1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Explícito de Pokémon - Fanfic - El que no sufre no aprende

Tema en 'Pokémon' iniciado por Siletek, 24 Julio 2017.

Cargando...
  1.  
    Thranduil

    Thranduil Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Febrero 2018
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    Holis. Nueva ronda de comentarios!!!!!

    Capítulo 26: Vaya, mercado negro, como que se había visto algo así en el mundo pokémon, pero no de esta manera tan cruel e inhumana, es realmente impactante, me imaginé todo lo que sucedía. No obstante, tengo dos reparos, ese psyduck utilizó seis movimientos diferentes, se supone que un pokémon sólo usa cuatro, no recuerdo si el anime permite más, y lo segundo, el sujeto de nombre Apocalipsis, cuando lo presentaste lo llamaste Armagedón.

    Capítulo 27: Bueno, aquí no pasa mucho, cuando supe de la pikachu, pensé inmediatamente en Lunita y que habría un conflicto con ella, pero se solucionó rápido. Yo pensaba que Brock intentaría volver y rescatar a los pokémon.

    Capítulo 28: Tampoco pasa mucho aquí, es como otro capítulo de transición, pero hay un leve desarrollo en el personaje de Misty, al fin se acostumbró a ellos. Lunita se sigue robando las escenas. Me preguntó cómo influirá Todd en los personajes.

    Capítulo 29: Un giro interesante, James entrará a la Liga y debe armarse de un equipo, le faltan dos, pero creo que uno de ellos será Weepinbell, me pregunto cuál será el otro. Pero, no será un problema para él, podrían reconocerlo como miembro del equipo Rocket si se expone tanto. Encontré bastante largo el capítulo, tal vez no era tan necesario tanto detalle, pero agradezco poder recordar cuando el anime se burló de nosotros con lo de la sombra de Jigglypuff desde arriba.

    Capítulo 30: Ese Ash nunca va a ganar nada si no entrena, ya estaba extrañando a Weepinbell en todo esto, será interesante ver el equipo completo de James. Siento que Lunita es uno de los personajes a los que mejor detallas su personalidad, me imaginé esa batalla como las de los dos Metapod al principio del anime.

    Bueno, ya me queda poco para ponerme al día, espero algún día leer que lleguen a isla Canela, se han demorado casi toda la historia. Ciao.
     
  2.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Temed, sobrevalorados y "populares" Top comentarista

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    1,915
    Pluma de
    Escritor
    Yo puedo responder eso :P. El animé no permite eso, pero es una de esas "limitantes" que solo están para que los flojos de mierda de los guionistas trabajen menos. Está bien si se trata de especies de poco nivel, pero de todas maneras, solo es una excusa para trabajar menos. Casi todos los Pokémon son capaces de aprender seis, ocho y hasta doce ataques distintos según cómo sean entrenados. Y recuerdo que en la primera temporada (OS) sí se permitían sobrepasar en ciertas ocasiones el número de ataques, ya que el Bulbasaur de Ash sabía Hojas Navaja, Látigo Cepa, Somnífero, Drenadoras y "Torbellino". Sí, ese Bulbasaur era especial xD. Podía invocar pequeños tornados con su soplido...

    Ahora, si tan solo le permitieran a Pikachu usar de nuevo su Tacleada de Voltios...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Thranduil

    Thranduil Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Febrero 2018
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    Hola!!!! Aquí vengo con la última ronda de comentarios y me pongo totalmente al corriente, ganándole a Wiki en ello.

    Capítulo 31: Vaya, no esperaba ese desenlace para Butch y Cassidy (me gustó el detalle de no recordar el nombre), pensé que iban a vivir y le avisarían a Giovanni, provocando un eventual enfrentamiento decente contra la organización. Fue fuerte para Ash y Misty ver esa escena, creo que Meowth también debió haberles pedido que cerraran sus ojos. Pero lo que más me impresionó fue eso de que los pokémon se los comieran, eso sí que no me lo esperaba. Tengo la sensación de que Psyduck terminará con James.

    Capítulo 32: Desarrollo para Misty!!! Acerté con lo de Psyduck, imagino que en algún momento Misty le pedirá disculpas, pues seguirán viajando juntos. Me agrada la relación que están teniendo con el equipo Rocket, si bien el capítulo es protagonizado por otra persona, de alguna manera el relato se mantiene desde el punto de vista de ellos. Jenny vs Joy, eso fue interesante de ver, es muy raro ver a Joy haciendo respetar su lugar.

    Capítulo 33: Al fín!!!!! Después de eones y centurias llegan a isla Canela!!!!! Ya era hora de que apareciese Gary y la intervención de Jessie fue perfecta, cerrarle la boca de esa manera. Pero lo mejor del capítulo, es sin duda, la interrupción de Ash, me lo imaginé y fue muy chistoso. Me llamó la atención de ese sujeto extraño al que le tuvieron desconfianza. ¿Quién es? ¿Por qué salió huyendo al ver que Meowth hablaba?

    Capítulo 34: cuando leí cabaña del terror me dije, qué pasa? Blaine los va a asustar o algo así? Pero sucedió lo inesperado, pokefilia, eso sí que fue chocante, espero que no le hayan hecho nada a Pikachu, pero ya estoy imaginando lo peor con el bulbasaur de Gary. Que bueno que el de la acción haya sido Meowth y no Arbok, pues este ya llevaba varios asesinatos, usar nuevamente a la cobra hubiese sido repetitivo.

    Bueno, la historia ha diferido mucho del anime, mostrando un lado más crudo, maduro y realista, donde las opciones se amplían. Pero tengo una duda existencial que me ha acompañado gran parte del fic, ya la había planteado antes y no sé si lo explicaste en alguna de tus notas al final de cada capítulo, pues se me olvidó leerlas. ¿Por qué los pokémon no comen con ellos? Sólo lo hacen los pikachu, los meowth y togepi. ¿Los demás no tienen hambre? Eso me parece muy curioso. Por otro lado, siento que Ash, Brock y Misty han vivido cosas muy duras desde que aceptaron viajar con los otros, me pregunto si alguno de ellos lo notará y se los hará saber en algún momento, antes no sufrían nada.

    No sé qué más comentar por ahora. Ciao.
     
  4.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,263
    Pluma de
    Escritora
    Alguien no hizo sus notas cuando debió. Tristemente lo que comente sobre los capítulos 12,13 y 14 será parco...

    HOLY SHIT LA HISTORIA ESCALÓ RÁPIDO. Ya el previo del Arbok auguraba que esto no iba a ser una historia feliz pero con lo de meowth y es severo cliffhanger con el arma fue de:
    [​IMG]
    [​IMG]

    Y sí, internamente me estaba convulsionando... CHIMUELO NOOOO!!!! Aunque lo que pasa después fue como más.... owww.... PERO NO DEJA DE ESTAR JODIDÍSIMO POR SU SITUACIÓN DE MISERIA Y DE TODOS MODOS...

    CON CUAL ACCIONO EL FINAL FELIZ??? AAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!
    [​IMG]

    Mierda, no me había sentido así desde que estaba en el fandom de PyF y los a los de mi crew les dio por tomarse los backstory de Doof en serio y sacamos unas conjeturas re chungas rompe kokoros que...

    Y la historia se va a poner peor... ¿verdad?

    *Corre donde Kaos a robarle su licor
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  5.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,263
    Pluma de
    Escritora
    Leídos 15-16-17

    Si los capítulos pasados me violaron los feels estos también lo hicieron... con amorh, mucho mucho mucho amorsh <3
    Daaaaamn esta escena:

    [​IMG]

    Me encanta cuando se refleja el sentido paternal de James... bueno, es que es James besto husbando... y waifu... y bueno, básicamente es demasiado buenito en todo lo que se proponga, cómo no amarlo :/*-*\::/*-*\::/*-*\::/*-*\::/*-*\::/*-*\::omg<3:
    Aunque bueno, todos esos buenos sentimientos se fueron a la ️ en cuanto al sueño e.e
    Respecto a lo que pasa después... si hubiese leído este fic a mis quince añetes más de la mitad del post sería una carta de odio hacia los bobos, con esa clase de bashing que me haría tener que autobannearme (?) afortunadamente hace años que dejé esas prácticas atrás. Una de esas cosas que le ando gozando a la historia no sólo es el realismo con las circunstancias de la historia sino con el manejo de los personajes. Muchos de nosotros no éramos mejores que Ash y Misty a esa edad. Nadie es "maduro" a los 10 quizá bajo honrosas excepciones. Brock lo refleja muy bien por lo que comenta más adelante: tiene nueve hermanos chicos y él ha tenido que ser más padre que su padre a temprana edad. Y por mucho que te den ganas de agarrarlos a ambos a golpes se tiene que comprender que son niños que han crecido prácticamente sin mucha guia adulta y normal que no sepan comportarse adecuadamente cuando cosas malas pasan.

    Todo lo del caterpie me ha llegado bastante, más que por la captura por el dilema de que a veces uno tiene deseos en la vida que es... complicado poder realizar cuando tus condiciones actuales no son las mejores y más si tienes encima... ciertas responsivas por cumplir. Aunque esto ya me deja en claro que van a dejar el TR (y de paso gracias spoilers, coffcoff) la pregunta sería qué tan "fácil" la van a tener para hacerlo :inesperado:

    Y lo de Brock si me ha tomado por sorpresa, me dio que iba a tener más empatía con ellos pero no al grado de darles una patada a Ash y Misty en el trasero... lo que me hace cuestionarme cómo le van a hacer ahora que la niñera/cocinera que los mantiene se les va... ok ha resurgido una espinita antibobos que gozará mucho imaginándolos muriéndose de hambre porque no saben ni cómo abrir una lata... muajaja!!!
     
    • Gracioso Gracioso x 3
  6.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,263
    Pluma de
    Escritora
    Leído hasta el 20

    Creo que estos caps se pueden resumir como "La familia crece"... ¿Ey, no hay un anime que se llama así? xD
    Lo que parecía que iba a ser una separación trágica termina convirtiéndose en una suerte de alianza aunque no todos estén muy de acuerdo con ella, principalmente porque dejan claro que Ash y Misty andan en su bola y el TR y por más que Brock trata de que las cosas vayan relax no va a ser nada fácil, lo cuál si fuera otra clase de fic posiblemente se prestaría a situaciones muy cómicas... pero posiblemente no sea el caso y esto vaya a terminar peor porque hay que darle en la madre a mi kokorito :anicry:

    Para este punto espero que más adelante Misty tenga un arco de crecimiento o de redención que si no me la troncho a palazos :muffin:
     
  7.  
    Wicka

    Wicka ¡Yow!

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    40
    Pluma de
    Escritora
    Pues de alguna forma... leí los 24 capítulos que me faltaban entre ayer y hoy. Cuando quería parar para hacer un comentario acababa leyendo un poquito más... Y se acabaron los capítulos. Buuum, demasiada información. No recuerdo exactamente la numeración, así que no esperéis un comentario cap a cap de mi parte, sino algo más general.

    Ya me habían comentado el peluche y tú que el fanfic era más bien un what if... y esto cobra sentido a partir del cap 10, justo en el que me quedé. La historia, que había seguido los pasos del anime con algunas licencias, se dispara en una dirección completamente distinta... Y para bien.

    Me gustó el capítulo dedicado a Arbok y la Crew, de alguna forma me recordó a aquel del anime en el que los pokes se quedan perdidos y toman el rol protagónico, y es algo refrescante verlo desde la perspectiva Rocket, y Arbok es un badass, thought ya desde aquí empezaba a sospechar. Y cuando mataste al chico ladrón, también conocido como Asiento Vacío #428, con la escena de Jenny y todo, creí que le darías seguimiento.

    ¡A huevo, Jessie estaba embarazada! y aunque personalmente siento un ligero desdén hacia Togepi, me gustó el modo en que abordaste estos capítulos, con muchas cosas pasando a la vez. Intento de suicidio de Meowth (Bastante fuerte) como las preocupaciones de Jessie y James por no poder criar a su bebé, y es que es así en la mayoría de los embarazos por descuido entre los jóvenes (aunque ellos ya no lo sean tanto) Y... no creí que fueras a matar a Meowth, sino que uno de los dos alcanzara a quitarle el arma de la cabeza, o que algo pasara entonces... Y al final fue una pequeña Meowth. Por su condición de cositas tiernas, me cuesta trabajo ver a Nina y Lunita como personajes, más bien como plot devices (en el buen sentido de la palabra) para desarrollar la historia, y es interesante cómo los personajes evolucionan por estar con ellas. Esto va más por Lunita que por Nina, que hasta ahora la Pikachu no ha influido mucho que digamos.

    OMG James tiene un Butterfree, pokémon favorito menorquetres. Me encantaron los capítulos relativos al hospital. Cosas tan simples como tres comidas al día que significan mucho para pjs como estos en su situación, y hace un contraste muy notorio entre esta Joy y la del Centro Pokémon anterior, dando a entender que, aunque idénticas, no son realmente iguales. Y... aquí tengo una duda, porque hay unas cuantas menciones a que James tiene potencial de criador, ¿La historia tiraba por este camino antes de que te convencieran de que aprobara el examen? Me llamó bastante la atención.

    Y aunque sentía curiosidad por cómo Brock se acoplaría al grupo... me gustó mucho la idea de que ambos tríos se unieran. Luego de bitchear por tanto tiempo a Ash y Misty, fue una escena muy buena de parte de ambos. Ash, probando que Brock le importa más que su enemistad al TR y Misty haciendo lo mismo. Que mencionara la bicicleta de siente más como una excusa para no admitir que quería seguir con ellos.

    Y como una nota aparte: realmente no se puede culpar a los dos niños por su comportamiento en el Centro Pokémon. No sólo porque son niños, sino porque Jessie y James no Han hecho otra cosa que acosarlos durante la serie y su hostilidad es perfectamente comprensible.

    Y cambia la dinámica a una especie de grupo-familia ¡Yay! y volvemos a seguir los eventos del anime. Hubo capítulos un poco menos interesantes, como los relativos a Todd y a Growlie, pero ayudan a marcar el ritmo de los siguientes y a la larga fueron disfrutables. Me gustó en especial el examen, en parte por el impacto que tiene a futuro y en parte por el propio examen. La forma en que James razona sus respuestas en el F/V, las pelotudeces del reconocimiento y el hecho de ver ganar al XTR de vez en cuando... Y wait. Haciendo cuentas, tiene a Weezing, Nina, Weepinbel, Butterfree, Growlie y Psyduck ¿Tendrá un sexto poke? Thought also podría usar a Meowth.

