1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMatsu)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Nami Roronoa, 28 Julio 2010.

Cargando...
?

¿Cuál pareja agregarías a este fic?

Poll closed 6 Septiembre 2010.
  1. PeinKonan

    8 voto(s)
    32.0%
  2. JiraTsuna

    5 voto(s)
    20.0%
  3. AsuKure

    5 voto(s)
    20.0%
  4. KakaAnko

    7 voto(s)
    28.0%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    2,002
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMatsu)
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1896
    ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMatsu)

    ¡Hola amigas! y amigos, ¿por qué no?
    Aqui les traigo una nueva propuesta, se me ocurrió en mis largas vacaciones pero me tomó un rato sentarme a escribirla.
    Espero les guste, y les cuento que no todos son piratas *perverso*
    Se que les gustara si le dan una oportunidad
    Ah, y en el título se que la pareja es SuiKarin, pero no me alcanzaron las letras! y quedaba mal GaaMat, asi que lo deje SuiKa :o
    Besitos!
    Rocio


    Capitulo 1

    Comienza! Invasión!




    Naruto Uzumaki terminó finalmente con su bendito ramen. Le gustaba disfrutarlo hasta el final, saborearlo, definitivamente era su platillo favorito.

    Naruto tenía cabello dorado como el sol, alborotado y siempre desarreglado, sus orbes eran tan azules como el mismísimo cielo, quizás más. El muchacho puede parecer común a simple vista, pero lo que uno no sabía a simple vista era que se trataba del hombre más exitoso y rico de toda la isla de Konoha.
    Konoha era una isla caracterizada por ser muy exclusiva.

    El presidente de la isla, Pein, tomó todas las medidas para hacerla segura. Era un hombre que amaba la paz sobre todas la cosas, capaz de matar por mantenerla. Estaba en el poder desde quien sabe cuando, llevaba años como presidente, o Hokage como se le llamaba a la posición. Naruto ambicionaba el título, pero jamás lo conseguiría de forma ilícita, era un hombre puro y sincero, hecho y derecho, tendría que esperar a que el reinado de Pein terminara naturalmente.

    Hace ya casi un año, Naruto puso el anillo en el dedo de una muchacha llamada Sakura Haruno. Al contraer matrimonio, heredó la fortuna de sus difuntos padres y pudo tener la vida de lujo que soñaba, convirtiendose así en el poderoso joven que es hoy.

    —Estuvo delicioso, Hinata —le agradeció la comida a la jovencita tras él.

    La ama de llaves era una joven de cabello largo azulino, ojos únicos color perla y caracterizada por un sonrojo que seguía en su rostro todo el tiempo, como si fuera una sombra. Respondía al nombre de Hinata Hyuuga.

    —Gra..gracias, Naruto-kun —dijo ella, mientras otras dos criadas levantaban los platos.

    —Por cierto, ¿por qué Sakura-chan no bajó a cenar? —preguntó el muchacho extrañado.

    —Ella está dormida —mintió la Hyuuga rápidamente— Con su permiso, me retiro.


    Era ya tarde y mañana había que madrugar, pero la ama de llaves de ojos perlados cambió de rumbo. En lugar de dirigirse a su habitación, entró en la recamara de Ino, hermana de Sakura. Ya que la casa era enorme e Ino estaba en la calle, sin trabajo ni hogar, Naruto cedió al pedido de su esposa de dejarla vivir con ellos.

    La empleada ingresó a la habitación de la hermana de su patrona tras haber golpeado, revelado su identidad y haber sido accedida dentro.

    Dentro de la recamara, Sakura Haruno de Uzumaki se peinaba suavemente, aún sin cambiarse ni bañarse y mucho menos dormida. Sus largos cabellos rosados acariciaban su espalda hasta finalizar en su cintura, sus ojos jade no se perdían nada de lo que sucedía en la habitación.

