1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Lady Analie, 15 Julio 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Yuuko Uchiha

    Yuuko Uchiha Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    21 Agosto 2009
    Mensajes:
    215
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2772
    Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    Luego de que desapareciera de aquí para residenciarme en el área de Colectivos y foro del Mundial, empecé a trabajar en un proyecto que me llamó la atención: este FF. Espero que disfruten leyéndolo tanto como yo escribiéndolo. :)!

    Título: Der Honig von der Lippen
    Summary: <<—Sus labios tienen un sabor especial, agradable —admitió cerrando sus ojos—. Un sabor a miel>>
    Pareja: NaruHina, insinuaciones de NejiHina, NejiTen, SasuHina y NaruSaku.
    Clasificación: Nótese que no sé nada de ésto.
    Advertencias: Universo Alternativo, violencia, infidelidad e insinuaciones de sexo no explícitas.
    Género: Romance, Drama.
    Cantidad de palabras: 2.187 + Título.


    Der Honig von der Lippen


    Prólogo


    El viento soplaba suavemente, silbando con dulzura mientras acariciaba las hojas que caían de los robles añejos. Los pajarillos cantaban al compás de la brisa, haciendo coro a la melodía que se esparcía como suave murmullo por el parque. Los niños corrían de un lado a otro, y sus joviales sonrisas embellecían aún más el paisaje.

    — ¿Qué pena acongoja tu corazón, Hinata? —preguntó una ronca voz, dirigiéndose a la hermosa niña de ojos blancos que miraba perdidamente el paisaje, el deje de tristeza que se reflejaba en sus albinas orbes era palpable.

    —Maestra, yo… —balbuceó ella al verse descubierta— quisiera jugar con los demás niños.

    Su voz de soprano se fue perdiendo, se fue volando con la brisa otoñal que mecía sus cortos cabellos color noche; una sonrisa nostálgica se dibujó en los carmesíes labios de su profesora, los ojos color sangre no perdían de vista a la pequeña, quien con sus diminutas manos abrazaba sus piernas por sobre el vestido, que la hacía parecer una muñeca de pastel.

    —Puedes jugar si quieres, ya hemos terminado la lección —musitó la mayor levantándose, luego sacudiendo las hierbas que se habían impregnado en su falda. Sus manos firmes cayeron en la cintura estrecha, apretada aún más por el sencillo corsé azul celeste, su ceño se frunció un poco mirando el rostro inseguro de su pupila—. Hinata, querida, siento que no te has sincerado conmigo en su totalidad.

    —Kurenai, quiero decir, señorita… —tartamudeó la criatura con un rubor tímido en sus mejillas.

    —No debes tratarme con tanta formalidad —interrumpió la mujer, elevando el rostro tímido que había caído en el suelo.

    —Yo… con este vestido. —Las manos de Hinata alzaron con resignación el vestido, dejando al descubierto sus tobillos escondidos dentro de aquellas medias de seda y botines italianos.

    Kurenai dejó que sus labios se curvaran en una mueca que fingía ser una sonrisa, pero en su interior sintiendo tristeza del futuro que tenía por delante la pequeña Hinata Hyuuga. La señora Hyuuga había fallecido meses atrás víctima de una cruel epidemia que azotaba en aquel entonces al país, el señor Hyuuga había tenido que partir muy pronto hacia el sur para encargarse de negocios que tenía por aquellos predios; mientras que las dos hijas del matrimonio, Hinata de 10 años y Hanabi de 5, habían quedado bajo la tutela de ella Kurenai. Debía encargarse de que recibiesen una educación brillante, ya que en un futuro, alguna de las dos, debería quedarse a cargo de los poderes y bienes familiares.

    —Ya casi es hora del té —murmuró tomando la mano de la niña y haciéndola subir en el carruaje.



    1. Capítulo
    <<Ojos que se encuentran otra vez… >>



    Sus ojos se abrieron lentamente mientras escuchaba el cantar de los pajarillos primaverales, enseguida sintió incomodidad y ardor en sus ojos por el sol que entraba por la ventana, las cortinas yacían abiertas anunciando la llegada de un nuevo día. La cobija de lana que le cubría cayó en sus piernas cuando su torso se enderezó y los huesos de su espalda se estiraron crujiendo levemente; un bostezo delicado y femenino se escapó de sus finos labios, secos y deshidratados, su mano cayó en ellos reprimiéndolo.

    —Buen día, señora Hinata —saludó una delicada voz atrás de ella, se giró inmediatamente encontrándose con el cabello castaño de su sirvienta.

    —Por favor, Ten-Ten, llámame Hinata —susurró con una sonrisa, la joven le correspondió.

    —Nos hemos criado juntas, Hinata, pero no pierdo la costumbre de tratarte con tanta… formalidad —se excusó la jovial castaña, sentándose frente a la Hyuuga y ofreciéndole un vaso de agua que traía en una bandeja de plata junto con el desayuno.

