1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.


  2. Descartar aviso


  3. Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Relato Fanfic - La vieja muñeca

Tema en 'Historias Terminadas Originales' iniciado por Kei, 27 Febrero 2012.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Kei

    Kei Usuario popular

    Virgo
    Miembro desde:
    7 Enero 2012
    Mensajes:
    826
    Puntos en trofeos:
    178
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - La vieja muñeca
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1168
    La vieja muñeca​
    Se había vuelto de noche, de nuevo.​
    Mi dueña había cerrado desde hace horas la tienda y yo seguía aquí, como todas las noches.​
    No podía hablar, ni moverme, pero me habían confeccionado para que mis ojos siempre estuviesen abiertos, era de esta manera como yo podía ver lo que pasaba a mi alrededor.​
    Hacía años que no pasaba nada nuevo por la tienda, mi estantería seguía llena de polvo como la primera vez que me colocaron allí, los pisos seguían sin barrerse desde que mi dueña había dejado de poder agacharse, y los clientes cada vez iban disminuyendo más y más.​
    Yo me había vuelto un juguete sin novedad, habían pasado años desde la última vez que alguien me miraba con emoción y felicidad, pero nadie se atrevía a comprarme por el precio que mi dueña me había puesto.​
    Ahora vieja, mi precio se ha disminuido, pero nadie más se ha vuelto a interesar por mi, a excepción de un pequeño, hace 8 años, cuando me miraba con preocupación al ver mi precio, ¡qué tiempos aquellos... !​
    Todo había cambiado en mí; mi cabello largo y negro color azabache lucía menos brillante y opaco que cuando me lo habían puesto, mis labios rojos como la escarlata también se habían dejado su brillo años atrás, y mis ojos azules penetrantes, ya no lograban impregnar magia. Yo solo miraba cómo aquellas señoras que llegaban con prisa y sin saber qué regalar a sus hijas, se iban al juguete más nuevo y hermoso, pero nadie se atrevía a fijarse en mí.​
    Tenía trece años en esa tienda, y nadie me quería por vieja muñeca.​
    Hoy era la primera vez en la que mi anciana dueña me veía con lástima, seguro recordó aquellos días en los que era la que más destacaba de la tienda, la más querida por los clientes, pero sobretodo la más cara.​
    Creo que al fin había entendido que el precio era lo que me había retenido allí, pero ya era todo demasiado tarde.​
    Me miraba con lastima, suspiraba delante mío con pesadez, pensando quizá que tal vez ya era hora de tirarme, yo la miraba como siempre, ella también era hermosa cuando la conocí, pero los años pasaban y la gente también cambiaba.​
    Tan bella y tan vieja... decía con pesadez, mientras me miraba de arriba a abajo. Tal vez sea hora ya de que tu poca belleza deje de alumbrar este lugar, tal vez debas volver de nuevo de donde te trajeron, solo... solo no quiero que mueras aquí.​
    Me sentía triste y desechada, recordaba las veces en las que me miraban con alegría e ilusión, pero ahora me encontraba en el lugar que menos esperaba... qué injusticia.​

    ¡Espere! gritó alguien desde la puerta de la tienda, pude oír su voz que por más que quisiera recordar, se me hacía desconocida.

    —¿Qué se te ofrece, jovencito? —preguntaba con lentitud mi dueña—, ¿es que acaso quieres comprar la muñeca?, es muy vieja y ya no tiene valor.

    Exacto. Ya no tenía valor alguno.

    —¡Si, la quiero! —gritaba decidido mientras respiraba con pesadez, al parecer había corrido bastante.

    —Qué sorpresa... —musitaba mi anciana dueña—. Es la primera vez que alguien decide comprarla, no te he visto por aquí, ¿Sabes cuánto cuesta una muñeca de este tipo?

    —Sí, lo sé —decía con una sonrisa en los labios—, vine hace años atrás con mi familia, en ese entonces tenía tan solo ocho años, pero desde que la vi no despegué mis ojos de ella, para esos días su precio era demasiado para mí —decía cabizbajo—, pero he estado ahorrando durante años y ahora puedo comprarla.

    —Es la primera vez que veo a un muchacho de tu edad venir aquí decía mientras me miraba con ternura—, seguro que tienes grandes motivos para querer a una muñeca de tanta belleza, en su época costaba muy cara y ahora al mirarla, parece mentira que siga en esta tienda.

