1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.


  2. Descartar aviso
  3. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Long-fic Fanfic - El pasado y el presente

Tema en 'Pandora Hearts' iniciado por Alice Sonobe, 20 Diciembre 2016.

Cargando...
  1.  
    Alice Sonobe

    Alice Sonobe Alias : Alice Nightray y Kyoko Nightray

    Miembro desde:
    5 Diciembre 2016
    Mensajes:
    9
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - El pasado y el presente
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2747
    1

    El día que dije que te amaba


    Era de mañana en la mansión Rainsworth, todo parecía tranquilo después de haber vuelto de una misión tan "complicada" por así decirlo. Pese a que habían pasado muchos cambios en aquella misión todos estaban distintos, sobre todo Oz, quien quedo un tanto traumado por no poder haber salvado aquella chica, Alice no sabia que hacer por lo que tan solo trato de estar un poco cerca por si el necesitaba ayuda, aunque iba a hacer un tanto inútil aquello ya que se había encerrado en lo que seria su cuarto ahora.
    Cerca de las 10 de la mañana había despertado Alice hambrienta por lo que decidió ir a la cocina para comer pero noto que no había lo que deseaba por lo que se molesto un poco, esta se fue hacia la habitación de Gilbert quien aun seguía dormido porque paso casi toda la noche esperando que Oz saliera. Ella al llegar a él tan solo comenzó a gritarle como si fuera su sirviente.

    — Oye despierta de una vez estúpido cabeza de algas! —gritaba Alice de manera arrogante mientras que con ambas manos comenzaba a zarandearlo para así despierte.

    En eso el peli-negro de ojos color ámbar abre uno de sus ojos y la ve, por lo que comenzó a molestarse poco a poco ya que no estaba de buen humor desde el principio ya que el hecho de que Oz no le hablase lo hacia sentir terriblemente mal, mas porque él era su amigo y su sirviente a la vez.

    — Que el lo que quieres estúpido conejo!?—le dijo de manera violenta mientras se levantaba y se paraba frente a ella de manera desafiante mientras que tenia una de sus manos sobre su cabeza dejando salir un leve suspiro de cansancio.

    — Tengo hambre hazme carne para desayunar — le mandaba ella de manera engreída mirándolo fijamente mientras que no se achicaba frente a él y tan solo lo enfrentaba.

    Él no tuvo mas opción que hacer lo que ella quería no porque no tenia ganas de discutir sino que habían sucedido muchas cosas y estaba muy preocupado por su joven amo por lo que creyó que seria buena idea salir un rato para despejar su mente y así estar bien cuando Oz llegue a necesitarlo.

    — Esta bien, esta bien... — suspiro de manera cansada mientras que tomaba su abrigo para así ponérselo— Hare la carne que tanto quieres... así que iré a comprarla así te dejas de molestar conejo estúpido —en esto comienza a dirigirse hacia la puerta principal mientras que ella lo perseguía era algo molesto pero como iba a salir de allí trato de ignorarla.
    Ya en la puerta principal abrió esta y salió un poco al exterior pero antes de salir dirigió su mirada hacia ella y le dijo— Trata de no molestar a Oz...

    Alice al oírlo no dijo nada tan solo lo vio marcharse, aquello la había molestado un poco ya que el solo parecía que decía que ella era la culpable de que aquello que había pasado, desde que ella había llegado a la vida de Oz, Gilbert siempre le remarco que todo lo que sucedía era por su culpa pero ella simplemente lo ignoro y siguió hacia adelante para seguir en busca de sus recuerdos.

    En lo que ella intentaba calmarse por aquello que el había dicho de la nada Break entra por la puerta muy alegre junto a Emily mientras comía sus dulces que siempre llevaba consigo, en esto Break nota el estado de animo de Alice y se dirigió a ella teniendo una sonrisa burlona.

    — ¿Que sucede?, ¿Acaso no van las cosas como las planeabas?— Break rápidamente cambio su risa burlona a una sonrisa un tanto de satisfacción mientras la miraba.