    —Gracias. —Y tomó el vaso en su mano, alzando refinadamente el dedo meñique al posarlo en sus labios.


    *—*—*—*


    La inmensa embarcación había anclado en el puerto de la ciudad, los holandeses caminaban de un lado a otro descargando la mercancía que traían desde allá; algún turista se bajaba de la embarcación mientras los barqueros se quejaban por el hecho de que un buque tan grande se quedara estacionado en un puerto tan pequeño, dejando poco espacio para otras embarcaciones y dificultando la salida de los que se encontraban allí.

    Caso omiso hicieron la tripulación del Holandés Furibundo, conocido por ser un barco creado para guerras furiosas, pero tomado para transportar pasajeros y mercancías durante las épocas de paz.

    Las escaleras improvisadas se tambalearon levemente cuando el peso de un cuerpo, combinado con el golpe de las olas, casi la hace ceder; sin embargo, el rostro masculino de blanca y tersa piel jamás se inmutó, permaneció con un gesto de absoluta tranquilidad, transmitiendo aquella sensación de jerarquía que hacía que todo se callase cuando él pasaba. Su pelo color chocolate amargo bailaba con el viento al son de un vals silencioso, que sólo sus hebras lograban escuchar.

    —Esos ojos… —susurró una mujer de haraposa vestimenta al reconocer el símbolo de la familia más poderosa de la actualidad en aquel entonces.

    Sólo de reojo la observó, sintiendo que la intimidaba y que le admiraba, pero aún así incapaz de mirarla por el simple hecho de que un Hyuuga nunca miraba a sus inferiores. Sí, seguía la filosofía de su tío por sobre la de su padre…

    —Caballeros, coloquen mi equipaje en el carruaje —ordenó con su voz aterciopelada, pero decidida, firme y autoritaria, haciendo que los rubios tripulantes afirmaran con el gesto y se disputaran la tarea—. Tenga, se lo merecen —dijo, colocando en la mano del capitán diez monedas de oro, haciendo que a éste le brillasen los ojos.

    Sin dudar caminó hasta donde el carro esperaba, el chofer se encargó de abrirle la puerta haciendo una reverencia una vez que él se adentraba en el coche. No pasaron más de treinta segundos cuando el carro ya había comenzado a andar en dirección a su nuevo hogar en Inglaterra, el hogar de sus primas y el hogar que, una vez, perteneció a su padre.

    —Es una pena, Hinata Hyuuga, pero tu fortuna es mía —susurró al viento mientras acariciaba el retrato de su prima durante su infancia.


    *—*—*—*


    Sus pasos pausados por las escaleras irritaron un poco a la pequeña castaña que miraba desde abajo a su hermana, vestida y arreglada para visitar al padre Hidan y luego asistir a la reunión que había convocado su educadora Tsunade, quien asumió la responsabilidad de cuidarla después de que Kurenai quedase embarazada. Hacía ya varios meses que no veía a su antigua maestra, y la extrañaba muchísimo, pero no dejó que esos pensamientos le quitaran la felicidad que suponía la llegada de su primo desde Holanda, a quien hacía más de 7 años que no veía.

    — ¿Nos vamos ya? —preguntó la hermana mayor, recibiendo un asentimiento y bufido por parte de su malhumorada hermana.

    —Espere, señorita Hyuuga —detuvo Ten-Ten con su brazo a la mayor, haciendo que la menor frunciera el ceño con molestia.

    — ¿Ahora qué? —preguntó Hanabi con evidente molestia.

    —La señora Tsunade desea hablar con la señorita Hinata, es una charla de carácter urgente —comunicó la joven y Hinata asintió, dirigiéndose sin dudar a la oficina de su tutora.

    —Yo iré a la misa, Ten-Ten —avisó la pequeña castaña levantando su vestido grisáceo al caminar hacia el carruaje.

    La joven de hebras chocolate dudó en seguir a la Hyuuga menor, o esperar a la mayor; pero al final se decidió por visitar al padre Hidan, a quien hacía tiempo que no veía. Mientras tanto, Hinata tocaba dudosa la puerta de la rubia, su corazón tamborileaba fuertemente en su pecho, teniendo ganas de saltar hacia el exterior.

    —Adelante —se escuchó una voz grave desde adentro.

    Así, pues, la Hyuuga abrió la puerta hecha de madera de roble, saludando con un asentimiento al entrar siendo correspondida por la exuberante mujer que adentro yacía sentada en su mesa escribiendo con la escasa tinta que quedaba en su pluma, la dejó a un lado, frotó sus sienes y luego bebió de su té.

    —Te esperaba, Hinata —habló, señalando el sofá para que la aludida se sentara—. Tengo algunas noticias, no muy buenas, para ti.

    Hinata se mordió el labio inferior esperando lo peor, porque siempre que la mujer hablaba con aquella calma, algo malo estaba sucediendo.

    —Tu padre está gravemente enfermo —anunció, suspirando luego, después continuó—, hablo de que los médicos no pueden hacer nada más que esperar a la hora del juicio final. Lo siento, querida.