    La hermana, sin embargo, no se le asemejaba en nada. Nadie pensaría que eran hermanas. Ino Haruno era una muchacha de largo cabello rubio, tan largo que lo llevaba atado en una coleta. Un mechón dorado caía sobre su cara, pero de vez en cuando lo recortaba un poco para no parecer una emo. Sus ojos azul eléctrico brillaban cuando se le ocurría una idea, que solía ser un brillante éxito. Muchos pensaban que Ino se parecía más a su madre, llamada Tsunade Senju, y Sakura más a su difunto padre, Masashi Haruno.

    —Gracias por cubrirme, Hinata, espero no haberte metido en problemas—le agradeció Sakura sentada frente al espejo de su hermana.

    —No se preocupe, Sakura-sama —le aseguró la Hyuuga con una débil sonrisa.

    —Pero no nos dejes con la intriga, dinos porque no quisiste bajar a cenar —indagó la rubia, acercándose a su hermana.

    —Ino, no se si hice lo correcto al casarme —confesó la esposa del Uzumaki.

    —No quiero sonar malvada ni nada por el estilo pero…¡TE LO DIJE! —soltó su hermana e íntima amiga tan fuerte que temieron por un momento que Naruto oyera.

    —¡Calla, Ino-cerda! No ves que es importante — la calló la joven de orbes ahora vidrosos, llevándose un dedo a los labios.— Quiero decir, lo quiero mucho, pero no más que un amigo, creo que confundi la amistad con el amor, o simplemente fui muy joven para casarme.

    —Entonces…

    —Sí, voy a pedirle divorciarme —finalizó la muchacha con expresión triste. Hinata se llevó una mano a la boca, horrorizada, y la rubia dejó caer la copa de vino que llevaba en sus manos, que estalló en mil pedazos.






    —Anko, hoy nos toca juntos —le decía un guardia corpulento con una bandana a su compañera.

    —Lo sé Ibiki, odio este trabajo —fue la respuesta de Anko.

    Ambos estaban encargados de vigilar desde la torre más alta el mar, comprobar que todo anduviera bien.
    Era una noche pacífica, el faro alumbraba con normalidad y el único sonido era producido por las gaviotas que volaban por allí.

    —Está demasiado tranquilo, presiento algo malo —aseguraba Anko.

    —Anko, no hemos sido atacados en siglos, que te hace pensar que hoy…— comenzó a hablar Ibiki.

    —¡Al suelo! — gritó la mujer, antes de que la torre explotara bajo sus pies, producto de una bomba arrojada desde el océano.







    —¿Qué fue eso? —gritó un hombre de cabello anaranjado en forma de picos, dejando su taza de té a un lado para ponerse de pie súbitamente.

    —Tranquilo Pein, recuerda lo que dijo tu médico sobre la presión —le indicó la mujer de cabello azulino a su lado con serenidad, acariciando la flor de papel enredada en su cabello.

    —Konan, eso fue un disparo, mira ello —Pein ya se encontraba junto a la ventana, y le señaló a la muchacha la torre de vigilancia, que se desmoronaba velozmente.

    —Estamos siendo atacados —indicó Konan, y su fría mirada se poso ahora en un navío que cruzaba el cristalino océano que rodeaba Konoha para llegar a la isla, en un punto en particular, su mirada dio con la bandera del barco— Piratas.

    —Lo que nos faltaba, haz sonar la alarma. —le ordenó Pein. Konan carraspeó— Por favor.

    —No era tan difícil —dijo ella, oprimiendo un botón detrás de una de las rojas y largas cortinas de la habitación.


    El botón que Konan apretó causó que la alarma de la ciudad comenzara a sonar. La isla entera despertó con el irritante y penetrante sonido de la sirena, pero ya era tarde para impedir lo que ya había comenzado. El navío pirata ya había llegado, y sus tripulantes ahora descendían hacia la isla a toda velocidad como una plaga voraz.


    La invasión había comenzado.


    En la mansión Uzumaki, el rubio de ojos azules dueño de dicha propiedad se encontraba bañándose en el momento que oyó la alarma. La sirena no sólo lo aturdió, sino que hizo que abriera los ojos como platos y saliera del agua a las apuradas.
    Naruto se colocó rápidamente su ropa color naranja usual y tomó la espada que guardaba en su armario. La mandó a hacer especialmente para él, no le gustaba presumir pero era uno de los mejores espadachínes de todo Konoha en su opinión. Ya armado, se dirigió en busca de su esposa. Al no encontrarla en su habitación, se dirigió velozmente a la habitación de su cuñada, Ino.



