Explícito El Trono de Celia Alde - Ragnarok Online

Tema en 'Fanfics sobre Videojuegos y Visual Novels' iniciado por luigipadovano, 10 Octubre 2018.

Cargando...
  1.  
    luigipadovano

    luigipadovano Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    13 Julio 2018
    Mensajes:
    31
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    El Trono de Celia Alde - Ragnarok Online
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2705
    Sinopsis: En el nivel 4 de biolab los clones debido al aburrimiento eligen de Reina a la Profesora Celia Alde quien se dedica a experimentos con drogas, de magia entre otros por lo cual solicita le traigan un aventurero con vida que sirva de sujeto de pruebas o conejillo de indias, el mago capturado descubrirá su nueva dueña es una rara científica loca con rasgos de reina sádica. Mientras la Corporación Rekenber valiéndose de sus tropas de elite "Los granadier" va conquistando Rune-Midgard y manda a mercenarios a asaltar el laboratorio en pos de un secreto

    Advertencia: En el primer capitulo en la historia ocurren experimentos con drogas y también hay dominación (Esta última es consentida), en el segundo hay violencia moderada y en el tercero lemon explicito

    Capitulo I El Conejillo de Indias

    Cuando Wolfchev un reputado científico sin escrúpulos, inicio los macabros experimentos en la sección cuatro del infame laboratorio de Somatologia de Lighthalzen, jamás imagino los acontecimientos se tornarían en su contra. Los conejillos de indias se rebelaron y hubo de ser salvado por un aventurero que le cuestionaría. De lo que no se enteraría jamás es de lo ocurrido a continuación.

    Las almas vengativas del piso cuatro decidieron elegir una reina…postulándose al cargo la hermosa Profesora Celia Alde una mujer con aire snob de cabellos lacios y rubios, ojos rojizos luciendo un vestido rojo con zapatos negros de tacón cerrado y una bufanda de piel amarilla de un ninetales joven, estando elegantemente de pie frente a ellos.

    Lawrence Randell, el paladín de lacios y rubios cabellos que luce una magnífica armadura plateada complementada por una capa marrón, dice en tono amable

    - Voto a favor, sus modales son impecables –

    Chen el Champion, hombre musculoso de cabello verde que viste una indumentaria blanca propia de un monje guerrero, calzando zapatillas negras, dice en tono serio – Voto a favor, es adorable –

    Gertie, la stalker de oscuros cabellos azules, mirada penetrante y un atavió azul y negro propio de una asesina, dice con su actitud de pocos amigos – Voto en contra, es una presuntuosa –

    Trentini la gitana de rojiza cabellera, que luce un revelador vestido rosado propio de su profesión de bailarina, con los brazos y piernas adornados con brazaletes dorados y calzando sandalias marrones responde – Voto a favor, Celia posee mucha clase –

    Alphoccio Bassil el Clown de cabellos verde oscuro, que ostenta un sombrero morado, un elegante chaleco de vestir gris claro y pantalones con tiras verticales moradas, anaranjadas y verdes, sosteniendo en sus manos una pequeña arpa dorada, dice desairado – Voto en contra, no me ayudo con mis partituras –

    Flamel el Creator, jovial alquimista de cabellos rubios cuyo atuendo de cuero marrón exhibe hombreras anaranjadas dice – Voto a favor, gracias a ella mejore mis pociones de ácido –

    - Un minuto – dice Celia – Si votan por mí, ¿no seré presidenta? –

    - No – Exclama el paladín – Te luce más ser reina y resultara más divertido –

    - Comprendo –

    - Haz ganado la elección por 4 votos sobre un total de 6 – Dictamina Randell – Felicidades eres la reina del nivel 4 de Regerschirm - Agregando -¿Cuál es su primera orden real? –

    - Yo – musita la reina, acariciando su bufanda de dorada y lustrosa piel de ninetales – Necesito un voluntario para mis experimentos, que este vivo –

    - ¿Vivo? – pregunta Randell.

    - Precisamente – Aclara la profesora.

    - ¿Lo torturaras? –

    - Solo un poco –

    - Entonces si te lo traigo – Anuncia Gertie.

    Sin embargo fue Randell quien capturo entre un grupo de cuatro aventureros a un joven High Wizard de piel blanca y cabellos negros llamado Lucian Stonell, que porta una túnica color crema y asiendo de la nuca, mientras los compañeros del paladín aniquilan sin piedad a los otros aventureros, Randell conduce al infortunado ante la reina, depositándolo a sus pies le conmina

    - Arrodíllate –

    El intimidado High Wizard obedece al punto.

    - Dime tu nombre – dice Celia sentada en un trono de metal negruzco decorado por un águila tallada con las alas extendidas y las patas con las garras hacia abajo.