    La joven se llevó su mano enfundada en un guante de seda a la boca, reprimiendo los sollozos que amenazaban con salir, pero con las lágrimas nada pudo hacer, éstas salieron sin ser llamadas con anterioridad, sólo le quedó agachar el rostro para evitar ver las miradas de lástima de su tutora.

    —Tú quedarás a cargo, pero existe una condición, deberás casarte —habló la rubia levantándose y acariciando la espalda de la mujer, que parecía más bien, una niña indefensa—. Deberás conseguir un prometido antes de cumplir la mayoría de edad y casarte. Pero tu padre te ha facilitado esa tarea: tu primo viene para casarse contigo.

    Y aquello fue como una daga que rasgaba su garganta, dejando que la sangre roja acariciase su piel marmórea. Jamás se había sentido, siquiera, atraída por su primo; a diferencia de muchas otras jóvenes del pueblo, quienes a su corta edad ya pretendían al muchacho y sus madres buscaban arreglar el matrimonio, pero Hizashi jamás quiso y Hiashi le apoyó, tal vez el matrimonio de ambos estuviese arreglado desde un principio, y sólo lo hubiesen adelantado por la enfermedad del segundo.

    Hinata no sabía cómo reaccionar, sólo atinó a retroceder una vez que se hubiese levantado del sofá y luego decidió correr, sin rumbo ni destino alguno, sólo corrió hasta que sus piernas no dieron más y el sudor en su frente logró que su cabello se pegase a su rostro. Su respiración agitada se dificultaba por lo apretado del corsé, poco a poco era menos el aire que llegaba hasta sus pulmones y también menos la nitidez de su vista, todo se hacía negro para ella.


    *—*—*—*


    Podía sentir las manos que rozaban en su frente un pañuelo, tal vez para quitarle el sudor; también sentía el aire del abanico que buscaba que absorbiera oxígeno, aunque ya no lo necesitaba porque se sentía aliviada de su falta de aire. Quería abrir los ojos, pero tenía miedo de despertar y encontrarse con la realidad, con la mirada preocupada de sus sirviente o del consejo, ellos sólo se preocupaban por el hecho de no tener que perder a la heredera que seguiría dándoles su salario y tal vez lo aumentaría, porque es bondadosa y no cruel como su padre.

    Y lo hizo, abrió sus ojos rogando que lo sucedido horas atrás sólo fuese una pesadilla… una más para el montón.

    —Señorita Hinata, estábamos tan preocupados —exclamó la mujer canosa llevándose una mano al pecho y respirando con alivio.

    —No quería que se preocuparan —murmuró dulcemente, tomando la mano libre de la anciana—, tan sólo he perdido el aire, me han apretado mucho.

    Pidió, seguidamente, que la dejasen sola por unos instantes mientras se daba un baño. Así fue, cuando salió vistió con un vestido más ligero, medias de seda y zapatos de piel italianos; frente al espejo sólo retocó un poco el ligero maquillaje, ya que le gustaba lucir natural. Salió de su habitación y bajó las escaleras, encontrándose con la servidumbre atareada con la llegada de su primo desde Holanda.

    —Joven Hinata —el llamado de una voz conocida le sobresaltó, pero inmediatamente prestó atención a las palabras del hombre—, esta invitación es para usted.

    El caballero de cabellera negra y cejas pobladas depositó delicadamente la tarjeta perfumada con rosas en la mano de la joven, ésta la llevó hasta su nariz y aspiró el dulce aroma con sutileza, esbozando una leve sonrisa al reconocer su esencia preferida. Abrió el sobre con cuidado, encontrándose con una pulcra caligrafía.


    Familia Hyuuga:

    Es un placer anunciarles que se encuentra cordialmente invitado a la fiesta de cumpleaños del Conde Sasuke Uchiha, que se llevará a cabo en los jardines de la casa principal de la familia. Agradecemos su presencia y le deseamos un excelente día.

    Atentamente: Familia Uchiha.


    Leyó con cuidado cada frase mientras recordaba a los socios de su padre que abandonaron la ciudad llevándose a lo más cercano que había tenido de un amigo: Sasuke Uchiha, quien en esos momentos estaría cumpliendo su mayoría de edad. Un suspiro se escapó de sus labios, ¿le recordaría?

    El crujido que provocó la puerta al abrirse le hizo girar graciosamente sobre sus talones, encontrándose con una sorpresa inesperada: el cabello largo y castaño de su primo se mecía con el viento y los ojos tan blancos como los suyos la hicieron sentir desnuda cuando se clavaron en su rostro. Inevitablemente, un rubor surcó sus mejillas, y pensó que había sido mejor no colocarse éste al maquillarse.

    —Hinata —susurró él manteniéndose inmutable.

    —Neji… primo —murmuró ella, exponiendo sus nerviosismo con el temblor de su voz.


