1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.


  2. Descartar aviso

Fanfic - La Sangre de la Reina

Tema en 'Fanfics Abandonados Pokémon' iniciado por Dark ZavalaTaker, 20 Julio 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Dark ZavalaTaker

    Dark ZavalaTaker Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    22 Junio 2008
    Mensajes:
    32
    Puntos en trofeos:
    81
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - La Sangre de la Reina
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1277
    La Sangre de la Reina

    Si pensaron que estaba muerto, o seguía en el infierno, se equivocaron.

    Capitulo 1: Haciéndote Parte de Mi​

    Pasaba la noche, Dawn, Ash y Brock aun seguían en Sinnoh, la liga había terminado, Ash, se encontraba frustrado puesto a que había perdido contra Paul en la final...

    — Que molesto estoy — reclamo Ash enojado.
    — Ash, tranquilízate, en la siguiente liga lo harás bien — le dijo Dawn tratando de animarlo.
    —Lo se Dawn pero no puedo evitar estar frustrado, sabes que siempre quise ganar la liga y mas si era ante Paul.

    Los 3 siguieron su camino, se encontraban en la ruta entre Jubileo y Pueblo Arena, ahora debían estar devuelta, solo tenían que avisarle al Profesor Rowan sobre su progreso, puesto que Dawn aun se encontraba confundida, ciertamente había desarrollado sentimientos hacia Ash, que al estar cerca de el se hacían mas intensos, la respiración de Dawn se agitaba mas al estar mas cerca de el, Ash seguía con su inseparable Pikachu, a Dawn le gustaba contemplar eso, pero al estar mas cerca de el se agitaba y quería estar desesperadamente con el.
    Los minutos se habían ido mientras ellos 3 se dirigían a Pueblo Arena, ahí, llegaron primero al Centro Pokemon para curar a sus pokemon, puesto que Ash y Dawn habían librado batallas para no perder el habito de pelear, ahí, las enfermera Joy les dijo que no había ningún problema, que todos sus pokemon se encontraban en un perfecto estado, así que tranquilos salieron del Centro Pokemon de Pueblo Arena, y tomaron rumbo al Laboratorio Pokemon del Prof. Rowan, el cual se encontraba realizando unos estudios a unos Golbat.

    — ¿Que pasa chicos? — pregunto el Prof. Rowan al verlos.
    — Pues mire — dijo Brock — al parecer les fue bien, puesto que Dawn llego a la final del Gran Festival y Ash a la de la Liga Pokemon.
    — Entiendo, buen trabajo muchachos, pero saben que el camino no termina aquí.
    — Lo se — dijo Dawn — y quiero viajar a otra región para participar en su Festival.
    — ¿Y a que región iras? — le pregunto el Prof. Rowan con curiosidad.
    — No lo se, lo pensare delicadamente cuando llegue a mi casa.

    El Prof. Rowan, al ver que era muy tarde, les ofreció que se quedaran en algunas de las habitaciones que tenia en su Laboratorio, así, los 3 se fueron acomodando, Brock se quedo en una habitación que estaba al final de un corredor en la parte trasera, y Ash y Dawn compartieron habitación puesto que ya no había habitaciones disponibles y la de Brock era muy pequeña, ya que el mismo decidió usarla para no incomodarlos, así, Ash y Dawn junto con Pikachu y Piplup estaban dispuestos a dormirse, cuando Dawn comenzó a sacar platica.

    — Dime Ash, ¿que piensas hacer después de esto? —le pregunto Dawn la cual estaba muy inquieta.
    — No lo se, probablemente me regrese a Kanto y me quede ahí algún tiempo para descansar.
    — Oh ya veo, pues yo no se si viajar a Kanto, Johto o Hoenn, ¿cual región crees que sea la mejor? — le pregunto Dawn al no saber que hacer con respecto a su carrera.
    — Pues no sabría que decirte, como los concursos pokemon no son mi área.

