1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Historia larga Fanfic - Crónicas Mágicas Aendir: La sombra de la leyenda

Tema en 'Originales' iniciado por Poikachum, 26 Julio 2017.

Cargando...
  1.  
    Poikachum

    Poikachum Equipo administrativo Usuario VIP El Pervertido

    Cáncer
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    1,575
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Crónicas Mágicas Aendir: La sombra de la leyenda
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1427
    Importante: Para participar en esta historia tan solo debes dejar el nombre que deseas tener y el bando(héroes o villanos). No hace falta leer mi otra historía sobre Aendir, tan solo si quieres conocer el origen de su nombre y su leyenda. Puede que aquí se hagan referencias a lo ocurrido en esa historia pero tomad este escrito como una historia sobre un héroe que debe enfrentarse al mal.


    Y darle las gracias a Fer por el banner(que sino aparece pronto estará) y los próximos dibujos en las portadas del capítulo ^^.

    portadadibujohechoconmouse_by_fernandha_o-dbgx3nu.png










    Prólogo



    En la vida nunca he creido en las leyendas, siempre he pensado que son exageraciones por parte de la gente para engrandecer una figura y usado por las personas que tienen el suficiente poder para infundirla en las personas. En este mundo lleno de magia pervivió la leyenda de un guerrero, un hombre que es considerado como una leyenda porque logró hazañas impensables, increibles a ojos de la gente, con un poder que era imposible derrotarle...la leyenda del mago Aendir.




    El mundo necesita un héroe, una figura a la cual admirar y que proporcione seguridad con su simple presencia, todas esas aventuras y victorias ante sus enemigos son ciertas pero no las consiguió él solo, sino que hubo más gente, más magos los cuales jamás recibieron o se les atribuyo mérito alguno. Y por otra parte hay mentiras y falsedades en gran parte de su historia. Este relato es para dar a conocer a la gente del mundo mágico de esta época la verdad, han pasado 60 años desde aquello, ya es hora de que el mundo conozca absolutamente toda la verdad y que la luz ilumine la sombra...la sombra de la leyenda.



    Se que las consecuencias de escribir esto me llevara a la muerte pues a día de hoy sigue teniendo muchos seguidores que desean alcanzar su fama, otros simplemente luchan por los mismos ideales que él y el resto aprovecha para sacar tajada. Nada me importa más que sacar a relucir la verdad, ahora adentrate en esta aventura que voy a contarte y saca tus propias conclusiones.



    ''We are not your kind of people, you seem kind of phony, everything's a lie''



    Tras una gran guerra ocurrida mucho tiempo atrás, los reinos llegaron a un acuerdo para unificarse en uno solo mejorando así el sistema de comercio, negocios y alcanzar la paz. El reino fue llamado Albea y su capital Stine debido a una flor que sanaba a aquellas personas enfermas que debido a las maldiciones se les oscurecia la piel devolviendo el color al natural tras tomar un brebaje preparado con dicha flor.



    El Consejo Mágico es el encargado de gobernar la justicia en las ciudades, designa los cargos públicos, entrena al ejercito, organiza misiones, lucha contra aquellas organizaciones que quieren corromper la paz y guarda los secretos del mundo mágico así como artefactos peligrosos que no deben caer en malas manos. Además de tener un hospital dentro de su propia organización debido a que allí atienden a los soldados porque de hacerlo en un hospital con el resto de ciudadanos podría haber algún enemigo que aprovechase la oportunidad para rematar a aquellos soldados causando un gran daño al ejercito.



    En una de las salas, la enfermera encargada coloca unos medicamentos en el botiquin de la habitación, allí se encuentra en cama un hombre de unos treinta y cinco años en estado de coma desde hace unos dos años aproximadamente. La mujer esta agotada de tanto trabajo debido a algunas bajas por parte del personal médico.


    La enfermera se limpia el sudor de su frente, luego voltea y se coloca junto al hombre. Examina que la máquina funciona correctamente y bien conectada al enfermo, cuando mira el rostro de este le parece que se ha movido, como si hubiera parpadeado aunque era dificil de creer.



    ¿Se ha movido?— Pero entonces la chica deja la idea, ya ha ocurrido otras veces donde cree haberle visto moverse y no había sido así. Piensa que el calor le esta afectando.


    Pero en ese instante ve que sus dedos se mueven, abre bien los ojos, es real, el chico se esta despertando. Ve como poco a poco abre los ojos, de manera muy lenta, le cuesta abrirlos.

    La mujer nerviosa saca de su bolsillo un pequeño artefacto metálico, aprieta el botón y escucha una voz que proviene de ella.




    —Enfermera Becker, ¿qué ocurre?— Pregunta la voz desde el aparato, pero no escucha nada de nada, solo la respiración de ella — Enfermera responda de una vez— Dice tajante la voz del hombre.




    Ella traga saliva tras unos segundos de nerviosismo, efectivamente estaba despierto, él estaba despierto.




    —Señor ha...ha despertado, el paciente que llevaba en coma dos años— Dicho esto corta la transmisión.



    Ella se acerca y observa al pobre hombre que no se podía mover debido a su estado comatoso. A los pocos minutos aparece el hombre de la voz del aparato, se le notaba tenso, estaba sudado y con la bata mal puesta la cual tuvo que enderezar. El médico es un hombre de mediana edad con el pelo negro y corto, parecía más joven de lo que realmente era.


    — Hola, tenemos que hacerte unas pruebas...si puedes oirme intenta asentir con la cabeza— Ordena el chico mientras toma una libreta para apuntar los resultados.



    El hombre asiente despacio con la cabeza.


    — Muy bien, ahora mira hacía los lados para ver si tienes problemas de vista, hazlo despacio— Entonces siguio las ordenes al pie de la letra cada una de las instrucciones del médico.



    Tras una serie de pruebas de este tipo el doctor examino los resultados con interés y calma. Tras ojeralas durante un buen rato cerró la carpeta y se sento en una silla al lado de la cama.



    — Bueno, parece que tus sentidos están bien, te sientes débil debido a que...has estado...en coma...dos años— Esto último lo dijo despacio para que pudiera asimilarlo y no alterarle.



    El chico se pone algo nervioso, la enfermera le acaricia el pelo y le toma de la mano para poder tranquilizarle.



    — ¿Dos años?— Balbucea débil, el doctor asiente.


    Lo peor no fue eso sino que al girar la cabeza hacía su derecha vio algo horrible, su brazo derecho no estaba, entonces fue cuando se alteró de sobremanera a pesar de estar débil. No puede creer lo que ve, donde debería estar su brazo no hay nada.



    — ¡Tranquilizate chico, acabas de despertar del coma!— Viendo que no le quedaba otra le inyecta un pequeño sedante para dormirle un par de horas. Este empieza a recorrer el cuerpo haciendo efecto casi inmediato adormeciendo todo su cuerpo.




    Poco a poco la visión del chico se nubla hasta quedarse dormido de nuevo. En unas horas despertarí a de nuevo y más relajado.



    — Llama a Alvric, dile que ''I'' ha despertado y luego prepare el quirofano, debemos operarle de inmediato— Dicho esto la enfermera se marcha dejando al hombre a solas con el paciente.



    Varias horas después, alejados de los civiles se encuentran Alvric y otro hombre, cerca de ellos se encuentra el mar. Ambos conversan durante un rato antes de ir al asunto que les concierne. Durante esa hora no hay gente alrededor que pueda curiosear, las pocas personas se encuentran en los botes o barcos lejos donde no pueden escuchar el asunto a tratar.



    La persona que acompaña al mago nota que ya es hora de marcharse.



    Bien Alvric, parece que no nos veremos en un tiempo— Dice mientras observa el mar y ve como su transporte ha llegado.

    — No tienes de que preocuparte, lo hara bien, acaba de despertar y quizás tarde un tiempo en acostumbrarse a volver a la acción. Hemos seguido el procedimiento previsto, en un rato ire a verle y le contare simplemente lo que nos interesa que sepa— Dice tratando de tranquilizar a su acompañante.




    El encapuchado no parece verlo tan claro.


