1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Acrobacias Adversarias

Tema en 'Literatura experimental' iniciado por Navaja, 30 Enero 2012.

Cargando...
  1.  
    Navaja

    Navaja Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Junio 2009
    Mensajes:
    186
    Puntos en trofeos:
    111
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Acrobacias Adversarias
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2559
    Esta historia va dedicada a mi hermana menor, Tanya, quien se interesó mucho y también me hostigó hasta cansarme para que la hiciera. Esto es para ella y para todos ustedes. Aunque quiero aclarar, que tanto el personaje Chopper como su pasado no me pertenecen.

    Advertencia: Violencia explícita y vestimentas atrevidas.
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
    Acrobacias Adversarias
    ¿Hay alguna explicación por la que algunas almas se mantienen unidas a través del tiempo? Es una pregunta que aparenta no tener respuesta tangible, sin embargo se han escrito muchas historias en las que aparece una posible solución y ésta es una de ellas.
    La historia cuenta el giro que dio la vida de una joven de dieciocho años, Mikayla Sott al enfrentarse a la dura realidad que le tocó vivir.

    Capítulo I: El latigazo de la soledad
    Mikayla tuvo una vida difícil desde pequeña; desde que perdió a sus padres en un accidente a los ocho años fue adoptada por su abuelo paterno quien se la llevó a vivir con él a su pueblo. Desde entonces le enseñó el arte de la gimnasia en la sala de entrenamientos personalizada que había construido atrás de su casa.

    A medida que crecía, la joven mostró tener una determinación inquebrantable y un gran corazón, junto con una gama de habilidades acrobáticas de las cuales su abuelo se sentía muy orgulloso. Le prometió que cuando cumpliera la mayoría de edad le regalaría el látigo que había usado su padre para arrear a un toro en el campo; esto motivó más aún a la muchacha para querer ser mejor acróbata. Los látigos y lazos eran su accesorio preferido y, si hacía todo bien, tendría uno verdaderamente especial en sus manos.

    Su carácter reservado y misterioso no encajaba en el ambiente campestre. Los jóvenes de su edad la molestaban mucho por sus gustos excéntricos. Ella pensaba que nadie jamás la podría aceptar<< a menos que fuera un circense o un bailarín>> decía ella. Uno de los gustos raros de esta joven era que le gustaba entrenar con tacones, su abuelo no comprendía el por qué, pero la verdadera razón era que la muchacha quería retos que no fueran fáciles de vencer y ésa era una de sus herramientas para lograrlo.

    Al cumplir la mayoría de edad ella se convirtió en una hermosa y esbelta joven, experta en acrobacias y un corazón leal. A pesar de haber vivido siempre con el fantasma de su pasado era muy carismática y un poco hiperquinética, siempre dispuesta a ayudar a los demás.

    Su abuelo, a quien ella admiraba, tenía sus esperanzas puestas en que sería una gran y respetable mujer, le obsequió el látigo que ella deseaba, como prueba de que sus esfuerzas habían dado frutos. Ella muy contenta aceptó el obsequió con un enorme abrazo tan apretado que hizo quejar a su abuelo y ese mismo día fue a probar sus habilidades cerca de un pantano.

    Por fin parecía ir mejorando la vida de Mikayla, incluso podría ir a la universidad cuando terminara el verano y así cumplir sus sueños.

    Pasaron algunos días y Mikayla ya se había acostumbrado a su nuevo implemento y lo manejaba con bastante naturalidad en sus acrobacias.

    Un día un chico del pueblo la fue a visitar para invitarla a una exposición de fósiles de aves que había llegado al pueblo vecino, ella aceptó y luego de abrazar a su abuelo salió con el muchacho vestida de manera casual. Ella ignoraba que había despertado malas intenciones de algunas personas a su alrededor y no imaginaba el terror que le esperaría a su regreso.

    Después de pasar un divertido día con su cita, regresó a su casa al atardecer con un oso de peluche que le había regalado el muchacho y cuando estuvo frente a la puerta comenzó una llovizna tropical bastante inusual en la estación y el paraje donde vivía.

    La luz de la sala estaba encendida y la puerta del fondo estaba abierta, y el silencio rondaba la casa.

    -¡Abuelo, ya llegué! –saludó. Al no tener respuesta, pensó que estaría dormido, así que fue a su cuarto, pero la cama estaba intacta -¿Se habrá quedado dormido afuera? –dicho esto salió por la puerta del fondo y buscó en el exterior y al no encontrarlo fue al único lugar faltante: La sala de entrenamiento.

    Al encender la luz, vio la peor escena de su vida: su abuelo colgado en el techo, con su propio látigo. Desesperada buscó al posible culpable en el crepúsculo del exterior, pero sin resultado alguno.

    Esa noche enterró a su abuelo al fondo de la sala de entrenamiento, rogándole que la perdonara por no haberlo protegido. Se quedó de rodillas al lado de su tumba, llorando desconsoladamente hasta que decidió volver a su casa. Había perdido a la persona que más amaba y estaba sola en el mundo. Mikayla creía que ya había tocado el fondo del profundo pozo de su vida.

    Al día siguiente despertó por un incesante golpeteo en la puerta de entrada. Mareada, se levantó a mirar por el ojo de la puerta y vio la silueta de un hombre parado al otro lado. Arregló su cabello un poco, se limpio el rostro y abrió.

    -Buenos días, señorita Sott –dijo el hombre con una cordial sonrisa. Era muy alto, de un
    metro noventa y cuatro. Su piel era blanquecina, amarraba su cabellera rubia en una cola en la nuca y unos mechones caían encima de su frente, sus ojos eran color miel y llevaba un traje color crema y guantes de cuero negros junto a un bastón ocre con grabados negros.

    -¿Quién es usted? –preguntó frunciendo el entrecejo.

    -Bartolomé John Heidelberg –contestó- Vengo a hablar con usted de un asunto urgente y prefiero que lo oiga en privado –dijo mirando sus zapatos embarrados.



    [​IMG]




    Bartolomé tenía una mirada suspicaz y profunda que clavaba en los ojos del receptor, junto con su tono ronco y misterioso en la voz hacía que fuera imposible no complacerlo. Mikayla no fue la excepción y lo invitó a pasar a la sala, que aún conservaba la limpieza del día anterior.



    -Póngase cómodo –dijo ella sentándose en un sofá, mientras él hizo lo mismo en una butaca frente a la joven.

    -¿Usted cree en la magia? –preguntó colocando una pierna arriba de la otra.

    - ¿Q…Qué tipo de pregunta me está haciendo? –preguntó incómoda por el tono de Bartolomé.

    -La que hace una persona con curiosidad –respondió arqueando las cejas.

    - No me gustan los curiosos -dijo con seriedad. Fue más bien un latigazo que un comentario.

    -Lamento incomodarla pero necesito que me responda eso antes de proseguir –respondió.

    - Escuche, Bartolomé. No me siento muy bien y le agradecería que fuera al grano ya mismo –dijo con molestia.

    - Veo que no ha dormido bien, se refleja en su carácter poco firme. –Dijo sonriendo –Bueno, señorita Sott, vengo a ofrecerle una pequeña oferta de trabajo, ya que he visto su habilidad como acróbata y…

    -No me malinterprete, pero ya no voy a practicar acrobacias… al menos por un tiempo.

    -Yo podría ayudarla a…

    -No, gracias, señor Bartolomé. Tal vez podamos conversar en otro momento –dijo tratando de arreglar su altanería.

    -Bueno, creo que ya no tengo más que hacer aquí. –dijo aparentando dignidad – Que tenga un lindo día –dijo antes de salir por la puerta.



    Pasó la mañana en total tranquilidad, pero la mente de Mikayla estaba hecha un torbellino. Sé fue a su habitación a pensar en las cosas que su abuelo le enseñó, los valores, los consejos, las palabras de aliento, y las historias que le contaba sobre la magia. Recordó un momento en especial.



    <<-La magia es algo muy hermoso, mi pequeña Micky, es una cosa que resplandece desde tu interior y que si tienes un corazón lo suficientemente noble puedes hacer que otras personas la vean-le decía su abuelo.

    -¿Tú has visto la magia? –le preguntó la niña de nueve años.

    -Tuve la suerte de verlo más de una vez en mi vida, y creo que ninguna cosa se le iguala en todo el universo. Pero lo que la mayoría ignora es que todos podemos hacer esa magia-dijo mirando a un punto lejano-, la gente opta por el camino fácil.

