1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Historia larga Fanfic - El diario de una adolescente

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por AnnaY, 25 Enero 2012.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    AnnaY

    AnnaY Entusiasta

    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    80
    Puntos en trofeos:
    73
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - El diario de una adolescente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1431
    espero les guste esta historia, la verdad es el primer Fic original que escribo, espero sea de su agrado.​
    Capitulo1
    Así comienza una cruel historia…

    Era una tarde soleada en la ciudad de Tokio Japón, el cielo era azul y lleno de grandes nubes, se escuchaba el cantar de los pájaros y la risa de los niños jugando por el parque.
    Una chica de apenas 15 años con cabello castaño claro, lacio y largo hasta la cintura, caminaba de regreso a su casa, tenia ojos color marrón, piel clara delgada y de altura media. Sobre su hombro derecho llevaba su mochila, las clases de ese día habían terminado.

    Después de caminar durante varios minutos llegó a su casa, entró y dejo su mochila en uno de los muebles de la sala, no había nadie, ya que su padre trabajaba hasta altas horas de la noche y su madre hacia lo mismo, aunque por menos horas.

    Se preparó algo de comer, luego de tomar sus alimentos tomó una ducha y luego comenzó con su tarea, comenzó con algebra, después siguió con historia, eran ya las 6 de la tarde su madre estaba por llegar, así que hiso una pequeña pausa para prepararle algo de comer a su madre.

    Se encontraba en la cocina, estaba preparando unas cuantas bolas de arroz, cuando escucho que la puerta principal se habría, salió de la cocina para asomarse y en efecto su madre había llegado.

    —Hola… que bien, llegas a tiempo, estoy terminando de prepararte algo de comer— Saludó a su madre sonriente.

    —Hola hija, que bien por que tengo mucha hambre— Contestó mientras se sentaba en uno de los muebles de la sala para descansar.
    Luego de unos minutos…

    —Madre… ya esta la comida— llamó.Ella se levanto y fue a lavarse las manos, para después sentarse a la mesa, donde encontró un plato de fideos, bolas de arroz y un plato con verduras al vapor y junto a ello un vaso de agua de limón.

    La castaña se sentó junto a su madre para acompañarla mientras comía. Ellas se encontraban platicando animosamente, cuando escucharon como alguien tocaba la puerta bruscamente.

    —ABRAN— Gritaba alguien tras la puerta, golpeando una y otra vez.

    —Hiroshi… debe ser tu padre—

    — ¿Ebrio de nuevo?— Preguntó la castaña.

    —Es lo mas seguro, vete a tu recamara— Dijo levantándose de la mesa para abrir la puerta.

    —Pero…—

    —Vete a tu habitación— Ordenó su madre.

    Hiroshi camino a su cuarto, “no de nuevo” pensó la chica.

    Su madre quitó el seguro de la puerta pero antes de abrirla, su esposo empujó haciendo que la señora callera y este cerro la puerta con fuerza luego de entrar.

    — ¿POR QUE TARDASTE TANTO EN ABRIR?— Gritaba su esposo

    —Lo que pasa es que…— y fue interrumpida por un golpe en su rostro, proveniente de su pareja.

    Hiroshi se encontraba en su habitación, acurrucada en su cama abrazando sus piernas junto a su pecho y escondiendo su rostro entre sus piernas y sus brazos. “¿Por qué tiene que pasar esto?” se preguntaba la chica.

    Su padre ya llevaba casi dos meses tomando a diario y llegando ebrio a casa, todo por que hacia ya dos meses que su hermano menor había muerto, este apenas tenia 10 años, pero un día mientras caminaba hacia la escuela junto con ella, su hermano llamado Souta se soltó del agarre de su hermana y corrió al cruzar la calle pero no se fijó y entonces fue atropellado por un carro, el responsable simplemente huyó.

    La castaña lloraba, realmente se sentía mal, todo era su culpa “si tan solo no hubiera sido tan descuidada…” se reclamaba a si misma, aunque su madre jamás la culpo de la muerte de su hermano su padre siempre lo hacia y cada vez que tenia oportunidad se lo echaba en cara. Mientras ella recordaba como había muerto su hermano escuchaba como su padre golpeaba a su madre, esto sucedía ya casi a diario, en una ocasión ella trató de detenerlo, pero solo logro que también le pegara y por poco mata a su madre.

    No se atrevía a denunciarlo, pues su padre le tenia amenazada, los vecinos no se metían, aunque sabían lo que pasaba, jamás se habían atrevido a avisar a la policía sobre esto.