    —¡¿Qué es todo esto?! —gritaba la rubia de larga cabellera, intentando hacerse oir sobre la fuerte sirena.

    —¡Ni idea, algo anda mal! —respondía su hermana en el mismo tono de voz, tapándose los oídos.

    En ese instante, la puerta del dormitorio de la joven de ojos celestes se vio abruptamente destruida, literalmente, por la fuerte patada del dueño de casa.

    —¡Naruto baka! ¡Mira lo que le hiciste a mi puerta! —exclamó Ino, horrorizada.

    —¡Esto es serio! La isla esta siendo invadida por piratas —les explicó Naruto.

    —Ay Naruto, tu y tus payasadas —rió Sakura. La mirada seria de su esposo le indicó que no se trataba de una broma.— ¿Va en serio?

    —Y muy en serio. Estos tipos son peligrosos. Hinata —el Uzumaki giró hacia el ama de llaves, que se encontraba algo recluída de la situación.— Te pido por favor que pongas a salvo a Sakura y a Ino. Sácalas de aquí.

    —Por supuesto, Naruto-kun —accedió la muchacha de ojos perla, asintiendo con la cabeza.

    —¿Pero tú qué vas a hacer? —le preguntó la joven de cabellera rosa a su esposo.

    —Voy a asistir a Pein. Sé que necesitará mi ayuda. Si todo sale bien, nos volveremos a ver. Lo prometo, de veras — le aseguró Naruto, haciendo su pose cool con dedo pulgar en alto incluído.

    —Estás pasando mucho tiempo con Lee —dijo su cuñada y Sakura rió.

    —Nos veremos —le aseguró Naruto y partió.

    —Sakura-sama, sígame, conozco una salida. —dijo rápidamente la Hyuuga antes de salir de la habitación.

    Ino siguió al ama de llaves, pero Sakura se quedó un momento pensando en su marido y todo lo que hacía por ella. ¿Cómo podía no amarlo? ¿Acaso su destino estaba en otra parte? Afuera, se escuchó otra bomba estallar no muy lejos de donde se encontraban.

    —¡Muevete, frente de marquesina! —el potente grito de Ino devolvió a Sakura a la tierra.

    La muchacha de cabello rosado salió tras las otras dos. Hinata las guió por un pasillo largo que parecía interminable, hasta que llegaron al escritorio de Naruto, que el joven de cabello dorado como el sol utilizaba para recibir y hablar con las visitas.

    La Hyuuga palpó las paredes hasta que su mano dio con la parte correcta. Se oyó un débil crac y del lado derecho del escritorio la pared se corrió un poco hacia atrás y luego más hacia la derecha, revelando un oscuro y largo pasillo escasamente iluminado por una antorcha encendida. Un pasadizo secreto.

    —Lo encontré mientras limpiaba este sector —les explicó la mujer mientras las dos hermanas pasaban dentro.


    Pero Hinata se quedó afuera.


    —¿Qué no vienes? —le dijo Ino, ya que la Hyuuga no parecía querer entrar.

    —Esto no se puede cerrar desde adentro —les dijo la ama de llaves, y las otras dos captaron lo que quería decir.

    —No, no lo permitiré —soltó Sakura, avanzando un poco.

    —Mi misión es ponerlas a salvo. No se preocupen por mí, estaré b…bien —tembló un poco mientras oprimía el botón secreto nuevamente y la puerta oculta se ocultaba de nuevo.

    —¡Hinata! —gritó la dueña de casa, golpeando la fría pared con sus puños.



