1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Amar a un amigo

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por LuchiaSan, 3 Junio 2010.

Cargando...
  1.  
    LuchiaSan

    LuchiaSan Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Junio 2008
    Mensajes:
    69
    Puntos en trofeos:
    76
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amar a un amigo
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1151
    Amar a un amigo

    Título: Amar a un amigo
    Género: Romántico
    Clasifiocación: Para todo tipo de público.


    CAPÍTULO I


    Ésta es mi historia, después de todo, ¿A quién no le ha sucedido el enamorarse de un amigo? con toda la confianza y la estrecha relación;
    sabiendo que cuentas en cada momento difícil con esa persona, que esta ahí para ti cada que le necesitas, cuando ésa persona es alguien que confía en ti y en quien puedes confiar, siempre es posible enamorarse de la persona que menos imaginas, porque no escoges el amor, porque no puedes decidir algo que tu corazón elige, porque amar es algo en lo cuál la razón no interviene, incluso aunque ya te creas propio de alguien más, siempre puedes enamorarte de algún otro, cuando menos te lo imaginas…

    Mi historia comienza un día como cualquier otro, cuándo miraba al chico que me gustaba desde hacía ya casi cinco años a pesar de que siempre había sido tan grosero, de que me había tantas veces insultado y muchas otras maltratado, que era su especialidad, había cambiado y ahora era un poco menos hostil, más amable, con la chica que siempre, desde que lo había conocido había estado enamorada de él, sabía de alguna manera que aquello no era más que un sueño, sin embargo era algo que no estaba tan dispuesta a dejar.

    A mi lado, como siempre, mi fiel amigo Fred que, a pesar de que en alguna ocasión habíamos tenido demasiados problemas por que él se enamoro de mi y yo caprichosa lo rechacé, de una forma realmente inhumana, él seguía cerca de mi, escuchándome hablar de mi amor platónico, prestándome su hombro para llorar cuándo alguien me hacía daño, estando siempre ahí para escucharme, a pesar de mis groserías, porque sinceramente no siempre lo trataba como lo merecía, siempre había preferido un millón de veces a aquél chico, por quién lo había dejado.

    Sin darme cuenta cada vez estaba más cerca de él, cada vez se convertía en una pieza más importante en mi vida, cada día me parecía más indispensable estar con él, comenzaba a creer que el cariño que había creado la amistad, comenzaba a tornarse en algo diferente; Fred aunque tenia novia, siempre había estado a mi lado a pesar de todo, siempre me había hablado bien, bueno, más que bien, siempre había sido un tanto cariñoso, un tanto más atento que con todas las demás y ahora simplemente no me imaginaba sin él, comenzaba a pensar que el chico que tanto tiempo me había gustado pasaba a la historia dejándole lugar a aquél que antes no había podido ganar mi corazón, pero temía enamorarme de aquél chico que antes había rechazado, después de todo, puede que exista el karma y aquello, seguramente, no me ayudaría, además, olvidarme del chico del que siempre había estado enamorada era mucho más difícil de pensar que cualquier otra cosa, al menos así lo creía.


    -¿Como siempre mirándole, cierto?- Comentó algo serio, Fred se sentaba a mi lado, para mi horror, estaba entre los dos chicos y detestaba que le pusiera demasiada atención a Matt, mi amor platónico.



    -Lo siento, no me di cuenta...- Estaba tan acostumbrada a mirar al chico que siempre me había gustado, Matt, después de cinco años, era una mala costumbre que había adquirido, verlo era algo que ahora lo hacía inconscientemente aún cuando las cosas ya no eran iguales, porque sin duda muchas veces lo miraba sin siquiera pensar en él, sin darme cuenta si realmente aún me gustaba, incluso a veces buscaba sin éxito alguno aquello por lo que me había enamorado tanto de un chico como él, pero aunque aún me gustaba, no encontraba aquello que hiso que me perdiera en el tanto tiempo, me daba miedo pensar que las cosas cambiaran tanto y que ahora ya no lo pudiera ver de la misma manera.
    -Hummm- se quedó mirándome serio, sabía que estaba molesto, odiaba que le pusiera más atención al otro chico que a él, siempre lo había hecho, bueno, antes incluso lo había dejado por el otro, tal vez yo en su lugar, ni siquiera sería mi amiga.

