escucho murmurar.

    -Déjame

    La suelto no sé qué pasa pero no quiero que se moleste después de todo el contacto físico entre japoneses suele ser muy escaso y considerando que apenas hace unas horas sufrió de un intento de violación probablemente no se sintiera cómoda siendo tocada.

    Sin embargo mi suposición fue incorrecta.

    -Soy una mala persona no merezco que me ayudes

    Hablando con reservación mientras observaba el suelo mopa se quedó callada varios segundos después prosiguió lentamente.

    -Mi madre me regalo un anillo, ella me lo dio cuando me gradué de secundaria. Ese fue el anillo de compromiso que mi padre le dio a mi madre después de ahorrar todo su salario por un año.

    Es un recuerdo de mi padre... Mi padre murió cuando yo era joven, y la mayoría de sus posesiones ya habían sido vendidas para podernos amparar. Ese anillo fue lo único que mi madre pudo mantener.

    Mi madre me dijo que era un amuleto de buena suerte, me dijo que si lo mantenía conmigo me traería felicidad.

    En ese momento su voz se vuelve un ligero sollozo.

    -¡Yo lo vendí el preciado anillo de mis padres lleno de recuerdos solo para que esa tipa y sus amigos pudieran divertirse!

    No puedo encarar a mi madre después de lo que hice

    Las palabras fluían con tranquilidad sin vacilar un momento. Pero detrás de ellas había un leve temblor. ¿Era miedo? ¿Tristeza? O tal vez dolor profundo. Yo no podía estar seguro. Quizás era vergüenza sólo sabía que lo que fuera era suficiente para suicidarse.

    -Vamos a comprarlo entonces

    -¿Eh?

    Escuchando lo que digo mopa se haya sorprendida.

    -¿Tu lo vas a pagar por mí?

    -Sí, vamos

    Le indico y comienzo a caminar, por fortuna la situación se resolvió sola ahora únicamente quedaba llegar al hipódromo.

    Mopa un poco confundida se quedó ahí parada por un instante solo para seguirme con rapidez momentos después.

    Cuando trato de entrar mopa me toma de la manga de mi uniforme.

    -Este… uhm ¿Qué hacemos aquí?

    -Conseguir el dinero

    Las apuestas no eran algo sencillo eso ya lo había experimentado, sin embargo en esta ocasión tengo la certeza de saber los ganadores no hay forma de que pueda perder.

    Ubicando nuevamente al señor de la vez anterior me dirijo a apostar.

    Para apostar solamente se debe ubicar una ventanilla de apuestas, indicar al cajero el número de carrera, indicar la cantidad de dinero que se quiere apostar e indicar qué tipo de apuesta se desea realizar.

    Aparte de la apuesta normal que consiste en elegir un ganador existen apuestas combinadas que se dividen en: exactas, imperfectas, trifectas y cuatrifectas.

    Una apuesta exacta consiste en apostar por el primer y segundo puesto de dos caballos en una sola carrera y estos deberán cruzar la meta en el orden exacto elegido.

    Una apuesta Imperfecta en cambio se da cuando se apuesta por dos caballos en una única carrera pero estos podrán llegar primeros o segundos indistintamente.

    En una apuesta Trifecta se apuesta por tres caballos en una carrera que terminarán primero, segundo y tercero en el orden exacto que se haya apostado.

    Y La apuesta Cuatrifecta consiste en predecir los caballos que finalizarán primero, segundo, tercero y cuarto, en ese orden exacto.

    Al principio solo hacia apuestas normales e imperfectas debido al hecho que no recordaba bien el orden de llegada de los caballos, algunas veces perdía otras ganaba pero me di cuenta que las cosas podían ser muy distintas una vez que conoces el futuro.

    Hice esto unas cuantas veces, seguí haciéndolo hasta que vi el número de la siguiente carrera, recordaba el orden de llegada ya que por coincidencia estos fueron 1, 2, 3 y 4 respectivamente decidí hacer una apuesta Cuatrifecta ya que era la oportunidad perfecta.

    Cuando le comente al señor por cuales caballos apostar me miro con una cara de asombro.

    -¿Oye estas seguro de esto? Sé que has tenido suerte pero es poco probable que ese orden ocurra

    -Si

    -Mejor vamos a retirarnos por hoy ya hemos ganado bastante dinero

    Sus palabras eran sensatas aun viniendo de un apostador, aunque probablemente cualquiera pensaría igual que él, aun así no había nada de qué preocuparme mi victoria era absoluta.

