1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - La hija o la madre ➳ Lee JiHoon

Tema en 'Personas Reales' iniciado por ArianaMonteroP, 24 Diciembre 2016.

Cargando...
  1.  
    ArianaMonteroP

    ArianaMonteroP Si te beso hoy, loca por ti no estoy

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2016
    Mensajes:
    129
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - La hija o la madre ➳ Lee JiHoon
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    125
    [​IMG]

    ❝Si no soy yo, es ella. Si no es ella, eres tú.❞

    -+-+-+-+

    ☕100% original.
    ☕Prohibida su copia y/o adaptación sin permiso.
    ☕Actualizaciones lentas.
    ☕Capítulos medianamente largos.
    ☕Historia comenzada el 27 de noviembre del 2016.

    ♥ Actualizaciones:

    Se actualizara por orden:

    ♎ Llamada Peligrosa ➳ Lee Chan (Dino)
    ♎ Stay With My Love ➳ Lee Chan (Dino)
    ♎ The Sister of My Hyung ➳ Lee Chan (Dino)
    ♎ Secret ➳ Lee Chan • Dino
    ♎ Memorias de Otra Clase
    ♎ La hija o la madre ➳Lee JiHoon
    ♎ Hay que saber luchar
    ♎ Otoño ➳ Jeon JungKook
    ♎ Stigma ➳ TaeHyung

    Historia publicada en Wattpad:
    La hija o la madre ➳ Lee JiHoon - Ariana Montero - Wattpad
     
    Última edición por un moderador: 24 Diciembre 2016
  2.  
    ArianaMonteroP

    ArianaMonteroP Si te beso hoy, loca por ti no estoy

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2016
    Mensajes:
    129
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - La hija o la madre ➳ Lee JiHoon
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    177
    Lee JiHoon ha vivido su vida como un chico normal, ha hecho lo que más ama: hacer música.

    Él jamás se ha enamorado y ante los ojos de sus amigos, era obvio que no estaba interesado en eso.

    En su cumpleaños número veinte, en lo único que piensa es en que ya es hora de encontrar el amor, pues al ver a todos sus amigos en pareja y/o casados, le ha hecho reflexionar sobre que la música no lo era todo.

    Un día el destino juega a su favor y conoce a Min Haru, una chica que aparenta tener 19 años de edad, despistada a los ojos de Jihoon y un corazón bondadoso, dispuesta a darle amor a quién sea.

    JiHoon no puede evitarlo y cae rendido ante un amor que le cambiará la vida.

    ¿Y qué pasaría si conociera a la madre de Haru?

    JiHoon está confundido, pues se enamoró.

    Se enamoró de la hija y de la madre.

    "El amor lo puede todo en una guerra en la que más de uno saldrá lastimado."
     
  3.  
    ArianaMonteroP

    ArianaMonteroP Si te beso hoy, loca por ti no estoy

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2016
    Mensajes:
    129
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - La hija o la madre ➳ Lee JiHoon
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    741
    22 de noviembre:


    JiHoon se encontraba recostado sobre la mesa que estaba ubicada en su sala de estar, con demasiados papeles esparcidos por ésta y un lápiz en su mano derecha.


    Pues resulta que otra vez se ha quedado dormido componiendo canciones nuevamente.


    Despertó ante el ruido incesante del timbre. Algo molesto, se levantó para ir a ver quién se atrevía a despertarlo a esa hora.


    -¡JiHoon! ¡Feliz cumpleaños!- Y el nombrado le cerró la puerta en la cara.- ¡Oye! ¡JiHoon, ábreme la puerta, maleducado! ¿¡Encima que me tomé la molestia de venir desde Daegu hasta Busan por tu cumpleaños, me cierras la puerta en la cara!?- le hablaba desde el otro lado SeungCheol algo molesto por la situación.


    -Ya, SeungCheol, de seguro lo despertaste con tu incesante toqueteo al timbre. Mejor vamos a buscar un hotel y dejémoslo sólo hasta que sea más tarde.- escuchó la voz de JeongHwa, la prometida de SeungCheol, regañar al nombrado desde la puerta.


    JiHoon no pudo evitarlo y volvió a abrir la puerta, corriéndose a un lado para poder dejar pasar a la pareja.


    -Si gustan pueden quedarse en la habitación de huéspedes el tiempo que hayan decidido quedarse en Busan.- contestó señalando las escaleras que conducían a las habitaciones.