    —Se parece mucho a alguien que amo —susurraba con alegría—, quiero comprar la muñeca.
    ¿Acaso era un sueño? Todo pasaba tan rápido que me parecía mentira.​
    —Entonces tenla —dijo mi dueña mientras me alzaba de la cintura y me entregaba a ese muchacho alto de tez blanca y hermosa sonrisa.
    —Pero... ¿Y el dinero? ¿Cuánto quiere por ella?
    —Se llama Ha —le decía mi dueña evadiendo la pregunta—, soy demasiado vieja para aceptar dinero y solo quiero que ella viva en otro lugar, no merece estar aquí junto a juguetes modernos que ahora a la gente le gusta comprar.
    El chico de cabello azabache sin pensarlo dos veces me aceptó y con una sonrisa en su rostro me sacó de aquél viejo lugar.​
    —¿Ha, eh? —decía mientras me sonreía y salía de la tienda—, te llamaré Ha Yaegi, justo como esa persona se llamaba.
    Era la primera vez que salía de la tienda desde hace muchos años, la oscuridad que invadía aquél lugar al que llamaba hogar ahora me parecía lejana, las luces del camino y las personas... Todo me parecía nuevo, y eso me gustaba.
    Era la primera vez que esta vieja muñeca se sentía querida, pero sabía que no sería la última; aquél chico que recuerdo haber visto hace 8 años ahora estaba cargándome para llevarme a su hogar, y yo de agradecimiento le mostraría mi belleza todos los días que para que me mirara con ternura, mientras recordaba a aquella persona, a la que alguna vez amó.
    Esta vieja muñeca... Era nueva para su reciente dueño.
    Esta vieja muñeca... Había vuelto a nacer.
    FIN
    Dedicado para una muñeca en especial: Ha Yaegi
     
    • Me gusta Me gusta x 10
  2.  
    Anh Peárys

    Anh Peárys Fanático

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2011
    Mensajes:
    1,092
    Puntos en trofeos:
    356
    Pluma de
    Escritora
    ¡Ah! ¡No sé que decir!

    ;////////; De verdad, muchas gracias, ángel. ¿Porqué desperdicias tu talento en esta muñeca? No sé como, pero es lo mejor que me han dedicado. ./////.

    No tienes errores, de ningún tipo. Todo limpio y bien hecho. ¿Cree que algún día alguien vendrá por mi? No lo sé...Pero tu escrito...Vaya, ni palabras tengo para expresar o que siento al leer esto. Sin palabras.

    Lo espere de ti...Con amor, muñeca Ha...
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  3.  
    Niné.

    Niné. .

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Diciembre 2011
    Mensajes:
    888
    Puntos en trofeos:
    198
    Pluma de
    Escritora
    Awww, ¡maravilloso!, realmente perfecto y hermoso. (Así debía ser pese a su dedicatoria)

    Toda una beldad. Realmente me encató el final, era imposible que esa preciosidad de muñeca no albergara una bien merecida felicidad. Además, cada parte, cada momento; impregnado de sentimiento.
    No tengo más que decir.

    Un beso. :)
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    George Asai

    George Asai Maestro del moe

    Aries
    Miembro desde:
    15 Mayo 2011
    Mensajes:
    963
    Puntos en trofeos:
    366
    Pluma de
    Escritor
    Señorita Kei-moe awesome, leí su escrito porque me recordó a Toy Story xDDD no sé porque pero al ver las reflexiones de una muñeca no sé, como que sentí mi infancia plasmada en dichas palabras.

    Encontré un detalle.
    Lástima lleva tilde en la primera "a" de ahí no pude notar errores en la narración. Pero de igual forma noto que repites ciertas palabras en las oraciones y que a veces narras muy corrido, osea un hecho lleva a otro. No pude notar la filosofía personal que la muñeca podía expresar, tampoco me sentí atrapado con esa reflexión tan bonita que diste al final. Creo que un poco más de sensibilidad hubiese sido el caldo perfecto para tu escrito, no sé si me doy a entender con estas palabras.

    Buena enseñanza que nos das y me diste ganas de jugar con mi Goku de juguete ;__;

    Ok no, bien buena dedicatoria también. Ahora nos veremos.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5.  
    Tubbiefox

    Tubbiefox Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    29 Mayo 2010
    Mensajes:
    121
    Puntos en trofeos:
    91
    Pluma de
    Escritor
    Esta historia tiene un gran valor metafórico. Me parece un detalle bastante agradable cuando los autores le dan un significado verdadero a sus escritos, en lugar de sólo hacerlos una lectura agradable para el momento. Fue bastante triste también, pero nunca hay que perder la esperanza de que un niño nos adopte cuando más le necesitamos... metafóricamente hablando <3.


    ¡Qué rayos te pasa, vieja xD!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página