    - Apueste todo

    -¡¿Todo?!

    -Si

    -Bien supongo que es tu dinero

    Dando un suspiro de resignación el señor aposto todo el dinero, sosteniendo nerviosamente la boleta su rostro se encontraba triste como esperando la derrota.

    Mopa junto a él tenía la misma expresión, o eso creía al menos su boca formaba un arco hacia abajo un claro signo de decepción.

    La carrera inicio y durante la mayoría del trayecto no había signos de que las posiciones terminaran tal como dije no obstante en el tramo final casi como si fuera actuado los caballos se alinean llegando en el orden 1,2,3,4.

    -Hahaha. No puedo sino reír

    -No puedo creer que algo así pasara

    -Él realmente debe tener un espíritu guardián o algo así

    Ignorando los comentarios de mopa y el señor detrás mí, me fije en la siguiente carrera ya que no estaba seguro si con esto obtendría el dinero necesario para pagar el anillo así que decidí apostar en la siguiente carrera.

    Sin embargo tanto mopa como el señor me detuvieron.

    -¿Estas segura?

    -¡Si, por favor detente!

    Con la súplica de mopa que parecía que estaba a punto de llorar nos dirigimos a la ventana de cobro.

    Lo único que faltaba era reclamar el dinero, acercándonos a la ventanilla unos sujetos de traje se acercan a nosotros y nos llevan a una oficina.

    Lo que ocurrió fue que la cantidad de dinero que ganamos fue excesivamente grande por lo cual están deduciendo los impuestos de nuestro premio y haciendo unas llamadas para que exista un registro fiscal de la transacción después de un rato al fin nos entregan el premio excepto que fue en forma de cheque, realmente no había pensado en eso supongo que no todo se resuelve tan simple en esta vida.

    Salimos del hipódromo y nos dirigimos al banco debíamos cambiar el cheque pero existía el problema de que no era tan simple que nos entregaran tanta cantidad de dinero en efectivo e incluso si lo hacían, no era algo practico cargar con tanto dinero.

    -Por cierto ¿Para qué necesitan el dinero?

    Al lado mío el señor pregunto, supongo que quería hacer conversación en lo que llegábamos a nuestro destino.

    Mopa parece querer hablar pero sus labios temblaban y tenía dificultad para hablar al parecer ella era tímida estando frente a otras personas su actitud me recordaba a Chinami.

    -Planeo comprar un anillo de compromiso

    Interviniendo por ella contesto la pregunta.

    -¡Oh vaya, amor de juventud! Les deseo lo mejor y por favor espero que me inviten a su boda

    Con una leve palmada en mi hombro nos sonríe, mopa se sonroja gravemente y dirige su mirada al piso.

    Parece que malentendió mis palabras, bueno no había necesidad de corregirlo no importaba que es lo que él pensara.

    Llegamos al banco, cuando consulte con él señor sobre el problema del dinero con gran confianza me dijo que no me preocupara ya que él era conocido del gerente y que le dejara todos los asuntos problemáticos a él.

    Aun con eso dicho tuvimos que esperar casi una hora a que alguien nos atendiera, mientras esperábamos el señor nos contó sobre sus problemas familiares como su esposa e hija no confían en él y como su hija algunas veces le quitaba todo su dinero para evitar que apostara.

    A todo eso solo podía pensar “Bien hecho hija”

    Luego de un tiempo me dormí sólo para ser despertado cuando un hombre de traje se acercó, intercambiando saludos con el señor ambos se dirigieron hacia una oficina en la parte trasera del banco.

    -Esperen aquí

    Fue lo único que dijo antes de marcharse con el cheque en mano.

    -¿Eso está bien?

    Mencionando con cierta ansiedad mopa me pregunta, por supuesto que bajo circunstancias normales yo tampoco confiara en una persona que acabo de conocer pero debido al apuro en que estamos debido a la necesidad de dinero no hay mucho que pueda hacer y bueno incluso si nos engaña puedo repetir el loop cuantas veces sea necesario.

    Aunque dudo mucho que pase algo el señor podrá ser un apostador pero no parece una mala persona sólo es víctima de su propia ineptitud y aun así hizo lo que él considero que era lo mejor, mantener a su familia a través de las apuestas.

    Por eso no creo que trate de engañarnos.

    -Si

    Con sólo esas palabras mopa guarda silencio y yo regreso a dormir.

