1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por sessxrin, 19 Junio 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    sessxrin

    sessxrin Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Enero 2009
    Mensajes:
    1,067
    Puntos en trofeos:
    248
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    2053
    Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]

    Hola ;)
    Hace tiempo que no escribía sobre Inuyasha, o ese es al menos el sentimiento que tengo. Esta idea se me ocurrio de la nada y espero que les guste. Es algo que creo no haber hecho antes.

    Titulo: Destino Plateado.
    Summary: Suspiró y deseó poder algún día volver a verlos.
    Personajes: Inuyasha. Sesshoumaru&Rin.
    Letras: (¿?) One-shot, creo.
    Tipo: Viñeta uno.
    Advertencias: Ooc, Orrores ortográficos: lo hice sin word. Incoherencias, redundancia.
    Aclaraciones: Está mini historia se desarrollara en dos viñetas.


    ::::: Destino Plateado ::::

    By: sessxrin.

    Viñeta uno.



    Pequeñas líneas de luz se colaban por la ventana, iluminando sólo algunas partes de su cuerpo, que enredado con la cobija blanca, intentaba poder conciliar el sueño perdido.
    Abrió los ojos lentamente y su ambarina mirada quedó iluminada por el haz de luz. Se dio la vuelta y sintió el agudo dolor de alguien jalándole uno de sus cabellos platinados.

    ¾ Ya basta Inuyasha ¾dijo fríamente. Ese tono suyo nunca había cambiado.
    El susodicho respondió jalándole más el cabello.

    Suspiró levemente y se quitó todo rastro de sueño, quedando de frente con aquel que nunca lo dejaba dormir.
    Sus ojos dorados se encontraban fijos en su cabellera, jalando con sus pequeñas manitas. Su cabello era igual que el de él: plateado. Sus mejillas tenían un matiz rosáceo.

    Lo cogió por la cintura y lo sentó al lado suyo, colocándole la cobija encima. De una vez el niño comenzó a jugar con ella.
    Sesshoumaru se paró de la cama y levantándole levemente el cobertor, observó directamente a sus ojos dorados.

    ¾ No hagas nada estúpido ¾advirtió gélido, para después retirarse a la ducha.

    Las gotas de agua fría recorrieron juguetonas su cuerpo perfecto, despertándolo a esa realidad monótona.
    Disfrutó por unos minutos de la tranquilidad de su ducha y luego salió con una toalla cubriendo sólo sus partes intimas, con el agua de su cabello escurriéndose por todo su cuerpo.

    Sus cejas se arquearon levemente, recibiendo la sorpresa, pero luego volvieron a su lugar original, volviendo a ser ese rostro frío e inmutable.

    El motivo de su horror se encontraba subido a una mesa, con su cuerpo pegado a la transparente ventana, golpeando levemente el vidrio. Rápidamente lo bajó y lo dejó en el suelo sentado.

    Inuyasha se paró y volvió a subirse a la mesa, pegando fuertemente la ventana, señalando el parque.
    El oji-ambar entendió lo que hacía: quería salir.

    Suspiró de nuevo, levemente, y luego se colocó un pantalón oscuro con una camisa blanca, recogiendose su cabellera en una coleta.
    Cogió al niño de la mano y salieron del pequeño apartamento.


    El día estaba soleado, justo como a él no le gustaba. Todos esos niños corriendo y saltando, chilllando. Los padres ahí, junto a ellos…
    Despejó su mente de aquellos pensamientos y sentó a Inuyasha en una banca, bajo un frondoso árbol. Sopló algo plástico y uno segundos después, éste cogió la forma de una espada roja. Se la dió al niño y dejó que él se entreteniera con el juguete.

    Se iba a sentar en la banca, cuando el sonido de unas campanas al chochar atrajó su atención. Muy pronto Inuyasha comenzaría a pedir, y era mejor darselo ahora, antes de buscar por todas partes el carrito de helados.

    Despues de tanto tiempo con aquel niño, se aprendió de memoria cada una de sus caprichos, y cada una de sus constumbres. Su vida se había vuelto un circulo de responsabilidad y miedo. Horrible era y toda esa culpa que rebosaba en su interior se la echaba a su padre.
    Hubo algún tiempo en que odiaba a Inuyasha, pero transcurrido el tiempo, se dio cuenta que él no tenía la culpa, que él sólo era una pieza de aquel mierdoso plan.

