1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente

Tema en 'CLAMP' iniciado por Brujibea, 9 Abril 2007.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Brujibea

    Brujibea Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    1158
    Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Holaaaaaa!!!
    Que bueno que les haya gustado mi primer Fic (Esperanza-Hope) y ahora, para celebrar que ya soy novata en el foro (^^!!!!) coloco el segundo. Ojala les guste tanto como a mi.

    Saludos los quieroo
    Brujibea*


    I
    UN LARGO VIAJE

    Ya iban unas 10 horas de vuelo. Un viaje de Europa hasta Asia era realmente agotador.
    - Disculpe señorita – Preguntó la azafata. – No se ve muy bien, ¿Necesita algo?
    - ¿Qué? Oh…no, nada señorita gracias. – Respondió la chica algo soñolienta y mareada al mismo tiempo. - ¿Cuánto falta para llegar a Japón?
    - Falta aún. – Dice la rubia funcionaria. – Aún no hacemos la escala en Hong Kong.
    - Ah bueno, está bien gracias. – Agradeció la joven.

    La chica se desperezó en su asiento. Para su suerte, nadie había comprado el asiento continuo así podía dormir algo más cómoda que los demás. Jamás había viajado tanto, jamás había viajado tan lejos. Decidió no dormir más y sacó algunas cosas de su mochila para distraerse. Tomó un cuaderno y unas pequeñas revistas. Al abrir el libro de notas encontró la fotografía y recordó.

    “- Sakura-chan, te tenemos una sorpresa querida. – Anuncia su madre.
    - ¿Qué, qué ocurre? – Pregunta la chica.- Profesor Kingsley, ¿Qué hace aquí?
    - Sakura. – Comenzó el docente. - ¿Recuerdas el encuentro de Ciencias Sociales en el que representaste a la escuela?
    - Sí. – Asintió la chica. – ¿Sabe algo?
    - Bueno – Dijo el profesor. – Pues ganaste, y tengo algo para ti.
    - Ga…gané? – Tartamudeó la muchacha. - Ay qué alegría! ¿Qué es esto? – Preguntó al ver que su maestro le entregaba una especie de sobre.
    - Esto Sakura, es un pasaje de avión. – Explicó el Sr. Kingsley. – Podrás viajar a Japón. El premio es un intercambio durante un año.
    - Y a Tomoeda querida. – Agregó su padre. – De donde viene nuestra familia.

    La chica no lo podía creer. Iría a Japón, el sueño que tenía desde pequeña, para investigar sobre la cultura y un tema en especial.

    - Gracias!! Muchas gracias!! – Dijo Sakura saltando de felicidad. - ¿Y cuando será?
    - Pronto, muy pronto – Respondió el profesor. – Así que prepárate.”

    Pasaron un par de semanas y ahora se encontraba en el avión. La joven sonrió y cerró el cuaderno. Para Sakura, la estadía en Tomoeda sería emocionante, pero no muy fácil. Si bien era cierto que su descendencia era japonesa, aun le costaba hablar el idioma y por increíble que fuese para ella, no tenía esos ojitos orientales que caracterizan tanto a los habitantes de su cultura. Viviría con su tía Mai, una mujer de negocios muy ocupada que tenía un departamento en Tomoeda.
    Sakura tomó su reproductor de discos para escuchar algo de música y así matar el tiempo. Aun no aterrizaban en Hong Kong y faltaba mucho para llegar a Tokio. Sólo sintió el aterrizaje luego de un par de horas ya que comenzaba a cabecear.

    - Oye, disculpa.
    - Ki ni naru aitsu…fushigi na aitsu…
    - Disculpa…hey.
    - Koko de jitto shite inarenai…
    - Oye, puedes escucharme?
    - Magali-kado de wa, sou, nani ka okorisou de…
    - Kakedasu yo!!!!
    - Ah?? Oh, cielos lo siento. – Se disculpó la chica. - ¿Estuviste mucho tiempo hablándome?
    - No te preocupes, además esa canción es buena. – Respondió el chico. Ahora si no te importa, ese puesto al lado tuyo es mio. ¿Podrías sacar tu mochila?
    - Ay lo siento. – Dijo Sakura retirándola sonrojada. No había dejado de notar lo buenmozo que era el chico.- Y ¿Ya estamos en China?
    - Sí – Respondió el joven. – Esta es la escala de Hong Kong. ¿Vas a Japón?
    - Sí… - Dijo Sakura – Ha sido un viaje largísimo.
    - Ah… ¿De dónde vienes?
    - De Inglaterra. – Respondió la chica. – De Londres.
    - Debe ser hermoso por allá. – Comentó el muchacho.- A propósito, ¿Cuál es tu nombre?
    - Sakura, Sakura Evans. – Respondió extendiéndole la mano.
    - Shaoran Li. – Se presentó el joven. – Sakura… es un bellísimo nombre.
    - Sha…shaoran Li? – Preguntó incrédula la chica.
    - Sí, ¿Qué sucede? – Preguntó Shaoran.
    - Nada…nada. – Respondió sonriente. – Qué lindo nombre también.


    Así pasaron el resto de las horas conversando sobre lo emocionante que sería Japón. Ambos iban por primera vez y Shaoran le contó que iría para investigar sobre sus antepasados. La chica le contó sobre su intercambio y se la pasaron el resto del viaje conociéndose, aunque ambos sabían que al finalizar el viaje ya no se encontrarían.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Ying Fa

    Ying Fa Entuciasta

    Géminis
    Miembro desde:
    8 Marzo 2007
    Mensajes:
    95
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Mmm... Es muy interesante.

    La verdad es que me pregunto de que le sonaba a Sakura el nombre de Shaoran... Tambien me pareció gracioso el detalle de que Sakura estuviese escuchando "Ki ni naru aitsu" justamente cuando Shaoran le intentaba hablar...Y que luego él terminase la estrofa...:P

    Espero que lo continues pronto!

    Sakura_1995
     
  3.  
    Brujibea

    Brujibea Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    1168
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    II
    UNA TURISTA SORPRENDIDA


    - Señores pasajeros. Bienvenidos a Ciudad de Tokio, Japón. Por favor, abróchense los cinturones, comenzará el aterrizaje.”

    El aterrizaje fue tan suave que no se sintió. Cuando salieron del avión, tanto Sakura como Shaoran no podían creer la cantidad de gente que había. Tenían que empujarse para ir a recoger las maletas. Al llegar a la salida, Sakura tuvo que despedirse de su nuevo amigo.

    - Bueno Shaoran, fue un gusto haberte conocido. – Dijo la joven. – Espero verte algún día de estos.
    - Yo también, Sakura. – Se despidió el joven dirigiéndose al taxi que lo esperaba. – Hasta siempre.

    La muchacha siguió el taxi con la mirada hasta que éste se perdió. Shaoran, Shaoran Li, Sakura no lo podía creer al escuchar ese nombre. Mientras pensaba en eso escuchó una voz exclamando su nombre. Su tía Mai se le acercaba muy contenta.

    - Sakura-chan!! – Gritó la mujer abrazando a su sobrina. – Como haz crecido preciosa. ¿Qué tal el viaje?
    - Agotador. – Respondió la chica sonriéndole. – Me alegro de esta aquí.
    - A mi también me alegra, sobre todo porque mi niña llegó aquí gracias a sus conocimientos. – Comentó Mai. – Y dime Sakura-chan, ¿Qué quieres hacer ahora? Me tomé el día libre.
    - Por el momento, ir a casa. – Respondió la sobrina. – Estoy muy cansada.
    - Como tú digas.

    La tía chasqueó los dedos y apareció un chofer de un auto muy lindo y lujoso. Tomó las maletas de Sakura y las metió en el maletín. Ambas se subieron al auto y partieron rumbo a Tomoeda. Por lo elegante que vestía su tía, Sakura dedujo que era una mujer de mucho éxito y se alegró mucho. Disfrutó la vista de la ciudad y los grandes edificios, al llegar a Tomoeda vio que el departamento en el que alojaría era bellísimo y se sorprendió aun más al ver su interior. La habitación que le había preparado su tía se veía muy lujosa y bien cuidada. Sakura pensó en que le había puesto mucha dedicación debido a que ahora tendría su compañía. Mai era una mujer de negocios, pero no tenía hijos. Al desempacar, se acostó en su nueva cama y se quedó dormida instantáneamente.
    En Japón, ya era de noche.