    *—*—*—*


    [N/A] La historia se desarrolla a principios del siglo XIX, más o menos. Gracias por leer :)!
    By: Lady Analie. <3
     
  2.  
    Shimari

    Shimari Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Agosto 2009
    Mensajes:
    380
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritor
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    Everybody dance now (?~
    Hola, pequeña maestra de vaganciología. Parece que no eres tan vaga y sí te dedicaste a hacer el fic del que me había contado. Bien por ti :)!
    La trama me gusta, algo nada cliché lo que es agradable porque me irrité de leer tanto Konoha School. Ahora, me intriga saber de qué forma aparecerá Naruto en esta historia, ya que al parecer son todos de alta sociedad salvo por TenTen.
    Errores no noté, nunca noto nada pero bueeeh (??
    La narración me encanta, le das un toque muy especial y poético, sin metáforas exageradas e incluyes historia en tus relatos. Me agrada muchísimo.
    Y, no es porque sea tu amigo ni nada, pero eres de mis autoras favoritas <3
    Besos, mi flaca.
     
  3.  
    Yuuko Uchiha

    Yuuko Uchiha Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    21 Agosto 2009
    Mensajes:
    215
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    109
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    Santos: Gracias por postear, amorcito. Me alegro que te haya gustado. Sí, soy puras palabras nada de acciones, pero lo bueno es que no pasaré unas vacaciones aburridas. A mí también me aburre el Konoha High School, por eso pensé en algo nuevo. Ya pronto aparecerá ;) Es una sorpresa así que no puedo abrir mi boca. Es normal que no notes errores xD! Gracias por lo de la narración, estuve muchos meses practicando un tipo de narración más fluída pero atractiva para mis escritos. Aww~ Gracias, chilindrino, tú también eres de mis favoritos.
     
  4.  
    MelodiaVal

    MelodiaVal Noctambula

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Agosto 2009
    Mensajes:
    663
    Puntos en trofeos:
    253
    Pluma de
    Escritora
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    hola analie, que bonito!!!!
    muero por la continuacion, estuvo esplendido
    o dios, que pasara en el cumpleaños de sasuke?
    quiero saber mas!!!!
    exijo una continuacion Ò_Ó
    ok, no, pero quiero seguir leyendo en realidad, asi que espero lo continues
    un saludo

    Ruriko-chan
     
  5.  
    xXxNaRuHiNa

    xXxNaRuHiNa Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    16 Septiembre 2009
    Mensajes:
    316
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    ¡Konnichiwa! :B
    tú fic me cautivo *-*
    Hace un tiempo que no leo nada que no sea ambientado en una epoca "actual" n.n
    me encanta la manera en que escribes y narras ¡pobre Hinata! tiene que casarse con el "cubito de hielo" D: cof cof digo emm con Neji x'D
    aunque en verdad me da lastima Hinata u,u tener que casarse con su primo y además siendo tan... frio >,< aunque no recuerdo si era en ese tiempo... pero tambien comprometian a las chicas con sus primos, pero la verdad no me gustaria que me obligaran a cascarme con mi primo... ._.
    Hmp ¿que pasara en la fiesta de Sasuke? owo
    ¡Conti! :B ok sin presiones pero no tardes mucho en la conti pliiiis ;D
    Sayonara ^^
    PD: ¡Gracias por invitarme a leer tu fic! n,n
     
  6.  
    Hitomi-chan

    Hitomi-chan Sin Novedad... Jefe de Edición Witch Design

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Enero 2010
    Mensajes:
    770
    Puntos en trofeos:
    233
    Pluma de
    Escritora
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    Que buen Fic xD. Me gusta como manejas la personalidad de Hinata, he leido muy pocas escritoras que la llevan asi :D

    Yo votaria por que fuera un sasuhina en vez de un Naruhina, como que la pareja se acoplaria más a la historia que manejas.


    Espero la continuacion pronto.
    ´
    Saludos
     
  7.  
    Yuuko Uchiha

    Yuuko Uchiha Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    21 Agosto 2009
    Mensajes:
    215
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2871
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    Helou~ Gracias por los comentarios :) Aquí dejo el segundo capítulo. Espero que sea de su agrado, aunque a mí no me convenció del todo, veamos qué piensan ustedes.
    Enjoy!


    Der Honig von der Lippen


    2. Capítulo


    <<La libertad es incompatible con el amor.
    Un amante es siempre un esclavo>>
    Germaine de Staël






    Sus manos grandes acariciaron la tela del abrigo, su ceño se frunció cuando tomó la fina corbata gris, palpando su textura suave. Sin más que hacer rodeó su cuello con ésta, teniendo pocos problemas para, después, asegurarla en un nudo. Miró, luego, su reflejo en el espejo, aquellos ojos azabaches, aquel cabello alborotado más oscuro que la noche, su suave piel pálida y marmórea.

    —Señor Uchiha —llamó una suave voz, al mismo tiempo que unos nudillos impactaban delicadamente contra la madera de la puerta.

