1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por morethanthis, 1 Julio 2010.

Cargando...
?

¿Sigo este FF o mejor que lo cierren?

Poll closed 20 Julio 2010.
  1. Siguelo

    4 voto(s)
    80.0%
  2. Siguelo, pero mejoralo

    1 voto(s)
    20.0%
  3. Me da igual si se lo sigues

    0 voto(s)
    0.0%
  4. Mejor que lo cierren

    0 voto(s)
    0.0%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Hachii

    Hachii Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    17 Febrero 2009
    Mensajes:
    135
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2572
    ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)

    Bueno... este es un FF que me inspire viendo un capítulo de mi serie favorita: FÍSICA O QUÍMICA y bueno... espero que guste ^^' aunque no soy muy buena escribiendo... pienso que es bueno mostrar tus ideas y que luego alguien te las coja y las redacte mejor.
    Este FF sera redactado en primera persona por Sakura, que es una chica de dieciseis años que le paso lo típico de las chicas de dieciseis años... bueno... más o menos lo más típico.

    [FONT=&quot]PROLOGO[/FONT][FONT=&quot]

    “Sabía que fue un error pero… era mi error. Deseaba… deseaba cuidarlo, mimarlo, abrazarlo contra mi pecho, protegerle de los peligros… y así fue… una vez estuvo entre mis brazos, no lo solté.”


    CAPÍTULO 1: ¿Fiesta? Bueno…y…mi primer error ¿y qué?¿algo que objetar?


    Me llamo Sakura Haruno, tengo dieciséis años y estoy estudiando en la escuela Konoha. Físicamente soy una chica de una normal estatura, de ojos de un color verde muy claro y pelo de un extraño color rosado pero original corto. Normalmente voy vestida con un mono de pantalón corto y debajo una camiseta rosa junto con mis Converse rosas pálidas. Me encanta leer y salir con mis amigas. Aún no he encontrado mi amor verdadero… pero estoy enamorada de un chico llamado Sasuke Uchiha. La verdad… es que es un chico muy peculiar y original. Es frío como el hielo pero… a la vez se le ve tierno y tímido. Es alto, ojos negros y pelo del mismo color con un toque rebelde. Tiene un cuerpo bien formado y, según me he enterado, su hobby es ir al gimnasio. Vendito sea ese lugar que le hizo esa figura.

    Ahora mismo me encuentro hiendo hacia mi próxima clase y bueno… si no voy acompañada será porque no tengo muchos amigos pero ¿Qué más da? Siempre estaré sola…

    Entro al salón y… fantástico, no solo ha empezado la clase si no que el único sitio libre es el sitio de Sasuke Uchiha. Intento no ponerme nerviosa pero… por Dios… para no estarlo con ese hombre a mi lado escuchándole respirar, escuchándole hacer su monosílabo “Hmp”, escuchando el movimiento de su lápiz, mirando su pose de “chico malo pero en realidad soy un romántico sin remedio”… ¿Por qué me encanta tanto este chico? Nunca lo sabría.

    No, no le diré nada. No me atrevo pero… ¿Cómo? ¿Me está mirando? ¿A mí?

    -Perdona… ¿Me prestas tu lápiz? – me pregunta con su voz tan varonil y esos ojos que hace que me pierda en ellos con muchísima facilidad.

    -Claro… - y se lo entrego rápidamente. Al darme cuenta… la clase había acabado. Volví hacia mi casa y entre a mi habitación para hacer mis deberes. No me gustaba hacerlos pero... qué remedio… si no soy buena estudiante… perderé la beca.

    De repente… llaman a mi puerta. Es Naruto, un compañero de clase que… digamos es el único que establece una conversación conmigo, diría… que es mi amigo y no un compañero.

    No tengo amigos porque… tengo una gran frente, ojos de color extraño y pelo de color extraño… ¿Por qué la gente solo se fija en el físico? No lo entenderé jamás. Naruto es un chico alto, rubio con ojos azules y con un buen cuerpo. La verdad… es que es un buen chico, muy animado y muy divertido pero… a la vez muy sensible y muy tierno.

    -Sakura, hoy habrá una fiesta en mi casa aprovechando que es viernes ¿Te vienes? – me pregunta muy animado y alegre – No acepto un no por respuesta. Por cierto… las chicas lleváis vestido y los chicos traje – me aviso.

    -Naruto… sabes de sobra que no debería ir… - dije algo apenada ya que nunca nadie me miraba, solo pasaban de lado sin saludar.

    -Vamos Sakura, yo estaré contigo – y me miro con una cara tan alegre que no pude negárselo de nuevo.

    -Está bien… pero… no se ir a tu casa – le dije de nuevo – Además… no sé si tengo algún vestido bonito como irán las otras chicas… - dije otra vez sin mirarle a la cara. Me cogió mi rostro con sus dos manos y me obligo a mirarle.

    -Sakura, yo te vendre a recoger y… a vestido me refería a las chicas, a las chicas que solo les importa llevar vestido, ser educadas y tener un personaje en todos lados – me dijo sonriéndome alegremente y con mucha calidez. Le sonreí y me alegre de tenerle como amigo – Te vendré a recoger dentro de dos horas, estate preparada – Me giño el ojo y se fue.

    Cerré la puerta, me duche, me vestí como siempre pero… arreglada: camiseta de tirantes blanca con una falda con volantes por las rodillas rosa pálida y unas converses blancas. Me maquille sencilla: maquillaje base, polvos, colorete rosa muy pálido, sombra de ojos marrón muy suave, ralla en los ojos y rímel. Acabe en una hora. Cuando termine, seguí haciendo mis deberes.

    Naruto me pico a las 22:00 como me había prometido y… una vez me vio supo que no se equivoco haciendo amistades conmigo. Me abrió la puerta del coche del copiloto y me dijo de entrar; él entro después en la puerta del piloto y fuimos hacía su casa la cual… era enorme pero, yo una vez divise un balcón vacío desde fuera de la casa pensé en dirigirme allí lo antes posible pero… una vez entre vi que todo el mundo me miro por cómo iba vestida.

    Todas las chicas iban con vestidos de gala pero… yo pensaba que estarían muy incomodas.

    -Te compadezco por llevar ese vestido que ningún chico vera que te has puesto así de guapa por ellos… lo siento de verdad – le toque el hombro y me fui hacia el balcón solitario pero… ya estaba ocupado por otra persona, por Quick. Un chico alto, igual que Sasuke solo que este tenía los ojos azules. Este ser… era espantoso y asqueroso. Solo buscaba hacerlo con alguna bella dama y adiós. No lo soportaba.

    -Vaya… si hasta ha venido la escoria – me dijo en tono de burla.

    -Si tú conoces a la escoria será que tú también eres escoria – le dije guiñándole el ojo. Me miro por encima del hombro mientras me sentaba en la baranda.

    -Tengo algo que proponerte… -

    -No me interesa – no quería saber que era.

    -…si antes de que acabe esta noche no lo haces conmigo… olvídate de tu amigo Naruto bueno… el único que tienes – dijo con una sonrisa que daba asco.

    -No serás capaz… - dije aterrorizada mirando a mi amigo.

    -Sabes que sí – me dijo él cogiéndome del hombro tirándome hacia detrás y besándome.

    Intente quitarme de su agarre pero… mis fuerzas eran nulas. Él era la primera persona que no me juzgo por el color de mi pelo o el color de mis ojos… él era mi primer amigo.

    Recuerdo... recuerdo aquel día. Yo estaba llorando porque mis padres se iban de viaje durante mucho tiempo y… yo no quería que se fueran. Estaba en el parque y era un día triste, un día lluvioso. Oí la voz de alguien desconocida.


    -¡Oye tu! ¿Por qué lloras? – me pregunto aquel chico rubio. Cuando le mire lo único que pudo hacer él fue secarme sus lágrimas con su camiseta como pudo y ponerse a mi altura.


    -Mis papas se van de viaje durante mucho tiempo y… yo no quiero que se vayan – dije llorando todavía. Aquel chico rubio me sonrío.


    -Mira, durante ese tiempo que estén fuera tú y yo seremos amigos y no estarás sola. Yo me llamo Naruto ¿y tú? – me pregunto.


