1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Del campo a la realeza vampírica: La historia contada por Alec, Guardia Vulturi

Tema en 'Crepúsculo' iniciado por Chiisana, 15 Julio 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Chiisana

    Chiisana Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    13 Julio 2010
    Mensajes:
    4
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Del campo a la realeza vampírica: La historia contada por Alec, Guardia Vulturi
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1015
    Del campo a la realeza vampírica: La historia contada por Alec, Guardia Vulturi

    ademas de mi otro fic "Rising Moon" es una historia basada en la vida como vampiro de Alec, mi Volturi favorito. Leanlos y ojala que les guste. Se aceptan criticas constructivas o no.


    El Comienzo

    Mi vida en la realeza vampírica comenzó tan de repente, que muchas veces me pregunto si este es de verdad mi destino. Los recuerdos de mi vida humana son tan borrosos y siento que se han distorsionado de la realidad. Uno de ellos –y el que más viene a mi mente- es el último día de nuestra vida como humanos. Recuerdo que fue un día soleado como cualquier otro. Jane y yo salimos a ayudar a mama con la colecta de maíz en el campo. Jane me arrojó una roca que me dio en la pierna, obviamente no me dolió, pues el proyectil fue tierra apretada y al hacer contacto conmigo se rompió, me levante de inmediato y le dije << ¡Ven niña traviesa!>> soltó una carcajada y salió corriendo. Mi madre al ver que iba a perseguirla me grito que no nos apartáramos, pero fue más mi emoción que no le di importancia a su advertencia.


    Corrí gritándole que me las iba a pagar y fue detrás de unas milpas que la encontré, se había detenido de golpe y casi choqué con ella. Se encontraba inmóvil, con la vista fija delante de nosotros, cuando me escucho se tensó y buscó mi mano, que al sentirla la apretó y su respiración fue incrementando. Trate de buscar lo que la asustó, y no tarde en encontrarlo: A menos de diez metros de donde estábamos se encontraba un hombre de pie. Al escucharnos volteó y mi corazón dio un salto al reconocerlo: era mi padre, el gran cazador, quien al instante soltó un bulto, se limpio el rostro con el antebrazo y empezó a caminar en nuestra dirección. Mire rápidamente al bulto y lo que vi me horrorizó, era una mujer la que yacía inerte. Jane se soltó de mi mano y corrió a su encuentro, pero yo fui más rápido que ella y antes que se acercara a él me interpuse entre los dos. Mi padre se molestó ante mi reacción y me preguntó qué si acaso ya no lo reconocía. <<Han pasado más de seis años cuando te vimos por última vez>> dije al analizar con cuidado su rostro, ya que esos ojos carmesí y esa piel blanquecina siempre se me habían hecho extrañas.


    El solo sonrió y nos trato de abrazar, pero había algo en él que me alertaba sobremanera. Mi madre llegó antes que él nos tocara y nos grito que nos alejáramos de ese hombre. Jane y yo nos asustamos y mi padre se coloco tras de mi mamá, ni siquiera me di cuenta ya que fue más rápido que un pestañeo, en otro segundo mordió su cuello, no sin antes decirle algo al oído. Jane comenzó a llorar y corrió al lado del cuerpo de mi madre. Las lágrimas comenzaron a salir de mis ojos mientras veía esa trágica escena, mi madre muerta y mi hermana llorando desconsolada llorando junto al cadáver.


    En ese momento conocí un sentimiento que albergaría mi cuerpo durante toda mi existencia: el odio. Odiaba más que a nada a ese hombre que había acabado con mi familia, deseaba matarlo lentamente para que sintiera mi dolor. La ira cegó mis sentidos y me lancé contra él. Pero me recibió tomándome del cuello con una sola mano, escuche a Jane gritar mi nombre y sentí como mordió mi brazo, pero mis ojos no se abrían. Lo que sentí después fue la caída al suelo de tierra y un terrible ardor en todo el cuerpo. Con la fuerza sacada de un hueco muy dentro de mí, abrí los ojos solo para ver que él, tomaba la mano de Jane y la mordía también, trate de hacer algo para impedirlo, pero las convulsiones impedían que siquiera pudiera respirar. Así fue como nos convirtieron.


    Desperté unos días después sobre una cama vieja y polvosa, el techo del lugar era de madera e igual estaba en malas condiciones. Trate de incorporarme pero una voz me dejo paralizado. Era la voz del maldito que acabo con mi vida. <<Traeré comida para ambos, quédate quieto>> Al escuchar la puerta me senté sobre la cama, pero algo me extraño, era como si mi cuerpo se moviera antes que mi cabeza le ordenara algo, me sentía ligero a pesar de mi molesto ardor. Vi a Jane en otra cama al otro lado de la habitación, estaba acostada y parecía no moverse. Me preguntaba si estaría bien y me levante para ir con ella, de nuevo mi cuerpo se movió demasiado rápido, pero no le tome importancia. Llegue a la cama y la vi dormir, tan tranquila que en cualquier otro momento no la hubiese despertado, pero lo que vi en ella me sorprendió y asusto un poco. Tal vez era yo el del problema pero la veía tan diferente que creí que estaba soñando.

    Al asustarme ella se despertó y fue cuando vi que pasaba. Sus ojos eran de color rojo brillante y tal vez los míos estaban igual, ya que ella al verme se asustó. Juntos descubrimos que los rasgos que teníamos hasta hace unos días habían cambiado y ahora nos parecíamos mas a nuestro padre que a mi madre.




    Son mas de tres capitulos, asi que espero sus opiniones.
     
  2.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Re: Del campo a la realeza vampírica: La historia contada por Alec, Guardia Vulturi

    Cierro a petición del autor.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página