    Lo miró fijamente y rogó en su mente para que se quedara ahí quieto. Se alejó de la banca y alcanzó al carrito. Compró un helado de chocolate, el favorito del menor.

    Cuando regresó al lugar, no había nadie, sólo una banca vacía. Por primera vez en mucho tiempo, el miedo se apoderó de su mente (aunque, claro, su rostro era una coraza gélida), revolviendo lava de horror en su cuerpo.

    Botó el helado en una canasta cercana y arrancó a buscar el niño por todas partes.

    Transpasó el parque y en una parte lejana, donde sólo habían pocas personas (todas juntas en pareja) brilló una cabellera plateada. Corrió y lo vio sentado, jugando con una desconocida.

    La extraña pegaba sus manos con la de él, jugando.

    ¾ Alejate de él ¾susurró gélidamente. Su voz sonaba peligrosa, como cuchillas de hielo.
    La chica levantó su mirada y sus ojos chocolates se reflejaron en los ámbares de él.
    ¾ ¿Disculpa? ¾preguntó confundida. Su voz era suave y melodiosa.
    ¾ Alejate de él ¾ repitió de nuevo. Esta vez, el niño que se encontrab ajeno a la tensa conversación, gateó el suelo que lo separaba de Sesshoumaru y agarró su pierna. El nombrado lo miró y notó que el menor tenía, también sujeta un pedazo de la falda de la desconocida.

    Fulminó con la mirada a la chica y levantó al niño, cargandolo en sus brazos. Se alejó sin decir nada, no sin antes percebir como Inuyasha estiraba sus brazos, en un intento por volver con la chica. En una de esas, jaló fuerte y rudamente el cabello de Sesshoumaru, haciendolo gruñir de dolor. Lo bajó y se retiró de él, dejándolo solo en medio del parque.

    Se sentó el banca y pasó una mano por su cabello. Estaba enojado y mucho. Ya no podía más, cada día era una responsabilidad que nunca quizo, algo que le pusieron sin ninguna opción.
    A los pocos segundos se tranquilizó, no iba a dejar que sus emociones lo manipularan.

    No se preocupó por el niño, no le iba a pasar nada. Lo máximo es que alguien lo encontrara y lo llevara a una comisaría.
    Pero tan pronto como lo pensó en su mente, alguien se colocó frente suyo.

    ¾ ¿Que te pasa? ¿por qué lo dejaste tirado? ¾las preguntas eran de enojo, pero su voz no pasaba de ser en un tono moderado.
    Levantó su mirada y se encontró con la niña -a su mirar- de antes. Aquella extraña...
    Ella estiró sus brazos y le acercó a Inuyasha, para que el mayor lo recibiera.
    ¾ Te lo regalo ¾dijo él. Mirandola fijamente.
    ¾ ¿Cómo puedes decir eso? Es tu hijo ¾espetó furiosa la chica. Ella intuyó que el niño era su primogenito, porque el parecido era demasiado.
    ¾ No es mi hijo ¾pronunció cada palabra con una frialdad y lentitud que hizo que ella pegara un respingo leve. Él se dio cuenta de eso y esperó que ella se fuera o tuviera miedo, en cambio, sólo notó dureza y hasta un poco de tristeza en sus ojos. Se sintió un poco incomodo, la mirada que ella le dirgía era penetrante¾ . Es mi hermano menor ¾ corrigió esta vez de forma un poco más suave.
    ¾ Eso lo explica todo. No creo que un padre tratara de esa manera a su hijo ¾respondió con el mismo tono.

    Si que lo hacen contradijó en su mente Sesshoumaru.

    Ella suspiró y su mirada se volvió suave y tierna; el enojo había pasado de momento. Se sentó al lado del chico y le colocó en sus piernas a Inuyasha. El menor abrazó al peli-plateado y jaló levemente su cabello.

    ¾ Me imagino que eres Sesshoumaru ¾comentó la chica, mirando su perfil.
    Él se volteó a mirarla y frunció levemente el ceño.
    ¾ ¿Cómo lo sabes? ¾interrogó con cierta desconfianza.
    Ella sonrió de manera abierta.
    ¾ El pequeño no paraba de decir: Sesshoumaru, Sesshoumaru...
    Miró al vacío y sintió como la culpa lo picaba un poco. Pero no le hacía mal, en cambio, le daba un poco de molestia.
    ¾ ... Y yo soy Rin ¾dijo la chica sacándolo de su mente.
    ¾ ¿Todavía sigues aquí? ¾preguntó hosco y molesto.
    Ella no se dejo afectar por su tono, en cambio, le respondió de forma dulce.
    ¾ Él no me suelta ¾respondió mirando la mano de Inuyasha, agarrada a su falda.