    - Señorita Sakura, señorita Sakura. – Despertó el mayordomo a la niña. – Ya es de mañana.
    - Ah?...Oh sí gracias. – Dijo algo impresionada la chica. - ¿Quién es usted?
    - Mi nombre es Issei señorita, soy el mayordomo de la señorita Mai. – Respondió. – Debe despertar ya.
    - Está bien, gracias. – Dijo Sakura levantándose de su cama.

    El mayordomo se retiró y Sakura comenzó a arreglarse para su primer día antes de clases en Tomoeda. Cuando bajó a desayunar, vio que su tía ya se había marchado al trabajo y que ésta le había dejado una nota.

    “Sakura-chan:
    Espero que disfrutes tu primer día aquí, Toru, nuestro chofer, te llevará donde tú quieras.
    Volveré para la cena, mientras, diviértete.
    Te quiere tu tía
    Mai.”

    “Divertirme” pensó Sakura. Había revisado todas las revistas de turista durante el viaje para poder ubicarse en la ciudad y nada le gustaría más que realizar su pequeña investigación que planeó desde pequeña. Salió a la calle donde lo esperaba Toru, quien amablemente le abrió la puerta a la chica y se dirigió a donde ésta le había pedido. A la biblioteca de la ciudad.
    Al llegar, vio sorprendida que parecía un barrio muy antiguo. Edificios como la universidad y la biblioteca, junto con el edificio de correos estaban alrededor de una maravillosa fuente, con suelo de adoquines. Sakura no podía creer la imagen de la estatua que posaba en la fuente, pero decidió entrar rápido a la biblioteca. Miró a su alrededor como los jóvenes universitarios iban del campus a la biblioteca, de la biblioteca al campus. Ansiaba mucho ingresar a la universidad, aunque para eso faltaban algunos años. Agradeció a Toru y le dijo que lo llamaría para cuando decidiera volver a casa. Cuando se decidió a ingresar a la biblioteca, echó una última mirada a la fuente y al darse vuelta se produjo una colisión y volaron decenas de papeles.

    - Lo siento mucho. – Se disculpó la chica intentando recoger los papeles que habían caído. – Lo siento mu… ¿Shaoran?
    - ¿Sakura? Vaya. – Dijo el chico aun con la mano en la cabeza a causa del golpe. – Me alegro, ¿Qué estás haciendo aquí?
    - Yo vine a ver unas cosas… ¿Pero qué haces tú aquí? – Sakura se levantó y le entregó los papeles al muchacho. - ¿Estudias en la universidad?
    - No, claro que no. – Dijo Shaoran. – Aun me falta mucho. Vine a investigar algo. Sabes…Te pareces mucho a ella.

    Shaoran apuntó la imagen de la estatua. La figura de una chica con un traje precioso con un báculo y un chico con ropas chinas y con una espada. Esos individuos, eran la razón de que Sakura aceptara viajar a Japón.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Wao... lindo fic.
    Excelente redaccion, en ese punto no encontre ningun error.
    Pero si encontre otro, lo colocare:
    - Al igual que cierras ?! siempre debes de abrirlos ¿¡

    Por cierto que la historia me parece interesante, y para ser tan solo dos capitulos por el momento es muy interesante la historia y te quedas enganchada.
     
  5.  
    Ying Fa

    Ying Fa Entuciasta

    Géminis
    Miembro desde:
    8 Marzo 2007
    Mensajes:
    95
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    La verdad, Pami tiene razón.

    Está bien redactada... y respecto a errores ortográficos no creo haber visto demasiados... Respecto a la historia está muy interesante... ¡Me encanta que se vuelvan a encontrar justo frente a la estatua! Y encima me dejaste con la intriga...

    Ojalá tengas pronto la conti....

    Sakura_1995
     
  6.  
    Animeandi

    Animeandi Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    109
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Holita!!Wuau esa redaccion esta increible me gusto mucho al principio no le entendi mucho pero con el pasar del primer capitulo le fui agarrando la onda.
    Me quede super picada en donde Shaoran le dice que se parece a la niña de la estatua...esta muy bien redactada,la órtografia,para mi esta bien (jejeje tengo yo una órtografia que...).¡¡¡Me cautivo donde Sakura y Shaoran se encontraron!!!...y mi pregunta ¿¿¿que pasara después???.Te quedo muy bien ¡¡¡TE FELICITO!!!.

    PD:Espero con pasiencia el proximo capitulo.ATTE:Animeandi;)
     
  7.  
    Brujibea

    Brujibea Guest

    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Aaaaiii Nunca habia recibido críticas tan fuertes. Gomen nee Pami u_u , solo soy una escritora de 15 años.
    Igual, gracias, así me doy cuenta de mis errores. Lo malo es, que aquí he puesto recién el segundo capi, mientras que ahora hago el decimo y dejenme decirles que no es nada fácil :P

    A partir del próximo capi que ponga (IV) haré una aclaración, para que no hayan malentendidos con este Fan Fic, ya verán por que...

    Brujibea*

    III
    EL GRAN SALON Y LA NUEVA ESCUELA

    - ¿Conoces la leyenda? – Preguntó el joven. – La de cardcaptors.
    - Sí – Afirmó la chica. – La conozco muy bien. De hecho estoy aquí para investigarla. Desde pequeña que me ha intrigado.
    - Pues es tu día de suerte, escogiste el lugar perfecto y el guía perfecto. – Dijo Shaoran sonriendo. – Soy descendiente de la dinastía Li, creo que por eso te impresionaste al escuchar mi nombre en el avión.
    - ¿Enserio eres pariente de ellos? – Preguntó perpleja la chica.
    - Sí, ellos fueron mis tatarabuelos. – Dijo el chico. – Nunca pude verlos, pero aquí en Japón son una leyenda.

    La leyenda que se cuenta hace más de 120 años. La valentía de una niña de tan sólo 10 años, quien capturó una baraja de magia para salvar a la Tierra de una tragedia casi inevitable y junto con un camarada, continuaron la lucha contra diversos episodios, hasta el punto en el que hasta arriesgaron sus sentimientos más preciados por el bienestar de Tomoeda y del mundo. Ese día fue recordado por cada habitante de la ciudad y fueron aclamados como héroes. Se enamoraron y continuaron su vida y formaron una familia, pero sobre su magia no se volvió a saber. Por esa razón, los habitantes de hoy la consideran sólo como una leyenda y no volvieron a creer en la magia. Pero tanto como Sakura y por supuesto Shaoran creen fervientemente en la leyenda.

    - Mi padre viene de la dinastía y mi madre es de familia Japonesa, pero no sé por qué no tengo los ojos orientales. – Dijo Shaoran intentando estirar sus ojos con los dedos. – Debe ser porque mi abuela es francesa.
    - Eso es un fastidio. – Comentó la chica. – Cuando se es el único que no se parece a los demás de la familia.
    - Cierto? – Afirmó el chico.

    Ambos rieron mientras caminaban por los pasillos del edificio. Shaoran le dijo a la chica que le mostraría algo especial y cuando abrió la puesta del misterioso salón, Sakura se deslumbró ante lo que veía.

    El salón estaba lleno de objetos en pequeñas vitrinas. Como un museo. Una de las paredes tenía una placa que decía “S&S Cardcaptors” Lienzos grandes cubrían partes de las paredes, con dibujos maravillosos de la pareja de heroes.

    - Esto es…precioso. – Comentó Sakura maravillada. – Pero… ¿por qué no hay fotografías?
    - Supe que las fotografías las guarda mi familia para que no se arruinen con el tiempo. Estos lienzos no se arruinarán ni siquiera con ácido. – Dijo el muchacho acercándose a ellos. – Ella debió ser muy hermosa y tú te pareces mucho a ella.
    - Yo?, pero qué dices. – Dice Sakura sonrojándose. – Mis padres me pusieron Sakura, por ella. Shaoran…Estos… ¿Estos son los reales?

    La chica se acercó a dos pequeñas vitrinas que estaban muy juntas. Una de ellas tenía un báculo largo y rosa, con una estrella y la otra poseía una espada muy brillante. Sakura también se fijó en otra, donde había un libro rosa con detalles dorados.

