1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - " El llamado de la sangre "

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Reyka Akira, 29 Junio 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Reyka Akira

    Reyka Akira Usuario popular

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Junio 2009
    Mensajes:
    513
    Puntos en trofeos:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - " El llamado de la sangre "
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    4507
    " El llamado de la sangre "

    Hinata x Sasori
    Cuando la venganza esta en medio del amor. Sasori y Hinata ¿Ellos qué decisión tomaran?
    Aunque a mi no me gusto el final que le deje, ya no tuve opción, el tiempo de entrega se me termino y lo envié así.

    Dedicado a mi amigo Shika-kun que me tuvo mucha paciencia y le deseo suerte con lo del cole ^.^ , a mi amiga Negumi que me ayudo a inspirarme cuando más decaída estaba ^.^ a temarii y mis demás amigas de Cemzoo


    Concurso: One-shots de Naruto Universos Alternos II

    Personaje (s): Sasori principal, secundario Hinata

    Fandom: Naruto

    Capítulos: Único

    Advertencias: UA y hasta cierto punto Ooc en los personajes, principalmente en el secundario (Hinata).

    Aclaración:
    Sasori y Hinata son los únicos vampiros que existen. Mi historia solo se centra en ellos dos principalmente despues del asesinato de los Akaduna.
    *Akiko Akasuna: (mamá de Sasori) vampiresa e hija del líder, le puse nombre porque en la serie solo se hace referencia a ella como “madre”.
    *Takeshi Hyuuga: (padre de Sasori y tío de Hinata) vampiro y hermano del líder, le puse nombre porque en la serie solo se hace referencia a el como “padre”.
    *Sasori Akasuna: Único sobreviviente, fruto del pecado de amor de Akiko Akasuna y Takeshi Hyuuga.
    *Deidara: es humano, fiel sirviente de los Akasuna y es el encargado de administrar la gran herencia monetaria de la que es poseedora el clan.
    *Hinata Hyuuga: vampiresa y última sobreviviente de los Hyuuga, los Akasuna acabaron con el resto de su clan, encerrándola a ella en un sueño profundo por 1200 años, plazo que se venció y al despertar busca venganza contra los últimos que existen en el mundo de su misma raza.
    Recomendación: leer calmadamente para entenderle ^.^
    Discleimer: los personajes son propiedad de Masashi Kishimoto



    Título: El llamado de la sangre

    Siempre en pena, vagar como viles espíritus errantes que no pueden ascender al cielo por el pecado cometido.

    Los rayos del sol desaparecen dando pasó a la reina de la noche: la luna. En el jardín de belleza centenaria, cerca de un automóvil tres personas conversan brevemente sobre sus destinos.

    —Deidara-san cuidarás de mi hijo con tu vida. Deben alejarse de la mansión porque hoy nos será cobrado el pecado de mezclar la sangre Akasuna con la Hyuuga. Dejarás a Sasori en el apartamento que perteneció a su padre. Akasuna hoy dejará de existir por el bien de la humanidad—ultima con burla, remarcando su fuerte creencia de que los vampiros tienen derecho a coexistir como todos los seres vivos.

    —Sí mi señora, como usted ordene —responde a su ama agachando la cabeza, a lo mejor por última vez, como muestra de respeto.

    —¡Madre, ven conmigo!—le sugiere a la dama con voz trémula, melancólica, un chico de años apenas, el tercer presente.

    —Ya conocen mi rostro y existencia, debo quedarme para que tú estés a salvo—con una tierna caricia, seguida de un corto abrazo, finalizó la conversación. El pelirrojo es consciente de que después de esté momento ya jamás volverá a ver el rostro gentil de su progenitora.

    La decisión ya está tomada. Parada en la orilla del camino de salida de la mansión, ve alejarse el vehículo con su preciada carga, su primogénito fruto del amor que el resto del mundo desconoce que son capaces de sentir por lo que son: Vampiros, creaturas perfectas vivientes en la oscuridad.

    Es noche de luna llena en la enorme residencia perteneciente a la dinastía del linaje Akasuna. Frente a amos y guardianes, al marcar las manecillas del reloj las 12:00am, una hermosa joven de larga cabellera negra y destellos azules al reflejo del astro nocturno, sus orbes puros y perlados iguales ha la monarca de las noches, piel nívea, cuerpo de pecado y voz melodiosamente dulce, irrumpe en la habitación.

