1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.


  2. Descartar aviso


  3. Descartar aviso
  4. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Estaré viva

Tema en 'Terminados' iniciado por Asami Yuki, 28 Febrero 2012.

Cargando...
  1.  
    Asami Yuki

    Asami Yuki Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    26 Febrero 2012
    Mensajes:
    9
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Estaré viva
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    2116
    Capitulo 1

    No podía evitarlo, mis ojos se cerraban, intentaba abrirlos pero era imposible, cabeceaba cada vez que mis ojos se cerraban y yo forzadamente despertaba. Pensaba “¡No me dormiré se que vendrá en cualquier momento!” Pero no pude evitarlo más.
    Abrí mis ojos miré el reloj que marcaban las ocho de la noche, me refregué los ojos y volví a mirar la hora, para ver si no me había engañado a mí misma.

    - ¡Demonios! Otra vez me planto.

    Me levanté de mi sofá resignada, caminé hacia mí habitación sacándome las sandalias que tenía puestas y me recosté sobre mi cama mirando el techo, suspiré y desvié mi mirada hacia la ventana para mirar la noche estrellada.

    - ¿Por qué demonios me pasa a mi?

    ¿Nunca se han puesto a pensar? ¿Por qué soy tan fea? ¿Qué es lo que me falta para que me mire? Si fuera un poco más linda… No lo calculé bien, pero me debo haber quedado despierta hasta las once de la noche, mirando el cielo estrellado hasta que el sueño me volvió a vencer.
    Ese sonido insoportable del despertado, me hizo abrir mis ojos, sobresaltada, me senté en la cama y me miré. No había sido un feo sueño, verdaderamente me había plantado y yo aun seguía con la ropa de anoche.
    Me encaminé hacia mi placar saqué una muda de ropa limpia y me dirigí al baño. Abrí la ducha, me desvestí y me adentré a ella. Sentía como el agua humedecía mi largo cabello y veía como el agua se remolineaba en el pequeño orificio del drenaje. Pensé que era el agua que caía por mis mejillas, pero no, eran mis lágrimas que no podían evitar a salir.
    Me sentía estúpida de haber creído que se podía fijar en mí, y me sentía avergonzada. Ya eran tres las veces que me dejaba esperando vestida, maquillada, bien arreglada, esperando… ¿Esperando a quien? Si yo más que nadie sabía que no iba a venir… Nunca quise darme cuenta de ello.
    Salí secándome el cabello, hacia mi habitación mientras me vestía escuché la vos de mi madre llamándome a desayunar.

    - ¡Ya voy mamá!

    Baje las escaleras y aun con el cabello mojado me senté a desayunar junto a mi madre y mi padre. Estaba muy delicioso, mi madre siempre hizo esos desayunos de ensueño que se pueden ver en las películas.
    Observé, dibujando una sonrisa en mi rostro, como papá se despedía de ella con un beso en sus labios y antes de salir de casa, escuchar decirle “Te amo”…
    Amor… a veces me pregunto si algún día alguien sentirá eso por mí… Existirá el amor ¿O solo es acostumbramiento? …

    - Y cielo –sentándose frente de su hija- Ahora que tu padre se fue a trabajar. Dime… ¿Cómo te fue anoche?
    - ¿Anoche?

    Le pregunté haciéndome de que no sabía de lo que hablaba mientras continuaba con mi desayuno. No sé porque pero mi madre siempre fue muy intuitiva, nunca le pude esconder nada. Se dio cuenta y no habló ni preguntó más nada al respecto.
    Me llevó hasta el colegio y me bajé de su camioneta, no sin antes darle un beso en la mejilla. “Éxitos hija” fue lo que siempre me dijo cuando me dejaba en el colegio, y ésta vez no fue la excepción. Solo sonreí ante las palabras de mi madre y me digné a ingresar al colegio.

    - ¡Ino!

    Escuché mi nombre y me volteé, aunque ya sabía de quien se trataba, ese sonido de voz tan chillón solo puede ser de mi mejor amiga…

    - Sakura… ¿Cómo estás?
    - Bien, bien, pero eso no interesa. Cuéntame, ¿Cómo te fue anoche? ¿Qué paso? ¡Quiero detalles!
    - Jaja y nada que va a suceder frente de marquesina.
    - ¡Osh si claro puerca!... ¡No seas mala cuéntame que sucedió!
    - Te estoy contando –mirando hacia el frente continuó con su camino, seguida por su amiga- Nada… Nunca llego.
    - Ino

    Murmuró mi nombre mirándome algo preocupada, pero yo sin darle mucha importancia al asunto intente cambiar de conversación pero no pude hacerlo, porque ella insistió en hablar de ello, que me hacia tan mal.
    No sé porque, pero hay veces en que Sakura no se da cuenta que muchas de las cosas que dice están fuera de lugar, o simplemente, no quiero escucharlas.