    Ash se había dado la vuelta y envuelto en su sabana, junto con Pikachu se fue a dormir, cosa que Dawn hizo también, abrazo a su Piplup y cerro sus ojos hasta quedar profundamente dormida, y la noche fue transcurriendo, hasta que llego el amanecer, Ash abrió las cortinas, pero la luz que entraba a la habitación parecía molestar a Dawn, ya que la recibió directa en la cara y recién se había despertado, luego se fueron a reunirse con Brock, el cual los esperaba para acompañar a Dawn hasta su casa en Hojas Gemelas, ya que llegaron, Johanna los invito a desayunar a Ash y a Brock.

    — Gracias por cuidar de mi hija todo este tiempo — les dijo Johanna a ambos mostrando agradecimiento.
    — De nada señora, a veces estos dos se la pasaban peleando pero fuera de eso no paso nada malo — le explico Brock a la señora peli azul.
    — Dawn, te dije que no pelearas.
    — Ya mama no me regañes.

    Los 4 seguían desayunando, entre risas y recuerdos del viaje que hicieron alrededor Ash y Dawn junto con Brock, Ash y Brock tenían que partir, pero Johanna los invito a quedarse en su casa para descansar y partir al día siguiente, así que Ash y Dawn aprovecharon para irse al lago que se encontraba en Hojas Gemelas.

    — Oye Ash, ¿como fue tu primer viaje? — le pregunto Dawn con curiosidad.
    — Pues fue bueno la verdad, hice muchos amigos como aquí, y me divertí bastante, solo que viajaba con Misty y la verdad era muy molesta, se la pasaba gritándome — explico Ash.
    — Jeje, bueno no me lo imagino, es relajante estar aquí, ¿no lo crees?
    — Si la verdad, Pikachu y Piplup se están divirtiendo — dijo Ash al verlos jugar.
    — Cierto, extrañare ver esto — dijo Dawn recargando su cabeza en el hombro de Ash, el cual se sorprendió y se sonrojo a la vez.
    — ¿Dawn que estas haciendo? — le pregunto confundido.
    — Es que estoy algo cansada, si te molesta me quito.
    — No, esta bien, de hecho se siente muy agradable, no se como explicarlo — le dijo algo nervioso.
    — Si te entiendo, es que la verdad, al estar cerca de ti, mi respiración se agita.
    —¿Dawn, no me digas que tu...?
    — Si — lo interrumpió Dawn.
    — Pues la verdad no se que decirte.
    — Esta bien no digas nada.

    Así se quedaron los dos en un profundo silencio, no hablaban, y luego de una hora, decidieron partir a la casa de Dawn, ya que la noche se acercaba, mientras, en otro lugar de Sinnoh...

    — Bien Cintia, ¿y cuando va a despertar? — le pregunto un sujeto extraño a Cintia.
    — Si mal no recuerdo, hoy en la noche, la sangre dentro de ella se hará mas espesa y despertara su verdadero ser — dijo la rubio acariciando a su Milotic.
    — Si, y cuando la consigamos, el mundo será nuestro...

    De vuelta con Ash y Dawn, la noche había caído, y Ash se encontraba dispuesto a dormir en la habitación de huéspedes, y Dawn, estaba dispuesta a dormir, pero, un fuerte dolor de cabeza hizo que se estremeciera y cayera el suelo, luego, después de un leve desmayo, se levanto lentamente, comenzó a caminar lentamente a donde se encontraba la habitación de Ash, al llegar hacia el, su respiración se agito aun mas que antes, sentía como su corazón palpitaba con mas fuerza y le dolía, sentía una gran ansiedad en su cuerpo, su dentadura comenzó a molestarle y a dolerle mucho, y sorprendente mente, colmillos sobresalían de toda su boca...

    — ¿Dawn que te pasa? — le pregunto Ash preocupado al verla sudar mucho.
    — Al fin desperté — dijo Dawn dirigiéndose al joven.
    — ¿Dawn te encuentras bien? — le pregunto Ash ahora confundido también.

    Dawn no dijo nada, se puso arriba de Ash, quien solo miraba sus ojos fijamente, esta, dirigió sus labios hacia el cuello del joven, comenzó a lamerlo con su lengua y con mucha suavidad, y enterró sus nuevos colmillos en el, comenzó a succionar la sangre del joven, el cual no podía hacer ni decir nada...