    El mayor sintió como algo se revolvió en el estomago. Inuyasha no era de hablar con extraños, mucho menos de apegarse a uno de momento a otro; pero no soltaba a la peli-negra, era como si la quisiera. No sabe que le vio a la muchacha, pero sea lo que sea, no le agradece para nada, le dio un problema más: la berreada que pegaría ahorita cuando se fueran.

    Disipó la amargura de aquel anticipado momento y se concentró en perderse en sus pensamientos.


    El tiempo pasó más rápido de lo normal, llegando al crepúsculo.
    Era hora de volver a su vida.

    La mayor parte del tiempo se perdió en escuchar las preguntas de la joven, unas superficiales como el nombre de su hermano y cuantos años tenía. Y como no, tambien se pasó en ella jugando con el menor.

    De una pequeña e inconsciente manera se siente agradecido, al menos no tuvo que entretenerlo de manera inútil.
    Y como si Sesshoumaru fuera un vidente, la horrible profecía se cumplió. Inuyasha comenzó a patelear en su hombro, pegando patadas a todo su perfecto cuerpo. Rin observó como aquellos dos intrigantes personas se alejaban, no sin antes ella despedirse de un beso en la frente de Inuyasha.

    Suspiró y deseó poder algún día volver a verlos.



    ____
    Llevo días intentando hacer esto, espero les haya gustado.
     
  2.  
    Cazadora de Dragones

    Cazadora de Dragones Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    29 Septiembre 2009
    Mensajes:
    232
    Puntos en trofeos:
    124
    Pluma de
    Escritora
    Re: Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]

    Que bonito.
    Aunque te deja con un poco de intriga ¿se volverás a encontrar? pero según he visto la intriga es algo que te encanta darnos a tus lectoras.
    El argumento me gustó mucho, ciertamente, que Sesshoamru sea un hermano mayor y responsable resulta bastante conmovedor.

    Espero que escribas algo pronto,besos.
     
  3.  
    Zhiiny

    Zhiiny Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    3 Enero 2010
    Mensajes:
    371
    Puntos en trofeos:
    128
    Pluma de
    Escritora
    Re: Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]

    Que lindo!!!
    Inuyasha de bebe agarrado de la falda de Rin
    Sesshomaru queria dejarlo abandonado en el parque y aparece Rin diciendo que es el padre de Inuyasha xD
    Kawaii ver a Sesshomaru de hermano mayor cuidando a Inuyasha :) Sesshomaru conoce todas las mañas de Inuyasha
    Me encanto como lo narraste, lo que mas me gusto fue la ultima parte:
    Y como si Sesshoumaru fuera un vidente, la horrible profecía se cumplió. Inuyasha comenzó a patelear en su hombro, pegando patadas a todo su perfecto cuerpo. Rin observó como aquellos dos intrigantes personas se alejaban, no sin antes ella despedirse de un beso en la frente de Inuyasha.
    Fue realmente chistoso y kawaii
    Fue hermoso
    Sayo~
     
  4.  
    rin chan

    rin chan Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    136
    Puntos en trofeos:
    43
    Pluma de
    Escritora
    Re: Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]

    wuuuaaa es sumamente bonithoooooo

    jejeje nunca habia leidoo un ficc donde sesshomaru tubiera q hacerla de padre con inuyasha jejejejej
    es rara imaginar a inu de niño y sessh cuidandolo

    me gusto muchooo :)

    aunquueee me quede con la horrible intriga
    de si se volveran a encontrar...

    grax sesshxrin
     
  5.  
    sessxrin

    sessxrin Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Enero 2009
    Mensajes:
    1,067
    Puntos en trofeos:
    248
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    2201
    Re: Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]

    October: Oh si, me encanta torturarlos con la intriga xDDD Okey no, pero eso lo descubriras en la conti. Escribire mientras Sesshoumaru y Rin me sigan traumando xD Gracias por comentar.

    Zhiny: Me alegra que te haya gustado, esta idea la tenía hace mucho. Gracias por comentar.

    rin chan: Como a october, eso lo descubres ahorita. Y no se si te equivocaste, pero Sesshoumaru no es el padre, es su hermano mayor, pero bahh, es como si lo fuera xD Gracias por comentar.