    Después de varios minutos, la de ojos marrones ya no escucho mas ruido, lo ultimo que escucho fue como azotaban una puerta. Decidió salir a ver, era obvio que su madre estaría lastimada, al llegar a la sala, vio como su madre estaba tirada en el suelo, bajo ella había un charco de sangre, los platos de la mesa estaban rotos en el suelo y todas las sillas tiradas, busco a su padre con la mirada pero este no estaba, al parecer se había ido, decidió llamar una ambulancia, su madre estaba muy lastimada, era la segunda ves que la mandaba al hospital.

    Pasaron varios minutos y por fin llegó una ambulancia, los paramédicos entraron a la casa con una camilla para poder llevarse a la señora Naomi, le pusieron una mascara de oxigeno, amarraron bien sus extremidades pues podría tener fracturas, por ultimo le pusieron un collarín y rápidamente la subieron a la ambulancia para poder llevarla al hospital.

    Hiroshi subió con ellos, era la única que podía acompañarla, ella no dejaba de llorar mientras tomaba la mano derecha de su madre entre las suyas, la ultima vez casi muere y tenia miedo de que esta vez no corriera con suerte.

    Ya en el hospital, llevaron a su madre a urgencias, para que le curaran las heridas, la joven de 15 años esperó afuera, rezándole a Dios que su madre aun estuviera viva, no quería
    quedarse sola con su padre, tenia miedo, pero aun así no perdía la esperanza en que su madre estaría bien.

    Media hora mas tarde un doctor con cabello canoso y lentes salía de la sala de urgencias.

    —¿Familiares de la señora Naomi Kurosaki?—Preguntaba mientras veía a todos lados.

    —Aquí— Alzo la mano la castaña, moviendo su mano para que le viera.

    — ¿Eres su familiar?—

    —Soy su hija— Contestó

    —¿No hay nadie mas aquí?— Pregunto de nuevo. La joven solo negó con la cabeza.

    —Entonces, no tengo opción, hablaré contigo— dijo el doctor poniendo una mano en el hombro derecho de la joven.

    —¿Qué pasa con mi madre?— Preguntaba preocupada la joven.

    —veras… ella ha sido lastimada gravemente, al parecer perdió mucha sangre— Hiso una pequeña pausa para tomar aire mientras la joven solo le miraba con ojos llorosos— Tu madre esta en coma, y no sabemos si despertará pronto— Continuó —Necesitamos internarla— Termino de decir.

    —P-pero… ¿esta bien?— Pregunto preocupada.

    —Aun no puedo asegurar nada, pero haremos lo que podamos para ayudarla, lo demás dependerá de ella— La chica solo asintió, mientras a su mente solo venia la imagen de su hermano fallecido y las unas intensas ganas de hacerle pagar a su padre por lo que había hecho.






    espero les haya gustado, por favor dejen sus comentarios... :D trataré de no tardar al actualizar.


     
    • Me gusta Me gusta x 5
  2.  
    muna uchiha

    muna uchiha Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    23 Junio 2011
    Mensajes:
    76
    Puntos en trofeos:
    33
    Pluma de
    Escritora
    me gustaaa mucho tu idea pobre hiroshii bueno espero contii de este capiii
     
  3.  
    AnnaY

    AnnaY Entusiasta

    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    80
    Puntos en trofeos:
    73
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - El diario de una adolescente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1793
    Capitulo 2
    Un diario
    Hiroshi se encontraba en el hospital, acababa de hablar con el medico, quien le había dicho que debían internar a su madre, ella acepto, sabia que era lo mejor para que ella se recuperara. Como sabia que iban a ser varios días o hasta incluso semanas decidió ir a su casa por unas prendas y suéteres, ya que en el hospital había mucho frio.

    Caminó por varios minutos, el cielo nocturno estaba iluminado tan solo por unas cuantas estrellas y la luna, llegó a la parada de autobús, donde tomó el que le llevaría su casa, mientras iba en camino, no dejaba de pensar en su madre, en verdad esta vez su padre se había pasado. “ya no mas”, pensaba la chica.

    De nuevo volvieron esas imágenes a su cabeza, su hermano había muerto y desde ese día todo había cambiado, su padre se había vuelto un alcohólico y su madre… ella parecía estar bien, pero la escuchaba llorar todas las noches, al igual que ella lo hacia.

    Su madre jamás le había culpado por la muerte de su hermano menor, mas sin embargo su padre, el siempre que tenia oportunidad se lo recordaba, además de culparla de la muerte de su hermano y de su alcoholismo, decía que era la única manera de sobre llevar aquel gran dolor de perder a su hijo y que por eso siempre andaba en esas circunstancias.