    Hubo momentos Muy hypeantes (James aprobando el examen, Ash y Misty siguiendo a Brock), otros bastante crueles (el mercado negro, la guardería) y otros que te apuñalan los feels (Psyduck, Puto Psyduck). Pero enumerarlos toma mucho tiempo y ahora quiero hablar de los personajes.

    James: el personaje principal y no hay modo de negarlo. Es el más empático y carismático del cast, el que activa las banderas para que pasen cosas. Me encanta su papel de alguien que está madurando porque ahora sabe que tiene una familia y lucha para darles lo mejor. Enfrenta sus miedos y da la cara por el grupo, cosas que al principio hubieran sido impensables. Y es un maldito amor de chico.

    Meowth: Presenta un cambio de carácter radical a partir del incidente Lunita, o seria más apropiado decir que sus circunstancias han cambiado. Asume el rol de padre que anhelaba y comprende que el cariño de Jessie y James es sincero, incluso acepta a los bobos. Meowth parece estar viviendo su final feliz... Y me hace temer por eso. Especialmente por lo ocurrido en el último capítulo. Algo que me llama la atención es ese desinterés completo hacia Togepi ahora que viajan juntos.

    Jessie: tiene menos cámara que James, pero cuando sale, sale. Bitcheando a Gary, cuidando a Meowth, consolando a Misty, apoyando a James... Y dando algunas de las mejores réplicas del fanfic. Abriéndose al resto sin perder su esencia, un desarrollo muy interesante del pj.

    Brock: el que guarda más paralelismos con James y, para mí al menos, uno de los más gratos. Me gusta ese rol de mediador que asume entre una parte y otra, de el punto medio que les permite integrarse mejor y, al mismo tiempo, explorar la faceta de que sigue siendo un adolescente, sí, es mayor que Ash y Misty, pero eso no significa que lo sepa todo y a menudo las circunstancias lo superan, como con la muerte del Raichu o el homicidio de Brad y Cassidy.

    Ash: el bashing a Ash es lolesco... aunque ni siquiera se puede considerar tal. Digo, hasta en BW la serie se burla de su... “inocencia" con respecto a las relaciones. Y es interesante ver que, aún cuando no comprende algo, lo intenta, como era al principio de la serie.

    Misty: Me ha encantado lo que has hecho con ella. Ha sufrido bastante (por fallas propias, quizá) pero eso le ha dado al fic algunas de sus mejores escenas, y aquellas en las que interactúa con Jessie y James son verdaderas puñaladas a los feels. Y me encanta cómo hacen frente unido para defenderla de Jenny.

    Y hablando de escenas que me llamaron la atención:

    Lol
    Y... esto fue tétrico. Esta clase de escenas son malas para mi corazón.

    Y estas son buenas. n_n
    Oh, my...

    Diablos, este párrafo me encantó. No sólo por lo que representa tener a James asumiendo el papel de adulto... ¡Con Ash! sino por todo lo que implica lo que dice en ese momento, porque hasta ese entonces los bobos sólo habían convivido con el lado alegre de la vida y lo que viven con el XTR es bastante fuerte.

    Y... acá. Me encantó la forma de encajar el título dentro de la serie, pese a que como título no me gusta mucho (cosa mía, no lo puedo abreviar a dos palabras)

    Esta escena... fue preciosa, y todo lo que sigue a ella. James no es un santo y le pesa todo lo que ha vivido, y por otro lado, aunque tenga buena mano para los pokémon, con las relaciones humanas no siempre es así. Me encantó el contraste entre la furia descontrolada de James que lo lleva a actuar de modo inadecuado, y la respuesta madura de Jessie, conteniéndose incluso de gritarle a James por las nenas y yendo a apoyar a Misty porque era lo correcto.
    ¡Alguien traiga el heal burn!

    Y... esta. Al fin un poco de sentido común en Isla Canelita.

    Y ahora... hay algunas cosas a futuro que me llaman la atención. Por ejemplo, el que James en cierto modo retara a Gary en el crucero da para pensar que van a enfrentarse en la Liga. Que mencione constantemente el buscar un pokémon para transportar a Jessie... ¿Acabará siendo Growlie? Y en especial el hecho de que, si seguimos los eventos... tendrán que viajar a Ciudad Viridian, al gym de Giovanni. Me pregunto si saldrá algo de esto, pero tampoco quiero teorizar mucho porque luego estás leyendo de lo más tranquilo cuando...
    No. No, no, no, Meowth no acaba de decir eso, seguramente leí mal...

    ¿Quién necesita inocencia de todos modos?

    Y aquí termino este maratón que no ha hecho otra cosa que dejarme con ganas de más. Me ha atrapado completamente este fanfic y me alegra haber podido retomarlo.

    Mi misión aquí ha terminado ¡Yow!
     
  8.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,263
    Pluma de
    Escritora
    ¿Hola, aquí vive Laura Sad?
    [​IMG]

    El epi 21 se puede resumir en:
    [​IMG]
    Y desde el fondo de mi kokorito deseaba que el episodio fuese de que hubiese un malentendido y que en realidad hubiese otro ladrón, que al final todo fuese un malentendido y eso hubiese limado las asperezas con los bobos... pero no fue el caso. Pero tiene sentido que no haya sido así; más el hecho de que no se fuera por el "es que las viejas costumbres" sino por lo que ellos mismos aclaran: ¿qué otra opción tenían? Tener un negocio legítimo requiere inversión, un trabajo formal no te garantiza el sueldo hasta la quincena... con suerte, sin mencionar de todo el tiempo que se quedarían en el limbo en lo que caía un trabajo. Y si necesitaban dinero a la de ya, esperar no era opción... ¿qué más podían hacer?

    Creo que una de mis principales razones de empatía con el TR también nace mucho de la precariedad económica pero eso es adentrarme en rollos personales que sobran en la review, simplemente el hecho de que esos temas se toquen, me llega de sobremanera.

    Ayy y el ash todo babitas es como <3

    Pero mis feels no pueden tener un momento de descanso, le sigue el capítulo de los backstory trágicos y aquí es interesante ver la interpretación del canon con lo muy poco que la serie nos mostró para poder armar el pasado de ambos personajes. Supongo que ya Kaos habrá comentado algo al respecto pero no pienso entrar en detalle que si la versión japonesa difiere en ese punto del doblaje porque de todos modos esta historia tiene una divergencia muy marcada con el anime y mientras la historia... dentro de la historia sea congruente lo demás vale queso.

    Momento de oro con la reacción de Brock al verse asqueado por la clases de abusos que recibió Meowth, esa clase de atención al detalle le agregan muchos bonus points a la historia y te hace sentir a los personajes vivos en vez de estar leyendo una simple crónica.
     
    • Adorable Adorable x 3
  9.  
    Dr Kaos

    Dr Kaos War.... War never change... Radio FFL Comentarista destacado

    Géminis
    Miembro desde:
    11 Septiembre 2016
    Mensajes:
    433
    Pluma de
    Escritor
    -23: El dia del niño…

    Fue buen capitulo, divertido en muchos aspectos: jessie restregándole y recordándole a Misty que le gano las muñecas (tal vez falto un pequeño pique entre ellas en aquel momento, algo cómico…), XD

    También destaco el echo hecho de que a pesar de que el trio dejo el TR… no significa que tengan que aceptar los actos altruistas de sus nuevos compañeros con ganas….

    Siendo genial el foco centrado en la forma en que ciertos Pokémon son vistos con temor por gente dedicada acosas ajenas a ellos… dando a entender que el manejo de los Pokémon no lo puede hacer cualquiera.

    En parte comparto este comentario de lizz… en gran parte el temor que se le tiene a ciertas especies es simplemente porque muchos en la sociedad humana los utilizan cual herramienta ya sea para proteger un lugar, perros de pelea o, otras tonterías… y en el mundo Pokémon… es frecuente ver a las organizaciones criminales con Arbok, Weezing y otros…

    Aunque siendo algo justos… también creo que se subestima el instinto animal (ya hemos visto Arbok actuar por instinto, razones que él considera justas, aun encontrar de los deseos de su entrenadora) …en fin sería un tema para largo…



    - Algunas cosas que me chocaron o me hicieron ruido


    --Sinceramente me hubiera gustado que desarrollaras más la dualidad de Meowth en su rencor contra los humanos (sobre todo niños), pero también su deseo de ser querido, valorado (¿incluso ser héroe?)… creo que le hubiera dado más jugo a sus escenas de: lo valiosa que puede ser su habilidad para comunicarse tanto con humanos y, Pokémon; ni que decir cuando le toco ser el papa comprensivo XD….

    (igual te doy punto por como en este capítulo muestras el desarrollo del instinto maternal en Jessie XD…)


    --Lo otro, con todo respeto, pero Brock podía ser todo un judas si una chica se encontraba involucrada de por medio (lo mostro más de una vez en la serie)

    vi poco creíble que el decidiera acompañar al trio después de que medio insultaran a sus Pokémon…

    En este caso veía más al bobo siguiendo y estando de acuerdo con ellos (el ama a los Pokémon casi tanto como James y, generalmente es alguien que no soporta que a ninguna de las criaturas se le traten mal o menosprecien… ), además hubiera sido buena forma de compenetrar más a ambos grupos…

    En fin eso seria todo para este cap.

    ----Punto extra por el gancho del final: D: un recordatorio de que empezar una nueva etapa… no es sinónimo de haber superado traumas pasados… aún hay cosas a resolver para que la relación siga avanzando…

    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    --------24: sin comida.
    Un capitulo con dos temas interesantes (por no decir geniales) … al final me termine preguntando… ¿Por qué no los desarrollaste en capítulos aparte?

    Siento que ambas temáticas eran diferentes pero que tuviste que compactarlas para que cupieran en un solo cap ni muy largo ni muy corto… acelerando el desarrollo de ambas…

    James borracho: la verdad lo vi como una excelente conclusión a como dejaste el capítulo anterior; el compromiso matrimonial es un tema para James y como afecta a jessie (que por dentro es toda una soñadora…) ¡Pero! Como dije, es una conclusión (o clímax) … siento que me falto una serie de situaciones que antecedieran a la borrachera que pudiese ser vista como una tensión en la relación (mostrada en silencios o, indirectas con cierto enojo) que uno pudiese papal que estallaría en cualquier momento… creo que le hubiera dado más sabor a la situación…

    - Algo un poco Más personal…: me choco bastante que james se recuperara tan rápido de su borrachera… incluso con la pócima mágica de Meowth… ese tipo de mágicas no pasan

    ok sí, me choca más que nada es por las mil veces que eh tenido que cargar a alguien estando ebrio y penas (¿o las veces en que yo fui al que tenían que soportar?)

    Es un proceso tedioso, escuchar al tipo que quiere seguir tomando, aunque sabes que su cuerpo no da más… que solo quiere soltar sus dramas para los cuales no encuentra solución, mientras se desentona lentamente…. (O_o a menos que expulse todo lo que tiene dentro…)

    Ok ok… dejando de lado de la experiencia personal… , me pareció algo anti climático… y forzoso para re solucionar la situación rápidamente…

    La búsqueda de comida: Tal vez mi parte favorita del capítulo… excelente forma de resaltar las habilidades de sobrevivencia del TRIO por sobre la de los bobos… (XD no pude evitar pensar en Jessie peleándole el puesto para ser el Alpha del grupo al bobo gorrón…)

    pero lo mejor fue la temática “los Pokémon” como alimento… claro en la serie cualquier defensa a carne desapareció después de que desapareciera cualquier referencia a los animales de nuestro mundo.

    Lo cual se vuelve más complicado ya que la franquicia siempre a destacado a los pokemon como seres más allá de los animales… “compañeros a la parte de los humanos” (¿aunque esa afirmación tiene muchas paradojas?

    -en este aspecto me hubiera gustado ver más algo más de hipocresía en alguno de los dos bobos hombres… algo que pudiera traducirse en: “veo a los Pokémon como amigos” “ “como carne pero no soporto que los convierto en alimento en mi presencia”

    Aspecto que hubiese sido interesante ver en Brock al se un criador Pokémon y tener un mayor contacto empático con ellos debido a su anhelada profesión…

    O, el bobo gorrón… más que su desconocimiento de donde proviene la carne… más bien sea una hipócrita de entre gustarle la carne, sabe dónde viene… pero ahora que es entrenador le salga la hipocresía (creando contraste con un brock que ya paso por algún proceso similar…)

    En este caso su sobre inocencia me choco un poco, en algunos episodios de OS si se recalcaba saber de dónde venía ese tipo de alimentos…

    [​IMG]

    - Me encanta que el menosprecio a ciertas especies recaiga en Misty… una hipocresía característica en ella…

    No sé a pesar de mis sentimientos encontrados, el tema de esta parte me encanto… ni que decir de mostrar que los Rocketts en este aspecto son más sinceros que los bobos… (me falto un doble estándar en brock para que se me hiciera el día cuando leei esto… :D )


    p.d: aun te debo un chorro de comentarios... los ire posteando de apoco pa que no sea tan pesado >_>....
    saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Siletek

    Siletek Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    6 Julio 2017
    Mensajes:
    99
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - El que no sufre no aprende
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    36
     
    Palabras:
    4700
    Capítulo treinta y cinco

    El Centro Pokemón


    La oficial Jenny llevó a James adentro de la cabaña hasta la habitación perteneciente al pokefilico. Le indicó a James que se sentara en la cama y él obedeció, con miedo. Tenía miedo de salir esposado de esa cabaña y no volver a ser parte de la sociedad por los próximos veinte años.

    Jenny se sentó al frente de él en una silla y sacó un grabador de su bolsillo.

    —Cuando yo encienda el grabador, vas a contestarme una serie de preguntas, ¿está bien?

    James asintió y ella pulsó el botón del grabador.

    —¿Nombre completo?

    —James Kojiro

    —¿Edad y fecha de nacimiento?

    —Veinticinco años. Los cumplí el dieciocho de marzo.

    —¿Profesión?

    James titubeó un poco. Además de pertenecer al Equipo Rocket, nunca había tenido una profesión permanente.

    —Entrenador pokemón —dijo al fin. Era lo que estaba haciendo ahora, al fin y al cabo.

    —¿Dirección?

    —Soy nómade. Viajo hace muchos años de una punta a la otra de Kanto.