    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    KaiLumi Uchiha

    KaiLumi Uchiha Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Julio 2009
    Mensajes:
    106
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMat

    Kyaa!
    Primera en comentar!
    ^^
    Hola Sato-chan; te puedo llamar así?
    :)
    Bien, pues, te diré, tu idea me parece bien, muy bien, excelente ^^
    Piratas, ha! super... Tenten será pirata?
    ^^
    jeee... y que Neji pelee contra ella pff! ya me lo imagine todo, pero lo que escribas será geneal ^^
    Etto... la narración me ha parecido muy buena, no repites adjetivos para los personajes, es algo que me encanta ver en los fics; tampoco note faltas de ortografía [aunque no soy muy buena en eso]
    Bien, esperare la conti.
    Saludos :)
     
  3.  
    hinagaraa

    hinagaraa Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2010
    Mensajes:
    17
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMat

    esta super genial el cap te felicito: hinata si claro que lo hace por ellas quedarse afuera lo hace por naruto que linda.
    si gara esta va a ser el pirata mas sexy que he visto jajajjaja.
    sigue el cap los espero con muchas ansias yo no encontre ningun defecto me encanta como narras siguelo
     
  4.  
    susie

    susie Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Agosto 2009
    Mensajes:
    486
    Puntos en trofeos:
    219
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMat

    Oh, Sato-San (Te llamare asi quieras o no ¬w¬). Este es de los mejores fics que eh leido en mucho tiempo. Narración, excelente. Trama, expectacular. Ortografía, en realidad no se, no soy buena en eso, Word hace el trabajo x'D.
    Adore la idea del fic. Piratas, no muchos han sido tan creativos. Supongo que lo más creativo que eh leido de Naruto, es, este, por su idea de los piratas, uno donde son cirqueros, y otro donde andan de campamento militar x'D. Adoro la creatividad, por eso adorare este fic nwn.
    ¿Sakura y Naruto juntos? Que bueno que pusiste que seria un SasuSaku y NaruHina en el titulo, si no me da un infarto O.o
    Naruto tan valiente *w*, pero pasa mucho tiempo con Lee ¬w¬,,, eso asusta O_o
    Sakura que se caso muy joven ú.u, y la Ino-cerda que anda de gorrona en esa casa ¬w¬. Minimo pues que se llevara bien con su hermana y con su cuñado uwu (Lo se, cosas imposibles pido pero...) Pero no importa, me gusta que sea una malagradecida uwu,,, yo lo soy con mi hermana que me regaña todo el tiempo, disque para "Que no valla por el mal camino" ¬w¬.
    Hinata tambien fue valiente, pero sospecho que más que ella quisiera ser valiente, fue que tu con una descabellada idea lo planeaste para poder poner en alto la pareja NaruHina uwu. En fin, muy valiente Owo.
    Me pregunto quienes seran los piratas, Gaara se veria muy lindo nwn,, y Sasuke, y Neji,,, ellos tres tienen la actitud majadera de un pirata O.o, en cambio Naruto nop nwn. Shikamaru seria el pirata flojo, Sai el que hace el aseo y Suigetsu de los lideres (?), bueh, no se, solo digo que todos se ven bonitos de Piratas menos Naruto uwu.
    Bien, espero continuacion con ansias, y tambien quiero ser pirata >_<,,, adiós.

    PD. Tengo la ligera sospecha de que Temari, Karin, Tenten y Matsuri tambien seran piratas owo,,, bien, ahora si me voy a hacer algo productivo (?) uwu
     
  5.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    2,002
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMatsu)
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    2108
    Re: ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMat

    ¡Hola! Gracias por sus comments (hasta los que se borraron ;))
    Les dejo aqui la conti, espero que les guste y dejen comentarios ok?? jaja chiste, pero igaul las quiero amigas y amigos
    Bye!!
    Rocio



    Capitulo 2


    Secuestro! El secreto de la mansión Uzumaki?!




    —¡Cuidado donde pisas, frente de marquesina! —exclamó Ino, al sentir el dolor que causaba el taco aguja de su hermana sobre su pie izquierdo.

    —Lo siento, pero no veo nada —admitió la Haruno de ojos jade.

    Puso su mano sobre la fría pared de ladrillo y comenzó a caminar tocando dicha pared. Se podían escuchar los disparos cada tanto, probablemente del barco enemigo. Sakura se preguntó cuanto más tendrían que caminar.