    —Toma, allí necesitaras una nueva identidad, olvida tu nombre, aprovecha y formate una reputación en ese lugar, no te preocupes, mi contacto te garantizara todo lo necesario para no levantar sospechas de que eres tú— Dicho esto le entrega unos documentos falsos para su viaje.



    — Gracias, buena suerte, ya hablaremos dentro de un tiempo— Se despide el hombre.

    Da media vuelta y se va rumbo a su nuevo destino donde debera continuar con el plan de Alvric.







    Continuara...
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    601
    Puntos en trofeos:
    273
    Pluma de
    Escritor
    Bueno, esto es confuso. Una nueva historia en las Crónicas Mágicas de Aendir. He notado que eliminaste "CMA Héroe o Villano" y al parecer, esta es su reemplazo. Me gustaría que me dijeras si esta historia o The Four Children viene antes, para saber bien cual es la que debo leer.

    Este capítulo no ha sido tan emocionante como fue el primero de Una Aventura Inolvidable, pero lo que sí me intriga a más no poder es que haya alguien que quiera desmentir los logros de Van... mejor le digo Aendir XD.

    Me gustaría saber que fue lo que pasó con el resto de personajes, sobretodo Luna, y Crystal, que han sido quienes acompañaron a Aendir en el final de su aventura. Estoy seguro de que aquel encapuchado es el mismo Aendir, pero tal vez me equivoque. Como has borrado la historia que estaba antes, no tengo idea de cual es el plan de Alvric en este momento.

    Después de hablar contigo, creo saber quien es ese tal I que se menciona. En caso de que no resulte siendo quien yo creo que es, te enviaré un mensaje.

    Déjame decirte que se me hace raro leer una historia tuya donde falten demasiadas tildes en palabras que son sencillas, y que no he visto una mejora en la narración comparada con la que se vio en los capítulos finales de Una Aventura Inolvidable, sino que la veo algo más simple. No es que tu narración de este capítulo no me haya gustado. Fue buena, y entendí lo que ocurrió en el capítulo. Simplemente me parece raro, aunque tal vez sea por la corta extensión del capítulo.

    Me gustaría saber si tengo que leer primero esta historia antes de TFC, o viceversa. En caso de que sea la primera, leeré tu próximo capítulo cuando lo publiques.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    IMilok

    IMilok Crítico

    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    141
    Puntos en trofeos:
    76
    Pluma de
    Escritor
    Ya que no leí la anterior historia estoy bastante perdido... Creo que fue buen prologo, digo no fue algo espectacular, solo fue el inicio y me gusto bastante :D

    PD: No entendí eso de aparecer en la historia, yo quiero aparecer pero me pedí un poco en como debe ser el personaje, que debe de hacer, cuales son sus "Habilidades" y cosas por el estilo, me gustaría saber más de eso y me gustaría que me contestes esta pregunta
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    IMilok

    IMilok Crítico

    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    141
    Puntos en trofeos:
    76
    Pluma de
    Escritor
    Ya que al final ya me explicaste todo mi personaje se llamara "Mike" y aunque por lo general uno elegiría ser de los buenos quiero saber como implementaras a este personaje y que harás para desarrollarlo porque pues me parece intrigante así que voy a hacer un malo maloso >:V (Por favor desarrolla bien al personaje me hace dar bastante ilusión. Y por mi esta bien si no es bueno ni malo solo alguien neutral que se toca los huevos y hace lo que se le de la gana pero si no quieres entonces solo que sea un malo maloso xd)
     
  5.  
    Poikachum

    Poikachum Equipo administrativo Usuario VIP El Pervertido

    Cáncer
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    1,575
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Crónicas Mágicas Aendir: La sombra de la leyenda
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    2365
    1111111111111111111111111111111.png








    Capítulo 1: El retorno de la leyenda

    Aendir era un gran guerrero, un hombre en quien sus amigos podían confiar y un mago que destacaba por encima de todos. Después de la gran guerra donde fue coronado como héroe del reino y figura en la cual inspirarse, el joven cambió en esos veinte años, es mucho tiempo y aunque cueste creerlo él cambió, se volvió más ambicioso, deseaba cambiar el mundo corrupto y la base de todo aquello, el consejo mágico.

    Durante todo ese tiempo el consejo tuvo que hacer frente a una gran serie de luchas, guerras y combates, muchas de ellas eran desconocidas por parte de la población la cual vivía bajo el dominio acogedor del consejo que mostraba una cara falsa. Diez y ocho años después de la Gran Guerra Mágica el joven mago estuvo a tan solo unos pocos momentos de alcanzarlo. Sin embargo ocurrió aquello y Aendir fracasó cayendo en coma durante un tiempo.

    ¿Aendir fracasar?, el consejo no podía permitir que aquello se supiera, su presidente a pesar de las presiones por parte de sus consejeros logró mantener oculto aquel fatídico día. En su lugar dieron una versión falsa y dijeron que debido a una explosión en uno de los laboratorios por parte de los enemigos del reino provocó que el hombre casi muriera quedando en coma. La consecuencia fue que muchos adeptos de Aendir se levantaran en armas contra los enemigos de estos, provocaron muchas muertes inocentes mientras el consejo veía todo de forma tranquila.

    Todo lo que ocurrió aquel día, porque se produjo ese incidente, sus consecuencias y sobretodo, los autores es otra historia que contare en otro relato. ¿Te sorprende saber esto sobre Aendir?, pues aún no sabes nada sobre él y su leyenda, pero pronto la sabrás.


    El hombre ha despertado tras pasarse los efectos del sedante, nota su cuerpo un poco más fuerte que antes, se acomoda como puede en la cama apoyando su espalda en la pared para estar más cómodo. Sus ojos ven la habitación, era más grande de lo que parecía al principio, no tiene ventanas, la cama es ancha y es la única que hay.

    —Veo que por fin estás despierto— La voz le termina de despertar.

    Encuentra la procedencia de la voz, allí en la puerta se encuentra un hombre alto, complexión atlética, unos ojos azules y un largo pelo blanco. El hombre era Alvric, el hombre que le ha acompañado hasta el día de hoy.

    —Alvric, ¿qué ha pasado?, ¿porque estoy en cama y sin...mi brazo?—Preguntaba serio mirando donde estaba su brazo.

    El hombre se sienta a su lado sin hacerle caso, deja una bolsa en el costado, la abre y saca lo que parece ser un brazo de metal. Ante la mirada del chico, le coloca la prótesis despacio, se asegura que esta bien sujeta y luego aprieta un botón. Unos cables perforan la piel haciendo que suelte un pequeño grito de dolor.

    —Es lo mejor en ciencia mágica, es como si realmente tuvieras un brazo, no es lo mismo pero te ayudara en tus futuras misiones—El hombre ahora se mira fascinado el brazo, responde a sus ordenes y movimientos, como si su brazo nunca se hubiera ido.

    Luego mira a su compañero, quiere preguntar pero este se adelanta.

    —Hubo un incidente hace dos años en la misión Escarabajo del desierto, no creo que recuerdes nada de aquello pero ya lo recordaras. Ahora el mundo te necesita de nuevo Aendir, debes volver al combate, ya va siendo hora de que la leyenda reaparezca—Saca un pequeño espejo y le muestra su rostro al mago.

    Puede verse, sigue igual que hace tiempo, aunque tiene dos cicatrices, una en la frente y otra en la barbilla junto a una pequeña debajo del ojo. Se mira durante un rato, realmente se encuentra vivo y apenas ha deformado su rostro debido a los años de combate.

    —Aquí tienes tu ropa—Cuando ve de nuevo su ropa, le entra algo de emoción, por fin había salido de ese infierno llamado coma.

    La ropa es una chaqueta negra con franjas rojas, la letra A con un dragón blanco debido al poder que utiliza, una camisa verde y unos pantalones verdes militar. Antes de ello y con la ayuda de Alvric se levanta, ya tenía fuerzas debido al descanso y una inyección reconstituyente aunque los efectos se pasarían más tarde aunque no le importaba.

    Tras una hora, el joven se encontraba aseado tras una ducha, vestido y listo de nuevo para volver a la acción. Sigue mirando su brazo nuevo, quizás le resultase más útil que el antiguo. Además tuvo una comida para recuperar fuerzas, realmente necesitaba aquello.