    Dos horas después el señor regresa en su mano trae una tarjeta de crédito, parece que lo que hizo fue crear una cuenta básica para estudiantes de la cual es el tutor legal, en pocas palabras es mi tarjeta pero él es responsable de la cuenta.

    Pese a que esas cuentas pueden ser dadas a menores de edad por lo regular solo se le dan a estudiantes que viven en el extranjero y solo sus padres pueden autorizar semejante cuenta, me sorprende que haya conseguido algo así para mí.

    Ahora sé porque tardo tanto, debía esperar la ayuda del gerente para conseguir algo sin hacer mucho trámite, pero de manera ilegal.

    No estoy seguro sobre si tomar la tarjeta, pero de no hacerlo no puedo pagar el anillo.

    Cuando recibo la tarjeta el señor me indica la cantidad de dinero que hay, realmente la cifra es exorbitante incluso cuando el señor tomo su parte, ahora entiendo por qué actuaron tan asustados en el hipódromo.

    Era increíble que semejante cantidad de dinero pudiera estar contenida en tan pequeño plástico, esto de las tarjetas de crédito realmente era práctico.

    Antes de tomar caminos separados el señor y yo intercambiamos números de teléfono.

    -Si quieres volver a apostar comunícate conmigo

    Eso fue lo que dijo, uno esperaría que con lo que le ocurrió en la tarde él hubiese aprendido su lección y ya no quisiera volver a apostar.

    Pero los humanos no cambian tan fácilmente.

    La naturaleza con la que han nacido, y su ambiente de infancia formando el carácter individual, la raíz de toda su vida. No es una cosa fácil de superar.

    Qué pasa si, y esto es estrictamente hipotético, ¿qué pasaría si todas las personas pudieran cambiar sus acciones anteriores, como en un juego? ¿Cambiarían su vida?

    La respuesta es un rotundo no.

    Soy un buen ejemplo.

    No he cambiado.

    Más bien, no tengo la intención de cambiar.

    A pesar de que he experimentado varias cosas desde que inicio el loop no es como si mi personalidad hubiera dado un giro de 180 grados, sigo siendo el mismo.

    Por eso no puedo juzgarlo, al final cambiar es proceso que requiere demasiado esfuerzo.

    Despidiéndose el señor se aleja de manera demasiado alegre casi parece que va saltando, la silueta del hombre deprimido hace unas horas antes no se encuentra por ninguna parte.

    La gente dice que el dinero no es la llave de la felicidad, pero siempre pensé que si tienes suficiente dinero, puedes comprar cualquier llave.

    Dejando atrás a un sonriente señor mopa yo nos dirigíamos de regreso, habíamos decidido dejar la compra del anillo para mañana debido a que la tienda ya estaba cerrada a estas horas.

    De camino vimos un puesto de Takoyaki y aunque mopa no dijo nada su comportamiento delataba que ella tenía hambre, supongo que era normal desde que salimos de la escuela no habíamos comido nada.

    -¿Quieres comer?

    -¿Ehh? No, uhmm estoy bien

    -Vamos

    -No en verdad estoy bien…de acuerdo

    Convenciéndola de detenernos a comer fuimos hacia el puesto, aunque realmente en lugar de convencerla la estoy forzando ya que la estoy sujetando del brazo, sólo no quería que terminara desmayada por el hambre y que le ocurriera algo malo.

    Durante el tiempo que estuvimos comiendo mopa solo veía el suelo a la vez que daba pequeños mordiscos a su comida.

    Me pregunto qué debo hacer para animarla, pero nada se me ocurre así yo también continuo comiendo en silencio.

    Luego de comer detengo un taxi, ya era bastante tarde así que debía enviar a mopa a su casa.

    Estando dentro del taxi mopa se asoma por la ventana y con cierta reservación me pregunta

    -¿Estoy siendo una molestia?

    Por supuesto que lo es, no obstante no digo mis verdaderos pensamientos eso sería inconveniente.

    Aun así sentía que mentirle no era la respuesta correcta.

    En el tiempo que pensaba que hacer el brazo de mopa que no tenía nada al principio vagamente dentro de él, eventualmente un patrón similar al de una serpiente emergió claramente.

    Y al igual que una serpiente se arrastró hacia mi brazo, la vi arrastrándose en el aire lentamente hasta que se aferró a mi muñeca tal cual si me hubiera mordido.

    Como si una serpiente estuviera entrelazando nuestros brazos, volví a mirar hacia mopa como sea no existía rastro alguno de ese patrón de serpiente por ninguna parte.

    Mire nuevamente mi brazo pero tampoco existía nada.