    - ¡Que idiota que es! –mirando hacia el frente enfadada- No te preocupes Ino, Sasuke no te merece es un imbécil.
    - Si… Ya lo sé pero no puedo evitarlo Sakura, sabes que me gusta desde la primaria. Y es imposible para mí borrarlo de mi memoria.

    Ingresamos al salón, y en el momento que nos sentamos sonó el timbre para dar comienzo a las clases. Mi lugar siempre fue al lado de la ventana que daba al patio del colegio en el penúltimo pupitre mientras que Sakura se sentaba a mi derecha.
    Sakura es mi amiga desde el 5º de la primaria, recuerdo cuando vino por primera vez al colegio, esa niña tan tímida, tan frágil, tan bonita. Frentona, pero al fin y al cabo era linda. Siempre estaba sola alejada de todos siendo la burla de todas las chicas por su gran frente. La encontré llorando en el baño abrazando sus rodillas y escondiendo su cabeza bajo sus piernas tratando de ocultar sus lagrimas, me le acerqué y le hable, haciendo que dibuje una pequeña sonrisa en su rostro, desde entonces nunca más nos volvimos a separar.
    El salón ya estaba casi lleno… Casi… Faltaba él… ¿Le habrá pasado algo? ¡De seguro no pudo ir anoche porque algo le habrá sucedido!. La vergüenza se me pasó. Claro que tonta, el no fue porque a lo mejor tuvo otro compromiso que atender.

    - Buenos días –dijo la profesora ingresando al salón.
    - Buenos días Kurenai-sensei –respondieron todos los alumnos a unísono.
    - Bien vamos a comenzar con la clase –volteándose para comenzar a escribir en la pizarra.
    - Disculpe la tardanza

    No lo podía creer, su voz se hizo presente en el salón, y todas las miradas se fijaron en él. Yo, claro, contenta porque no le había sucedido nada grave. Ahí estaba él, Sasuke Uchiha, el que ocupa todo el tiempo y el espacio en mi mente. El es tan… tan perfecto. Saludó a su mejor amigo Naruto para luego sentarse detrás de él.
    ¿Por qué no puedo dejar de verlo? ¿Por qué tiene que ser tan perfecto? ¡¿Por qué me tiene que desconcentrar tanto?!
    Mucha atención no le presté a lo que decía Kurenai, sus clases son muy aburridas, Historia, eso sí que es aburrido.
    Se pasaron los minutos y tocó el timbre para el primer recreo, todos en el salón nos pusimos de pie y cada uno salió para afuera, yo apresuré mi paso para poder hablar con Sasuke sobre lo sucedido de anoche. Pero no pude alcanzarlo había salido con sus amigos al recreo y Sakura me pidió que la acompañara a pedir unas cosas a la dirección.

    - Hola Sakura ¿Cómo estás?
    - Bien Shizune-san… ¿Usted?
    - Muy bien, gracias por preguntar. ¿Qué necesitas?
    - Venia a pedirle lo de…
    - Sakura, te espero afuera –la interrumpió.
    - Si Ino no hay problema.
    - Hola Ino-chan ¿Cómo estás?
    - Hola Hinata, bien ¿Vos?
    - Muy bien… ¿Qué andaban haciendo?
    - Sakura tenía que pedir unos papeles. ¿Y vos Hinata? ¿Cómo va todo con Naruto? Desde que estás con él ya no tenes más amigas ¿No? –bromeó.
    - N-no, que cosas dices Ino-chan. Ustedes si-siempre serán mis amigas –nerviosa la miraba- Es que Naruto anoche me invitó al cine.
    - Claro, y antes de ayer, y antes de antes de ayer y… -sonrió.
    - Lo-lo siento –bajando la cabeza.
    - Jah, vamos Hinata solo es una broma
    - Listo ya está –saliendo de la dirección- Hola Hinata
    - Hola Sakura-chan.