    El autobús iba lleno, por lo que Hiroshi iba parada, al perderse en sus pensamientos casi cae al piso, ya que el chofer de aquel camión dio un frenon inesperado a causa de un niño que corría por la calle. Un chico de cabellos castaños y ojos negros con buena apariencia y de unos 16 años aproximadamente, fue quien detuvo a la castaña de caer al suelo.

    Ella sin embargo logró ver a aquel niño que momentos antes estuvo a punto de morir bajo las llantas de aquel autobús donde iba ella.

    El chico aun la sostenía, ella comenzó a llorar y el chico alarmado la miraba.

    — ¿Te hiciste daño?, ¿te duele algo?— Preguntaba alarmado el joven acercándose mas a ella.

    —Eh.. n-no… gracias por preocuparte— Contestó tratando de sonreír y poniéndose de pie nuevamente.

    El camión avanzó, la chica aun pensaba en su hermano fallecido y su madre en el hospital, el joven que momentos antes le había ayudado solo la miraba pensativo, si estaba bien…¿Por qué lloraba?... se preguntaba el de ojos negros.

    Al llegar a la parada que quedaba cerca de la casa de Hiroshi, un señor pidió la parada lo que ella aprovecho para bajar también.

    Caminó durante unos cuantos minutos hasta llegar a su casa, sacó una llave del bolsillo de su pantalón para abrir la puerta de la casa, al parecer no estaba su padre.

    Al entrar, prendió la luz, caminando sigilosamente y mirando hacia todos lados para verificar que su padre no estuviera ahí.

    Entró a su recamara y en una bolsa de plástico metió un suéter, un par de pantalones azul de mezclilla y dos blusas manga larga, una color lila y la otra e color blanco. Buscó ropa y se metió a bañar, al salir comenzó a vestirse y mientras lo hacia logró ver una marca en su brazo derecho y unos moretones en ambas piernas, que mas bien parecían quemadas por el color y tenían forma rectangular.

    Esas eran marcas que su padre le había dejado hace varios días cuando por ninguna razón su padre entró a su cuarto de noche y comenzó a golpearla con el cinturón en sus piernas. El estaba ebrio, ella trataba de soltarse pero no podía su padre era mucho mas fuerte, su madre había tratado de ayudarla pero en vez de eso también se ganó unos buenos golpes en el estomago.

    Recordar esto le había hecho sentir mas odio por su padre.

    Estaba lista para salir, pero vio una libreta en su mesa de noche así que decidió llevarla junto con una pluma para poder escribir si así lo necesitaba.

    Salió de su recamara, caminó hacia la puerta de la casa y justó antes de que lograra abrirla su padre pateo la puerta y entró de golpe, seguía ebrio y con su ropa sucia con una botella de licor en su mano izquierda, en el rostro llevaba unas marcas de golpes, al parecer había peleado en la calle.

    La chica le miró asustada, su padre le miraba con odio.

    —¡¿Dónde esta tu madre?!— Preguntó molesto.

    — ¡En el hospital!, ¡¿acaso ya no recuerdas como la golpeaste?!— Contestó con rabia.

    —¡Bah! Tu madre es una estúpida, se lo merecía—

    Hiroshi al escuchar eso no pudo evitarlo y le dio una patada en los bajos, haciendo que este perdiera el equilibrio gracias a que estaba ebrio, cayó al suelo y la chica le patio un par de veces.

    —MI MADRE ESTA EN COMA POR TU CULPA— Gritó con odio para luego salir corriendo.

    Ya era de madrugada, por lo que caminó, esperando encontrar un taxi, mientras pedía y rogaba que nada le pasara en el camino y que su madre se recuperara.

    Al fin logró tomar un taxi, le indicó que le llevara al hospital general, tiempo después llegó, pagó al chofer y bajó corriendo para saber como estaba su madre.

    Llegó a la sala de urgencias, se acercó a la recepción y pregunto sobre su madre a una señorita que se encontraba ahí.

    —Disculpe… ¿podría darme información sobre la señora Naomi Kurosaki?— Preguntó.

    — ¿Quien es usted?— Cuestionó la enfermera encargada de recepción.

    —su hija, y vengo a cuidar de ella— Contestó.

    —Disculpe pero por lo que veo es menor de edad y…— Entonces fue interrumpida.

    —Se que soy menor de edad, pero, soy la única persona que puede cuidar de ella, no tenemos familia en la ciudad y mi padre… el se la vive ebrio— La recepcionista le miró sorprendida para luego bajar su mirada a los papeles que tenia en su escritorio.

    —Disculpe, no sabia…— Se disculpaba.

    —La señora, Naomi Kurosaki fue transferida a los cuartos del hospital para ser internada— Contestó.