    Titulo: Destino Plateado.
    Summary: No está sola y nunca más lo va a estar.
    Pareja: Sesshoumaru&Rin.
    Tipo: Viñeta II
    Letras: 1.338 letras y mas o menos, borre algo.
    Advertencias: Ooc, orrores ortigráficos, ortografía pésima y delirios de una fan x´DDD
    Aclaraciones: Aww estoy muy alegre por haber terminado este two-shot. Voy a decirles algo que creo no les importa, peroooo....No voy a continuar mis otros long-fics por ahora (Caza Vampiros Encubiertas y Cupido Drogado) ¿Se acuerdan? aquellos intentos de escribir? bueno, no los voy a continuar hasta que quede paz y salvo con los concursos en los que estoy inscrita. Mi tiempo se acorta a dos horas por dia y eso tambien dificulta :o:(

    Bueno, ya que termine mi discurso, pueden leer la conti ;)



    Destino Plateado~


    Ciertamente los últimos días no fueron los mejores para Sesshoumaru. Su hermano menor no paraba de patalear y golpearlo, gritando y exigiendo a aquella desconocida. La verdad es que el mayor no se que le vio, pero la maldice con todas sus fuerzas, porque no ha podido tener una buena noche de sueño en todos esos días.

    Lo peor de todo, es que Rin (de tanto escucharlo, se lo aprendió) le dijo todos sus datos sobre donde encontrarla; tal vez la chica ya anticipaba eso o simplemente hablaba hasta por los codos.

    Suspiró y se paso la mano por su cabello plateado.
    Todo sería más fácil si no tuviera la solución, así Inuyasha no podría conseguir lo que tanto pedía; pero sabe donde encontrarla y su mente le grita que vaya por ella. Algo humillante, pero todo sea por un poco de paz.

    Se vistió y al pequeño niño le puso una gorra de pasamontañas; sólo lo hacía porque a él le gustaba ¿Sesshoumaru dando detalles? Si, el sol estaba afectando sus neuronas.


    La chica no vivía muy lejos, sólo a unas cuantas cuadras del parque.
    Se puso el gran casco oscuro y colocó al niño adelante suyo, con sus dos grandes ojos dorados extasiados. Algo tenían que tener en común, a ambos le gustaban la velocidad y la adrenalina. La motocicleta arrancó y el aire pegó en sus rostros en una brisa cálida.

    Unos pequeños y cortos golpes se oyeron en su puerta. La oji-chocolate abrió y encontró con el rostro de Inuyasha, estirándose a ella. Sonrió de oreja a oreja y lo recibió con gusto. Había extrañado aquella pelota plateada.
    Y tan pronto como se lo dio, Sesshoumaru se dignó a irse.

    ¾ Espera, ¿lo vas a dejar acá solo? -preguntó Rin un poco asombrada.
    ¾ Si –musitó a secas.
    La chica movió su cabeza de lado a lado y luego frunció los labios.
    ¾ Entra, hice torta de chocolate –invitó y le guiñó el ojo.

    Lo pensó. No tenía interés de entrar, pero conociendo un poco a la desconocida, sabía que iba a insistirle hasta cansarse.
    No dijo nada, sólo entró por la puerta y se sentó en uno de los blancos sofás.

    El pequeño apartamento era acogedor (de una forma que le daba nauseas), con pocos muebles e iluminado. Grandes ventanas se alzaban al frente de la sala improvisada, dejado entrar la luz cálida de Florencia.

    Oyó las risas de la morena y se preguntó ¿cómo es que le divierte estando con ese mocoso destructor? No entendía nada, esos últimos días su mente había estado tan confusa, por culpa de aquella joven.

    La torta de chocolate apareció al frente de él sin que se diera cuenta, había estado tan encimado en sus pensamientos que no se había fijado en la presencia de las dos personas.

    No la probó.
    La chica no insistió, sentía que lo mejor ahora, era no ordenarle nada.


    Los días pasaron volando, divertidos para Rin y el pequeño, confusos y algo tranquilizantes para Sesshoumaru. Las tortas de chocolate se hicieron de casi todos los días y hasta llegó el punto en que Rin se quedaba en su apartamento (era muy cansador ir hasta la casa de ella) y cuidaba de Inuyasha (¿y hasta de él?). Niñera, se decía el mayor, tal vez para darle nombre a lo que era aquella jovencita en sus vidas.

