1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Microrrelato Fanfic - Justo en el centro

Tema en 'Nano y Micro Relatos' iniciado por Ichiinou, 15 Mayo 2018 a las 1:10 AM.

Cargando...
  1.  
    Ichiinou

    Ichiinou Equipo administrativo Crítico de Bronce Orientador Líder de críticos Comentarista destacado

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2015
    Mensajes:
    3,134
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Justo en el centro
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    326
    Estás en el centro, en el centro de tu vida. Eres feliz, sonríes y quieres ir para adelante, avanzar. Te das cuenta de que te rodean un montón de puertas, caminos diferentes. Abres una y te encuentras con un inmenso muro que tapia aquel camino. Abres otra, pero alguien te la cierra en las narices. Pruebas con otra más y en ella solo encuentras oscuridad, encuentras abnegación. Y cansada de abrir puertas, ya vas por la última, en ella encuentras un sendero espinoso, por el cual apenas podrías caber, pero lo sopesas. Sopesas el dolor que será capaz de producirte aquel sendero, pero por alguna cuestión necesitas avanzar. Lo haces. Avanzas. Avanzas y avanzas. Sangras, duele, ya ni recuerdas por qué elegiste ese camino. Ya no recuerdas por qué elegiste esa vida. Ya no sonríes. Ya no sabes si eres feliz o no. Y cuando llegas al final del sendero, te encuentras de nuevo con aquel muro. Allí estás tú, sangrando, adolorida y dándote cuenta de que no hay salida. Escuchas una risa histérica. Al principio no eres consciente, pero es tu propia risa. Pateas el muro con todas tus fuerzas, hasta que duele. Pero no cede ni un ápice. Allí estás tú. Ante un infranqueable obstáculo. Algo para lo cual no consideras ninguna solución factible. Simplemente te queda rendirte. Pero tú sabes que el sentido de la vida no puede ser ese. No puede ser la simple rendición. Por lo que te das la vuelta, ves el sendero que acabas de recorrer y sonríes.

    —Quizás este sea el final que tanto busqué.

    Suspiras. Dándote cuenta de la única parte lógica que encaja en tu cabeza.

    —Mi final.

    Todo tiene un principio y un fin. Pero nada te dice que no pueda haber otro principio luego de un fin. Por lo que vuelves a aparecer en el centro de tu vida. Y aparecen de nuevo todas esas puertas. ¿Qué harás esta vez? ¿Te atreverás a avanzar?
     
    Última edición: 15 Mayo 2018 a las 1:11 AM
    • Ganador Ganador x 1

Comparte esta página