    -Me llamo Sakura… - en ese momento me sentí muy bien, muy cálida y feliz. Naruto me cogió de las manos y empezamos a jugar a hacer castillos de arena. Nunca olvidaré ese día…


    Por eso… lo único que debe hacer la escoria es obedecer. Obedecer a lo que le diga la gente rica. Empecé a corresponder su beso aunque… lloraba. Lloraba porque aquel ser me
    robaría mi primer beso, mi primera caricia, mi primera… mi primera vez.

    Una vez acabo, me vestí y fui otra vez a aquel balcón. Estaba vacío esta vez menos… menos Sasuke. Estaba ahí aunque… yo no le preste atención porque aún me seguía odiando a mi misma y sobre todo a ese ser y… no podía parar de llorar. Como una cría, como lo que era, como un bebe llorando porque ya no tiene su chupete.

    -Sakura… ¿Por qué lloras? – me pregunto. Se sabía mi nombre.

    Yo no respondí.

    -Sé lo que has hecho esta noche por Naruto. Quick me dijo que lo haría… pero no pude avisarte. Cuando os vi… ya estaba besándote aquí – me explico con un tono de… ¿culpabilidad? Por favor…

    -Cobarde… - fue lo único que pude susurrar en aquel momento.

    -Hmp – dijo su monosílabo. Se quedo apoyado en la baranda mientras yo seguía llorando. Una vez pare, me dirigí hacía fuera de la casa pero fantástico… no sabía volver a casa. Le pedí a Sasuke que me llevara y, para mi sorpresa, lo hizo. Me subí por primera vez a una moto y… cuando el aire chocaba contra mí… me provocaba un sentimiento de libertad que nunca había experimentado antes… No me quería bajar de aquella moto nunca pero… llegamos a mí casa. Una vez en la entrada… nos despedimos.

    -Gracias por traerme – hasta ese momento no me había dado cuenta de que, de todos los chicos, él era el único que iba en tejanos, Converse negras y camiseta negra.

    -Hmp, mañana te llamare – me dijo y se fue.

    Me fui a la cama y… en lo único que podía pensar era en Naruto y Sasuke pero… sobretodo en Quick… como lo odiaba. Ojala muriera y se pudriera en el mismísimo infierno.

    Había pasado un mes desde la fiesta y… ahora las cosas habían cambiado. Ahora era amiga de Sasuke y nos llevábamos bastante bien, hasta Naruto se hizo amigo de él y me dijo que lo odiaba. Sasuke me llamaba cada día. Siempre me lo prometía desde aquel día de la fiesta y… no me molestaba, me gustaba hasta que… todo lo positivo cambio a algo negativo.

    Era sábado. Un sábado cualquiera como otro. Me levante, me duche, desayune y empecé a hacer mis deberes hasta que… hubo un momento que tuve nauseas y muchísimas ganas de vomitar, demasiadas. Vomite. Empecé a pensar si había comido algo que me había sentado mal pero no… solo recordaba aquel día de la fiesta, en Sasuke, en Naruto, en Quick… ya lo recordaba. Lo había hecho sin protección. En ese momento maldije a Quick.

    Sasuke llamo a mi puerta. No recordaba que aquel día me ayudaría con mis deberes.

    Una vez escuche el timbre, cogí algo de dinero y salí de mi casa y me puse el casco de Sasuke. Él no entendía nada.

    -Llévame a una farmacia, por favor… - le pedí muy urgentemente. Él seguía sin entender nada pero… me llevo hacia el establecimiento sin preguntarme el porqué.

    Una vez entre, Sasuke me esperaba en la moto, la dependienta se quedo un poco alucinada al verme con ese color de pelo y ojos y no, no lo pudo disimular.

    -¿Qué deseas? – me pregunto amablemente.

    -Un test de embarazo, por favor – le pedí urgentemente. Le entregue el dinero y salí de la farmacia. Le pedí a Sasuke que arrancara la moto y fuéramos a mi casa muy rápidamente. Una vez allí, entre a casa y le dije a Sasuke que se pusiera cómodo. Entre al baño e hice todo lo que ponían las instrucciones del test. La luz rosa era que estabas embarazada, la azul era que no. Espere unos quince minutos y la respuesta salió. Luz rosa. Por primera y última vez odie ese color.
    Sasuke, un poco nervioso, llamo a la puerta.

    -Sakura ¿estás bien? – pensé que era un poco malo por mi parte hacerle venir y no hacer nada de la tarea pero… no podía pero lo intentaría.

    -Sí, ya salgo – me lave la cara y salí.

    -¿Por qué me has hecho ir a la farmacia? – me pregunto.

    -Porque quería unas pastillas para el dolor de cabeza – le sonreí falsamente. Creí que no lo notaría.

    -Vale, y ahora la verdad… - me pidió mirándome seriamente y con una mirada… que me dio miedo decirle la verdad.

    -Esa es la verdad, tengo dolor de cabeza y compré unas pastillas – le volví a decir aún con miedo. Miró mi mano y… aún tenía el pronóstico. Me lo quito y vio lo que significaba.

    -¿Qué es la luz rosa? – me pregunto.

    -Positivo… - dije bajando la mirada. Ahora él dejaría de ser mi amigo. Era muy vergonzoso que el chico que te gusta descubriera esa verdad tan dura.

    -¿Quick? – me pregunto. Solo pude afirmar con la cabeza y… empecé a llorar. Una cosa tan hermosa sería… sería engendro de él, de esa horrible persona - ¿Quieres abortar? – me pregunto.

    -No – respondí lo más rápido que pude. No quería aunque fuera de Quick… no quería perder a mi hijo. Sonaba demasiado hermoso. Mi hijo…

    Él solo me abrazo y yo me sentí a gusto allí acurrucada.

    -Te ayudare en lo que sea necesario – me dijo decidido.

    -No hace falta, puedo yo sola – le mentí. No podía.

    -Sakura, no aceptare un no – me dijo seriamente.

    -Sasuke… te voy a pedir una cosa – él espero en silencio a que yo prosiguiera – No le digas nada a Quick. Sabrá que estoy embarazada cuando se me note la barriga pero… si preguntan, este hijo… es tuyo – le pedí. Así tenía una excusa para estar más tiempo con él aunque… era egoísta por mi parte.

    -No me importa. Pensaba en pedirte que cuidara de tu hijo – me dijo siendo muy sincero.

    -¿Me ayudas con matemáticas? – le pedí. Él se sentó a mi lado y empezamos a hacer mis deberes. La verdad es que Sasuke era muy listo, demasiado y… no quería que se fuera. Que nunca se moviera de mi casa y de mi lado. Nunca.[/FONT]


    [FONT=&quot]¿Qué os a parecido?[/FONT]
    [FONT=&quot]Bueno... espero que me digais algo sobre como mejorar y eso[/FONT]
    [FONT=&quot]Saludos.[/FONT]

    [FONT=&quot]-MoreThanThis.
    [/FONT]
     
  2.  
    Sun Cristal

    Sun Cristal Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    15 Marzo 2010
    Mensajes:
    156
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)

    Oh por Kami!!
    Dios Pobre sakura ahora ya no odio a Karin
    Ahora Chicas nuestro Enemigo N,1 es Quick!
    Sakura Embaraza , Sasu tan lindo *-*
    Pobre de ella aunque sea tendra un padre bueno , carinoso, protecor o sobre protector si es ninita[ya me imagino la poblacion por parte de hombres bajara en un buen numero xD] y lo mas importante Sexi *-*
    Tienes mi aprobacion en segir con el fic Pronto te caeran mas Lectoras o Lectores
    Matane!
     