    ¾ ¿En serio no quieres más torta? Te puedo hacer más, si gustas –preguntó una noche la azabache, sonriéndole con esa dulzura tan propia suya.
    ¾ No –fue lo único que se atrevió a musitar.

    Y esquivó la mirada a las rendijas de su apartamento.

    No sabía que le estaba pasando, ¡rayos! Odiaba no tener el control de sus emociones, de no sentir que tiene el control sobre su fría mente.
    De alguna forma, se siente perturbado cuando ella lo mira, con esos grandes ojos chocolates, brillantes, cálidos.
    La forma en como su voz suena en una infantil canción cuando le canta a Inuyasha, o la felicidad que aparece en su rostro cuando los ve (aunque ella siempre está sonriendo) la dedicación que le pone a todo, sus rosados labios cuando besan la frente del menor…

    Eso, exactamente esos pequeños detalles lo confunden, o mejor, el efecto que surten en él. Estaba loco (no en la forma cursi en la que todos piensan) sino, confundido y en cierta forma, enojado.
    Y todo por ella.

    Sabía que nada bueno saldría de eso.



    No te enojes, salimos a dar un pequeño paseo.


    Rin.

    Su boca se formó en una línea recta y sus ojos se afilaron como rendijas. Nunca Inuyasha salía solo, pero no le importaba. La bestia necesitaba un buen golpe en el trasero.

    Sacó un cigarro del bolsillo y lo prendió, desparramándose en el sofá, perdiéndose en su mente, su espacio privado.

    ¾ ¡Sesshoumaru ayúdame! –el grito horrorizado de Rin lo despertó de sus pensamientos, atrayendo su atención.

    El mayor observó el motivo por el cual la chica chillaba horrorizada y con un miedo que asombraba a Sesshoumaru.
    Inuyasha se revolcaba en el suelo, convulsionando como un pez fuera del agua, de una forma brusca y violenta. Inmediatamente se paró y sus ojos se abrieron de la sorpresa, eso era lo que más temía desde hace tiempo.

    Cogió un almohadón del sofá y rápidamente, esquivando los golpes del menor que lanzaba a todas partes, se lo colocó debajo de la cabeza.

    ¾ ¡¿Qué le sucede?! –preguntó Rin, hipando por el llanto.
    ¾ Un ataque epiléptico ¿qué no ves? –respondió fríamente e intentó colocarle algo duro en la boca, pero Inuyasha le pegó fuertemente en el rostro.
    ¾ ¿Epiléptico? –repitió de nuevo abrumada y sorprendida-. ¿Por qué no me lo dijiste antes? –interrogó un poco enojada
    ¾ No pensé que te quedarías tanto tiempo –dijo seco. Y no la miró a los ojos en ningún minuto.
    ¾ Llevémoslo al hospital –sugirió Rin al observar imponente como el pobre se revolcaba en el suelo.
    ¾ Ni de broma –casi rugió. Sabía que si lo llevaban, se lo podrían quitar y no, no iba a tomar ese riesgo-; no es el primer ataque que tiene –dijo más tranquilo, tal vez para que tuviera el mismo efecto en la chica.

    Las convulsiones pasaron poco a poco, mientras el pequeño recobraba la conciencia. Le dio unas pastas a Inuyasha y esperó a que se las tomara. Después se sentó en el sofá y se pasó una mano por su cabello platinado; ya se esperaba un ataque de nuevo.

    El niño medio estable se paró y se subió al mueble, para después acurrucarse en las piernas de Sesshoumaru. El mayor lo miró molesto, pero no le dijo nada.

    La azabache observó desde la cocina la bonita escena, la primera muestra de cariño que veía de esos dos extraños hermanos.

    ¾ ¿Por qué no te has ido? –preguntó al aire el oji-ámbar, a sabiendas de que ella lo escucharía.
    Ella se acercó y se sentó frente a él.
    ¾ No me pienso ir –dijo firme-. ¿Quieres que me vaya? –le preguntó la de ojos chocolates al peli-plateado.

    Él no respondió nada, sólo esquivó la mirada. No tenía respuesta para eso. Por dentro sus emociones y sentimientos estaban revueltos en un festín, torturándolo. Por una parte quería que se fuera, ella no debería de estar con ellos; y le encantaría decírselo, pero las palabras se le quedaban atascadas en su garganta, pues había una parte, una pequeña pero fuerte sección que la quería a su lado, que quería a aquella estrella cálida en su vida.