    —La maldición que pesa sobre nuestro linaje se ha cumplido—sentenció a gran voz el líder al observar las puertas abiertas del salón, causando que el resto del clan posé sus orbes en la intrusa.

    —Mil doscientos años han pasado, el pacto de sangre se ha cumplido. Estoy aquí porque es tiempo de que paguen su deuda, es momento de cobrarles por el asesinato de los míos—sentencia con rencor en su voz al instante en que desenfunda la espada, en la empuñadura el escudo que le simboliza: Hyuuga.

    Con velocidad inhumana, agiles movimientos y perfecta destreza; a derecha e izquierda caen a su paso uno a uno los miembros del clan, en el pecho con heridas mortales y sangre brotando de ellas.

    Las noches frías, solitarias y desoladas acaban, los lamentos de los desafortunados que pagan el pecado cometido por uno de ellos sólo la luna les escucha.

    Las manecillas del reloj lentamente marcan los minutos, ningún vampiro puede hacer algo por defenderse.

    —Hyuuga, tendrás todavía trabajo que hacer— en su último aliento sonríe orgullosa— para mí regocijo… el linaje Akasuna no perece aquí— finaliza con burla en sus palabras antes de morir, satisfecha de haber burlado el pactó entre ambos clanes.

    —¡Maldita seas, Akiko Akasuna!—grita con rabia por la clara burla. Su venganza no ha terminado aún, al no conocer el rostro de su objetivo le espera una agotadora búsqueda. Sólo resta confiar en el llamado de la sangre.

    --------

    Deidara por órdenes de Akiko lleva a Sasori a residir en Osaka jurando ella que si esa noche no ocurría nada, le buscaría en el apartamento de su padre Takeshi.

    Los días transcurren monótonos, alimentarse solo por las noches, mantener la vivienda en penumbras en la espera de reunirse alguno de esos días con su madre, hasta que hace una semana por noche al ver el noticiario de las 9:00pm, la esperanza se esfumó:

    Flash-back

    —Señoras y señores los miembros de la dinastía Akasuna han sido asesinados, con más detalles mi compañero Naruto—anuncio el periodista.

    —Así es Kiba, aunque no se encontraron los cuerpos, las manchas de sangre en el gran salón hablan por si mismas. Los enormes ventanales se encuentran abiertos de par en par, lo que hace sospechar a las autoridades que el múltiple asesinato fue por robo. Dicen los expertos que las muestras indican que los hechos ocurrieron aproximadamente hace dos meses.

    —¿Qué certeza hay de que toda esa sangre no pertenezca a una sola persona?

    —Se realizaron diversos exámenes que demuestran que se tratan de distintas personas, ningún ADN es idéntico a otro, pero sí muestran que todos pertenecen a ese linaje. Deidara, el apoderado de la familia declaro que aún existe un heredero pero que por su seguridad no se hablara sobre él. Eso es todo, hasta…— Sasori al saberse sólo azota violentamente el televisor contra el suelo.

    Fin del flash-back

    El corazón del joven desde ese día ha cambiado, ahora encerrado en una coraza impenetrable como el acero.

    —Deidara alimentarme de alguna sabandija que por difícil de acercarse a ellos ho mucho poderío que tenga en la ciudad me está aburriendo, todas las veces e burlado su sofisticadas alarmas, para mi sólo son insignificantes—finalizo con repudió al referirse a los humanos.

    —Akiko se sacrifico para lograr su existencia— molesto— deja de quejarte que a mi tampoco me hace gracia.

    —Ella está muerta, no vuelvas a nombrarla— recalca la cruda realidad con voz sepulcral al rubio quien queda mudo por la frialdad en sus palabras—saldré y más te vale no seguirme— sentencia perdiéndose en la muchedumbre de Osaka.

    La madre del pelirrojo había sido asesinada, única mujer capaz de mostrarle lo bello de la vida pero ¿Ahora qué le queda? ¿Su inmortalidad? Ella, una vampiresa ¿Cómo demonios ha sido eso posible?

