1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.


  2. Descartar aviso


  3. Descartar aviso
  4. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

One-shot Fanfic - Gimme, gimme, gimme (SangoxMiroku)

Tema en '–Terminados' iniciado por Circe, 16 Febrero 2012.

Cargando...
  1.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    543
    Puntos en trofeos:
    173
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Gimme, gimme, gimme (SangoxMiroku)
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3388
    Fandom: Inuyasha
    Gimme, gimme, gimme, de ABBA



    ¡Kagome! –exclamo, sobresaltándola–. ¡Por Dios amiga!

    Es increíble que, siendo una joven y atractiva muchacha de veinte años, ella prefiera quedarse en casa estudiando (para un examen que es dentro de un mes) en vez de salir a bailar y a pasarla bien.

    ¿Qué, Sango? -me mira con cara de inocente, totalmente falsa. Ella sabe lo que quiero decir.

    Está desarreglada, sentada en el piso en medio de un mar de papeles, libros, bolígrafos y una computadora. Tiene puesto ese viejo piyama de cuando era niña que le queda corto, no tiene maquillaje, está despeinada y tiene esa típica pose de “estoy concentrada, no molestes” con los anteojos puestos y un ceño fruncido mientras lee un libro sobre la historia de la política. Es el viernes ideal.

    Vístete, vamos a salir –le guiño el ojo y ella los pone en blanco por lo que me rio.
    ¡Hay Sango! –suspira pero igualmente se levanta y se va a cambiar. Sonrío complacida y la sigo.

    Ya son las casi son las doce y ella recién empieza a arreglarse. Yo ya estoy lista, por supuesto, con un estrecho y corto vestido negro y unos zapatos rojos con plataforma y taco aguja que combinan con mis uñas, mi cartera y mis labios. Estoy preparada para salir y bailar toda la noche.

    Kagome y yo somos mejores amigos desde hace años. Estamos terminando la Universidad ella una maestría en política y yo abogacía. Somos inseparables y una de las cosas que tenemos en común es que las dos tardamos poco en arreglarnos. Imagínense que solo tardé quince minutos en estar lista (yo tampoco pensaba salir por que estaba algo melancólica) y ella, solo tardo veinte. Kagome se pone una mini falda blanca y una escotada musculosa azul oscura.

    Te ves bien. Seguro que consigues algún chico bien sexy para esta la noche –bromeo, Kagome es bastante tranquila por lo que se sonroja y yo me rio a carcajadas.
    Basta, Sango. Vámonos.

    La razón por la cual decidí salir del apartamento es que sentí la necesidad de buscarme un hombre. Eso es algo extraño, normalmente yo no tengo este tipo de “instintos” pero me siento sola y quiero divertirme. Por eso necesito salir y Kagome lo entiende. Acá en el apartamento no voy a poder tranquilizarme, no hay nadie que me escuche ni ayude.

    Half past twelve
    And I'm watching the late show in my flat all alone
    How I hate to spend the evening on my own
    Autumn winds
    Blowing outside the window as I look around the room
    And it makes me so depressed to see the gloom
    There's not a soul out there
    No one to hear my prayer

    Salimos juntas riéndonos del edificio. Nos tomamos un taxi hasta nuestro boliche preferido y entramos. Nos gusta porque pasan buena música, es para mayores de edad, lo que significa dos cosas: alcohol y chicos maduros, en su mayoría, y atractivos (aunque hay varias excepciones, hay muchos niños y bastantes inmaduros).

    Apenas entramos vamos al guardarropa a dejar nuestros abrigos y nuestras carteras. El boliche es grande, tiene dos amplias pistas, una zona VIP y un gran patio que también sirve para bailar. Hay tres DJ y barras, a las que nos dirigimos para tomar un trago y entrar en “ritmo”.

    Empiezo a coquetear con uno de los cantineros, el cual es muy atractivo mientras Kagome baila con uno de sus conocidos, el tal Kouga, un chico muy atractivo y simpático que esta completamente enamorado de Kagome. El problema es que ella solo lo ve como un amigo. Noto su cara de incomodidad cuando él la agarra de su cintura y me rio pero aun no voy a salvarla.