    —Adelante —respondió con voz neutra, siguiendo con su labor de arreglarse para recibir a los invitados que ya muy pronto llegarían.

    —El señor Orochimaru lo espera en su estudio, desea hablar con usted. —El muchacho se giró, encontrándose con dos hermosos ojos color esmeralda y un cabello exótico y rosado. Aquella pequeña silueta vestía un corsé rosa pálido con suaves detalles en verde, y una falda que caía pomposa hasta sus tobillos del mismo estilo que el corsé.

    —Enseguida voy, retírate —ordenó frívolo el moreno, y la joven se retiró lo más rápido que pudo.


    *—*—*—*


    Neji sonrió, de una forma que hizo que Hinata bajase indudablemente su rostro apenado, la sonrisa de su primo se ensanchó al ver la acción de la fémina. La Hyuuga mordió su labio inferior, recordando las palabras dichas por su tutora, y se preguntó si sería capaz de convivir cada uno de sus días con un hombre que, con una simple sonrisa, le intimidaba.

    —Hacía tanto tiempo que no te veía, prima. —Neji saboreó con sorna la palabra.

    —L-lo mismo digo, N-Neji —correspondió ella el saludo, sin poder evitar que su voz temblara por el nerviosismo.

    Fingió ser el distraído, caminando despreocupadamente hacia su prima petrificada por los nervios, rozó la suavidad de la piel de mármol de la joven y se deleitó con el delicado perfume de rosas que emanaba su cabello largo y lacio. Con las ganas de burlarse un poco a costillas de su futura prometida, susurró con el tono más ronco y sensual de voz en su oído:

    —Has cambio mucho. Demasiado.

    Hinata abrió sus ojos de par en par, y con un salto se separó de su primo quedando nuevamente frente a él, con su típica expresión de pánico y miedo que no perdía si miraba esos ojos tan iguales —pero igualmente diferentes— a los suyos. Su pecho subía y bajaba a causa de su respiración agitada.

    — ¿E-Eso… es bueno o malo?

    Y, antes de que su primo pudiese contestarle ensanchando ligeramente su sonrisa socarrona, burlona, Hanabi entró en la habitación con su típico andar tosco y poco agraciado, que la diferenciaba totalmente del caminar delicado, torpe, pero siempre femenino de su hermana. La castaña se detuvo en el umbral de la puerta, enmarcando una fina ceja al ver al despreciable hijo de su adorado tío fallecido; inmediatamente, la sonrisa de Neji desapareció, volviendo a ser su rostro la definición perfecta del desprecio combinado con la indiferencia.

    —Hinata, hermana, debes arreglarte para el cumpleaños del Conde Uchiha —mencionó con tranquilidad, pero sin despegar sus ojos blancos del rostro inmutable y los brazos tensos de su primo.

    La mayor asintió, girándose para perderse en la inmensidad de la mansión Hyuuga, sintiendo en su espalda el tenso ambiente que se creaba a partir de la soledad entre Hanabi y Neji, quienes parecían no llevarse muy bien a pesar de casi no conocerse.

    —Conozco tus intenciones, Neji —habló ella rompiendo el hielo.

    —No sé de qué hablas —fingió el castaño dándole la espalda a la fémina, que a pesar de ser 7 años menor que él tenía el mismo carácter y la misma frivolidad.

    —Yo sé que viniste aquí para fingir que nos ayudas y casarte con mi hermana sólo para quedarte con la fortuna —murmuró ella con voz firme, sin dudar al mencionar cada palabra—. Y sólo quiero acatarte algo: no creas que la tendrás fácil. Mi hermana es una de las jóvenes más codiciadas del pueblo, y yo haré lo que sea… escúchame bien: lo que sea, para que no seas tú quien se case con ella.

    Y, dicho esto, se marchó a arreglarse para la fiesta de Don Sasuke Uchiha, hijo menor del socio de su padre. Neji quedó mirando el horizonte meditabundo, pensando y analizando cada palabra mencionada por su prima menor, quien parecía tener la propiedad y la firmeza que a la mayor le faltaba; pero careciendo de la femineidad y la belleza que Hinata tenía y ella no. Y, pensando como estaba, se dirigió a su habitación para acompañar a las féminas a la reunión del Uchiha, porque no pensaba permitir que la promesa de Hanabi se cumpliese.


    *—*—*—*


    Sasuke tocó dos veces la puerta con su puño, interpretó el silencio como una afirmativa, por lo que, sin dudar, entró. Se encontró envuelto en la oscuridad que reinaba en cada rincón del anticuado lugar; la capa de polvo con olor a licor hizo que tosiera inevitablemente, además del humo que provocaba el tabaco en la mano de su tutor.

    —Sientate, hijo mío —pidió él, sonriendo mientras aún le daba la espalda al menor de los Uchiha.

    —No tengo mucho tiempo, ¿para qué me has llamado? —preguntó el azabache sin acatar la petición del mayor.