    Ahora él en la penumbra de la noche, observa el astro sin vida allá a lo lejos muerto como su alma. Todo está acabado, no existe nadie que lo saque del infierno en la tierra, es renuente a convivir con los demás seres. Poco a poco va quedando todo en el pasado. Esos ojos tan alegres y brillantes que fueron alguna vez, ahora son opacos y llenos de una extraña mezcla de frialdad y tristeza.

    ---------

    Tokio otro de los distritos de Japón. Recostada sobre la cama que raras veces ocupa, con el televisor encendido, está la joven que proclamó venganza a los Akasuna.

    —Desde hace dos meses se han encontrado en callejones y terrenos abandonados los cuerpos de prestigiosos empresarios, víctimas de algún asesino en serie. A muchos de ellos sus familiares los reportaron como desaparecidos ¿Qué opinas Kiba?

    —Naruto, ¿Será que algún demente trajo a la vida desde Londres a Jack el destripador hasta nuestra ciudad?

    —No lo creo Kiba, este asesino liquida a sus presas de otra manera. Todas las victimas encontradas muestran extrañas marcas en el cuello, como dos orificios demasiados profundos y las autopsias realizadas a los cuerpos señalan que no hay ni una gota de sangre en ellos. Seguiremos la noticia hasta que las autoridades den con el asesino.

    —¡Sin sangre! Eso si es una novedad—sonríe con malicia—tendré que mudarme de nuevo—apaga el aparato sonriendo confiada, al ser los Hyuuga y Akasuna los únicos de su raza. Se prepara para ir en busca de su nuevo destino: el último Akasuna.

    -------------

    A Sasori con la soledad su sentido del tacto va quedando en el olvido, lleva tiempo sin que le toquen y sin tocar a nadie. La única muestra de su existencia es cada vez que siente la sangre deslizarse por sus colmillos hasta adentrarse en su garganta y el olor metálico inundar sus fosas nasales pero, ya no tiene siquiera la capacidad de saborear el manjar de todo Nosferatus.

    Entré la multitud la joven Hyuuga logra detectar un penetrante olor a sangre, pero no está segura a quién de todos los presentes pertenece, el fuerte olor a humedad y contaminación la hacen dudar.

    Un joven de cabellera pelirroja y rostro angelical resalta sobre todos los demás, quién a paso lento se acerca para seguidamente pasar de ella. Bajo la lluvia ambos deambulan sin percatarse que sus caminos están trazados y sus destinos marcados por el odio. Él captó por completo la atención de la chica e inconsciente de ese hecho, como si de un imán se tratara, ella gira su delicado cuerpo siguiendo con sus orbes perla a tan enigmática presencia que ve perderse al dar vuelta en la esquina.

    Deambulando las calles de los alrededores en busca de la presencia del pelirrojo por varios días, semanas a pesar de ser época de lluvias y frío. Sasori transita en ellas a la misma hora todos los días.

    —¡Demonios! Es un humano ¿Por qué me atrae tanto? ¿Por qué no dejo de pensarle?—como un remolino invaden una y otra vez su mente. Sin percatarse choca estrepitosamente en el pecho del dueño de su incertidumbre —¡Oiga! Fíjese por donde anda.

    El reclamo orgulloso, firme y altanero de la peli negra, inevitablemente le recuerda a su madre causando que detenga su marcha para cruzar su mirada azul con la perla.

    —Tú tropezaste conmigo—responde cortante. La chica al verle un ligero rubor se agolpa en sus pálidas mejillas. Sasori impaciente opta por irse.

    —¡Di-disculpa!— al darse cuenta que se marcha, le sigue —e-espera, te invito a tomar un café—le sugiere avergonzada.

    —No ingiero porquerías— responde tajante, frío y sin nada de tacto.

    —Perdoné pe-pero, ¡Deseó conocerle más!

    Incrédulo le mira ¿Cómo diantres se le ocurre pedirle semejante cosa a un desconocido? Por el parentesco en la expresión con su madre, accede.

    No cabe duda que los humanos ¡son unos completos idiotas!— piensa— no me gusta hablar, odio esperar y hacer esperar a los demás, prefiero la soledad. Ya me conoces, ahora largó—claro y cortante, retoma su marcha.