    —¿Te imaginas ser pirata? —soltó Ino repentinamente, interrumpiendo así los pensamientos de la joven de Uzumaki.

    —¡¿Qué?! —exclamó la muchacha de cabellos rosados.

    —Pero piensalo, ¿no te divertiría salir en busca de aventuras? —preguntó la rubia con brillos en los ojos.

    La verdad que la vida de “la señora de” que Sakura llevaba en la isla de Konoha era algo monótona y aburrida para ella, es decir, tenía a Naruto que siempre la hacia reír con sus bobadas, pero no podía salir en busca de verdadera diversión, en busca de aventuras, peleas, ella parecía estar destinada, sin embargo, a sólo ser la mujer de alguien importante como lo era el Uzumaki, y este pensamiento la hizo suspirar.

    —¿Qué pensaba esa gran frente tuya? —se interesó la mujer de ojos azules.

    —En que debemos salir de aquí —fue la respuesta de su hermana.


    Las dos hermanas caminaron lentamente. Sus respiraciones agitadas era lo único que oían en el largo, tenebroso, lúgubre e interminable pasillo. Fue cuestión de tiempo para que el cansancio tomara control de Ino.

    —¡No puedo dar un paso más! ¡Las bellezas como yo no estamos hechas para esto! —reclamó la Haruno de cabello dorado, tomando asiento en el suelo.

    —Calla Ino-puerca, escucho algo —reveló la Haruno de cabellera rosada.


    Ino entonces también lo oyó. Se trataba de unos murmullos sin duda, muy débiles y lejanos, pero eran voces de personas sin duda. Eso quería decir que se acercaban a una salida, y ese pensamiento abordó con felicidad la mente de Ino, que se puso de pie y junto a su hermana caminaron en dirección de los murmullos.

    Se encontraron frente a una rejilla. Sakura pronto identificó la rejilla como la corriente principal de aire acondicionado, estaban en una habitación en la otra punta de la casa con respecto a donde habían ingresado al pasadizo, una habitación inutilizada, el sótano.

    A través de la rejilla, las dos jóvenes vieron dos figuras moverse allí afuera. Uno estaba cubierto de negro, no que fuera negro de piel, sino que toda su vestimenta era de ese color. Además, llevaba en su mano una capucha también negra, evidentemente parte del conjunto. Podían ver su cabello castaño, pero como estaba de espalda sus ojos eran un misterio. Portaba en su espalda una especie de momia envendada.

    El otro era pelirrojo, y lo principal de él consistía en lo atractivo que era. Su mirada era fría y calculadora, llevaba una espada enfundada del lado derecho de su pantalón blanco. Y cargaba en su espalda una especie de calabaza gigante. Dos sujetos extraños, y sin lugar a dudas, eran piratas, ni Sakura ni Ino habían visto alguna vez a uno de ellos en Konoha.


    —Gaara, ¿estás seguro que es aquí? —preguntó el pirata negro.

    —Kankuro, callate —fue la fría respuesta del pelirrojo.

    Sakura tragó saliva. El de cabello castaño no se veía tan malo, pero el de hebras coloradas daba miedo de verdad.

    —Aquí esta —susurró el tal Gaara.

    En la oscura habitación donde se encontraban, solo había estanterías repletas de libros y cajas llenas de diarios y revistas viejas, era el depósito de la mansión Uzumaki. Gaara habia tomado del fondo de una caja algo que parecía ser un papiro viejo. Sakura abrió los ojos como platos al entrever que se trataba de un antiguo mapa.


    —Bien hecho hermano —lo felicitó Kankuro— ¿Es acaso el mapa que buscamos?

    —Es lo más probable —respondió Gaara sin modificar su tono de voz helado como un iceberg— Ahora, si las señoritas allí presentes salen de su escondite, sería todo más sencillo.

    —¿Cuándo se dio… —murmuró la joven de Uzumaki.

    —¡Frente de marquesina, huyamos! —reaccionó Ino, asustada.