  3.  
    Hachii

    Hachii Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    17 Febrero 2009
    Mensajes:
    135
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    20
    Re: ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)

    se me ha doblado! T.T
     
  4.  
    Hachii

    Hachii Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    17 Febrero 2009
    Mensajes:
    135
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    3698
    Re: ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)

    Bueno.... hoy pondre la conti ya que no la podre poner hasta el martes o miercoles, no lo se :s. Gracias por los comentarios que... nada, que aquí viene la conti:

    [FONT=&quot]CAPÍTULO 2: ¿Todos lo saben? Fantástico, no valía con ser escoria si no que ahora seré el comentario de cada día durante nueve meses[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Solo había pasado una semana desde la noticia de que… que iba a tener un hijo pero… ¿Estaba bien involucrar a Sasuke en esto? Y otra cosa… ¿Debía contárselo a Naruto? Ahora… ya no me sentía tan sola. Sasuke me venía a buscar cada día a casa para ir al colegio, me traía, se quedaba ayudándome con los deberes, charlábamos un rato y luego se iba a su casa. Yo, poco a poco, le tenía más confianza y… sabía que dentro de poco me declararía pero si lo hacía, podría tener el riesgo de que dejara de ser mi amigo ¿no? No sabía qué hacer, solo sabía que ahora mi existencia tenía un poco de sentido. [/FONT]
    [FONT=&quot]
    Me encuentro en casa, conversando con Sasuke bueno… mirando la televisión, un canal de música. Tenía tantas ganas de un día salir al escenario… no era que tuviera una bonita voz pero… me gustaba cantar.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sakura ¿A qué te quieres dedicar? – me pregunto Sasuke.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Mmm… la verdad es que no lo sé muy bien. Me gusta la medicina pero… - dije, me deba vergüenza decir que me gustaba cantar más que a nada.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Pero? – me pregunto ¿Quería establecer una conversación? Parecía ser que sí…[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Es un sueño estúpido pero… desde pequeña que me gusta cantar – le dije avergonzada. Eso solo lo sabía Naruto.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Canta – me pidió.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -No voy a cantar – le dije avergonzada de nuevo.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Canta – me pidió otra vez. ¿Todo el rato íbamos a estar con ese juego? Hasta que… me di cuenta de una cosa.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sasuke… no hace falta que te quedes en mi casa mientras no tenga barriga… - le dije seriamente e intentando cambiar de tema.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Hmp – dijo su monosílabo pero se quedo sentado en el sofá – Canta – me volvió a pedir.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Esta vez… no podría cambiar de tema, pero no cante. No me sentía con fuerzas.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Cuándo se lo dirás a tus padres? – me pregunto.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Nunca – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Y que harás cuando te vean la barriga? – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -No la verán. Desde que tengo siete años que no pasan por casa. Se fueron a trabajar al extranjero y me dejaron aquí, sola, en esta casa. Nunca vienen. Solo me traen algo regalo por correo en navidad o me llaman alguna vez al año… - dije algo triste. Parecía que se hubieran olvidado de que tenían una hija.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Hmp – volvió a decir su monosílabo. Me paso el brazo por detrás de los hombros intentando consolarme pero… solo pasamos así unos segundos. Le sonó el teléfono.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Diga? ¿Qué? Ahora no puedo ir… Está bien. Ahora nos vemos – dijo por el teléfono. Desde que vio el nombre por la pantalla… se puso muy frío, tenso y muy, muy serio – Me tengo que ir, Sakura. Ya nos veremos mañana – me dijo.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Pero… si mañana es sábado – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Ya, pero aún me debes una canción – y salió de mi casa.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    No voy a cantar, volví a pensar, delante de ti no. Pero… no lo pude evitar. En cuanto sentía la puerta de la calle cerrarse y el motor de su moto alejarse… me volvía a sentir sola ¿Por qué siempre todo era tan complicado? ¿Por qué nunca me dejaría de sentirme sola y vacía? Pensé que en cuanto tuviera a ese ser que crecía dentro de mí entre mis brazos… todo pasaría. Tenía esa esperanza.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    A la mañana siguiente, Sasuke no apareció. Ni tampoco me llamó. Me pase el día haciendo mis deberes y relajándome en la bañera. [/FONT]
    [FONT=&quot]
    El domingo tampoco se presento en mi casa y tampoco me llamó. Ni un triste mensaje… ¿Por qué? [/FONT]
    [FONT=&quot]
    Aquel día… me sentí con fuerzas para componer mi primera canción. Una canción triste, demasiado triste. Cada vez que me escuchaba o leía la letra… tenía ganas de llorar porque aquella letra era la verdad de mi vida. ( ) Me dormí apenas siendo consciente de la hora que era.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Cuando me desperté, era lunes. Día de colegio normal. Ahora se me notaba un poco la barriga y bueno… tampoco es que me molestara. Sasuke no me vino a recoger ese día, vino Naruto. Me puse mi mono con mi camiseta rosa y mis converses.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Hola Sakura – me saludo. Yo le sonreí.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿No ha venido hoy Sasuke a buscarme? – pregunte preocupada.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -No, él tenía unos compromisos que hacer ayer y llegara tarde – e hizo unas risitas extrañas.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Compromisos? – pregunte.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sí, compromisos con su novia Malfi – dijo él. En ese momento… sentí ganas de llorar ¿Por qué? ¿Por qué no me dijo que tenía novia? No le hubiera molestado nunca. A lo mejor… lo hacía, me ayudaba, porque se sentía culpable por no avisarme en la fiesta de lo que me iba a suceder. Seguramente sería eso.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Sakura? ¿Estás bien? – me pregunto Naruto.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Perfectamente, Naruto. Vamos al colegio pero… en el camino te contare una cosa muy delicada así que… ten cuidado conduciendo – me abrió la puerta del coche para estar en el asiento del copiloto y él se puso en el sitio del piloto para conducir. Arranco el coche camino al colegio.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Qué es lo que me tenias que decir, Sakura? – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Estoy embarazada… - dije sin mirarle. De repente freno el coche.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¡¿Cómo?! – me pregunto sorprendido - ¡¿De quién es?! – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -No te lo puedo decir… - [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Oh! Vamos Sakura – me pidió.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Naruto… es demasiado asqueroso… y no hay tiempo, hay que ir a clase. Sabes que la nota del año te vale en este examen que tienes – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Me importa más mi amiga que un examen la verdad – me dijo sonriéndome. Nunca entendería a mi amigo Naruto, era demasiado bueno.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -En la fiesta… Quick, me dijo que si no lo hacía con él… te mataría. Lo tuve que hacer y bueno… no lo hizo con protección así que… - dije pareciendo lo más tranquila posible, pero solo recordar a ese ser todo me ardía de rabia y odio.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Naruto se quedo muy quieto y me beso en la frente.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sakura… ¿Se lo vas a decir a Quick? – me pregunto.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -No. No sería un padre ejemplar que digamos aparte… por lo que a mí respecta, mi hijo es solo mío –[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Naruto me sonrío de nuevo.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Puedes contar conmigo para lo que quieras ¿vale? – me dijo muy tranquilo. Me sorprendió que no digiera que iba a tener unas palabras con él o algo parecido, pero eso me tranquilizo.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Vamos, tienes que hacer un examen. Explícame ¿Cuál es el principio de Arquímedes? – y así empezamos a ir de nuevo al colegio mientras yo le preguntaba cosas del examen y me respondía lo mejor que sabía. Puede que no se supiera muy bien el examen, pero antes que nada sabía ser persona.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Cuando llegamos, todo el mundo me empezó a mirar de forma extraña. Claro, la barriga se me notaba un poco. Claro, ahora la novedad: ojos y pelo de colores extraños y gorda. El cotilleo del día.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Una chica la cual desconocía, vino hacia mí. Era una chica alta de ojos azules celestes y pelo rubio atado a una coleta alta. El flequillo le caía por la cara tapándole un ojo. Llevaba puesto un pantalón tejano largo con una camiseta azul y unas victorias bajas azul cielo.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Ven, tenemos que decirte algo… - me dijo algo preocupada ¿Sería que quería ser mi amiga? Me aleje de Naruto y fui con ella. Sus amigas la esperaban con un ordenador y con cara apenada. Era dos chicas más. Una con el pelo de color azulado oscuro hasta la cintura y ojos como dos perlas de piel pálida y alta. Llevaba puesto un vestido muy bonito de color blanco y unas botas country. La otra chica era alta también de ojos verdes azulados y el pelo atado a cuatro coletas. Esta llevaba un pantalón short tejano con unas botas bajas negras y una camiseta negra de tirantes.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Soy Ino – me dijo la chica rubia.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Yo soy Hinata – me dijo la chica del vestido bonito.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Y yo Temari – me dijo la chica de los shorts.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Yo soy Sakura y no es por parecer grosera pero… no entiendo porque me habéis traído aquí – dije algo nerviosa.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Míralo tú misma… - me enseñaron el ordenador. En el blog de un chico anónimo de clase… lo decía: SAKURA HARUNO, LA RARA ESTA EMBARAZADA. POBRE CRIATURA
    LA QUE ESTA POR VENIR PERO… ¿QUIÉN ES EL PADRE? VAYA POLVO QUE TUVO QUE HECHAR AUNQUE… ¡QUE DESESPERADO! JAJAJAJA[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Solo leer eso me fui hasta el culpable, Tenny. Un chico con el cabello pelirrojo, ojos marrones y de estatura baja. Estaba sentado en un banco con su ordenador.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Cogí su ordenador y lo tire al suelo. No se dio cuenta que era yo.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¡Eh! – una vez me miro, se quedo helado.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¡Sakura! ¡Tranquilízate! – me gritaron aquellas chicas.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Quién te ha dicho eso? ¡Eh! ¡Responde! – le cogí del cuello de la camiseta con una rabia y odio que nunca creí que poseía.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¡Tranquila! No es bueno para ti y para esa cosa… que llevas estar así de histérica – me dijo mirando mi vientre ya un poco marcado. Le pegue un puñetazo y prosiguió – Me lo ha dicho la novia de Sasuke, Sakura. Vino muy desesperada la chica – me confesó - ¿Sasuke es del polvo? – me pregunto mientras intentaba arreglar su ordenador. [/FONT]
    [FONT=&quot]
    No tenía ganas de seguir escuchando. Sasuke… ¿Por qué?[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sakura… - me digieran las chicas. Pero… en ese momento me empezó a doler bastante el vientre. Me dirigí hacia un lugar lejos de Tenny y me senté en una especie de jardín.