    Comencé a dudar de mi propia visión y me puse a pensar si solamente se trataba de una alucinación.

    Si hubiese sido una serpiente u objeto parecido normalmente sería imposible para desaparecer dentro de un instante sin hacer ruido o ser visto.

    Contemple durante un largo rato mi brazo siendo iluminado por la tenue luz de la luna.

    Mopa partió sin haber escuchado la respuesta a su pregunta.

    La vi partir en el taxi y yo regrese caminando, después de que compre el takoyaki y le di dinero para el taxi me había quedado sin una sola moneda, tenía una tarjeta con mucho dinero pero no podía utilizarla para tomar un taxi.

    Esto de las tarjetas de crédito realmente era impráctico.

    Me detengo en varias bancas y puestos de camino a casa, llego bastante tarde.

    La cena ya estaba servida como era de esperar se encontraba completamente fría, mi hermanita tiene que montar su escenita.

    -¡Llegas tarde! ¿Dónde te has metido?

    -Por aquí y por allá solo he dado un paseo

    -Estabas con una chica

    -No es cierto, me sorprende lo intuitiva que puede llegar a ser comienzo a comer el plato servido frente a mí, aunque no tengo hambre debido al almuerzo que tuve con mopa pero es mejor que no diga nada la mirada de Chinami se veía bastante peligrosa.

    Terminando de comer nos bañamos y fuimos a dormir pero en todo ese tiempo el ánimo de Chinami no mejoro.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    Con el sonido del despertador comenzaba otro día aburrido, la misma rutina de siempre.

    ¡Rriinngg, Rriiiiiiiiiiiiiiiiiiiinngg!

    El despertador seguía sonando pero simplemente no me sentía con ánimo de apagarlo.

    *Click*

    Justo en ese momento el despertador se apagó, sin embargo no fui yo el que oprimió el botón.

    -¡Onii-chan, apaga el despertador una vez para variar!

    Cuando abrí los ojos la persona que dijo estas palabras no fue nadie más que mi pequeña hermana.

    Con una malhumorada Chinami me levanto de la cama, dirigiéndonos a la cocina para desayunar veo las noticias en la televisión la fecha indicaba 5 de mayo.

    Al fin había recuperado el futuro que había perdido.

    Observando las noticias sobre un asesinato de un político famoso provocado por un asesino serial conocido como el asesino fantasma me puse a pensar que no solo yo había recuperado mi futuro sino también mopa ya que de no ser por este loop su vida hubiera terminado en esa tarde ahí en la escuela.

    Me preguntaba qué es lo que ocurriría ahora ¿El loop había terminado? ¿O eso también era solo una alucinación?

    Sintiendo la mirada de Chinami sobre mí, volteo en su dirección

    -¿Qué te pasa?

    -Nada

    -¿Segura?

    -Si

    -De acuerdo

    -…

    -Sera mejor irnos

    -¡Haz lo que quieras Onii-chan idiota! ¡Ignórame como siempre!

    -¿Qué te pasa?

    -Nada

    Vaya el futuro ciertamente es incierto.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    BerserkSlayer

    BerserkSlayer Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    2 Mayo 2017
    Mensajes:
    2
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Buen capitulo. Esperando con ansias el próximo ^^
     
  17.  
    Sint

    Sint Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    15 Febrero 2017
    Mensajes:
    15
    Puntos en trofeos:
    26
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Loop del destino
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    15
     
    Palabras:
    3141
    Capítulo 15: Fragilidad

    Después de que la discusión que tuve con Chinami continuara sin avanzar termine llegando tarde a clases y aunque ella fue la culpable de eso de alguna forma termino haciéndome el responsable.

    Llego al salón y cuando entro un bullicio similar al que ocurrió la vez que mopa fue llevada por la delincuente empezó.

    El aula se encontraba bastante vacía los asientos que antes ocupaban la delincuente y su grupo yacían solitarios sin propósito alguno.

    Sigo caminando y todas las miradas se posan en mi llego junto a mopa y me ve pero no dice nada, el ruido de la clase continua así hasta que la siguiente clase comienza.

    Esos murmuros alrededor mío continúan dificultando el poder dormira través de todo el día.

    Escuchando el sonido de la campana anunciando el final de las clases, a través de una bruma confusa que se formaba en mis ojos me despierto.

    -Aaaaah… eso sí que fue agotador

    Me levanto refregando mis manos que se han puesto rojas mientras aguantaban mi cabeza a la vez que sacudo mi cuello que se ha puesto rígido por mantener la misma posición durante tanto tiempo.