    - No, esas son réplicas. Nadie sabe donde están las reales. – Explicó Shaoran. – Aquí está todo lo que puedas imaginar sobre la historia. Me pregunto a veces, si esas cartas desaparecieron o no. Según la leyenda también, la magia que poseían podría desaparecer algún día, al igual que los guardianes que las protegen.
    - Yue y Kerberos. – Agregó Sakura.

    Ambos se sentaron en una de las mesas que se encontraban en un rincón del salón, donde había unos estantes con libros. Pasaron el resto de la tarde hablando de Shaoran y su familia, ya que para Sakura era una gran oportunidad para conocer más de la leyenda.
    Se hacía de noche y uno de los guardias de la biblioteca les aviso que ya cerrarían el edificio. Sakura llamó a Toru para que la fuera a buscar.

    - ¿Nos reunimos mañana aquí? – Preguntó Shaoran.
    - Lo siento, pero tengo escuela mañana. – Se disculpó la chica.
    - Ah es cierto, lo había olvidado!. – Exclamó Shaoran. – Yo también debo entrar a clases aquí y no tengo nada listo jeje.
    - Bueno, después acordamos encontrarnos ok? – Dijo Sakura al momento en el que Toru se estacionaba en el frontis de la biblioteca. La chica entró al auto.- Matta-ne!!.

    Mientras el auto le daba la vuelta a la fuente. Se escuchó un “Matta-ne Flor de cerezo!!!!!!!” de la voz de Shaoran. La chica se sonrojó al escuchar esa despedida.
    Al llegar al departamento, Mai esperaba a Sakura preocupada.

    - Sakura-chan! No sabía donde te encontrabas cuando llegué a casa. – Dijo abrazando a su sobrina. – Por suerte Toru estaba aquí.
    - No te preocupes tía, estaba en la biblioteca. – Dijo Sakura tranquilizándola.
    - Ay mi niña tan estudiosa. – Comentó satisfecha Mai. – Eso me recuerda, que mañana empiezas tu primer día de clases, en la secundaria Tomoeda. Mira que uniforme tan lindo.

    Y en realidad era muy lindo. Sakura se lo probó y le quedó muy bien. Cuando entró a su habitación, vio en su escritorio muchos cuadernos y útiles nuevos más una mochila muy linda. También vio un pequeño canastillo con muchos listones y elásticos de todos colores para las coletas que Sakura usaba a menudo. Se recostó en su cama y comenzó a recordar todo lo que había visto en ese gran salón y también en Shaoran. Algo había de especial en ese chico, pero Sakura no lo averiguaba aun. Le era fascinante que conociera a un descendiente de Sakura Kinomoto y Shaoran Li, pero eso a la flor de cerezo no le importaba tanto ahora.

    - Señorita Sakura. – Aviso Issei. – La cena está servida.

    8.15 de la mañana. La joven inglesa se quedó dormida, debía estar en la escuela en quince minutos más y ni siquiera estaba vestida con su uniforme. Como un rayo, entró y salió del baño duchada y vestida. Colocó un par de cuadernos en su mochila, su estuche y se dirigió al comedor donde Issei le servía el desayuno.

    - Buenos días señorita Sakura, al parecer llegará tarde a la escuela. – Dijo el mayordomo.
    - Issei ¿Por qué no me despertaste como la última vez? – Preguntó la chica devorándose el desayuno.
    - Son órdenes de la Srta. Mai. – Explicó Issei. – Para ir a clases, es su responsabilidad levantarse temprano. Ahora apresúrese, Toru la espera abajo.
    - Adiós! – Se despidió Sakura. La chica bajó a la entrada del edificio donde la esperaba su chofer.

    Mientras Toru manejaba tranquilamente (para desgracia de la chica), Sakura se sentía nerviosa. Era su primer día en una escuela Japonesa y no sabía cómo la recibirían los demás muchachos. Las 8.35 y Sakura entraba corriendo al establecimiento. Se detuvo al escuchar el ruido de una bocina tras ella y al voltear, vio a su tía, que se bajaba de otro automóvil, hablando por su celular.

    - No…quiero ese informe para mañana porque la reunión será pronto, adiós. Oh lo siento. – Dijo Mai guardando su teléfono. – Querida, primero tenemos que presentarnos con el director de la escuela y realizar un pequeño papeleo. ¿No pretendías entrar al salón así como así verdad?
    - No…no había pensado en eso. – Dijo la chica riéndose.

    Pasaron a la oficina de dirección. Un señor muy delgado las recibió. Era el director de la escuela y Sakura nunca había visto a un hombre tan alto. Las recibió en su despacho y se sentó tras su escritorio.

    - Y bien, soy el director Motoi y esta debe ser Sakura. – Dijo dirigiéndose a la muchacha. – Bienvenida a la escuela.
    - Disculpe director. – Dijo Mai. – Como Sakura viene de Inglaterra, el japonés se le dificulta un poco.
    - No se preocupe Señorita. Desde hace mucho que este colegio es bilingüe y todos los estudiantes hablan el inglés perfectamente desde el 2do grado. – Dijo el director. – Tu salón será el 9-4, ahora llamaré al profesor Jefe para que te venga a buscar. A propósito, tu nombre es muy lindo, Sakura.
    - Está bien, gracias. – Agradeció Sakura. Notó lo amable que era su nuevo director. En su antigua escuela, su rector era muy estricto y conservador.
    - Bueno Sakura-chan, es hora de irme – Se despide Mai. – Diviértete este día. Señor Motoi.
    - Buenos días. – Se despidió el director de la mujer. – Oh, profesor Terada aquí está su nueva alumna. Sakura Evans.
    - Mucho gusto Sakura. – Dijo el profesor sonriéndole a la joven. – Un placer, ahora acompáñame para presentarte a tus nuevos compañeros.

    Y así, profesor y alumna salieron de dirección. Mientras caminaban por los pasillos, pasaron por un pequeño jardín, donde se mostraba un lienzo muy grande, en el cual la pareja de héroes aparecían con el mismo uniforme que vestía Sakura en ese momento.

    - ¿Ellos estudiaron aquí profesor? – Preguntó la chica aun contemplando la imagen.
    - Sí, ambos fueron estudiantes destacados. – Respondió el profesor. – Tanto la señorita Kinomoto en deportes como el joven Li en el área académica. Son cariñosamente recordados aquí. De hecho, mi tatarabuelo estaba a cargo de la clase en la que ellos estudiaban.
    - Qué interesante – Dijo la muchacha. Ahora conocía a otra persona que la ayudaría en saber más de la historia.


    Subieron una de las escaleras y llegaron al 3er piso. El salón se encontraba de los primeros cerca de la escalera. Sakura debió esperar afuera para ser presentada por el profesor. Estuvo unos 5 minutos afuera hasta que el docente abrió la puerta.

    - Ahora muchachos, quiero que conozcan a esta nueva alumna. La señorita Sakura Evans, por favor pasa.

    Hubo una expectación general y Sakura se sonrojó al escuchar un “Ohayou Sakura-chan” de parte de toda la clase. Se colocó al lado del profesor para que éste le asignara asiento. Se puso a mirar a cada alumno y quedó con la boca abierta al ver…

    - Veamos, donde te sentarás…ah sí, delante de Li no hay nadie. Qué sorpresa que tengamos dos nuevos alumnos hoy. – Dijo el profesor Terada.

    Mientras Sakura avanzaba hacia su asiento, no dejó de notar susurros como “Es idéntica a ella” o “Debe ser pariente, igual que el otro nuevo”. Al llegar se dirigió a Shaoran.

    - Buenos días. Qué asombroso – Saludó el chico riéndose. – Mejor siéntate o te seguirán viendo.
    - Oh sí. – Dijo Sakura tomando asiento. De pronto todos quienes la miraban voltearon para atender la clase.
    - Bueno ahora seguiremos con…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Ying Fa

    Ying Fa Entuciasta

    Géminis
    Miembro desde:
    8 Marzo 2007
    Mensajes:
    95
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Kawaii!!!!

    Sakura-chan y Shaoran-kun van a la misma clase!

    La verdad no esperaba que a Sakura-chan le sonase el nombre de Shaoran-kun por eso!!!

    Y que ambos crean en la misteriosa supuesta leyenda de los cardcaptor!

    Espero la conti de este fic porque está sinceramente genial!

    Sakura_1995
     
  9.  
    Brujibea

    Brujibea Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    1544
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Para el siguiente capi... quiero aclarar algo.
    No, mejor no...para el proximo porq ahi se aclara de lleno xD

    Aqui va

    IV
    UNA NUEVA AMIGA

    En el receso, Sakura tomaba su almuerzo y salía del salón cuando alguien se le dirige.