    Aquellas tres chicas aún me seguían. Se sentaron a mi lado preocupadas.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Estás bien, Sakura? – me preguntaron.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -No, no lo estoy pero… no os quedéis aquí. Llegareis tarde al examen – dije aún con dolor en mi vientre.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Deja que te llevemos a la enfermería – me pidió Hinata.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -No, así él sabría que estoy aquí y no… no quiero – dije aterrorizada por saber que Quick lo sabría dentro de poco. Ya no podía confiar en la mentira que íbamos a decir Sasuke y yo.

    Tenía que inventarme otra cosa.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Quién es él? – me pregunto Temari.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -No lo debo decir. Es demasiado vergonzoso y… no es por ofender ni nada pero… solo os conozco de esta mañana y me he pasado años siendo la rara y que todo el mundo me
    critique. No sé si puedo confiar en alguien de aquí… lo siento… - ellas me sonrieron, parece ser que me entendían.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -En mi antiguo colegio se reían de mí porque llevaba cuatro coletas y escuchaba música Rock – me confesó Temari – Hasta me llegaron a pegar alguna que otra bofetada – dijo ella mientras se reía un poco.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -En mi antiguo instituto se reían de mí por mis ojos tan pálidos y mi piel tan blanca, decían que estaba enferma y por eso nadie se me acercaba – confeso Hinata sonriéndome.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -De mi, la única vez que recuerdo, fue el rumor que me acusaron de tener SIDA porque estaba haciendo un trabajo sobre eso, deje la información en mi pupitre y todo el mundo lo leyó – dijo mientras se reía de nuevo – Que superficial es la gente por favor – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Él padre de mi hijo… es Quick. Me chantajeo con matar a Naruto si no lo hacía con él y claro… no se puso protección… - dije avergonzada, demasiado avergonzada. Ellas me tocaron el hombro y me abrazaron.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Esto significa… ¿Qué somos amigas…? – pregunte sorprendida.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¡Claro! – me dijeron las chicas rubias muy animadas e Hinata me sonrío.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Gracias… - dije y se me cayó una lágrima de felicidad – Si no os importa… decidle al profesor que me he tenido que ir porque estaba enferma y que me cambie el examen si quiere
    ¿vale? Anda, id a hacerlo – dije pero cuando me levante, me volvió a doler el abdomen y volví a caer al suelo.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sakura, vamos al hospital – me dijo Temari preocupada.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -No, tenéis que ir a hacer el examen – dije aún con dolor.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sakura, no nos importa el examen, nos importas tú y tú bebe – me dijeron. Me cargaron como pudieron y me llevaron al coche de Ino. Un coche viejo blanco que apenas podía ir a la velocidad que iba Naruto con su coche.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Aguanta un poco – me pedía Hinata.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Estoy bien – decía para tranquilizarla pero no, no estaba bien. Era un dolor punzante en el útero, donde mi estaba mi bebe.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Una vez en el médico, me tumbaron en una camilla pero yo… yo estaba muy asustada. Las chicas me miraron con una sonrisa como diciendo “ahora ya estás bien, ahora todo pasara”. Pero seguía teniendo miedo… me faltaba algo… Sasuke.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¡Un momento! – escuche esa voz tan varonil que siempre me hacía estallar en llamas cuando la escuchaba - ¡Sakura! –[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Sasuke? – entro conmigo y me cogió de la mano - ¿Qué haces aquí? ¡Vete! – le pedí. [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -No. Quiero que sepas que yo no hice nada, yo no le dije nada a Malfi, solo se lo invento pero… no pensaba que harías aquello de pegar a Tenny. Hay te has descubierto… - [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¡¿Qué más da?! ¡Si todo el mundo ya me habría notado la barriga dentro de unos meses! – dije y le solté la mano aunque… después de la volví a coger – Nunca más me dejes sola
    ¿vale? – le pedí. Me beso en la frente y entro conmigo a la sala de pediatría.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Vino una doctora llamada Tsunade, alta, de ojos marrones chocolate y rubia con dos coletas. Pero lo que más destacaba no era su cara de borracha, si no sus enormes pechos.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Me llamo Tsunade y seré tu pediatra las próximas veces que vengas por la clínica ¿Tu nombre? – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sakura Haruno – dije tocándome el vientre.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Supongo que tú eres el padre – pregunto a Sasuke.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sí – respondió secamente mientras yo le apretaba más fuerte la mano.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sí, ya lo sé te duele el vientre. A tu madre también le paso cuando te iba a tener… - dijo mientras dejaba un par de cosas encima de la mesa y ponía en marcha el aparato para hacerme una ecografía.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Usted como sabe eso? – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -La conozco bien – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    Empezó a mirar y ya se podía distinguir un poco el cuerpo del bebe. Era un feto precioso. [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Lo ves? Esto es el corazón – me indico en la pantalla – Esto son sus pulmones – y me volvió a indicar algo en la pantalla.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -El sexo lo sabremos a los seis meses ¿verdad? – le pregunto Sasuke.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sí, en efecto. Esto ¿lo ves? Es un ojo – me dijo volviendo a señalar en la pantalla. Yo quería a esa cosita tan preciosa cerca de mí. Quería darle mi calor… lo antes posible. Puede que yo estuviera sola, pero nunca dejaría que mi bebe estuviera solo nunca, es demasiado doloroso.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Una vez acabo, me dijo que era solo algo normal. Que el cuerpo se estaba acomodando para que hubiera sitio para el bebe y por eso me dolía el abdomen. Una vez salimos del
    hospital, vi a mis amigas… que bien sonaba aquella palabra, amigas…[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Qué te han dicho? – me pregunto Temari.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Que solo es que mi cuerpo se está formando para el bebe este cómodo, por eso me dolía – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Hola Sasuke – le saludaron las chicas.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Hmp – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Mm… bueno, nosotras nos vamos – dijo Hinata empujando a Temari e Ino hacia el coche de esta última.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sasuke… ¿Por qué has dicho que eres el padre? Tienes novia… - dije. Esa última palabra me dolía.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -He roto con ella. No tiene porque inventarse cosas bueno… es verdad pero no tiene nada que ver. Además Sakura… tú me necesitabas y yo no estuve allí – me dijo. Me dio el casco
    de la moto y me subí – Te llevare a casa. Me debes una canción – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Pesado… - sonreí y me apoye contra su pecho para estar más cómoda en la moto.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Cuando llegamos a mi casa, le dije a Sasuke de entrar. Era mediodía así que cocine para los dos, aunque yo tenía más hambre de lo normal. Era lógico.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Hice espaguetis con nata y dos hamburguesas. Fácil y rápido. Empezamos a comer, como no, en silencio. Después, lave los platos y nos sentamos en el sofá para ver la televisión aunque… al final la apagamos y estuvimos hablando durante un rato.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sasuke… ¿Tú me ves guapa? – ya sé que era una estúpida pregunta pero… ahora que estaba libre y más o menos me iban bien las cosas aprovecharía mi oportunidad.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -La verdad es que sí. Eres… menuda y con un toque infantil pero no pierdes tu encanto cuando estás seria – comentaba. [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -¿Aunque dentro de unos meses tenga barriga? – [/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Aún así pensaría que eres guapa – me dijo mientras se sonrojaba un poco y me giraba la cara para no mirarle a los ojos. Sonreí, ahora sí que me sentía con fuerzas para cantar. Le
    cogí de la mano y lo lleve hacía una sala donde había un piano de cola. Me lo compraron un año mis padres por mi cumpleaños. Pongo en el aparato reproductor la canción que tanto
    me gusta de Miley Cyrus – When I look at you, y se la canto mientras toco. ( )[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Una vez terminé, Sasuke puso sus dos manos en mis hombros. Yo mire hacía detrás y me dio un beso en la frente. Se agacho un poco más y me beso en los labios ¿Podía ser eso posible? ¿El amor de mi vida me estaba besando en los labios? No pude ni corresponderle de lo deprisa que me impacto. Se separo, me gire para estar más cómoda y le hable, me iba a
    confesar.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    -Sasuke, te quiero – le dije sin pensármelo dos veces. Sonrío de lado y volvió a besarme de una manera muy dulce. Esta vez sí que correspondí. Después me abrazo y yo me acomode
    en su cálido pecho ¿Por qué este hombre me hacía sentirme así de bien y así de tranquila? Eso era todo un misterio.[/FONT]
    [FONT=&quot]
    Sasuke se fue a su casa por la noche y después me fui a hacer mis deberes. Al día siguiente había colegio pero me daba igual lo que me pasara, yo ya era feliz.[/FONT]