    En completo mutismo la chica le sigue. Él no dice nada, extrañamente la chica le transmite paz. Esa es la personalidad del hermoso vampiro, de ese pelirrojo. A la puerta de un enorme edificio, Sasori se detiene.

    —Veté, aquí ya no puedes seguirme—ordena a la chica sin verle.

    —Pu-puedo caminar a… a tu lado cada vez que… que nos encontremos— en su tonó de voz resalta la suplica pero, la respuesta es negativa.

    —Pe-permaneceré callada, de-déjame estar a tu lado— con tal de estar con ése humano siendo consciente de sus palabras, de su suplica, de verdad que no entiende su comportamiento. En respuesta el pelirrojo dio una cabezada afirmando —Otra cosa ¿Có-cómo te llamas?— tímida, en su lenguaje corporal resalta el nerviosismo, juega entre sí con los índices derecho e izquierdo de sus manos entrelazadas.

    —Sasori—contesta y se adentra al edificio. Ella se marcha.

    Vago el resto de la madrugada por las callejuelas en busca de alguna presa, pues sentía la necesidad de alimentarse, saciarse del olor del cálido líquido carmín al escurrir sin frenesí entre el cuerpo de su víctima y sus colmillos.

    —¿Quien eres en realidad Sasori? Deseó saberlo, has sacado a relucir una faceta que desconocía de mí ¿Qué demonios hago yo, tartamudeando? Más aún ruborizándome.
    -----

    Él sintiendo una paz irrevocable ante la compañía, ella su sombra fiel y muda hasta entonces. Noche tras noche caminando por las concurridas calles de Osaka, cuándo la curiosidad terminó por apoderarse de ella y rompió el silencio de meses.

    —Me gustas y te a-amo Sasori— al sentir la mano fría pero delicada tomándolo de la muñeca, el pelirrojo detiene su marcha.

    —¿Crees conocerme? Sabes de mí solo lo que yo dije, ¡Es una estupidez!— recalca con burla.

    —Eso, es suficiente pa-para mí, por alguna extraña ra-razón creó en ti. Necesito que me acompañes a un sitio privado po-por favor— suplico prácticamente.

    —Niña ¡Cambiaras de opinión! Yo no siento nada por ti, soy incapaz de sentir nada por nadie—corto y sincero.

    —Mi nombre es Hi-Hinata, aunque me duela no-no importa. Con lo que yo si-siento es suficiente mi-mientras me aceptes a tu lado—aferrándose inesperadamente al torso del pelirrojo en un abrazo. Causando incomodidad en él.

    —Llévame a donde quieres ir— ordenó, al instante que la aparto de él.

    Caminan lentamente y en silencio, ha ambos rondan diversos pensamientos, a su paso dejan atrás la muchedumbre. Su destino el apartamento último del edificio de treinta y dos pisos.

    —Sí-sígueme Sasori.

    En la recepción les saluda con cortesía el encargado, a la que ambos no corresponden. Atraviesan la estancia, abordan el elevador, uno a uno dejan atrás los pisos llegando a su destino.

    —¿Qué hacemos aquí?—cuestiona al instante que la pelinegra habré la puerta de su destino, las ojeras en el hermoso rostro angelical pero enigmático del pelirrojo se marcan aún más con la iluminación del lugar.
    —Qui-quiero confesarte un se-secreto— ella dispuesta a sentarse, se percata que el chico aún no entra —¿Qué o-ocurre Sasori? ¿Po-porque no entras?—se extraña.

    El Akasuna no responde, disimuladamente observa el pasillo a su derecha e izquierda, extrañamente sin saber que hacer o decir. La melodiosa voz de Hinata lo saca de su aparente distracción.

    —¡Pasa Sasori! Estás en tu… tu casa—ante tan cordial invitación ¿Qué vampiro se puede negar? Ambos ya parados en la terraza, la Hyuuga le confiesa entre su tartamudez.

    —Yo te-te amo y po-por eso…

    —Deja de tartamudear ¡Detesto que lo hagas! Si dirás algo, hazlo como la vez que me reclamaste y punto—sentencia. La Hyuuga respira profundo y trata de hablar con dificultad normal.