    Ambas giraron para salir corriendo, pero ya era tarde. Ahora detrás de ellas no veían nada, tan solo había una gran pared hecha de arena…

    —¡¿Cuándo llegó esto aquí?! —exclamó la rubia con horror. Estaban atrapadas.

    —¿Creen que no se las escucha? —preguntó la suave voz del pirata pelirrojo tras ellas. Gaara estaba del otro lado de la rejilla.

    —¿Acaso creen que somos tontos? —añadió Kankuro tras él.

    —Tú si eres tonto, no te diste cuenta —replicó Gaara.


    Gaara movió sus manos y la arena empujó a las hermanas Haruno contra la rejilla, la cual se abrió súbitamente para que las chicas cayeran en el duro piso de madera de la habitación.

    ¿Qué sucede? ¿Acaso puede controlar la arena?” se preguntaba Sakura, mirando al misterioso pirata atónita.

    —¿Quiénes son? —preguntó el pelirrojo con serenidad.

    —Sa…Sakura… —murmuró la rubia, mirando a su hermana. Estaba aterrada, se le veía el miedo en sus ojos.

    —¿Tú eres Sakura? —le preguntó a Ino el pirata de la calabaza en la espalda.

    —Yo soy Sakura —dijo repentinamente la verdadera Sakura— Sakura Haruno de Uzumaki, ¿qué buscan aquí?

    —De Uzumaki…la dueña de casa, ¿eh? —comentó Kankuro— Estoy seguro de que el capitán querrá hablar con ustedes.

    —El capitán no tiene interés en estas molestias —susurró el pelirrojo.

    —¿Entonces qué hacemos con ellas? Son realmente bonitas…

    —¡Haz lo que quieras! —le ordenó Gaara, y salió de la habitación con el misterioso mapa en sus manos.


    Kankuro miró a ambas mujeres con una expresión divertida en su rostro. “Quiera o no el capitán, esas mujeres se vienen a bordo conmigo.

    —Ino…la arena se dispersa —notó la hermana de la aludida.

    Era verdad. Al irse Gaara, la arena cayó al suelo y se mantuvo allí, inmóvil. Era su oportunidad, pero lamentablemente subestimaron a Kankuro. El pirata castaño dejo salir de sus manos unos delgados hilos plateados que se unieron a los cuerpos de las hermanas Haruno y las aprisionaron.

    —¿Vamos partiendo, señoritas? —rió Kankuro, tomando poseción de ambas chicas y arrastrándolas hacia la puerta.

    —¡Suéltame! ¡Auxilio! —gritaba Ino, pero nadie acudía.

    —Nadie te oirá, en caso de que no lo notaste hay una batalla afuera…






    Y sí que había una batalla. Los piratas eran pocos, pero muy fuertes. Eso sin mencionar que parecía ser que todos ellos poseían habilidades especiales únicas, lo que los hacía oponentes muy duros.

    Hinata Hyuuga corría a toda velocidad rumbo a la mansión. Se había ocultado junto con los demás refugiados en la mansión de Pein, como Konan había instruído, pero debía regresar por Sakura e Ino y llevarlas a dicho refugio. Pero al llegar al pie del imponente lugar donde trabajaba como ama de llaves, observó con horror como un hombre vestido de negro arrastraba mediante una especie de hilos a las dos hijas de Tsunade Senju.

    —¡Debo ser fuerte! ¡Debo hacer algo! —decía Hinata, más para sí que para alguien más ya que nadie la oía— Le prometí a Naruto-kun que pondría a salvo a Sakura-sama, ¡no permitiré que se la lleven!

    —¿Eso crees? —susurró entonces una voz tras ella.


    Los ojos perlados de Hinata giraron lentamente, junto con el resto de su cuerpo, para encontrarse mirando a un muchacho de corto cabello plateado que caía sobre su rostro, y unos extraños ojos violeta. Cargaba una espada exageradamente grande, costaba trabajo creer que alguien como él, que era bastante delgado, podiera cargar esa gran espada, que parecía un cuchillo de carnicero, pero cinco veces más grande, aunque lo más particular de él eran sus dientes, que parecían los colmillos de un tiburón. El hombre vestía una musculosa azul oscura y pantalón largo de un azul cielo.