    —¿En que cuarto y por donde puedo ir?— Preguntó.

    —Es el cuarto 126 y debe tomar el elevado de ahí— Dijo apuntando a la derecha.—vaya al tercer piso y ahí busque la habitación, pero primero deberá registrarse con la encargada de los dormitorios y decirle que usted cuidara de la señora— Contestó.

    —Muchas gracias— Dijo antes de irse.

    Fue por donde la enfermera le había dicho y explicó lo mismo a la encargada de los cuartos para que la dejara entrar a cuidar a su madre. Ella se encontraba aun en coma.

    Hiroshi lloraba, suplicaba que su madre despertara y que todo se resolviera, que su padre entendiera que lo de su hermano no era culpa suya y que todo había sido un accidente.

    Sentía ganas de hablar con alguien, de desahogarse y que alguien la escuchara, sabía que podía hablarle a su madre pero… no quería molestarla, ella necesitaba descansar.

    Fue entonces cuando recordó que llevaba una libreta y la sacó al igual que su pluma. Tal vez si lo escribía… se sentiría mejor.

    Abrió la libreta y comenzó.

    Viernes 16 de marzo del 2012:
    El día de hoy comenzare a escribir un diario, ya que no tengo con quien mas hablar…esta es mi única opción. Es la primera vez que escribo uno y… me siento extraña haciéndolo.

    Tal vez deba ponerte un nombre y así sentiré que le hablo a alguien y no a un pedazo de papel, mmm… te pondré Naomi al igual que mi madre.

    Veras Naomi, mi madre, quien se llama igual que tu, esta en este hospital, se encuentra en coma y muy gravemente lastimada por culpa del maldito de mi padre.

    Llegó ebrio y comenzó a golpear a mi madre, no es nuevo, hace tiempo eso se repite todos los días, aunque solo en una ocasión la había lastimado así, y esta es la segunda vez, la vez anterior también tuve que traerla al hospital aunque solo tuvieron que limpiar sus heridas y darle unos medicamentos, pero esta vez mi padre la dejo en coma.

    Mi padre no era así, antes… antes éramos una familia normal, unida y feliz, aunque a causa de un accidente mi hermano menor murió atropellado, mi padre me hecha la culpa de todo, ya que yo iba con el. Entonces, desde ese día me odia.
    No quiero que mi madre muera, si eso pasara… yo me voy con ella.

    Terminó de escribir, se asomó por la ventana del cuarto y vio que ya estaba amaneciendo, cerró la libreta y la guardo nuevamente.

    Estaba cansada, se encontraba sentada en una silla alada de la cama donde su madre se encontraba y solo se acomodó recargando sus brazos en la orilla de la cama y su cabeza entre sus brazos. Quedo dormida pero mientras lo hacia lloraba en sueños.






    por favor comente, asi me animaré a seguir escribiendo. gracias por leer.... :D
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    muna uchiha

    muna uchiha Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    23 Junio 2011
    Mensajes:
    76
    Puntos en trofeos:
    33
    Pluma de
    Escritora
    uyyyy q finuuu kiiero saber quien es ese chico misterioso ojala sea suu principee jajaja me gustó muchoo la contii espero sigas escribiendo pork sii no haces conti te matooo espero el 3er capiii con ansias ok grax por la invitacion y sayooooo
     
  5.  
    AnnaY

    AnnaY Entusiasta

    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    80
    Puntos en trofeos:
    73
    Pluma de
    Escritora
    que bueno que te haya gustado y dejare que te imagines cosas por unos dias... (no pasa de la semana) y muchas gracias por comentar, si te gustó recomiendalo... porfavor! :D
    bueno sayooo! gracias por tu comentario.... jejeje
     
  6.  
    MochiLeena

    MochiLeena Fangirl 25/8

    Libra
    Miembro desde:
    27 Julio 2011
    Mensajes:
    467
    Puntos en trofeos:
    262
    Pluma de
    Escritora
    OMG, OMG, OMG
    ¿Por qué hasta aquí? Vamos, vamos continuale pronto, ¡o me mato! Ok, no.
    Yo si espero que ese chico misterioso sea su plincipito como dice la linda de muna.
    Este tipo de historias la he visto con anterioridad pero me encanta la trama... La violencia no es algo que os guste a los humanos, y deberíamos de mostrar lo cruel que es la realidad, exelente tema amiga, espero la conti con ancias.
    Ok, a lo técnico, pues si tienes fallos ortográficos, pero a cualquiera le pude pasar.
    Pero cueda bien de los verbos en su tienpo pasado, ya que algunos llevan acent, y tambien los pronombres él, tú etc.