    - Disculpa, se te cayó esto.
    - Qué – La chica se volteó para mirar y un flash casi la deja ciega. - ¿Qué estás haciendo?
    - Lo siento, tenía que fotografiarte. – Dijo una chica de piel clara como la nieve y de cabello muy largo, entregándole un tenedor que se le había caído a Sakura. – Es que te pareces mucho a ella.
    - ¿A quién? – Preguntó la flor de cerezo.
    - A Sakura…Sakura Kinomoto.
    - Eres la segunda persona que me dice eso…pero no creo que me parezca tanto ¿O si? – Se cuestiona la joven.
    - Su viva imagen, si necesitaran dibujarte, preferirían copiar el lienzo del jardín central. – Comenta la compañera. - Al igual que el otro chico.
    - De Shaoran hablas?, pero si él viene de la dinastía Li. – Dice Sakura.
    - El sí, pero tú…bueno como sea. Mi nombre es Toyomo Daidouji. La tía abuela de mi padre era fiel amiga de la cardcaptors. Grababa cada hazaña que lograba.
    - Enserio?. – Pregunta asombrada la joven. - ¿Y haz visto esas grabaciones?
    - De hecho no. – Se lamentó la chica. – Mi familia dice que fueron escondidas en un lugar que solo ella conoce, dentro del Estudio de animación y televisión que fundó hace años y que ahora es una empresa enorme…bueno, conocía.
    - Sakura… almorzamos? – Preguntó Shaoran que apareció de la nada en la conversación.
    - Sí bueno, Shaoran ella es Tomoyo Daidouji. – Presentó la flor.
    - Debes ser pariente de la directora de grabación de esa conocida empresa. – Saludó Shaoran. – Y amiga de mis tatarabuelos.
    - Un placer joven Li. – Afirmó la chica.
    - Bueno almorcemos juntos que se acabará el receso. – Dijo Sakura.

    El primer día de escuela no resultó ser tan difícil como pensó Sakura. Conoció a otros compañeros muy simpáticos. Al finalizar las clases, llamó a Toru y le dijo que no se preocupara, ya que se iría a casa caminando, además, el trayecto era corto. Mientras caminaba, conversaba con Tomoyo y Shaoran, quienes con gusto aceptaron ir a la biblioteca al otro día con la chica. Se despidieron de Tomoyo cuando ésta entraba a su enorme casa.

    - Me pregunto cómo es que casi toda la gente que he conocido cree en la leyenda, siendo que la mayoría no cree en eso. – Preguntó Sakura a Shaoran, mientras se acercaban al departamento.
    - Debe ser porque quizás todo Japón no, pero Tomoeda sí. – Responde el chico. – Aquí se han mantenido muchas familias que conocieron a los Kinomoto, hasta conocen a mi familia. Lo deduje cuando muchas personas me saludaban mientras me encaminaba a la escuela.
    - Es extraño…aunque también me siento tan observada cuando dicen que me parezco a la cardcaptors. Bueno, aquí vivo. – Concluyó la chica despidiéndose. – Nos vemos mañana.
    - Hasta mañana Sakura. – Se despidió Shaoran mientras caminaba rumbo a su casa esta vez.

    Mientras cenaba, la flor de cerezo le contaba su día de escuela a su tía, Quien escuchaba muy interesada. Luego, llamó a sus padres comentando lo mismo. Sakura extrañaba mucho a sus padres, pero sabía que los vería pronto cuando éstos viajaran en la semana de festividades. Terminó sus deberes justo en la hora para acostarse.
    La leyenda…¿Será cierta? ¿Será verdad? Cientos de al parecer cartas volaban entre el viento en una noche estrellada, una luz provenía de ellas y Sakura se sentía muy bien. Un ave? No… más bien parecía un peluche.

    - LIBERATE!!!!!!!!
    - Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay!!! – Gritó Sakura cubriéndose los oídos y abriendo los ojos. Sólo era un sueño.

    Faltaban solo 20 minutos para comenzar las clases y Sakura bajaba a toda velocidad del edificio. Toru la esperaba, esta vez sin el automóvil, sino con una caja en sus manos.

    - Señorita Sakura, ya tengo el encargo que me pidió. – Dijo Toru entregándole la caja.
    - Ay muchas gracias Toru. – Agradeció la chica abriéndola y sacando un par de patines. – Extrañaba hacer esto.
    - Buen viaje señorita. – Se despidió Toru al ver como la chica desaparecía al doblar en una esquina patinando.

    La brisa de la mañana era muy grata y fresca. Y disfrutó mucho caminar por la arboleda que lucia sus árboles verdes y alegres. Por alguna razón, se detuvo en una de las esquinas. Miró a su alrededor y continuó como un cohete a la escuela. Al llegar se alegró de que el profesor aún no llegara.

    - Buenos días Tomoyo, buenos días Shaoran. – Saludó la chica mientras se sentaba, agotada por la carrera.
    - Muy buenos días Sakura. – Saludó Tomoyo. – Hoy iremos a la biblioteca ¿No es así?
    - Así es Daidouji, buenos días. – Saludó Shaoran dirigiéndose a Sakura.
    - Ay que bueno que ambos puedan acompañarme. – Dijo Sakura alegrándose.

    En el acto, llegó el profesor Terada a comenzar la clase. Hoy les tocaba Educación física en la mañana y debían practicar destrezas. Aunque casi se golpea de lleno la cara, Sakura hizo los demás trucos excelentemente, tanto que Shaoran quedó impresionado.

    - Sakura lo hace muy bien verdad Li. – Dice Tomoyo quien casi mata del susto a Shaoran.
    - Qué?...Bueno yo. – Dice Shaoran algo sonrojado. – Yo…
    - Shaoran! Es tu turno. – Grita Sakura desde las barras.
    - Ah sí, está bien. – Responde y va hacia allá.

    Mientras estaban en clases de literatura, Tomoyo notó que Sakura se ponía a dibujar algo. Algo muy singular. Cuando ya lo terminó la amiga dijo:

    - Sakura, qué lindo dibujo. Es un peluche? – Preguntó a su amiga.
    - En realidad, no lo sé, lo vi en un sueño que tuve. – Dijo la muchacha. – En realidad fue un sueño muy extraño.
     
  10.  
    Ying Fa

    Ying Fa Entuciasta

    Géminis
    Miembro desde:
    8 Marzo 2007
    Mensajes:
    95
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    ¡Kawaii!

    ¡¡¡Sólo sé decir kawaii!!!

    Bueno mi vocabulario no es demasiado variado que digamos, sólo tengo once años...

    Me está sonando a que va a pasar algo similar a lo que ocurre al principio de la serie...Aunque seguro que con tu toque personal...

    Vaya... Volvieron a aparecer los famosos patines... Esta Sakura yo creo que nunca se modernizará... Yo quise aprender a montar en patines solamente por lograr parecerme algo a ella... Ingenua de mí...

    Respecto a faltas... Solo vi una grave... Pusiste Toyomo en vez de Tomoyo...

    Aparte de eso, te quedo genial ^^... ¡Bien! Puse algo que no es kawaii... Esto es un avance :P...

    Sakura_1995

    P.D. Gomen me alargué mucho... ToT
     
  11.  
    Brujibea

    Brujibea Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    1625
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    V
    UN DESCUBRIMIENTO LEGENDARIO

    Le contó el sueño a su nueva amiga al finalizar la clase. Cuando Sakura, Shaoran y Tomoyo llegaron a la biblioteca, la flor de cerezo les agradeció mucho que la acompañaran. Mientras estaban en el gran salón revisando los libros. Sakura encontró un texto muy interesante.