    Alvric le esperaba en la sala principal, mucha gente estaba de piedra cuando él se marchaba del lugar, el héroe había resucitado y mucha gente estaba contenta, especialmente los soldados heridos del reino quienes al verle sintieron de nuevo fuerzas para volver al combate.

    —Hemos comunicado a Luna tu regreso a la vida, ella se encuentra de viaje con tus hijos a ver a cierto familiar. Crystal quería estar presente pero esta en uno de los poblados entrenando futuros magos ocupando el cargo de su hermano aunque la gente no puede evitar compararlos, ella vendrá pronto a verte. En cuanto a ti, no podrías haber vuelto en mejor momento, ven, vamos a un sitio más tranquilo—Tras decir esto, Aendir sigue al chico hasta su casa.

    Era bastante grande para vivir solo él, dos plantas, muebles, obras de arte, toda clase de lujos que muchos no podían permitirse. Una vez en la sala se sientan a hablar.

    —Apenas has vuelto a la vida como quien dice pero el mundo te necesita ya. La situación en estos dos años para resumirla es la siguiente: en estos veinte años el consejo mágico se ha debilitado mucho, han gastado muchas armas que tenían reservadas y muchas otras antiguas que tienen un gran poder han acabado inutilizadas debido a que eran de hace siglos y su mana se había agotado prácticamente. Tras tu victoria, muchos guerreros te idolatran pero muchos otros te odian a ti y al consejo, buscan venganza, derrocar esta paz—Aendir interrumpe.

    —Pero si es muy poderoso el consejo, ¿tan fuertes son los enemigos?—Pregunta serio el chico con gesto serio. Alvric asiente con la cabeza.
    —Cada vez ganan más adeptos, también muchos otros son mercenarios, el presidente no quiere que se sepa y cada vez la situación es más insostenible. Hemos localizado su base, pero ha costado la vida de muchos valientes...tu misión sera contactar con el agente y juntos derrotar al enemigo. Te lo explicare, después de la guerra muchos magos famosos crearon gremios ilegales y contra el gobierno actual, poco a poco se fueron expandiendo aunque muchos de ellos cayeron debido a su falta de organización y actualmente uno ha logrado tanto poder que ha conseguido unificarlos haciendo de estos sus secuaces...Thantus, que en lengua antigua significa sangre renacida—Toma un trago de agua para refrescar su garganta esperando la reacción de su amigo.

    Aendir se queda callado unos segundos asimilando la situación.

    —Así que terminé con una guerra que dio paso a otra—Se dice así mismo.
    —Los conflictos siempre traen conflictos y nuevos odios surgen, además mientras tu te encargas del principal gremio...otro se encargara de destruir los gremios menores que dan apoyo a Thantus—Explica el joven peliblanco.


    El joven suspira, no esperaba que su regreso fuera tan movido pero como héroe del pueblo, esta en su mano acabar con esta amenaza. Aunque también tiene curiosidad por otras cosas.

    —¿Quién se encarga de destruir los gremios pequeños?, ¿lo conozco?—Alvric sonríe.
    —De eso no debes preocuparte, y si, lo conoces aunque no es momento de hablar de ello, tienes una tarea por delante—Responde sin dejar de esbozar una sonrisa.

    El mago saca unos papeles para enseñarle donde esta la base y cuales son las instrucciones que debe seguir.

    —Ah, casi lo olvido, tienen un potente arma, el consejo considera que si puedes evitar destruirla mejor ya que le vendría muy bien al reino contra futuras amenazas—Saca unos papeles que muestran el arma. Es una especie de misil con un mana dentro suyo como para destruir la mitad del reino aunque aún faltaba para que estuviera lista.
    —Aquí no pone nada de no destruirla, todo lo contrario—Ante este comentario Alvric suelta una carcajada.
    —Vamos amigo, ¿crees que el consejo debe poner eso en el informe?, su deber es mantener la paz, sigues igual de ingenuo—Ambos sueltan una risa, el mago estaba emocionado por volver a la lucha.

    Mientras tanto en otro lugar, un pequeño pueblo llamado Arini un joven encapuchado llega en su transporte. Acompañado de marineros y borrachos logra por fin tocar tierra. El barco era mediano, pero bastante sucio aunque de esta forma no llamaría mucho la atención debido a que en esa zona llegaban todos los días muchos barcos de esa clase. Sigue encapuchado para que no le reconozcan aunque por la vestimenta muchos se fijarían en él.

    Tras tomar su equipaje se dispuso a marchar del puerto pero debía pasar un control. El guardia estaba tomando nota de todo, algo que no le gustaba al chico.

    —¿Nombre?—Pregunta en tono grave el guardia con su uniforme mal puesto. Parecía que había estado bebiendo hasta hace poco.
    —Ilkin—Tras decir el nombre el guardia que parece sorprendido le indica que vaya a una casa que estaba cerca del puerto. Le da una serie de instrucciones, el guardia parece asustado.

    Ilkin marcha rápido, no quería estar allí ni un minuto más, además del olor a peste del lugar. Tras unos minutos logra encontrar la casa indicada, una pequeña con alguna teja rota pero por el resto parece estar bien, por lo menos tendrá un techo donde dormir.

    —Te estaba esperando Ilkin, bueno ese es tu nuevo nombre—Una bella joven aparece ante sus ojos, lleva una larga melena rubia y un ajustado vestido.
    —Debes ser Olivia—Dice el chico con una sonrisa.

    Ella asiente y le invita a pasar, el interior es justo como se lo imaginaba, pequeño pero acogedor.

    —Cuando Alvric me dijo que vendrías no me lo podía creer, tenerte aquí es—Pero el chico le corta.
    —Vengo por trabajo, debo cumplir con mi deber, ¿donde puedo encontrar a esos malvados?—Ella le da unas palmadas.
    —Oh vamos acabas de llegar, descansa un poco mientras te cuento todo el plan—El mago le hace caso y se sienta dejando el equipaje a un lado.

    La chica saca un poco de té y se lo ofrece, después mientras este toma la bebida saca unos documentos. Abre la carpeta y busca entre ellos lo que desea, cuando lo encuentra le extiende la hoja al chico.

    —Verás que tenemos todas las localizaciones de las bases pero...antes deberías quitarte la capucha, no me gusta hablar con gente que tenga el rostro tapado—Ella se hace la enfadada.

    Cuando él se quita la capucha deja a la vista sus ojos marrones y su pelo negro. No necesitaba quitarse nada más. Siente la atenta mirada de ella que se clavan en sus ojos.

    —Eres aún más guapo que en las fotos...bueno, el tema es que esas bases se encuentran en las montañas, no están demasiado lejos pero solo podrás ir andando porque si vuelas llamaras la atención—El chico no dice nada, tan solo aprieta los puños deseando entrar en combate.

    Tras una charla sobre la ruta hacía las montañas, que debe llevar, como es el terreno y más datos sobre la misión y a lo que se enfrentara decide pasar allí la noche. Esa noche hizo mal tiempo, una gran lluvia cae sobre el lugar, suerte estar bajo techo para el chico. Observa las gotas de agua caer sobre el cristal, las mira como hipnotizado.

    —Ya he preparado las camas, debes estar cansado, toma algo caliente antes de acostarte—Ilkin asiente para luego sentarse, aún notaba el cansancio por tanto viaje.


    Olivia se sienta enfrente dejando a un lado un pequeño té caliente y se pone a leer el periódico.

    —Más ataques en el reino y el consejo dice que se trata de casos aislados. Mira esta noticia en portada—Cuando le enseña la foto y lee el titular el mago no dice nada.
    —Es una simple noticia—Comenta unos segundos después.
    —Aendir, el héroe ha vuelto a la vida, creo que si es importante, es un héroe de leyenda—Comenta emocionada.
    —Una leyenda no es más que una mentira muy bien construida, hazme caso—Ilkin se acomoda aún más y se pone una manta mientras escucha la lluvia, le encantaba ese sonido.

    Olivia suspira para luego volver a mirar al chico.