    JiHoon realmente no quería que SeungCheol se quedara, pues era demasiado molesto según él. Pero no podía no ofrecerles hospedaje sabiendo que la joven estaba embarazada de cuatro meses: ella era una de sus pocas buenas amigas, era casi como su hermana mayor y no quería que anduviera en cualquier hotel barato con su bebé en vientre... Ella ha hecho demasiado por él y no puede pagárselo así, no importaba si tenía que soportar a SeungCheol con tal de que a ella no le pasara nada ni mucho menos a su niño.


    -¿Estás seguro?, mira que podemos ir a conseguir un hotel, no tenemos problema.- le respondió JeongHwa a su propuesta.


    -Tampoco lo tengo yo al hospedarlos aquí. Acepta, JeongHwa, lo hago por ti y por ese bebé que llevas en tu vientre, porque si fuera por mí que este homo-sapiens duerma abajo de un puente.- bromeó al ver cómo su amigo se acomodaba en el sillón como si fuera su propia casa, causando la risa de la nombrada anteriormente.


    -Está bien, JiHoon, acepto tu propuesta, peor pondré condiciones.- contesto con una sonrisa mientras acariciaba su vientre.


    -¿Y esas son...?- preguntó JiHoon mientras veía el movimiento que la contraría hacía en su ya notable embarazo.


    -Primero, que yo cocino, no quiero que intoxiquen a mi hijo.- contestó con un deje de burla en su voz, haciendo que JiHoon riera por lo bajo.- Segundo, que tu escojas el nombre para él, pues nosotros lo hemos pensado muy bien y queremos que seas su padrino.- volvió a hablar mientras tomaba una mano del menor y la posicionaba sobre su vientre, dejando sentir a éste los movimientos del feto en desarrollo.- Y tercero... Quiero que me prometas que serás feliz y que encontrarás alguien que te ame.- terminó mientras veía cómo el contrario se tensaba ante lo dicho, terminando por quitar su mano de su vientre para así poder abrazarla.


    -No te prometo que lo haga, pero te prometo que lo intentaré. Gracias, JeongHwa, eres una gran amiga.- contestó una vez que se separó de ella, tomándola de las manos.


    -No hay de qué, para eso estoy, JiHoon.- respondió mientras le regalaba una sonrisa.- pero espero que esa chica me agrade, porque si no quiero que te busques otra.- terminó señalándolo con el dedo, fingiendo seriedad, cosa que hizo reír a JiHoon.


    -Lo que tu quieras, JeongHwa. Por cierto... Dile a tu esposo que suba las maletas, porque yo no lo haré y tampoco te dejaré hacerlo a ti.- dijo JiHoon, resaltando la palabra esposo mientras señalaba las maletas.


    JeongHwa sonrió mientras abrazaba nuevamente a JiHoon e iba directo a donde estaba su prometido, levantándolo del asiento con un agarre de oreja y haciendo que suba sus maletas a la habitación de huéspedes.


    JiHoon recordó que no sabía la hora que era, entonces mirando de soslayo hacía el reloj colgado sobre su pared, viendo que eran las doce del medio día pasadas. Maldijo en voz baja mientras corría hacía su habitación a darse una ducha. Llegaría tarde a su trabajo.
     
  4.  
    ArianaMonteroP

    ArianaMonteroP Si te beso hoy, loca por ti no estoy

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2016
    Mensajes:
    129
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - La hija o la madre ➳ Lee JiHoon
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    2306
    Luego de que su turno en aquella cafetería acabara y dispuesto a irse nuevamente a su casa, su jefe y amigo lo detuvieron:

    -Espera, JiHoon.-

    -¿Qué sucede, JungKook?- contestó el susodicho pausando su recorrido fuera del local.

    -Toma, feliz cumpleaños.- dijo mientras le entregaba un boleto para el concierto que J.Y Park haría a principios de diciembre. JiHoon se sorprendió ante tal regalo y con los ojos brillantes por las lágrimas retenidas ante aquel regalo, toma entre sus manos el boleto y mira a su jefe, éste captando el mensaje ante la cara de confusión que el más bajo le demuestra.