    Para cuallquier cosa cuenta conmigo, y espero que no pase de esta semana para que postees el sig. capi que muero x leer =D

    Besos
    SayhOo
     
  7.  
    Valen-chan

    Valen-chan Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    21 Noviembre 2011
    Mensajes:
    21
    Puntos en trofeos:
    3
    Hola!!
    Gracias por contar conmigo para leer tu fic.
    Como dice Lore Westony, es verdad que a nadie le gusta la violencia y por desgracia, hay mucha en el mundo...
    (Cambiando de tema) Me encantó!!! Describes muy bien y aunque hay algun que otro fallito, no pasa nada pues nadie es perfecto. Me da mucha pena Hiroshi lo que ha tenido que sufrir y no poder hacer nada.. Pero bueno, ese principe de ojos negros seguro (ojalá) le canbie la vida para mejor porque en verdad, ella no tuvo la culpa de la muerte de su hermano... Las cosas pasan y nadie puede hacer nada.
    Bueno, espero que subas pronto la conti porque me muero por saber que pasa jejeje
    Besos!!!
    Xao!!!
    Ahhh! Me podrías avisar a mi perfil porfavor??
    Besitosss
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    AnnaY

    AnnaY Entusiasta

    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    80
    Puntos en trofeos:
    73
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - El diario de una adolescente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1282
    aqui un capitulo mas, espero les guste y dejen sus comentarios porfavor.​
    Capitulo 3
    ¿esto puede ser peor?
    Dicen que las cosas malas que nos pasan son “castigos” por nuestras malas acciones, pero… ¿Cómo debemos llamarle cuando nos pasan si nos hemos portado bien?
    Ya habían pasado dos días y Hiroshi aun cuidaba de su madre en el hospital, ella aun se encontraba en coma, era de día el cielo se encontraba lleno de esponjosas nubes y un radiante sol lo iluminaba, algunos rayos traviesos se colaban por la ventana para alumbrar la habitación, sin duda un lindo día.

    La castaña se encontraba en el cuarto de su madre, viendo por la ventana, el día se encontraba hermoso a sus ojos, hace mucho no se detenía a apreciar el paisaje.

    De pronto un pequeño pitido le llamó la atención, rápidamente corrió hacia su madre, quien aun se encontraba en coma y se percató que era la maquina a la que se mantenía conectada, rápidamente llamó a un doctor y este entró con una enfermera quien traía una mesita con llantas en la cual estaba un desfibrilador.

    La enfermera le indico a la joven que debía salir del cuarto mientras el doctor preparaba la maquina para poder ayudar a la señora.

    La enfermera tomó las paletas del desfibrilador para que el corazón de la paciente volviera a responder.
    Fuera de la habitación Hiroshi se encontraba parada alado de la puerta, esperando recibir buenas noticias por parte del doctor, la joven se encontraba nerviosa, necesitaba que alguien le apoyara en esos momentos tan dolorosos, sin embargo, nadie lo hacia.

    Minutos después el medico salió y rápidamente la castaña se puso frente a el.

    —Doctor dígame que paso por favor— Exigía saber la joven con gesto preocupado.

    —Señorita… su madre…—Tomo un poco de aire —Ella acaba de fallecer— Continuó.

    Hiroshi comenzó a llorar, miraba al doctor con gesto sorprendido, pedía, suplicaba que hubiera escuchado mal mas sin embargo no había sido así.

    —En verdad lo sentimos, hicimos lo que pudimos pero ella no respondió— Se disculpaba el doctor.

    —S-solo… déjeme verla— Dijo la joven a lo que el medico le indicó que pasara haciendo un gesto con la mano.

    Hiroshi entró a la habitación y vio a la enfermera cubriendo el cuerpo de su madre con una sabana blanca, ya no se mantenía conectada a ninguna maquina por lo que en las muñecas de sus manos podían verse marcas.

    La chica se acercó a su madre y solo la abrazo, no quería irse de ahí, pero su madre ya no estaba tan era solo un cuerpo sin vida. La enfermera se retiró y e medico se encargó de hacer los papeles necesarios para que la joven pudiese llevarse el cuerpo de la señora y así poder hacerle un funeral.

    Luego de un tiempo Hiroshi recogió los papeles para poder marcharse, antes de preparar el funeral de su madre debía avisarle a su padre de lo acontecido, sin ganas ni fuerzas se marchó a casa, esperando encontrar a su padre para decirle rápidamente lo que había pasado, luego pensaría de donde sacar dinero para el funeral.

    Después de un largo camino hacia su casa, la castaña llegó, abrió la puerta y encontró a su padre sentado en la sala viendo el televisor y tomando cerveza, el al percatarse de su hija se levanto rápidamente.