    —Me enamoré de ti sin que me lo propusiera y es extraño, jamás en mi larga vida e amado a nadie…

    —¿Larga vida, a que se refiere?

    —No soy humana, mi edad es distinta a la que aparento. Mi nombre es Hinata Hyuuga, Sasori yo soy…

    —¿Hyuuga?—los recuerdos de la última charla antes de separarse de su progenitora se agolpan como un torbellino en su mente, en un movimiento ágil y rápido Sasori aprieta el frágil cuello de la chica entre el agarre de su mano derecha—Un Vampiro.

    —Sasori ¿Có-cómo sabes de… su existencia?— le interroga respirando con dificultad, sus frágiles y frías manos se aferran a las muñecas del pelirrojo.

    —Uno de tu estirpe eliminó mi clan—su voz con un tonó inexplicable para cualquiera que le escuchara.

    —¿Su clan?— sus pensamientos se lo dificulta por más que trata de comprender el remolino que está hecho en su mente, cuando de pronto todo comienza a tener sentido, “salidas sólo nocturnas, las ojeras, la frialdad y palidez de su piel, ese exquisito olor a sangre que trae impregnado y jamás le abandona”—¡No puede ser!

    —Sí soy un Akasuna—escuchar tan odiado apellido resulta como una aliciente para el alma de la Hyuuga, que entre amargas lágrimas recobra fuerzas librándose de la prisión del pelirrojo, quién le mira burlescamente— ¿Ahora me temes? Yo no busco venganza, pero tu vida tampoco será fácil.

    —Mi realidad es otra, tu clan asesino injustamente a los míos, entre ellos estaba también Takeshi.

    ¿Cómo sabe ella cosas sobre mi padre?

    —Por el pacto de sangre, entre los de nuestra raza irrompible, el líder de Akasuna me puso en un transe, un sueño profundo al ser la primogénita del líder del clan Hyuuga ¡Me dejaron viva y sola!—con rapidez se hace de su arma que reposa en el sillón. Con lágrimas en sus orbes perlas y su corazón roto por el amor que jamás debió nacer en ella sin ser correspondido esta dispuesta a cumplir con la promesa hecha a los suyos.

    —¿Mi padre?— de los labios del pelirrojo escapa en un susurró audible para la Hyuuga.

    —Mi tío Takeshi Hyuuga y Akiko ¡Tú madre! faltaron al pacto. ¿No lo sabías? Por ellos dos es toda está soledad y dolor en nosotros—lágrimas brotan como un fiero caudal de los orbes de la chica, de la fortaleza inicial ni pizca le queda.

    —¡Tú soledad y dolor! Yo soy incapaz de sentir, ya te lo dije.

    —¡Dirás lo que quieras!—empuño su espada, se lanzo contra el pelirrojo quién utilizando la hipnosis en la peli negra deteniendo el fiero ataque.

    —¡Acércate! Tu amo y señor te lo ordena— a paso lento, le obedece aún llorando. Antes de estar frente a frente se deshace del hechizo de la enigmática voz del Akasuna.

    Extiende su mano derecha a la chica. Como si fuese su sombra Hinata realiza el mismo movimiento. Frente a frente la mano ofrecida del pelirrojo aprisiona la estrecha cintura, con su mano izquierda Sasori toma de la barbilla a la Hyuuga obligándola a mirarle.

    —¿Por qué las lágrimas, a caso no es lo que deseas?— acerca sus labios a los de ella con burla y en un capricho para comprobar que su corazón y sentimientos efectivamente no existen.

    Hinata disfruta de ese primer y único beso dejándose envolver en el latir de su corazón. Empuña con fuerza y decisión su espada a espaldas del pelirrojo. Ahogado entre ambos labios se pierde un quejido. En el cuerpo del Akasuna poco a poco se pierde la filosa barra de acero.

    —¿Crees que no me di cuenta de tu patraña, sabandija?— Sasori aprieta con sus manos los hombros de su victimaria sin apartar sus orbes azules de reflejos tristes y fríos de los perla mientras una tenue sonrisa de burla se dibuja en los delgados labios masculinos.