    - Soy Lucian Stonell –

    - ¿Sabes quién soy? –

    - Por su físico y vestimenta parece ser Celia Alde –

    - Exacto, soy tu reina ahora –

    - Si obedezco mi reina, ¿viviré? –

    - En calidad de conejillo de indias, despreocúpate seré mucho menos cruel que Wolfchev –

    - Me alivia mucho saberlo y se lo agradezco –

    - Más vale me lo agradezcas -

    Para sorpresa de todos Celia le ordena – Retírame el calzado.

    Lucian cumple la tarea sin chistar.

    - Ahora huele entre mis dedos –

    - ¿Seguro? –

    - Hazlo o te lanzo un hechizo fulminante –

    - Como ordene – exclama el high wizard olisqueando los dedos del pie derecho – Hueles bien –

    - ¿No estarás mintiendo para salvar tu vida?, una mentira arruinaría el experimento –

    - No, sucede es mi debilidad –

    …Estoy de suerte…medita la profesora…un fetichista es perfecto…

    – Si es así, sígueme a mi laboratorio – exclama poniéndose el zapato nuevamente.

    Una vez en el lugar, cuyas mesas exhiben el equipamiento de tubos de ensayo, probetas y un par de mecheros, la profesora le facilita un tubo con una sustancia purpura – Esto es una droga, ingiérela –

    - ¿Qué me hará? –

    - Es experimental, teóricamente debería volverte más dócil –

    - Eres tan brillante –

    - Aun no te la he dado, bébela o te pongo un embudo -

    El High Wizard la ingiere. Al cabo de unos minutos siente la mente más cansada y dice - Por fa, déjeme oler sus pies ama –

    - Jajaja, parece anule fue tu autocontrol – …Si no fuese fetichista resultaría más complicado…

    - Perdone ama –

    - Oh que lindo – Exclama Celia, sonriendo maquiavélicamente – Ya se que hare contigo – Quitándose los zapatos y viendo a su sirviente arrojarse a sus pies, le frota la nariz con los dedos del pie derecho – Ah los experimentos me ocupan y no me he bañado aun – dice burlona – En este lugar no tengo como cambiar de zapatos – Viéndole levantarse una erección – Sigue oliendo -

    - Debo resistirme –

    - No no no!!, vuelve a decir esto y te castigare electrocutándote con un volt, el experimento de hoy consiste que te corras con mis feromonas –

    - ¿Y luego? –

    - Qué curioso eres, luego haremos otra clase de experimentos, sin embargo la recompensa en tu caso serán mis pies, o un abrazo los días que te sientas abatido –

    - Eres perfecta –

    - En que criatura más simple te ha convertido mi droga la sumeritelina –

    - Reina, tengo hambre –

    - Dime ama –

    - Ama, no he llenado el estómago desde esta mañana –

    - Oh, son las tres de la tarde – Pasándole una conserva de emergencia del laboratorio – Ten, nosotros no la necesitamos pero tu si –

    - Se lo agradezco ama – responde el mago tomando un abrelatas, abre la lata mediana ingiriendo su contenido con una cuchara, atún de carne rosácea conservado en aceite y sal.

    - Te ensuciaste la boca, ni se te ocurra limpiarte en la bufanda –

    - No me limpiaría en ella, la hizo mi madre –

    - Bien, usa el grifo de la esquina para lavarte la cara – pensando…Aún conserva algo de voluntad, como cabría de esperar de un mago, exhibe una resistencia mental decente…


    Tras limpiarse la cara, Lucian estando muy cansado se tiende en el piso diciendo – Muero de sueño - .

    - Interesante, dime ¿caminaste mucho para llegar aquí? –

    - No, creo fue la droga -

    - Interesante efecto secundario, disminuiré en dos tercios los niveles de sonelina en la formula –

    - Cuéntame una historia –

    - Te diré, había una vez una científica que deseaba experimentar con la química e invento la bebida con todos los sabores cuyo ingrediente clave es un poring –

    - Que cruel –

    - El poring es una planta, querido, aunque lo traten de mascota –

    - Es cierto –

    - Seguiré narrando – Dice la profesora - Aquella científica fue objeto de inhumanos experimentos y convertida en una arma biológica, mate sin compasión con mis volts a decenas de curiosos, luego empecé a experimentar y me volví más creativa con mis sujetos de prueba, si te portas mal te disparare volts de hielo en partes no vitales hasta que te desangres alternándolo con descargas eléctricas –

    - Que mala eres –

    - Pórtate bien y te mantendré en cautiverio Lure –

    - Incluso me cambias el nombre –

    - Me gusta más Lure, es más corto y suena a mascota –

    - Debo objetar – Suplica débilmente el joven.

    - Necesitas es más dominación – dice la profesora – de Rodillas –

    El mago obedece y ella le planta el pie izquierdo en el rostro, agarrándole la nariz con los deditos - ¿Quién es un buen chico?, Lure, debes decir que ese es tu nombre o no volverás a olerlos –

    - Soy Lure ama –

    - Jajaja, eres suave como la seda -

    - Te adoro ama –

    - Tu halago es música para mis oídos, creo necesitaras ayuda para correrte – Acariciándole el miembro con uno de sus pies mientras mantiene el izquierdo en su nariz.

