1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Bajo la luna

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por HikaruHaruno, 27 Julio 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    HikaruHaruno

    HikaruHaruno Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    22 Mayo 2010
    Mensajes:
    1
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Bajo la luna
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1263
    Bajo la luna

    Era una noche oscura, casi no se distinguía la luna llena, estaba cubierta por espesas nubes grises que amenazaban con soltar una horrible lluvia, yo corría por el bosque, no sabía que hacer estaba perdida.

    En lo que corro, me tropiezo en la entrada de un enorme prado. Me quede paralizada, no podía creer lo que tenía frente a mi vista.


    Dos seres.

    Uno parecía un enorme perro, al parecer era un lobo, pero, en frente de el había una estatua tallada delicadamente en piedra. Lo que no me esperaba es que desde donde estoy, a la hermosa piedra le salían colmillos de su boca.
    Después me di cuenta de que no podía se una piedra, tenía vida.

    En eso el gran lobo se abalanza contra el hombre, el cual lo sostuvo con sus manos. Ellos peleaban a muerte.


    El lobo no caía, pero el hombre tampoco, la lucha estaba reñido, al parecer el lobo rasgo el abdomen del hombre, lo cual le izo soltar un gruñido.


    Me ahogue un grito.


    Al parecer se dieron cuenta de mi presencia por que pararon de pelear, el hombre estaba abajo de la bestia.

    En un parpadeo los dos seres desaparecieron del prado, salí corriendo, corro entre los árboles, asta que choque con una suave y helada pared, al chocar caí al suelo, era un hombre en frente de mi sin camisa, si no hubiera estado en el bosque a medianoche, se notaría el sonrojo en toda mi cara.


    Estaba yo, sentada en la tierra con el hombre más hermoso que e visto en mi vida, el me miraba con enojo y odio, pero había algo más, pero lo que tenían esos hermosos ojos ónix no me asustaban, al contrario me hacia sentir segura y tranquila.

    -Levántate- me dijo con una sonora y hermosa voz, me levante lentamente sin dejar de mirarlo, el también no dejo de mirarme con esos hermosos ojos negros igual que todo en él- ¿Quien eres?


    -Me llamo Sakura- conteste en susurros, pero al parecer el me escucho bien- y tu como te llamas?


    -No te incumbe- que hice yo para que el me trate así, que yo sepa lo único que e hecho fue ver una de sus pelea, por que, porque me duele e que me hable así, será que siento algo por el, no, no puede ser el jamás me vería como algo más que un simple aperitivo.


    Después todo paso demasiado rápido, él me había aventado contra un árbol, gemí de dolor, después el lobo estaba otra ves sobre el, esperen otra vez.

    Gire mi mirada asía el prado, estaba vació, los mismo que estaba peleando en el prado ahora están a dos metros de mi peleando.

    Empezaban otra feroz batalla, que jamás acabara, aunque ver a un hermoso hombre peleando contra un enorme lobo no se ve todo los días.

    En eso el hombre inmoviliza al enorme lobo con sus dos brazos, al parecer le dijo al algo, pero el miedo recorría mi cuerpo, pero después de esa pelea no puedo dejar de ver el final, él hombre estaba sobre la espalda del lobo, la bestia no se podía safar, él hombre velozmente le encaja los colmillos al lobo en el cuello, el animal emite un aullido de dolor.


    No lo podía soportar más, salgo corriendo, aunque quiera esa escena no la podía ver más. El miedo recorre más rápido por mi cuerpo, la sangre del lobo, la cara de dolor, el hermoso rostro de él con una mueca de asco.


    Vuelvo a chocar contra una pared fría, y me di cuenta de que era otra vez él, pero esta vez fue diferente, aun así cerré los ojos. Él me agarro de la cintura y me acorralo delicadamente contra el árbol, me siento en la espada contra la pared.

    Aun con los ojos cerrados, sentí su aliento sobre mi oreja, mientras hablaba pausadamente.

    -Una humana como tú no debería estar aquí.

    Sentí como mis piernas temblaban, temía que mi cuerpo se rompiera en pedazos. Pero, en verdad era miedo o es que me gustaba la situación.

    -Yo...solo...me perdí- hable entrecortadamente, el tenerlo en mi oído no facilitaba las cosas.


    Poso la punta de su lengua en mi mandíbula, luego por mi cuello, hasta llegar a mi hombro, luego regreso por el mismo recorrido, y me susurro.


    -Así que te perdiste- yo asentí levemente, esto me sacaba de mi poco autocontrol que me quedaba- eso quiere decir, que el destino nos unió- susurro.

    El destino, me repetí internamente, el destinos nos unió. Tal ves el sienta lo mismo por mi, que, que yo por el- suspiro- no lo puedo creer quien me viera diciendo estas tonterías.


    -Sabes- dijo él- él destino esta a mi favor... así que no lo desperdiciare- a que se refería, estoy segura de que algo ara. Me quede como piedra, cuando el se despego del lóbulo de mi oreja su lengua, y dijo- lo lamento pero,... dolerá.


    En eso siento algo perforar mi la piel de mi cuello, dolía, más que eso ardía, sentía que me habían tirado en un tanque de agua hirviendo, más que eso, me lanzaron directamente al fuego, quería que me mataran, es una especie de calor cual no soporto.


    Estoy gritando de dolor, de ardor, las dos cosas juntas, siento que mi corazón se esta quemando y se detiene lentamente.


    -Tranquila- escucho su voz tan lejana y melodiosa, pero como quiere que me clame si el no es el que esta sufriendo esto- yo ya lo sufrí, pronto pasara.


    Me habla en el oído, mientras descendíamos y el me acostaba en su regazo, y él se recargaba en el árbol, poco a poco fui abriendo los ojos, y vi, su perfecto rostro cercas del mío, pero poco a poco los volví a cerrar.


    El fuego aun ardía en mi interior, pero ya casi no siento el calor ni los latidos de mi corazón, moriré, no, no puede pasar, y tampoco pensar él me espera viva, y no lo defraudare.


    En este momento me siento en paz, no ahí ardor ni latidos en mi corazón, siento pesados los parpados, pero comoquiera los abro. Cuando mis ojos se acostumbraron a los reflejos de la luna, puedo notar que estamos en la misma posición de cuando empecé a sentir que mis latidos disminuían.


    -¿Te sientes mejor?- me pregunto con su hermosa voz.


    -Si- le conteste mientras mis manos recorrían las líneas de su rostro, al parecer le gustaba.


    -Soy Sasuke, es un gusto Sakura- me saludo mientras sostenía mi mano derecha entre la suya, y me la beso.


    -El gusto es mío Sasuke- le dedique la sonrisa más hermosa que pude, aunque en ella había algo de dolor.


    -Jamás te dejare sola- me prometió, dándome un beso en la mejilla.


    -Igual yo- fue lo último que dije antes de darle un beso en los labios, un beso lleno de amo y calor.


    En dos seres inmortales como mortales, el amor perdurara, a pesar que los años, siglo, milenio y más, el amor, nunca se acabara.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página