    —Para hablarte de tu futuro, un futuro muy interesante —rió suavemente el pálido hombre de ojos serpentinos—. ¿Recuerdas a los Hyuuga? ¿A su hija Hinata?

    Con un chirrido la silla de Orochimaru, encontrándose sus ojos con las azabaches orbes penetrantes de su pupilo. El joven dudó por unos instantes, pero finalmente asintió sin perder de vista cada acción que realizaba el hombre, que muy bien ocultaba su ansiedad.

    —El viejo decrépito Hiashi se está muriendo, y Hinata cumplirá muy pronto sus 18 años, por lo que quedará a cargo de la fortuna —informó, hizo una pausa y prosiguió—; sin embargo, a causa de su juventud y falta de experiencia, deberá casarse antes… Es tu deber enamorarla y lograr casarte con ella, para tener en nuestras manos la más grande fortuna de este maldito pueblo.

    El rostro de Sasuke no transmitía nada: ni indiferencia, ni resignación, inseguridad, miedo… sólo transmitía nada. Él no dudaba de sus capacidades para conquistar a una dama, anteriormente lo había hecho, y a sus brazos se rindieron tanto jóvenes como mujeres mayores. No tenía duda alguna de que Hinata Hyuuga caería a sus brazos como pez al anzuelo. Sin mencionar palabra alguna, el menor sale de la habitación sin evitar que el olor a alcohol y tabaco quedase impregnado en su piel y en su ropa.


    *—*—*—*


    Se acercó con paso firme hasta el hombre noqueado que en el suelo yacía inconsciente, con un golpe en su nuca y una herida abierta en la misma. Se agachó y con sus manos llenas de hollín revisó los bolsillos del pantalón y del abrigo, buscando dinero o algún objeto de valor del que ella pudiese sacar provecho.

    —Seguro el malviviente se lo gastó todo en prostitutas y apuestas —se quejó cuando obtuvo sólo unas cuantas monedas de plata y un reloj de oro.

    Guardó los tesoros en un pequeño bolso, pateó con su pie descalzo el cuerpo inerte pero vivo del hombre. Sus manos delicadas cayeron en su cintura estrecha, se giró sobre sus talones mugrientos por la desnudez de sus pies, dándole la espalda al herido y siguiendo su camino hasta adentrarse al bosque. Sus ojos azules se mantenían alerta a cualquier persona que querría pasarse de lista con ella y arrebatarle los tesoros que con tanto esmero y golpes se había ganado. Porque esa era su forma de ganarse la vida: robando, hurtando, engañando… porque eso hacían las personas como ella, eso hacían las gitanas.

    Sumida en sus pensamientos no se había dado cuenta de que ya se encontraba en la pequeña cabaña donde residía. Como muchas otras cosas en su vida, aquel paradisíaco lugar junto a la cascada y frente a un gigantesco manzano, lo había obtenido por medio de un hurto a un hombre, cuyo nombre ya ni recordaba, sólo recordaba dos grandes ojos azabaches con un brillo rojizo y esa melena tan negra como la misma noche, nada más, sólo eso.

    Sus agudos oídos percibieron un ruido extraño, inmediatamente se puso alerta. Aseguró el bolso a su espalda para que nada se escapara y se hiciera difícil arrebatársele. Ya preparada para la batalla, abrió con cautela la puerta de madera sin poder evitar que un crujido anunciase su llegada. Se lanzó a los brazos enemigos una vez entró.

    — ¡Espera, espera! ¡No me mates! —Exclamó una voz masculinas mientras retenía las manos de la rubia que intentaban golpearle con fiereza— ¡Cálmate, escucha!

    La rubia detuvo su ataque, sus ojos interrogantes se encontraron con otros dos ojos color celeste, una piel suave y un cabello dorado como el sol. Apoyándose en el pecho del joven, logró incorporarse quedando sobre él en una posición comprometedora, pero sólo así aseguraba que el polizón no escaparía antes de que pudiese darle una explicación.

    — ¿Quién eres y qué haces en mi casa? —inquirió decidida, penetrando con sus hermosos ojos azules el rostro ruborizado e incómodo del intruso.

    —Me llamo Naruto Uzumaki, lamento entrar aquí, pero no sé donde estoy —se disculpó el joven y por el tono de voz que utilizó logró que la rubia le creyese.

    —Soy Ino Yamanaka, ¿cómo que no sabes dónde estás?

    —Creo que he perdido la memoria, lo único que recuerdo es mi nombre. Me desperté en el bosque sin saber nada, sólo mi nombre —admitió él avergonzado.

    Ino estudió la expresión apenada del joven y le creyó, por ser una actriz por excelencia conocía cuando una persona mentía, y éste no era el caso. Se levantó, quedando cada pie a cada lado del cuerpo masculino; una brisa hizo que la falda de la fémina se elevase, dejando ver sus curvilíneas piernas de piel pálida y tersa. Nuevamente, el rubor surcó las mejillas de Naruto, e inevitablemente las de Ino al darse cuenta de dónde tenía el rubio su mirada.