    Nos quedamos hablando un rato y riéndonos de cosas sin sentido que muchas veces decimos.
    Las horas se pasaron rapidísimo y en toda la mañana no pude hablar con Sasuke sobre lo sucedido.
    La última materia fue Matemáticas, nunca fue buena, pero siempre me gustaron. Lástima que Iruka siempre nos daba muchísimos ejercicios para hacer, y esta vez hizo exactamente lo mismo. Sonó la campana y todos como desesperados salieron del salón.

    - ¿Vamos Ino?
    - Ve Sakura, debo copiar los últimos ejercicios –mintió observando de reojo al Uchiha que se preparaba para retirarse.
    - De acuerdo, nos vemos mañana –salió del salón, no sin antes regalarle una sonrisa al Uchiha que sin inmutarse desvió su mirada y siguió guardando sus útiles.
    - Nos vemos mañana teme, debo acompañar a Hinata a su casa.
    - Si dobe, no me interesa lo que hagas, no me tienes que decir todo.
    - Que carácter podrido que tenes –mirándolo mal- Me pregunto… ¿Por qué soy tu amigo? –finalizó el rubio saliendo del salón.

    Por fin estábamos solos, ya no quedaba nadie, solo nosotros dos, comencé a guardar mis cosas pero Sasuke lo había hecho más rápido que yo. Tomé los útiles y la mochila con ambas manos y corrí hasta el pasillo, donde Sasuke se alejaba a cada paso que daba.

    - ¡¡Sasuke!! –gritó su nombre y accidentalmente cayo esparciendo todos sus útiles en el suelo.

    ¡¡No que idiota!! ¡¿Cómo me voy a tropezar ahora?! ¡Qué tonta soy, quede como estúpida! ¡No quiero levantar mi cabeza! ¡Qué vergüenza siento! ¡Sasuke pensara que soy una taradita y nunca querrá hablar conmigo!... Comencé a levantar mis útiles desesperadamente cuando veo los pies del Uchiha enfrente de mí, levanto mi cabeza… Y ahí estaba el tan sexi como siempre, con los brazos cruzados mirándome desde arriba. Sentía que me derretía.

    - ¿Qué pasa Ino?
    - A-ah Sasuke-kun –levantándose- ¿Co-como estas? –mirándolo tímidamente aferraba sus útiles.
    - Bien –arqueando una ceja, se colocó ambas manos en los bolsillos- Bueno si me fastidias solo para saludarme, te pido que dejes de hacerlo –finalizó dando media vuelta.
    - N-no, no es eso Sasuke-kun –sonriendo- Solo me preguntaba que te paso anoche…
    - ¿Anoche? –volteándose.
    - Si, me habías invitado a salir.
     
  2.  
    Asami Yuki

    Asami Yuki Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    26 Febrero 2012
    Mensajes:
    9
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Estaré viva
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1635
    Capitulo 2
    ¿Qué era lo que estaba sucediendo? ¿Lo había olvidado? ¿Él era capaz de haberse borrado de la cabeza esa invitación?

    - Oye Ino, ¿Pudiste hacer el trabajo de literatura? –mirando a la rubia que no dejaba de escribir.
    - ¿Qué trabajo? –sin levantar la vista.
    - No lo hizo –dijo, mirando a la Hyuuga que estaba sentada a su derecha; mientras negaba su cabeza. Hinata por su parte sonrió y miró a la rubia- El de Asuma-sensei.
    - ¿Aaah el de la novela? –dejó lo que estaba haciendo, para prestarle atención a la Haruno- ¿El que nos dio hace un mes?
    - Si.
    - Si… ya lo hice, el miércoles hay que entregarlo.
    - ¡¡¿El miércoles?!! –asombrada la miró sobre exaltada.
    - Si, Sakura-chan –tímidamente la miró- El trabajo era para el miércoles veintiséis de abril. ¿Te olvidaste de hacerlo Sa-sakura-chan?
    - ¡¡Sii Hinata me olvide!! –tapándose la cara- ¡¡No tengo nada de tiempo!! ¡¡¿Qué haré?!! ¡¡Todo el tiempo me decía…!!