    - “Sin embargo, el poder de cada carta fue recobrado gracias a la pequeña Sakura, de entonces 11 años. Al transformar toda la baraja de Clow, su amigo y enamorado Shaoran Li, debió regresar a Hong Kong, pero tranquilo, ya que le había confesado a la pequeña cardcaptor todos sus sentimientos hacia ella. Aunque debió esperar un tiempo para que su amor fuera correspondido. Luego de cuatro meses, el joven volvió durante vacaciones, dándole la oportunidad a la pequeña Sakura, de confesar los sentimientos que se habían generado en su corazón hacia él.” Qué romántica historia vivieron tus tatarabuelos Shaoran. – Dijo Sakura cerrando el libro y suspirando.
    - Sí. – Respondió el chico. – Mis padres me contaron esa historia, en la que casi entregan su sentimiento más preciado.
    - La Tomoyo de ese tiempo los debió grabar esa vez. – Dijo Tomoyo mirando la cámara de video que llevaba consigo para grabar el salón.
    - Y veo que tú heredaste eso. – Comentó Sakura sonriendo.
    - Se está haciendo tarde. – Dijo Shaoran consultando su reloj. – Mejor nos vamos.
    - Li tiene razón. – Dijo Tomoyo levantándose de su silla.
    - Yo me quedaré un rato más. – Dijo Sakura abriendo otro libro.- No se preocupen. Pueden irse.
    - Si te quedas, yo también. – Advirtió el chico sentándose otra vez. – No te dejo sola.
    - No, vayan está bien Shaoran – Insistió la flor.
    - ¿Segura? – Preguntó Tomoyo.
    - Absolutamente. – Respondió Sakura.

    Cuando los compañeros abandonaron la biblioteca, la joven inglesa continuó en sus libros. La noche y el sueño se apoderaron de ella y la dulce chica se quedó dormida entre los montones de tomos sobre la mágica leyenda. A la hora de cerrar el edificio, el guardia abrió la puerta del salón para revisar que todo estuviera en orden.

    - ¿Hay alguien ahí? ¿Hola? – Dijo el guarda mirando el salón desde el umbral de la puerta. No pudo ver a la chica, ya que los montones de libros la escondían involuntariamente durante su sueño.

    Apagó las luces y cerró la puerta ruidosamente. Cosa que hizo despertar a Sakura. Corrió hacia la puerta intentando abrirla en vano y pidió ayuda pero no recibió respuesta. Regresó a la mesa chocando con ella debido a la oscuridad. Comenzó a buscar su celular y escuchó el sonido de muchos lápices cayendo. Se había caído su estuche.

    - Ahora que hago…rayos. – Decía la flor mientras gateaba y buscaba a tientas cada lápiz. – Auch!!

    La parte de arriba de su cabeza había chocado contra algo duro. Sakura no se había dado cuenta de que pasaba por un pequeño espacio entre libros de la parte de debajo de un estante. Buscó con su mano qué la golpeó desde arriba y por la forma que tenía parecía una cerradura. Al tocarla, Sakura escuchó que se abría y embargada por la curiosidad. Abrió el secreto compartimiento.
    - Auch! – Repitió cuando un libro salió de él y le golpeó el rostro justo cuando miraba hacia arriba.

    Cogió el libro del suelo. Le era imposible ver la cubierta en la oscuridad y menos si tenía polvo. Se levantó y con una mano buscó la mesa. Cogió su celular, pero no para llamar, la luz de éste le ayudaría a leer el misterioso libro. Con la mano retiró el polvo y leyó la portada. Estupefacta, lo levantó a la altura de sus ojos y volvió a leer.

    - Sa…sakura? – Leyó la chica. – No puede ser.

    Intrigada y emocionada al mismo tiempo, volvió al lugar donde lo había encontrado. El compartimiento había desaparecido. Se levantó y con la mirada inspeccionó cada detalle de la cubierta. El legendario libro, que contiene la baraja más poderosa? No, no podía ser verdad.

    - No…no claro que no. – Decía Sakura incrédula. – Esto debe ser parte de la exhibición. Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay!!!!

    La flor casi tira al suelo el libro del susto, ya que la otra cerradura que tenía se había abierto. Aunque no quería admitirlo, estaba asustada. Al revisar su contenido encontró lo que esperaba, una baraja de rosadas cartas con detalles dorados maravillosamente diseñados. Cogió la primera carta.

    - Viento?... Ah Dios, debe ser una broma.

    Una ráfaga de viento se llevó consigo a las demás cartas, menos la que sostenía la chica y desordenó todo el escritorio donde investigaba. Sakura quedó sentada en el suelo, con el libro vació en su mano y casi en estado de shock. Nunca había leído sobre eso. Tampoco le cabía en su cabeza que había descubierto el libro de Sakura. Quizás solo era un sueño. Estaba pensando en eso cuando…

    - Bonjour Sakura-chan!!! – Saluda animadamente.
    - Aaaaaaaayyyy!!!! – Grita la chica alejándose. – Co…como sabes mi nombre?
    - Qué te sucede Sakura? – Dijo el ser pequeño volando con sus alitas hacia la chica. – Soy yo, Kero!.
    - ¿Kero? – Se preguntó la chica. – No te he visto en mi vida. Espera, sí te he visto. Te pareces a lo que soñé.

    El aparente muñequito comenzó a volar alrededor de Sakura, como inspeccionándola. Cuando terminó, se puso frente a la joven y cerrando sus ojos dijo decepcionado.

    - Lo siento, te confundí con alguien más. – Se lamentó triste. – Con mi dueña, con…
    - Con Sakura Kinomoto? – Completó la joven.
    - Sí!! La misma! – Exclamó Kero alegrándose. - ¿Sabes quien es? ¿Sabes donde está?
    - Am… bueno. – Comenzó Sakura, lamentando decepcionar a la criaturita otra vez. – Ella está…
    - ¡Las cartas! ¡Dónde están! – Exclamó el muñequito. - ¿Qué fue lo que hiciste?
    - Nada, el libro se abrió solo y…- Explicaba nerviosa. – Cuando leí esta carta un viento las esparció y, y ….desaparecieron.
    - Que desaparecieron!!!! – Gritó Kero. – Estás en graves problemas señorita, cuando la dueña se entere…
    - La dueña ya no existe, está muerta. – Le dijo Sakura a la criatura, indicando el único lienzo que era alumbrado por la luz de la luna.

    ----------------------------------------------------

    Aqui va mi aclaración. Por ningun...por ningun motivo, he querido cometer una especie de "plagio". El hilo de la historia se basa en este hecho importante del capitulo, ademas de que mientras lo sigan leyendo se daran cuenta de las importantes diferencias q tiene esta historia. De por si, ya saben q no es la misma Sakura K.
    Bueno eso... ojala les guste.

    B*
     
  12.  
    Ying Fa

    Ying Fa Entuciasta

    Géminis
    Miembro desde:
    8 Marzo 2007
    Mensajes:
    95
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Kawaii!!

    Ya no se que más decir, me quedé sin palabras...

    Y ya me imaginaba que ibas a hacer algo similar...

    No importa no le resta interes...

    Ojalá pongas pronto una conti O.O

    Sakura_1995
     
  13.  
    Brujibea

    Brujibea Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    2491
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    VI
    PRIMERA HAZAÑA, NUEVA CARDCAPTOR

    Se escuchó un ruido y la voz del guardia preguntando si había alguien por allí. Sin pensarlo, la chica tomó al peluche, el libro, sus cosas y las guardó en su mochila, corriendo hacia el guardia. Le explicó que se había quedado dormida y que despertó con la puerta del salón cerrada. Llamó a Toru y cuando llegó al departamento, encontró a su tía con el corazón en la mano.

    - Sakura-chan!!! – Exclamó Mai abrazando fuertemente a la flor. – Estás a salvo querida, estaba tan preocupada por ti, llamaré a la policía para que dejen de buscarte.
    - Me quedé dormida en la biblioteca y no se dieron cuenta de que estaba allí. – Le contaba la joven a su tía, mientras buscaba el teléfono. – Lamento preocuparte tanto tía Mai.
    - No sólo a mi Sakura. – Dijo la empresaria. – La señorita Daidouji llamó dos veces y el joven Li once veces. ¡Qué chiquillo!
    - Shaoran… - Murmuró la chica, que en ese momento corrió a su habitación y sacó a Kero de la mochila.
    - Ay, ay aire!! – Exclamó el peluche - ¿En qué estabas pensando?
    - Mira. – Dijo Sakura cerrando la puerta y sentándose. – No sé lo que está pasando y eso incluye haber abierto un libro involuntariamente y estar conversando ahora con un aparente peluche. Sin baterías al parecer.
    - No soy un peluche, mi nombre es Kerberos y soy la bestia que protege el sello de este libro. – Dijo levantando su manito y haciendo salir de la mochila dicho libro. – Aunque, no puedo creerlo. ¿Tanto tiempo ha pasado?
    - ¿A qué te refieres? – Preguntó Sakura.
    - Tú me dijiste que bueno, que Sakura ya no está en este mundo, que ya no está mi dueña. – Respondió Kero entristeciéndose otra vez. – Bueno, se debe continuar. ¿Cómo te llamas?
    - Me llamo Sakura, sé que suena irónico que me llame así. – Dijo al ver el rostro estupefacto de Kero. – Kerberos… he leído sobre ti, eres todo un héroe.
    - Enserio? – Preguntó mientras su rostro se le iluminaba. – Y cómo es que sabes de mí.
    - Lo que te ocurrió, a ti y a Sakura Kinomoto, es una leyenda contada por todo el mundo. – Contó la chica. – Claro que para la mayoría de la gente es un cuento de fantasía.
    - Aunque me preocupa eso, de que gente lo sepa, pero es mejor que no lo crean. – Advirtió Kero. – Cualquier tipo de magia debe ser oculta.