    No me quiero ir de la barra por que realmente la estoy pasando bien, el cantinero se llama Bankotsu, es morocho y atractivo, simpático, divertido y sexy. Quizás es el hombre que estoy buscando, para que me ayude a sacarme esta melancolía oscura, claro...

    Gimme gimme gimme a man after midnight
    Won't somebody help me chase the shadows away
    Gimme gimme gimme a man after midnight
    Take me through the darkness to the break of the day

    La cara de Kagome es demasiado divertida como para ignorarla. A pesar de estar pasándola muy bien con Bankotsu, tengo que ir a salvar a mi amiga, sino ella me matará.

    Me disculpo con Bankotsu pero le prometo pasar luego así seguimos charlando/tonteando. El asiente y me da un guiño, seguido de un trago gratis con su teléfono. Me siento afortunada, no siempre a una le dan el número de un hombre totalmente sexy y agradable más un trago. Yo le sonrío, sonrojada, y voy en busca de mi amiga.

    ¡Kouga! –exclamo justo antes de que le encaje un beso a Kagome.
    Hey, Sango.

    Se ve que está decepcionado y hasta me siento un poco mal. Sin embargo, vuelvo a sentirme bien cuando veo la cara de alivio de Kagome.

    ¿Cómo va todo? –le pregunto para que no parezca todo demasiado abrupto.
    Normal –aprieta a Kagome contra él, en un pobre intento de evitar que me la lleve–. ¿Tú?
    Genial –agarro a Kagome del brazo y sigo mi plan–. De verdad lo siento pero voy a tener que robártela –me encojo de hombros y miro a Kagome–. Asuntos de chicas –el mejor tema para evitar preguntas y ella asiente rápidamente, comprendiendo todo–. ¿Vamos?
    Perdón –modula Kagome mientras la saco de aquella situación.
    ¡Adiós! –lo saludo alegre y el se ve frustrado pero nosotras seguimos como si no pasara nada.

    Movie stars
    Find the end of the rainbow, with a fortune to win
    It's so different from the world I'm living in
    Tired of T.V.
    I open the window and I gaze into the night
    But there's nothing there to see, no one in sight

    Llevo a Kagome al baño de mujeres, el lugar más seguro que existe. Ella me agradece por haberla salvado y bla bla bla. Nos reímos un rato por nada y luego nos retocamos el maquillaje. Cuando estamos listas para volver, a Kagome le agarra un ataque de pánico. Se vuelve pálida y tira de mi brazo, intentando evitar que salga del baño.

    ¿Qué pasa? –no estoy preocupada, sé que no es nada por lo que estoy un poco molesta. Quiero bailar.
    No quiero que me vuelvas a dejar sola con Kouga –se ve desesperada–. Por favor.
    ¿Entonces que quieres hacer? –la entiendo, es difícil lidiar con un chico que está enamorado de ti, más aun cuando solo lo ves como amigo.
    Vayamos a tomar un poco de aire –dice luego de pensarlo, nuevamente entusiasmada.
    Claro.

    Solo que vamos al patio “VIP”, lo que quiere decir que no hay nadie, ¡absolutamente nadie! Me siento un poco enojada, mi idea era bailar toda la noche y coquetear con chicos lindos hasta sentirme muy alegre.
    Suspiro, Kagome se ve mucho más relajada aquí, sentada en un banco lejos de todo que adentro, rodeada de gente. No me queda otra que quedarme con ella, por lo menos un rato.

    There's not a soul out there
    No one to hear my prayer

    Entonces vuelve a ponerse tensa; me extraño y la miro, interrogándola. Kagome sigue mirando hacia un rincón algo lejano en donde hay unas escaleras. En ese momento me doy cuenta que no estamos solas. Dos atractivos chicos nos están mirando y comienzan a caminar en nuestra dirección.

    Gimme gimme gimme a man after midnight
    Won't somebody help me chase the shadows away
    Gimme gimme gimme a man after midnight
    Take me through the darkness to the break of the day
    Gimme gimme gimme a man after midnight...
    Gimme gimme gimme a man after midnight...

    Uno de ellos es morocho con ojos azules mientras que el otro es albino y tiene ojos dorados. Ambos son muy apuestos y me parecen conocidos pero por la distancia reconozco de donde ni quienes son. No me doy cuenta por qué hasta que están frente a nosotras.