    —¿Qui…quién e…eres? —preguntó la Hyuuga, aterrada.

    —Mi nombre es Suigetsu Hozuki, ¡y tú te vienes con nosotros!









    La batalla en su máximo exponente se desarrollaba en las costas de Konoha. Los piratas se habían dividido en dos grupos, uno defendía al barco y atacaba con todo lo que tenían contra los soldados de Konoha, y el segundo, más reducido, se había escurrido dentro de la isla para encontrar su objetivo.

    Pero en ese preciso momento, atravesó el campo de batalla un pirata pelirrojo que se dirigió directamente al barco, ignorando a sus enemigos y a sus aliados. No pasaron ni cinco minutos desde que ingresó al navío para que el capitán pirata diera la orden de retirada.


    Naruto Uzumaki corría a toda velocidad hacia la costa para participar de la pelea. Sin embargo, su corrida se vio detenida por un potente grito femenino. Giró su mirada hacia su derecha para descubrir con horror de quien provenían los gritos.


    —¡Hinata! —gritó el Uzumaki, desenfundando su espada y corriendo al rescate.

    El muchacho que mantenía cautiva a la Hyuuga lanzó al ama de llaves de cara contra el suelo para sacar su enorme espada que cargaba en su espalda y cruzar sables con su enemigo.

    —¡Déjala ir! —vociferó el rubio, sin moverse de su sitio.

    —¡Suigetsu, retirada! —gritó entonces la voz de una fémina a sus espaldas.

    Se trataba de una muchacha de cabellos rojizos un poco más largos que sus hombros, con lentes redondos y una mirada penetrante con aires de superioridad. Su vestimenta consistía en una especie extraña de campera con cierre de un color violeta muy oscuro, pero que estaba cortada debajo, dejando a la vista su ombligo, y un mini short negro que combinaban con sus largas botas, también negras, que llegaban hasta sus rodillas.

    Suigetsu soltó una pequeña risa e impulsó a Naruto hacia atrás. Luego realizó un gran salto que lo dejó junto a la pelirroja.

    —¿Nos vamos, Karin? —preguntó Suigetsu mientras el Uzumaki ayudaba a Hinata a ponerse de pie.

    —¡Esperen! —gritó la señorita de ojos perlados, pero ya era tarde. Ambos piratas se dieron a la fuga a toda velocidad


    —Hinata, ¿te encuentras bien? —preguntó él.

    —S…sí —dijo ella débilmente, pero debido al sonrojo de su parte por estar tan cerca de Naruto.

    —¡Naruto-kun! —gritó una voz a sus espaldas.


    Un muchacho de cabello negro, del mismo color de sus ojos y cejas exageradamente grandes hizo acto de presencia entonces. Usaba un traje de cuerpo completo puramente verde y bastante ajustado al cuerpo. Portaba en sus brazos unos extraños vendajes. Rock Lee se acercó a su amigo y su ama de llaves.

    —¡Cejotas! —lo indentificó Naruto.

    —Los piratas se están retirando, ¡ganamos! —celebró Lee, posicionandose en su “pose cool”.

    —N…no —murmuró la Hyuuga, haciendo que ambos hombres giraran hacia ella— Sa…Sakura-sama e In…Ino-chan han si…sido…

    —¿Qué sucede, Hinata? —preguntó el rubio, confundido.

    —¡Sakura-sama e Ino-chan han sido secuestradas! —gritó Hinata, derramando lágrimas.


    Naruto abrió los ojos como platos. Miró a Hinata, a Lee que ponía cara de desesperación, y luego nuevamente a la chica de cabello azulino que no dejaba de llorar. Salió corriendo a toda velocidad, soñando con alcanzar al barco de los enemigos pero ya era tarde. Cuando llegó a la costa de Konoha, el navío y su mujer ya se habían hecho humo.

    —¡Sakura-chan! —gritó el Uzumaki con todas sus fuerzas al ahora tranquilo océano.