    Observé sus ojos irritados, aquel color marrón tan profundo que hacia conjunto con sus cabellos pelirrojos, sí él no era un chico común, era pelirrojo, aquello siempre me había gustado de él, pero prefería no pensarlo, me parecía que aquel cabello hacía juego con mis rizos rubios y cobrizos. Me gustaban demasiado sus ojos, pero prefería ignorar aquello, aquello y que él me había dado mi primer y único beso en toda mi corta vida...

    Regresé la vista hacia el otro chico, me parecía tan guapo y al mismo tiempo tan común... sí, era delgado y atlético, deportista, cabellos lacios y despeinados, oscuros, ojos miel, piel siempre bronceada, cuerpo marcado, espalda ancha, abdomen de lavadero, piernas torneadas, incluso me atrevería a decir que era bastante guapo, bueno, con una descripción así, ¿cómo no? y aunque aquello describía un chico de revista, (a excepción de su corta estatura de 1.50 y tantos...) Comenzaba a darme cuenta que había estado cegada por un amor no correspondido, incluso tal vez, por que no decirlo, superficial, era guapo y tal vez sólo por eso me había enamorado de él, era lindo, en otros aspectos, era romántico pero solamente cuando se lo proponía y por supuesto, conmigo, no, por casi cinco años sin darme cuenta que el amor de mi vida estaba a mi lado, siendo ignorado por mi y de vez en cuando maltratado.



    Suspiré. Y sin embargo, me daba tanto miedo enamorarme de él...

    De alguna forma estaba consiente de que lo que sentía por Matt no se quedaría más que en mi cabeza y ya estaba acostumbrada a ello, ya no me dolía saber su rechazo, pero con Fred las cosas eran completamente diferentes... porque con él tenía la esperanza de que tal vez algo sucediera.

    ¿Qué debía yo hacer? ¿Tan vez darme una oportunidad?

    Ni mi cabeza ni mi corazón estaban listos para dar aquella respuesta... No estaba segura de aquello, simplemente, no podía pensarlo.
     
  2.  
    LuchiaSan

    LuchiaSan Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Junio 2008
    Mensajes:
    69
    Puntos en trofeos:
    76
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amar a un amigo
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    641
    Después de todo estaba casi segura de estar enamorada de Fred, él se había alguien muy importante en mi vida, y mientras, Matt había pasado a un segundo plano, analicé bien las cosas y me di cuenta de que él nunca había sido más que un compañero de clases, ni un amigo ni nada más, simplemente el chico que se sentaba a mi lado... suspiré, ¿De qué manera me había yo podido enamorar de un chico como él?


    Fred a pesar de todo siempre había estado conmigo, me había acompañado “en las buenas y en las malas” sin que en un momento yo me detuviera a pensar si le hacía daño al hablarle tanto de Matt sabiendo que él me quería, nunca me había preocupado por él, nunca me había importado lo que sintiera o lo que pudiera pensar, había sido muy egoísta y ahora estaba completamente arrepentida porque sin querer.. me había enamorado de él.



    Estaba sentada entre Fred y Matt, y a veces aquello me complicaba demasiado la existencia, por un lado era casi un reflejo voltear al llamado de Matt y Fred estaba en constante disputa conmigo por la atención que aún le prestaba a Matt. Hacia algunos días que Fred me contaba los problemas que tenía con su novia, algo sucedía y seguramente ya no durarían demasiado, aquello me ponía nerviosa, no sabía si sentirme feliz, tal vez aquello me daría una oportunidad para acercarme a él, pero de alguna manera él la quería y no quería verlo triste...

    El constantemente me preguntaba si aún me gustaba Matt, yo le respondía sinceramente que no pero él, no me creía, y bueno de alguna manera tenía razón de no confiar en mí, después de no sé cuántos años de que le hablara maravillas de aquél chico y que ahora simplemente le dijera que no me importaba no era algo creíble.

    Por fín sucedió lo que tenía que suceder, su novia y él terminaron después de muchos problemas y yo, no sabía qué hacer, había llegado a estar muy muy cerca de él y de repente... simplemente comenzamos a pelear por cualquier cosa hasta que nos dejamos de hablar casi por completo. Aquello me dolía inmensamente, tal vez, era mejor seguir enamorada de un amor platónico, Matt.