    —¿Quiénes viajan contigo?

    —Jessie, mi novia; Meowth y Lunita, su hija; Ash, al que le secuestraron a Pikachu; Brock, ex líder de gimnasio de Ciudad Plateada y Misty, líder de gimnasio de Ciudad Celeste.

    —¿Cuándo llegaron a Isla Canela?

    —Ayer al mediodía; vinimos en un crucero.

    —¿Motivo de su visita?

    —Ash quería enfrentarse a Blaine, el líder de gimnasio.

    —¿Dónde se hospedaron?

    —En la posada Adivinanza.

    Jenny frunció un poco el entrecejo, pero no dijo nada. Suspiró y siguió con sus preguntas.

    —¿Cómo se dieron cuenta del secuestro?

    James suspiró. Sólo quería salir corriendo al Centro Pokemón y ver como estaban Meowth y Pikachu. También quería averiguar sobre el Bulbasaur de Gary. Pero tenía que seguir.

    —Salimos de la posada Adivinanza a la mañana para tomarnos un ferry hasta Ciudad Carmín, pero el de la mañana ya había zarpado y sacamos pasajes para la tarde. Para matar el tiempo, decidimos irnos a una parte más tranquila para jugar al frysbee un rato. Cuando el frisbee se fue muy lejos, Pikachu fue a buscarlo. Como estaba tardando, Meowth fue a buscarlo. Ahí escuchamos un grito y fuimos corriendo a ver que pasaba.

    —¿Y que vieron?

    —Meowth estaba tirado en el piso. El frisbee estaba a un par de pasos de él y también encontramos una lata de comida vacía.

    —¿Agarraron la lata?

    —No, la dejamos donde estaba.

    —¿Qué pasó después?

    —Meowth me dijo que un tipo se había llevado a Pikachu y nos señaló hacia donde se fue…

    —Espera, espera —lo interrumpió Jenny, frunciendo el ceño—. ¿Cómo que dijo?

    James se quedó dos o tres segundos en silencio antes de comprender a qué se refería la oficial Jenny.

    —Meowth habla idioma humano.

    Jenny parpadeó varias veces.

    —¿Me está tomando el pelo? —dijo, sonando tan neutral como podía, pero se notaba que se estaba enojando.

    —Cuando vaya al Centro Pokemón, podrá comprobarlo usted misma. ¿Podemos seguir con esto? Estoy preocupado por Meowth y Pikachu.

    Jenny se mordió el labio, pero lo siguió aguijoneando con la mirada.

    —Adelante.

    —Mandé a Misty a que vaya con Jessie a buscarla a usted para hacer la denuncia y el resto nos fuimos a buscar por el bosque. Encontramos una gorra y Meowth dijo que era la misma gorra del secuestrador. Con ayuda de mi Growlithe, llegamos a esta casa.

    —¿Qué hicieron cuando llegaron a la casa?

    —Meowth se ofreció para sacarlo. Yo me negué, pero insistió que él podía entrar sin ser detectado y acepté. Entró por la chimenea y esperamos. Cuando escuchamos un grito, abrimos la puerta a las patadas. Entramos Brock y yo, junto con Growlie y mi Weezing.

    —¿Qué fue lo que vio?

    —Vi a Meowth sobre la mesa, junto a Pikachu. El tipo estaba en el suelo, agarrándose la cara y sangrando por los ojos. Cuando Meowth me vio, saltó sobre mi y me abrazó.

    —¿Y en ese momento se desmayó?

    —Si.

    —¿Y después?

    —Brock se quedó atendiendo al tipo y yo subí para llamar a la policía. Luego hice pasar a Ash y le dije que se quedara con Pikachu. Y me quedé afuera esperando a que llegaran. Eso es todo.

    —Una última pregunta: ¿ha visto al hombre antes?

    —No he visto su rostro, así que no puedo asegurarlo.

    Jenny apagó la grabadora.

    —Muchas gracias por su testimonio, James. Sólo falta que firme la declaración y puede irse.

    ...​

    James entró casi corriendo al Centro Pokemón. Los turistas ya habían desaparecido y solo veía a las Chansey ir y venir por la recepción, empujando camillas con pokemón en su mayoría. No veía a nadie más.

    Atravesó la puerta de dos hojas que iba hacia las habitaciones. Afuera, logro vislumbrar a alguien en el pasillo, descansando en uno de los bancos: Jessie.

    —¡Jessie! —James casi corrió hacia ella. Jessie se dio vuelta y se puso de pie—. ¿Cómo está Meowth?

    —Aún está desmayado, pero bien.

    —¿Dónde están Brock y Ash?

    James se frotó la cabeza.

    —Jenny les está tomando la declaración. Yo no pude quedarme a esperarlos, quería ver como se encontraba Meowth.

    Joy salió de una de las habitaciones y se dirigió hacia James con tono agresivo.

    —¿Uno de los pokemón internados es el suyo?

    Antes de que James pudiera responder, Jessie dijo:

    —Está conmigo.

    Joy suspiró.

    —Creí que eras uno de esos turistas, lo siento —se disculpó

    —¿Cómo están los pokemón? —preguntó James.

    Joy se cubrió los ojos con una mano.

    —Hace casi diez años que trabajo aquí y jamás he visto un caso semejante. Los pokemón que me trajeron… —Joy parecía querer censurarse.

    —Somos adultos, Joy, podemos soportar esto.

    Joy se mordió el labio.

    —La gran mayoría de ellos sufrieron violaciones reiteradas y brutales, a juzgar por el examen médico.

    James tragó saliva, pensando en Pikachu. ¿Acaso el tipo había alcanzado a violarlo? Rogaba a Dios que no.

    —Disculpen, pero tengo que seguir atendiendo. Casi no doy abasto.

    Joy se dio vuelta y comenzó a marcharse por el pasillo.

    —¡Espere! —le gritó James.

    Joy se dio vuelta.

    —¿Si?

    —Dejeme ayudarla con los pokemón.

    Joy parpadeó, confusa.

    —¿Sabe algo de pokemón?

    —No mucho —admitió—. Pero no puedo dejar que se encargue de tanto usted sola.

    Jessie avanzó un paso.

    —Yo sé de enfermería, puedo ayudar.

    Joy miró un momento hacia el piso, reflexionando.

    —Es poco ortodoxo, pero no doy abasto con mis Chansey. Necesitaré toda la ayuda que me puedan dar.

    James le sonrió.

    —Haremos lo posible.

    Joy asintió.

    —Escuchen: solo cuento con diez habitaciones para los pokemón y estoy amontonando camillas en los cuartos. Los casos más graves se encuentran en la guardia y en las habitaciones desde la 1 hasta la 4; de la 5 a la 8 los casos intermedios y las habitaciones 9 y 10 para los casos leves. Tendremos que repartirnos el trabajo.

    —¿Qué tengo que hacer? —James se sentía perdido. La que se encargaba de curar pokemón y personas era Jessie. Joy pareció leerle la mente, porque le dijo:

    —Usted se puede encargar de los casos más leves. Sólo hay tres pokemón en la habitación 10: un Meowth, un Pikachu y un Bulbasaur —miró a Jessie—. Usted puede encargarse de los casos intermedios.

    —Está bien.

    —Una cosa más.

    —¿Si? —preguntaron los dos al únisono.

    Joy señaló a James.

    —¿Cuál es tu nombre?

    —James.

    —Bien, escucha con atención, James: el Bulbasaur que te toca cuidar muestra signos de abuso sexual. El Pikachu está bien, solo tiene que descansar, pero lo importante es el Bulbasaur. Su entrenador está con él, pero no sabe lo que le ha pasado. Necesito que lo saques afuera del cuarto y le expliques lo que pasó.

    James tragó saliva. No iba a ser nada bonito explicarle a un niño de diez años que su pokemón había sido violado por un hijo de puta.

    —De acuerdo, lo intentaré.

    —Bien. Dejo todo en tus manos. Mandaré dos Chansey para que te ayuden.

    Joy se dio vuelta y empezó a caminar con Jessie. James se apretó el puente de la nariz y se preguntó en que demonios se había metido. La puerta de la habitación diez parecía la entrada a un examen que sabía que no aprobaría. Con un suspiro, abrió la puerta.

    Normalmente, la habitación solo tenía una cama, pero en este caso eran una cama y dos camillas, acomodados de manera tal que estorbaran lo menos posible. El Bulbasaur estaba en la cama, mientras que Meowth y Pikachu estaban en sus respectivas camillas: la del felino estaba a los pies de la cama del Bulbasaur y el pokemón eléctrico yacia paralela a la cama, cerca de la ventana. Ambos estaban dormidos

    Gary estaba sentado en una silla, al lado del Bulbasaur. Dio un brinco al ver a James.

    —Usted —solo alcanzó a decir.

    —Joy me mandó aquí para ayudar —dijo, sin ningún rencor. El Bulbasaur era mucho más importante—. Necesito que vengas afuera un segundo.

    Gary miró a Su Bulbasaur. Este dormía, pero no de manera plácida, sino como si hubiese pasado por el infierno y había conseguido al fin un poco de descanso, solo para volver a sufrir.

    —No quiero dejarlo solo —dijo, apesadumbrado.

    —Será solo un momento.

    Gary titubeo un poco, pero se rindió y se levantó. James salió de la habitación y esperó unos segundos hasta que Gary también salió.

    —¿Qué sucede? ¿Es sobre mi Bulbasuar? —preguntó Gary.

    ¿Por donde empezar? James se apretó las sienes por un segundo antes de comenzar a hablar.

    —Tu Bulbasaur…. Pues…. No sé como decirte esto…

    —Tengo que saberlo. Por favor —le suplicó Gary. El chico lo miraba con los ojos brillantes y el corazón en un puño, sin saber lo que iba a escuchar a continuación. James respiró hondo.

    —El que secuestró a tu pokemón…. Era un pokefílico, Gary.

    El chico abrió los ojos de par en par, espantado por completo. Aparentemente sabía lo que era un pokefílico y, por asociación, sabía lo que le estaba pasando a su pokemón.

    —O sea que mi Bulbasaur… —Gary temblaba como una hoja. No quería saber la respuesta, pero era necesario.

    —Si. Lo siento.

    El cuerpo de Gary se convulsionó por intentar controlar su llanto. James lo miró y pudo ver un verdadero niño de diez años, asustado y sin saber que hacer.

    —Yo.. fue mi culpa… no cerré la puerta y…

    James se acercó y le puso una mano en el hombro.

    —Echarte la culpa no va a servirte de nada…

    —Fui un descuidado. Estaba… estaba tan ocupado queriendo burlarme de ustedes… mi Bulbasaur jamás me lo perdonará…

    —Espera a que despierte. ¿Por qué no vas a lavarte la cara? Yo cuidaré de tu Bulbasaur mientras tanto.

    Gary lo miró, mordiéndose el labio. No podía decifrar lo que le pasaba por la cabeza. Al final, Gary asintió y se fue por el pasillo hacia los baños.

    James entró en la habitación y se dejó caer en la silla al lado del Bulbasaur. Acarició su cabeza, preguntándose si la pesadilla para él algún día se acabaría.

    —Nadie volverá a hacerte daño así —dijo James. Se acomodó en la silla y no tardó casi nada en dormirse.

    ...​

    James se despertó media hora después. Lo primero que vio fue que el Bulbasaur se había despertado. Sus ojitos oscuros miraban con dulzura a Gary, quien estaba sentado en la cama, acariciándole la cabeza.

    —¿Cuándo se despertó? —preguntó James, mientras se frotaba los ojos.

    Gary reflexionó unos instantes.

    —Cinco minutos.

    —¿James?

    Ash era el que lo llamaba. Estaba sentado al lado de su Pikachu, quien ya estaba despierto.

    —Hola, Ash. Lamento haberlos dejados solos en la cabaña…

    —Entiendo —lo interrumpió Ash—. No te disculpes; se que estabas preocupado por Meowth.

    —Meowth… —murmuró James—. ¿Aún no despierta?

    —No —respondió Ash—. Pero se movió hace un rato.

    James se levantó de la silla y se dirigió a ver a su amigo. Este seguía durmiendo en la camilla.

    —Brock está ayudando a Jessie —dijo Ash, sin parar de acariciar la cabeza de su pokemón—. Misty está en la habitación, cuidando a Lunita y Nina.

    Las nenas. Se había olvidado completamente de ellas. Esperaba que estuvieran bien y que no estuvieran llorando a moco tendido por no estar ni él ni Meowth cerca para cuidarlas y mimarlas.

    —¿Vinieron las Chansey aquí? —preguntó, acariciando la oreja derecha de Meowth,

    —Si, vinieron un par de veces para ver como se encontraban los pokemón —esta vez respondió Gary

    Meowth se removió y abrió los ojos.

    —¿James? — su voz sonó como un quejido—. ¿Dónde… estoy?

    —En el Centro Pokemón de Isla Canela.

    Meowth entrecerró los ojos, como si no recordara nada. Luego los abrió desmesuradamente.

    —¡Las jaulas! —exclamó—. ¡James, ayúdalos, por favor, están…!

    James le puso suavemente la mano sobre su pecho para tranquilizarlo.

    —Todo está bien. Los pokemón fueron rescatados y están siendo tratados.

    Meowth temblaba como una hoja.

    —James… ese tipo… el pokefílico, era el que se acercó a Lunita y a Nina ayer, ¿recuerdas? Por eso quería cerrar, vi algo malo en él, los instintos nunca fallan —sus ojos volvieron a desorbitarse y casi pegó un salto de la camilla—. ¡Lunita! ¿Donde está Lunita?

    —Con Misty, no te preocupes. Nina también está con ella.

    Meowth comenzó a calmarse poco a poco, con su cuerpito regresando poco a poco a la normalidad.

    —¿Necesitan ayuda? —preguntó al final—. Puedo hacer de traductor si quieres.

    —No hasta que te sientas mejor. ¿Tienes hambre?

    —No, pero tengo sed.

    —Te buscaré algo de agua. ¿Alguien quiere algo más?

    —Pika…

    —Pikachu dice que también tiene sed.

    —Ya regreso.

    James salió de la habitación y caminó por el pasillo, buscando un dispenser de agua o al menos la cocina. Desde una habitación, escuchó los maullidos desesperados de un par de Meowth. Le dio un escalofrío en la columna al pensar en todo lo que habrían sufirdo.

    —¡Chansey!

    Al frente suyo, dos Chansey sonrientes se pararon al frente de él.