    El peluche tomó el libro y lo puso frente a la chica. Ahora que había suficiente luz, Sakura podía notar la belleza de la única carta que se encontraba allí.

    - Sakura – Comenzó Kero. – Este libro contiene magia muy poderosa. ¿Sabías eso?

    - Sí. – Afirmó la chica. – En su interior hay…bueno, habían 53 cartas.
    - Exacto – Continuó Kero. – Hace unos minutos, cuando lo encontraste, lo abriste. Eso quiere decir que llevas un poco de magia por tus venas, ya que el libro esta sellado con una especie de conjuro.
    - ¿Dices que tengo poderes mágicos? – Preguntó incrédula. – No, eso no es cierto.
    - Y cómo explicas el hecho de invocar una ráfaga de viento, en medio de una biblioteca?

    La chica calló. Mejor escuchaba al guardián antes de comentar cualquier cosa.

    - El hecho de que tengas magia – Dijo el muñequito esta vez sin interrupciones. – Significa que podrás invocar cada carta cuando lo desees. Pero gracias a TU TORPEZA, todas las cartas se han escapado, menos la de Viento. Así que tu responsabilidad como nueva Cardcaptor será juntar toda la baraja.

    Pasaron unos minutos de silencio. Kero se quedó frente a la flor, que como pensando en algo, tenía la mirada perdida.

    - ¡¿ESTAS LOCO?! – Gritó Sakura asustándolo. – No puedo hacer eso, tengo en mis planes vivir, sabes? No. No lo haré.
    - No tienes otra opción. – Dijo Kerberos. – Las cartas son un peligro para la ciudad en este momento. Si no son capturadas… le harían un terrible daño a la humanidad. El que rompe paga.
    - Pero yo…

    Sakura iba a reclamar otra vez, pero un ensordecedor ruido la interrumpió. Vio por la ventana y un ave enorme cruzaba el cielo. Kero se acercó a la ventana también.

    - Como la última vez – Murmuró Kero – Ves eso? Es la carta Vuelo, tu primer objetivo.
    - Hey espera. – Dijo la chica. – Ya te dije que no lo haré.

    El guardián volvió a hacer flotar el libro y suspirando un “Ay, aquí vamos” lo puso frente a la chica.

    En la noche, alitas y patines corrían a toda velocidad por las calles de Tomoeda, tras la enorme carta Vuelo.

    - Conste que hago esto. – Decía Sakura jadeando. – Porque no quiero que un pájaro gigante se devore a cada habitante de la ciudad, sólo por eso. No puedo creer que le haya mentido a mi tía para poder salir.
    - Está bien Cardcaptor. – Aceptó Kero, sintiendo la acción que no vivía hace mucho tiempo al encontrar al ave. – Ahora, lo que ensayamos. ¿Lista?
    - Li…lista. – Respondió asustada la chica. No sabía si en ese momento continuar o escapar al departamento.

    Sacó la llave del libro, en forma de estrella de su bolsillo y la puso a la altura de sus ojos. Ya no había marcha atrás.

    - Llave que guardas los poderes de las estrellas, muestra tu verdadera forma ante nosotros y bríndaselo a Sakura Evans, la valiente que aceptó la misión contigo… LIBERATE!!!!

    Sakura soltó la llave y ésta mostró un resplandor muy fuerte. El mismo símbolo que las cartas llevaban en la parte de atrás, ahora estaba bajo la chica. Poco a poco, la llave crecía verticalmente, transformándose en el báculo que la flor había visto en la vitrina del salón y en la estatua.

    - Tómalo Sakura! Tómalo! – Gritaba Kero al ver que la gran ave se acercaba a ellos. – Rápido!

    Sakura reaccionó y lo tomó echándose a correr. Vuelo ya los estaba alcanzando.

    - Y ahora qué hago? – Decía Sakura al peluche, mientras se agachaba para que el ave no los aplastara.
    - Haz que viento te ayude.
    - Y cómo hago eso? – Preguntó desesperada la chica.
    - Sólo hazlo! – Incitó Kero.

    Sakura sacó la carta de su bolsillo. Aún no podía creer lo que estaba a punto de hacer. Se detuvo, lanzó la carta al aire.

    - Ayúdame a atrapar a Vuelo. – Pensó la chica. – VIENTO!

    La imagen ilustrada del papel se hacía real, dirigiéndose al ave a toda velocidad y envolviéndolo con su cabello. El ave intentaba zafarse con todas sus fuerzas. Sakura no podía dejar que eso sucediera. En su corazón sentía una presión, era su responsabilidad.

    - Ahora. – Prosiguió – Regresa a la forma humilde que mereces… ¡Carta de Sakura!

    Levantó su báculo y ambas criaturas se dirigieron hacia este, volviendo a ser cartas. Sakura se agachó para recogerlas del suelo y se quedó mirándolas. No tenía en sus planes ser un Cardcaptor, pero al ver esas cartas, sentía como si se hubiera reencontrado con un extraño sentimiento. Kero voló hacia la chica muy contento.

    - Bien hecho Sakura! – Exclamó Kero. Aunque la chica no parecía escucharlo, mantenía su mirada sobre las cartas. - ¿Qué ocurre?
    - Acepto. – Dijo la flor de cerezo. – Acepto ser una Cardcaptor.
    - Espléndido! – Dijo el guardián. – Pero, y ese cambio tan repentino?

    Sakura no contestó y volvió al departamento en silencio, mientras Kero seguía recordando la hazaña. Al llegar a su habitación, tomó un pequeño cojín del montón que había en un rincón y una diminuta toalla de su baño. Abrió su escritorio y sacó todas las cosas de un cajoncito. Acomodó el cojín y se dirigió a Kero.

    - Lo lamento, pero hasta ahora es lo único que puedo ofrecerte para que puedas dormir. – Dijo la joven.
    - Está bien – Respondió Kero acostándose y cubriéndose con la toallita. – Me acostumbraré.

    Cuando la flor estaba lista para acostarse, miró por última vez el libro y sus dos cartas capturadas. Por alguna razón, se le enternecía el corazón al verlas. Tomó un lápiz y les escribió bajo ellas “Sakura” como le había dicho Kero.

    - Buenas noches Kero – Se despidió la chica apagando la luz.
    - Buenas noches, Sakura Cardcaptor.


    _______________________

    Gracias a sakura_1995 por su mp ;D

    B*
     
  14.  
    Ying Fa

    Ying Fa Entuciasta

    Géminis
    Miembro desde:
    8 Marzo 2007
    Mensajes:
    95
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Gomen Brujibea-chan!

    Con el grandisimo PM que te mande ayer no me dio tiempo a postear en tu fic!

    ;.; Que lindos recuerdos de dias en los que daban Card Captor Sakura... La carta Vuelo...La primera oficialmente capturada por Sakura... Me gusta mas la version de el manga en el cual Sakura sueña con un pajaro herido, que resulta ser la carta vuelo, y gracias a ello la captura porque en el manga el viento no le afecta ^^.

    Jaja, Shaoran llamo 11 veces, no me extraña, si se queria quedar con ella en la biblioteca desde un principio... En fin Sakura nunca dejara de ser una despistada y una dormilona (No! He hablado como si fuese Touya! ToT...)