    There's not a soul out there
    No one to hear my prayer

    Me arrepiento de haber aceptado venir a este rincón. Me arrepiento hasta de haber venido a bailar… ¡No puedo creer que ellos estén aquí! Aunque me alegro de que no haya más gente, así no habrá testigos cuando asesine a esos dos.

    El del pelo plateado es Inuyasha, el ex de Kagome, a quien ella dejó porque este era un indeciso, aun quería a Kikyo, una chica con la que había estado de novio. Kagome simplemente no lo soportaba y con razón, ¿quién soportaría que su pareja aun tuviera sentimientos por su ex? Nadie y menos Kagome, ella es tan celosa como yo.

    El morocho es Miroku, el mejor amigo de Inuyasha, por lo tanto un conocido mío también. Cuando Kagome estaba con el imbécil, ella soñaba con que yo saliera con Miroku. Y casi pasó, casi nos pusimos de novios hasta que lo vi coqueteando con una cajera rubia frente a mí. No quise que salgamos más en pareja, aunque una vez acepté, por insistencia de Kagome, y todo fue peor: descubrí que no solo es un mujeriego, sino que también un pervertido. Habíamos ido al cine y el se la pasó intentando manosearme con su “mano maldita”.

    Poco tiempo después Kagome cortó con Inuyasha y dejamos de hablarnos, lo que fue bueno. A mí de verdad me gustaba Miroku por lo que agradecí no tener que ver nada con él, quería olvidarlo y con el tiempo lo logré. O eso creo.

    A Kagome también le costó mucho olvidar a Inuyasha, yo creo que esa es una de las razones por la cual se volvió tan aplicada en su estudio, era una forma para concentrarse en algo y así no pensar en él. Aun no estoy segura de si lo superó. Por su cara parece que no.

    ¡Chicas! –exclama Miroku sonriendo, entonces yo me siento frustrada y enojada por seguir sintiéndome atraída hacia él–. ¡Tanto tiempo sin vernos!
    No el suficiente –realmente me siento mal conmigo misma, es como si volviera a caer en su trampa…
    Hubiera querido que no fuera tanto –murmura Inuyasha con la mirada clavada en Kagome.

    Suelto un bufido. Es increíble que después de todo lo que le hizo tenga el coraje de volver a intentar algo con ella. Abro la boca para insultarlo pero los ojos de Kagome me hacen callar, realmente lo está pasando muy mal.

    Sango, ¿qué te parece si nos ponemos al día? –dice Miroku. Lo miro, totalmente incrédula. Que coraje tiene, por Dios–. ¿O vamos a bailar?
    ¿Estás loco? –es lo único que puedo decir, completamente sorprendida.
    Claro que no –me da una mirada y una sonrisa seductora antes de agarrarme por la cintura–. Es solo que me gustaría pasar tiempo contigo.
    Ve.
    ¿Qué? –me paro, alejándome de ese pervertido.
    Que vayas, Sango –Kagome me mira por un momento, luego vuelve su vista a Inuyasha pero parece como si se hubiera fortalecido–. Pásala bien, sé que tenías ganas de bailar.
    Pero…
    Ya la escuchaste –sonríe abiertamente Miroku y me arrastra a la pista.

    Estoy congelada. No entiendo nada. Me dejo llevar por Miroku, consciente de que una parte de mi quiere estar con él. Creo que ahora entiendo que me pasaba hoy más temprano: lo extrañaba. Ya es 14 de febrero, el día de los enamorados. Hace un año nos dimos nuestro primer beso en este día, quizás estoy nostálgica o no lo he olvidado pero... ¡no puede ser quesigaenamorada de eseidiota!

    Gimme gimme gimme a man after midnight
    Won't somebody help me chase the shadows away
    Gimme gimme gimme a man after midnight
    Take me through the darkness to the break of the day
    Gimme gimme gimme a man after midnight
    Won't somebody help me chase the shadows away
    Gimme gimme gimme a man after midnight
    Take me through the darkness to the break of the day

    Empezamos a bailar y yo me dejo llevar, siempre con los ojos cerrados e intentado sacarme esa pésima idea de mi cabeza, esa en la que se me ocurre que aun lo quiero. ¡Ja ja! No puede ser cierto.