    —¿Ustedes son mis ayudantes? —les preguntó.

    Las dos asintieron.

    —Creo que yo debería ser un ayudante —reflexionó en voz alta—. Oigan, ¿Dónde hay un dispenser de agua? Meowth y Pikachu tienen sed.

    Las Chansey hicieron un gesto para que esperara y salieron corriendo para buscarle agua. Apenas habían desaparecido por una esquina, cuando una de las puertas se abrió y apareció Brock. Los maullidos que había escuchado antes se intensificaron hasta que el adolescente cerró la puerta.

    —¡James! —exclamó Brock apenas lo notó.

    —Hola, Brock. ¿Cómo están los pokemón ahí adentro?

    Brock se apretó el puente de la nariz.

    —Jessie se encarga de casi todo, a decir verdad. Algunos pokemón necesitan suturas en…. Tú sabes…

    —Si, lo sé.

    —Incluso hay uno o dos pokemón que jamás había visto. Deben ser de otra región.

    Las Chansey regresaron, empujando un carrito con dos jarras de agua y varios vasos.

    —Ustedes son adorables —les dijo James. Las Chansey le dedicaron su sonrisa más amplia, mientras se sonrojaban. Se dirigió a Brock—. Estoy en la habitación diez. Si necesitas ayuda…

    —Iré a verte si necesito algo.

    Brock se metió en la habitación que estaba al lado de la cual había salido. Desde allí también escuchaba maullidos estridentes de un Meowth. James sacudió la cabeza y regresó a la habitación diez.

    —Aquí les traje el agua —anunció James, empujando el carrito. Les sirvió a todos los que estaban en la habitación y al final se sentó en la camilla, a los pies de Meowth.

    Durante una hora, estuvieron conversando un poco. Gary era mucho más amable que antes, pero parecía que su mente estaba en otro lado. El Bulbasaur no le quitaba los ojos de encima a Gary, como si tuviera miedo de que se desvaneciera si mirara para otro lado. De tanto en tanto lloraba y Gary lo acariciaba en la cabeza para reconfortarlo.

    —Bulbasaur me estuvo contando un poco de lo que pasó anoche —le contó Meowth a James en voz baja—. Fue horrible todo lo que me dijo, pero creo que le hizo sentir un poco mejor expresarlo.

    —¿Y Pikachu?

    —Dice no recordar mucho de lo que pasó, pero que está muy asustado. No estoy muy seguro si sabe lo que le iba a pasar.

    La puerta se abrió y entró Brock.

    —¿Estás ocupado? —le preguntó a James.

    —No, ¿Qué sucede?

    —Necesito ayuda con mi parte, ¿puedes?

    —Seguro.

    James salió y Brock le explicó la situación afuera.

    —Jessie está ayudando a Joy ahora con los casos más graves y me he quedado solo. ¿Puedes vigilar las habitaciones cinco y seis? Yo estaré en la siete y en la ocho.

    James se mordió el labio.

    —Está bien, lo intentaré.

    James se metió a la habitación cinco, mientras sentía una rabia que le quemaba las entrañas. Los pokemón necesitaban un médico o una enfermera, no a ellos. Nunca había pensando antes en la precaria situación del Centro Pokemon cuando de personal se trataba. Sí, había Chansey, pero necesitaban más personas capacitadas. Eran pokemón abusados sexualmente y necesitaban contención de gente experimentada, no de un ex miembro del Equipo Rocket o un adolescente aspirante a criador.

    En la habitación cinco habían tres pokemón: un Persian, un Growlithe y un tercer pokemón que no conocía. Era pequeño, de color verde y con una hoja saliéndole de la cabeza.

    Una Chansey fue a su encuentro apenas lo vio y le extendió unas planillas sobre el estado de los pokemón. James no entendió mucho, pero sí logró entender algo: el pokemón tipo planta se llamaba Chikorita y era originario de Johto. En la ficha del Persian, se informaba que se estaba negando a comer. El Growlithe había sido operado y ahora estaba recuperándose.

    James se acercó al Persian, quien era el único que estaba despierto. Tenía una bandeja de comida pokemón al costado. Le gruñó de manera amenazante cuando apoyó la mano sobre la camilla.

    —Tienes que comer algo —le dijo James.

    El Persian le dio vuelta la cara como toda respuesta. James tomó un poco de comida pokemón.

    —La comida está bien, no tiene nada para lastimarte, mira —James se llevó un poco de la comida a la boca—. ¿Ves? No…

    Sintió el sabor de la cosa que se había metido a la boca. Eso no era comida, sino algo repugnante y asqueroso que solo su Weezing podría comerse. El Persian ahora lo miraba, casi disfrutándolo. Parecía decirle con la mirada que se lo tragara. Eso fue lo que James hizo, tragárselo.

    —Ya regreso —le dijo al Persian.

    James tomó un poco más de la comida del Persian se metió a la habitación de al lado, donde Brock estaba dándole de tomar agua a un lloroso Eevee.

    —¿Brock?

    El adolescente se dio vuelta.

    —¿Si?

    —Prueba esto.

    James le tendió la comida Pokemón. Brock se lo comió y de inmediato hizo una cara extraña, como si hubiese mordido un limón especialmente ácido. Buscó la papelera más cercana y lo escupió en el tacho de basura.

    —¿Pero que rayos es eso? —preguntó Brock.

    —Es la comida del Persian. No quiere comerla.

    — Lo entiendo perfectamente. Deja, que prepararé algo para que coma. Supongo que el resto de la comida debe saber igual de mal.

    —¿No estará en mal estado?

    Brock negó con la cabeza.

    —No. Es una comida nutritiva, pero intragable por culpa del sabor. Espera en la habitación de al lado y le daré algo más… comestible.

    James volvió al cuarto y se sentó al lado del Persian. Este le gruñó.

    —Te vamos a dar otra comida, no te preocupes.

    El Persian soltó un bufido y cerró los ojos. James se mordió el labio. No podía hacer mucho por él. No podía hacer mucho por ninguno de los pokemón que estaban ahí. ¿Por qué demonios no estaban enviando ayuda?

    Brock volvió casi a la media hora con un plato hondo lleno de comida.

    —Esto está mucho mejor —dijo, tendiéndole el plato. James lo tomó y lo puso frente al rostro de Persian.

    —Aquí está tu comida —le dijo al pokemón normal.

    El Persian gruñó y torció la cara. Ni siquiera se molestó en olfatearla. James y Brock se miraron.

    —Creo que la comida no es el problema —murmuró Brock.

    —¿Entonces que es?

    Brock lo tomó del brazo y lo alejó unos pasos del Persian.

    —Se está dejando morir —le susurró.

    —¿Qué? ¿Dejarse morir?

    Brock asintió, con tristeza.

    —Ese pobre pokemón ha pasado por mucho, al igual que los demás. Cada uno reacciona de manera distinta una vez salvados. En este caso, Persian debe pensar que, después de lo que le pasó, no tiene ganas de vivir.

    James torció la cabeza para ver al Persian. Este les estaba dando la espalda, sin haber tocado la comida siquiera.

    —Me niego a que se deje morir por culpa de ese hijo de puta —gruñó James—. Tengo que hacer algo por él, lo que sea.

    Brock asintió.

    —Inténtalo si puedes. Yo tengo que irme a alimentar a los otros pokemón.

    —Nos vemos.

    Cuando Brock se marchó, James se dirigió al Persian.

    —No dejes que ese hijo de puta te quite las ganas de vivir, Persian.

    El pokemón gruñó levemente.

    —¿Crees que Joy, yo o los demás te vamos a dejar morir?

    No hubo respuesta. James continuó.

    —Me responderé: no, no te van a dejar. Si no comes, te van a meter un tubo por la garganta para que te alimentes. Y te dolerá, te lo aseguro.

    El Persian movió un poco las orejas.

    —Así que, o elijes comer de la manera tradicional o comerás por un tubo en la garganta. Te sugiero que elijas la menos dolorosa.

    Persian lo miró con un odio incandescente durante casi un minuto antes de acercar su cara al plato y empezar a comer despacio.

    James lo miró, satisfecho de haber logrado algo significativo para variar. Pero necesitaba vigilarlo más que a los otros. Si no lograba matarse de hambre, tal vez lo intentara por otra vía…

    ...​

    La mañana pasó volando, la tarde fue un poco más lenta y finalmente la noche cayó sobre Isla Canela. Mientras estuvo cuidando a Pikachu, Ash se pudo enterar de algunas cosas por boca de sus amigos, la enfermera Joy y la oficial Jenny, quien se había pasado por el hospital por la tarde.

    El pokefilico se llamaba Lucas Flint y trabajaba en la poketienda desde hacía tres años (cuando comenzaron las primeras desapariciones de pokemón). El ataque de Meowth no lo había matado de milagro, pero era muy probable que quedara ciego. Jessie había dicho algo así como “si yo fuera médica de ese tipo, no me esforzaría mucho en salvarle los ojos” y Ash le dio la razón. Después de lo que había pasado con su Pikachu, Flint no merecía compasión alguna.

    Ash apenas había comido algo durante la tarde, ya que casi no se había movido del lado de su Pikachu. Gary había hecho lo mismo. En las horas que habían pasado solos, ni se habían dirigido la palabra. Solo le hablaban a Meowth, quien ya estaba más repuesto y hasta decía que dormiría en las habitaciones de los entrenadores.

    James entró a la habitación. Parecía que estaba molido a golpes por estar corriendo de un lado para el otro.

    —Por suerte las cosas ya están más estables —comentó James. Luego, agregó—. Ustedes dos mejor dense un baño y luego coman algo. Yo cuidaré de los pokemón hasta que vengan.

    Bulbasaur y Pikachu empezaron a quejarse.

    —Oigan, oigan, entiendo que aman a sus entrenadores, pero déjenlos vivir cinco minutos —se quejó Meowth—. Están cansados, déjenlos que se bañen.

    Gary miró a su Bulbasaur, dudoso.

    —Todo va a estar bien. No me tardaré mucho.

    Bulbasaur comenzó a llorar un poco, usando sus Latigo Cepa para enrollarse en su muñeca. Gary se frotó el ojo con una mano y sonrió.

    —Antes que te des cuenta, estaré de vuelta, ¿si?

    Bulbasaur lo desató, aún llorando. Ash miró automáticamente a su Pikachu. Este no lloraba y parecía querer animarlo a que se vaya.

    —Pikachu dice que vayas, que no hay problema —tradujo Meowth.

    —De acuerdo, ya voy.

    Ash tomó su mochila y fue hacia el baño. No había nadie. Puso las cosas en el locker y se desnudó. Fue hacia los banquitos, se sentó y abrió la canilla. Se quedó mirando el agua correr, absorto en sus pensamientos.

    Se sentía un idiota.

    Todo la situación se podría haber evitado traquilamente si él hubiese ido a buscar el frisby en lugar de dejar que Pikachu lo hiciera. Lo sentía similar a la vez que Pikachu se había atorado con una manzana cuando Ash dormía.

    Ash cargó el balde con agua y se lo tiró en la cabeza, como si así acallara su mente. Se frotó el jabón por todo el cuerpo, sintiéndose contaminado por su irresponsabilidad. No quería ni imaginarse lo que había sufrido Pikachu en manos de ese tipo antes de que Meowth lo rescatara.

    Terminó de lavarse el cuerpo y se sumergió en la enorme bañera. Cerró los ojos, disfrutando tener el baño para él solo.

    Cosa que no duró mucho.

    Se sobresaltó cuando escuchó que alguien más entraba al agua, más por sorpresa que por cualquier otra cosa.

    —¿Te asusté? —Gary estaba sumergiéndose en el agua, al lado opuesto. En circunstancias normales, esas palabras habrían sido burlones. Incluso habría soltado una carcajada al final y lo llamaría inmaduro o cosas así. El tono con que le había preguntado carecía de malicia. Era casi distraído.

    —Solo estaba distraído —le respondió Ash.

    —Ah.

    Los dos se quedaron en silencio durante un rato. Ash se sentía extrañamente tenso estando a solas con Gary. Carraspeó.

    —Lamento lo que le pasó a tu Bulbasaur —le dijo.

    Gary asintió con tristeza.

    —Gracias.

    Más silencio incómodo. Ash sintió ganas de irse pero, cuando estaba por levantarse, Gary le habló:

    —¿Tu Pikachu está bien?

    Ash se quedó quieto en donde estaba, como si lo hubieran paralizado.

    —Bien, solo asustado por lo que pasó. Joy me dijo que mañana mismo nos podíamos ir.

    —Que suerte…

    —¿Tienes que quedarte más tiempo?

    —Unos días más. Apenas le den el alta, viajaré hasta Ciudad Azulona.

    —¿A Azulona?

    —Si. Allí hay un centro especializado en la psicología de los pokemón. Estaré por allí un tiempo, supongo.

    —¿No entrarás a la Liga, entonces?

    Gary miró hacia abajo.

    —La verdad es que no tengo idea —suspiró—. Veré que pasa cuando falte poco para ir.

    —Entiendo —no sabía que decir ni que hacer. ¿Consolarlo? ¿Ignorarlo? ¿Hacer como si no pasara nada? Detestaba a Gary, pero sentía lástima por su situación. No se lo deseaba a nadie.

    Estuvieron unos minutos en silencio, con menos tensión esta vez pero aún algo incómodo. Ash salió de la bañera y se puso una toalla alrededor de la cintura.

    —Ash…

    El aludido se dio vuelta.

    —¿Si?

    Gary respiró hondo.

    —Lo siento. Me he portado… como un idiota.

    Ash se quedó congelado, sin saber que responder. Ni en sus sueños más delirantes se habría imaginado a Gary pedir perdón por su comportamiento. Solo pudo sonreir de manera casi imperceptible.

    —Está bien —solo pudo decir.

    Se dio vuelta para ir a buscar su ropa, pero se detuvo a medio camino y se giró.

    —Gary…

    —¿Si?

    Ash lo miró.

    —Te esperaré en la Liga —dijo y se marchó lo más rápido que pudo hacia los casilleros.

    Cuantos comentarios, por Dios. Nunca imaginé tantos.

    Nathan: Lo de Rhydon... Bueno... me había olvidado de él XD. Pero como Pikachu ganó por Fuck Logic, no he cometido un error grave, supongo


    Thranduil: ¿Sabés que iba a usar a Arbok otra vez? Pero cuando estaba escribiendo pensé: "No, Arbok no puede porque Jessie no puede correr por su embarazo." No me quedó otra opción que traumar a Meowth XD. Más opciones no tenía.