    —Tranquilo, solo Alvric y yo sabemos que estas aquí, ahora tomemos esto antes de que se enfríe—Dice dejando el periódico y tomando su té.

    Volviendo con Aendir, se encuentra recostado en su cama mirando su brazo de metal. Le costaba la idea de haberlo perdido en batalla aunque había visto casos peores y él ha tenido la suerte de tener a Alvric a su lado.

    —Debo acostumbrarme, el mundo me necesita—Piensa examinando cada centímetro de su brazo.

    A su lado, una foto de sus antiguos compañeros los cuales murieron antes de la Gran Guerra Mágica, también su ropa limpia y los informes sobre su misión. Todo vuelve a empezar, una nueva aventura que haría crecer su leyenda pero a un gran precio.

    Lejos del reino, una gran base situada bajo tierra se encuentra haciendo toda clase de reparaciones, aumentando la vigilancia, observando cualquier movimiento sospechoso y que no haya filtraciones de ninguna clase. Cerca de allí a las afueras, un joven observa todo tratando de encontrar algún fallo y sin ser detectado por el enemigo.

    La estructura era enorme por dentro aunque por fuera pareciera más pequeña debido a lo bien oculta que estaba, innumerables enemigos en su interior junto a potentes armas y un jefe, alguien que lleva mucho tiempo buscando venganza contra Aendir. Pronto el héroe se encontrara con alguien que no espera.


    Continuara...





     
    • Me gusta Me gusta x 2
  6.  
    IMilok

    IMilok Crítico

    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    141
    Puntos en trofeos:
    76
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola! Ya comenzó la historia :D bueno primero quería decirte en aspectos generales que hay unos cuentos errores de redacción y también errores gramaticales, me di cuenta que luego de un signo de interrogación ponías una coma o a palabras les faltaba coma, eso es algo normal y es fácil que a alguien le pase. Eso si, te sugiero que leas en voz alta el texto para así saber que es lo que estás escribiendo... También quiero decirte que me emociono el primer capitulo tal vez sea por que tengo mucha emoción al saber que va a suceder y me gustó más la forma en como escribirte este capítulo que el prólogo, debo decir que le sentó bastante bien la forma como hiciste este escrito, sin más que decir ¡ya quiero ver el segundo capítulo! Y quiero saber qué pasa con el misterioso encapuchado :) y que hay en la relación de ellos dos (El prota y el encapuchado claro) un salu2 nos vemos :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    601
    Puntos en trofeos:
    273
    Pluma de
    Escritor
    Este capítulo me ha gustado mas que el anterior. La narración ha mejorado con respecto al capítulo anterior, pero hay partes en donde utilizas demasiadas comas pudiendo reemplazarlas por puntos, que podrían hacerla mas fácil de leer.

    No creo que Luna y Crystal vayan a aparecer pronto, pero al menos tengo la confirmación de que ambas están con vida. Alvric era uno de los personajes que mas me agradaba en la historia anterior, pero aquí no me está gustando mucho. Me da la impresión de que está manipulando a Aendir y a más personas para ganar poder para él mismo. No creo que eso sea cierto después de lo que vivió con Aendir, pero me da la impresión. En el capítulo anterior estuvo hablando con Ilkin, quien no cree en su leyenda, y el que le haya dado una misión me hace pensar en eso.

    Ilkin ha sido un personaje que tomó una nueva identidad. Tengo mucho interés en ver cual era su anterior identidad, y también que clase de poderes es capaz de manejar el encapuchado.

    Creo que el jefe de la base enemiga que se menciona al final es el sobreviviente del clan Opcru (si mal no recuerdo, se escribía así), Miguel. Él se encontraba a punto de morir cuando alguien se lo llevó para salvarlo. Creo que él está detrás de todo esto, y si Aendir no lo espera, me da esa corazonada. Ya veré si estoy en lo cierto o no.

    Estoy ansioso por leer el próximo capítulo, y también por ver a mi personaje aparecer en la historia (aunque yo tengo sospechas de que ya apareció y que simplemente le has cambiado o no has revelado las características que te indiqué).

    Saludos.
     
    • Ganador Ganador x 1
  8.  
    Poikachum

    Poikachum Equipo administrativo Usuario VIP El Pervertido

    Cáncer
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    1,575
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de
    Escritor
    Vengo a dar las gracias por vuestro apoyo, aunque solo sean dos usuarios a mi me llena de alegría de que os guste mi historia, dejéis MG y encima comentáis sobre ella ^^. De verdad, muchas gracias :). Espero que los capítulos próximos os gusten mucho y os impaciente a ver que ocurrirá después.

    Aún tardare en hacer el próximo debido a que he estado organizando muchas ideas para llevarlas a cabo de forma ordenada y además de que estoy a la espera de que Fer me pase la portada del capítulo. No hay prisa y os prometo que los próximos serán más largos, explicando varias tramas que aún quedan, el porque los personajes se comportan así, nuevos poderes, nuevas incognitas abiertas y al final de esta historia se revelara toda la verdad sobre la trama de este fic. Creedme que quiero hacerlo muy bien y dejaros con la boca abierta jejeje.

    Y también he estado ordenando otras ideas que llevaba ya tiempo en mi cabeza, esto es de cara al futuro. Aquí la cronología de mi saga y futuros escritos ^^.

    Spin-Off-Crónicas Mágicas Aendir: El nacimiento de la leyenda(Serán Two-shot)
    I-Crónicas Mágicas Aendir: Una aventura inolvidable(Terminada)
    II-Crónicas Mágicas Aendir: Batallas del pasado
    III-Crónicas Mágicas Aendir: El ascenso del héroe
    IIII-Crónicas Mágicas Aendir: La traición de Aendir
    IV-Crónicas Mágicas Aendir: La sombra de la leyenda
    V-Crónicas Mágicas Aendir: Los cuatro niños(En mi página de autor esta en inglés pero lo cambiare y será de los últimos que escribiré)
    VI-Crónicas Mágicas Aendir: El último combate de la leyenda
    VII-Crónicas Mágicas Aendir: La última amenaza del mal



    Como veis, esta saga sera la mayor que haga. Cada fic tendrá entre 12-15 capítulos probablemente pero a diferencia del primero que hice que era de 21 capítulos estos son más extensos y tendrá mejor narrativa. Después de esta historia escribire Batallas del pasado, el ascenso del héroe, la traición de Aendir y luego ya acabar el que empece(Cuatro niños) y los siguientes dando por finalizado la saga.

    Puede que sea un poco lioso el volver de nuevo atrás pero en esos explicare los siguientes puntos:

    -La aceptación de Aendir como héroe y como se desarrollan los planes hasta este fic
    -Como han cambiado los personajes desde la primera aventura
    -El cambio en el consejo mágico y las nuevas guerras
    -El plan trazado por Alvric y Aendir
    -Dar más detalles sobre Aendir y si realmente puede considerarse un héroe o todo lo contrario
    -Quién escribe sobre la leyenda del mago tratando de desprestigiar sus hazañas
    -Nuevos personajes tanto buenos como malos que cumplirán su rol en la leyenda


    Bueno, eso es todo. Muchas gracias por leer y espero que os guste todo lo que veréis en el próximo capítulo ^^.
     
    Última edición: 2 Agosto 2017
    • Adorable Adorable x 1
    • Informativo Informativo x 1
  9.  
    Poikachum

    Poikachum Equipo administrativo Usuario VIP El Pervertido

    Cáncer
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    1,575
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Crónicas Mágicas Aendir: La sombra de la leyenda
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    2155
    Lamento el retraso, en este capítulo no habrá de momento portada debido a que Fer esta bastante atareada con la universidad. Pero bueno, ya la incluiré. Sin más retraso, aquí esta ^^.


    Durante años Aendir se mostró como una persona amable y alegre con el pueblo. Y además con el consejo el cual le dio un poder con el que la gente le respetaría aún más. Pero poco a poco fue probando el sabor de la guerra, las batallas eran lo más importante para él y su sed de lucha aumentaba cada vez más hasta llegar un punto donde se luchaba más por diversión que por necesidad.