    Hinata observa el rostro aún más pálido, un hilo carmín comienza a asomarse entre los labios del pelirrojo. El shock en la Hyuuga es evidente, su cuerpo queda inmóvil soportando el de Sasori que dificultosamente se mantiene de pie. Respirando entrecortadamente la frente del pelirrojo se posa en la frente de la chica.
    Las piernas del chico pierden su firmeza a su paso recorre con sus manos el esbelto cuerpo de la Hyuuga, sus orbes perlas observan como el pelirrojo extiende su mano derecha tratando de tocarla. Hinata cae hincada a su lado, se mueve mecánicamente inclinándose un poco y cruza su brazo izquierdo por la espalda de su amado, levantándole lo acerca un poco a su pecho.

    —Si te diste cuenta Sasori, entonces dime ¿Por qué no te defendiste, por qué no hiciste nada para detenerme?

    La neblina de la madrugada se hiso más espesas apoderándose del entorno, la hermosa luna apenas y brilla en el cielo, el frío alrededor de los últimos miembros de sus respectivos clanes.

    —¡Capricho!— Sasori con el último aliento que guardaba en su pecho le responde honestamente y sonriendo por primera vez.

    El cuerpo sin vida del pelirrojo, queda flácido entre los brazos de la peli negra quien sin poder evitarlo en su interior se desbordó el caudal de sentimientos al observar aquellos parpados ocultar la tristeza y frialdad que poseían esos orbes color del cielo.

    —¡No!—un gritó lastimero brota de los labios de Hinata al percatarse que entre sus brazos yace el cuerpo sin vida de quién tontamente ama.

    —¿Qué queda? Nada. La venganza y el amor murieron juntos, “capricho” resuena en su mente una y otra vez la respuesta de Sasori. Caprichoso, enigmático, frío y cortante así le ama, de ése ser silencioso ella se enamoro.
    La neblina conforme avanza el tiempo va disipándose y el entorno comienza a pintarse de diferentes tonos amarillos, el cielo comienza a ilustrarse en tonalidades azules, el horizonte deja de ocultar el astro rey que todo Nosferatus jamás debían de ver.
    Frente a los ventanales de la terraza, la Hyuuga estrecha con fuerza y vehemencia a su amor, los rayos del sol comienzan a tocar la piel de ambos. Los últimos de su especié.

    Hinata Hyuuga dejándose morir por amor y egoístamente para ya no estar sola.
    Sasori Akasuna por capricho, por su capricho de morir entre el tacto de alguien de su misma especie y no en las manos de alguien repudiado e inferior a él.

    Estos hechos jamás serian revelados al mundo, las muertes de todos aquellos empresarios y del clan Akasuna quedara en el misterio para la humanidad, el único que conoce la verdad sobre el múltiple asesinato jamás dirá nada. Única condición impuesta por Akiko a Deidara para quedarse con la irrechazable fortuna de sus amos, en caso de ya no haber ningún heredero.

    Fin…
     
  2.  
    Eliara Adsgar

    Eliara Adsgar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    3 Mayo 2008
    Mensajes:
    321
    Puntos en trofeos:
    164
    Pluma de
    Escritora
    Re: " El llamado de la sangre "

    A sido entretenido, es muy lindo aunque el Ooc en Hinata es demasiado grande, debiste escojer una kunoichi a la cual le fuera bien actuar de manera salvaje como sakura e ino, aunque en la parte del medio Hinata tiene un poco de su personalidad habitual, sonrojandose y tartamudeando.

    se te da muy bien, los escritos que traten de vampiros y que se mezclen la sangre y el uso de armas, yo soy pesima para describir esas acciones pero tu no.

    por cierto la palabra pelinegra no existe, debiste colocar la joven de cabello azulado o de cabello negro.

    en sasori, no vi Ooc, aunque soy pesima notandolo, lo note en hinata por que es mi kunoichi favorita y su personalidad es lo que me gusta.

    buen fic, algunos cuantos errores, que no muy notarios, me refiero errores ortograficos que todo el mundo los tiene, aparte de eso todo bien.

    me gusto mucho sigue escribiendo, eres muy buena.

    PD: Recuerda Paz:super:
     
  3.  
    konanxnagato

    konanxnagato Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2010
    Mensajes:
    34
    Puntos en trofeos:
    71
    Pluma de
    Escritora
    Re: " El llamado de la sangre "

    Con velocidad inhumana, agiles

    aca en esta parte error minusculo ágiles con asento en la A error minusculo.