    Mientras están en la pokebola, los pokemón no necesitan comer. Están como en stand by.

    Wiki: ¡Llegaste! Me alegro que te haya gustado el fic hasta ahora, me da un no se qué en el pecho que lo hayas leído de una sola tirada. Muchas gracias por darle una oportunidad a este fic.

    Kaos y Plushy comentando... casi me meo encima XDD

    Bueno, eso es todo por ahora. Siento que me he apurado un poco en publicar (otra vez). Tal vez algún día le de una pulida al fic para que se vea mejor, pero más adelante.

    ¡Hasta dentro de dos semanas, si Dios quiere!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Adorable Adorable x 2
  11.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Temed, sobrevalorados y "populares" Top comentarista

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    1,915
    Pluma de
    Escritor
    Okey, este episodio fue bastante largo n_nU. No, no me estoy quejando xD. Pero de todas maneras, me pareció algo bastante bonito e interesante...

    Ahora, disparo unas cuantas preguntas y comentarios que quiero hacerte respecto a lo leído...

    1- Le pusiste "Lucas Flint" al Pokefílico... ¿De dónde sacaste ese nombre? ¿Solo lo inventaste o qué? xD
    2- Me gustó también la forma en que manejaste los sentimientos de todos respecto a las violaciones... en especial cuando Brock contó a James que éstos requerían sutura en "ya saben dónde" xD.
    3- Vaya si James es bueno con los niños en general. Tener tanta madurez como para decirle a Gary que su Bulbasaur fue... invadido analmente. Uy. Se necesita tener bolas de acero y sutileza para dar esa noticia.
    3.5- Bueno, en realidad lo de las bolas de acero lo dije por lo que hizo con aquel Persian: "Amenazarlo" para que pueda comer... porque sabe que los médicos residentes no lo dejarán "dejarse morir" -w-.
    4- Parece que al final Ash no piensa renunciar a su deseo de enfrentar la liga OwO. Me alegra haberme equivocado con cierta predicción que tiré xD... pero bueno, a ver qué pasa ahora, luego de ver que Gary deja de ser un dolor de muelas (en palabras de Iris, otra niña de 10 años que muchos conocemos)
    5- ¿El apellido de James es "Kojiro"? Okey, eso sí es raro... Kojiro es su nombre original japo xD. No me digas que Jessie ahora se apellida "Musashi" :V
    6- Menos mal que Lunita y Nina no se pusieron a hacer mucho escándalo xD. Por favor, dejen dormir a James de una vez... debe estar muy agotado luego de tanto.
    7- Esto es más un comentario aparte... ¿Cómo crees que haya sido la experiencia de Jessie en la prisión, antes de unirse al Team Rocket? :P
    8- Siguiendo con Jessie, al fin ella logra utilizar un poco de los conocimientos que aprendió con las Chansey -w-. Lástima que, tal como James dedujo, los Pokémon necesitan más ayuda sicológica n_nU

    No tengo más comentarios de momento. Nos vemos en dos semanas, creo xD.

    ¡Mucho ánimo! ;)
     
  12.  
    Wicka

    Wicka ¡Yow!

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    40
    Pluma de
    Escritora
    ¡Dormir es para los débiles!

    No había tenido tiempo de comentar el capítulo, pero me ha gustado mucho. Al final el pokefílico se salva... o algo parecido. No estoy seguro, pero creo recordar que es posible morir porque te saquen los ojos. El caso es que sigue vivo y listo para que le pase algo mucho peor.

    Btw, el nombre me suena a Lucas Films, pero no creo que sea esa la intención.

    Algo que me agradó del capítulo es el hecho de que le dieras más espacio a Ash. Es divertido burlarnos de él de vez en cuando, pero también tiene su corazoncito y ganas de ayudar, y llama la atención porque, después de todo, es un niño de diez años, y no le puedes exigir demasiada sabiduría, y aún así intenta animar a Gary a su manera, así sea con un “Te esperaré en la Liga".

    Y está el propio Green, shockeado por lo ocurrido sin tener realmente la culpa, pero, diablos; tanto él como Bulbasaur dan algo de penita por lo que le ocurrió a este último. Y cuando llegamos a la escena del Persian fue algo todavía más duro... pero que suele ocurrir a las víctimas de estos casos.

    Me gustó la referencia a que Jessie tiene nociones de enfermería. Pero en especial, la actitud de James. Y es que, aunque tenga un muchillón de habilidades, sigue siendo relativamente normal, y sabe que hay cosas que no puede hacer, lo que lo lleva a frustrarse como todos los demás.

    La escena del interrogatorio: dura y directa.

    Vamos a ver cómo se sobrepone Ash a todo esto.

    ¡Yow~!
     
  13.  
    Thranduil

    Thranduil Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Febrero 2018
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    :o!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Hola, hola, hola, lamento tardarme en comentar, pero la universidad no me dejaba. Me encantó este capítulo, ver todos los efectos que causó el pokefílico con sus atrocidades, realmente impactante, es difícil de dimensionarlo y creo que lo detallaste bien, como el caso del persian, hacer que un pokémon desee morir porque ha sufrido mucho, afortunadamente no le pasó nada a Pikachu, pero me imagino lo que le hicieron al resto, sobre todo los casos más complicados. Me imaginé al sujeto haciendo esas cosas y no me gustó imaginarlo, menos mal que tu descripción no fue explícita, de lo contrario hubiese imaginado con más detalle.

    Me agradó también el toque de precariedad que le pusiste al centro pokémon, en el anime siempre lo muestran perfecto, aquí lo podemos todo, etc. Pero aquí hay abandono en la salud pokémon, no es igual para todos.

    Lo más interesante del capítulo fue el final, el acercamiento entre Ash y Gary, que haya un sentimiento entre ambos, hace de la rivalidad, según mi opinión, algo más profundo, en el anime Gary es sólo un engreído, pero no tuvo mayor cercanía con Ash, según recuerdo. Creo que hay mucho potencial en aquello.

    Un leve reparo que tengo, es que cuando concluyeron los motivos de persian para no comer, sentí que fue muy rápido, supusieron algo y así lo aceptaron, hubiese sido interesante que eso les causase algo más de problema. Pero es sólo mi opinión.

    Espero por el otro capítulo. Ciao.
     
  14.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,263
    Pluma de
    Escritora
    Estas no son horas de dejar comentarios así que no esperen algo grandilocuente.

    El capítulo del meowth me dejó un par de sentimientos encontrados, un poco como lo que veo que le pasó a Kaos. Me explico, aquí la divergencia del canon no le pegó del todo bien ya que precisamente el original se enfoca en dejar muy bien parado al TR como ladrones dispuestos a dejar su pinta de malos, que de todos modos nadie se cree, para ayudar a un niño haciendole creer que el chimuelo es el meowth lo que lo rescató. Siendo que Meowth en esta historia le tiene un repudio a los niños me parecía una buena oportunidad para lidiar con el conflicto invirtiendo el conflicto de la serie: siendo que el meowth original lo ayudase por accidente o simplemente no apareciendo en el momento oportundo para que Meowth rescatase al niño y este le respondiera de forma afectuosa, dándose cuenta que no todos los mocosos son malos.

    Dicho de otro modo, aunque el enfoque del episodio tuvo su respectivo peso en mostrar el prejuicio hacia ciertos pokémon y que me encantó como el final sirvió bien para catapultar al conflicto del otro episodio en sí hace sentir que lo del jardín de niños fue meramente anectótico y que lo del temor latente de James se pudo haber expresado en otro episodio. No digo que el episidio se sienta como relleno porque cubre una función dentro de la historia pero no me parece tan bien aprovechado como anteriores, como lo fue el del chico del Farfetch'd.

    Del siguiente episodio no tengo ninguna queja porque no se de borracheras aunque no lo aparente a veces >_>
    Tengo un fetiche por ver a los personajes que me gustan sufriendo emocionalmente para que luego venga otro personajes y les regrese la razón... a punta de palazos... y luego tiernos abrazos (?). Ver a James tan inseguro a pesar de estarlo haciendo bien es tan gshagsajsas que dan ganas de entrar en la historia y darle mimos y harto amorsh <3

    Lo bueno es que ya tiene a Jessie para eso, lo malo es que las fangirls nos quedamos con las ganas u.u

    Aunque la que va a necesitar consuelo... y terapia va a ser Misty. ¿Meowth fue duro? Sí, pero le llamaron fenómeno y bien sabemos de donde viene su trauma con eso y bueno, cuando hay malas actitudes de por medio a veces lo único que ayuda es un golpazo de la realidad. Espero yo que este sea el detonante que el personaje necesitaba para empezar a mejorar y madurar de una vez.

    Por otro lado lol con lo de Ash, no recuerdo que el original fuese así de inocente pero para esta historia me lo creo, de hecho para mucha gente es difícil asimilar de dónde viene la comida... aunque por otro siendo Ash de pueblito pues... como que sería má fácil asumir de dónde viene si ve a otros adultos pescando en el rio o teniendo algun criadero, a diferencia de la ciudad donde todo se compra en un supermercado. Pero suspendiendo la lógica un momento igual sirve para que el chico vea que la vida no es fácil y que eso de viajar mucho menos.
     
    Última edición: 3 Abril 2018
  15.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,263
    Pluma de
    Escritora
    Fack...
    [​IMG]
    [​IMG]

    HOLY SHIT, ME IMAGINABA CÓMO ERA EL MERCADO NEGRO EN EL MUNDO POKÉMON CON PELEAS ILEGALES A MUERTE PERO HASTA AHORA NO HABÍA LEIDO SOBRE NINGUNA Y MENOS CON UN FINAL TAN..... AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

    Ah, pero sobre el previo...
    Me huele a que esa "traición" se va a pagar caro más adelante, este capítulo lo siento más como un terrible preludio para lo que vendrá despues... oh... cuando lleguen a Verde presiento que las cosas se van a poner intensas y que eso no será bueno para mi salud. Igual fue lindo ver a James pasando más tiempo con Growtilthe y a Ash haciendo algo de ejercicio para variar xD

    Y bueno sobre el otro... daaaamn para Brock debió ser horrible ver algo así, de por sí para cualquier persona normal y claro, para James sentir que tiene dinero manchado en sangre... pero la necesidad es la necesidad. Me da curiosidad la nueva integración a la banda, nice que Ash no sea el único con derecho a exclusividad a la rata con hepatitis.

    Otros diez puntos por poner a un psyduck badass <3
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,263
    Pluma de
    Escritora
    Uh mira, me acabo de encontrar un fan art que me parece refleja bien el viaje en grupo
    [​IMG]
    En el fondo siempre he pensado que los bobos + TRio podría funcionar como una bonita familia... pero luego me acuerdo del contexto de la historia y las premoniciones de cosas horrendas que vendrán y lloro ;__;

    Pero luego veo a James siendo FAKIN AWESOME y se me pasa porque YAASSS BITCHAS
    [​IMG]

    El chico que nos va pa la liga aunque a como van las cosas quien sabe si llegue a entrar, pero se pasa ufff me espero mucho de su hipotético duelo contra Ash porque todos sabemos que el husbando es bueno para todo lo que se pronponga y GSHASGAJSASHAS THIS IS WHY I LOVE HIM SO MUCH AND SASYAJSYAHSGASA :omg<3::omg<3::omg<3::omg<3::omg<3::omg<3::omg<3::omg<3::omg<3:

    [​IMG]

    En fin, a los capítulos.
    Si lo analizas es realmente sad analizar que por fin Misty comienza a confiar en ellos... en el único momento que realmente les están mintiendo, por otro tampoco es como que lo estén haciendo adrede o con malas intenciones, pero los otros todavía estan muy chicos para entender los motivos porque son niños que ven todo en blanco y negro, hacer ciertas cosas está bien o mal sin ver razones de por medio; en ese sentido está completamente justificado que les mientan para seguir manteniendo la cohersión en el grupo.

    Y si el grupo ahora con la pequeña Pikachu se hizo más grande con Todd crece aún más la familia. Yo de hecho pensé que no iba a viajar con ellos precisamente porque el crew ya es enorme y manejar tantísimos personajes y darles foco a la vez es sumamente complicado y puede llegar a jugar en contra al lector por sentirlo pesado porque entonces si o si la trama se tiene que alargar para que todos tengan su resolución. Lo bueno es que Todd es un personaje de unos cuantos episodios y lo más seguro es que en la historia sea igual. Ojalá tenga su buen motivo y papel en el grupo y no se sienta como peso muerto.

    Con lo del examen.............. loooooooooooooooool con lo de los clones xD
    Pero aww fue una idea interesante ver el examen desde la optica de James pero más allá desde su psique me pareció un buen acierto. Y en especial al final del combate de Ash el cómo ni el mismo evaluador se preocupaba tanto por los pokémon (carajo, ni Ash) porque James acá es el papá de todos los pollitos que tiene que proteger a todos los bebés del mundo <3
    [​IMG]

    Edito porque presiento que el otro cap se debe comentar de forma independiente.

    Yay! Caterpie evolucionó y Weepinbell llegó al equipo, más encima sabemos que pronto va a evolucionar si es que respeta esa parte de la historia. Así que de momento James tiene veneno, bicho/volador, fuego, eléctrico y planta por lo que, deduzco, le falta un tierra/roca o un agua para tener el equipo balanceado. Ayyy la batalla de los bebés me los imagino todos lagrimositos (irónicamente a Togepi lo imagino todo feliz mandando bofetones pa todos O_o)
     
    Última edición: 4 Abril 2018
    • Fangirl Fangirl x 1
  17.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,263
    Pluma de
    Escritora
    Oh esperen, alguien toca a mi puerta... ah miren, son los traumas de "The Dark Side of Innocence"
    Pinche fic, 14 capítulos de puro dolor y sufrimiento con los rocket donde les pasan cosas horribles y con un final abierto que no te da la certeza de que van a tener una vida feliz porque ya están tan jodidos física y psicológicamente que pa que.