    A pesar que si duermes, hablas o juegas durante las clases a la mayoría de los profesores parece no importarles.

    Y pese a que no me molesta ese tipo de actitud eso también tiene sus inconvenientes y es que puedo dormir sin interrupción pero a diferencia de la ficción dormir en tu banca es muy difícil e incómodo sólo una persona bastante cansada podría dormirse fácilmente sobre ellas, es algo que incluso a alguien como yo que tiene facilidad para dormir le tomo dos meses en acostumbrarse.

    No sé por qué el gobierno no puede instalar asientos más cómodos, después de todo los estudiantes pasan varias horas sentados ellos.

    Esto era algo casi igual a una tortura medieval y nadie parecía decir nada, como si todo el mundo fuera indiferente ante el sufrimiento de los alumnos solo con el fin de que obtuvieran un poco más de conocimiento.

    Tomando las cosas que no ocupe durante todo el día me dirijo hacia mopa, debíamos ir a la tienda donde vendió su anillo.

    -Vámonos

    -¿Ehh? ¿Uhm está bien que me hables delante de todos?

    Con voz tímida ella me contesta, cuando dice esto los murmuros de los demás se esparce sobre el salón y la atención de todo el mundo se posa sobre nosotros.

    Al igual que si hubiera sido atada por cadenas el cuerpo de mopa se pone rígido, parece que la ansiedad que genera ser el centro de atención es demasiado para ella.

    Ahora veo el porqué de su preocupación que yo le hablara frente a los demás, con lo ocurrido el lunes y hoy es de suponer que rumores van a comenzar a circular sobre nosotros.

    Esta demás decir que mopa siente vergüenza acerca de lo que puedan pensar sobre nosotros, y sobre todo ella no quiere causarme alguna molestia.

    Debo decir que no quiero que todo el mundo hable sobre mí, aunque no es que realmente me importe.

    Viendo que tratar de actuar en secreto solo haría que más rumores se propaguen decido actuar de manera honesta a fin de evitar malentendidos.

    -Por supuesto, después de todo prometí que te compraría el anillo de compromiso hoy

    Un fuerte grito estalla en todo el salón y todas las chicas que estaban a nuestro alrededor comienzan a hablar.

    -¿Boda?

    -¿Desde cuándo esos dos eran tan cercanos?

    -¡Que romántico!

    -¿Se estarán casado debido a un error de una noche?

    -¡Qué lindo un bebé!

    Olvidando siquiera tratar de disimular sus voces todas comienzan a hablar lo que quieren acerca de nosotros.

    Parece que mi elección de palabras causo que los rumores se esparcieran más velozmente comparado a que si hubiéramos actuado en secreto.

    Pero no importa tomando la mano de mopa que se haya completamente paralizada a causa de lo que dije salimos del salón dejando atrás la incesante oleada de gritos.

    Recuperándose del shock mopa y yo llegamos al lugar donde había vendido su anillo, era una tienda donde vendían cosas de segunda mano de dudosa procedencia parecida a la tienda donde yo había comprado el taser.

    Supongo que sólo en un lugar como este una menor de edad podría vender algo tan sospechoso como un anillo de oro.

    Abriendo la tienda un señor calvo y desalineado se hallaba frente al mostrador.

    -Oh tú de nuevo ¿Ahora qué quieres vender?

    Reconociendo a mopa una sonrisa se forma en su cara pero no era una sonrisa cordial, era una llena de malicia.

    Mopa parecía ser una vendedora habitual y es obvio que el dueño de la tienda no iba a perder la oportunidad de aprovecharse de una ingenua jovencita como ella.

    Él era un abusador, pero cuando se busca hacer cosas que de otra manera no están permitidas no hay mucho de lo que uno se pueda quejar.

    -Ehmm… vengo a recuperar mi anillo

    -¿Otra vez eso? Ya te dije que si lo quieres recuperar cómpralo al precio que pide la tienda como todos los demás

    La sonrisa del hombre desaparece y con una voz demasiado hostil le responde, mopa encogió sus hombros un poco debido al miedo pero después se armó de valor y volvió a hablar

    -Tengo el dinero

    -¡Oh! Vaya no espera que pudieras conseguir semejante cantidad tan rápido

    Con una voz alegre el señor habla como si estuviera elogiando a mopa, sin embargo sus siguientes palabras fueron abrumadoras.

    -Mala suerte ya lo vendí

    -¡Ah!