    — Cállate payaso estúpido! — le grita ella mirando a aun lado de manera ofendida mientras que se cruzaba de brazos — ¿Acaso no tienes nada que hacer?... — en eso nota que Oz había salido de su habitación y parecía que estaba bien pero se podía notar que había estado llorando.

    — Buenos días Alice, Break podemos hablar?... — Oz tenia una sonrisa en su rostro pero al solo verla te dabas cuenta de que era falsa en ello Break asintió la cabeza y fue hacia el mientras comenzaba a desenvolver un caramelo y así llevarlo a su boca comenzando a caminar detrás de Oz quien había empezado a caminar hacia la sala que estaba cerca de allí.

    Alice tan solo se quedo mirándolos sin comprender nada por lo que vio que había sido excluida de aquella conversación, se sintió impotente al ver que Oz no le tenia confianza y que tenia secretos, suspirando mientras que en su rostro se mostraba algo se tristeza se sentó en un pequeño sofá que había en la entrada para poder calmarse, pero no pasaron ni 5 minutos que alguien golpeo la puerta, sin siquiera pensarlo fue a abrir la puerta y no era sin mas Echo la sirviente de Vincent, Alice no entendía que hacia llamando por lo que Echo tan solo paso y se quedo observando todo el lugar como si buscara a alguien.

    — ¿Que haces aquí? — pregunto Alice un tanto extrañada por su visita pero como se sentía desconfiada tan solo la seguía con la mirada vigilándola.

    De un momento a otro la entrada quedo en total silencio, a pesar de que Alice estaba vigilándola a Echo no le importo y de la nada se dirigió hacia la puerta de donde estaban Oz y Break hablando, se acerco un poco mientras empezaba a oír su conversación, en ello Alice se molesto pero también quiso oír, tenia curiosidad después de todo ya que Oz le ocultaba algo.

    Mientras escuchaba de la nada oyó que Break hablaba sobre aquel sello que compartía junto a Oz, decía que podía removerlo sin que salga herido pero solo había una consecuencia, esa seria que Alice seria lanzada al abismo. Aquello la shockeo y la enfado mucho por lo que decidió abrir las puertas y dirigirse a él.

    — Alice — se sorprendió rotundamente Oz al verla entrar por lo que se puso un tanto nervioso ya sabia que iba a pasar.

    — Eres un idiota! — le grito con todas su fuerzas mientras que lo miraba con lagrimas en los ojos, en aquel momento no sabia que hacer quería irse corriendo de allí lo antes posible pero de la nada Echo entra allí acercándose a el mientras lo tomaba del brazo con gentileza.

    — No le digas idiota a mi novio... — ella mientras sostenía él brazo de el la miraba a Alice sin mostrar expresión alguna. Por otro lado a Alice le hervía la sangre en celos, enojo y tristeza por lo que huyo de allí, se fue corriendo de la sala hasta la entrada.

    Pero mientras habría esta Gilbert llegaba de hacer las comprar y traía lo que ella le había pedido, pero no llego ni a decirle algo que ella ya estaba lejos, aquello lo preocupo un poco ya que ella solo hacia eso cuando algo la hacia sentir muy mal por lo que decidió entrar para dejar las cosas y así ir a buscarla pero cuando iba a hacerlo vio a Oz con un rostro muy preocupado por lo que creyó que era por lo que había sucedido en la misión.

    — ¿Qué sucede te encuentras bien? — un tanto preocupado se acerco a él pero en ese momento también vio a Break y a Echo por lo que lo hizo sospechar un poco pero prefirió que Oz le dijera lo que sucedía.

    — Si pero Alice ha oído una conversación que tenia con Break y a salido corriendo — se oía bastante triste Oz pero aquello no lo convencía a Gilbert por lo que se decidió a seguir preguntando.

    — ¿Qué clase de conversación era? — él pregunto un tanto denso ya que creí saber porque se había ido ella de esa manera.

    — Hablábamos de que había una manera de remover el sello pero que Alice seria lanzada al abismo para ello... — Oz pareció estar devastado pero aquello no le importo a él por lo que comenzó a ponerse furioso.