    Ver a Sakura preocupada por cosas del colegio es divertido, la mayoría de las veces hace mucho espamento en cada cosa que se le olvida. Y todo, cualquier inconveniente, lo agranda hasta el infinito.
    Mientras veía que Sakura demostraba su preocupación, haciendo anotaciones de lo que Hinata le comentaba de la novela. Yo solo sonreía, viendo la escena… Pero por dentro no dejaba de resonarme aquellas palabras del Uchiha que me marcaron hasta el fondo.
    ¿Por qué a pesar de haber pasado tanto tiempo, aun me seguía llegando esas palabras como si me lo hubiese dicho ayer?... ¿Me había enamorado de Sasuke Uchiha? ¿O solo era un capricho mío que no lo dejaba ir?
    Saben… a veces me pregunto… ¿Si el primer beso puede marcar tanto a alguien?... Éramos tan pequeños, que me es difícil de admitirlo…

    - ¿Mañana vamos al parque? –preguntó la Hyuuga sacando su paragua, acercándose al lumbral de la puerta.
    - Si mañana vamos a despejar las cabezas de tanto estudio –dijo Ino sonriendo- ¿Te pasamos a buscar?
    - Si, por favor… -mirando el cielo nublado- Espero que mañana sea un mejor día.
    - No te preocupes Hinata, si está feo, encontraremos otro entretenimiento.
    - Si… No quedes con Naruto en salir a algún lado –acotó Sakura mirándola algo enojada- Planeaste con nosotras este finde.
    - No te preocupes Sakura-chan –sonrió- Ya hablé con Naruto-kun –un leve sonrojo se asomó sobre sus mejillas y luego se despidió subiendo al mercedes que la esperaba afuera.
    - Cielos Hinata si que tiene dinero.
    - Estas en lo cierto Sakura –cerrando la puerta- Pero tenemos, por este fin de semana, la casa solo para nosotras.

    Cocinamos, y luego cenamos bien temprano, para luego avocarnos a ver un par de películas que habíamos alquilado. Lavamos todos los platos, acomodamos el living que lo habíamos transformado en una sala de cine.
    Mientras le hacía la cama a Sakura ella se encontraba en el baño lavándose los dientes.
    Como siempre, se ofrecía a hacerme compañía cuando mis padres no se encontraban en casa. Nuestras familias se conocían bien, y los padres de ella, nunca tuvieron problema para que me acompañara por el fin de semana o por algunos días.

    - Ino. ¿A dónde fueron tus padres?
    - Viajaron a Sendai
    - ¿A qué? –sentándose como indiecita sobre la cama de la rubia.
    - No lo sé muy bien –colocándole la almohada- Asuntos de trabajo, supongo.
    - ¿Por qué viaja tu madre?
    - No lo sé Sakura –mirándola- ¿Por qué tantas preguntas? Nunca te había interesado preguntarme donde están mis padres cuando te quedas en mi casa.
    - Es que… Se me hace raro que te dejen casi siempre sola.

    No quise contestarle a aquella afirmación que me planteó. La verdad que era una pregunta sin respuesta… Nunca pude responder por qué siempre se iban los dos y me dejaban sola en Tokio.
    Desde que soy una niña y tengo uso de razón mamá me dejó al cuidado de niñeras, y todavía lo sigue haciendo… Pero el punto es… ¿Por qué?
    ¿Por qué mi madre también iba en esos viajes?... La pregunta de Sakura me dejó pensando, nunca me la había planteado… Y ahora que lo hago, se suma a las tantas preguntas sin respuestas.
    Frené delante de los portones y el guardia se me acercó. Hinata siempre fue una chica de mucho dinero, su padre era empresario de una de las más grandes industrias automotrices de la nación.
    Le expliqué que era amiga de Hinata y que la pasaba a buscar para ir al parque. Al cabo de unos diez minutos Hinata salió de su casa.
    Fuimos al parque de diversiones que desde hace mucho tiempo queríamos ir, pero por una u otra razón no podíamos.

    - ¿Qué vamos a hacer primero? –preguntó Sakura con los ticket en la mano.

    Habíamos pasado por un sinfín de juegos, nos reímos como nunca antes lo habíamos hecho. Hinata quiso ganar un gran peluche en los dardos, pero los yerro todos, y con Sakura no paramos de reír. Verla a Hinata desesperarse por tratar de darle a algo era muy gracioso.
    Se había pasado la tarde y solo nos quedaba un solo ticket que gastar, habíamos subido a la mayoría de los juegos y habíamos comprado cosas para comer, como si no hubiese mañana.

    - ¿Vuelta al mundo? –propuso la Yamanaka mirando la gran rueda; sosteniendo los últimos pases de juego.