    La gente que le rodeaba le tenia respeto, luchaba por sus ideales y además este se preocupaba por sus hombres. Alvric fue quien realmente convirtió al héroe en demonio, en un ser que vive para el campo de batalla aunque en este relato aún era un hombre con preocupación por intentar matar lo menos posible. Nadie sabe que los hilos los movía el joven de pelo blanco aunque Aendir no se dejaba manipular le gustaba el plan de su amigo.

    Pensad lo que os de la gana pero el héroe puede convertirse en un monstruo.



    Capítulo 2: Monstruo y Demonio

    La lluvia no para de caer sobre el lugar mientras ambos se encuentran sentados esperando el momento adecuado para salir. El joven escucha a unos borrachos cantar una peculiar canción.


    —Oh gran Aendir que mirada la tuya, sabes gobernar, sabes luchar y con tu sonrisa señalas nuestro camino hacia el alba—Cantaba uno de ellos bajo la lluvia.
    —Eres nuestro héroe, muéstranos una vez más tu poder y que una lluvia de pétalos caiga sobre ti—Seguía el otro.
    —Con tu espada corta la gran oscuridad de este mundo, pues tuyo es el poder y miles de pétalos caigan sobre ti gran Aendir—Terminaba el otro.

    Ilkin prestaba atención a su canción aunque la voz de los borrachos no es que fuera melodiosa. Olivia suelta una pequeña risa al ver la cara del joven escuchar cantar a esos hombres.

    —No rima demasiado—Comenta rompiendo el hielo.
    —Bueno...lo que importa es el mensaje—Tras decir esto ella se pone a cantar la canción.

    Se queda impresionado, la dulzura de la voz muchacha hace que la letra de la canción cobre vida propia. Se relaja mientras ella canta feliz y dando unos pequeños pasos en la casa. Cuando termina mira a su amigo.

    —¿Qué te ha parecido?—Pregunta ella algo nerviosa.
    —Ha sido especial, es como si...tuviera vida—Ante la respuesta la joven se echa a reír.


    Ese rato hace que el chico se relaje. Tras una hora la lluvia cesa y era la hora de partir pues tenía bastante trabajo por delante.

    —Oye, ¿estas seguro de que llevas todo?—Pregunta mientras le acompaña a la puerta.

    El joven asiente,aunque ni siquiera llevaba mochila.

    —En un par de horas estaré aquí—Dice mientras se pone la capucha para cubrir su rostro.

    La mujer impresionada por el comentario de él niega con la cabeza.

    —Son terribles monstruos, ellos tienen un poder monstruoso capaz de matarte de un golpe—Dice intentado detener al chico para que al menos se lleve alguna medicina.
    —Yo...yo soy peor que un monstruo, yo soy un demonio—Esa respuesta junto a su sonrisa hace que la chica tiemble de miedo.

    Tras esto arranca a correr a gran velocidad hacía las montañas que esta a un par de horas a la velocidad que lleva el chico. Era hora de cazar monstruos.

    Mientras tanto, Alvric se encuentra en una habitación junto a un hombre mayor, deteriorado, en cama y sin reacción alguna. Se sienta a su lado y mira al enfermo que esta conectado a muchas máquinas para poder mantenerlo con vida.

    —Él ha despertado, su plan ha tenido mucho éxito y...Ilkin que así se llama ahora ha aceptado cumplir con el plan que usted pensó. Lastima que no puedas hablar con él debido a tu estado de salud...te ha perdonado pero se ha despertado del coma demasiado tarde para verle en buen estado. Ojala nada de aquello hubiera ocurrido...señor presidente—Dice mientras unas lagrimas se escapan por la imagen.

    El hombre en estado vegetativo es el anterior presidente del consejo quien le encargo la misión de matar a Misaki y Mathie. Hace unos años enfermó gravemente y los doctores no pudieron hacer nada para evitar el estado actual en el que se encuentra ahora mismo.

    —Este mundo cambiara, ambos cumplirán su misión. Además él ha entrenado su poder, se ha vuelto más fuerte y su deseo de luchar es más fuerte que nunca. Crea lo que le digo, ese hombre cambiara nuestro futuro de las garras del consejo actual. No le molesto más presidente—Dicho esto se levanta y se retira de la habitación.

    Por su parte Aendir se encuentra preparando sus cosas. Pronto marchara a su misión y debe tener todo listo. Ya se había despedido de Alvric por lo que cuando él quisiera se marcharía. Sale al camino mientras es observado por la gente que no se creía que el héroe estaba de vuelta.

    Respira el aire puro, añoraba esa sensación de estar vivo.Aunque ya tendría tiempo de disfrutar esas cosas cuando acabase esa misión. Con una sonrisa y todo preparado sale a toda velocidad usando su magia pasando por las calles que no saben que ha pasado por su lado. Era hora de volver a luchar.

    Volviendo con Ilkin, este ya se encuentra escondido viendo a sus enemigos. Al parecer el personal esta cargando una gran cantidad de armas y municiones en unos carros que luego llegarían al puerto. Grandes cajas son llevadas de un sitio a otro siendo sacadas de una cueva mientras hay muchos que vigilan que no haya incidentes.

    —¡Vamos panda de vagos, bastante retraso llevamos por el cambio de planes como para que ahora no vayáis más rápido!—El jefe que era regordete daba ordenes aquí y allá.

    Ilkin se soba la barbilla mientras esboza una sonrisa. El estar solo y rodeado de tantos enemigos hace que tenga ganas de pelear. Hay tantos enemigos y se mueven tan deprisa que no puede calcular cuantos hay. Y piensa que en la cueva debe de haber también muchos. Y por suerte los pequeños gremios estaban todos reunidos allí, al menos sus comandantes.

    Por lo que había escuchado, todos se habían reunido debido a un cambio de planes y por ello deben transportar todo con urgencia siendo un blanco fácil para sus enemigos.

    De forma tranquila y relajada sale de los arbustos. Durante un minuto o así nadie se da cuenta pero no tardan más de eso en detectarlo.

    —¿Quién eres tu?—Pregunta uno de los guardias.

    Eso hace que todos se pongan en alerta y pronto se encuentre rodeado de enemigos. Ellos sacan las armas, le apuntan pero sin disparar.

    —Yo soy un simple demonio que viene a daros caza, vais a morir todos, no quedareis absolutamente ninguno con vida. O también os podéis entregar vosotros solos—Dice mientras se ajusta la ropa y sin rastro de miedo.

    Todos se echan a reír ante su respuesta, no pueden creer que diga tales tonterías.

    —Mandadlo al otro mundo—Ordena el jefe acabando con la risa.

    Todos disparan a la vez las armas que son una especie de cañón que dispara munición mágica. El chico con su mano desvía cada una de las balas que le son enviadas.

    —Imposible, están hechas para que exploten al contacto—Dice uno de ellos asustado.

    Todos se asombran ante la acción de Ilkin que da un bostezo. Luego se prepara para atacar él. Desenvaina la espada y lanza un par de tajos al aire. Al segundo decenas de ellos caen al suelo con cortes profundos y con sangre saliendo de sus cuerpos cortados mientras gritan.

    —Es...es un demonio—Asustado varios corren intentando escapar justo antes de que sus cabezas se separen de sus cuerpos con un simple gesto del mago.

    El jefe viendo que no hay escape intenta pactar con él como último recurso para salir con vida.

    —Te daré dinero, todo el que quieras pero deja que nos vayamos—El chico suelta una fuerte carcajada que inunda el lugar.
    —No es tu dinero, sino vuestras almas lo que busco—Se quita la capucha revelando su rostro a sus enemigos.


    Los que aún quedaban con vida tiemblan aún más al ver de quien se trata.

    —Estabas muerto—Muerto de miedo dice esas palabras mientras sus piernas tiemblan y no reaccionan.
    —Pues ya ves que no, ahora que...tu si que estás muerto—Lo agarra con su mano del cuello y en un segundo se escucha el sonido que daba lugar a la muerte de este.

    El chico suspira aburrido.

    —Pensaba que había gente fuerte, que sois monstruos pero veo que no sois más que una panda de cobardes y débiles—Guarda su espada y junta sus manos.