    Ino sintió como los hilos de Kankuro se deshacían y su cuerpo se liberaba, pero cayó de rodillas al suelo. Su hermana sufrió el mismo proceso. La rubia alzó la mirada para comprobar que se hallaban en una habitación de madera, con una cama y un escritorio de ese mismo material. “Un camarote” dedujo la Haruno de orbes azules.

    Sakura alzó su vista lentamente. Sus ojos jade fueron poco a poco distinguiendo, a medida que su mirada subía, a la figura que estaba junto a la ventana, mirando hacia el océano.

    Se trataba de un hombre de su misma altura aproximadamente, tal vez un poco más alto. Cabello negro azabache, y al estar de espaldas no se veían sus irises, pero se podía ver su buen estado físico en sus brazos y espalda. Portaba una remera azul con cuello redondo y un simbolo extraño en su espalda, una especie de paleta blanca y roja. También poseía unos shorts cortos color crema pálida.


    —Capitán, aquí le traje algo para que... —le dijo Kankuro al hombre junto a la ventana.



    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  6.  
    MelodiaVal

    MelodiaVal Noctambula

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Agosto 2009
    Mensajes:
    663
    Puntos en trofeos:
    253
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMat

    Hola Sato, me parecio muy interesante tu fic
    lo habia visto antes, pero andaba apuradisima, estoy juntando tapitas para ayudar al medio ambiente... y ganar 1700$ ^^
    en fin, no te vi errores, y la trama esta muy buena
    me asuste pensando en la pose cool de lee... brrrrrrrrrrrr
    me pregunto que pasara con sakura e ino,
    espero la conti con ansias, saludos

    Ruriko-chan!!
     
  7.  
    susie

    susie Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Agosto 2009
    Mensajes:
    486
    Puntos en trofeos:
    219
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMat

    Shaww x3, ¿asi o mejor el capitulo? De veras que no se como logras narrar tan bien en cada capitulo que pones, y tampoco se como logras inspirarte en cada una de tus múltiples historias para lograr poner un capitulo con buena narración y trama, ¡cada semana!. Admiro mucho eso x3.
    ¿Qué puedo decir? Solo que, Gaara puede ver a travez de las cosas y Kankuro es un ignorante x'D
    Que Sakura e Ino debieron de callarse y no estar de chismosas y asi hubieran logrado salir sin que las secuestraran ¬w¬
    Que Hinata es muy valiente, que Naruto es muy lindo x3, que Kankuro es un pervertido, que Lee me da miedo Owo (No hay motivos aun pero bueh,,,), que Suigetsu es un mendigo que queria lastimar a Hinata y luego a Naruto >_<, y que fue bueno que Karin llegara a tiempo para evitar que me los lastimaran x3.
    En fin, note que todos los piratas y Lee usan las mismas ropas del anime x'D

    Y solo encontre dos errores:

    Era aliados x'D

    Alli va un "e" en lugar de "y" ya que la siguiente palabra inicia con "i". Si ponerle atencion a los profesores en la primaria de algo sirvio (?) x'D

    Haha, en fin, son errores que a cualquiera le pasan, inclusive a los shinigamis, asi que no hay problema x'D, espero continuacion con ansias. Arigatto por avisar, sayonara nwn
     
  8.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Puntos en trofeos:
    183
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡La vida de un pirata! (SasuSaku NaruHina SaiIno ShikaTema NejiTen SuiKa & GaaMat

    Holitaaws :33

    Kyaaa me encantooo *w*
    es una idea muuuuuuuuuy buena
    pff en el otro cap tambien comenté
    pero mi post se borró D:!
    rayos ¬_¬ pero bueno jajaja dejoo mi raiita aquii esperando
    que no se vuelva a borrar ToT

    TE QUEDOO PRECIOSA la contii pliss no me hagas esperarr

    TT...TT jajaja bueno toma tu tiempo y aaa espero ver el NejiTen >w<
    jiiji avisame cuando subas la contiii. cuiidate :´D









    ~~hyugga Tenten~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página