    -¿Yo también puedo hacer magia, abuelo? –preguntó Mikayla con los ojos brillantes.

    -Con ese corazoncito tan inocente, estoy seguro que sí. Serás una gran persona y me faltarán balazos para protegerte de los hombres que se enamoren de ti.
    [​IMG]
    -¡Yo podré defenderme con un látigo grande! Porque no me casaré hasta que encuentre a un valiente guerrero que te derrote.
    -Jajajaja… Entonces deberé entrenar porque no me quitarán a mi niña tan fácilmente. >>

    El recuerdo se hizo más doloroso en aquella obscuridad. Tendida sobre la cama comenzó a llorar nuevamente.

    -Abuelito… No pude protegerte… ¡Soy un fracaso!

    Pasaron algunas horas y escuchó murmullos afuera de su casa, que se hicieron más ruidosos y después se transformó en bullicio. Miró por la ventana y vio la camioneta de policías afuera de su casa entrevistando a sus vecinos.

    -¡Esa niña es un peligro! La vi varias veces con un látigo azotando árboles atrás de su casa. Mire lo que le hizo a su abuelo, El Señor nos salve de lo que tiene pensado hacer ahora –decía una señora.
    -Su abuelo le enseñaba a mover troncos con ese látigo, no entiendo cómo pudo hacerle eso con algo que le dio él mismo- decía un hombre.

    Mikayla se sorprendió mucho, sobre todo porque estaba el chico con el que había salido el día anterior, dándole explicaciones a la policía de que él la había acompañado a ver los fósiles, lo que le dio una esperanza de tener una coartada fiable.

    -Yo estuve con ella ayer. Se veía de lo más normal y no me cabe en la cabeza cómo pudo matar a su abuelo después –dijo el chico bajando la cabeza- ¿Cómo una chica tan linda puede ser así?
    - Deberías dar gracias que no te hizo nada a ti. Y aprende a no ser tan coqueto –le dijo su mamá.

    Un oficial golpeó la puerta y Mikayla entró en pánico. Decidió salir por la puerta de atrás pero ahí estaba en cuerpo de su abuelo, desenterrado y había oficiales atrás.

    -<<Jamás perdonaré que lo hayan deshonrado así>> –pensó mirando a los oficiales atrás de la sala de entrenamiento.

    Su única escapatoria era salir por el balcón de su abuelo, pero debía ser muy rápida. Cuando estuvo afuera, corrió a todo lo que daban sus pies, y se le dificultó bastante porque llevaba las botas con tacones del día anterior.

    Corrió tanto como pudo y se detuvo frente a una vieja cabaña de madera abandonada muy adentro del bosque. Sin dudarlo entró, consciente de que alguien la había visto huir. Dentro de la cabaña olía mal, todas las tablas se habían podrido y había musgo en las paredes.

    De pronto sintió una presencia acercarse desde la habitación del fondo y eso la alarmó.
    -¿Quién anda ahí? –preguntó.
    -Cumplió su palabra, señorita Sott –dijo saliendo de la oscuridad el hombre que la visitó en la mañana.
    -¡Bartolomé! –exclamó al verlo. La figura elegante del hombre no hacía juego con el ambiente tétrico y descuidado.
    -Supe que un aldeano desenterró a su abuelo, mientras regaba los pastizales de atrás de su casa. Lo lamento mucho.
    -¿Sabe algo al respecto?
    -Sí. Encontraron marcas de látigo en su cuello. Una muerte bastante trágica –contestó arqueando las cejas.
    -No puedo creer que piensen que fui yo –dijo temblando y cubriéndose el rostro con ambas manos.
    -Sé que usted es inocente. Lo dicen sus ojos. –Dijo el hombre – En este momento esos oficiales vienen hacia acá y está sola en el mundo. Le ofrezco mi ayuda –le extendió la mano derecha-, acompáñeme y estará bien.
    -¿A dónde? –preguntó.
    -Es un lugar que está muy lejos de aquí y creo que encajará bien. Si me permite decirlo, sus habilidades acrobáticas podrían proporcionarle algo más que simple diversión.
    -No lo sé… -dijo temblando.
    - Si se queda aquí será víctima de un perjurio de lo más horripilante que usted no se merece y lo sabe.
    -Tal vez…pero…
    - Tengo una colección de armamento que podría interesarte –agregó a la gama de posibilidades que le ofrecía.
    - Yo… no lo sé… ¿Y si quiero volver? –dijo para ganar un poco de tiempo para pensar.
    - Lo hará, pero deberá darme un mes de su tiempo, trabajando para mí y si no le gusta volverá, pero ni un día antes.

    Finalmente accedió a acompañarlo y el hombre golpeó el suelo con su bastón y éste se alargó como un báculo. El hombre hizo un movimiento con el báculo y se abrió un portal índigo con destellos rojos.

    -¿Qué es esto? –preguntó, dudando si se trataba de una simple ilusión. Pero el destello que emitía el portal era real, y la luz era tan potente que hacía que entrecerrara los ojos.

    [​IMG]
    -La magia existe, señorita Sott –dijo sonriendo y entrando al portal, extendiéndole la mano a Mikayla.
    -Esto es extraño… -dijo una vez entró, ayudándose de la mano de Bartolomé.

    Su abuelo le había hablado de las otras dimensiones y su sueño era ver una y experimentar la magia, pero aquella no era como la había imaginado durante años, era más sombría y al observar al hombre extraño que la acompañaba no dudó de que su vida cambiaría radicalmente… aunque no sabía si para bien o para mal.
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
    Acepto toda clase de comentarios, y si son tan amables, me gustaría que le echaran un vistazo a los dibujos

    Gracias por leer, espero que lo hayan disfrutado y ojalá les guste seguir la trama.
     
    • Me gusta Me gusta x 14
  2.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Temed, sobrevalorados y "populares" Top comentarista

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    1,754
    Puntos en trofeos:
    411
    Pluma de
    Escritor
    A ver, a ver... ¿Por dónde comienzo? -w-

    Los dibujitos muy bonitos en verdad n__n. Tienen más mérito cuando son hechos a mano y escaneados en lugar de ser hechos con Paint xD. Bueno, es mi opinión ;3

    Tan inocente que es la joven Mikayla... y tiene que sufrir tanto. Me pregunto yo quién habrá hecho semejante acto de crueldad... mira que colgar al abuelo con el látigo que él mismo obsequió a Mikayla... es algo muy elaborado o_O

    Hey, espero que el chico que invitó a Mikayla a la exposición de fósiles aparezca a futuro y se sepa más de él. Como que no me cuadraría que apareciese solo ese episodio y se esfumara sin más xP

    Y ojalá le sigas a esta historia que está súper chévere -w-

    Atte. Nathan y su Rekismon llamada Diana xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Daffy Duck

    Daffy Duck Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    7 Noviembre 2007
    Mensajes:
    573
    Puntos en trofeos:
    299
    Pluma de
    Es una historia un poco cruda.

    Bien, tengo que felicitarte, escribís muy bien. La forma en que narras es bastante fluída, y la verdad uno no se pierde. Lo que sí noté es que tenés unos pequeñisimos errores:

    -Te faltaron una que otra coma, te las señalaría, pero como fueron tan pocas yo creo que ya lo irás puliendo. Igual siempre conviene que releas tu propia historia una o dos veces para asegurarte de esas fallas.

    -Lo otro fue el diálogo; en si lo único que tengo que decirte acá es el uso del guión corto (-), que esta mal, tenés que usar el guión largo (—).

    -No abuses tanto de los puntos suspensivos, aunque parezcan necesarios en una historia la verdad es que pueden ser reemplazados por otro recurso.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    faustitoVIII

    faustitoVIII Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    24 Junio 2010
    Mensajes:
    51
    Puntos en trofeos:
    48
    Pluma de
    Escritor
    Bueno Navajita, debo decir que hace un buen tiempo que no leía uno de tus fics. Y me arrepiento, debido a que tu estilo de narrativa y tu talento para contar historias es algo que creció mucho en este tiempo, por lo que puedo ver.
    La historia en si es atrapante y original, y los personajes son carismáticos, especialmente la protagonista y ese extraño hombre llamado Bartolomé.
    Como comentario final, espero que puedas seguir este fic n_n me gustaría mucho seguir leyéndolo, voy a ponerle un ojo encima a este thread (?) xD
    Un gran abrazo, sigue escribiendo, eres buena en eso xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Balir

    Balir Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    28 Marzo 2008
    Mensajes:
    18
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritor
    Hola !, Soy Lydon!, ya sé que dice Kyroshi, pero es una larga historia, y como me da flojera y a ustedes tambien, pues aqui va, tal vez haya uno por ahi que me recuerde, nunca fui muy visto, estoy aqui por mi amiga Navaja a quien le prometí que leería su historia.