    — ¿Ahora que buscas aquí?— Decía enojado. La chica se mantuvo en silencio por un par de minutos.

    —RESPONDE— Exigía.

    —M-mi… mi madre…murió— contestó la chica aguantando las lagrimas mas sin embargo fue en vano, varias lagrimas comenzaron a salir de sus ojos para luego rodar por sus mejillas.

    Su padre no dijo nada, aun no parecía entender lo que su hija le había informado, notó que Hiroshi estaba llorando lo cual le saco de sus pensamientos.

    —ES TU CULPA, PRIMERO MATAS A TU HERMANO Y AHORA A TU MADRE— Le culpó.

    —NO ES CIERTO, SABES QUE LO DE MI HERMANO FUE UN ACCIDENTE Y EL CULPABLE DE LA MUERTE DE MI MADRE ERES TÚ— Contestó Hiroshi. Su padre estuvo a punto de darle una bofetada, mas se detuvo para seguir ablando.

    —LARATE DE AQUÍ DEJAME SOLO, LLEVATE TUS COSAS YO ME ENCARGARE DEL ENTIERRO DE TU MADRE, PERO TU NO VUELVAS A APARECER POR AQUÍ— Gritó su padre arrebatándole los papeles de la mano.

    La empujo hasta su recamara y al llegar a la puerta le aventó al suelo—Recoge tus cosas… Y TE LARGAS— Exigió

    La joven estaba en el suelo, llorando y sin saber que hacer o adonde ir, escuchó como su padre aventó la puerta.

    Se levantó y en una maleta que sacó de su closet comenzó a meter su ropa, algunas de sus pertenencias y un poco de dinero que mantenía ahorrado, cuando se disponía a marcharse recordó aquella libreta en la que había comenzado un diario, volteo a la cama y ahí vio la bolsa que había llevado al hospital.

    Abrió la bolsa y solo sacó la libreta y la pluma para guardarla en una maleta. Salió de su recamara, sus ojos aun estaban llorosos y sus mejillas húmedas, cerró la puerta y camino hasta la salida de la casa, su padre estaba parado frente a ella y le miraba con odio.

    Ella solo agachó la mirada y siguió caminando hasta llegar a la puerta, su padre se apartó para que pasara pero antes de que se fuera le dijo unas ultimas palabras.

    —Espero que jamás vuelvas, ni siquiera se te ocurra pasar por aquí—

    —TE ODIO— gritó con rabia Hiroshi volteando a ver a su padre. El le miró enojado y le quitó sus dos maletas aventándolas a la calle.

    —YA LARGATE— gritó mientras empujaba a la joven.

    Hiroshi se levantó para recoger sus maletas, su padre le cerro la puerta y de pronto el cielo soleado comenzó a nublarse para después dejar caer la lluvia.

    “Así como el clima del tiempo puede cambiar tan repentinamente, nuestras vidas pueden dar un giro inesperado.”






    Desfibrilador: maquina que usa para aumentar el ritmo cardiaco de una persona que esta a punto de morir.

    Paletas de desfibrilador: son las extensiones que se colocan en el pecho de las personas para dar los toques eléctricos que sirven para despertar el ritmo cardiaco de una persona.



    PORFAVOR DEJEN COMENTARIOS.
     
  9.  
    Valen-chan

    Valen-chan Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    21 Noviembre 2011
    Mensajes:
    21
    Puntos en trofeos:
    3
    Olaaa!!!
    Me ha gustado mucho la conti aunque por otra parte, me da mucha pena Hiroshi... No sé lo que es perder a una madre, pero si la mía falleciera, se me derrumbaría el mundo...
    El idiota(con perdón) del padre es un... Cómo se atreve?? Deberían darle unas cuantas palizas y después, llevarlo a la cárcel... Bueno, me ha gustado y espero que sigas escribiendo pues me esta gustando mucho tu ficc.
    Besos!!
    Xaitoo!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    amOrrtenttia

    amOrrtenttia Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    17 Octubre 2011
    Mensajes:
    8
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    ¿Qué crees? Ya me acordé de la contraseña -milagro- Y logré entrar wiiiii
    Me gusta mucho como va tu historia, se ve prometedora, pero le falta un no sé que.... ¿Puedes contar lo que pasó con su hermano? Es que siento un vacío ahí que no me deja >.<' ¿Qué más? Ammm.... ¿Será importante el chavo de ojos negros? Espero... A menos que salga alguien más "interesante" (yo que sé alguien que le pregunte si esta bien o la apoye en estos momentos... un desconocido xD) Pero eso ya es tu decisión...
    No tengo nada más que agregar, solo que... Continuala pronto, esta y la de VK... Te prometo que trataré de sacar tiempo para actualizar nuestro fic, pero no se te olvide mi propósito para este año fue sacar las mejores calificaciones del salón, así que no prometo mucho e_e
    Que estés bien, hasta luego :)
     