    —Hmp, pervertido. —Pateó el rostro del joven.


    *—*—*—*


    Sentada desde su mesa observaba a los pasos gráciles de aquellas doncellas que sutilmente valsaban con sus pretendientes galantes. Hacía muy poco que había llegado, y desde entonces se había concentrado en mirar los pasos elegantes de los jóvenes enamorados que danzaban en la pista de baile, siendo observados por todos, siendo admirados por todos.

    —La señorita no baila el vals —parecía, más bien, una afirmación a una pregunta. Hinata se giró encontrándose con dos ojos castaños y amigables, que inmediatamente le transmitieron una sensación de seguridad que le hizo sonreír ante el extraño.

    —N-No precisamente. S-Soy muy torpe… para estas cosas —admitió con su voz infantil y graciosa.

    —Nadie es lo suficientemente torpe, concédame esta pieza —pidió extendiendo su mano hacia la Hyuuga, y ésta no pudo evitar aceptar.

    Con pasos suaves, siempre el muchacho alentándola en silencio a que perdiese la vergüenza, se acercaron hasta el centro del salón, lugar que se hallaba libre para que los invitados danzasen tranquilamente. Él tomó con firmeza la cintura estrecha de la fémina, pero sin perder cualquier rastro de caballerosidad; ella dudó a la hora de tomar el brazo del joven, pero finalmente lo hizo. Ambos se fundieron en una danza lenta y delicada, con pasos perfectamente sincronizados y miradas perdidas en su pareja.

    — ¿Puedo pedirle al caballero que me deje bailar con la señorita? —inquirió una voz ronca y sensual, que hizo que las terminaciones nerviosas de la Hyuuga cobrasen vida propia.

    Sus ojos blancos se clavaron en el dueño de tan poderosa voz, encontrándose con dos perlas negras y un cabello color carbón, que emanaba un embriagante olor a canela que le gustaba en demasía a Hinata, pero sería incapaz de admitirlo. Una vez que el moreno se había separado de la Hyuuga, el recién llegado tomó posesión de ella, recargando su mano hábil en la cintura femenina y atrayéndola hacia sí, haciendo que la distancia entre sus cuerpos se hiciera escasa.

    —Vaya, Hinata… ¿O debo decir ‘señora Hyuuga’? —Esbozó el joven una mueca parecida a sonrisa que hizo que las rodillas de la aludida flaquearan.

    —S-Sasuke… ¿O-O debo decir ‘C-Conde U-Uchiha’? —Intentó en vano darle fuerza a su voz, a la vez incorporar ese toque de sorna.

    —Sasuke está bien —admitió él—. Hacía mucho tiempo que no te veía. Estás cambiada.

    Susurró cada palabra cerca del rostro de la joven, logrando que su aliento a hierba buena rozase la piel sonrojada de ella. Sin ningún pudor acercó su rostro al cuello femenino, aspirando el suave aroma floral, haciendo que las manos pequeñas de su pareja se aferraran su traje para evitar que cedieran sus rodillas y cayese al suelo en un estrepitoso sonido.

    —Permiso, Uchiha, quiero bailar con mi… prima —vaciló Neji en utilizar otras palabras ‘prometida’, ‘futura esposa’… ‘próxima víctima’. Pero al final se decidió a llamarle como siempre lo hacía.

    A regañadientes el Uchiha se separó, pero no sin antes dedicar una penetrante mirada al Hyuuga, una de esas que dicen más que mil palabras. Hinata agradeció internamente la oportuna llegada de su primo, que si no hubiese intervenido, tal vez estaría desmayada.


    ----​



    Bueno, respondiendo a los comentarios:


    Ruriko: Ruriko, gracias por leer. Me alegro que te gustara, cómo ya habrás visto, ya empieza la disputa por ver quien se quedará con la fortuna Hyuuga. Además de que empieza la rivalidad entre Neji y Uchiha, que es muy sexy :o!​

    El resto del cumpleaños será en el siguiente capítulo, besos~

    xXxNaruHina: Me emociona que te haya gustado, al principio tenía dudas por saber si a la gente le gustaría y aceptarían cambiar el concepto 'actual' por algo más antiguo, pero el bueno saber que es bien aceptado. Lo mismo digo, casarse con semejante cubetazo de hielo, además de que quiere robarse tu fortuna no debe ser muy agradable que digamos xD!
    Gracias por leer, saludos~
    HitomiHyuuga: Mi compatriota que le aburre los SasuSaku´s como a mí xD! Me alegra que te guste. Aunque no lo creas, me es difícil manejarla sin que caiga en el OoC, sobretodo en este fic que tendrá que mostrar una parte más, digamos, fuerte de ella, para demostrar que puede hacerse cargo de la fortuna de su familia sin necesidad de un esposo. De que habrá SasuHina, lo habrá, pero no te prometo que terminará SasuHina. ​



    Besos~ ​

    Palabras: 2232
     
  8.  
    Hitomi-chan

    Hitomi-chan Sin Novedad... Jefe de Edición Witch Design

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Enero 2010
    Mensajes:
    770
    Puntos en trofeos:
    233
    Pluma de
    Escritora
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    Siiiiiiiiiiiiiiiiiiii, aunque fue muy poco a mi gusto, y queria más Sasuhina, me encanto este capitulo, xD
    me gusta la reaccion de Hinata al bailar con Sasuke, pero ¿Quien no se pondria asi, se sasuke bailara con ella? :D


    Neji es un celoso, pero me agradaria ver una pelea entre SAsuke y neji por Hinata, seria muy interesante.