    Bien, ahora si, con la historia, pues debo decir que es bien interesante, siempre me ah gustado mucho eso de la magia, siempre eh pensado que es real y maravillosa, y bueno, me gusta mucho esta historia, si, concuerda con mis creencias, como el abuelo de Mikayla, pienso que la magia es una capacidad que todos tenemos, pero se ah ido olvidando, siempre me ah interesado la magia y personajes como Bartolomé, pobre Mikayla, ah pasado por tantas cosas, eso si, en mi opinión, creo que nada sería peor ahora, asi como dice ella, ah tocado el fondo del pozo, asi que yo tambien me iría con el mago, y bueno, sobre ortografía, nada te puedo decir, si te diría algo sería autodestructivo, sabiendo que yo soy peor en eso, me gustó mucho que tuviera dibujos, realmente, das una imagen muy clara de cómo son los personajes, actitud y así, me gusta mucho la forma en la que narras, yo estoy acostumbrado a usar mucho más el diálogo, pero tú sabes reemplazar el diálogo con narración, y fijate que no es tan largo, narras lo necesario y dices mucho más del espacio que necesitas, si es que me explico bien.

    Cuidate mucho amiga, ojalá tengas el capitulo pronto, pero tampoco te presiones, yo sé lo que es eso y creeme, es bastante dificil escribir con todas las demás ocupaciones que uno tiene, Nos vemos!, suerte Navaja, hasta la proxima
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    POKEMOON

    POKEMOON Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    22 Junio 2008
    Mensajes:
    287
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Luego de... 2 o 3 días XD al fin tengo tiempo para sentarme a leer detenidamente *-*...!

    Doofensh- ejem digo, Navajita, me has impresionado otra vez con este fic, ekk! Primeramente por la historia, que se ve que será super entretenida en general y no nos dejará despegarle ni un ojo en ningún momento : O. Segundo los personajes... *-* Bartolomé con su bastón sety, el abuelo, Mikayla sdhsdas ♥ Mickey Mousey *-*! Y tercero... qué decirte de los dibujos. Me dejaste wedweodiedjeiojdoisaminimswqwq, especialmente con el último!

    Así que, adentrándome en la historia... muajaja >: D! La historia de Mikayla es bien fuerte :/ siendo una muchacha así, bien buena, y que se le mueran los padres y para colmo la tachen de fenómeno .-. Cuando se fue con el tipo me estaba esperando que le pasara algo al abuelo... TwT Te maldigo, tipo raro que se llevó a Mikayla!... Pero como dijo Nathan arriba, quisiera saber más de él .-.
    Y lo que dijo el abuelo sobre la magia... *_* ♥
    Lol me llamarás loca, pero... Cada vez que mencionabas el látigo me imaginaba a Mikayla azotando esclavos para que trabajaran xD...

    Y ya quiero saber qué tipo de trabajo tendrá que hacer la protagonista o.o... Quizá pelar papas (?)
    *-* Me dejaste con ansias de saber qué pasa luego, así que espero que nos maravilles mucho más con el egundo capítulo * o *!
    Chaooo~ Cuídate Doofenshmirtz :3
    Te seguiré leyendo desde hoy hasta ayer (?) Ejem digo hasta siempre *-*
    Nos leemos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    MarXelooo

    MarXelooo Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Enero 2011
    Mensajes:
    56
    Puntos en trofeos:
    26
    Bueno pues, ya se me ocurrio que comentarte xD
    Recuerdo que en uno de tus fics de pokemon, cuando pusiste la idea de las pokeball con efecto boomerang habías mencionado tus dibujos, pero no crei que fueran tan buenos :confused:
    De cualquier forma, me gusto la interpretacion, y aunque puedo equivocame ¿Los dibujos los haces estilo anime?
    Me gusto la trama, y creo que se volveran un poco mas interesantes cuando le metas la magia que... emm... La magia que se te ocurra ^^U
    Por otra parte no me trae buena espina el caballero ese Bartolomé, por que se aprovecho de la situacion de mikayla para que aceptara su propuesta, cualquiera ubiese aceptado si estuviese siendo persugido por la policia en un crimen que tiene pintado tu nombre a cada esquina:L
    De cualquier forma, espero la continuacion de... Continuacion... Este es tu primer Long-fic? Buena suerte entonces, no me habia percatado pues los otros fics que te habia leido eran unos one-shot en serie. Pues que bien, espero cotni entonces :D
    Saludos ...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Tarsis

    Tarsis Loading... Usuario VIP Comentarista supremo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    4,589
    Puntos en trofeos:
    666
    Pluma de
    Escritora
    Omg, ¡buenísimo! Tal como prometí aquí está mi comentario.

    Primero, pobre chica llegar y encontrarse a su abuelo ahorcado no es una imagen para nada bonita. ese Señor, tan misterioso que asusta y levanta sospechas. =/ Tus dibujos están preciosos, ¡realmente tienes talento! Son muy buenos, no cualquiera dibuja algo que sólo ha visto en su mente. Tienes muy buena ortografía y desarrollo de la trama. Ya Renée te señaló los puntos principales, a mí sólo me resta felicitarte, es una historia innovadora y bien hecha.

    Espero la continuación. =)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Navaja

    Navaja Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Junio 2009
    Mensajes:
    186
    Puntos en trofeos:
    111
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Acrobacias Adversarias
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2767
    Hola amigos, espero no haberos aburrido y que no hayan olvidado la trama :D Primero, responderé a los comentarios (cosa que nunca hago, pero ahora haré).

    Reponderé la pregunta de MarXelooo:
    Si. Es el único estilo que dibujo :)

    Y Renée, ¿me enseñas a hacer el guión largo? es que no conozco el método.


    Muchas gracias a todos por comentar, así me ayudan a ser mejor escritora y más responsable.

    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
    Capítulo II: Desesperada y Aprisionada
    El portal los transportó en pocos segundos a un amplio salón metálico con un enorme ventanal de doce metros de largo y cuatro de ancho dejando ver un gran paisaje con montículos cubiertos de pasto y mucha vegetación colorida por los alrededores y, los destellos lila del ocaso coloreaban las cimas de las lomas; luego el portal desapareció tras ellos con un golpe en el suelo con el bastón del hombre.

    -¡Que vista! -exclamó Mikayla acercándose al vidrio, contemplando el paisaje a través del vidrio.

    [​IMG]

    -Bienvenida a mi base -dijo Bartolomé sonriendo-.Este lugar ha sido mi orgullo desde que me ascendieron a director hace algunos años y, esta atalaya ha sido escenario de algunos de los momentos más encantadores en mi estadía. dio esa pequeña introducción para dar una extensa explicación de por qué le gustaba el lugar y cómo eso le ayudó a tener otra visión del mundo.

    Mikayla era una chica paciente, así que ponía atención a todo lo que escuchaba y esperó hasta que le diera el turno de hablar para liberar de su mente las preguntas que la atenazaban.

    -¿Señor, por qué el cielo es violeta? –preguntó apenas tuvo la oportunidad.
    - No es violeta, es magenta, más oscuro –corrigió-. Es de ese color porque éste es un lugar muy lejano y privado. No todos tienen eldeber de estar aquí. Por eso lo protegemos.

    La joven observó el cielo, era insólito, casi increíble; no sabía si se trataba de tecnología o simplemente era la magia que le había mencionado su abuelo. Siguió mirando los prados perfectamente decorados con árboles y muchos pastizales floreados que casi parecían natural, pero era evidente que habían personas que se encargaban de mantenerlo fresco, Mikayla se preguntó si la necesitaba para eso.

    -Mikayla, haga el favor de acompañarme a la bodega –dijo caminando hacia un amplio pasillo a su izquierda.

    Ella dio un último vistazo hacia el ventanal y siguió al hombre hasta que éste se detuvo frente una enorme puerta dorada de doble hoja de cinco metros de altura. Bartolomé chistó los dedos y mágicamente la puerta se abrió ante sus ojos, dejando ver que en su interior habían muchos estantes tan altos que topaban el techo y todos contenían distintas armas de combate cercano.

    La chica quedó boquiabierta al ver tal armería.

    -Adelante, echemos un vistazo a mi colección –dijo extendiendo la mano a modo de invitación.