    Sakura_1995
     
  15.  
    $â|<µrâ & £i

    $â|<µrâ & £i Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    114
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Hola:saludar: , esta muy linda tu historia, , estoy ansiosa por ver la continuación de tu fic pero primero debes de subir tu rendimiento academico y ya después cuando tengas tiempo continuas el fic, se ve que va a estar muy interesante, siento que en tu fic se ve como que hay más afecto (desde que se conocen en el avión) de Shaoran hacia Sakura y eso me parece genial ya que en Sakura Card Captors inician con el pie izquierdo, jeje. !Ah¡, en verdad espero que te vaya mejor en la escuela

    Bye
    :rosa: :flor: :labios:
     
  16.  
    Himeko

    Himeko Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    89
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Ayyyyyyyyyyyyy!!! me nknta este ficc!!! sabs? no acostumbro a leer fics pq me aburro, pero de verdad este me gusta muchooo!! aunq espero q no siga tanto a la historia sino q le des toques mas personales! pero me agrada muchiiisimo!! y n tu fic el Shaoran parece ya gustar de sakura (L) ayy q belloo!! siguelo siguelo! esperare con ansias tu proximo cap!
    PD: Espero q mejores tu rendimiento en el cole!! y asi puedas seguir posteando el fic! suerteee
     
  17.  
    Brujibea

    Brujibea Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    2152
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Gracias por el apoyo n_nU aki estoy con tiempo libre =P

    Asi q dejare un capi para que lo disfruten T-T que emocion que les guste

    matta-ne!

    B*


    VII
    OCULTAR Y CONOCER

    A la mañana siguiente, Sakura logró despertarse a una hora decente. Al desayunar se acordó de Kero, quien seguía durmiendo. Cuando terminó, fue a la cocina y en un plato colocó unas galletas y puso jugo en el vaso más pequeño que encontró. Al regresar, Kero ya estaba despierto y cuando la vio dejar la bandeja en el escritorio, voló a toda velocidad hacia ella.

    - Ay que rico!! – Decía el muñequito devorándose el dulce platillo. – Ya tenía ganas.
    - Vaya, al parecer te gusta lo dulce. – Comentó Sakura al ver como Kero lo disfrutaba. – Oh cielos, llego tarde. Am, quédate aquí y yo regresaré en la tarde.
    - Y qué haré mientras? – Alegó el guardián. – Por casualidad ¿Tienes videojuegos?
    - Sí, la consola está al otro lado de la habitación – Indicó la chica. – Adiós.
    - Hey espera! - La detuvo. – Olvidas tus cartas. Siempre debes llevarlas. Adiós.

    La muchacha guardó las cartas en su mochila y se fue a la escuela. “Así que no fue un sueño” pensó Sakura. En su interior sentía un gran peso, una gran responsabilidad y muchas preguntas se le venían a la cabeza intentando responderlas. Inspiró hondo, intentó relajarse y cerró los ojos. Se detuvo, cuando los abrió, notó que se había detenido en el mismo lugar de aquella calle arboleda. Sintió que era observada y aunque miró por todos lados, no había nadie. Al llegar al salón de clases vio como Shaoran leía un libro en su asiento. No sabía si contarle, si se enterara ¿Se enfadaría? Que pensaría?

    - Buenos días Sakura – Saludó el chico levantándose al ver a la flor y caminando hacia ella. – Estaba preocupado, te llamé a casa anoche y aun no llegabas de la biblioteca, ¿Estás bien?
    - Sí estoy bien. – Respondió Sakura sonriéndole. – Es que me quedé dormida en la biblioteca, pero por suerte un guardia revisó el salón.
    - Entonces la próxima vez no te dejaré sola. – Dijo Shaoran.
    - Está bien. – Aceptó la joven. No, aun no podía decírselo.
    - Buenos días Sakura. – Saludó Tomoyo mientras la flor de cerezo se sentaba en su pupitre. Se acercó a ella y le susurró al oído. – Gran hazaña la de anoche Cardcaptor.
    - To… Tomoyo – Murmuró Sakura mirando a su amiga.

    No pudo seguir hablándole ya que el profesor Terada había comenzado la clase. A la hora del receso, las amigas fueron a una parte poco frecuentada para hablar a solas. Tomoyo llevaba consigo su cámara de video.

    - ¿Cómo sabes de eso? - Preguntó la muchacha al fin. - ¿Me viste?

    Tomoyo encendió la cámara y le mostró la grabación a su amiga. En ella, primero se enfocaba a la gran ave Vuelo y luego a la chica con Kero, patinando tras la carta. La grabación terminó cuando Vuelo fue finalmente capturada.

    - Anoche, vi por la ventana una enorme ave y decidí grabarla. – Explicó la chica. – La sorpresa fue que tú la perseguías. Tu hazaña fue maravillosa Sakura. La leyenda es real y tú eres nuestra nueva heroína.

    Los ojos de Tomoyo adoptaron un brillo especial. Sakura se limitó a sonreír.

    - Pero no te preocupes. – Tranquilizó la amiga. – Te prometo que esto será un secreto.
    - Aquí estás. – Dijo Shaoran de pronto. – Te he estada buscando Sakura.
    - Ah, lo siento – Dijo la chica de ojos verdes – Estábamos hablando…cosas de chicas.

    Al finalizar las clases, Sakura llevó a Tomoyo al departamento. Sacó de la cocina una gelatina y ambas entraron a la habitación. Kero estaba acostado en el montón de almohadas, durmiendo.

    - Él es Kero – Presentó la chica despertando al guardián. – KERO!!!
    - Ay ay!! – Se asustó el peluche, miró a la chica y a su invitada. – Tomoyo? Tomoyo Daidouji?
    - Mucho gusto. – Saludó la amiga.
    - Eres idéntica. – Comentó. – Hey, pero no! Te dije que era mejor que nadie lo supiera Sakura.
    - Yo no se lo dije. – Dijo la flor. – Nos vio mientras capturábamos a Vuelo. Hasta lo grabó.

    Tomoyo mostró la cinta. Al igual que Sakura Kero quedó muy impresionado al verla. Al terminar, cuando se disponía a ir al escritorio, vio la gelatina y no dudó a la hora de probarla.

    - Mmm qué rico! – Decía Kero saboreándola. – Aunque sakura, quien te asegura que esta niña no dirá nada.
    - Tomoyo es descendiente de familia Daidouji – Aseguró. – Ella es…bueno, la antigua Tomoyo era tía abuela de su padre.
    - Comprendo – Aceptó el peluche y siguió comiendo su postre.
    - Y cómo sabremos dónde estarán las cartas de Sakura? – Preguntó Tomoyo.
    - No lo sé. – Respondió Sakura. – Vuelo era imposible de no notar, fue casualidad.
    - No hay que preocuparse por eso – Dijo Kero – Esas cartas son traviesas y destruirán más que algo mientras están libres. A Algunas les gusta hacer destrozos de noche, no tendremos problemas con ellas.

    Siguieron conversando durante la tarde. Se hacía de noche, cuando aparecen nubes negras, avisando una posible lluvia.

    - Bueno Tomoyo, será mejor que vayas a tu casa antes de que… - Sakura dejó de hablar.
    - ¿Qué ocurre Sakura? – Preguntó la amiga.
    - Es que siento algo. – Respondió. – No sé que es pero, siento algo, se hace más fuerte.
    - Estás sintiendo una presencia – Dijo Kero – Yo también. Es una Carta de Sakura.

    Un sonido ensordecedor apareció junto con una luz blanca que iluminó todo el exterior. Una tormenta.

    - Oh cielos – Comentó Tomoyo. – De seguro habrá tormenta esta noche.
    - No, no es eso. – Dijo Sakura pensando. – No es una tormenta es…es, ¿Son truenos?
    - Sí – Afirmó el peluche. – La carta trueno. No hay tiempo que perder.
    - Pero, qué vamos a hacer? – Preguntó nerviosa la flor. ¿Y si no la controlo con viento?
    - Es cierto. – Se detuvo Kero. – Necesitamos otro poder, pero no nos podemos quedar aquí, debemos detenerlo como sea.
    - Yo también iré – Dijo Tomoyo. – No te preocupes, si la antigua Tomoyo pudo, también yo.

    Sakura abrió su ventana y usando Vuelo bajó a Tomoyo y la dejó afuera del edificio. Decidió no utilizar la carta para seguir y corrió junto a su amiga, quien la grababa.

    - Y ahora qué hago? Y ahora qué hago? – Preguntaba Sakura desesperada.
    - Ya pensaremos en algo – La tranquilizó Kero. – Primero debemos encontrarlo.