    -Sé que admiras mucho a J.Y Park, así que pensé que un buen regalo podría ser una entrada para su concierto. No me lo agradezcas, te lo mereces, enano.- respondió mientras revolvía los cabellos de su amigo y salía por la puerta, aguantando las ganas de golpear a su jefe ya que estaba feliz ante tal regalo.- Vamos, sal si no quieres pasar el resto de tu cumpleaños encerrado aquí.- escuchó la voz de JungKook, volviendo de su trance. Tomó sus cosas y se dispuso a salir antes de que su amigo lo encerrara de verdad.

    Caminó a paso lento con su acompañante al lado, yendo hacía su casa, ya que JiHoon quería agradecerle la entrada invitándolo a tomar alguna bebida en su casa junto a SeungCheol, sólo esperaba que JungKook no mirara de más a la prometida del nombrado, pues éste era capaz de castrarlo ante aquella osadía de parte de su jefe. Aunque creía-o eso quería-que su amigo y jefe no lo haría al ésta estar embarazada.

    Al llegar a su apartamento y abrir la puerta, encontró todas las luces apagadas, lo primero que hizo fue permitirle la entrada a su acompañante, para luego gritar un ya llegué que fue acallado por los gritos de sus demás amigos, las luces se encendieron y rostros conocidos se hicieron presentes, acercándose al cumplañero para felicitarlo y saludarlo.

    -¡Hola, JiHoon hyung! ¿Cómo has estado?- preguntó un emocionado SeokMin, abrazando al más bajo.

    -He estado bien, SeokMin.- dijo para luego mirar a su lado derecho, encontrándose con una mujer con un bebé en brazos y un niño de la mano.

    -Hyung, déjame presentarte a mi familia. Ella es mi esposa, Mina.- dijo señalando a la mujer, ésta le sonrió e hizo un leve movimiento de cabeza a forma de saludo, acto que fue repetido por el mayor.- él es mi hijo MinHo, tiene un año.- dijo esta vez mientras tomaba al niño en brazos, JiHoon le sonrió y le acarició la cabeza, haciendo que el niño le sonriera y escondiera su cara en el hombro de su padre.- y esta hermosa niña es mi hija de dos meses, YoonSoo.- terminó mientras le hacía señas a su esposa para que le diera la niña a su mayor, lo cual ésta obedeció sin miramientos. El festejado tomó a la niña en brazos con cuidado, casi con miedo a lastimarla. La miró con fasinación, acariciando su pequeña mejilla como si de porcelana se tratara, sus ojos chispeando por admiración hacía aquella criatura.

    -Es hermosa, SeokMin... Tu familia es hermosa.- dijo sin apartar la mirada de la niña, consiguiendo así una sonrisa llena de felicidad de parte de ambos padres.

    -Deberías armar la tuya propia, hyung, se nota a distancia lo que quieres un hijo en tu vida. Ya es hora de que busques el amor.- le dijo su menor, acaparando la atención del nombrado que antes era puesta en la niña. JiHoon sólo lo miró sin expresión alguna, devolviendo la niña a su progenitora.

    -Iré a ver quién más vino a invadir mi casa.- dijo mientras hacía una venía en señal de despedida, alejándose del matrimonio.

    -¡Hyung! ¡Al fin te encontramos!- escuchó la voz de Vernon cerca de él, al mirar a la izquierda se encontró con los tres menores de sus amigos, se acercó a ellos para saludarlos, pues no los veía al rededor de un año.- JiHoon hyung, queremos presentarte a nuestras parejas.- dijo un feliz Vernon.- ella es novia, JieQiong.- la nombrada le hizo una reverencia a la cual él respondió con un asentimiento de cabeza, no pudiendo evitar ver el gran vientre de la nombrada. Vernon al ver aquella acción, habló nuevamente:- tiene un embarazo de ocho meses y medio, estamos esperando gemelas.- dijo un muy feliz futuro padre, abrazando a su novia desde atrás y depositando un beso en su frente, haciendo sonreír a la embarazada.

    -¿No son muy jóvenes para ser padres?- preguntó un JiHoon un tanto molesto por la situación y es que él no quería que sus menores fueran padres a temprana edad, quería que terminaran aunque sea la universidad antes de pensar en ello.

    -Lo somos, no teníamos planeado ser padres, pero el condón que usamos se rompió y no nos dimos cuenta hasta que descubrimos su embarazo.- contestó Vernon, tratando de que su mayor no se enojara de más pues sabía su pensamiento ante los padres jóvenes. JiHoon suspiró.