    El lugar esta arrasado, llamas en varios sitios, humo negro debido al contenido de las armas y muchos muertos mientras él disfruta de todo aquello.

    Los soldados no saben que hacer, no hay salida posible. Ilkin mantiene la postura y de sus manos empieza a salir una gran bola mágica de color blanco. La lanza contra un pequeño grupo de guardias para luego explotar causando su muerte al instante. El resto desesperados se lanzan contra él con espadas y lanzas mágicas.

    El mago se gira y abre la boca.

    —Rúgido del dragón blanco—De su boca sale un potente rayo blanco que destroza a todos.

    Cuando se detiene a ver la destrucción ve que apenas quedan enemigos y los cargamentos estaban completamente destrozados.

    —Mierda...me he vuelto a dejar llevar y apenas queda diversión—Dice rascando su barbilla.

    Los demás sufrieron una muerte tan horrible que es mejor no describir puesto que como había dicho él antes, es un demonio.

    —Solo detecto una pequeña presencia en la cueva—Se dice a si mismo mientras se adentra en ella para examinarla.


    Volviendo con Aendir se encuentra por una ruta donde le espera el contacto que sabe todo sobre la base enemiga, un espía que desea ver derrumbado esa organización. Han pasado muchos años y no ha podido ni entrenar, eso era lo que más le preocupaba. Eso y que el brazo no le diera problemas aunque según su amigo sería de gran ayuda.

    Detiene su avance al ver que hay alguien en el camino, la figura se gira dando lugar a una persona que ya conoce Aendir. No podía creer lo que veía sus ojos, había pasado mucho tiempo desde la ultima vez que se vieron.

    —Ha pasado mucho tiempo Aendir—Dice mientras sonríe feliz de verle.

    Volviendo con Olivia la joven aún estaba nerviosa. Ilkin era realmente un demonio, no solo por sus palabras sino por el poder que tiene. Lo ha notado cuando se lo ha dicho y empieza a creer en la leyenda.

    Además tenía la capacidad de notar la magia a mucha distancia y el poder que ha notado hace un rato se desbordaba tanto que ha sufrido un fuerte dolor de cabeza.

    —Alvric tenía razón—Se acuerda y saca una lacrima para contactar.

    Al cabo de unos segundos escucha la voz de su amigo, respira profundo y habla.

    —Creo que ya ha terminado su misión, he notado su energía a distancia—El chico se calla unos segundos.
    —No esperaba menos de él pero me sorprende su velocidad...aunque por otro lado...no, no me sorprende—La chica le pide que se aclare.
    —¿Qué hacemos ahora?—Pregunta nerviosa.
    —Bueno, dile que es hora de reunir soldados para nuestro objetivo. Cuando venga que se ponga en contacto conmigo Olivia—Tras decir esto último corta la transmisión.

    Olivia deja el aparato, se toma su bebida y trata de relajarse.

    —Alvric...¿qué planeas?—Se pregunta ella con miedo.

    Alvric por su parte se encuentra consultando unos documentos relajado y tomando un pequeño aperitivo. Todo marchaba según lo planeado.

    El consejo con su nuevo gobierno trataba de poner solución a sus problemas, demasiadas pequeñas guerras y mucho gasto en armamento. Todos estaban algo nerviosos. Gritaban y discutían unos con otros. El presidente decide frenar el griterío.

    —Caballeros calma, pronto arreglaremos este estropicio—Dice el presidente silenciando al resto.
    —¿Como piensa hacerlo señor presidente?—Pregunta uno de los consejeros.
    —Proyecto NM-8—Al escucharlo todos se alegran de que ese proyecto haya tenido éxito.
    —¿Lo ha logrado?—Pregunta el más joven de ellos.

    El presidente asiente feliz.

    Todos aplauden porque era un proyecto que había fracasado muchas veces.

    —Bien hecho presidente Recy—Dice uno de los más veteranos.

    El hombre se limita a sonreír felizmente.

    Continuara...

    Perdón si les parece corto. Espero que les haya gustado. El próximo sera casi todo sobre Aendir y revelaciones importantes :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    601
    Puntos en trofeos:
    273
    Pluma de
    Escritor
    Hola. Lamento haber tardado un tiempo en comentar, pero lo haré ahora que tengo tiempo. Por un momento llegué a pensar Ilkin sería el personaje que yo te había enviado para entrar a la historia, pero ni sus poderes ni sus características físicas coinciden con la descripción que te di. Eso quiere decir que mi personaje aun está por aparecer.

    Sobre Ilkin, él mismo se ha descrito como un demonio, y la verdad es que no se equivoca. Casi sin dificultad ha conseguido derrotar y asesinar cruelmente a todos sus enemigos, logrando sabotear la misión. Aunque esta historia tenga a Aendir como protagonista, el personaje de Ilkin me parece interesante. Algo que quería preguntarte desde hace tiempo pero siempre olvidaba. ¿Por qué Alvric le dio el nombre de Aendir a Vantage? ¿Qué significa "Aendir" exactamente? ¿Es el nombre de algún mago legendario, o de alguna clase de dios en ese mundo? Porque la verdad es que me gustaría saber los detalles del cambio de nombre.

    Tal como pensé, Alvric está moviendo los hilos para algo muy importante. Creo que él querrá apoderarse del consejo, o que al menos ese es uno de sus objetivos. Ya veré como su plan avanza.

    Sigo creyendo que el personaje que interceptó a Aendir es el muchacho del clan Opcru que sobrevivió desde la primera historia. Aunque me hubiera gustado que su encuentro fuera mejor narrado para que quedara de forma épica, y no que resultara en un cliffhanger que se resolverá en el siguiente capítulo.

    Me da gusto el que Recy también haya regresado, dado a que cuando Mathie y Misaki cayeron en CMA:UAI, se había decidido a actuar y no se lo había visto desde entonces. Me pregunto como fue que hizo para ser el presidente del consejo, aunque de seguro tiene que ver con que el anterior presidente esté en coma. Habrá que ver que es lo que será el proyecto NM-8.

    Ahora comentaré sobre el capítulo. La verdad es que ha estado bien, pero hubo partes donde la narración se sintió demasiado simple y se podrían detallar un poco mejor las acciones y los pensamientos de los personajes. Lo que quiero decir es que esto que mencioné debería ser descrito, y no solamente mencionado. Aunque sea un poco. La batalla entre Ilkin y sus enemigos debería tener un poco más de narración para poder ver mejor sus poderes en batalla, y que cause más impresión al lector el verse con él.

    No encontré errores ortográficos, pero hay palabras a las que le faltan tildes, y algunos fragmentos donde faltaron comas que podrían hacer más cómoda la lectura.

    Esos son tres ejemplos. Poniendo algunas comas en el medio, las cosas habrían quedado mejor.

    —Bueno...lo que importa es el mensaje—Tras decir esto ella se pone a cantar la canción.

    Cuando se detiene a ver la destrucción, ve que apenas quedan enemigos, y que los cargamentos estaban completamente destrozados.

    Además, tenía la capacidad de notar la magia a mucha distancia, y el poder que ha notado hace un rato se desbordaba tanto que ha sufrido un fuerte dolor de cabeza.

    No tengo más que decir sobre el capítulo. Deberías añadirle un índice a la historia (hablo de esta y de la anterior). Dado a que así sería más fácil acceder a los capítulos.

    Saludos. Cuando publiques la continuación, yo leeré y comentaré cuando pueda.
     
    • Adorable Adorable x 1
  11.  
    Poikachum

    Poikachum Equipo administrativo Usuario VIP El Pervertido

    Cáncer
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    1,575
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Crónicas Mágicas Aendir: La sombra de la leyenda
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    2823
    Debido a las circunstancias del momento, Alvric tuvo que cambiar de planes respecto a Aendir. Tenía pensado contarle la verdad al mago mucho más tarde cuando hubiera acabado con su cometido. Sin embargo los efectos de estar en cama durante dos años surgieron adelantando el tener que contarle la verdad.