    Haberme decidido al fino no había hecho que dejara de sentirme entre la espada y la pared, porque de todas formas era difícil saber qué hacer, había muchos pensamientos en mi cabeza y muchos sentimientos en mi corazón. Fred era mi amigo pero lo quería de una manera que dejaba de ser común entre dos buenos amigos, Matt era ahora un mejor amigo que antes siendo que notaba que ya no le prestaba tanta atención, pero escuchar los problemas de Fred con su novia era toda una tortura, entonces creí sentir a lo que la gente se refiere cuando hablan del “karma”, ok ahora gracias al dichoso “karma” estaba sintiendo lo que tal vez en algún momento Fred sintió por mi culpa. Es cierto que todo lo que das se regresa, y ahora cosechaba todo lo que en algún momento había sembrado…


    Llegó el cumpleaños de Fred y asistí a su fiesta, una celebración sencilla en su casa, su casa, era inmensa y muy muy bonita, me hiso sentir una cucaracha, tal vez, no era yo lo suficiente para él. Aquél día también asistió su ex novia y aquello me hiso dudar, tal vez regresarían, suspiré. Era mejor no ilusionarse y seguir con el ya acostumbrado desprecio de Matt... pero no sabía lo que sucedería después, aquello no era aún lo peor...
     
  3.  
    LuchiaSan

    LuchiaSan Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Junio 2008
    Mensajes:
    69
    Puntos en trofeos:
    76
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amar a un amigo
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1207
    Llegaba el fin del segundo año de preparatoria y pasaría al tercero y último, quedaba apenas más de un mes, cuando llego "ella"...
    Emily era una amiga de una amiga que venia del extranjero (si, se escucha extraño y así era...) rubia, alta delgada... diferente, no era la típica chica de la escuela y estaba segura de que llamaría la atención de más de uno, y entre esos seguramente estaría Matt, y aunque pensaba que ya no me importaba no deseaba para nada verlo con ella.
    Primero comenzó por acercarse a cada uno de los chicos del salón, y dejó de caerme bien, no me parecía una chica... "adecuada"... pero lo peor llegó cuando planeamos hacer un campamento, aquél día fue el clímax de muchas cosas y el fin de muchas otras.
    Llegamos todos al terreno de una amiga donde había gran espacio para lograr realizar nuestro campamento que se celebraba "por la visita de Emily"... todo comenzó bien todos reíamos y cantábamos, jugamos futbol, asamos carne y encendimos una fogata, pero de repente el ambiente entre algunos comenzó a cambiar. Me senté junto a Matt mientras el tocaba la guitarra y todos mirábamos el fuego arder y calentarnos, sin embargo lo extrañaba, Fred aún no llegaba y necesitaba su sonrisa, su voz... me levanté para llamarle a su móvil para saber si llegaría.
    -Sí, ya llego...
    Estaba aliviada de saber que asistiría, pero cuando regrese a mi lugar, algo dentro de mí se derrumbó, Matt se encontraba tomado de la mano de otra de mis amigas, la chica no tenía la reputación más limpia y aquello me preocupaba, cada vez se acercaban más, y ella lo miraba románticamente sin dejar de tomar su mano...
    "¿Por qué sentía celos?" Me perdí en mis pensamientos sin saber lo que ocurría a mi alrededor, lo necesitaba aún más... "Fred... ¿Por qué no llegas?"... Todos de repente se levantaron y caminaron hacia otro lugar, me acerque, no quería quedarme sola sin embargo Matt y la otra chica no llegaron nunca... ¿Coincidencia?
    Todo se iba derrumbando y los demás se dieron cuenta de mi baja en el estado de ánimo, mi "amiga" seguía en aquel plan cariñoso, comencé a apartarme de todo cuando él llego... Sonreí era como una luz que venía a salvarme, o eso creía porque a pesar de todo no dejaban de herirme aquellas imágenes de Matt...
    Me fui a aislar a un lado de la vacía alberca...
    -¿Qué te sucede?- Me preguntó Fred con su dulce voz...
    -Nada... no lo sé- Y era la verdad, no esperaba sentirme así, pero ahora él estaba ahí junto a mí...
    - Es por Matt, ¿verdad?...