    -Al menos sé que se cuidan.- dijo ya resignado, observando a sus menores con sus, supuso él, parejas.

    -Hyung, déjame presentarte a mi prometida, DaHyun.- la nombrada hizo una venía con su cabeza que fue devuelta por el nombrado.- nos casaremos en septiembre del año entrante.- terminó SeungKwan con una sonrisa en su rostro, mirando a la chica con total amor, haciendo sonreír al mayor.

    -Por favor díganme que se casan sin un bebé en camino.- respondió viendo cómo los menores se sonrojaban.

    -Hyung... queremos casarnos sin haber consumado nuestro amor en la cama. Queremos que nuestra primera vez haciendo el amor sea dentro del matrimonio.- contestó SeungKwan con seriedad denotando en su voz, mirando fijamente a su mayor, haciendo que éste los mirara sorprendido ante tal confesión, para luego sonreírles y desearles una vida larga el uno junto al otro, consiguiendo la sonrisa de sus menores.

    -Bueno, Channie, parece que sólo falta que me presentes a tu pareja. Por favor dime que no hay bebé en camino ni compromiso.- dijo sonriendo en forma de burla, consiguiendo así la risa ajena.

    -Tranquilo, hyung, para eso aún hay tiempo, nosotros disfrutamos de nuestro hoy sin pensar en el mañana.- contestó el menor de los hombres abrazando a su pareja y depositando un beso dulce en su mejilla.- ella es Briseida, es de occidente pero vive hace cinco años en Corea con su padre. La conocí porque es mi vecina.- la nombrada le regaló una sonrisa y una reverencia las cuales fueron contestadas por el mayor.

    Luego de una amena charla con los menores y sus parejas, decidió que ya era hora de seguir su trayecto y descubrir quién más estaba invadiendo su casa.

    -¡JiHoon!- escuchó la voz de uno de sus amigos llamarlo, al mirar a su izquierda se encontró con SoonYoung, MingHao, JunHui, WonWoo y MinGyu sonriéndoles.- ¡Feliz cumpleaños, enano!- volvió a hablar SoonYoung para luego desordenarle el cabello, consiguiendo una mirada de odio de parte de su menor.- ven, déjame presentarte a mi esposa, ella es EunJin.- dijo mientras veía a su esposa hacer una reverencia, JiHoon respondiendo con una venía.- no te das cuenta, pero estamos esperando nuestro primer hijo.- volvió a vociferar mientras abrazaba a su esposa desde atrás con alegría.

    -Oh, los felicito, hyung.- habló ahora el festejado, regalándole una sonrisa a la embarazada.

    -JiHoon, permíteme presentarte a mi novia, ella es HuiHyeon.- vio cómo la nombrada le sonreía y hacía una venía en forma de saludo, cosa que imitó.

    -Oye, enano.- escuchó la voz con tono burlesco de WonWoo, acto seguido vio cómo la chica a su lado lo golpeaba.

    -Discúlpate.- le dijo con voz prepotente aquella chica, cosa que le sorprendió.

    -Pero yo no.- la chica interrumpió la excusa de su mayor:

    -Ahora, Jeon WonWoo.- le dijo esta vez cruzándose de brazos, sus amigos mirando la escena con burla, queriéndose reír pero sin hacerlo por respeto... Y porque si lo hacían sus mujeres los regañarían igual que a WonWoo. El nombrado suspiró:

    -Lo siento, JiHoon.- dijo sin mirar al nombrado.

    -¡Ese es mi osito cariñosito gruñon!- dijo aquella chica abrazando el brazo de WonWoo, haciendo estallar de la risa a los amigos del peli-negro.- Hola, mucho gusto, soy YeBin, soy la esposa de WonWoo.- volvió a hablar la nombrada al ver que su esposo no hablaba.

    -Un gusto.- respondió JiHoon tratando de acallar su risa.

    -JiHoon hyung, déjame presantarte a Rosé, mi novia.- habló ahora MinGyu, acaparando la atención de su mayor, la recién presentada le sonrió mientras hacía un leve movimiento de cabeza en señal de saludo, siendo imitado por el de baja estatura que no puedo evitar clavar su vista en el bebé que la nombrada llevaba.- ella es Joyce, es la hija de Rosé.- habló al ver cómo su amigo y mayor miraba a la criatura en brazos de su novia, reciviendo una mirada de confusión de parte de su amigo.- Joyce no es mi hija, es de Rosé... Ella...- MinGyu acalló sus propias palabras, no sabiendo cómo decirlo.