    La muchacha avanzó, escuchando la explicación que tenía para cada uno de los estantes, hasta que éste se detuvo frente a un enorme estante tapizado y vidriado en la pared, que sujetaba látigos, listones, abanicos y algunas lanzas.

    -¡Waaaaaaw! –dejó escapar su sorpresa la muchacha, cubriéndose los labios con una mano.
    -Sé que a la señorita le gustan los movimientos que requieran un amplio espacio –agregó el hombre con una sonrisa. Era verdad, hace algunas semanas Mikayla le había comentado algo así a su abuelo- y además, como yo mismo la he persuadido de venir conmigo la dejaré elegir el arma que más le guste.
    -¿De verdad? ¡Vaya! –exclamó casi histérica, pero luego se percató de que un extraño le estaba ofreciendo un arma en un lugar lejano a su casa y probablemente lejano a su país. Se arrepintió en seguida de haberse mostrado feliz- Pero recuérdeme, Sr. Bartolomé, ¿para qué necesitaré un arma?

    El hombre sonrió y avanzó unos pasos hacia el estante –Porque este lugar es solo para personas con habilidades como las tuyas. Unos tienen fuerza, algunos, destreza, y otros una excelente puntería. Distintas y útiles habilidades –sonrió.

    Esa respuesta no la tranquilizó del todo pero su fascinación por los accesorios la hizo postergar cualquier pregunta que se formulaba en su mente.

    -Entonces, ¿de verdad puedo usar uno de estos?
    -Qué insegura eres de tus oídos-dijo sonriendo. Los cambios en la forma de tratarla eran incómodos para él, pero tenía esos impulsos de llamarla como a un igual, pero debía mantenerse al margen, hasta tenerla cumpliendo su labor- Eso he dicho. Elija uno.

    Bartolomé apretó un botón en la pared y el enorme tapete mural bajó hasta quedar frente a ellos en horizontal. Mikayla pensó que un hombre como él tendría una agenda apretada así que se apuró en hacer su elección para no quitarle más tiempo. Pasó la vista por cada uno de los accesorios y fue un peculiar látigo plateado con el mango verde que llamó su especial atención.

    -Hm… -dijo disimulando su entusiasmo- Creo que este –dijo tomándolo.
    -Espero que esté segura de su elección. Solo puedes elegir uno.
    Observó el látigo detenidamente y finalmente lo eligió.
    -Sí, quiero este –dijo ahora con seguridad.
    -Bien, ése al igual que todas las armas que ves aquí, tiene habilidades.
    -¿Habilidades? –repitió pestañeando varias veces.
    -Sí. Éste látigo se alargará y acortará tanto como desees, solo debes concentrarte en ello.
    -¿Puedo? –preguntó con los ojos brillantes de emoción.
    -Adelante-invitó él.

    La chica se concentró en lanzar un latigazo hacia la puerta y al ejecutar el movimiento, éste se alargó ante sus ojos y cerró ambas hojas de la puerta y luego volvió a su tamaño normal.

    -Vaya… -exclamó observando al látigo en sus manos.
    -Además tiene otra función especial, se ajusta a la vestimenta y pasa como un accesorio casual. Engánchalo a tu cadera para guardarlo.

    Mikayla hizo lo que se le pidió y automáticamente el látigo apareció apretado a su cadera como un cinturón.

    [​IMG]

    -Bien, ya que estás ataviada, vamos a mi oficina para hablar de tus horarios –dijo Bartolomé avanzando hacia la puerta.

    Caminaron hasta el final del pasillo y luego de subir una larga escalera de caracol, una enorme y roja de metal apareció ante sus ojos.

    -Uf… Debe hacer mucho ejercicio para llegar hasta acá –dijo Mikayla.
    -Solamente lo necesario-sonrió él y abrió la puerta con una mano.

    La oficina de Bartolomé era amplia y las paredes eran curvas, y en el fondo un enorme ventanal que llegaba hasta el techo exponía el ocaso púrpura de afuera.

    Dentro de la oficina había una butaca de espalda alta tapizado de terciopelo rojo y acolchado en frente de un fino y amplio escritorio.

    [​IMG]

    A la izquierda de la habitación había escalera en forma de espiral, de la cual bajó una esbelta mujer curvilínea que vestía una blusa negra y una falda blanca, lucía una melena crespa negra, enmarcando su fino rostro que exponía unos hermosos ojos azules. Llevaba zapatos plateados de tacón, que la hacían parecer más alta aún, casi alcanzando a Bartolomé. Mikayla se preguntó si sería así de guapa cuando fuera mayor.

    -Me alegra que ya esté aquí, Bartolomé –dijo con una sonrisa y luego puso sus ojos en Mikayla-. ¿Haciendo caridad otra vez?
    -Melisa... No seas insolente con la señorita –le contestó el elegante hombre-. Ella es la clase de persona que estaba buscando.
    -Me imagino de qué clase será si está así de embarrada –murmuró, con evidente desagrado -¿Campesina?
    -Te oí, Melisa. Mejor guarda tus comentarios o buscaré otra asistente, y sabes que no tendré ningún problema con eso –contestó con el ceño fruncido.
    -Oigan, no discutan. Esto ya es bastante incómodo para mí –dijo Mikayla intentando que la discusión no continuara.
    -Tienes razón, Mikayla. No hay porqué discutir. Luego hablaremos, Melisa –dijo mirándola seriamente- Ahora trae la ficha de trabajo para la señorita.

    Melisa no dijo nada, pero sus pensamientos se leían en su rostro. Luego de hacer un desprecio a Mikayla se fue caminando rítmicamente hasta su oficina.

    -Que recibimiento –sonrió la muchacha.
    -No te preocupes por ella, no es como aparenta. Me atrevería a decir que aún no muestra su verdadero carácter –sonrió el hombre con picardía.

    Mikayla decidió no decir nada y observó el lugar; era amplio y una enorme ventana al fondo dejaba ver el hermoso paisaje de afuera, y los destellos violetas entraban por la ventana haciendo que pareciera un lugar casi místico. Las paredes eran blancas pero la lámpara araña en el techo tenía luces rojas, y como estaban encendidas, enmascararían el blanco de las paredes con un rojizo tenue. Y también notó que a lo lejos se veía una torre misteriosa.

    -¿Qué hay allí? –preguntó frunciendo el entrecejo.
    -¿Dónde? –preguntó Bartolomé volteándose hacia el ventanal.
    -Allí en la torre-señaló.
    -Oh, son cámaras privadas. Por si falta espacio acá –respondió con una sonrisa.
    De pronto apareció Melisa con un tablero y un lápiz en la mano.
    -¿Cuál es el nombre de esta… señorita? –sonrió mordazmente apoyándose en el escritorio de Bartolomé, mientras él tomaba asiento en la butaca.
    -Mikayla Sott –contestó el hombre mirando a su asistente.
    -¿Yo no rellenaré el formulario?-preguntó abriendo sus grandes ojos.
    - Deja que lo hagamos nosotros –sonrió.

    Las preguntas personales no fueron problema, pero al pasar a la segunda hoja, cuando Melisa preguntó por el oficio que ejercería la joven, comenzaron las dudas de Mikayla.

    -Guardiana –contestó el hombre cruzándose de piernas y apoyando su mentón en la mano- …De la celda 21.

    Instantáneamente la mujer posó sus ojos en Mikayla con una extraña expresión en el rostro, como de sorpresa y una especie de satisfacción.

    -¿Una celda? –preguntó la jovencita alarmada.
    -No te alarmes… Si te traje conmigo es porque te creo capaz de hacer este trabajo.
    - Pe…pero… ¿hay un criminal ahí dentro? –preguntó con miedo.
    -Efectivamente. Es una prisión –exclamó con sarcasmo -. La celda que te asigné corresponde a un criminal, el más hábil de nuestros subordinados. Tanto así que lo nombraron como “el líder” hace algunos años –contestó mirándola seriamente.

    La muchacha abrió aún más los ojos con evidente alarma y su corazón se aceleró mientras pensaba en el lío que se había metido.

    -¿Cómo…se llama él? –cuestionó, tragando saliva.
    -Esa información es confidencial y no la damos bajo ninguna circunstancia. Pero lo llamamos Chopper.
    -Significa machete en inglés –contestó con el ceño fruncido.
    -Exacto –contestó rascando su barbilla -.Que magín el de esta lindura.
    Mikayla evadió todo comentario irrelevante y se concentró en su situación.
    -¿Y para qué es el látigo? –preguntó ofendida, sintiendo que le tomaron el pelo.
    -Bueno, nos gusta tomar las precauciones debidas, y ahora que estarás a cargo de vigilar a Chopper, debes tener algo con qué defenderte en caso de que se salga de control. Mi deber es que estés segura, Mikayla –sonrió, percibiendo el miedo de la muchacha.