    — ¡Al fin despertó! — se paro Cintia sorprendida desde un lugar mas lejano.
    __________________
     
  2.  
    Mr Fey

    Mr Fey Usuario popular

    Sagitario
    Miembro desde:
    8 Septiembre 2007
    Mensajes:
    726
    Puntos en trofeos:
    218
    Pluma de
    Escritora
    Re: La Sangre de la Reina

    Bienvenido?.

    Wow, es un poco raro encontrar fics tan interesantes. También lo tienes en Dz, lo he visto.

    Antes de darte mi gusto ante el fic, debes cuidar los acentos en cosas como: reclamó, preguntó,explicó. Porque bueno, cambia bastante la entonación al leerlo.

    Buscar algunos sinónimos no estaría mal, aveces es algo repetitivo.



    esos miles de él, llevan acento. Pues te refieres a Ash.


    Dejando eso de fuera, y quizás cosas que se me pasaron. Es demasiado interesante, si bien eh adelantado algunos capítulos, me alegra bastante que publiques tu fanfic aquí. -w- me gustaría mas narración en los diálogos xD pero eso es desicion tuya.


    ¡Dawn es vampiro!

    No cabe duda después de una liga todo cambia. Pobre Ash Dawn lo dejará seco. Eso si, que Ash se haya dado cuenta es tan lol, cuando él es siempre el despistado en estas cosas.


    Por ultimo, lol no abuses de las comas.
    Espero el otro capitulo.


    :top:
     
  3.  
    Dark ZavalaTaker

    Dark ZavalaTaker Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    22 Junio 2008
    Mensajes:
    32
    Puntos en trofeos:
    81
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - La Sangre de la Reina
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1650
    Re: La Sangre de la Reina

    No habia notado eso hasta que Ozil de DZ me dijo sobre la falta de las tildes, lo que pasa es que el Word es una mierda y nunca recalca en muchas palabras la falta de tildes.

    Capitulo 2: El Despertar de la Reina.

    Dawn, de una forma inesperada, se había transformado en una vampiresa, sus azulados ojos se volvieron al color rojo de la sangre, al momento de transformarse, la sed de sangre recorría por todo su cuerpo, lo cual hizo que se abalanzará por el primer mortal que tenia mas cerca, en este caso Ash, había succionado una parte de la sangre del joven, hasta que Dawn pudo saciar esa sed de sangre, y separándose de Ash el cual se paraba algo débil por la perdida de sangre sufrida.

    — ¿Qué pasa? — se pregunto Ash muy confundido luego de lo acontecido.
    — ¿Pika/Piplup? — ambos se encontraban también confundidos.

    Pero Dawn no pudo decir nada, cayo desmayada, por lo cual Ash, con las pocas fuerzas que tenia la recostó en su cama para que se fuera a dormir, después, este regreso a su cama, se puso algo parecido a un pañuelo para ponérselo sobre la herida y evitar que siguiera sangrando, y así, se fue a dormir.
    Mientras esto ocurría, Cintia se encontraba con Zero, el villano que había intentado entrar en una gran cantidad de oportunidades al Mundo Distorsión, pero, ¿qué relación tenia él con el hecho de que Dawn sea una vampiresa?, sus propósitos eran desconocidos.

    — Así es mi señor, Zero — le dijo Cintia al parecer notificándole de algo.
    — Vaya, todo esta saliendo a la perfección, lastima que mis planes con el pokemon Giratina hayan sido frustrados por ese muchacho y su amiga, su muy interesante y deliciosa amiga — dijo Zero con mucha maldad.
    — ¡Hey Zero¡— le reclamo Cintia con celos.
    — Discúlpame, tú siempre serás mi amante favorita, pero debemos usar su sangre a nuestro favor.
    — Mi señor.