    -Hace doce meses un hombre abuso de mí cuando estaba volviendo a mi casa luego del trabajo, yo en ese momento había empezado a formalizar una relación con MinGyu.- miró al susodicho con cariño para luego volver su mirada al de baja estatura.- por lo que no le quise decir nada sobre el abuso por miedo a que me abandonara, pero luego descubrimos que estaba embarazada, él y yo aún no lo habíamos hecho por primera vez, por lo que pensó que lo había engañado así que le conté la verdad, él me creyó y me llevó a la comisaria para presentar al fin la denuncia, pues nunca lo hice. Me hicieron un examen para saber si en verdad abusaron de mí y éstos obviamente dieron positivo. Ocho meses después di a luz a mi hija con paz dentro de mí al saber que tres meses antes habían detenido, juzgado y encarcelado a mi abusador.- terminó de contar la joven, siendo abrazada por el más alto de todos luego de aquella confesión que dejó a todos sin habla y sorprendidos. El ambiente empezó a tornarse pesado ante aquella situación, pues nadie sabía qué decir al respecto.- no necesitan decirme nada ni ponerse incómodos. Ya superé esa etapa de mi vida y tengo a MinGyu y mi hija a mi lado, si quieren olviden lo dicho por mí con anterioridad, pero por favor no se sientan mal por algo que no vale la pena recordar.- volvió a hablar Rosé, recibiendo miradas de admiración por parte de todos.

    Y es que muy pocos son capaces de sobrellevar tan bien una violación.

    -Hyung.- habló esta vez MíngHào, atrayendo la atención de todos.- déjame presentarte a mi novia. Ella es YooJung.- dijo mientras la de menor estatura le hacía una venía pronunciada. A JiHoon le llamó la atención el hecho de que parecía ser muy joven y su baja estatura, pues era él más alto.- es ocho meses menor que Channie.- aclaró al ver la curiosidad de su mayor, descifrando lo que su mayor pensaba, haciendo que éste lo mirara casi con horror al saber la diferencia de edad, pues ella era menor de edad.- sé lo que piensa, hyung: que estoy demente por salir con una menor de edad, que iré a la cárcel, que soy un pedófilo y muchas cosas más. Pero no me interesa, yo la amo y ella a mí y tenga por seguro que luego de que ella cumpla su mayoría de edad será mía en todos los aspectos; me casaré con ella, le haré el amor por primera vez, seré el único en su vida porque la amo.- vociferó decidido, sorprendiendo a todos los presentes ante la determinación en su voz. Todos sonrieron y lo felicitaron, haciendo que vuelva a ser aquel chico tímido que conocen desde hace años.

    JiHoon siguió hablando con todos ellos hasta que decidió seguir su recorrido, encontrando así a lo lejos a SeungCheol, JeongHan y Joshua con sus respectivas parejas, por lo que decidió acercarse.

    -¡JiHoon! ¡Feliz cumpleaños!- vociferó JiSoo al divisarlo caminando hacía ellos, haciendo que los presentes fijaran su vista en la persona que llegaba, éstas sonriéndole.- Ven, deja que te presente a mi esposa. Ella es ChungHa.- dijo mientras la nombrada hacía una reverencia.

    -¡JiHoon!- habló ahora JeongHan.- ella es mi novia, SeJeong.- dijo mientras la susodicha le hacía una venía.

    JiHoon saludó a ambas desconocidas de la misma forma: un movimiento leve de cabeza.

    JiHoon estuvo así toda la noche: inspeccionando quiénes eran los que estaban en su casa y compartiendo una amena charla con todos, hasta que recordó algo: JungKook.

    Al mirar para todos lados no lo divisó, por lo que pensó que se había ido a su casa al él olvidarse de su existencia. Lo que no se esperaba era encontrarlo en una de las habitaciones de huéspedes con su mejor amiga, Amy, teniendo sexo. Dio gracias a Dios que la luz estuviera apagada, pues lo que menos quería era ver el acto sexual entre ellos dos, por lo que con su cara roja a flor de piel, tomó rumbo nuevamente hacía la planta baja, quedándose con sus menores y sus parejas hablando de cosas triviales.

    Esa noche le costaría dormir.
     

Comparte esta página