    Dejando escapar un leve gruñido de su garganta mopa cae de rodillas al suelo como una muñeca de trapo.

    Todo color desaparece de su rostro, tan blanca como un fantasma empieza a sollozar y a temblar parece que le está dando un ataque de ansiedad o algo similar.

    Su apariencia no se ve muy bien, probablemente vaya a desmayarse en cualquier segundo, tratando de prevenirlo decido intervenir.

    -¿Cuándo lo vendió?

    -No sé, hace unos cuantos días

    -¿A quién lo vendió?

    -¿Y yo que sé? No pregunto nombres sólo miro el dinero

    -¿No pagaron con tarjeta de crédito?

    -Por supuesto que no yo exclusivamente acepto efectivo

    Con una respuesta carente de interés el señor vuelve a sus negocios.

    -Ese anillo no le pertenecía a esta joven por lo que su venta fue ilegal, así que es mejor que contacte a la persona a la que le vendió el anillo sino quiere que llame a la policía y lo reporte por comerciar con objetos robados.

    -¿Si? Pues no tienes evidencia de eso y ahora márchense que estorban a los clientes

    Ciertamente esto era porque no quería recibir la tarjeta, cuando alguien te ayuda a hacer algo ilegal por lo regular es para sacar ventaja y debido a que mopa no tiene un recibo ni nada que avale su venta no hay mucho que pueda hacer.

    Mi intento de amenaza no sirvió contra él, eso era de esperarse dudo mucho que se pueda llevar un negocio de este tipo sino se tiene la capacidad de lidiar con cosas como esa.

    Tampoco había cámaras, el tiempo ya era demasiado tarde para intentar recuperarlo con el loop y no había más pistas que me llevaran a saber quién compro el anillo.

    Ahora que lo pensaba la cantidad de dinero que pedía por un simple anillo era demasiada y si lo que dijo era cierto y únicamente aceptaba efectivo quiere decir que no hay forma de que alguien cargara con tal cantidad de dinero, por lo que puedo suponer que él vendió el anillo en una cantidad mucho menor de lo que le exigió a mopa.

    Viendo a mopa llorando en el piso y al señor esbozando una gran risa puedo darme cuenta que sólo lo hizo por fastidiar.

    Esto era malo pero no podía simplemente marcharme así, en especial porque mopa no daba indicios de moverse.

    -Lo siento mamá… he vendido todo lo que tú te esforzaste en darme

    En medio de su gimoteo mopa suelta estas palabras, mirando alrededor de la tienda se me ocurre algo que puedo hacer para sacarla de ese estado.

    -Señor

    -¿Ahora qué quieres?

    -¿Tendrá algunas de las otras cosas que ella le vendió?

    -¿Por qué?

    -Quiero comprarlas

    -La mayoría ya lo vendí pero aún tengo unas cuantas de sus cosas

    Aunque no se veía muy amable el hombre comenzó a hacer memoria y empezó a recolectar varios objetos que estaban en el lugar, incluso si no le agradamos el realizaba su trabajo como todo un hombre de negocios. Hubiera preferido que el profesor tuviera su actitud.

    La mayoría son cosas viejas y no valen mucho por si solas pero reuniéndolas juntas el dinero es bastante significante.

    Entre los objetos más caros se hallaba una consola antigua de videojuegos la pintura estaba descolorida y los botones parecían a punto de salirse, se notaba que había sido utilizada por mucho tiempo.

    Notando la consola mopa vuelve a la realidad, el señor me entrega sus pertenencias dentro de una bolsa.

    -Aquí tienes

    Dándole la bolsa ella reacciona al principio no sabía qué hacer y únicamente cambia su mirada entre la bolsa y yo, luego de unos instantes la abraza hacia su pecho como una madre abrazaría un bebe.

    -Vámonos

    Salimos de tienda, mopa iba a mi lado en una mano llevaba sus cosas y con su otra mano iba sujetándome, ahora que lo pensaba desde que salimos de la escuela no habíamos soltado nuestras manos.

    Durante lo que caminamos el brazo de mopa se veía tensionado, el peso de la bolsa era demasiado para su delgado y delicado brazo no obstante no hago la menor seña de quererla auxiliar eso era algo que ella tenía cargar por su cuenta.

    El peso de los objetos así como el peso de las memorias y sentimientos que cada una de esas cosas tenía, eso era lo que quería hacerle recordar a mopa quien casi caí en la desesperación.

    Por supuesto mi intención era sólo ayudarla nada tenía que ver el hecho que no quería tener que cargar con una bolsa tan pesada.