    Vas muy bien amiga n_n ya quiero ver la siguiente continuacion.


    Abajo el Sasusaku, al menos en este fic xD
     
  9.  
    MelodiaVal

    MelodiaVal Noctambula

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Agosto 2009
    Mensajes:
    663
    Puntos en trofeos:
    253
    Pluma de
    Escritora
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    hola analie!!!
    no pase antes porque no me avisaste...
    es que soi vaga xD
    me gusto mucho el capi, y ya empezo la pelea LOL
    que bello baile... y que risa de desmayo xD
    espero la continuacion

    PSD: neji ta celoso, neji ta celoso, jajajaja
     
  10.  
    Yuuko Uchiha

    Yuuko Uchiha Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    21 Agosto 2009
    Mensajes:
    215
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    105
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    Respuestas~

    HitomiHyuuga: Ya va a haber más SasuHina, it's a promise :o
    Aunque no lo creas, me costó hacer esa escena sin caer en el OoC, igual creo que hubo un poco de éste con Sasuke. Era inevitable. Ya lo creo xD! Todos quieren un NejiHinaSasu. Es un trío muy kyút.
    Thanks for reading. (L*

    Ruriko: A mí también me dio flojera avisar xD! Te comprendo, igual disculpas. Esa pequeña pelea no fue nada en comparación con lo que vendrá pronto. Lo aseguro. :si:
    Gracias por leer, honey. ;)!
     
  11.  
    Sayuri UF

    Sayuri UF Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    5 Febrero 2009
    Mensajes:
    194
    Puntos en trofeos:
    119
    Pluma de
    Escritora
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    ¡Hola! :)
    Gracias por la invitación, Lady ^^
    Perdona por no pasar antes, ya había leído, pero había olvidado comentar -.-
    Me gusta mucho la idea y más que nada, tu forma de narrar :3
    Me dan unas ganas tremendas de golpear a Neji y Sasuke por interesados, pero no xD!
    Omg, Naruto un ginato? ¡Qué genial! *-*
    Espero el próximo capítulo, no tengo mucho que comentar acerca de ortografía, ya que eso prefiero hacerlo uno por uno y esta vez se me adelantaron por dos y me da no sé que xD Aunque no noté casi nada de errores, creo owoU
    Bye ^^
     
  12.  
    Yuuko Uchiha

    Yuuko Uchiha Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    21 Agosto 2009
    Mensajes:
    215
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    230
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    ANAAA~
    Estaba buscando el tuyo. Pero no lo conseguía, sin embargo lo logré... me debes una galletita. (?
    La idea me gusta, es poco convencional, interesante y se nota que será una historia interesante. Hasta ahora lleva un buen ritmo, y no dudo que será fantástica porque he tenido el placer de leerte con anterioridad.
    Me ENCANTA la narración, me he quedado embelesada hasta tal punto que me desilusioné cuando terminé de leer xD! Me fascina ese noséqué que tiene tu narración que le da un quéséyo a todo el escrito que lo hace especial. Quiero que me des el ingrediente secreto, debes darle la receta a tu hija. (?~
    Me gusta muchísimo la pareja NejiHina (y amo el incesto, y te callas), será interesante ver cómo se desarrolla esta pareja, además mezclarla con el SasuHina y el NaruHina. No dudo de tus capacidades, porque las heredaste de tu madre (la verdadera) que también escribe como los Dioses.
    Una de las cosas que más me sorprendió es que Ino sea una gitana y que Naruto haya perdido la memoria. Por ahí ya veo (con mi ojo clínico) que se desarrollará algo interesante.
    En fin, me enamoré de la novela (también de ti <3).
    Besos~

    P.D: Actualiza pronto. :mad:
     
  13.  
    hinagaraa

    hinagaraa Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2010
    Mensajes:
    17
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Der Honig von der Lippen [Naru~Hina]

    muy bueno el fic me encantooooo naruto pervertido como siempre xd jaajajajaa
    yo opino que va ser muy romantico el naruhina de aqui jjejejeje hanabii la ame cuando le dijo a neji que sabia todo
    y le advierte que no lo va dejar casarse con su hermana !!!eso es hanabi!!!! xd
    me enxcanto digua asi y cuando naruto recupere la memoria dile que yo soy su novia xD
    jajjaja los veemos a la prox sayo
     
Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página