  11.  
    AnnaY

    AnnaY Entusiasta

    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    80
    Puntos en trofeos:
    73
    Pluma de
    Escritora
    jajajaja que bien que te gustó jejeje y si lo de su hermano ya veras... solo espera... jajaj y el de vk lo actualizare pronto jejeje y si es por tus calificaciones no me importa jajaja ya habra tiempo para nuestro fic :D
     
  12.  
    muna uchiha

    muna uchiha Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    23 Junio 2011
    Mensajes:
    76
    Puntos en trofeos:
    33
    Pluma de
    Escritora
    wowww q feo q la mama de hiroshi se alla muerto y el papa no sirva y de paso se le murió su hermano encerio yo me pegara el mecate jajajajajajajajajaj

    bueno espero contiiii y ojala ese chiko le cambie la viida y le de algo de cariño bueno arigato por la invitacion y sayooo
     
  13.  
    AnnaY

    AnnaY Entusiasta

    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    80
    Puntos en trofeos:
    73
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - El diario de una adolescente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1374
    Culpabilidad


    Hiroshi caminaba por las calles, la lluvia aun seguía y ella no sabia que hacer se encontraba sola, no tenia familiares a los que acudir en estos momentos y… ¿amigos? Ellos no sabían nada de lo ocurrido, además de que desde hace una semana no llegaba al instituto por haber estado cuidando de su madre.
    Llegó a un parque y se sentó en las bancas del quiosco para poder resguardarse de la lluvia, sus maletas era de plástico y gracias a ello no se le mojo nada, pero ella sin embargo estaba totalmente mojada y tenia mucho frio ya que el viento soplaba fuerte.

    Ahí en la oscuridad de la noche que comenzaba a cubrirla, bajo la lluvia y con ese frio viento comenzó a llorar, después de todo lo que su padre le había dicho comenzaba a pensar que todo era su culpa pero algo dentro le decía que no era culpa suya pero después de que su padre se lo recordara tantas veces sentía que era cierto lo que le decía.

    Agotada por el sueño, el cansancio y el frio comenzó a cerrar sus ojos, luego de unos minutos se quedó dormida.

    —Hermanita, vamos —Decía un pequeño niño de apenas 10 años.

    —Ya voy, ya voy— Contestaba una chica de unos 16 años.

    —¡Apúrate o llegaremos tarde!— Decía el niño apurando a su hermana pues ya era 15 minutos mas tarde de la hora en que solían salir de la casa par ir a la escuela.

    —Ahora si, vámonos— Decía sonriente Hiroshi.

    —Con cuidado—Decía su madre despidiéndose. —Que les vaya bien—Acompletó su padre.

    —¡Gracias!— Contestó el niño,—Hermanita, vamos…—Decía tomando de la mano a su hermana.

    Los dos salieron de la casa tomados de la mano, la mayor escuchaba las historias de su hermano.

    —¡Ya casi llegamos!— Gritaba el niño viendo justo al otro lado de la calle el instituto.

    —¡Apúrate!—Volvió a gritar el niño soltándose de su hermana para salir corriendo.

    —¡Espera sou….!— No termino de hablar cuando vio como un coche atropellaba a su hermano. La chica corrió inmediatamente, y el culpable solo se fue, negando su responsabilidad.

    —¡Hermano…despierta!— Gritaba la chica preocupada tratando de despertar a su hermano.

    —No te mueras….— Decía llorando mientras abrazaba el cuerpo inerte de su hermano, ya no había nada que hacer…

    La castaña comenzó a abrir sus ojos llenos de lágrimas a causa del sueño que había tenido, su mirada era borrosa, pero notó la luz del sol tocándole el rostro, ya era de día, ella había pasado ahi la noche. Recordó que no tenia donde ir, su estomago gruño, le pedía alimento, también notó que ropa estaba húmeda, tomo sus maletas y comenzó a caminar.

    Después de varios minutos de caminar, encontró un pequeño lugar, en donde había un letrero que decía “se renta cuarto” sin dudarlo entro a preguntar, tocó un timbre y entonces una viejecita salió a atenderle.

    —Buenos días, ¿Qué se le ofrece?— Preguntó.

    —Buenos días, quería preguntar sobre el cuarto que renta—

    —Oh, claro claro—

    Pasaron algunos minutos ablando sobre el precio de la renta y la forma en que le pagaría.