    Cintia había usado un tono seductor en esa frase, se había recostado en su cama y dejando al descubierto su cuello, para que Zero, la tomara y comenzara a beber de su sangre, el éxtasis generado era incomparable, luego de tomar una parte de Cintia, esta comenzó a beber del dedo pulgar de Zero.
    El amanecer había caído, Ash fue el primero en levantarse, el creyó que lo de ayer había sido un sueño, pero se había sentido tan real, así que fue a revisar su cuello en un espejo, y vio que tenia dos marcas de colmillo en su cuello, Ash se había quedado impactado, lo que paso la noche anterior si había ocurrido, así que solo esperaba a que Dawn levantara, Piplup y Pikachu seguían dormidos.

    — Ash, ¿estas ahí? — le pregunto Dawn mientras se levantaba.
    — Si, y necesito una explicación — le dijo por lo de ayer.
    — Ash, no se de que hablas, me duele mucho la cabeza — dijo agarrándose la frente.
    — Ya veo, pero mira mis marcas.

    Ash le había mostrado las marcas que ella le había dejado ayer, Dawn no podía recordar nada y pensó que era algún disparate de Ash, así que decidieron seguir “normalmente”, fueron a tomar el desayuno, todo iba normalmente, cuando Johanna noto las marcas en Ash, ella, reacciono muy asustada, al parecer sabia algo sobre esto, cuando le preguntaron sobre su actitud, ella decidió no decir nada, que recordó una escena de una película de terror, todos decidieron seguirle la corriente, excepto Ash, el cual había llegado a la conclusión de que lo que ayer había pasado no era ninguna causalidad, así que cuando todos terminaron de desayunar, fue con Johanna para hablar a solas.

    — ¿Señora que pasa? — le pregunto Ash preocupado por lo anterior.
    — ¿Qué pasa Ash? — le pregunto Johanna sin saber a que se refería el joven entrenador.
    — Note que cuando descubrió mis marcas — mostrándoselas — reacciono muy asustada, ¿usted sabe algo?
    — Bueno — suspiro Johanna — creo que es hora que te lo cuente…

    Flash Back…

    — Señora, aquí esta su bebe, es una hermosa niña — dijo la enferme entregándole la bebe a Johanna.
    — Vaya, si que eres hermosa, como un amanecer.

    Pero en ese momento, un grupo de personas extrañas habían entrado a la habitación.

    — ¿Quiénes son ustedes? — les pregunto Johanna preocupada por su bebe.
    — Descuide señora, no tenemos intención de dañarla a usted y mucho menos a nuestra reina — dijo un sujeto encapuchado haciendo reverencia.
    — Están locos, váyanse — les reclamo enojada.
    — Señora, usted no entiende, a quien carga en brazos es nuestra reina, su sangre es la mas poderosa de nuestro reino — le explico el mismo sujeto.
    — ¿A que se refieren?, ¿qué pasa con mi hija? — pregunto Johanna algo confundida y asustada.
    — Mire, le explicaremos, hace mucho tiempo, nuestra familia se vio azotada por culpa de nuestros enemigos que buscaban usar a nuestros Vampiros de alto rango, y nuestra reina, había derrotado a cada uno de nuestros enemigos, solo ella y su Crobat, pero esa pelea la agoto, y nosotros decidimos transformarla en energía y dejarla libre en el mundo hasta que encontrara un cuerpo digno, y al parecer, su energía llego hasta el bebe cuando aun se encontraba en su útero, usted ha dado a luz a nuestra reina, esa bebe tiene su sangre.
    — ¿Qué? — Preguntó Johanna incrédula — ¿Cómo esperan que les crean semejante estupidez?
    — Señora, ¿su bebe tiene esta marca en la palma de su mano derecha? — le pregunto mostrando un hexagrama rojo.

    Johanna había revisado el brazo de la bebe, y en efecto, tenia el mismo hexagrama que el mismo sujeto, Johanna estaba que no lo podía creer, sabia que no podía ser una simple casualidad, así que al notar el estado de Johanna, le explicaron todo con mas calma y aun mas detalladamente que en el relato anterior, Johanna, ahora parecía creerlos, los tipos misteriosos le habían dicho que como su bebe era muy débil, su reina no podría despertar aun, que debían pasar al menos entre 10 u 11 años.