    ¡Maldita seas, Akiko Akasuna!—grita con rabia por la clara burla.

    bien aca otro error que te lo corregi recien tranquila!!! es pequeño!!

    —¿Qué certeza hay de que toda esa sangre no pertenezca a una sola persona?

    aca otro error el error es este — ¿ va separado...!! no importa es chiquito el error pero para la proxima!!!

    —¡Sin sangre! Eso si es una novedad—sonríe con malicia—...

    veo que cometes este error muy seguido jeje pero no importa nadie es perfecto!!!

    ya no tiene siquiera la capacidad de saborear el manjar de todo Nosferatus.

    se escribe Nosferatu... no se escribe con S, no importa vos tranquila!!!

    La neblina de la madrugada se hiso más espesas apoderándose...

    muy pequeño error que note Hizo con Z listo los de más son de lo mismo que antes espero que no te enoje mi comentario!!!

    bien me gusto el fic muy lindo corregui los pocos errores que habia y solo dire que estubo bien!!
     
  4.  
    DawnPanIno

    DawnPanIno Recordad que el yaoi es lo máximo.

    Leo
    Miembro desde:
    12 Octubre 2009
    Mensajes:
    149
    Puntos en trofeos:
    88
    Pluma de
    Escritora
    Re: " El llamado de la sangre "

    hermoso, la verdad es que me encanto la historia jeje hasta la senti y más en la declaración de Hinata... me gusto muy bonito aunque es raro ver a Sasori y a Hinata.. y vampiros ^^
    bueno me voy

    sAyonara
     
  5.  
    KaiLumi Uchiha

    KaiLumi Uchiha Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Julio 2009
    Mensajes:
    106
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: " El llamado de la sangre "

    Sugoi...!!
    ^^
    Jeje, excelente, aunqe si note qe se pasaba en algunas partes el oOc en Hinata; no note problemas en otros personajes.
    Excelente trama, narración y eso sí, hubo una qe otra falla en la ortografía...
    Bueno, gracias por invitarme a leer
    Cuidate =)
     
  6.  
    Zimba Mustaine

    Zimba Mustaine Sweet Room

    Virgo
    Miembro desde:
    12 Enero 2008
    Mensajes:
    717
    Puntos en trofeos:
    219
    Pluma de
    Escritora
    Re: " El llamado de la sangre "

    Hola.

    Pues yo me alegró de que te haya inspirado en
    tus momentos dificiles y gracias por darme
    una dedicatoria xD.
    Me encantó la parte en donde describes como
    la sangre cae y todos se matan a toma de
    armas ja ja ja no es cierto. De verdad te quedo
    bellisimo el escrito aunque que crees mi querida prima....
    *perverso* Te voy a matar por meter OoC en
    Hinata...

    En fin también noté pequeños errores de dedo que a
    todo mundo le pasan pero deberías también releerlo para
    que esto no suceda, o pedir ayuda a algún otro beta ,
    no digo que tu beta sea malo pero... aun veo pequeños
    errores. Si quieres te recomiendo a Samantha que
    es una gran chica.

    Por ciero amiga mía, esperó ver pronto otro escrito
    tuyo, pero tampoco me hace falta recalcarte tus
    errores por que mis compañeras de arriba î ya lo hicieron.

    Saludos
    Negumi Uchiha :rosa:
     
  7.  
    Miburo

    Miburo LacrymosA~<3

    Leo
    Miembro desde:
    12 Enero 2009
    Mensajes:
    732
    Puntos en trofeos:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: " El llamado de la sangre "

    ¡Hola, Reyka!

    Tardé un poco en pasar, gomen .__________________.

    Estuvo lindo, bueno, me gustó. Me confundí un poco en algunas líneas pero nada grave ^^
    Toda la historia estuvo buena. Aunque concuerdo con Kiara, tal vez alguna otra Kunoichi hubiera sido mejor. Con respecto a errores, creo que colocabas tíldes en donde no era necesario.
    Pero después todo estuvo lindo.

    Te veo luego.

    Bye ;)
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página