    Y menciono este fic justo porque lo del Arbok me ha recordado de mala manera una escena de esa historia... pero con un persian medio drogado, una puerta cerrada y bueno... se los dejo a la imaginación. Si no mal recuerdo ese fic también usa armas y Meowth se ve obligado a hacer algo horrible ;___;

    Sólo de recordarlo...
    upload_2018-4-4_17-37-24.jpeg

    Al final yo y los personajes quedamos liek...
    [​IMG]

    Como se mencionaba en las notas de autor, aquí se acabó el sueño para todos para despertar a una horrible y cruda realidad llena de cosas feas y gente horrible. Y que mejor para ejemplificar que Cassidy y Biff... Bill... Barney...
    Butch: ¡QUE ME LLAMO BUTCH LPM!
    BTW punto menos por solo hacer referencia a eso en una línea de James pero que el no reclamara de su nombre u.u

    Ok, igual no quedaba por el tono de la historia... pero es que era chiste clásico xD

    Y daaaaamn niga, Arbok iba jodidamente en serio con eso de matar. Supongo que el látigo sepa era en realidad el de Victreebel al ver a su amo en peligro. Y bueh, más sobre el episodio, en parte agradezco que esa parte haya pasado relativamente rápido porque el capítulo en sí no fue corto, ni tampoco tan explícito que no, realmente no deseaba leer como se retorcían en dolor mientras me almorzaba algo y +50 puntos por centrarse más en la forma de cómo lidiar con una experiencia dramática y que al final entre todos se apoyaran, funcando Jessie y James más como los papás del grupo porque por muy maduro que sea Brock no deja de tener 14-15 y a esa edad no lo puedes afrontar todo.

    Quizá por el mensaje y final de ese episodio encontré en cierta medida el siguiente algo chocante. Misty ya estaba comenzando a dar pasos a su redención y pensaba que el hecho de casi perderlo y el analizar que el bien y el mal no se medía como ella pensaba iba a ser el detonador a su cambio para que un capítulo después fuese increíblemente cruel con su pato :( Y no lo digo por haberle dado la pócima, digo, ella genuinamente no sabía que algo así podía hacerle daño y miren si la gente de adulta cae con la homeopatía que a una niña no la engañen con tónicos mágicos (?) para mi el problema estuvo en que ESA COSA CASI LO MATA y luego se revela que había sido tan HDP COMO PARA HACER QUE OTROS POKES LO GOLPEARAN WTF? y cuando ya el drama estaba en su máxima expresión y la cosa pudo haber terminado más o menos suave... no, saca las garras para putear a James y por fin este estalló diciéndole casi de lo que se va a morir. Fue un episodio cruel después de uno bastante crudo y eso agudiza aún más el tono. Si bien esta fue la puteada definitiva para Misty y después de tocar fondo solo pueden venir mejores cosas, la manera en que se dieron las cosas bueno... le hacen bastante honor al nombre del fic...

    Por otro lado...
    James con un psyduck...
    James... con... un... psyduck
    JAMES... CON... UN... JODIDO... PSYDUCK
    QUE PUEDE SER GOLDUCK
    ....
    ........
    .........................
    [​IMG]
    [​IMG]
     
  18.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,263
    Pluma de
    Escritora
    POR FIN ESTOY AL CORRIENTE....
    Y ESO NO ES BUENO!!!
    [​IMG]

    Y luego encima el capítulo termina con un cliffhanger que
    [​IMG]

    Total, quien quiere sanidad mental de todos modos...
    [​IMG]

    Nunca me había puesto a pensar lo HDP que era Blaine, eso de tener un gym en un volcán porque uno normal es muy mainstream es como WTF y te hace preguntarse quién chunches es presidente de la federación de la liga y si los permisos nomás los rifaban o qué demonios. Me dio bastante risa la escena en que por fin Jessie y James tiene intimidad y entra Ash a describir cómo era que se hacen los bebés [​IMG]

    Y cuando uno piensa que la historia después de tanta crudeza va a comenzar a irse ligera...
    THIS
    FUCKIN
    HAPPEN
    ...........
    .......................
    ...................................

    [​IMG]
    [​IMG]

    Bueno, ya me habían avisado que esto iba a pasar pero es de esas cosas que no las sufres hasta que las lees. Posiblemente en inglés sea más común leer sobre el tópico pero creo que es la primera vez que leo en un fic que se espejé la zoofilia a la pokefilia ya que (para bien o para mal) esta dentro del fandom se suele "romantizar" y OJO no digo que esto sea malo cuando el mismo juego en japones te da ciertas pautas que el "amor" humano-pokémon no es algo tan raro; claro está que las dos vertientes suelen ser:
    a) Pokémon que se enamora de su entrenador (hola Mareanie y Chikorita) y entrenador que puede corresponderles o no
    b) Tu fanfic chafa de: Gardevoir/Loppuny: oh si amo deme más oh si aaaaaAAAAA -___-

    Pero ya en el caso de una violación (Oh gosh...) debe ser aun peor porque los pokémon son animalitos semi sapientes que sí se dan cuenta de lo que les están haciendo... básicamente algunos son como niños pequeños...
    [​IMG]

    Me voy a deprimir mucho si en el siguiente episodio amanece ese Persial muerto, for real :(

    Y bueno, aunque esta vez sí que no fue culpa de Ash al menos también la experiencia le ha servido para sentar cabeza a él y a Gary, en ese sentido me gustó mucho el cómo terminó el epi 35 con los dos por fin dejando de lado experiencias para comenzar a llevar bien... Y LIDIAR CON UN TRAUMA HORRIBLE [​IMG]

    Ahora bien a futuro me hace plantearme si Ash no va a tener la batalla contra Blaine en dónde va a ser y si del mismo modo va a haber enfrentamiento contra Giovanni porque de que pisen verde o no me da que van a pasar cosas interesantes.

    Uff por fin! a ver si puedo comentar cada que publiquen... ahora no se si brincarme a Spies y llorar como condenada o irme a algo más lite por mi salud mental.
     
    • Gracioso Gracioso x 1
  19.  
    Siletek

    Siletek Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    6 Julio 2017
    Mensajes:
    99
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - El que no sufre no aprende
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    36
     
    Palabras:
    5426
    Capítulo treinta y cinco

    Un nuevo destino


    Al fin amaneció.

    Meowth y Pikachu ya habían recibido el alta. Pero James quiso hacer un par de cosas antes de marcharse.

    Con ayuda de la oficial Jenny, llamaron a varios médicos pokemón de las islas vecinas para que fueran a ayudar. Cuando menos se dieron cuenta, al menos cinco médicos se presentaron a las dos horas de haber terminado la última llamada, dispuestos a lo que sea para ayudar.

    Después, James llamó a la sede de la Liga Pokemón denunciando las irregularidades del gimnasio de Blaine. La persona que lo atendió prometió mandar una inspección en cuanto pudieran. Así el hijo de puta pensaba dos veces antes de hacerse el misterioso y poner en peligro la vida de los pokemón.

    No mucho después de que aparecieron los médicos, comenzaron a aparecer entrenadores de todas las edades. Jenny había sacado de su archivero las denuncias de desaparición de Pokemón en los últimos tres años en Isla Canela y los había llamado uno a uno durante la tarde para que vinieran a reconocer a su pokemon. James intentaba ignorarlos. No quería ver sus caras cuando se enteraran de la verdad.

    Apenas Meowth pudo salir de la camilla, James lo llevó con el Persian, el pokemón que más le preocupaba de todos. Por boca de Meowth, se enteró que él jamás había tenido entrenador, que había sido líder de un clan, pero que lo habían derrocado. Estaba vagando sin rumbo cuando el pokefilico se le había acercado a darle comida. Luego de eso, solo recordó haber estado dentro de una jaula, donde solo lo sacaba para bañarlo y violarlo de manera reiterada.

    Después de meditar un rato sobre lo que Persian había dicho, tomó una decisión: se lo llevaría con él. Cuando se lo comunicó a Persian, el pokemón negó con la cabeza.

    —Dice que no quiere saber nada con humanos nunca más —tradujo Meowth.

    —Mira, te tirarán en una reserva si no te saco de aquí —intentó razonar James.

    Persian lanzó un gruñido.

    —Dice que nada le importa. Perdió su clan y su dignidad. No tiene nada.

    James se mordió el labio y se inclinó para estar a la altura de sus ojos.

    —Puedes unirte a un clan nuevo… al mío.

    El Persian lo miró, confundido. Meowth también le dedicó la misma mirada. James se explicó.

    —Mira, mejor hagamos un trato: ven con nosotros, pero yo no te capturaré. Te cuidaremos hasta que te sientas mejor y luego te dejaré en una ciudad para que empieces de cero y te formes un clan nuevo, ¿te parece?

    Persian lo miró a él y luego a Meowth.

    —James es de confiar. Nunca me ha hecho daño a mi ni a ninguno de los pokemón que tiene —le dijo el pokemón parlante.

    Persian volvió a mirar a James, estudiándolo. Muy lentamente, asintió con la cabeza y murmuró algo entre dientes.

    —Dice que si te pasas de listo, te cortará la garganta —tradujo Meowth.

    —No te preocupes, no haré nada raro contigo.

    Apenas salieron de la habitación, Meowth le preguntó:

    —¿Estás seguro de lo que quieres hacer?

    —Quiero ayudarlo.

    —¿Expiando culpas del pasado?

    James bajó la cabeza.

    —No lo sé. Tal vez. Pero siempre he amado a los pokemón y quiero hacer lo que pueda por ellos.

    Una de las puertas de las habitaciones se abrió y salió Jessie. Apenas vio a James, salió enseguida a su encuentro.

    —James, ven aquí, tengo que contarte algo muy importante.

    —Si, yo también…

    —Lo mio es más importante —lo paró Jessie, mientras lo arrastraba del brazo hacia la habitación donde acababa de salir.

    Dentro de la habitación estaba la enfermera Joy, sentada en una silla. Jessie señaló la cama.

    —Me quedaré con él —dijo, simplemente.

    James miró la cama. Un Cubone lloroso yacía allí, sentado en un almohadón. Dio un chillido al ver a Jessie y extendió sus bracitos hacia ella.

    —Al parecer Jessie y Cubone tuvieron una conexión mientras ella lo cuidaba —explicó Joy—. Cubone la ve como si fuera su madre.

    James paseó la vista por los tres, intentando procesar la información.

    —¿Y el entrenador del Cubone? —preguntó.

    —No hay reportes de un Cubone secuestrado —explicó Joy—. Tenemos nuestras sospechas de que pertenezca al pokefilico.

    —Oh —James se mordió el labio. Miró a Jessie —. ¿Estás segura que quieres quedártelo?

    Jessie casi lo atravesó con la mirada.

    —¡Por supuesto que voy a quedármelo! ¿Qué clase de pregunta es esa? ¿Acaso tienes algo en contra de Cubone?

    —¡No, claro que no! —se apresuró a decir James—. Si puedes con él, adelante, no te detendré, pero estamos hablando de un pokemón con muchos traumas…

    —Lo sé, por eso quiero cuidarlo —insistió Jessie.

    James suspiró.

    —Bueno, como yo voy a quedarme con un Persian…

    —¿Un Persian?

    —Solo por un tiempo, no me lo quedaré de manera definitiva. Después te lo explicaré.

    Jessie lanzó un suspiro.

    —Bien, tu tienes un Persian y yo un Cubone, ¿podemos irnos ya de esta condenada isla?

    Joy asintió.

    —Si, pero no sin explicarles los cuidados de los pokemón que tendrán a su cargo.

    Durante casi media hora, Jessie y James escucharon a Joy explicarles sobre los cuidados físicos y psicológicos que necesitaban ambos. James esperaba que pudieran hacer frente a todo y que terminaran superando sus traumas, pero no todo sería tan sencillo… ¿Por qué el mundo tenía que ser una mierda para ellos?

    Salieron de la habitación, con Cubone casi agarrado a los tobillos de Jessie y se encontraron con Ash. Pikachu ya estaba en su hombro, aunque parecía algo intranquilo

    —¿Ya nos vamos? —preguntó Ash.

    —Si —respondió James—. El problema es adónde vamos a ir ahora.

    —Hablé con Gary sobre eso. Me habló de un gimnasio para ganar la próxima medalla.

    —¿Dónde? —preguntaron Jessie y James al unísono.

    —¿Se acuerdan de Ciudad Oscura? ¿Dónde dos bandas peleaban por ser líderes de gimnasio?

    James lo recordó de golpe. Habían estado de parte del tipo que tenía el Electabuzz.

    —Si, lo recuerdo —dijo James.

    —Bueno, el que tiene el Scyther ganó y ahora tiene un gimnasio tipo Bicho. Tal vez pueda probar ahí.

    James dudó. Si mal no recordaba, se había desatado una guerra la última vez que estuvieron ahí y casi destruyeron la ciudad entera.

    —No se si sea buena idea, Ash…

    —No perdemos nada con intentar —Ash sonrió de manera segura —. Faltan cuatro meses para la Liga y necesito ganar dos medallas más lo más rápido posible.

    James tuvo que darle la razón. No había mucho tiempo que perder. Si no conseguían dos medallas rápido, no podría ingresar a la Liga.

    —Bien, entonces busquemos a los otros y vayámonos…

    —Ehh, disculpen…

    Gary estaba de pie a metro y medio de ellos, algo incómodo.

    —Hola, Gary —lo saludó James—. ¿Cómo está tu Bulbasaur?

    —Bien, ahora duerme —miró a Jessie—. ¿Puedo hablar con usted un momento a solas?

    Jessie parpadeó, sorprendida.

    —¿Yo?

    —Si. No me tomará mucho tiempo.

    Jessie dudó un momento, pero luego asintió y se fue con Gary, con Cubone siguiéndola detrás. No habían pasado ni dos segundos cuando sintió un grito.

    —¡NYAAAAAAAAAAA!

    Lunita corrió desenfrenada por el pasillo y literalmente se estrelló contra la pierna de James, mientras lloraba. Un segundo después, Nina se trepaba por la otra pierna hasta llegar al hombro y refregarse con fuerza en su mejilla.

    —Nenas —James levantó a Lunita del suelo y la besó, mientras la pequeña lloraba y se refriegaba contra él, bañado en lágrimas.

    —No soportaban un segundo más —Misty se acercó a James—. Apenas sintieron tu olor y salieron corriendo antes de que pudiera hacer algo. Te extrañaron mucho.

    James caminó hacia uno de los bancos y empezó a acariciar a sus dos nenas, mientras ellas seguían llorando, refregándose contra él y lamiéndolo. Hasta casi parecía que lo retaban por momentos, por atreverse a dejarlas solas.

    —Vaya que te extrañaron —dijo Meowth, apenas saliendo de la habitación diez.