    — ¡Acaso eres un idiota! ¡Como puedes hablar de eso sabiendo que Alice se encontraba cerca!! — de un momento a otro se puso un tanto violento pero pensó que lo que importaba era ella por lo que dejo caer las comprar que aun llevaba en brazos comenzando a correr hacia la dirección que había visto irse.

    Habiendo llegado a la ciudad después de haber ido por donde ella había huido comenzó a recorrer cada puesto de comida con la esperanza de encontrarla pero a medida que pasaban las horas se frustraba mas y mas por no poder encontrarla, sobre todo que comenzaba a oscurecer y no deseaba que le pasara nada.

    Mientras que Gilbert la buscaba por toda la ciudad ella se encontraba escondida en un callejón llorando sin parar ya que le había dolido mucho oír lo que Oz hablaba con Break, y luego oír que Echo era la novia de el fue la gota que derramo el vaso, porque Alice se encontraba un poco enamorada de él desde que lo conoció. Pese a todo lo que había pasado creyendo que su mala suerte había terminado de la nada aparecen unos hombre los cuales comienzan a molestarla.

    En esto ella se levanta y camina hacia a un lado pero en esto uno de ello la toma del brazo y la jala llevándola contra la pared mirándola de pies a cabeza de manera deseosa.

    — Me pregunto que hace una niña tan bonita aquí.... — decía uno de los hombres mientras que la tomaba de la barbilla así lo miraba a los ojos.

    — Saca tu mugrosa mano de mi — de manera desafiante le contesta a ellos mientras que su rostro tenia una expresión seria y un tanto engreída.

    — Vaya si que es ruda esta niña, que tal si jugamos un poco con ella... — él hombre comenzó a deslizar lentamente su dedo desde el mentón de ella, llegando a su cuello para así ir bajando mas.

    A pesar de que ella tenia planeado deshacerse se ellos recordó que no podía usar sus poderes ya que se encontraban sellador, por lo que se vio en graves apuros, aquellos hombres no tenían intenciones de detenerse porque mientras mas se resistía ellos eran mas rudos.

    Sus ojos lentamente volvieron a llenarse de lagrimas por la desesperación de lo que estaba pasando, a pesar de que quería gritar no podía porque no salía su voz y sin poder mas tan solo grito su nombre esperando a que la rescate.

    — ¡¡¡¡GILLLLLLLL!!!!! — grito con fuerzas su nombre esperando a que vaya a salvarla pero en ello se da cuenta de que llamo a la persona que tanto odiaba y jamás tuvo un buen trato con él, pero aun así decidió seguir pidiendo de su ayuda — ¡¡¡Ayúdame Gil!!!!

    En ello desde lejos oye un grito pero no pida distinguirlo hasta que volvió a oírlo y descubrió que se trataba de ella, por lo que salió corriendo hacia allí lo mas rápido que podía. Al llegar al callejón vio que un grupo de hombres la rodeaban por lo que saco su arma y disparo al suelo haciendo una señal de que estaba allí.

    — Quítenle las manos de encima ahora mismo si no quieren morir — dijo mientras les apuntaba con su arma y su rostro mostraba de que no estaba de humor para juegos.

    Los hombres la tiraron a un lado al suelo mientras se acercaban a él rodeándolo, sacando sus navajas y haciendo tronar los huesos de sus manos, tirándose hacia él comenzando a pelear, pero Gilbert no se quedo atrás porque también comenzó a luchar contra ellos hasta dejarlos a varios de ellos inconsciente al suelo y que algunos huyeran.

    En el momento que vio que estaban seguros fue rápidamente con Alice notando que sus ropas se encontraban rasgadas ya que uno de ellos la había cortado con su navaja, a pesar de que eso lo enfado quiso mantenerse tranquilo por lo que se quito su abrigo y la cubrió mientras que la ayudaba a levantarse.

    — Ven dame tu mano y vayamos a mi casa que esta demasiado oscuro — mientras miraba alrededor de que nadie mas venga acerco su mano a la de ella y la tomo con mucha gentileza para luego empezar a caminar, mientras Alice iba caminando despacio atrás aun sosteniendo su mano de la nada ella se acerca mas a él y lo abraza por la espalda comenzando a llorar — Tranquila Alice... yo te protegeré... — aquello la tranquilizo un poco por lo que comenzó a caminar nuevamente manteniéndose detrás de él hasta llegar a su casa.