    A pesar de la seguridad que mostraba Bartolomé en ella, Mikayla sintió cómo la inseguridad se apoderó de su mente; de un momento a otro estaba sola y perdida en un lugar lejano y sin acabar ahí su mala suerte, tenía la misión de cuidar a un peligroso subordinado que había cometido quizás qué atrocidades.

    Habían pasado muchas cosas en poco tiempo y eso le causó jaqueca frente a sus superiores. Además estaba cansada; no tenía las fuerzas necesarias como para exigir una explicación.

    -Sí… Señor Bartolomé, ¿dónde dormiré? –preguntó cambiando el tema y con ansias de tenderse en una cama.
    -¿Deseas comer antes de dormir? –preguntó.
    -No –respondió secamente-. Quiero dormir.
    -Uno de los auxiliares te llevará a tu cuarto en donde encontrarás los horarios y lo necesario para tu aseo personal en la caja a los pies de la cama. Comienzas desde mañana –dijo terminando así la conversación.

    Una anciana vestía un chaquetón grisáceo que usaba un moño en forma de flor, la llevó a los dormitorios de los guardianes, eran individuales así que no habría problemas para la chica.

    Una vez sola, Mikayla se arrepintió de no haber comido nada. Habían pasado seis horas desde su última comida y no se sentía bien. Observó la habitación cuadrada y blanca había una cama con poco ropaje, también un pijama blanco perfectamente doblado.

    [​IMG]

    -¿Qué es esto? –se preguntó observando un paquete que había junto a la cama. Lo abrió y grande fue su sorpresa cuando vio que era un uniforme azulado, un peto azul y unos shorts del mismo color, con accesorios del completo gusto de Mikayla, como unas mangas de malla y unas botas negras de tacón, junto con unas muñequeras metálicas.

    Dentro del paquete había una nota: “Como ya eres parte de nuestra comunidad, accederás a todos los privilegios que les damos a los guardianes. Toma el uniforme como un pequeño regalo de mi parte. Bienvenida a la prisión, Mikayla” .La letra era manuscrita y con buena caligrafía.

    –Prisión… -repitió ella asimilando mentalmente su situación. Dejó caer el paquete en el suelo; enfadada consigo misma por haber caído en un lugar como ése, aunque fuera reconfortable en cierto modo, seguía siendo una prisión.

    Arriba de los pies de la cama estaba colgado un enorme horario blanco clavado en la pared y en el mismo clavo había un sobre amarillo.

    La chica lo abrió y había una llave antigua con el N° 21 grabado en la parte gruesa encajada a una argolla plateada.

    -Bien, supongo que soy guardiana –dijo meneando en su mano la llave para dejarse caer en la dura cama de delgado colchón y de espaldas vio un tragaluz que dejaba ver una parte del cielo magenta.

    Decidió ponerse a pensar en su vida, que se volvió confusa y algo turbia. No era fácil para ella ser acusada de homicidio, que irrumpieran su casa y haber caído en una especie de cárcel con subordinados reales y que ella debiera vigilar al más peligroso.

    -¡Esto es una locura! –sollozó cubriendo su rostro con ambas manos para dejar escapar su llanto.

    Pasó largo rato rezándole a su abuelo, buscando tranquilidad en un lugar inseguro y turbio. Se durmió entre llantos pasadas las once de la noche para caer en un profundo sueño, tranquilizándose mentalmente para lo que fuera que le esperara el otro día.
     
    • Me gusta Me gusta x 10
  10.  
    faustitoVIII

    faustitoVIII Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    24 Junio 2010
    Mensajes:
    51
    Puntos en trofeos:
    48
    Pluma de
    Escritor
    Bueno, debo decir que la continuación me sorprendió mucho, en el buen sentido por suerte xD
    La trama en sí me parece muy imaginativa y abierta, y me encanta tu forma de narración, por cierto. Me dieron ganas de leer más.
    Tambien me gustaron mucho los personajes, especialmente bartolomé, y la pobre chica que ahora tendra que someterse a su destino de carcelera.

    Sigue así, esta historia promete mucho xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Temed, sobrevalorados y "populares" Top comentarista

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    1,754
    Puntos en trofeos:
    411
    Pluma de
    Escritor
    Oh, joven Mikayla... ¿En qué lío te has metido? xD

    En serio, me da algo de penita... la pobre se metió a una celda con barrotes de oro y la debe compartir con un chacal... supongo que sabes a lo que me refiero.

    Bueno, era eso o ser mutilada como un animal por una horda furiosa de personas... diantres, ¿Quién podría haber planeado algo contra ella? Que yo sepa, se llevaba bien con todos -w-. Supongo que el verdadero mal no discrimina >.<

    Hey, no hallé ninguna falla ortográfica o de redacción... ¡Sigue así! n__n

    Atte. Nathan, el Cordero Metalero :B
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    POKEMOON

    POKEMOON Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    22 Junio 2008
    Mensajes:
    287
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    *llega montada en un pony* :G uff uff, perdona la tardanza. El tráfico de Equestria está empeorando cada vez más u.u

    * O * Otro capítulo! Parece que el mundo del cual viene Bartolomé no es tan tranquilo como paree al verlo por los barrotes :P. Es bellísimo *-* muy buena idea lo del cielo magenta *-*. Y todas esas armas o_o se ve que sus presos no son para nada calmaditos. Un látigo mágico * o *! Y a la moda, yeah (?)
    Quiero saber más sobre la historia de Melisa y Bartolomé owo, y por supuesto cómo se la pasará el siguente día Mikayla (ya ha pasado demasiado en este T.T).
    Y los dibujitos super setsys claro! No puedo parar de ver el del escritorio y el de los barrotes :P.

    Y guenons :G Espero poder conocer a Chopper en el próximo capítulo x3 Y sino, :G que Mikayla torture a Bartolomé con el látigo (?). XD
    Bueno, como mi cerebro ya está seco, pero me encanta tu hstoria, me iré con unos aplausos *-* *clap clap`clap*
    Hasta el próximo capítulo x3!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    MarXelooo

    MarXelooo Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Enero 2011
    Mensajes:
    56
    Puntos en trofeos:
    26
    Navaja-san perdón, perdón y mil veces perdón por el retraso, es que no se me ocurría nada bueno que cometarte, y pues no me gusta hacer coments a lo loco :l
    Pero si sigo comentando de mi seguramente borraran mi coment asi que a lo que vine ;D
    Me gusto mucho el toque de las armas, pero la verdad presiento que hay algo malo en el ambiente de esta historia, algo no me cuadra :L Como por ejemplo por que el uso de armas si hay presos, que deberian estar encerrados, de hecho, si son peligrosos: ¡¿Es que los guardianes son conejillos de indias o que?!
    Pero bueno, esas cosas las explicaras con el tiempo y prefiero ir de a poco descubriendo los detalles, de esa forma me itriga mas el seguir leyendo.
    Los dibujos siguen igual de buenos que los anteriores, gracias por tomarte el tiempo de acerlos ^^
    Deberian vender el cinturon-latigo para novias celosas, seria un buen negocio... Claro, no para los novios >.<
    Y hablando de novias celosas, eso es lo primero que se me paso por la mente cuando se presento el personaje de la secretaria, quiero pelea entre ellas xD
    Otra cosa, pero es mas bien una peticion o mas bien un capricho, si hay algun guardian hombre que quieras poner en la historia, si le pones un arma, que sea una katana, Siiiiii?? x3 es que adoro las katanas xD no te tomes en serio lo que digo, estoy loco
    Sigue con el proyecto, y perdon de nuevo <:)
    Espero conti, cuidate :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Monii-chan

    Monii-chan Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    7 Mayo 2011
    Mensajes:
    83
    Puntos en trofeos:
    73
    Pluma de
    Escritora
    Wah~ Si te dijera que no amo la historia estaría mintiendo, y mucho~ *-*
    Me ha encantado. Pobre Mikayla... la que le espera.
    Fueron dos capítulos y ya le cogí cierta manía a Bartolomé xD
    Que desearía que Mikayla cogiera un látigo o algún arma contra Bartolomé cada vez que éste le hiciera algo que la hiriera è.é
    Sin faltas ortográficas ni de redacción, ni nada. Así da gusto leer un fic. Y más con tu narración. La cual no sé si he mencionado anteriormente que amo, pero por si acaso, lo repito: Amo tu narración *O* Y amo todavía más tu historia.
    Antes de que se me olvide, que seguro que no soy la primera que te lo dice: Dibujas personajes de tipo Anime super, super, super bien!!
    Avísame en el siguiente capi, plis. Lo esperaré ansiosa ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Daffy Duck

    Daffy Duck Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    7 Noviembre 2007
    Mensajes:
    573
    Puntos en trofeos:
    299
    Pluma de
    Hola.