    Silenciosamente avanzábamos a través de la ciudad hacia el siguiente sitio.

    Mopa solo me seguía, caminando con su vista perdida sin pensar hacia donde nos dirigíamos eso hasta que vi el letrero del lugar.

    Cuando vio de qué tipo de lugar se trataba sus ojos se abrieron de par en par y comenzó a exaltarse tal cual animal justo antes de entrar al matadero.

    -¿Por qué me trajiste aquí?

    -Es necesario

    -¡No puedo, no lo hare!

    Por supuesto el lugar al que mopa se negaba a entrar con tal vehemencia no era más que una simple joyería.

    -Tu anillo se perdió y no hay nada que podamos hacer para recuperarlo, vender el anillo fue un error de tu parte y ya no hay forma de deshacerlo pero lo que si podemos hacer es rectificarlo

    Al mencionar esto ella se tranquiliza parece que su sentido de culpa le impide decir nada más.

    -¿Como?

    -Te daré un nuevo anillo, tu madre no tendrá que enterarse de lo que paso y de esa forma podrás seguir con tu vida como antes.

    Ella se queda dubitativa durante un buen tiempo, parece no saber qué hacer.

    -No quiero mentirle más a mi madre

    -¿Entonces planeas contarle todo lo que paso? Si es así entonces no es necesario comprar otro anillo

    No conozco a su madre pero por lo que ella me ha contado creo que ella es una buena mujer que ama a su hija de lo contrario ella no trabajaría tan duro para darle un buen hogar.

    Nadie se esfuerza por alguien que no le interesa.

    Estoy seguro que si mopa habla sinceramente con ella, su madre le perdonaría el haber vendido el anillo pero la determinación para afrontar las dificultades era algo que ella no tenía, por eso lo único que ella podía hacer era evadir los problemas.

    Y como lo esperaba mopa me siguió sin protestar dentro de la tienda.

    -¿Ves alguno que se parezca?

    Yo no tengo idea de cómo luce su anillo así que solo puedo confiar en la memoria de mopa.

    Aun así sacudiendo su cabeza ella negó mis palabras, eso no era muy alentador pero esa joyería era un establecimiento relativamente pequeño así que no tenían muchas cosas para empezar.

    Salimos y fuimos de lugar en lugar sin poder encontrar un anillo que fuera similar.

    Semejante odisea me recordaba el viaje de compras que tuve con Chinami, mi cuerpo se hallaba agotado estaba seguro que no iba a poder soportarlo por mucho más tiempo.

    Y mopa tampoco se encontraba en las mejores condiciones, su mano se había vuelto blanca por la falta de circulación causada por la bolsa pero incluso así mopa jamás la bajo aunque fuera un segundo.

    No sé de dónde obtenía semejante fuerza de un cuerpo tan delgado.

    -Esto es inútil

    Mopa habla con su frágil voz, todo es inútil es lo que iba decirle pero me contuve y en su lugar di una respuesta más apropiada.

    -Aún faltan algunas tiendas, seguramente hallaremos algo

    -Eso no cambia nada, además incluso si lo encontramos el anillo tenía un grabado de “Te amare por siempre” es obvio que mi madre se daría cuenta que es falso.

    Mopa se encuentra irritable y parece que no piensa escucharme más, viendo que no se me ocurre nada para convencerla decido ir directamente a mi opción final.

    Cruzando las puertas de una joyería al final de la ciudad me dirijo al mostrador.

    En él se encuentra una joven probablemente no mayor de 30 años con una sonrisa amable nos atiende.

    -¿Puedo ayudarlos?

    -Tenía un anillo de boda y se me perdió, ¿Pueden fabricarme otro igual?

    -Sí, fabricamos todo tipo de joyería, aun si no tienen el anillo en físico, con traernos una foto nosotros le fabricamos el anillo tal como aparece en la foto.

    -¿Cuánto tiempo dura la elaboración de un anillo?

    -Generalmente se tarda alrededor de 3 semanas.

    -Oh

    Mopa que estaba detrás de nosotros escuchando en silencio no puede evitar dejar salir su voz de sorpresa al enterarse del tiempo.

    Su cuerpo se pone rígido y la mano que sostenía la bolsa comienza a temblar, su brazo llego a su límite y en cualquier momento soltaría la bolsa.

    Es por eso que esta era mi última opción, si bien el pedir que hagan un anillo igual hubiera sido lo más fácil no había forma que ella pudiera soportar la culpa de lo que hizo por tres semanas.