    Fin Flash Back…

    — Con que era eso, y dígame Johanna, ¿Por qué nunca se lo dijo a Dawn?
    — Pues no me iba a creer verdad — dijo sonriente.
    — Si tiene razón, bueno, iré con Dawn.

    Johanna aun estaba preocupada, puesto que Dawn ya había despertado como vampiro, ya que también en el día del nacimiento de Dawn, le habían advertido de que habría algunos peligros, y que entonces “ellos” regresarían para protegerlas tanto a ellas como Johanna, pero después de ese día no los había vuelto a ver, así que por eso su preocupación, y Ash, había ido con Dawn.

    — Has vuelto, que bonito es Pikachu — dijo Dawn acariciándolo pero en un tono extraño.
    — ¿Ash te pasa algo? — le pregunto Ash preocupado al notar el tono de su voz.
    — Ash, ve han venido recuerdos lejanos a mi mente, yo soy en realidad “Klaudina Akriescu”, y desperté dentro del cuerpo de esta niña — dijo Dawn con un tono mas maduro de voz.
    — ¿Qué? — pregunto Ash confundido.
    — ¿Piplup/Pikachu?
    — Joven, debes ser muy afortunado por el hecho de que Dawn se haya enamorado de ti, además que me gusta mucho el olor de tu sangre — dijo acercándose a él.
    — ¿Qué harás? — pregunto Ash algo sacado de onda.
    — Solo relájate.
    — ¿Pika? — solo se preguntaba confundido al verlos.

    Dawn recostó a Ash en la cama y se coloco encime de el, para repetir lo mismo que la noche pasada, solo que esta vez lo mordió suavemente y con mas delicadeza, y comenzó a beber su sangre de poco a poco, y al parecer, a Ash ya no le molestaba ser mordido por Dawn, parecía que de hecho, le provocaba placer.

    — Tu sangre es deliciosa — dijo Dawn tomando con su dedo la sangre que resbalaba del cuello de Ash y chupándola.
    — Si pero aun no puedo acostumbrarme, aunque de alguna manera se sintió bien — dijo sobándose el cuello.
    — Jeje, bien, creo que no tendré problemas al escoger mi compañero…

    En ese momento, Dawn se había desmayada de nuevo, luego de unos segundos, volvió a la normalidad…

    — ¿Qué paso? —se pregunto Dawn al levantarse.
    — Si te lo explico no me vas a creer.

    Mientras Dawn y Ash se preparaban para su día, Brock había salido, se encontraba recolectando bayas junto con su Happiny, cuando varios sujetos encapuchados llegaron.

    — ¿Dónde esta? — pregunto uno de los sujetos a Brock.
    — Disculpen, ¿de que me están hablando? — pregunto teniendo un mal presentimiento.
    — ¡Happiny!
    — Mira jovencito, buscamos a la persona que responde por el nombre de Dawn, ¿le conoces? — le preguntó nuevamente.
    — ¡¿Qué quieren con ella?! —pregunto Brock preocupado y algo alterado.
    — Descuida, no queremos dañarla, de hecho, ella es nuestra reina — explico el sujeto misterioso.
    — ¿Happy?
    — ¿De que demonios están hablando ustedes?

    En ese momento, los sujetos encapuchados, comenzaron a explicarle todo ese complicado asunto, Brock aun no podía creerlo, hasta que el encapuchado bebió de su propio dedo y le mostro sus colmillos, haciendo que Happiny y Brock salieran un poco asustados, pero al ver que las palabras de los misteriosos eran reales y muy enserio, tuvo que cooperar, y mas por temor que por otra cosa, lo malo, para ellos, es que solo se toparon de nuevo con Johanna, puesto que Ash y Dawn se encontraban recorriendo hojas gemelas.