    Estando ya dentro Gilbert se dirige a su habitación para buscar algo de ropa para ella, en esto ella lo sigue y se queda esperando sentada en su cama mientras que lo observaba.

    — Toma aquí tienes una camisa mía que puedes ponerte — mientras que se acercaba a ella para darle su camisa nota algo extraño y se sienta a su lado — ¿Estas bien, Alice?

    — Lo siento... — ella se disculpo de manera sincera mientras que lo miraba a los ojos, de tan solo verla se podía notar que lagrimas empezaban a brotar en sus ojos por lo que a Gil lo puso un poco nervioso.

    — No tienes que disculparte — con gentileza Gilbert lleva una de sus manos a la cabeza de ella y comienza a acariciarla — Es normal de que hicieras esto después de lo que has oído...

    Gilbert no tenia intensiones de hablar sobre el tema pero pensó que seria lo adecuado para que ella se desahogara.

    — Lo se... pero ahora me siento sola... — mientras decía aquello comenzaba a llorar, ella no sabia que iba a hacer ahora ni que iba a suceder cuando volviera a la mansión a dar la cara después de haber huido, pero en un momento a otro Gilbert la abraza e hizo que se tranquilizara.

    — No digas tonterías, me tienes a mi coneja — prácticamente le dijo susurrando pero ella lo habíaoído porque se separa un poco del abrazo y lo quedo mirando un tanto sonrojada, aquello lo dejo estupidizado por ver aquel rostro de esa manera.

    — Enserio lo dices? — mientras le pregunta aquello nota que estaba sangrando. Por un momento se asusto y rápidamente entro al baño de él buscando algo con que curarlo para luego volver — Levántate la camisa — Gilbert sorprendido por como reacciona ella hace lo que le había pedido mientras ella comenzaba a curarlo.

    Cuando finalmente termino de curarlo el cuarto quedo en total silencio, por lo que él para romper el silencio le hace una pregunta.

    — Puedo saber porque gritaste mi nombre? — aquella pregunta la hizo con algo de miedo pero le carcomía la cabeza el querer saber.

    — No lo se, tan solo grite lo primero que se me vino a la cabeza — la voz de ella se había vuelto temblorosa pero aun así quiso seguir respondiendo las preguntas de él.

    — Ya veo... — al oírlo se desilusiono un poco sin darse cuenta por lo que miro a un lado.

    — Además porque creo que me... gustas... — aquellas palabras habían salido solas de su boca por lo que ella misma se sorprendió por lo que digo aunque tampoco le desagrado.

    Al momento de oírla decir aquellas palabras hicieron que él se sonrojara, en verdad esperaba que dijera aquellas palabras ya que por mucho tiempo estuvo amándola en secreto ya que creía que ella tenia sentimientos por Oz.

    — Tu también me gustas... pero creí que te gustaba Oz.... — Gilbert se precipito al decir aquello pero solo deseaba quitarse aquella duda, ya que no tenia intenciones de dejarla ir ahora.

    — Si... creí que así era pero cada vez que estaba cerca de ti mi corazón se volvía loco....— decir aquello la avergonzaba mucho pero de un momento a otro Gilbert acerco su mano a su mejilla y comenzó a acariciarla suavemente mientras la observaba sonriendo.

    Alice también le sonrió y con delicadeza se acerco a ella lentamente mientras se sonrojaba mas y mas, cuando finalmente sus rostros estaban frente a frente él pego sus labios a los de ella empezando a besarla de manera tierna haciendo mágico aquel beso entre dos amantes.

    Ambos pasaron la noche juntos en la casa de él, pelearon como siempre, rieron y se enamoraron mas el uno del otro.

    Ellos sentían que debían estar juntos, pero no sabia como iban a reaccionar los demás con respecto a su relación o si Oz removerá el sello que comparten y lanzar a Alice al abismo.
     

Comparte esta página