    Lunita lo miró y dio un fuerte chillido antes de saltar hacia Meowth y derribarlo contra el suelo para posteriormente abrazarlo y lamerle toda la cara, entre llanto.

    —L-Lunita, yo también te extrañé —apenas pudo decir, ya que su hija casi no lo dejaba hablar.

    James acarició las orejas de Nina mientras miraba la escena. Tendrían que luchar un poco con la situación nueva a la que tenían que enfrentar: cuidar de dos pokemón abusados sexualmente.
    ...
    La isla se fue alejando poco a poco del grupo. El ferry los estaba llevando hacia un destino ya conocido: Ciudad Carmín. A James ese lugar le traía malos recuerdos, pero tenía que seguir adelante.

    James y Jessie estaban sentados juntos, cada uno en una reposera. Cubone estaba abrazado a la pierna de Jessie sin intenciones de querer soltarla. Persian estaba acostado a dos metros, mientras Lunita y Nina lo rondaban, curiosas, bajo la vigilancia de Meowth.

    —Cuando lo vi ahí, llorando… me partió el alma —le confesó a James—. Sentí que debía quedarme con él y cuidarlo, sin pensar siquiera que tal vez tuviera un entrenador. Tan chiquito y sufriendo así…

    —Instinto materno, supongo —dijo James.

    Jessie sonrió con tristeza y acarició su vientre redondo de manera circular.

    —Supongo… Oye, estuve hablando con Gary en el hospital y me dijo un par de cosas importantes sobre la liga pokemón.

    —¿Qué cosa?

    —Bueno… dijo que necesitabas obligatoriamente una Pokedex para poder entrar a la liga.

    El alma de James se le cayó a los pies. No tenía la más remota idea de que necesitaba ese aparato para entrar a la liga. Jessie notó su rostro acongojado, porque agregó:

    —Le di una fotografía tuya a Gary para que se la dé a su abuelo, el profesor Oak. Dijo que lo llamaría para que te programe una Pokedex. Si se pone a programarla ahora, tardará unos pocos días. Te lo enviará al Centro Pokemón de Ciudad Oscura.

    James suspiró, aliviado.

    —Casi pensé que había ganado la medalla para nada.

    Se quedaron en silencio un rato, disfrutando un poco de la brisa marina después de tantos sobresaltos. James miró de reojo al Persian. Parecía disfrutar de la compañía de Lunita y Nina, quienes no paraban de lamerle la cara y mordisquearle las orejas de manera juguetona para luego corretear por la cubierta, sin alejarse demasiado de Meowth. Parecía que ambos estaban entablando una conversación.

    James no tenía idea sobre abuso sexual. Casi había sido violado por Jessiebelle, pero fue un “casi”. Meowth había sufrido algo similar hacía pocos años (experiencia que habían querido suprimir de su memoria los tres) pero también había sido un “casi”. En cuanto a Jessie, tenía suficiente carácter y fuerza física como para mandar a cualquier posible abusador al hospital. No sentía que pudiera ayudar mucho a Persian o a Cubone. Solo hacer lo que a él le pareciera lo mejor posible por ellos y ni siquiera sabía si era suficiente. Persian podría querer tirarse por la borda en cualquier momento para suicidarse.

    James se apretó el puente de la nariz con una mano. Estaba psicológicamente agotado, pero no tenía tiempo de autocompadecerse a si mismo. Primero estaba Jessie, Meowth, Lunita, los pokemón, sus compañeros de viaje y, si sobraba, él.

    ...
    Seis horas después, arribaron a Ciudad Carmín, a la tarde. Meses antes (ahora le parecían siglos) Jessie y James habían repartido boletos en el muelle para el crucero Santa Ana, disfrazados de colegialas. Era increíble recordar el pasado en el Equipo Rocket como algo muy lejano, cuando ni siquiera había pasado medio año.

    Lo primero que hicieron fue ir al Centro Pokemón. Apenas entraron, Brock fue hacia el sector de los teléfonos, alegando que necesitaba llamar a su casa.

    —Ahora que lo pienso, debería llamar a mis hermanas —dijo Misty—. Me preocupa… como está el gimnasio —agregó y se fue a buscar una cabina.

    Ash miró a Misty marcharse y miró al suelo.

    —Voy a llamar a mamá —dijo finalmente y se dirigió a las cabinas.

    James sintió un vacío por dentro. El no tenía a quien llamar. Sus padres eran unos desgraciados y Jessie no tenía familia. Se sintió estúpido, pero quería pensar en que podría llamar a alguien a quien le importara y contarle todo lo que había pasado. Miró a Jessie de reojo. Se la veía extrañamente melancólica.

    Las únicas personas a las que le podría importar eran sus abuelos, Rose y Hideki Kojiro. Vivían en Kanto, pero no recordaba bien donde. ¿Y su teléfono? Deberían tener un teléfono, claro, pero no lo recordaba. ¿Estarían en la guía telefónica? Ni siquiera estaba seguro si estaban con vida o no.

    Sus pensamientos se cortaron cuando escuchó a Brock y a Misty, quienes ya habían dejado de hablar por teléfono. Ash aún estaba sentado en la cabina conversando ¿Hacía cuanto que estaba sumido en sus propios pensamientos?

    —¡No nos dijiste que era tu cumpleaños, Brock! —exclamó Misty.

    Brock se frotó la cabeza.

    —No lo considero un día tan importante…

    —¿Cómo que no lo es? ¡Para nosotros sí! —insistió Misty.

    —No tiene que ser nada muy elaborado —se metió Meowth—. Pasemos un buen día, paseando, comiendo, esas cosas…

    —¿Cuántos años cumples? —le preguntó Jessie.

    —Diecisiete —respondió Brock.

    —¡Ya eres casi un adulto! —exclamó Jessie, apretándole un cachete—. Prepárate cuando cumplas dieciocho, porque tomarás tanto sake que te vas a olvidar de tu nombre.

    —Pero la mayoría de edad es a los veinte…

    —Ah, detalles, detalles.

    —¿Y que podemos hacer entonces? —preguntó Misty.

    —Si pudiéramos encontrar un lugar para cocinar, sería perfecto —dijo Meowth—. Tal vez me dejen meter en la cocina…

    —No sé si a Joy le gustaría la idea…

    —¡Oye, James! —Ash lo llamaba desde la cabina—. ¡Oak quiere hablar contigo!

    James parpadeó, asombrado. Ash se levantó para dejarle el asiento libre y se fue a reunir con sus amigos.

    James se sentó y fijó la vista en la pantalla. Un hombre de unos cincuenta años de cabello castaño ceniza, ojos oscuros y cejas pobladas lo esperaba del otro lado de la pantalla.

    —¿Tú debes ser James, verdad? Soy el profesor Oak, encantado.

    —El gusto es mío —James estaba tenso. Nunca había hablado con un científico antes y había oído que el profesor Oak era muy famoso y respetado en Kanto.

    —Mi nieto Gary me ha llamado para pedirme si podía programarte una Pokedex para ti y mandarla a Ciudad Oscura para que la recibas, ¿correcto?

    —Si.

    —¿Sabes como es el funcionamiento de la Pokedex?

    James miró al piso, avergonzado.

    —No. Nunca he visto una de cerca.

    Oak agarró algo de su escritorio y le mostró algo que se parecía a un pequeño libro rojo, pero electrónico, con pequeñas pantallas, lucecitas y varios botones de distintos tamaños y formas.

    En la cara interna de la tapa había (de arriba hacia abajo) una pantalla larga, unos botones numéricos del 0 al 9, dos botones finos de color rojo y verde, dos botones blancos y cuadrados bajo dos diodos rojo y verde, un botón redondo color amarillo y dos pantallas pequeñas e idénticas entre sí.

    La parte descubierta de la Pokedex mostraba una pantalla central con un grueso marco blanco que tenía incorporado un altavoz y un diodo color rojo. Debajo de la pantalla había dos botones finos de color rojo y verde, un botón redondo color negro, unas flechas direccionales y una pequeña pantalla más. Había más diodos de colores que no tenía idea para que servían. Con la tapa cerrada, se veían cuatro diodos; tres pequeños y uno más grande.

    —Esto es una Pokedex, una enciclopedia virtual y portatil de alta tecnología que sirve para aprender sobre los pokemón, aunque no es un sustituto de un libro o una escuela, es mejor dicho una guía para entrenadores. Se puede cargar información nueva sobre pokemón de otras regiones y como identificación personal. Recientemente se incluyó algunos datos útiles para entrenadores, como el uso de hierbas y bayas para curar envenamiento, paralisis y esa clase de cosas cuando no hay ayuda médica cerca”

    “Cada vez que apuntes a un pokemón con la Pokedex abierta, la Pokedex te dirá una descripción corta del pokemón señalado a través de los parlantes. En la pantalla de aquí” Oak le señaló la pantalla más grande con un marco blanco “verás la imagen del pokemón. En la de aquí “señaló la que estaba abajo “te dirá el nombre del pokemón y su número correspondiente. Esta de aquí” señaló la pantalla más larga “muestra una breve descripción del pokemón. Y estas dos” señaló las pantallas gemelas “indican que tipo de pokemón es. La primera pantalla muestra el tipo primario y la segunda muestra el secundario, si es que lo tiene. Hay algunas palabras clave”

    “El botón negro sirve para entrar a la enciclopedia. Allí están los nombres de todos los pokemón que la Pokedex tiene registrada. Están por orden numérico, no alfabético, así que tendrás que memorizar que número pertenece a cada pokemón. Las flechas sirven para moverte dentro de la enciclopedia, el botón rojo para seleccionar el pokemón y el rojo para salir”

    Los dedos de Oak se deslizaron hasta la cara interna de la tapa.

    —¿Recuerdas que te dije que los pokemón están asignados por número? Bueno, para eso sirve el teclado númerico. Si sabes el número del pokemón, solo tienes que ingresar los números cuando estés en la enciclopedia. El botón verde es para aceptar y el rojo para borrar o salir del buscador.

    “El botón amarillo entra al menú al que llamaremos Tus Pokemón. Allí muestra los pokemón que tienes contigo y los pokemón almacenados. Los pokemón almacenados están en el lugar donde programaron la Pokedex a tu nombre. En este caso, seré yo el encargado de cuidarlos. El botón blanco izquierdo es para ver los pokemón que llevas contigo y lo pulsas otra vez para seleccionarlo. El botón izquierdo sirve para ver los pokemón almacenados y lo pulsas otra vez para seleccionarlo. Una vez que los selecciones, apretas el botón blanco izquierdo otra vez para intercambiar. SI te arrepientes, toca el botón amarillo. Solo puedes intercambiar un pokemón a la vez.”

    “Como yo tengo a los pokemón afuera la mayor parte del día, normalmente no podrás intercambiar de forma directa, ya que ambos pokemón a intercambiar tienen que estar en sus pokebolas. Tendrás que hacerlo durante la noche o llamarme a mí para hacer el intercambio.”

    “Para tener acceso a tu identificación, apreta el número cero tres veces y la Pokedex mostrará tu fotografía y dirá tu nombre y de donde vienes.”

    Oak señaló las tres lucecitas que estaban arriba de todos, sobre la pantalla principar.

    —Estas luces son el indicador de batería. Verde cuando está completa, amarillo para cuando está por la mitad y la roja cuando le queda un cuarto o menos de batería. Son bastante duraderas, asi que no te preocupes. Son recargables y en las Poketiendas te las recargan de forma gratuita. La luz más grande sólo parpadea cuando la Pokedex “habla” a través de sus altavoces, no te preocupes por eso.

    “Solo puedes llevar seis pokemón contigo y nada más, por las reglas de la Liga Pokemón. El resto vendrá automáticamente conmigo. Las pokebolas tienen que estar ligadas a tu Pokedex, así que necesito que me envíes todos los pokemón que tengas para registrarlos a tu nombre. De paso les haré un chequeo rápido para ver como se encuentran. Cada vez que compres en una poketienda, registrarán a tu nombre todas las pokebolas que compres.”

    Oak sonrió ampliamente, como un alumno orgulloso de demostrar todos sus conocimientos a su profesor.

    —Bien, eso es todo. ¿Alguna pregunta?

    James sintió el impulso de levantar la mano, como si estuviera en una clase, pero se reprimió y preguntó:

    —Yo no tengo una residencia fija. ¿De donde dirá la Pokedex que soy?

    Oak hizo un gesto despectivo.

    —No te preocupes. Pondré que eres de Pueblo Paleta y ya.

    —¿No tendrá problemas por eso?

    —Como ya te dije, no te preocupes. Ah, antes de que me olvide, necesito que traigas a tus pokemón aquí a través del teletransportador de pokebolas para ligarlas a tu Pokedex.

    James sí sabía usar un teletrasportador de pokebolas. Incluso había construido máquinas de intercambio que funcionaban muy bien. Pero era la primera vez que usaba uno del Centro Pokemón.

    —Está bien.

    James sacó las pokebolas de su bolsillo: Weezing, Growlie, Butterfree, Victreebel, Psyduck… Un momento…

    ¿Había atrapado a Nina?

    Ahora que lo pensaba, jamás se le había cruzado por la cabeza capturarla. Ella estaba tan feliz a su lado que ya sentía como si la hubiera capturado de manera oficial. Pero no era así. Jamás la había metido dentro de la pokebola.

    —Oiga, profesor Oak, ¿puedo llamarlo en un rato? Tengo una cosa que hacer.

    —Seguro. Tómate tu tiempo.

    James cortó la llamada y se giró en su asiento. Estaban todos sentados en los bancos, ya sin las mochilas. Lunita y Nina se correteaban entre las piernas de los humanos, mientras que Cubone seguía aferrado al tobillo de Jessie como si fuera un salvavidas y Persian dormitaba unos pasos alejados del resto. ¿Dormía tanto para escaparse de la realidad o solo le gustaba dormir?

    —¡Nina!

    La Pikachu se detuvo en seco al oir la voz de James. Un segundo después, salió corriendo hacía él con toda la velocidad que le daban sus patitas.

    —¡Pi! —chilló, antes de saltar a los brazos de James y refregarse contra su estómago.

    —Mi cariñito —le susurró, mientras le acariciaba la cabeza—. Necesito que me prestes atención.

    Nina levantó la cabeza.

    —¿Pi?

    —Escucha, hemos estado mucho tiempo juntos, pero jamás te he capturado en una pokebola, ¿entiendes?