    — ¡No! — exclamo con preocupación uno de los hombres.
    — Tenemos que hacer algo antes de que “ellos” la encuentren…
    __________________
     
  4.  
    Dark ZavalaTaker

    Dark ZavalaTaker Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    22 Junio 2008
    Mensajes:
    32
    Puntos en trofeos:
    81
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - La Sangre de la Reina
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1126
    Re: La Sangre de la Reina

    Capitulo 3: La Huida a Hoenn.

    — Tenemos que hacer algo antes de que “ellos” la encuentren…
    — Espera — decía otro de los encapuchados — ellos aun están muy lejos, no es necesario actuar de una forma precipitada.
    — Lo se, pero seguramente ya se enteraron.

    Las cosas estaban algo tensas en ese grupo de hombres misteriosos, pero uno de ellos tenia razón, sus enemigos se encontraban a una distancia considerable, por lo cual, idearían un plan, pero para ello, habría que ir a un lugar seguro y pensaron en la casa de Dawn.

    En la casa de Dawn, Ash y ella se disponían para salir, pero de pronto vino la Sra. Johanna.

    — ¿Qué pasa mamá? — le preguntó Dawn preocupada al ver que les impedía avanzar.
    — Hija, creo que hay algo que debo de explicarte — le decía con una expresión muy seria en su rostro.
    — Ya veo — dijo Ash al entender que le iba explicar “aquello”.

    Johanna había dirigido a los dos a la mesa de su casa, preparó una bebida caliente y en el momento que iba a servirla, aquellos hombres, junto con Brock, había entrado, al verlos, Johanna comprendió la situación, los acomodó en la sala, eran en total 12 personas: Ash, Dawn, Brock, Johanna, y los demás sujetos encapuchados.

    Como era de esperarse, aquellos sujetos no pidieron comida ni bebida alguna, puesto que, como eran vampiros, comían sangre. Johanna les sirvió lo normal a los demás y comenzaron a hablar lo sobre la situación actual.

    — Oye niña, ¿reconoces este símbolo? — le pregunto el líder de los encapuchados a Dawn mostrándole el hexagrama.
    — ¡Si! — dijo sorprendida al ver que era igual al que tenia tatuado en su cuerpo.
    — Vaya, lo que te vamos a explicar, tal vez te pueda parecer una locura, pero es la verdad — explicaba el hombre, mientras Dawn se quedaba sorprendida e incrédula a la vez.

    Entonces, fue cuando comenzó a contar todo ese rollo referente a su reina, y de la encarnación en Dawn, ella al principio lo tomaba como una locura, pero al ver que las coincidencias encajaban perfectamente en ella, lo había creído al fin, solo que no se notaba conforme con la idea de ser una vampiresa.

    — ¿Qué te sucede Dawn? — le pregunto Ash preocupado al ver su expresión seria.
    — Ah, es que no me imagino a mí siendo una criatura de esas, por las novelas y relatos que he leído, se ve que tienen una vida terrible.
    — Eso lo se, pero lo que a mi me dijeron, es que no hay problemas si logras mantener tu lado humano también.
    — Lo intentare.

    Mientras ellos dos conversaban, los otros sujetos le notificaron algo a Johanna y a Brock, por lo cual, les sugirió que abandonaran Sinnoh.

    — ¿Esta seguro que debemos hacer eso? — preguntó Johann ante tal sugerencia.
    — Si señora, no hay otra solución, no tenemos que perder, esos “Ventrue”, actúan rápido, pero no tanto como nosotros — explicaba aquel hombre mientras los demás sujetos permanecían sentados sin hacer o decir nada.
    — ¿Y exactamente que quieren? — preguntó Brock también serio.
    — Simple, tomar la sangre de “nuestra Reina” y usarla para sus propósitos — contestó rápidamente aquel hombre.
    — Por cierto señor, ¿cuál es su nombre? — le preguntó Johanna con curiosidad, puesto que no se habían presentado ni cuando nació Dawn, ni ahora.
    — Oh lo siento, por seguridad solo yo me presentare, soy Nazario Di Medrano, vengo de Bulgaria, ellos son soldados de mi “facción”.
    — Entiendo, pues ya me debía la presentación — dijo Johanna a aquel hombre.