    Si hay algo que debo felicitarte es, sin duda, la forma en que relatas. Tenés un buen equilibrio entre diálogo y narración, y tampoco encontré faltas de ortografía.
    Sin embargo sí de diálogo.

    Para empezar usas el guión corto, y tenés que usar el largo, que cabe destacar que lo había mencionado antes. Corto (-) NO, largo (—) SÍ.
    También había veces que te olvidabas de poner el mismo y lo que decía el personaje se mezclaba con la descripción. Ejemplo:


    Y es, (si te fijas bien uso el guión largo):

    —Bienvenida a mi base —dijo Bartolomé sonriendo—. Este lugar ha sido mi orgullo desde que me ascendieron a director hace algunos años y, esta atalaya ha sido escenario de algunos de los momenots más encantadores en mi estadía. —Dio esa pequeña introducción para dar una extensa explicación de porqué le gustaba el lugar, y cómo eso le ayudó a tener otra visión del mundo.

    Otra cosa, te faltan algunas comas, no muchas, pero que podrías pulirlas. Acordate de leer tu historia un par de veces, o incluso leerla al otro día para poder darte cuenta de esos pequeños errores.

    Y cuando suele ser una exclamación, el "que", suele ir con acento:
    —¡Qué vista!


    Eso es todo, nos vemos otro día.

    See ya~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    CarlosCF

    CarlosCF Usuario común

    Miembro desde:
    18 Febrero 2011
    Mensajes:
    494
    Puntos en trofeos:
    229
    Pluma de
    Escritor
    Mmmmm ya, dos capítulos de al rededor de 2500 palabras cada uno, con una facilidad de lectura moderada debido a las relajantes imágenes.

    Me sonó a “Tomb Raider de circo”, jajaja, no te ofendas, el circo no es tan malo tampoco.

    Nombres, nombres... si no son coreochinojaponeses, son ingleses.

    De a cuerdo, la historia recién empieza, y no la noto muy cautivante que digamos, quizá sea porque hasta ahora no has puesto en juego ningún evento dramático que realmente ponga a prueba el sano juicio de la joven, y el de la muerte de su abuelo lo pasaste rápido, tanto que ni siquiera tuvo una imagen, y me hubiese gustado ver a la niña vestida de blanco y negro frente al cadáver de su abuelo, pero bueno, así tuvo que ser. El látigo de su abuelo si dejó mucho que pensar, creo que no presté mucha atención en esa parte, ¿pero me parece la chica dejó olvidado el viejo látigo de su abuelo en su antigua casa?, wuuu, eso si está interesante.

    Con los dibujos, a simple vista, pensé que el hombre rubio, Bartolomé, en realidad era el malo más malo de la historia, por los ojos maliciosos que le has hecho. Pero bueno, habrá que esperar a que nos des más detalles de él. Por cierto, curiosos dibujos, sé ve que te has esmerado en ellos y eso es bueno, del mismo modo has hecho un magnifica trabajo pintándolos, es una herramienta muy relajante para tu historia, me han gustado mucho.
     
  17.  
    Navaja

    Navaja Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Junio 2009
    Mensajes:
    186
    Puntos en trofeos:
    111
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Acrobacias Adversarias
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    3573
    Hola chicos :) Gracias por seguir leyendo la historia :)

    Bueno, me adelanté en publicar este capítulo porque ya empecé las clases y mi agenda se aprieta un poquito >.< Y esta vez los dibujos están un poco mal hechos y con fallas por mi despistada despistacedad, y estoy trabajando duro para mejorar y que vean imágenes realmente bonitas :)

    Bueno, antes de empezar les voy a contestar sus comentarios, que merecen una respuesta :)
    Faustito VIII: En serio me agrada que leas mis historias, y más que te haya gustado la trama que aún no muestra su lado sabroso :) Espero que sigas leyéndolo.

    J. Nathan Spears: Gracias por tu apoyo, en serio tus comentarios siempre son un aporte :) Gracias por seguir leyéndola y creo que me has dado una idea para ponerle más sabor a la historia :)

    POKEMOON: Si, a Bartolomé le gusta vestir bien a las personas y conocerás a Chopper muy pronto :)

    MarXelooo: Ay, esas ideas tuyas, que siempre me dan otras ideas :) Y tienes mente ágil, siempre llevas al pie de la letra todo lo que ocurre, espero que no descubras muy pronto los misterios del relato :) (en el buen sentido)

    Monii-chan: Ay, muchas gracias :) Y si, los dibujos son estilo animé, y eso que traté de darle un toque de realismo, pero al parecer no me salió >.< Pero me agrada que te guste :)

    Renée: Gracias por corregirme, y tienes toda la razón del mundo :) Espero seguir mejorando para que ustedes no se den el trabajo de encontrarles las falencias. Gracias.

    CarlosCF: Gracias por animarte a leer. Me parece que a ti no te convence mucho la historia, y espero hacerte cambiar de opinión :) De todas maneras aprecio mucho el que hayas sido sincero, eso nos ayuda mucho a mejorar en cualquier aspecto :)


    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    Capítulo III: Conociendo a Chopper
    Esa noche soñó con oscuridad. Un establo con cuatro caballos inquietos relinchando. No recordaba haber visto ese lugar, pero algo le parecía familiar, como si supiera que algo ocurriría. De pronto se abrió el portón y entró un hombre. No lo reconoció pero sabía que era bastante malo porque llevaba un hacha en la mano.

    [​IMG]

    —No, por favor, no lo hagas…. Mírame, tú me conoces… No es necesario hacer esto —le susurraba Mikayla a aquél hombre, pero era más su fuero interno el que gritaba, ya que ella no entendía lo que pasaba.

    Se despertó gritando “¡Reconóceme!” en medio de la oscuridad del cuarto. Sudando y confundida buscó inútilmente una solución a la ensoñación, hasta que el cansancio la venció y se quedó dormida.

    Amaneció y la luz del día entró por el tragaluz hasta la cara de Mikayla, al mismo tiempo que el reloj sonaba intermitentemente sobre su cabeza haciéndola despertar, anunciando que ese mismo día comenzaría a trabajar. Se quedó en cama un rato, reuniendo fuerzas para dar un inicio correcto a su día.

    Observó el enorme itinerario y se arrastró hasta él para revisar los horarios y de un salto se bajó de la cama al ver que su desayuno comenzaba a las 07:25 am y eran las 06:48 am, y le faltaba aún ducharse y ponerse ropa adecuada.

    Corrió a la ducha en el estrecho baño que había en su habitación al lado de cabecera a darse un baño de cinco minutos para sacarse la tierra que tenía en el cuerpo. Deseó haber despertado antes, para así meditar un poco bajo el chorro del agua, pero el tiempo se acortaba y aún le faltaba vestirse.

    Una vez fuera de la ducha buscó el uniforme que había en la caja y como era la única prenda que había se la puso con sus accesorios correspondientes. Se miró en el espejo que había en el baño y al ver que le quedaba bien (ajustado) y se sentía cómoda con su vestimenta, peinó su cabello trenzando los mechones azulados y dándose el toque final con la sombra de ojos azulada, estaba físicamente lista para comenzar.

    [​IMG]

    Dio un último vistazo al itinerario y estuvo feliz al ver que comenzaría su primer turno era a las 8:15 y terminaría a las 14:15 justo para almorzar. O sea, que le quedaban un par de horas libre y como en el itinerario no aparecía dato alguno sobre ese lapso de tiempo no le dio importancia.

    Al desayuno, se reunieron todos los empleados en un gran comedor. Parecían normales físicamente todos, pero tenían un aire de picardía o de sospechoso en la mirada. Mikayla no hizo contacto visual con ninguno y solamente espero que fuera su turno en la fila para que le entregaran su bandeja. Se sintió como en la escuela otra vez pero en un lugar peligroso y con gente grande en donde ella era la más joven.

    Todos conversaban de sus temas, de los subordinados que debían cuidar, entre otras cosas. Una vez Mikayla se sentó los hombres comenzaron a cuchichear. Mikayla no le dio importancia y comenzó a comer, tratando de controlar sus deseos de tragarse todo el plato.