    Alcé los hombros, no podía ni afirmar ni negar nada, eran tantas cosas las que pasaban por mi cabeza...
    Mire a otros lados y en cada rincón ya se iban juntando parejitas, y entre ellas la de mi amiga con Matt, y yo... sola... tal vez no, estaba con Fred pero él no me miraba de la misma forma que yo a él, fijé los ojos en su rostro y me sorprendí al ver que ya me miraban, aquel color marrón chocolate era más dulce que nunca pero estaban pensativos, intrigados…
    -¿Qué sucede?- le pregunté y sin quererlo, como un reflejo, acaricie su rostro, me estremecí, todo lo demás se borraba...
    -No lo sé... has estado algo rara conmigo, ¿qué pasa?- preguntó ensimismado...
    No sabía que responder, no podía responder, la única respuesta a aquello era que me estaba enamorando de él. ¿Cómo reaccionaría si se lo confesaba así como así?- Na- nada no se... no sé qué sucede- sin querer dos gruesas lágrimas recorrieron mis mejillas, y así era, no sabía que sucedía, eran muchas cosas...
    -Siento que algo sucede, tiene algo que ver... ¿Brenda?- Aquello me dolió aún más que lo que había visto con Matt, Brenda era una nueva amiga de Fred sin embargo comenzaba a sentir que podría ser algo más.
    Nuevamente moví los hombros como si no me importara.
    -Siento que es algo de ella, ¿no te parece buena?- ¿Cómo me podría parecer buena cuando él comenzaba a gustar de ella y yo estaba enamorada de él?
    -Hay algo que quieras decirme...- Me miró buscando en mis ojos, en mis pensamientos. Habían demasiadas cosas que me hubieran gustado decirle.
    -No quiero estar lejos de ti, no sé por qué hemos estado tan lejos, te extraño...- No podía decir todo.
    - Algo sucede, no sé qué es pero algo sucede, ¿ya no confías en mí?
    -No es eso es que... no sé si deba o pueda decirlo, ahora que hemos estado mejor, creo que no vale la pena pelearnos otra vez...
    -¿Por qué habríamos de pelearnos?- Preguntó inquisitivo
    -No lo sé, - Pero no quiero estar lejos de ti...
    - Tal vez sé que es lo que sucede, pero te puedo asegurar que Matt es mil veces mejor para ti.
    Mi corazón dio un brinco, ¿aquello significaba que ya se había dado cuenta?
    -No sé por qué dices eso pero estas mal, él no es mejor que nadie, mucho menos mejor que tú.
    -¿Recuerdas lo que pasó hace... tres años...?- No iba a olvidar aquello jamás, hacía tres años habíamos sido novios, sin embargo lo había dejado cruelmente diciéndole que estaba enamorada de Matt que él no era nada de lo que yo era para él, que hubiera preferido recibir mi primero beso de Matt y por supuesto aquello había hecho que nos dejáramos de hablar por casi un año, ahora estaba segura de algo, había estado completamente equivocada al decir todo aquello.
    - Sí...- bajé la mirada para que no notara mis mejillas sonrojadas.
    -No vale la pena volver a pelearnos por algo así, aun me duele todo aquello, no lo he podido olvidar, te burlaste de mí, fui tu burla, tu juguete, y desde entonces estoy consciente de que Matt es mil veces mejor que yo.
    -¡No digas eso!, él no es mejor que tú y eso ya paso, fue hace mucho tiempo, ya quedó atrás, las cosas cambian.
    - No pueden cambiar tanto, a mi aun me duele. - Suspiró y se levantó dejándome sola, aunque aún no le había dicho nada, él ya sabía o al menos presentía lo que sentía por él.
    Nos fuimos todos a dormir y yo me arrincone en un sleeping de Matt, mientras él se acostaba y la otra chica "mi amiga" se iba a acomodar junto a él, aquello ya era demasiado, suspiré no recordaba un día peor que aquel en mi vida.
    - Perdón si digo un nombre entre sueños, es que a veces no dejo de repetir su nombre... "Brenda"- Una nueva lágrima se escapó del rabillo de mi ojo, aquello me derrumbaba.
    Y creyendo que las cosas no podrían ir peor, dos días después Matt se hiso novio de Emily, ¿Ella qué? no estuvo con él durante el campamento, pues sí, ese era el punto.... ¿ELLA QUÉ?
    Y Fred y yo ahora estábamos peor que nunca apenas si hablábamos y Brenda cada vez estaba más cerca de él, dejé de hablarle por completo.
     

Comparte esta página