    Mientras ellos seguías conversando, en otra parte de Sinnoh…

    — Bien Cintia, todo esta listo, ¿cómo van los preparativos finales? — le preguntó Zero a la rubia.
    — Si, al parecer, se cree que la esencia de su sangre, viene de Hojas Gemelas — explicó la rubia.
    — Excelente, bien, ahora a actuar lo mas rápido, antes de que se muevan.

    Zero había partido a su oficina, donde, además de alimentarse de una de sus secretarias, revisaba los escritos encontrados por él y sus sirvientes, los cuales eran referentes a “Klaudina Akriescu”, en dónde se hablaba sobre su vida y algunas técnicas creadas por ella.

    Paso como 10 horas leyendo, y no pudo encontrar alguna de forma de controlarla, luego, se levantó, y vio como Cintia ordenaba a los hombres de Zero moverse, el viendo como Cintia ordenaba con mano de hierro, sonrió y si dirigió a con ella, para tomar la deliciosa sangre de su cuello.

    Ya que Cintia había dado las órdenes, los hombres de Zero comenzaron a moverse, mientras, en Hojas Gemelas…

    — Bien, ya contactamos con mi líder — decía Nazario mientras los demás cargaban equipaje.
    — Bueno, nunca pensé que llegáramos a esto — decía Johanna preocupada.
    — ¿Y a donde vamos exactamente? — les preguntó Dawn a todos.
    — A Ciudad Petalburgo, ahí hay un refugio abandonado de los “Brujah”, lo podemos usar nosotros — dijo Nazario metiendo las maletas en la camioneta.

    Los demás hombres se fueron en coches separados, mientras que Nazario, Ash, Dawn, Johanna y Brock iban en la camioneta que Nazario conducía, Ash iba enfrente, y de reojo, Nazario logro notar dos pequeños puntos rojos en el cuello de Ash.

    — Oye muchacho, ¿se alimentó de ti? — le pregunto sorprendido Nazario a Ash.
    — Ah, esto…si, pero me agarro desprevenido.
    — Entiendo, probablemente te elija como su “amante” o su “acompañante”, la verdad, eso depende del punto de vista del vampiro.

    El trayecto surgió sin problema alguno, y para no levantar sospechas de nadie, tuvieron que tomar rumbo al puerto, donde tomarían un barco que los llevaría a Hoenn, en donde se refugiarían para evitar que Dawn sea capturada por los Ventrue, quienes la capturarían para su propósito oscuro.

    Una vez llegando al puerto, abordaron un barco pequeño, en el cual, el capitán era un infiltrado de Nazario, pues al parecer ya tenia todo planeado con mucho cuidado, ahí una vez instalados todos , Nazario se dirigió con Dawn.

    — Dime niña, ¿sientes cuando estas transformada?
    — No — contestó Dawn de inmediato.
    — Bueno, necesitaría que te transformaras, ya que si aprendes algunas técnicas vampíricas, podrías defenderte de ellos.
    — Entiendo.

    Y con eso, Dawn se fue a dormir, mañana seria otro día y necesitaba descansar, ya que este, había sido un día demasiado agotador por los sucesos y hechos que le habían contado.


    En el fic mencione a los "Ventrue" y a los "Brujah", bien, estos son clanes vampiricos.
    __________________
     
  5.  
    Mr Fey

    Mr Fey Usuario popular

    Sagitario
    Miembro desde:
    8 Septiembre 2007
    Mensajes:
    726
    Puntos en trofeos:
    218
    Pluma de
    Escritora
    Re: La Sangre de la Reina

    D: que?


    Dejando eso, todavía te fallan los acentos. Para mi que el lado vampirico de Dawn como que es otra personalidad, un ser aparte de ella, como si estuviera encerrada en ella.
    Me da risa que no recuerda nada de cuando se hace vampiro.

    Es más que obvio que elige a Ash de amante. Aman su sagre xD. Nazario me cae bien.

    Perdon por no pasar antes.

    Pero continua.

    xD soy exigente quizas, pero me gustaria más narracion en los dialogos.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página