    ¿Que os a parecido?
    Bueno... espero que os haya gustado y bueno... hasta el próximo capítulo

    -MoreThanThis.
     
  5.  
    Hachii

    Hachii Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    17 Febrero 2009
    Mensajes:
    135
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2467
    Re: ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)

    [FONT=&quot]Hola :D, bueno... esta ya es el capítulo 3 y tengo que decir que solo queda un capítulo para que se acabe. Sí, lo sé es muy corto. Ahí va el siguiente capítulo y penultimo ;):[/FONT][FONT=&quot]
    [/FONT]

    [FONT=&quot]
    [/FONT]

    [FONT=&quot]CAPÍTULO 3: ¿Qué…? ¿Cómo me puedes decir eso…? ¡Vete! ¡Lárgate de mi vida y de mi corazón! ¡Ahora![/FONT]

    Todo era perfecto. Por fin sentía como si fuese una persona entera, que no me faltaba nada. Tenía amigos, tenía mis sentimientos correspondidos, algún que otro problema pero insignificante, tenía a mi bebe en mi vientre y… todo iba muy bien.

    Pasaron dos meses más desde que Sasuke y yo empezamos a salir juntos. Si antes ya estábamos unidos… ahora aún más. Pero… no entendía una cosa. Él me dijo que no podía decírselo a nadie, ni siquiera a Naruto ¿Por qué? No lo entendía hasta que un día… lo descubrí.

    Era un día muy lluvioso y parecía que abría tormenta y estaba hiendo a casa de Sasuke porque le pedí ayuda con física. Estaba caminando por la calle y… la verdad era que todo el mundo me observaba. Normal… ahora se me notaba más la barriga.

    Una vez llegue cerca de su casa, la cual era muy grande, a lo lejos, en la puerta, le vi despidiéndose de otra chica. Pensé que sería su hermana o algún familiar pero… en cuanto vi que ella le daba un beso y lo abrazaba con si fuera de su propiedad… En aquel momento, todo callo a mis pies y me volví a sentir vacía.

    ¿Por qué era que con solo perder a una persona ya te sentías tan miserable? ¿Por qué con solo verle con esa chica me ponía histérica? ¿Por qué me estaba engañando? Quería ir a preguntárselo pero… no tenía fuerzas para moverme del sitio. La chica se fue y una vez él se giro para observar si venia, me vio a lo lejos tiritando. De repente tenía mucho frio, demasiado frio. No aguantaba más y empecé a llorar como hacía meses que no lloraba. Ya sé que parecía una llorona que llora por todo pero… era una persona demasiado sensible y… no era que lo hubiera pasado muy bien en la vida que digamos. Sasuke vino corriendo para ver que me pasaba, pero yo intente andar hacia la dirección contraria, pero me alcanzo muy rápidamente. Me agarro y me obligo a mirarle a los ojos, unos ojos que me parecían ahora asquerosos.

    -¿Qué te pasa, Sakura? – me pregunto agarrándome de la cintura, él pensaba que no pasaba nada.

    -Nada que te incumba. Vete – le pedí. No quería que se fuera, que me diera una explicación de lo que había pasado pero si me la daba y era una excusa… sabía que me la creería -
    ¿Quién era esa chica…? –

    No me respondió.

    -Sasuke, contéstame. Creo… que tengo derecho a saberlo ¿no? – le dije bajando la mirada e intentando sonreír un poco, hasta aquello me parecía gracioso. Muy largo había sido el término de mi felicidad – Si no me quieres… no hace falta que te quedes a mi lado. Puedo apañármelas sola – dije triste pero aún así, soné tranquila aunque lo que más deseaba era pegarle una bofetada.

    -Es… complicado. Es un matrimonio arreglado entre mis padres y los suyos para unir las dos empresas… - me explico, no le creía.

    -No te creo… - le dije – ¡Esas cosas ya no suceden! ¡Vamos! ¡Que no estamos en la edad de piedra. Si tiene que ser una excusa que tenga sent… - pero no pude acabar la oración,
    Sasuke me callo con un beso. Le quise apartar pero aún así… quería estar con él. Que nunca se fuera aunque me hiciera daño.

    Se aparto de mí y me miro a los ojos. Ahora… ya no me daban asco.

    -Te prometo que lo arreglare y luego…tú, yo y nuestro bebe estaremos juntos – dijo mientras me ponía la mano en el vientre y lo acariciaba mientras me lo miraba.

    -No pretendo eso… si te voy a causar problemas, desapareceré – dije cerrando los ojos.

    -No lo vuelvas a decir – me beso de nuevo muy dulcemente y me acariciaba el vientre, donde estaba mi hijo. Nos separamos y le dije de ir a mi casa a hacer los deberes de Física, él acepto.

    Una vez en mi casa ya acomodados haciendo los deberes, la luz se fue por la tormenta. Yo tenía mucho miedo a la oscuridad así que… me agarre a Sasuke. Él me cogió la cara entre sus manos y me beso pero… este beso era diferente. Me acaricio la pierna y me cogió en brazos llevándome a la cama tumbándome en ella y él poniéndose encima de mí. Mientras me besaba me iba quitando la camisa blanca que llevaba y yo le quitaba su camiseta negra. Cuando acabamos desnudos… Él miraba mi cuerpo y parecía ser que le gustaba. Agarre su rostro entre mis manos y lo bese yo esta vez.

    Cuando la tormenta ceso, yo ya estaba durmiendo junto a Sasuke en mi cama.

    A la mañana siguiente lo encontré a mi lado ¿Se había quedado toda la noche junto a mi? Aunque me haga daño… le amaba demasiado.

    Me levante para ir a preparar el baño, pero una fuerza me jalo hacia detrás, Sasuke.

    -Buenos días, mama – me dijo sonriendo. Yo me empecé a reír pensando que un día mi bebe me lo diría mientras yo le preparaba el desayuno y le preguntaba si había dormido bien. Nos levantamos, nos duchamos, desayunamos y nos preparamos para ir al colegio. Todo el mundo le miraba, claro… Sasuke Uchiha no se cambio de ropa y era un sex simbol en el colegio.

    Vi a mis amigas al fondo y me fui a hablar con ellas.

    -Buenos días, chicas – dije sonriéndoles.

    -Hola – dijeron las tres.

    -Sakura ¿Cuánto falta para que sepas el sexo del bebe? – me pregunto Ino.

    -Tres meses más o menos – dije acariciándome el vientre.

    -¿Ya tienes habitación en tu casa? – me pregunto Temari.

    -Tengo una habitación libre, de sobras –

    -¿Y dinero? – me pregunto Hinata.

    -Si no le pediré a mis padres algo o si no trabajare. Alguna que otra tarde alguna… ¿me podría hacer de canguro? – pregunte tímidamente.

    -¡Eso ni se pregunta! – me dijo Temari muy animada.

    -Por cierto… ¿Os habéis declarado ya todas? – pregunte muy seriamente.

    -No… - dijeron las tres.