    Nina inclinó la cabeza hacia el costado. No entendía muy bien. James sacó una pokebola vacía de su bolsillo.

    —Tengo que meterte aquí adentro, Nina.

    La Pikachu abrió grandes los ojos. Era más que evidente que la idea no le gustaba para nada.

    —¿Pika? ¡Pika! —Nina negó con la cabeza enérgicamente. Sus ojitos comenzaron a brillar.

    —Es para que puedas pelear en la Liga conmigo.

    Nina señaló la pokebola con una patita, ya hiperventilando un poco. Hasta ahí llegaba el entendimiento de James sin tener a su traductor sin sueldo.

    —¡Meowth! —lo llamó —. ¡Ven un momento!

    Meowth fue hacia él.

    —¿Qué pasa? —preguntó el felino.

    —¿Puedes decirme por qué Nina está tan preocupada por la pokebola?

    Nina comenzó a contarle a Meowth, entre sollozos. Meowth solo asentía con la cabeza de vez en cuando como respuesta. Después de casi un minuto, Meowth se dirigió a James.

    —En resumen, ella me dijo que la vas a meter en una pokebola y luego casi nunca la vas a sacar, como a los otros.

    James sintió una sacudida en el estómago al escuchar eso. ¿Era tan malo tener a sus pokemón dentro de sus pokebolas? Nunca había pensado en ello. ¿Se sentirían abandonados porque Nina estaba siempre afuera?

    —¿James?

    —¿Hmm?

    —¿Qué le responderas a Nina?

    —Ah, si —se dirigió a su Pikachu—. Solo será un rato. Te pondré en la pokebola, irás con el profesor Oak para que registren las pokebolas y volverás conmigo en el mismo día. Nunca tendrás que regresar a la pokebola otra vez si no quieres.

    Nina frotó levemente su naricita contra la mano de James.

    —¿Pika pi?

    —Pregunta si lo prometes. —tradujo Meowth.

    —Lo prometo, cariño.

    Nina asintió y bajó la cabecita, murmurando por lo bajo.

    —Dice que lo hagas ahora.

    James acarició las orejas de Nina una última vez antes de dejar caer la pokebola sobre la cabeza. Un segundo antes de que el rayo rojo la absorbiera, vio como cerraba sus ojitos con fuerza. Cuando la pokebola se selló, James la tomó y se la quedó mirando. Esperaba que no sufriera tanto.

    —Bueno, listo —le dijo Meowth—. ¿Por qué querías meter a Nina en una pokebola?

    James le explicó su charla con Oak y el funcionamiento de la Pokedex.

    —Ah, si, cierto que hay un límite de pokemón que puedes llevar. Cuando atrapes más, tendrás que elegir con cuales quedarte y cuales dejar descansando con Oak.

    —Si, lo sé —se levantó—. Voy a pedirle a Ash el número de Oak y le mandaré todos los pokemón con él.

    ...​

    El cumpleaños de Brock lo celebraron por la noche en el Centro Pokemón. Fue improvisado y sencillo, pero la pasaron muy bien. Meowth y James pidieron permiso para usar la cocina, cosa que aceptaron. Preprararon sekihan y pastel de frutillas con crema chantilly.

    Antes de servir la comida, James volvió a llamar a Oak. El científico le devolvió las pokebolas.

    —Tienes un buen equipo —le dijo—. Pero necesitan más entrenamiento, ¿si?

    —Haré lo posible —respondió James—. Muchas gracias.

    —De nada —Oak se quedó un momento en silencio—. Oye, James… Tengo una cosa que comentarte.

    —¿Si?

    —Si tú quieres, tengo un inicial para darte.

    James se lo quedó mirando, sin poder creerlo. ¿Un inicial? ¿Para él?

    —¿Un pokemón inicial?

    —Si. Tengo una Bulbasaur que tal vez te interese. Nadie se la ha llevado todavía.

    —¿Y eso por qué?

    Los ojos de Oak perdieron brillo por un momento. Su tono jovial se apagó un poco.

    —Muchos entrenadores novatos suelen ser… un poco caprichosos cuando se trata de un pokemón inicial. La mayoría viene a llevarse un Charmander o, en menor medida, un Squirtle. A los Bulbasaur los ven como pokemón débiles. Eso pasa cuando en la televisión te bombardean lo fuertes que son Charizard o Blastoise, pero nadie habla de Venasaur —suspiró. Luego volvió a sonreir—. ¿Qué me dices?

    —Me encantaría, pero con esa Bulbasaur, tendría siete pokemón…

    —Puedes dejarla aquí por ahora. Luego puedes llamarla para entrenar. Vas rotando los pokemón, ¿entiendes?

    James no tuvo que pensarlo demasiado y menos si se estaba hablando de un pokemón planta, su tipo favorito.

    —De acuerdo, regístrala. Ya tendré tiempo de conocerla después.

    Apenas cortó la llamada con Oak, sacó a Nina de su pokebola. La Pikachu apenas lo vio y se tiró a sus brazos, llorando de felicidad por tener a James de vuelta.

    Cuando regresó a la mesa, le pidió a una Chansey que trajera más comida pokemón y sacó a todo su equipo para que comieran con él.

    —¿Qué? —James se puso a la defensiva cuando todos lo miraron—. ¿Está mal acaso sacar a mis pokemón para cenar?

    —Nadie dijo nada —le respondió Brock.

    —¿Ya podemos comer? —Jessie ya tenía agarrado los palillos—. Mi hija y yo nos morimos de hambre.

    Todos se rieron y empezaron a comer. La comida de los pokemón tardó más en llegar pero terminaron comiendo en el suelo. Los pokemón eran demasiado afectuosos con James y cada tanto se acercaban para que los mimara un par de minutos. Se extrañaron al ver a Persian y a Cubone, pero no se acercaron, como si esperaran que Jessie y James los presentara a su debido tiempo.

    Como una hora y media más tarde, llegó el pastel de frutillas y crema chantilly, con una vela clavada en el centro. Una vez que le cantaron el feliz cumpleaños a Brock, comenzaron a comer.

    —Este es uno de los mejores pasteles que he probado en años —dijo Ash, con la boca llena.

    —Ash, traga primero y habla después —lo restó Misty—. Pero tienes razón. Esto es una delicia.

    —Yo los haría mejor —Jessie comía con una mano y acariciaba a Cubone con la otra. El pequeño también comía el pastel con una mano, mientras con la otra se aferraba a Jessie. Su hueso estaba en el suelo, entre las piernas de Cubone—. Pero este no está nada mal.

    —Me tienen que decir la receta —Brock estaba con una sonrisa de oreja a oreja—. A mis hermanos les encantaría comer esto.

    —Meowth hizo la mayor parte del trabajo, yo sólo lo ayudé —les respondió James.

    —¿Cómo aprendiste a cocinar, Meowth? —preguntó Misty

    —Bueno, James me enseñó —respondió, mirando con orgullo a su amigo—. Pero siempre tuve ganas de aprender más y más, así que me puse a practicar cuando teníamos buena economía. Gracias a unos libros de cocina y programas de televisión, fui aprendiendo cada vez más. Aún me falta para ser un buen cocinero.

    —¿Bromeas, Meowth? ¡Cualquiera pagaría para comer algo como esto!

    —Incluso podrían abrir un restaurante —le dijo Brock.

    —Ya veremos —dijo James—. Por ahora, tenemos que seguir viaje para que Ash gane las medallas que le faltan.

    —Oigan… ¿Cuándo cumplen años todos ustedes? —preguntó Misty.

    —Yo cumplí el diez de noviembre —dijo Ash.

    —¿Tienes once años ahora? —preguntó James.

    —Si.

    —James y yo cumplimos en Marzo, con pocos días de diferencia —dijo Jessie.

    —Yo cumplo a principios de enero —dijo Misty

    —Y yo el dieciséis de diciembre —Meowth miró el pastel con aire distraído—. Fue el día en que entré al Equipo Rocket.

    Todos se quedaron en silencio.

    —Está mal que lo diga ahora, pero fue la primera vez en mi vida que un humano me trató bien. Hablo del je… ex jefe —continuó—. Por eso decidí conservar esa fecha como mi renacimiento.

    —¿Nya nya? —preguntó Lunita a su padre. Meowth se puso incómodo al oírla.

    —El… el Equipo Rocket era un lugar donde antes estaba papi, pero ahora ya no. No pienses en eso y come algo de pastel, ¿sí? James, podrías darle una porción a Persian también.

    James cortó una rebanada del pastel de frutillas y se acercó a Persian. Este estaba alejado de todos los demás, mirando por el ventanal.

    —¿Persian?

    El pokemón gato lo miró de reojo, pero no dijo nada.

    —Te traje algo de pastel. Meowth lo hizo.

    James puso el plato con la porción de pastel en el suelo. Persian miró el plato con poco interés.

    —Aquí tienes. Buen provecho.

    James se paró y se alejó del pokemón. No sabía que demonios hacer para que tuviera ganas de seguir viviendo en lugar de quedarse ahí tirado como un peluche de tamaño natural.

    Tiempo. El tiempo siempre cura todo.


    Estuve sin luz desde la mañana y hace dos días que no tengo agua, así que disculpen.

    Nathan: 1. Si, me inventé el nombre.
    2. Quise ser sutil, no grosera, gracias por apreciarlo.
    3. El pobre hace lo que puede. Le toca la peor parte XD
    3.5. A situaciones extremas, medidas extremas. O al menos eso piensa él.
    4. Después de semejante cosa, Gary no puede seguir igual. Y Ash sigue firme con ir a la Liga, eso no se lo saca nadie.
    5. En un fic vi que le pusieron Kojiro como apellido y me gustó la idea. Pero Jessie es Miyamoto, no Musashi... aunque.... no, eso lo dejo para más adelante.
    6. James tiene una maldición con eso de dormir, pobreshito.
    7. No sé si dejarlo para después, pero no fue nada agradable. Ella puede hacerse la mala todo lo que quiera, pero en la cárcel hay minas mucho peores que ella y...
    8. Sícologo es el que estudia los higos, así que no creo que les sea muy útil. Un psicólogo les vendría mejor, ¿no?

    Wicka: Normalmente, una persona puede morir si le apuñalan los ojos. Acá se salvó de culo.

    No, el nombre no fue intencional, lo juro.

    Todo el mundo se queja de que Ash no madura, cuando es un mocoso de diez años y todos hemos sido iguales o peores que él.

    El título del fic no está de adorno XD

    Los pobres hacen lo que puede. Jessie es enfermera, pero no sabe mucho de contención psicológica. James no sabe de enfermería y sí sabe contener psicológicamente (aunque lo niegue).

    Duro y directo, como todo interrogatorio policial (he pasado por uno una vez).

    Thranduil (copipasteo porque no recuerdo como se escribe tu nick): No quería detallar mucho, eso es de morboso. Prefiero dar una idea general para que sepan que han pasado por cosas horribles.

    Es que el Centro Pokemón es precario. No podés pretender que una Joy y un puñado de Chansey puedan con una ciudad entera, donde el 85% de la población mundial tiene al menos un pokemón como mascota, la cual se puede enfermar, sufrir un accidente o necesitar atención después de una batalla.

    Había mucho potencial, pero fue desperdiciado por completo en el animé. En el juego aparecía más veces, por Dios.

    Tengo una tendencia a acelerar todo, lo siento. A veces me pasa.

    Plushy: Despues de leer tus 465465465 comentarios te respondo.

    Blaine es un sorete, así de corta te lo digo. Y pobrecita nuestra pareja favorita. Ni cinco minutos de intimidad, caramba.

    Es que a mi no me gusta romantizar eso. Yo lo vi espejado siempre, aunque la inteligencia pokemón es superior a la animal.

    ¿Te he traumado mucho? No es mi intención, para nada.

    Bueno, estoy muy cansada. Hasta el próximo sábado (espero).
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Temed, sobrevalorados y "populares" Top comentarista

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    1,915
    Pluma de
    Escritor
    Al fin una buena conti n__nU. Estas dos semanas se me hicieron eternas. Bueno, no realmente, ya que me vicié con el juego "Galactic Civilizations III" y sus expansiones. Pero bueno owo...

    Puse "ayuda sicológica" solo porque la "p" es muda innecesaria. No creí que siquiera se pudiese malentender eso :V jaja... son detalles -w-. No hay problema.

    Estoy de acuerdo... pero quizás los turistas lo impulsaron a ser así :V. Y al menos nos dio uno de los momentos más geniales de nuestra infancia... supongo xP. Aunque me pregunto yo: ¿Blaine es así de valegorro por culpa del influjo de turistas? ¿O Blaine ya era un imbécil y eso causó que los entrenadores de verdad apareciesen cada vez menos?

    Pasando al episodio en cuestión, lo primero en que me fijé es que le pusiste "Capítulo treinta y cinco"... cuando vamos en el 36 xD. Revisa eso, estimada -w-

    Me gustó también que establecieras en parte las fechas de nacimiento de cada uno de los "bobos", y que Meowth decidiese adoptar la fecha en donde se unió al Team Rocket y conoció a Jessie y James. Me llama la atención porque cuando uno rescata un perro de la calle y no sabe con exactitud la fecha en que nació, la fecha de rescate es la que se vuelve su "cumpleaños" OuO. Aunque claro, Meowth no es un animal común y corriente. Es un fenómeno... okey no xD. Es un Pokémon extremadamente inteligente... y además un padre amoroso n__n. Lunita y Nina siempre dando ternurita *3*.

    Y claro, esa declaración de Ash afirmando tener 11 años se sintió como una sutil bofetada al animé xP. O eso creo yo :V

    Lo de Jessie adoptando un Cubone no me lo esperaba OwO. Qué irónico que los Rocket mataban Marowak solo porque sí y Jessie termina rescatando un huérfano después de renunciar. Bueno, es el instinto maternal n__n.

    Lo de la referencia de Ciudad Oscura me gustó bastante... Como dato curioso, yo solía ser bastante fanboy de los Electabuzz (la especie, no el equipo de Béisbol)... Y si bien no me parece mal que el tipo del Scyther haya ganado, mi yo del pasado hubiese detestado a muerte esa decisión. Ay, si la plaza de gimnasio Eléctrico no hubiese sido tomada ya por Surge... xD

    La explicación del funcionamiento de la PokéDex me pareció muy acertada -3-. Bien ejecutada.

    A ver qué otras cosas suceden. ¡Mucho ánimo, Sile-chan!
     
Cargando...

Comparte esta página