1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Self-insert Fanfic - Decisión a última hora.

Tema en 'Literatura experimental' iniciado por Melyen, 5 Enero 2018.

Cargando...
  1.  
    Melyen

    Melyen Equipo administrativo Líder de Betas

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    916
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Decisión a última hora.
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    767
    Bueno, es para la actividad de Relatos Navideños de SweetSorrow. Cerca del tiempo límite, pero peor es nada. (?)
    Los personajes aquí presentes pertenecen a mi long-fic Cielo Nocturno. Sin embargo, la historia aunque está en la línea temporal del fic, no afecta al mismo ni se requiere demasiado contexto para leer, creo.







    Decisión a última hora






    Lunes 24 de diciembre. 4:25PM.

    ¿Qué se suponía que hiciera? ¿Qué sentido tenía esta fecha ya? No quedaba nadie. El núcleo se había hecho trizas.
    Pude haber aceptado la invitación de tía Nalini, pero me negué. Como si pasar un 24 de diciembre pensando en lo que ya no tenía fuese mejor. Mi estupidez carecía de límites.

    Le di un trago al vaso lleno cerveza barata que había comprado el día anterior y suspiré con pesadez.
    Podría haber aceptado también la invitación de Adalet pero no le había dado una respuesta concreta.
    Me conocía, yo sabía cuál invitación estaba esperando realmente y sabía también que no la recibiría.
    Ahora eran casi las cuatro de la tarde y faltaban treinta y cinco para el toque de queda, si iba a tomar una decisión, debía hacerlo ya.

    Me armé de valor, tomé la ducha más rápida de mi vida y en menos de diez minutos estaba lista para salir. Llené el plato de comida de Ío, cerré la puerta del patio y las ventanas para disponerme a salir, llevando conmigo únicamente la gabardina gris y algo de dinero para pasar a comprar algunas cosas al centro. El último autobús pasaba diez minutos antes del toque de queda de Claw of Shadow y pude tomarlo apenas a tiempo, no se me apetecía ir en el auto.

    A las cinco en punto estaba en el centro.
    Entré al supermercado, compré un par de botellas de vino espumante además de unas cuantas manzanas y racimos de uvas, veinte minutos más tarde estaba esperando el autobús hacia la casa de mi mejor amiga.

    Cuando subí, recibí varias llamadas de su parte pero no contesté ninguna. Estaba sumamente nerviosa.
    Poco antes de las cinco y treinta estaba caminando despacio hacia su casa, todavía sin atender a sus llamadas o mensajes.

    Me planté frente al portón negro y me tomó varios minutos decidir si realmente estaba haciendo lo que deseaba. El atardecer me bañaba la espalda y alargaba mi sombra, corría un viento frío, característico de la época.
    Finalmente, ante la carencia de un timbre, me saqué una moneda del bolsillo de la gabardina y golpeé el portón con ella.

    Tardaron un rato en abrirme, que me resultó eterno, y temí que no hubiese nadie. Salió mi amiga, con el cabello negro como el carbón lacio cayéndole sobre los hombros y me dedicó la más burlona sonrisa que recordé haberle visto.

    —¿No es tarde para aceptar tu invitación? —pregunté mientras levantaba la bolsa que traía con las botellas y las frutas.

    —No, ya no puedes entrar —respondió con tal seriedad que por un momento me lo creí, pero pronto corrió a traer la llave para abrir el portón y me invitó a pasar.

    Los nervios hacían que el corazón me latiera con rapidez, pero me obligué a entrar a pesar del profundo deseo que sentía de salir corriendo, volver a casa y proteger mi preciada pero a la vez odiada soledad.
    Tan pronto como entré noté la melena oxigenada de Iris, perfectamente lisa aunque naturalmente era ondulada, además de que estaba maquillada de forma bastante discreta. Me dedicó una sonrisa y se levantó para saludarme con un beso en la mejilla y un abrazo.

    —¡Feliz Navidad, Crow! —dijo con su característica alegría.

    La madre de Adalet hizo lo mismo, su padre me saludó con un suave “Buenas noches".

    El temor que sentía y las ganas de huir se disiparon en cuanto comenzaron a hablar entre sí, uniéndome a la conversación.
    Había olvidado el miedo casi por completo, porque la familia de mi amiga, de mi querida hermana, me había abierto los brazos sin dudar incluso desde antes de mi pérdida. Amaba a Adalet sin dudar, al igual que a Iris, y estaba profundamente agradecida con sus padres por haber preparado esa deliciosa cena y aceptarme en su hogar.
    A pesar de que tenía un vacío, muy típico de esa época a decir verdad, ahora me veía envuelta en una calidez comparable solo con la que sentía con mi núcleo familiar… aunque quizás, ahora que casi era medianoche, fuese culpa de ese vino. Quién sabe.
     
    • Adorable Adorable x 2
  2.  
    Lariebel

    Lariebel Usuario popular Comentarista destacado

    Sagitario
    Miembro desde:
    21 Julio 2012
    Mensajes:
    648
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola, Yáahl! Se me había pasado desapercibido este fic, la verdad. Sino, seguramente lo hubiese leído hace tiempo, pero bueno. Que ya lo descubrí. ♡♡♡

    No me extraña que se trate acerca de Cielo Nocturno, porque, de hecho, se trata de tu propia vida y de cómo te gusta contarla. Me alegra de que este fic haya terminado con un mensaje bonito, porque sé que te manejás mejor con temáticas más oscuras. Se puede notar el ambiente sombrío característico de Cielo Nocturno (o capaz ya estoy acostumbrada a tu long-fic).

    Fue una lectura muy amena, la verdad. Es interesante ver cómo Crow pasa la Navidad, aunque siga amargándose con alcohol. (?) Lo único que se me hizo un poco raro es la narración. Los párrafos son extremadamente pequeños (a veces, constando de una sola oración) y la narración es cómo el recitar de una rutina aburrida (cuando Crow sale de su casa, va a comprar y llega a la casa de su amiga). De ahí en más, ese aspecto mejora y termina de forma decente el escrito. Conociendo tu manera de escribir, seguramente ha sido así por, como ya dijiste, falta de tiempo y demás actividades que estuviste haciendo.

    La ortografía está impecable, como siempre. :3 ¡Bien hecho!

    ¡Saludos!
     
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...

Comparte esta página