    —¿Entonces puedo quedarme aquí a partir de hoy?— Preguntó la castaña

    —Claro, es mas venga, le enseñare donde esta su cuarto—

    Caminaron por unos pasillos y subieron una escalera, llegaron al siguiente piso y la señora abrió la segunda puerta a su izquierda, era un lugar pequeño, pero barato.

    —Aquí esta su cuarto y las llaves— decía la viejita dándole unas llaves.

    La joven entró a la recamara, efectivamente, era pequeño, solo había una cama, una pequeña mesa de noche, un baño y una cocina con solo lo necesario. La joven dejo sus maletas en el piso y se agacho para buscar algo que ponerse. Se dio una ducha y después comenzó a buscar su libreta.

    Al encontrarla se sentó en aquella mesita de noche y así comenzó a escribir.

    Lunes 19 de marzo del 2012
    Hace un día que mi madre murió, y ni siquiera puedo estar en su entierro, mi padre me corrió de la casa y ahora vivo en un pequeño cuarto que apenas hoy comencé a habitar, no es la gran cosa, pero no puedo pagar mas, necesito conseguir un trabajo ya que mis ahorros no me duraran mucho, la verdad es que no tengo ganas de nada, siento como mi corazón arde en llamas, como si el mismo infierno me estuviera consumiendo por dentro, en verdad perder a una madre es un gran dolor, un dolor que jamás había sentido, y que es como si mi cuerpo estuviera vacio, siento que yo también morí junto con ella, ¿recuerdas que te dije que si algo le pasaba a ella, yo me moría? Pues así es, estoy muerta en vida.

    Quisiera que yo también hubiera muerto, para asi poder estar con ella, quisiera poder regresar el tiempo y así evitar la muerte de mi hermano, si el aun estuviera vivo, todos estaríamos bien y felices como familia, mas sin embargo eso es algo que jamás podre hacer, al menos se que ellos no están solos, que se tienen el uno al otro, pues donde quiera que estén seguramente ya están juntos.
    Tratare de seguir con mi vida, aunque en realidad no creo hacerlo, pues nada será igual, ahora me siento culpable no solo de la muerte de mi hermano, sino también por la de mi madre. ¿Cómo es que todo cambio tan drásticamente?, ¿Cómo es que después de haber sido una familia feliz hasta ahora, todo se haya vuelto tan negro y oscuro?.
    En verdad que no entiendo nada…

    La joven cerro la libreta y se recostó en la cama, a pesar de haber dormido aun estaba cansada pues no durmió en un lugar cómodo, cerro los ojos y entonces unas imágenes vinieron a su mente, aquel día en que conoció a aquel chico que le había sostenido para que ella no callera y se lastimara, había algo en el que había hecho que desde ese dia esas imágenes rondaran por su cabeza.

    Sin darse cuenta comenzó a quedarse dormida, pero entonces el sueño de la noche anterior se volvía a repetir, se levanto de nuevo rápidamente, en verdad eso era una pesadilla.

    Tenia sueño pero no quería dormir, no después de haber soñado por segunda vez con aquel tan espantoso día. ¿acaso esto era algo que la estaría persiguiendo siempre?, tal vez su padre tenia razón al culparla… tal vez ella era la culpable de todo…”no, no es así” trataba de convencerse a si misma.

    Tal vez… si ella se reunía con su madre y su hermano, ella dejaría de tener esos espantosos recuerdos…









    Disculpen mi tardanza al actualizar, la verdad es que la escuela consume mi tiempo pero... aqui le dejo ese pequeño capitulo... no meodien poravor jajajaja! dejen sus comentarios...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Valen-chan

    Valen-chan Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    21 Noviembre 2011
    Mensajes:
    21
    Puntos en trofeos:
    3
    Me gustó mucho!
    No puedo creer que tuviera que haber dormido en la calle con el frío pobrecilla :( la verdad, es que no se còmo ocurrirán las cosas, pero un chico tendría que salvarla de us desdicha, porque la verdad esque no tuvo la culpa... Bueno, espero que lo comtinues jejejeje ahh y gracias por avisarme!!
    Besitos!!!
     
  15.  
    muna uchiha

    muna uchiha Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    23 Junio 2011
    Mensajes:
    76
    Puntos en trofeos:
    33
    Pluma de
    Escritora
    meee encanto espero contiii y yo sabia q ese chiko teniia algo q ver jajaja mas fiino espero q sea suu chiko ideal grax por la inviatcion y pobre de ella todo por lo q debe de estar pasando y kiero saber q va a pasar con su vidaaa quiero saber todooooo porfa en la conti me avisas y sorprendeme con esa contiiii jejeje muchas grax y sayooooo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página