    Miroku se acerca más a mí, coloca sus manos alrededor de mi cintura y envía un escalofrío por todo mi cuerpo. Ojalá me hubiera quedado en casa esta noche.

    ¿Me has extrañado? –se inclina y su aliento roza mi cuello, poniéndome cada vez más nerviosa y con la cara más roja.
    No –le miento, lo extrañé demasiado pero no lo admitiré nunca.
    Yo si lo he hecho –sus blancos dientes brillan en una espectacular sonrisa–. Y mucho, ¿sabes?
    Mira que bien –dejo de mirar su boca y sus ojos, intentando resistirme.

    Es simplemente demasiado, tenerlo tan cerca de mí después de tantos meses… Y él es tan atractivo, tan perfecto. Si tan solo no fuera tan, tan Miroku.

    Hey, Sango. Mírame –toma mi cabeza con sus manos y me siento acalorada y a avergonzada de mi misma; quiero que me bese urgentemente–. Sigues tan hermosa como siempre.
    Gracias –le sonrío y siento que inclina su cabeza hacia mí, para besarme.

    Entonces me doy cuenta de lo que estoy haciendo. Debo haber bebido más de la cuenta como para caer en las redes de Miroku.

    En un repentino ataque de raciocinio me alejo de Miroku, furiosa conmigo misma. Camino sin mirar ni escucharlo, solo quiero alejarme de él.

    Tanto digo que quiero alejarme pero no me dirijo al baño de mujeres. Solo salgo de esa pista y me meto en el gran patio. Me siento en un banco y me pongo a llorar, frustrada conmigo misma y con mis sentimientos. ¿Cómo es posible que en tan poco tiempo me haga sentir así: insegura, nerviosa, torpe, celosa, enojada y a la vez tan feliz? Evidentemente no lo he superado.

    ¿Sango? –se siena a mi lado pero no levanto mi cabeza, no quiero verlo–. ¿Qué pasa? ¿Por qué lloras?
    ¡Por ti, imbécil! –controlo mis lagrimas, esto parece irreal.
    ¿Qué por mí? –se cree inocente o es demasiado ignorante–. ¿Por qué? –o las dos, quizás.
    Por que aun estoy enamorada de ti –no puedo creer que yo haya dicho eso, ¿qué me pasa?
    ¿Enamorada? –su cara realmente se ve sorprendida– ¿Aun? Pero…

    Intento irme, la situación me satura. Sin embargo, Miroku no me deja levantar y me obliga a mirarlo, se ve muy confundido.

    Miroku…
    Tu no estabas enamorada de mi –me interrumpe algo ¿enojado?–. ¡Si ni siquiera te gustaba!
    ¿Quién te dijo eso?
    Nunca respondiste a mis indirectas –lo quedo mirando como si fuera un estúpido–. Y nunca me lo dijiste.
    ¿Por qué lo habría hecho? Dime –exijo, molesta y haciendo viejos reclamos que tenía atascados en mi garganta, reclamos que finalmente salen–. ¿Cuál era el mejor momento? ¿Luego de que terminaras de coquetear con alguna extraña o mientras intentabas manosearme?

    Se queda callado. Yo también lo hago y me arrepiento de haberle dicho eso, no tiene sentido, nada lo tiene.

    Lo siento –se ve sincero y me confunde.
    ¿Qué?
    Siento haberte lastimado, Sango –acaricia una de mis mejillas y luego agarra mis manos–. No lo sabía.
    Ya no importa –retiro mis manos y me alejo, él se ve dolido.
    Lo que te quiero decir es que... yo también estaba enamorado de ti –me detengo de espaldas y me vuelvo a mirarlo–. Y aun lo hago.
    ¿Qué? –tartamudeo mientras se levanta y se acerca hacia mi.
    Aun te quiero –coloca una mano en mi cintura y la otra en mi mejilla–. ¿Quieres que lo intentemos?
    Si –murmuro antes de que se incline a besarme.

    Oh si, lo había extrañado muchísimo. Aun tiene esa forma de besarme en la que me hace sentir mariposas en la panza, ver fuegos artificiales y derrite cada parte de mi cuerpo. Es tan dulce y a la vez apasionado, tan delicado y fuerte, simplemente perfecto.