    Todas subimos a aquella gran rueda que te dejaba ver a todo Tokio. Las luces de la ciudad comenzaban a encenderse, cuando el sol se iba ocultando de a poco.
    El día había sido maravilloso, no había llovido, y no estaba nublado, ¿Era perfecto?… Hubiese sido perfecto, si mis ojos no hubiesen visto aquella desagradable imagen.
    La última vuelta que daba la rueda, que por lo general lo hacía más lento, mis ojos se penetraron en aquella cabellera azabache que era más que familiar para mí.
    Sasuke Uchiha… ¿Justo hoy tuvo que elegir venir al parque? Después que me humillo como lo hizo aquella tarde a la salida del colegio, trataba de evadirlo lo más que podía, pero al parecer me era imposible… No estaba solo, ¿Quién era la chica que lo acompañaba?
    Por dentro quería bajar de aquel juego y correr a saludarlo, y abrazarlo, de estar con él. Pero aun tenía un poco de orgullo; solo me limité a verlo con aquella muchacha que le abrazaba el brazo y apoyaba su cabeza sobre su hombro izquierdo.
    ¿Era su novia?

    - ¿Qué te pasa Ino? Desde que salimos del parque de diversiones que no dices nada y estas así de seria.
    - No me sucede nada Sakura

    Sentí como Sakura se giró a mirar hacia los asientos traseros del auto, para cruzar miradas con Hinata; que al verla por el espejo retrovisor, noté su mirada preocupada.

    - Lo vi a Sasuke con una chica… En el parque.
    - Ino –dijo Sakura para volver a mirar a Hinata- Nosotras tenemos que decirte algo.
    - Ino-chan, Sa-Sasuke-kun hace tres meses que, que está de novio…

    Una bala atravesó mi pecho, fue el dolor más intenso que he sentido. Sentía como que me desmoronaba por dentro, como si estuviera conduciendo en un camino hecho de nubes.
    Detuve el auto, al costado de la carretera y me voltee a mirarlas a ambas.

    - ¿Qué? ¡¿Me lo están diciendo en serio?!
    - Ino, tranquilizante, no te alteres, es que no sabíamos cómo decírtelo.
    - ¡No, no Sakura! ¡¿Me están diciendo que ustedes sabían que él estaba con una chica, que él se reía en mi cara, cuando me dejaba plantada, cuando me utilizaba como su perro faldero, cuando hacía lo que me decía?!
    - Ino…
    - No, de él puedo esperar cualquier cosa, pero de ustedes que son mis amigas… ¡¿Cómo pudieron hacerme esto?! –los ojos se le empezaron a humedecer y la voz lentamente comenzó a quebrajarse.
    - Ino-chan, nosotras no queríamos lastimarte.
    - ¡De esta forma salgo más lastimada! –apoyando la cabeza sobre el volante dejó salir sus lágrimas- Siempre fui la tonta…
     
  3.  
    minialexia

    minialexia Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Enero 2012
    Mensajes:
    59
    Puntos en trofeos:
    93
    Pluma de
    Escritora
    hola¡¡¡ he visto que me han quitado el comentario anterior, como no, que novedad, bueno espero que no me quiten esto, la historia me gusta, pero Ino esta en el OoC, cambiarle la personalidad, normalmente suele ser Sakura la que le deja siempre plantada Sasuke, Ino es mas salvaje, me gusta el cambio en el escenario, todas las historia de Naruto son en Konoha siempre entrenando, esto es mas cercano a la vida real, podrías añadir a mas personajes de Naruto, en este caso chicos, y poner mas historia de amor, no siempre la triste historia de Ino, que me da mucha lastima, no he visto faltas de ortografía, avisame para la conti ;)
     
  4.  
    Asami Yuki

    Asami Yuki Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    26 Febrero 2012
    Mensajes:
    9
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Jajaja.. mira Ino no está en OoC, es solo que le puse el lado sensible de ella, como es un fic de drama, y este fic esta dedicado a ella, como te habras dado cuenta ella es la protagonista y la que cuenta la historia... Este fic no trata solo su situación amorosa hacia Sasuke, también entran en contacto valores y situaciones de su vida, que todavía no aparecen, porque recién comienza el fic. A medida que transcurra la historia aparecerán más escenarios...

    En fin... gracias por tus sugerencias y por haber leido y comentado! No te preocupes te avisareee...


    CHAITOOOOO
     

Comparte esta página