    -¡Oh vamos! Pues hasta que hoy no os declaréis… de aquí no nos moveremos – dije. La verdad… era que mi felicidad se contagiara, para que todo el mundo estuviera bien y todo
    fuera perfecto. Se empezaron a reír.

    -Es que… yo no sé como decírselo a Naruto… - dijo Hinata muy tímidamente.

    -Pues anda que yo con Shikamaru… - dijo Temari sonrojada.

    -¡Y yo con Sai! – grito Ino más nerviosa.

    Después… los chicos nombrados salieron de detrás de los arbustos, el plan de Sasuke y mío había funcionado.

    Shikamaru era un chico alto, de pelo marrón oscuro atado a una coleta y de buen cuerpo, de piel tono chocolate con leche. Pero… era un chico muy vago, lo que le gustaba era tirarse al suelo y mirar las nubes.

    Sai era un chico alto también, de piel pálida, de ojos y pelo negro y con un cuerpo bien formado, aunque… a veces hacia sonrisas falsas. Era un chico muy pervertido.

    Sasuke vino a mi lado y nos fuimos hacia nuestra clase mientras yo sonreía a las chicas y ellas me miraban con cara de “Te voy a matar, pero te quiero”.

    El día fue perfecto, ninguna mirada hacía mí, pero todas a Sasuke ¿Por qué? Vale, era un chico muy guapo y eso pero… todo el mundo conocía a Sasuke Uchiha.

    Paso el día muy rápido, demasiado rápido diría yo.

    Volví a casa para hacer mis deberes, Sasuke vendría dentro de un rato. Me arregle un poco para estar guapa para cuando me viera. Me puse una falda blanca de volante hasta las rodillas, mis Converse rosas pálido y una camiseta de tirantes rosa pálido. Me maquille un poco, brillo en los labios y me pose sombra rosa claro en los ojos, rímel y ralla en los ojos… pero Sasuke no llego. Le espere hasta la noche, pero no llego. Decidí llamarle, pero no me lo cogió. Empezó a llover de nuevo pero no me preocupo. Salí a la calle y fui corriendo a su casa. Pique al timbre pero nadie contestaba pero la puerta estaba abierta. Abrí y empecé a buscarle, aunque no podía ver nada, no había luz. Gritaba su nombre pero no me contestaba nadie. Subí hasta su habitación y… me encontré a Sasuke con Malfi en su cama… ¿Qué lo iba a arreglar? ¡Ja! Ya decía yo… las cosas no son siempre como uno las ve.

    Baje lo más rápido que pude pero, cuando iba a salir por la puerta, Sasuke me agarro de la mano.

    -¡Sakura, déjame que te lo explique! – me pidió.

    -¡No! ¡Ya está bien de excusas y mentiras! –

    -¡Sakura, yo te amo! – me dijo. En ese momento… pare en seco.

    -¿Qué…? ¿Cómo me puedes decir eso con lo que acabo de ver…? ¡Déjame! ¡Lárgate de mi vida y de aquí! ¡Ahora! – dije señalando mi corazón y mi bebe.

    -Sakura… - me beso para intentar que le entendiera pero le separe de mí y me fui corriendo como podía hacia casa.

    Una vez allí, fui a mi habitación, me senté en la cama y empecé a acariciar a mi bebe.

    -Lo sé, quieres que sea él tu padre pero… yo no puedo aceptar que sea tu padre alguien que me engaña… Lo siento cariño – me tumbe y me dormí. Soñé… soñé que estaba en clase, que estaba detrás y en una esquina escondida para que nadie me viera. Rompía aguas pero nadie me veía así que no podía salir de la clase. Me dolía mucho como para poder decir algo y poco después… mí bebe desaparecía.

    Habían pasado tres meses más desde que Sasuke y yo rompimos. Ya no me llamaba, ya no me llevaba a casa después de clases, ya no me ayudaba con mi deberes, con lo cual mis notas bajaron muchísimo, aunque lo hacia lo mejor que podía. Mis amigas… quedaban conmigo, pero sabía de sobras que preferían estar con sus chicos que conmigo, así que no las quería molestar.

    Mi bebe ya tenía seis meses. Ya podía saber su sexo y pensar un nombre y de qué color pintar la habitación y mirar muebles.

    Fui a la clínica a ver a Tsunade. Me recibieron enseguida.

    -Sakura, acompáñame – me pidió Tsunade. Me levante y empecé a caminar a su lado. Llegamos a la sala donde me haría la ecografía.

    -Sakura… ¿Nunca te has preguntado porque tus padres se fueron a trabajar al extranjero y… simplemente sabes de ellos que te pagan los gastos y algún que otro regalo? – me pregunto Tsunade.

    -Pues no… tampoco me ha importado mucho tener contacto con ellos, la verdad – dije sinceramente.

    -¿Quieres que te cuente yo el porqué? – me pregunto, solo asentí – Yo soy tu madre. La mujer que te paga tus gastos es mi hermana. Yo cuando te tuve estaba estudiando medicina en la universidad y… no quería abortar pero tampoco podía mantenerte. Lo siento… - me explico. Lo más normal sería echarle en cara lo sola que había estado durante dieciséis años
    pero… no quería eso. Tsunade parecía muy sincera y triste por lo que paso. Le sonreí, no quería volver a estar sola con un berrinche, intentaría ser feliz.

    -Mama… ¿Qué se puede ver? – empecé por eso.

    -Pues… se ven las piernas, los brazos, una cabeza,… - me explicaba mientras me enseñaba lo que iba diciendo.

    -¿Es niño o niña? – le pregunte.

    -Es niño y… tiene pinta de que sea muy guapo – me dijo mi madre guiñándome el ojo. Sonreí. En el fondo… no estaba tan sola, parecía.

    Una vez acabada la ecografía, le pedí una copia para mí. Llegue feliz a mi casa y… me encontré con una moto aparcada y… a él apoyado en la puerta llamando. No había cambiado nada en tres meses…

    -¿Qué haces tú aquí, Sasuke? – le pregunte. Verle aún me dolía.

    -Sakura… ¿Qué es ese sobre que llevas ahí? – me pregunto.

    -La ecografía… es un niño – dije sonriendo y acariciando mi vientre – Mi bebe será muy guapo… - dije remarcando el “mi” para que viera que solo yo lo iba a cuidar. ¿Quería que eso fuera así? No, pero… no quería volver a ser engañada y llorar cada noche por su ausencia durante tres meses otra vez.

    -Sakura… ¿Seguro que no quieres que me ocupe de tu bebe? – me pregunto muy serio – Yo aún pienso en ti… -

    -Estoy segura además… yo ya no pienso en ti. En lo único que pienso es que tu solo fuiste alguien que me hizo volar pero que hizo estallar el avión bueno… así es la vida – dije mientras entraba – Por cierto, que vaya bien tu matrimonio – le dije entrando y cerrando con un portazo. Me apoye en la puerta y fui cayendo hasta sentarme en el suelo y empezar a
    llorar. Odiaba a Sasuke Uchiha.

    Me levante y colgué la foto de mi bebe en la nevera. Me cocine algo y me fui a la cama. [FONT=&quot]
    [/FONT]

    ¿Que os a parecido?

    Espero que os haya gustado y bueno... hasta el proximo capítulo ;)


    -MoreThanThis.
     
  6.  
    Hachii

    Hachii Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    17 Febrero 2009
    Mensajes:
    135
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2824
    Re: ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)

    Bueno... e aquí el ultimo capítulo ^^', espero que os haya gustado este pequeño FanFic de SasuSaku y nada... que hasta el próximo ;):

    CAPÍTULO 4: Ayúdame…

    Era sábado y… no lo pase sola. Llame a mis amigas que me acompañaran si no tenían ningún problema. Me dijeron que habían quedado con sus chicos pero les dejaron plantados… por mí…

    Fuimos en el coche de Ino al centro comercial. Primero vimos la tienda de ropa para bebes, después la de muebles, después la de accesorios, y… lo único que puedo decir es que las dependientas se asustaron al ver todo lo que compraba para mi bebe, no quería que le faltara de nada nunca. Fuimos a la carpintería y compramos pintura azul cielo y negro y un lote de brozas. Más tarde fuimos a mi casa y les ofrecí bebidas.