    — ¿Eres la nueva? —preguntó uno de cabello rapado al estilo militar.
    —Sí.
    —Pobrecita criatura… Te tocó Chopper. Es muy odioso ese tipo —contestó el del corte militar.
    — Oye, lindura ¿tienes nombre? —preguntó uno regordete con el pelo desaliñado.
    — Mikayla Sott –respondió— Y no me llamen lindura —dijo echándose un pedazo de tocino a la boca, con la vista fija en su plato.
    —Será mejor que comas bien, estás muy delgada —dijo uno—. Si sigues así ese Chopper te romperá como a un palillo.
    —Oiga, no sea grosero. Mi cuerpo es pura fibra muscular y no me haga probar mi fuerza con usted —le dijo de mala gana. Quería demostrar su rudeza, aunque tenía en cuenta que no tendría la mínima oportunidad.
    —Parece que el gatito enseña sus garras— se burló el hombre.
    —Mejor no la molestes, Gómez. —Dijo uno con un diente de oro desde el otro extremo de la mesa— Mejor dinos, ¿cómo le vas a hacer cuando Chopper te ponga en la mira?
    — Si cree que me asusta así, le tengo malas noticias. Mejor hábleme de él ¿cómo es? —preguntó seriamente, echándose otro pedazo de tocino en la boca.
    —Ay, que lindura… Pero esa curiosidad no te servirá si quieres sobrevivir a ése bastardo. Su condena es más larga que la de los hermanos Scissor… Novecientos veintiún años.
    — ¡Eso es mucho tiempo! —Exclamó ella sin poder creerlo— ¿Es posible vivir tanto?
    — En este lugar se ven cosas increíbles. Pero si de Chopper hablamos, es un desgraciado de lo peor. Ha matado a cuarenta y cuatro personas, pero estoy seguro que ha matado a muchos más y lo seguirá haciendo —dijo tomando un sorbo de algo que emanaba un aroma fuerte.
    — ¡Oh…! — exclamó llevando una mano a sus labios.
    —Pero te diré algo, niñita… Ten cuidado con éste. Es un frívolo que empezó a matar a mujercitas como tú a muy temprana edad y a pesar de los años que lleva prisionero, conserva la misma ira que tenía desde un principio y conserva su gusto por las mujeres bonitas. Nunca entres a su celda, a menos que quieras sufrir una muerte horrible.

    Mikayla se asustó con las palabras del guardia, imaginó que cuando abriera la celda Chopper le saltaría encima como los vampiros y sintió un escalofrío recorrerle la espalda.
    — ¿Por qué empezó a matar? —preguntó atragantándose con un pedazo de tocino.
    —No lo sabe nadie con exactitud. Tendrás que preguntárselo —se burló el guardia, haciendo que todos soltaran carcajadas.

    Se sentía fuera de lugar, era su primer día y ya sentía nauseas. En ese minuto deseó no haber aceptado el empleo, pero ya no había vuelta atrás, solo acatarse a lo que venía.

    Al terminar el desayuno los demás guardianes la llevaron al gimnasio del lugar con la excusa de que debía quemar las calorías que había comido, para así tener fuerzas si debía entrar a la celda de Chopper.

    Una vez pasaron las horas conversando sobre las bibliotecas y la comida, cada uno se fue a su lugar de trabajo ya que una voz femenina se escuchó por los altoparlantes que había por todo el lugar, anunciando que el turno acababa de comenzar.

    —Suerte, muñequita. Y si lo ves trata de mantenerte lejos de él— dijo el hombre del diente de oro.
    —Sí, trata de durar más que el último —dijo burlándose el que iba al lado de él.

    La muchacha, sin saber aún a qué se enfrentaba se adentró por un amplio pasillo con gruesas paredes de ladrillo y cemento. Era un lugar iluminado por luces en el techo, ya que el camino descendía a medida que avanzaba y se hacía más oscuro. Pasó frente a puertas de hierro con dos guardias en frente, donde debían tener a los demás subordinados.

    El lugar se había transformado en un laberinto, habían muchos pasillos, con números romanos antes de empezar; como decía en su itinerario debía tomar el pasillo IV. Se adentró por él hasta llegar a una solitaria puerta arqueada de hierro con el número veintiuno grabado arriba.

    —Bueno, supongo que aquí es —suspiró.

    Mikayla era una chica muy curiosa y ansiaba saber qué aspecto tenía el criminal. Imaginó un hombre harapiento y de cara musculosa, tal vez con algunos cortes en su rostro y cicatrices de importantes peleas. Pero también recordó las palabras de Bartolomé: “La celda que te asigné corresponde a un peligroso criminal, el más hábil de nuestros subordinados” y también las palabras del guardián: “Nunca entres a su celda” Y pensó que sería peligroso entrar en la celda de un asesino tan importante.

    [​IMG]

    Se quedó haciendo guardia como diez minutos tratando de evadir sus ganas de conocer al temible subordinado, al gran Machete o Chopper si así lo prefería.

    Pasaron las horas hasta el almuerzo, y a pesar de las advertencias de los hombres, a la chica le intrigaba mucho el aspecto del subordinado y jugaba con su mente, imaginándose qué haría si se lo encontraba de frente.

    Hasta que llegó el segundo turno en la tarde y al cabo de algunos minutos, Mikayla comenzaba e nuevo a pensar en lo ocurrido el día anterior y las ganas de echarse a llorar la consumían, pero

    —Esto es muy aburrido —se quejó. Tampoco había más guardias cerca, estaban en otros pasillos y así no se sentía mejor y, sumándole el hecho que había entrenado, era casi un martirio silencioso no poder moverse de ahí- Deberían hacer guardia en parejas, así podría hablar con alguien.

    Miró la llave de la celda y la idea de entrar en ella volvió a clavarse en su mente. Introdujo el objeto redondeado en la cerradura y meditó unos segundos los riesgos que correría si la habría.

    —Hm… pero si me dieron la llave es por algo —dijo y la hizo girar, provocando un pequeño sonido anunciando que se abrió.

    Abrió lentamente la puerta y se sorprendió al ver que la celda era un agujero montañoso, con una enorme jaula en un rincón pero estaba vacía y se veía el cielo morado arriba del corte de las rocas.

    La joven se alejó sin hacer ruido de la puerta y de pronto una extraña sombra pasó en un segundo delante de ella, produciendo una leve brisa que le meneó el flequillo de la frente y sin darle mayor importancia observaba cada rincón, pero no lograba ver a nadie adentro. No se percató que el subordinado estaba tan cerca que si estiraba el brazo podría tocarla.

    De pronto escuchó la puerta cerrarse tras ella y su sentido de percepción se activo, y lentamente miró hacia su izquierda temiendo lo peor.

    [​IMG]

    — ¿Qué estás haciendo en mi celda? —preguntó con la voz carrasposa y ronca.

    Al voltearse vio la puerta cerrada y al subordinado delante de ella lanzando un ataque con un arma blanca, la cual ella evadió instintivamente haciéndose a un lado.

    — ¿¡Eso es un hacha!? —exclamó Mikayla con los ojos muy abiertos a ver el arma reluciente en la mano del hombre.
    — ¡Adivinaste! —Se burló con una carcajada— ¡Y por dos! —dijo lanzando otro ataque, el que ella evadió por pocos centímetros. Efectivamente tenía un hacha en cada mano.

    La chica pensó que era como en su sueño de la mañana, pero era peor porque debía enfrentarse a dos hachas. Sin saber qué hacer, retrocedió y el subordinado hizo un giro en el aire y cayó atrás de la chica, para patearla en la espalda haciéndola caer al suelo.

    — ¡Ah! —gritó al verlo saltar en su dirección con evidentes deseos de matar y en un ágil movimiento lo evadió rodando hacia el lado, haciendo que el ataque con hacha colisionara en el terrino suelo, incrustando el arma.

    La chica se levantó y desde su posición, el subordinado lanzó el hacha en su dirección.
    — ¡Atrápala! —Exclamó, pero no se esperaba que la muchacha la evadiera haciendo una voltereta en el aire, ovillando su cuerpo para caer de pie— ¡Oh, buen truco, jajaja! —dijo sacando el hacha del piso para ir tras ella. Saltó a la pared y corrió a una velocidad increíble casi haciendo invisible su cuerpo, ante la vista incrédula de la muchacha, que intentaba adivinar la posición del subordinado, pero su mente dio vueltas y al intentar correr sus pies se enredaron y por consecuente cayó al suelo.