    Ahora vais a leer porque considero una mentira la leyenda del joven mago. Aunque esta parte de la historia tan solo lo conocen actualmente los hijos de Aendir y yo, un viejo servidor del pueblo. También es necesario comentar algo de vital importancia, Kizon, Samey y otros guerreros que defendieron el reino durante la gran guerra murieron envenenados justo un año después.

    Alvric y Aendir fueron artífices del mayor plan que jamas se haya organizado en el mundo mágico. Este plan consistió en crear una organización llamada Cold Hell fundada con el objetivo de que miles de soldados y mercenarios magos luchen por una serie de ideales para tratar de derrocar al consejo mágico. Antes de caer en coma casi lo consiguen aunque hasta finales de esta misión el héroe no logra saber quien fue el grupo que provocó aquello.

    El mago de pelo blanco le puso el apodo de Aendir a Vantage debido a su significado ''bendecido'' en lenguas antiguas. Con el paso del tiempo y años, Aendir se sentía cada vez más influido por las guerras y luchas. Paso de odiarlas a simplemente provocarlas.


    Capítulo 3: La horrible verdad al descubierto

    Ilkin entra a la cueva esperando encontrar la fuente de esa energía. El lugar estaba iluminado debido a que era la base de los enemigos que ahora yacían muertos en el exterior o por lo menos, lo que queda de ellos. Allí estaba, entre algunas cajas vacías una joven de unos veinte años atada a unas cadenas, sucia y con la ropa desgastada.

    Era pequeña de estatura, con el pelo negro y corto, presentaba una delgadez probablemente causada por las condiciones que había vivido hasta ahora. Se acerca y con un golpe rompe las cadenas.

    —¿Quién eres?—Pregunta ella atemorizada y con miedo en sus ojos.
    —Me llamo Ilkin, no tengas miedo ya me he encargado de ellos y—El joven nota algo en sus ojos y en su poder.

    La chica nota su mirada penetrante pero no siente ahora miedo, es como si su mirada provocara calidez.

    —¿Eres la hija bastarda de Kizon no es así?—Esta pregunta pilla por sorpresa a la chica.
    —¿Como sabes eso?, ¿quien te lo ha dicho?—Se levanta y le toma de la camiseta.
    —Desprendes su mismo poder mágico—Responde el chico mientras la ayuda a ponerse en pie.
    —Me llamo Margary—Comenta ella mientras se limpia un poco el polvo aunque se notaba agotada.

    Ilkin decide llevársela de allí, ya ha terminado con la misión y tocaba volver.

    Mientras tanto Aendir se encuentra con alguien que no esperaba. Se trataba nada menos que de Kelly, la joven que le ayudo hace años y la cual tenia sentimientos por él. Estaba preciosa a pesar de los años que no habían hecho más que hacerla más bonita. Ambos se dan un cálido abrazo, resultaba reconfortante.

    —Vamos, hay problemas. Al parecer cada vez hay menos gente dentro de la base...como si se estuvieran marchando—Ella echa a correr mientras su compañero le sigue.

    No era momento de hablar del pasado, el enemigo era una seria amenaza y ya tendría tiempo de recordar los buenos tiempos. Marchan por una ruta boscosa hasta llegar a unos metros de la base. Era un pequeño edificio debido a que la verdadera estructura estaba debajo tierra.

    —Estos días he notado como descendían los poderes, eso quiere decir que hay menos magos. Al parecer bajo esta tierra había oculto unos minerales mágicos muy raros por lo cual se instalaron para extraerlo. Ahora que han terminado de extraerlo se marchan—Explica la maga mientras el chico escucha atentamente.

    Sin esperar un segundo más ambos se lanzan hacia la entrada, un pequeño grupo de cuatro guardias les detectan y disparan bolas de fuego que son esquivadas fácilmente. Kelly saca su espada y en un segundo los derrota dejando a estos inconscientes. El mago se fija en sus ropajes, el emblema era una cabeza de lobo con una ''o'' debajo de su cabeza.

    Abren la puerta y bajan por el ascensor, Kelly se conocía los pisos debido a que había estado de infiltrada llevando a su amigo directamente al objetivo. Cuando abren la puerta ven una máquina excavadora y al lado un gran mineral azul celeste que resplandece llevado por cuerdas hasta otra parte de la sala.

    —Vamos, tenemos que sacar este último de aquí. Luego los del segundo piso que se vayan al portal—Ordena uno de los encargados.

    Kelly y Aendir se esconden tras una pared mientras pueden ver todos los guardias y soldados armados.

    —El plan es destruir esas plataformas y obtener un trozo de ese mineral para estudiar de que se trata— El chico se siente confuso.
    —¿No sabes que es?—Pregunta incrédulo.
    —No me permitían estar en esta planta debido a mi rango, ahora ve a por ellos, yo te cubro—Dicho esto el joven se levanta para luchar.

    Estaba algo nervioso, esto no era un entrenamiento. Se acerca a unos por detrás y los golpea con su brazo metálico, luego lanza una ráfaga de energías a la máquina destruyendo parte de su estructura y paralizando el transporte.

    La alarma suena y pronto muchos soldados se iban a presentar. Kelly destruye uno de los ascensores evitando que puedan bajar por ahí. Aendir se deshace relativamente fácil de muchos con su nuevo brazo y su espada. Unas llamaradas vuelan hacia el chico que da un salto esquivando el ataque. Cuando mira se encuentra a un gran soldado rodeado de llamas.

    Aendir carga energía en su brazo izquierdo, una fuerte luz y golpea fuerte a su oponente con gran velocidad. De un golpe ha mandado volar contra la pared a su enemigo aunque se siente cansado, sin haber podido entrenar su condición física se nota.

    —¡Cuidado!—El chico siente como la joven le empuja y de pronto una lanza atraviesa el cuerpo de su compañera.


    El mago se acerca a ella, es una herida bastante fea pero por suerte no es tan grave como parece. Cuando mira a ver quien es el responsable ve a un hombre con una especie de armadura negra y con el emblema en mitad del pecho. Debía ser el jefe. Con su mano hace volver la lanza a su mano provocando un agudo dolor en la joven.

    —Has venido Aendir—Sin decir nada más y con gran maestría golpea el pecho del joven.

    Abre la boca al sentir el fuerte golpe y luego nota como lo agarran del cuello. El hombre no enseña su rostro, tan solo puede ver sus ojos debido al casco. Cuando coloca la lanza en posición le mira fijamente a los ojos del héroe.

    —¿Me recuerdas?, mis amigos murieron...soy Miguel—Dicho esto se dispone a matar al chico pero entonces se detiene.

    Examina de arriba a abajo y tras un rato en el cual Aendir se encuentra débil debido a la fuerza ejercida en su cuello y a la falta de aire lo lanza contra la pared con una fuerza que rompe esta provocando un pequeño estropicio. El polvo y ladrillos cubren el cuerpo del joven que esta sin fuerzas.

    —No eres a quien busco—Dicho esto manda a todos retirarse y con una mano se lleva el mineral por el portal. Kelly ve como todos se marchan riendo, su herida esta peor y su amigo derrotado.

    Entonces se hace el silencio en los pisos, ya no quedaba nadie allí. Con el paso de los minutos la mujer se recupera algo con un pequeño vendaje pero apenas puede moverse. Su amigo despierta al fin, se levanta con dificultad, se limpia el polvo y va a socorrerla.

    —¿Estás bien?—Le pregunta mientras le ayuda a incorporarse.
    —Si, busca algún rastro de mineral, ya se han ido todos. Si estudiamos el mineral sabremos que buscan con eso—Estaba agotada y apenas podía andar.

    El mago la deja en un pequeño rincón descansando mientras él busca en la sala aunque casi todo estaba ya vacío. Cajas, salas, maquinas usadas, rocas...nada de nada.

    —Quizás por aquí—Su corazonada era cierta. Un pequeño trozo de mineral entre unas rocas. Aunque era muy pequeño era mejor que nada.

    Se lo guarda en el bolsillo y se va con la maga. Allí ella esta sentada y sonríe al ver que al menos han sacado algo.

    —Creo que necesitas entrenar, te han dado una buena paliza—Dice tratando de sacar algo positivo de la situación.
    —Anda salgamos de aquí, Alvric nos dirá que hacer—La ayuda a levantarse para irse de allí.