    -Gracias chicas y… lo siento – dije mientras me sentaba – No sabía que tenias planes… -

    -¡Anda Sakura! No seas tonta. Tenemos a nuestros chicos gracias a ti y a Sasuke, es lo mínimo que podíamos hacer además… que somos amigas
    – me dijo Temari sonriéndome.

    -Sasuke… - susurre recordando lo que paso el día anterior.

    -¿Qué ha pasado? – me pregunto Hinata cogiéndome de la mano.

    -Nada nada – dije nerviosa y fingiendo una sonrisa. Me miraron preocupadas – Enserio chicas, que no pasa nada – pero… a ellas no les podía mentir. Se lo acabe explicando.

    -Fuiste muy dura, Sakura. Sasuke me dijo que vendría a tu casa a arreglarlo, que le dolía mucho verte sola pero que intentaría de nuevo arreglar lo de Malfi – me explico Ino.

    -Da igual, lo hecho, hecho esta – dije sonriendo, aunque no quería sonreír, quería llorar pero no lo haría – Estoy bien –

    -No Sakura, no estás bien… - me dijo Temari, no me había dado cuenta de que me caía una lágrima.

    Acabe llorando y ellas se ponían a mi alrededor a consolarme.

    -Me sentí utilizada y engañada cuando le encontré en su casa con Malfi en su cama con él. Quise… quise gritarle de todo allí delante, pero no lo hice. Me aguante porque soy una cobarde que solo llora una y otra vez ¿Por qué siempre acabo sintiéndome culpable y mal? –

    -Sakura… no estás sola, nos tienes a nosotras. Y si te sientes culpable… es porque aún amas a Sasuke –

    -Eso ya lo sé, Hinata… aún le amo pero… no puedo borrar el daño que me ha hecho por solo haberle visto otra vez después de tres meses… -

    -Sakura, tienes que entenderlo… - las chicas intentaban que yo razonara y perdonara a Sasuke, pero yo no podía.

    -Chicas ¿Me ayudáis a pintar la habitación del niño? – pregunte.

    -Por cierto… - dijo Temari mientras nos levantábamos - ¿Tiene nombre? –

    -Aún no… - suspire y empezamos a pintar la habitación de mi bebe.

    -¿Para qué has comprado pintura negra? – me pregunto Hinata.

    -Para poner su nombre en grande en la pared – respondí.

    Después de un rato colocando muebles y guardando la ropa de mi bebe, las chicas se fueron a sus casas.

    Aquella habitación era muy vacía sin nadie más a mi lado… me acaricie el vientre y me fui a mi habitación.

    El domingo lo pase en casa, haciendo mis deberes y viendo la televisión.

    Ya habían pasado dos meses más desde que pinte la habitación de mi bebe y que había hablado sobre lo que sentía hacía Sasuke con las chicas, todo iba más o menos bien pero… aún seguía llorando por la ausencia de Sasuke.

    Lunes. Me levante, me duche, desayune, me vestí, le vi la habitación de mi bebe y fui al colegio. Me puse una falda hasta las rodillas color rosa pálido, una camiseta rosa y mis zapatillas de bailarina de ballet. Naruto venia siempre a buscarme acompañado de Hinata, la verdad era que hacían una bonita pareja.

    Una vez en el colegio, fui hacia mis amigas y empezamos a conversar un rato pero, un chico, Quick, vino a verme.

    -Sakura, ven tenemos que hablar – me dijo seriamente. Me llevo hasta un árbol de cerezos que había lejos del colegio.

    -¿Qué quieres? ¿Otro polvo? Lo siento, no tengo tiempo – le dije aún enfadada con él.

    -No, quiero saber si ese bebe es mío –

    -No, no lo es – le mentí, no iba a dejar que mi bebe creciera con ese tipo.

    -¿De quién es? –

    -¿Por qué te lo tendría que contar? – Una vez acabe de hacer esa pregunta me fui hacia mi clase pero fantástico… el único sitio que quedaba
    libre era al lado de Sasuke.

    Me fui a sentar sin dirigirle la palabra. Casi al terminar la clase… él me hablo.

    -¿Me dejas tu lápiz? – me pregunto mirándome a los ojos. Era como el primer día que hablamos. Se lo entregue girándome para no verle – Sakura
    ¿Qué hacías con Quick? –

    -No me había dado cuenta de que ahora tenía que darte explicaciones – dije aun enfadada. No quería hablarle así, quería que las cosas fueran como antes pero… me hizo demasiado daño cuando creía que todo iba bien. La clase termino.

    -¡Sí! ¡Me las tienes que dar! – me dijo él enfadado por mi comportamiento.

    -¡Vaya! ¡No lo sabía quizás porque en su momento tú no confiaste en mí para contarme lo que tenias que hacer y yo te tengo que contar todo aunque no seamos nada! – aquello nos dejo a los dos muy quietos. De repente… empecé a sentirme como si todo mi cuerpo me pesara por instinto mire hacia abajo y sí… había roto aguas. Mire a Sasuke que estaba atónito mirando la escena. Me vino una contracción y lo primero que hice fue sentarme.

    -¡Sasuke, ayúdame! – le pedí, me dolía muchísimo. Me cogió en brazos y me llevo hasta el coche de Naruto y le pedimos que nos llevara a la clínica donde estaba mi madre.

    -Sasuke, no te lo pude decir, pero hace poco me entere de que mi verdadera madre era Tsunade, mi pediatra y que mi bebe es niño pero… no tengo nombre para él – dije mientras me retorcía de dolor.

    -Guau… Podría llamarse… Jacob, Jake – propuso Sasuke.

    -Me recuerda a Crepúsculo y es el personaje que, en mi opinión, es el que más mal lo pasa. Algo mejor – dije quejándome.

    -Alejandro, como Alejandro el Grande ¿no? Es un gran personaje en la historia – me prepuso él, la verdad era que tenía razón - Además, se puede acortar y queda bien “Alex” –

    -¿Te gusta tu nombre, cariño? – le pregunte a mi vientre. Me dio una patadita suave – Esta bien, amor, te llamaras Alejandro – le dije. Me vino otra contracción y la verdad… es que era verdad lo que decían, aunque dolía era muy bonito. Ese ser que estaba dentro de ti iba a salir por fin y le ibas a ver su cara, sus manitas, su cuerpo tan frágil…

    -Sakura ¿Es cierto lo que dicen? ¿Qué sentir esto es lo más bonito que siente una mujer? ¿Más que el primer beso o la primera vez? – me pregunto Naruto mientras conducía.

    -Muchísimo más precioso que eso – le conteste.

    -Sakura… sé que no sirve de nada pero… te voy a contar lo que hacía aquel día en tu casa hace dos meses… había hablado con mis padres y… ya no me tengo que casar con Malfi, ya no pasa nada. Solo quiero estar junto a ti y ayudarte… - me explico Sasuke.

    -Y yo… ¿yo fui tan tonta de tratarte de aquella manera? ¡Perdóname! – le pedí, que me perdonara, que me besara, que me abrazara y que… que me cogiera la mano.

    Llegamos a la clínica y me llevaron corriendo con Tsunade a la sala donde daría a luz. Sasuke me cogió la mano y… a mi me dolía muchísimo el cuerpo pero era preciosa esa sensación de que algo necesita tu ayuda para salir a respirar el aire de afuera.

    -¡Bien, Sakura, empuja! – y yo empujaba mientras apretaba la mano de Sasuke, menos mal que no se la rompí.

    Poco rato después… escuche unos lloros, era mi bebe.

    -Sakura… es tu bebe. Es muy hermoso… - dijo mi madre y me lo dio para que lo cogiera.

    -¿Qué es en lo que piensas, Sakura? – me pregunto Sasuke una vez acabo todo y nos dejaron solos en una habitación.

    - Sabía que fue un error pero… era mi error. Deseaba… deseaba cuidarlo, mimarlo, abrazarlo contra mi pecho, protegerle de los peligros… y así ha
    sido,… una vez lo he cogido… me he prometido que nunca pasaría lo que yo he pasado. Eso es en lo que pienso – mi bebe era la cosa más hermosa que había visto jamás. Tenía los rasgos de su padre, que era igual que Sasuke, poco después me entere de que eran gemelos, y… me sentí orgullosa de que se pareciera a su padre – Me alegro de que Quick sea tu hermano ¿sabes por qué? – él negó con la cabeza y yo empecé a llorar, sí a llorar pero… por primera vez de alegría – Porque así mi hijo se parece a su padre – y Sasuke me beso, un beso muy cálido.