    La chica inhaló aire en voz alta al ver al subordinado saltar desde la pared hacia ella, y cerrando los ojos aceptó su muerte. Pero Chopper al verla de cerca, se percató que había algo raro en Mikayla, y no quiso quedarse con la duda así que no le haría nada hasta que lo descubriera, y así se alejó lentamente dándole la espalda.

    —Supongo que eres la nueva guardiana de mi celda— se burló con sarcasmo.
    — Sí– respondió sentándose en el suelo. El villano soltó una carcajada enfermiza y burlesca, que hizo estremecer a la jovencita.
    — ¿Sabes lo que le pasó al último que entró por esa puerta? —su tono asesino lo delataba.
    Me lo puedo imaginar –contestó desde el suelo.
    .Y no tengo intenciones de ser piadoso contigo, aunque seas una mujercita –esta vez se volteó y la miró directo a los ojos.

    [​IMG]

    Mikayla no podía creer lo que vio, el criminal tenía alargados ojos blancos y se quedó paralizada por un instante, no se había dado cuenta del aspecto del criminal hasta ese momento; Chopper era joven, frisando los veinte años, alto, más de un metro ochenta, de piel extremadamente blanca, el cabello cortado al cero, solo andaba vestido con unos pantalones de cuero color caoba, botas bajas y blancas, muñequeras bastante extrañas, un cinturón doble y solo usaba una capa negra terminada en “v” dejando al descubierto un abdomen firme y trabajado, también tenía tatuajes rojos por todo el cuerpo, lo que le daba una imagen casi fantástica; pero lo más llamativo eran sus ojos blancos en una mirada endurecida por los años.

    — ¿Entonces por qué no acabaste conmigo? —preguntó.
    — No vales mi tiempo. Eres mucho más débil de lo que esperaba —se burló con una sonrisa aterradora.

    La muchacha se puso tensa, no había visto tan de cerca a un hombre así de descubierto. Pero no evidenciaría su nerviosismo.
    —Yo… Como no valgo tu valioso tiempo, mejor me voy —dijo levantándose y corriendo hacia la salida.

    Molesto por la insolencia de la muchacha, guardó silencio y la observó hasta que salió por la puerta. Hace tiempo nadie lo enfrentaba así y aunque en ese momento estaba sumamente molesto por haber sido sorprendido de esa manera, no pasó mucho tiempo para que se diera cuenta que eso en realidad le causaba fruición y pasaría el resto del día formulando un plan para hacerle una emboscada cuando lo visitara otra vez.

    Afuera, Mikayla tenía el corazón acelerado y sudaba mucho. Se dejó caer, agradeciendo de sus arduos entrenamientos que le habían dado la flexibilidad suficiente para hacer ese tipo de movimientos, los cuales la ayudaron a salvar su vida, por el momento.

    Estuvo dos minutos mirando el vacío, recapitulando los hechos y recordó que pasaría un mes allí y comenzó a temblar.

    — ¿En qué lío me metí? —sollozó cubriéndose el rostro y meneando la cabeza.

    Pero en otro lugar, en una oficina con luz rojiza y en una butaca aterciopelada, Bartolomé y el jefe de seguridad de la cárcel estaban hablando de la nueva chica que formaba parte de su prisión ahora.

    — ¿En serio crees que ésta chica cumplirá con las habilidades que requieren nuestros guardias? —preguntó el jefe de seguridad.
    —Estoy seguro de eso. La he visto con mis propios ojos mover troncos, apagar velas, saltar en los árboles con mucha facilidad. Si no hubiera pasado la prueba, jamás la hubiera traido, dalo por hecho —contestó Bartolomé apoyando su barbilla en sus manos— Es más, veamos que está haciendo ahora mismo —dijo para así sacar un control remoto del escritorio y presionando un botón, que dejó car una pared con la forma del ventanal llena de pantallas pequeñas.

    Una de las pantallas enseñó a Mikayla de cuclillas, secándose la frente y los ojos y luego irguiéndose para apoyarse de espaldas en la puerta de la celda.

    —Está holgazaneando —dijo el jefe de seguridad.
    —Ay, Tomás. Observa bien, es joven y fuerte, creo que le falta mejorar la postura pero eso no la hace menos digna —contestó Bartolomé.
    — Oye, si esa chiquilla hace alguna idiotez te culparán por haberla traido a nuestras cárceles —amenazó Tomás.
    —Tranquilo… Todos conocemos la debilidad que Chopper tiene por las mujeres. Esto es un juego y solamente quiero ver hasta qué punto llega —respondió Bartolomé.

    Bartolomé estaba planeando algo mentalmente y no se lo diría a nadie, ni siquiera al guardia en jefe porque sabía que sería muy arriesgado, incluso le costaría su trabajo como autoridad máxima de la prisión. Pero eso no limitaba sus pensamientos y lo que él tenía en mente era algo que llevaría a cabo de una forma u otra.
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
    Quisiera hacerles unas preguntas para saber su punto de vista, chicos :)

    ~¿Qué les pareció Chopper?
    ~¿Descubrieron algo particular en este episodio?


     
    • Me gusta Me gusta x 9
  18.  
    faustitoVIII

    faustitoVIII Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    24 Junio 2010
    Mensajes:
    51
    Puntos en trofeos:
    48
    Pluma de
    Escritor
    Wow... debo admitir que envidio tu poder para mantener interesado al lector durante todo el capítulo. Realmente me gustó todo lo que narraste, especialmente la personalidad de Mikayla, la cual parece ser un personaje muy bien pensado e interesante.
    También me agradó Chopper, el asesino, y me intriga cual es el plan que tiene Bartolomé.
    Espero que siguas escribiendo navajita, me tienes enganchado con esta historia xD
    Un beso n_n
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    Tarsis

    Tarsis Loading... Usuario VIP Comentarista supremo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    4,589
    Puntos en trofeos:
    666
    Pluma de
    Escritora
    LOL, lamento no haber comentado antes, casi muero cuando apareció el tipo con el hacha, xD
    Ha estado fenomenal.. ¡Pobre chica! De verdad no sabe en lo que se metió. Aunque, ella es muy perpicaz, sé que podrá con todo.
    Bartolomé también es un villano muy bien pensado, sabes hacer encajar muy bien a los personajes y las situaciones, te felicito Navaja-san, lo haces fenomenal. Espero seguirte leyendo, y avísame, por favor, T_T
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Innocence

    Innocence Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    21 Diciembre 2011
    Mensajes:
    82
    Puntos en trofeos:
    143
    Pluma de
    Escritora
    Vaya, tengo que admitir que me has dejado intrigada. Empecé a leer el fic sis muchas ganas si te soy sincera, por ese "mini-chantaje" que hemos tenido xD Pero, desde luego, te doy las gracias por que ha merecido la pena.
    Empezaré desde el principio. Me ha gustado incluso la dedicatoria tan tierna a tu hermana. Ha habido unos trozos del fic que han hecho que me volcara el corazón. Cuando el abuelo, que en tan poco espacio me ha cautivado con su dulcura y sabiduría, muere me ha afectado y todo. Narras estupendamente y has despertado una empatía muy fuerte, al menos en mí. Al leer tu fic me ha parecido estar leyendo un libro y no una historietas de aficionados. Creo que voy a dejar de lanzarte tantas flores jaja
    Menos mal que empecé a leer cuando el tercer capítulo estaba subido, pues el segundo me hubiera dejado muerta de intriga. Comprendo a la joven, sé como debe sentirse y no porque yo lo haya vivido, si no que, te repito, que lo has narrado estupendamente haciendo que los sentimientos y las eociones se transmitan.
    Para terminar, el tercer capítulo me ha dejado dudosa. Contesto a tus preguntas:
    ~¿Qué les pareció Chopper?
    Al leer el segundo capítulo, me lo imaginé como Mikayla; un hombre corpulento, incluso con cicatrices y vamos, como el típico malo de las películas. Que le hayas caracterizado por los tatuajes rojos y tez pálida, me ha parecido muy original y me gusta!
    ~¿Descubrieron algo particular en este episodio?
    Como te decía antes, me ha dejado algo dudosa el final. No sé que puede estar tramando Bartolomé. Puede que confía de verdad en la muchacha, pero como leí también puede ser que simplemente quiera saber hasta que punto puede debilitar a Chooper con las mujeres.


    Terminando, me ha gustado mucho y no me lo esperaba. Espero que me avises cuando subas la continuación!
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página