    En el fondo estaba bastante enojado, le habían dado una buena tunda y Miguel se ha marchado tan tranquilo. Su fuerza no era suficiente en estos momentos para derrotarlo, debía encontrar el modo de hacerlo aunque lo más raro fue su frase de que no era él a quien buscaba.

    Nota autor: Entre ambos personajes y sus acciones hay una diferencia horaria de tres horas debido a su localización.

    Volviendo con Ilkin se ha presentado con la joven en casa de Olivia que asombrada conoce la noticia de que ha derrotado a todos los enemigos y detenido los cargamentos. Pero en ese momento atiende a la muchacha que se encuentra cansada y necesitaba reposo.

    —Alvric quiere hablar contigo—Le pasa el comunicador.

    El chico se retira a una habitación para hablar más tranquilamente con su amigo. Margary mientras tanto comía, estaba hambrienta y devoraba el plato con muchas ganas.

    —Hola Ilkin, he escuchado que has derrotado a quien suministraba armas a nuestro enemigo—El chico parece feliz de decirlo.
    —Bueno, he notado como mis ganas de matar aumentaban, tengo que aprender a controlarme...nunca he sido así—Dice el mago tumbado en su cama.
    —Ya hemos hablado de ello...la guerra nos cambia a todos. Por cierto Aendir ha sido derrotado, ha presentado varias secuelas por un fuerte golpe contra una pared...pero se encuentra bien. También nos ha traído un mineral de la base enemiga, al parecer lo han extraído porque es una especie de mineral que fundido puede servir como fuente de alimentación—Explica detalladamente el joven.

    Ilkin mantiene el silencio unos segundos, algo le mosqueaba.

    —Te dije que era temprano para ello...¿quién era el enemigo?—Su enojo iba a más.
    —Nada menos que nuestro amigo Miguel, al parecer sobrevivió—La respuesta hace que se enfade incluso más.

    Pero debe mantener la calma, no quiere alertar a Olivia.

    —Si pasa algo iré yo mismo en persona para matarlo, no quiero que nos fastidie—Dice algo más tranquilo.
    —Dentro de poco le contare la verdad, es mejor que lo sepa—Ilkin traga saliva y respira hondo.
    —Sino queda otra hazlo, pero espera unos días...tengo conmigo a la hija de Kizon—Esto sorprende a Alvric.
    —No puedo creer que aún siga con vida, la perdimos hace unos diez años—Cuenta el mago.


    Entonces Alvric decide hablar sobre el siguiente paso del plan.

    —Tengo ya listo una base aislada de todo el reino, tenemos suministros, armas y los suficientes soldados para poner en marcha la base pero necesitamos más soldados—Dicho esto Ilkin piensa.
    —Intentare reunirlos, necesito que me envíes informes de bases militares de otros lugares—Alvric parece estar de acuerdo.
    —Te los enviare cuando pueda...y es mejor que lo hagamos cuanto antes, el consejo ya tiene ese proyecto en marcha—Dicho esto corta la comunicación.

    Ilkin deja en la mesita el aparato y se queda pensando un rato. Aendir ha fracasado pero creía en él así que le daría otra oportunidad.

    Volviendo con Aendir, este se encuentra entrenando en una sala especial mientras Kelly se recuperaba de su herida. El consejo y Alvric trataba de buscar a Miguel por todo el reino o alguna de sus operaciones. Por desgracia no tenían nada, solo quedaba esperar a que hiciera algún movimiento y el mineral no indicaba nada más que eso, que fundido sirve como fuente de alimentación.

    Pasaban los días y el mago se encontraba mejor físicamente aunque en la noche cuando se miraba al espejo veía a otra persona. Oía voces en su cabeza, disparos, explosiones y cuando miraba de nuevo al espejo se veía así mismo. Al principio pensaba que estaba cansado pero poco a poco el miedo se apoderaba de él.

    Al hablar del tema con Alvric este parecía sorprendido. Luego cambiaba su gesto a algo más serio. Tras unos días en los que ya no aguantaba más y apenas conciliaba el sueño le pide a su amigo que le ayude.

    —Espera un momento Aendir—Se marcha ante la mirada del mago que espera en su habitación sentado en la cama.

    Se frota los ojos, notaba que estaba cansado, no ha dormido nada y ya no aguantaba más esta situación. Por suerte parece que Alvric conoce el remedio para solucionar su problema. Entra por la puerta y le da un aparato, era para grabar conversaciones. El gesto era tan serio que asustaba.

    —Hora de que sepas la verdad y sobretodo...no te asustes—Cuando se la entrega se marcha cerrando la puerta.

    El joven tarda un rato en salir del shock por la actitud de su amigo. Se pone frente al espejo y se mira, aprieta el botón de la grabadora dejando esta encima de la pila.

    Un ruido se escucha para luego dar paso a una voz. Es entonces cuando el joven ve a otro en el espejo pero no se asusta, decide asumir la situación.

    —Hola Aendir...soy Ilkin o así me llamo ahora. ¿No recuerdas quien eres?. Bien, eras el mejor soldado de mi grupo, fuimos atacados y caímos en coma aunque yo desperté al cabo de un año y tu has tardado dos. Durante una de las explosiones te metiste en medio salvando mi vida pero a cambio tu brazo derecho fue...destruido. Me has salvado la vida y siempre te estaré eternamente agradecido—Dice la voz.

    Aendir traga saliva, al parecer trabajaba para ese hombre y en una misión resultó herido. No entendía porque Alvric le ha ocultado aquello.

    —Pero...lo más importante es que muchos me quieren muerto...el consejo no me dejaría actuar como lo estoy haciendo ahora sino hay una distracción. Todo esto fue llevado a cabo por el antiguo presidente y Alvric que luchamos por los ideales de una persona. Necesito llevar a cabo un plan, Alvric te lo contara más adelante.Tú eres esa distracción yespero que puedas afrontar lo que te voy a decir a continuación—Aendir presta atención.

    Pero no dice nada, no escucha nada. Piensa que esta estropeada pero es entonces cuando dice algo que le impactara.

    —Tu verdadero nombre es Ignace, te escogimos como mi doble llevando a cabo una operación facial. También se te implanto estigmas de mi cuerpo para que tuvieras mi mismo tipo de magia o levantarías sospechas, es por eso que sabes manejar la espada de esa forma o el poder del dragón blanco. Además de ello también recuerdos mediante magia para que puedas conocer personas que no conocías—Esto deja sin palabras al chico que siente su respiración y pulso aumenta a un gran nivel.

    Traga saliva mientras el sudor recorre su cara cayendo al suelo en forma de gotas. Se mira y puede verse como era antes de la operación.

    —Gracias amigo por todo lo que estas haciendo, esta leyenda es nuestra...de ambos, crecerá gracias a ti...y a partir de ahora tu eres Aendir—Dicho esto se escucha el sonido que da por finalizada la grabación.

    El joven se sienta en la cama como puede. No puede creer todo aquello, necesitaba que alguien le verifique lo que esta pasando. Aunque por otro lado eso explicaba lo de Miguel. Alvric estaba al otro lado de la puerta y se había quedado para socorrer al chico si entraba en un estado de ira rompiendo todo. Pero no parecía que aquello fuese a suceder.

    El chico poco a poco empieza a reír, algo que llama la atención del mago de pelo blanco. Se levanta y ríe a carcajadas mientras se acerca al espejo mirando su nuevo rostro, le gustaba más que el anterior.

    —Muy bien Ilkin...Aendir mejor dicho...voy a cumplir con este rol...ahora recuerdo absolutamente todo...luchamos y morimos por ti Aendir—Dicho esto suelta un fuerte puñetazo rompiendo el cristal del espejo.

    Alvric al escuchar esas palabras simplemente sonríe para luego abrir la puerta y entrar. Era el momento de llevar a cabo el plan, además de que el hecho de aceptar su rol facilitaba mucho las cosas para ellos.

    Al fin y al cabo, todos forman parte de esta leyenda.

    Continuara...


    Espero que les haya gustado ^^.
     
    • Gracioso Gracioso x 1

Comparte esta página