    Rato después vinieron nuestros amigos. Todos querían conocer a mi bebe, a mi hijo, a mi niño, a Alejandro.

    -¡Ya verás! ¡Este bebe se irá con su tío dentro de unos años a comer Ramen! – dijo Naruto.

    -¿Sabéis ya quien será el padrino y quien la madrina? – preguntaron.

    -Sí, los padrinos todos vosotros, chicos, y las madrinas todas vosotras, chicas – dije sonriendo. Después, los chicos fueron a hablar a un lado de la habitación y mis amigas y yo nos quedamos mirando a mi bebe y cada una lo cogió y lo mimo mucho.

    -Lo que más me gusta de los bebes son su olor, es tan frágil y dulce… que parece que te necesite – dijo Hinata.

    -A mí me gusta su cuerpecito, que parece que se vaya a romper en cuanto lo cojas un poco – dijo Ino.

    -A mí me gustan sus manitas y sus deditos, son tan pequeñitos… - dijo Temari.

    -A mí me gusta todo – dije sonriéndole y mirándole desde los brazos de Temari.

    -Oye Sakura… ¿Duele mucho? – me pregunto Ino con miedo.

    -Sí, pero… ese dolor te hace sentir bien porque significa que el ser que ha crecido dentro de ti y que vas a ver, necesita tu ayuda para salir. En cuanto piensas eso… el dolor es efímero y lo único en que piensas es llegar pronto a la clínica y ver a ese ser que tenías dentro de ti –

    -Qué bonito… - dijeron las tres. Luego llego Tsunade.

    -Lo siento pero… las visitas han terminado, ya es muy tarde. Podréis venir mañana a ver a los dos – dijo mi madre entrando a la habitación. Mis
    amigos salieron, pero Sasuke se quedo.

    -Hola, mama – dije.

    -Hola ¿Qué tal estas? – me pregunto.

    -Bien… - aún estaba mirando a mi hijo.

    -Es muy guapo… ¿Puedo cogerlo? – me pidió tímidamente. Se lo entregue sin pensármelo. Lo miraba con mucho cariño – Soy abuela… - Yo le sonreí – Bueno, yo os dejo solos – dijo mientras me entregaba a mi bebe y se iba.

    -Sakura… hoy estas preciosa – me dijo Sasuke sentándose en la cama y me beso la frente.

    -Mañana es el examen que dice si pasas a hacer bachillerato o no, debes irte a estudiar – le dije preocupada.

    -Sakura, ahora mismo lo que me preocupa es hacerme mayor de edad para ir a trabajar a la empresa de mi padre. Tu no iras mañana a hacer el examen, no puedes – me dijo él, era verdad, no podía ir a hacer el examen.

    -Pero… - me tapo la boca con su dedo índice.

    -Cállate y descansa anda – me tumbo y cogió a mi bebe – La verdad… es que es muy guapo –

    -Se nota que es hijo tuyo – le dije. Él me sonrió y se fue hacia la ventana con el bebe entre sus brazos. Ya todo iría bien y nada podía salir mal.

    Paso un año desde que Alejandro nació y… todo fue a mejor. Sasuke se vino a vivir conmigo, lo cual no hubo ningún problema por sus padres.
    Naruto decidió estudiar empresariales, dijo que quería ser una persona importante y que lo conseguiría aunque le costara mucho. Hinata decidió que quería estudiar un curso de fotografía. Ino quiso ser veterinaria para cuidar de los animales y la verdad… era que les tenía mucho cariño. Temari se fue a una universidad de Londres para estudiar periodismo junto con Shikamaru, que este quería estudiar para profesor de ciencias. Sai se quedo con Ino y este hizo la carrera de bellas artes, la verdad era que era un gran pintor.

    Yo… no pude seguir estudiando y no me arrepiento. Estudie… como ser una madre a los dieciséis años.

    Temari y Shikamaru han venido un fin de semana para descansar de la rutina, la verdad era que les echábamos mucho de menos.
    Estamos todos en el salón de mi casa. Hemos alejado unos cuantos muebles porque estamos enseñándole a andar a Alejandro.
    Mis amigos se han puesto en una fila recta y yo estoy delante de ellos, un poco lejos, aguantando a Alejandro con sus dos bracitos levantados hacia arriba.

    -Cariño ¿Con quién quieres ir? – le pregunto mientras él mira a todos. Hace un pequeño ruidito de que ya ha encontrado a alguien y va
    caminando, como puede, poco a poco hacia esa persona. Yo le ayudo poco a poco los primeros seis pasos y después él camina solo hacia la persona que ha elegido: Temari.

    Esta lo coge y Alejandro le coge del pelo tiernamente y luego hace palmitas como que ha conseguido lo que quería.

    -¡Muy bien! – decimos algunos. Lo vuelvo a coger y lo pongo en el mismo sitio.

    -Vamos cariño ¿Con quién quieres ir ahora? – le pregunto. Hago lo mismo. Le cojo de sus bracitos y le acompaño unos seis o cinco pasos después le dejo solo y él va hacia la siguiente persona: Shikamaru.

    Este lo coge y le sonríe. Alejandro le pone sus manitas en la cara y empieza a reírse y a hacer palmitas de nuevo.
    Así estuvimos toda la tarde. Creo que… los bebes tienen un gran instinto porque… luego Shikamaru y Temari se miraron con ternura y luego al bebe. Supongo que estarían pensando en tener uno dentro de unos años cuando acabara de estudiar, no como a mí. Más tarde llego Sasuke del trabajo y… todos empezamos a contarnos como estaban nuestras vidas ahora y bueno… ponernos al día. Yo, por fin, ya era feliz.

    Se puede decir que… ya tenía lo que quería, una familia.

    Años más tarde…

    -¡Alejandro! ¡Vas a llegar tarde! – le grite desde la cocina para que bajara. No podía llegar tarde a su primer día en la escuela. Ahora tenía dieciséis años.

    -Ya voy, mama y por favor... llamame Alex – dijo él bajando por las escaleras con un pantalón tejano, unas converses negras y una camiseta negra. Lo mire. Tenía el mismo pelo que su padre y mis ojos... era muy guapo. Aunque… el carácter lo había heredado de su padre Sasuke.

    -Alejandro ¿lo tienes todo preparado? – le pregunte.

    -Sí, mama. Me tengo que ir – me dio un beso en la mejilla y salió de la puerta – Luego nos vemos –

    -Ten cuidado – y hoy despedirse de mí el motor de una moto que luego volvería a la noche con alguna que otra noticia para sorprendernos a Sasuke y a mí.

    ¿Que os a parecido?
    Bueno.... que vaya bien todo.
    Saludos.


    -MoreThanThis.
     
  7.  
    Sakura Crezo

    Sakura Crezo Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    9 Junio 2009
    Mensajes:
    34
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)

    Ola!!!

    que lastima que haya acabadO tu fic

    nO tuve la OpOrtuniidad de leerlO hasta ahOra perO...

    ¡¡me parece hermOsO!!!

    y creO qe ser madre a lOs 16 añOs es una lOcura...

    perO fue una graan lOcura!!!xD

    me encantO comO lO narraste

    y tOdo lO que tuviierOn que pasar Sakura y Sasuke para ser felices

    Ojala y tOdOs lOs demas chicOs tengan sus alejandriitOs xD

    esperO que sigas escribiendO mas, pOrqe enseriO

    esta histOriia me fascinO

    cuidate muxO y espero leer mas Obras tuyas!!

    sayOnara!!:)
     
  8.  
    SuZuMe ChAn

    SuZuMe ChAn Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    30 Julio 2009
    Mensajes:
    27
    Puntos en trofeos:
    6
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¿Error? Sí, pero... es MI error (Sakura Haruno y Sasuke Uchiha)

    wo0o0w la verdad me gusto mucho mucho tu fic
    ademas de que es mi pareja favorita de Naruto
    me gusto como lo narraste aunque te falto un poco pero todo lo demas esta perfecto
    la historia
    fue buena y original
    inventaste tres personajes nuevos Quick, Tenny y Malfi.
    a Quick lo odie desde el principio pero cunado me entere que era el gemelo
    de Sasuke lo acepte jajajaja
    bueno te felicito por este fic
    que la verdad me fasino jejeje
    y espero leer mas obras tuyas
    ya~nee
    te cuidas
    bye bye
     
Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página