    Entonces siento su mano, la que esta “maldita” en mi parte trasera. La sangre calienta mi rostro y no es por algo bueno. Me separo y le pego una fuerte cachetada que le deja los dedos marcados.

    Supongo que no existe la perfección absoluta.

    Fin.
     
    • Me gusta Me gusta x 19
  2.  
    inariamy

    inariamy Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    22 Mayo 2008
    Mensajes:
    428
    Puntos en trofeos:
    254
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga! te soy siencera, nunca habia leido un ff, de Miroku y Sango, aunque me gusta la pareja no soy muy fan, jejeje pero aqui estoy, me gusto mucho y la cancion tambien va muy de acuerdo con lo que narras, jejejeje, y sabes me encanto el final, jajajaj ya que todo esta bien y parese un final feliz, ese Miroku con sus costumbres pervertidas, jajaja.

    ina-chan ^^
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Kikuz-sama

    Kikuz-sama Líder de críticos Crítico

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2011
    Mensajes:
    609
    Puntos en trofeos:
    296
    Pluma de
    Escritora
    Gracias por la invitación me has hecho pasar un buen momento con tu fic, es tan... divertido, si, no soy capaz de encontrar otra palabra.

    Me ha encantado y Miroku, ¿Cuando aprenderas a no manosear a las chicas?, pero que le vamos a hacer, incluso al ser un mujeriego lo amamos. Y pobre Koga, ahhh siempre ahelando algo que no podra conseguir, de verdad que que pena, pero ¿que paso con Kagome e Inuyasha, se reconciliaron?

    ¿Podrías hacer esa parte?

    Bueno, ha sido genial, pero ahora debo irme.

    Nuevamente gracias y lindo día!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Freedom

    Freedom Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    25 Enero 2012
    Mensajes:
    54
    Puntos en trofeos:
    73
    Pluma de
    Escritora
    Me reí tanto, tanto. Me encantó, lo leí dos veces seguidas :B

    El final fue tan lindo, se arrepiente pero sigue siendo igual de pervertido.
    Y con respecto a lo de Inuyasha, ¿Qué pasó con Kagome? ¿Volvieron a estar juntos?

    Me dejaste con esta parte en la mente.
    – Hubiera querido que no fuera tanto –murmura Inuyasha con la mirada clavada en Kagome

    Simplemente, me encantó.
    Me gustaría que hicieras algo con la relación de ellos, porque sinceramente me dejaste con una intriga inmensa.

    Un saludo enormus :3
    Nos leemos luego ! <3






     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    muna uchiha

    muna uchiha Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    23 Junio 2011
    Mensajes:
    76
    Puntos en trofeos:
    33
    Pluma de
    Escritora
    massss finaa jajajajjajajaajajaj me cage de la risaaa
    bueno es muiii bonitoooo y q paso con inu y kago? kiero saber no solo tiiene q giirar entorno a miroku y sango haz de los dos porque me kede con la intriga de q va a pasar con ellos y grax por la invitacion
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Melpómene

    Melpómene Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    25 Septiembre 2011
    Mensajes:
    115
    Puntos en trofeos:
    63
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola querida! (Lo se, me pegue la re-perdida)
    Agh siempre que te saludo desaparezco ¡God-damned colegio! T_T Perdoname :)
    Ah, hablandote del fic, estuvo increíble, me morí con Sango xD Jajaja ese Miroku definitivamente no aprenderá jamas pero bueno, así lo respetamos y amamos (y un día me secuestramemos :p... ok, no)
    Ví unos errocitos de gramatica y en algunas tíldes, te recomiendo que pases el texto por word y luego lo re-leas para revisar la gramática (Aveces mi querido word se salta correcciones)
    La canción de ABBA me encanta (Todo por "Mamma mía") buena elección
    Saludos, espero seguir leyendo de tí :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Rin Kagamine Love

    Rin Kagamine Love Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    11 Febrero 2012
    Mensajes:
    1
    Puntos en trofeos:
    3
    Que lindooooo me encanto muchisimo!! te felicito por tus habilidades xDDDDDD
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página