    Una fuente cegadora de luz se introducía violentamente en cada farol que alumbraba el llamado parque pingüino. Era la carta Trueno. Sakura y compañía se detuvieron, solo que alguien más había llegado primero. Un niño con traje verde con símbolos chinos se encontraba en la punta del Rey pingüino.

    - Espada, muéstrame la verdadera identidad de trueno. – Dijo el muchacho y con su espada lanzó un rayo que dejó botada a la bestia a los pies del ave gigante. – Dios del fuego ven!!

    Un círculo de fuego apareció alrededor de Trueno y del rey, evitando que la bestia lograra escapar. La luz de las llamas revelaba claramente la identidad del chico.
     
  18.  
    Ying Fa

    Ying Fa Entuciasta

    Géminis
    Miembro desde:
    8 Marzo 2007
    Mensajes:
    95
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Juju!

    Kawaii Brujibea-chan... Me gusta la conti, no es de extrañar viniendo de ti... Muajaja, Tomoyo es Tomoyo, por mucho que la verdadera fuese la tia abuela de su padre...

    O.o... Syaoran-kun esta alli!.. Nunca dejaria que le pasase nada, estoy muuuuyy segura ToT...

    Gracias Brujibea-chan por aprovechar este tiempo libre tuyo para continuarlo...

    Muy agradecida (y con ansias de leer la conti xD)

    Tu amiga,

    Sakura_1995
     
  19.  
    $â|<µrâ & £i

    $â|<µrâ & £i Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    60
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    Hola:saludar: ,bien pues en pocas palabras... me encanto la continuación ¡ah! y gracias por ponerla, y creo que sin duda alguna el del parque debe ser Shaoran (mi Shaoran:P, jeje).

    Bye :rosa: :flor: :labios:
     
  20.  
    Brujibea

    Brujibea Guest

    Título:
    Fanfic - Cardcaptors - Del Pasado al Presente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    1759
    Re: Cardcaptors - Del Pasado al Presente

    VIII
    DOS IDENTIDADES, TRISTES DIAS

    - Es el mocoso!! – Exclamó Kero perplejo.
    - Mocoso? – Preguntó la flor sorprendida al ver a su amigo.
    - Shaoran, Shaoran Li. – Dijo el guardián aun asombrado.
    - No, no es él. – Corrigió la chica. – Es su tataranieto, del mismo nombre. No puedo creer que me lo haya ocultado.

    La chica se acercó al círculo. Quizás la pueda sellar ahora.

    - Aun no puedes capturarla. – La detuvo Shaoran. – Si lo acorralas con Viento lo lograrás.

    Sakura alzó la vista y fulminó con la mirada al muchacho.

    - Ayúdame a introducir a la bestia al interior del rey pingüino. – Dijo la flor. – VIENTO!

    Le fuerza de la carta empujó a Trueno introduciéndolo en la gigante ave. Luego la llenó con arena que se encontraba en el parque.

    - Regresa a la forma humilde que mereces…Carta de Sakura!

    Ambas cartas volvieron al papel, solo que una, la atrapada, voló hasta las manos de Shaoran. Este esbozó una ligera sonrisa, miró con melancolía a Sakura y se marchó.

    - Como el chico hizo la mayor parte del trabajo y tu prácticamente solo la sellaste, la carta es de él. – Respondió Kero a la pregunta que la flor de cerezo estaba a punto de hacer.
    - Tomoyo, será mejor que llames a tu chofer. – Dijo Sakura. La sombra le tapaba los ojos. – Ahora.
    - Si tú lo dices Sakura. – Aceptó la amiga notando la expresión de la muchacha.

    En un par de minutos, llegó una camioneta a buscar a Tomoyo. Cuando la chica se fue, Sakura se marchó corriendo al departamento, con un Kerberos muy preocupado por ella. Entró por la ventana a su habitación y se tiró en su cama.

    - Sakura, ¿Qué ocurre? – Preguntaba el muñequito triste al ver a su amiga así.

    No recibió respuesta. La chica ni siquiera se volteó. Mientras una pequeña lágrima rodaba por su rostro. Sólo un pensamiento le rondaba en la cabeza.

    - ¿Por qué no me lo dijo? ¿Por qué me afecta esto? ¿Por qué?

    Aunque Trueno fue el causante de algunas nubes en Tomoeda, no se comparan con las que hubo al día siguiente en el cual la lluvia caía tristemente. Al despertar, Sakura se preparó para la escuela y acostó suavemente a Kero en su cama, ya que hacía mucho frío. Bajó a desayunar.

    - Buenos días señorita Sakura. – Saludó Issei sirviéndole una taza de chocolate caliente. – Le sucede algo? La notó un poco triste.
    - Nada importante. – Respondió la flor. – Estoy bien, enserio. Iré a avisarle a Toru para que me lleve a la escuela.
    - No se moleste. – Dijo el mayordomo. – Toru la espera afuera, ya le dije.
    - Gracias Issei – Agradeció Sakura. – Eres una muy buena persona.

    Mientras el auto pasaba por las calles de la fría ciudad, Sakura veía como cada hoja comenzaba a adoptar un color más otoñal. El clima no era muy alentador. Al llegar al salón, vio como Shaoran al verla desde su asiento, desviaba la mirada con un frío “Buenos días”. Así fue toda la mañana. A la hora del último receso, el muchacho salió del salón con la de ojos verdes siguiéndolo. El pasillo estaba desierto, se sentía el frío y se escuchaba el ruido de la lluvia al chocar con los vidrios. Ambos se detuvieron, uno a dos metros del otro.

    - No puedo creer que me lo hayas ocultado. – Decía Shaoran mirando por la ventana. – No puedo creerlo.
    - Pues tú tampoco has sido muy honesto. – Replicó Sakura, también observando como la brisa movía las ramas de los árboles. – Me dijiste que nadie sabía sobre el paradero de esa espada.
    - Fue porque en ese momento yo tampoco sabía. – Explicó el chico. – La noche en la que regrese de la biblioteca, encontré las escrituras que invocan a los elementos, la espada y esas ropas bajo el piso de mi cama. Luego me enteré que esa vieja habitación era de mi tatarabuelo. ¿Y el hecho de convertirte en Cardcaptor es tan insignificante como para no mencionarlo?
    - No fue algo que yo haya querido. – Respondió Sakura. – Sólo sucedió. Encontré el libro por accidente esa misma noche en la biblioteca. Todo fue muy rápido.

    Ambos callaron por unos minutos. Si lo analizaban bien, los dos tenían la culpa, por no haber contado lo que les había sucedido. Quizás no debían discutir por eso. Comenzaron a acercase más el uno del otro, en señal de resolver el problema.

    - Quizás…quizás esto llegue a cambiar nuestras vidas. – Dijo Shaoran nervioso por acercarse a la flor.
    - Tienes razón. – Dijo la chica sonrojándose un poco. – Discutir no nos ayudará en esto.

    Cuando ambos estaban relativamente cerca, en señal de haberlo resuelto y por inercia (según ellos) se tomaron de la mano aun mirando hacia la ventana. Tanto nerviosismo y emoción sentía Shaoran en ese instante, que no pensó cuando Sakura le preguntó:

    - ¿Y cómo encontraste a la carta esa noche?
    - Gracias a un tablero creado por el mago Clow, que encontré en mi casa de Hong Kong…

    Se detuvo, quizás debió omitir eso. La chica soltó su mano al escucharlo.

    - Eso fue antes de conocernos. – Dijo Sakura. - ¿Por qué no me lo contaste?
    - Bueno…eh, yo… - Balbuceó el muchacho. Cuando conoció a Sakura, en ese momento ni siquiera recordaba si llevaba el tablero o no. Pero no hubo tiempo para explicarlo.
    - No puedo creer que me lo hayas ocultado. – Citó la chica.

    Aunque era innegable que Shaoran sentía algo por Sakura, aun no descubierto, eso no evitaba que el chico no tuviera su carácter. Tanto él como la flor se alejaron otra vez.

    - Yo no tengo porqué decirte todo. – Respondió Shaoran sin poder creer haberle dicho eso. – Además, esas cartas pertenecen a mi familia y las recuperaré solo.
    - Ah si? – Dijo la chica alterándose un poco. – Pues ten suerte en encontrarlas, porque yo las sellaré primero.
    - Bien!!
    - Bien!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página