    El sentido de ser un lastre que solo estorba a aquellos que la rodean es lo que más ronda en su cabeza, y dudo mucho que ella pueda soportar por mucho tiempo esa carga.

    Al igual que su mano no puede soportar la carga que es la bolsa.

    -Te lo prometo todo estará bien

    En el momento que parece que su mano se va a abrir tomo la bolsa por ella.

    Lo que le digo no eran palabras vacías.

    Viendo su brazo y como su mano recuperaba lentamente su color, recordaba esa serpiente que había nacido del brazo de mopa sabía que el asunto no había terminado y tenía la sensación de que si no resolvía lo del anillo nada de esto acabaría así que la única salida que existía es que mopa obtenga ese anillo de una forma o de otra.

    Le pedí a mopa que mañana trajera una fotografía e hicimos el pago inicial por el costo de fabricación.

    Por primera vez tengo oportunidad de utilizar mi tarjeta aunque no fue para pagar exactamente lo que yo esperaba.

    Y bajo la amable sonrisa de la empleada salimos de la tienda.

    Nos despedimos pero la forma en la que ella se movía era preocupante mientras la veía alejarse su apariencia era tan frágil y tan débil que no tenía la certeza de si mopa no intentaría quitarse la vida otra vez.

    Llego tarde a mi casa de nuevo y la mirada con la que Chinami me recibe es mucho más fría que el plato de comida frente a mí.

    -Onii-chan ¿Dónde estabas?

    -Estaba trabajando en un proyecto con un compañero

    -Es una chica

    -No

    Se queda callada por un buen rato y luego se retira a mi habitación.

    Durante el resto del tiempo ella no me dirige la palabra.

    Incluso ahora que estamos a punto de ir a dormir ella permanece en silencio.

    No puedo entender el porqué de su actitud el martes se enojó debido a que no le avise que llegaría tarde, no obstante esta ocasión tome la previsión de avisarle que me tardaría en llegar así que no entiendo la causa de su molestia.

    De hecho ella sólo suele ponerse así cuando llego a hablar con sus amigas sin su presencia…

    -Espera ¿Estas celosa?

    -¿Celosa yo? Jajaja ¿Quién te dijo algo como eso Onii-chan? ¿Quien? ¡Que me digas quien fue Onii-chan! Fue tu novia ¿Verdad?

    Chinami empieza a hablar de forma irracional sin saber cómo actuar solo puedo quedarme en silencio esperando que ella se calme.

    Pero ese fue mi error.

    -¡¿Por qué te quedas en silencio?! ¡Responde faldero, ligón, libertino, seductor, Infiel, mujeriego, adultero!

    Chinami vuelve a repetirme la misma sarta de palabras de la vez anterior incluso repitiendo la misma equivocación, supongo que luego deberé enseñarle que no se puede ser infiel si no se tiene novia.

    Mientras en su cólera Chinami tomo lo primero que había a su alcance y me lo arrojó.

    El objeto se estrelló contra la pared y con el sonido de cristal rompiéndose varios fragmentos quedaron regados por el piso.

    Lo que Chinami había arrojado era la estatuilla de cristal que planeaba regalar para el día de las madres.

    Lo había puesto junto a mi cama porque faltaba envolverlo y ahora se había vuelto solo basura.

    -¿Ves lo que ocasionas? Recógelo y tíralo ahora

    Me dijo con una voz tranquila, pero en el fondo, sentí una abrumadora presión y supe instintivamente que no era una petición sino una orden.

    No tenía caso discutir con Chinami, eso era simplemente agotador, aunque pensándolo bien tal vez esa sea la razón por la cual ella no reflexiona en su actitud tan irracional, yo no la regaño jamás me había importado el cómo actuara pero quizás sea hora de cambiar eso.

    Era increíble lo mucho que había cambiado mi vida en cuestión de solo unos días debido al loop.

    Mientras recogía los pedazos de lo que había sido un hada, fui tomando uno a uno los trozos regados brazos, piernas y la cabeza destrozada que antes parecía que irradiaba vida ahora se hallaba inerte tal cual pedazo de simple vidrio.

    Tirando todo eso, sólo esperaba que mopa no se quebrara tan fácilmente como lo hizo la estatuilla.
     
  18.  
    BerserkSlayer

    BerserkSlayer Iniciado Esbirro

    Miembro desde:
    2 Mayo 2017
    Mensajes:
    2
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    ¿No hay continuación no es así? :(
     

Comparte esta página