    ¾ Me imaginaba –respondió Rin y sonrió con esa dulzura suya. Lo miró a ambos y después por la ventana, no ignorando la mirada fija del mayor.

    No los abandonaría.
    Nunca lo haría, no mientras ellos la necesitan. Y no los dejará, pues tiene unas muy singulares compañías en su presente. No está sola y nunca más lo va a estar.

    Ni ellos tampoco.

    Sus futuros pasaron de ser un nebuloso y revoltoso gris, a pasar a ser un brillante y hermoso plateado.

    El destino no lo puedes evitar.
    Más cuando es tan agradable....¿Verdad Sesshoumaru?

    .
    .
    .



    _________
    ¿Qué tal? Hay Ooc creo, y mi ortografía parece que nunca va a mejorar ToT. Voy a decir que en la idea original, Inuyasha era un niño autista, pero eso se me dificultó un poco. Al final pude plantar la idea como quería.

    En fin, Review?
     
  6.  
    Cazadora de Dragones

    Cazadora de Dragones Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    29 Septiembre 2009
    Mensajes:
    232
    Puntos en trofeos:
    124
    Pluma de
    Escritora
    Re: Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]

    ¡Qué final tan ... tuyo!

    No creo que haya Occ, o asi nada. No tienes orrores ortográficos, ¡deja de castigarte a ti misma!

    Me gustó ese final aunque me dejó con ganas de algo más, misteriosamente, me encanta que sea así.

    No pensé que le dieras final, pero agradezco que lohayas hecho.
    bueno ... mucho besos guapísima.
    Chao, Sayonara, Goodbye, hasta luego ...
     
  7.  
    Zhiiny

    Zhiiny Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    3 Enero 2010
    Mensajes:
    371
    Puntos en trofeos:
    128
    Pluma de
    Escritora
    Re: Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]

    Hooola!!!
    Que contii, es la final ToT
    Me fascino.
    Yo no vi OoC pobre Inuyasha, le estaba dando un ataque epiléptico, la linda Rin asustada y Sesshomaru tan tranquilo como siempre.
    Me encanto el final, fue sorprendente. Fue divertido como Sesshomaru llevaba a casa de Rin a Inuyasha y está lo recibia con un pastel de chocolate xD hasta que Rin termino por ir a la casa de Sesshomaru xD (No vas a continuar tus long-fic ToT porque nos odias ToT)
    Me encanto la contii, Sayo~
     
  8.  
    rin chan

    rin chan Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    136
    Puntos en trofeos:
    43
    Pluma de
    Escritora
    Re: Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]

    wuuuaauuu tu historiia si que es original
    sesshomaru cuidanado de su hemano mucho mas pequeño
    rin de niñera cuidando de inuyasha...eso solo lo imaginaba con jaken XD
    inuyasha era un niño autisttaa..

    mm ya dime de donde lo sacastte xD....

    jejeje tu historia me encanto como me gustaria q fuera un tione-shot hehehe
    pero me agrado como lo continuastte grax niña :)
     
  9.  
    Asurama

    Asurama Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    21 Octubre 2008
    Mensajes:
    661
    Puntos en trofeos:
    269
    Pluma de
    Escritora
    Re: Destino Plateado [Sesshoumaru&Rin]

    Exacto.
    Bueno, bueno, como verás, después de tiempo indefinido, ha llegado al foro la tortura de todos... pero esta vez, solo por ser buena, me dedicaré a no torturarte tanto.
    :amanoperro: Pero siento que es una obligación moral venir... digamos, una instigación a que te pases por mi fic, por ejemplo. Y te leas completo "La cita", con todo y escenas porno. xD

    En algunas partes hay verdaderos horrores ortográficos (y es que en verdad me horroricé), pero te lo perdono, pues afirmas que tienes poco tiempo y supongo que eso te dificulta la revisión. Aún sigues mezclando tiempos verbales.
    Delirios, sí. Historia, buena, aunque creo que dejaste un enorme hueco, ya que no sabemos la razón por la cual esos dos están solos.
    Escenas, encantadoras. Descripciones aún mejores, salvo algunos errores de puntuación...
    Inuyasha me pareció en verdad muy tierno. Fic de lectura rápida y de buena fluidez.
    Sigue escribiendo.
    :amano: Luchy te saluda.
     
Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página