    - Ah, se siente tan bien –

    - Córrete cuando gustes –

    Al cabo de unos minutos el Archimago se corre entre gemidos.


    - En diez minutos, nada mal – exclama la profesora dejando de acariciarle y tomando nota con bolígrafo y papel.

    Aquella noche el High wizard durmió solo en una celda oscura. Puesto que la profesora lo confino allí. A la mañana siguiente Celia le indica que se quite la túnica y lo conduce a una ducha, el mago se desnuda dejando caer sobre su cuerpo el chorro de agua fría. Luego de secarse con una toalla vuelve a ponerse la túnica.


    A continuación la maga lo guía a su sala de experimentos indicándole

    - Este día voy a analizar tu tolerancia a una droga que nunca he probado –

    - ¿A qué? –

    - Un inhibidor mágico, es un spray que de ser rociado reduce al diez por ciento el poder del objetivo –

    - Por causalidad, ¿Te inspiraste en el campo de Hades? –

    - Sí, leí el manga de Saint Seiya Hades – Mostrando los volúmenes 14 a 28 – Un científico era fan de dicha colección, aclarado esto me explicare, harás el papel de un caballero dorado en apuros por la restricción de poder y yo el de una jueza del infierno, no usare potencia letal de hechizos, tu ataca con todo –

    - ¿Y si no se reduce la potencia de mi hechizo? –

    - Entonces lo esquivare sin falta –

    - ¿Segura? –

    - Sí, Soy más ágil de lo que aparento –


    A continuación la profesora le rocía con el spray que expele un liquido inodoro e incoloro,

    El high wizard conjura jupithel thunder cargado al máximo, pero su esfera de rayos dorados concentrados sale de su diestra a una potencia tan reducida que la profesora la repele invocando simplemente su energy coat.

    - Ni me hizo cosquillas –

    - Oh, me falta el poder – se queja el mago - ¿Cómo creaste semejante droga? –

    - Es un inhibidor de confianza –

    - Eres una demonio –

    - ¿Entiendes lo que hace? –

    - No –

    - Se absorbe por la piel o al inhalarlo y efectúa cambios bioquímicos en el cerebro de la víctima anulando la confianza en sus habilidades –

    - Es maquiavélico, veo se dedica a experimentos inusuales –

    - No funciona en nosotros las almas de biolab, por ello requería un espécimen que esté vivo – Anotando el resultado en su libreta - ahora conjura una storm gust –

    El mago obedece, esta vez la profesora se quita del camino porque si bien la ventisca solamente congelo una pequeña sección del pasillo, incluso con la disminución de poder podría afectarle, como mínimo dañarle la vestimenta y entumecerle las extremidades.

    - Interesante –

    - Una storm gust sigue siendo una storm gust –

    - Bien razonado, anotare el resultado –

    Luego la profesora le rocía con otro spray que constituye el antídoto

    - Con esto volverás a la normalidad -


    Tras comprobar el poder del mago si volvió al nivel inicial –Haciendo que proyecte un relámpago dorado-

    -Ahora viene el siguiente experimento – musita la profesora asiendo un libro marrón de bioquímica – Intentaras arrebatarme el libro de mis manos –

    - No voy a lograrlo –

    - Solo muévete e inténtalo –

    El mago se abalanza hacia ella pero es esquivado y recibe un librazo no muy potente en la nuca.

    - Auch, dolió –

    - Eres lento, anotare tu velocidad de ataque y esto será todo por hoy –

    - Tengo hambre – responde el mago.

    - Perdiste energía, te daré una lata de peras en conserva y otra de tasajo, debería cubrir tus requerimientos – Celia las busca en la despensa y le facilita el abrelatas.

    - Gracias – responde el mago comiendo lentamente las peras amarillas en almíbar y los trozos de carne seca especiada.

    Finalizada la comida, la profesora dice

    - Cuéntame una anécdota de tu pasado –

    - He viajado al país de Birmania –

    - ¿En la realidad? –

    - Solo en sueños, me ocurrio cuando meditaba para aquietar mi mente –

    - Los magos siempre tan excéntricos, dime!! Como era Birmania –

    - Vi una ciudad llamada Mykityna en medio de la jungla tropical, hecha en mármol y semi circundada por un rio de lenta corriente y aguas marrones y un afluente de caudal parecido, lo más destacado constituye sus hermosos monasterios y templos budistas blancos con pagodas amarillas y sus escalinatas edificadas entre calles pavimentadas de piedra y una torre ocupada por soldados* de uniforme color Kaki de una nación que no reconocí, provistos de fusiles muy avanzados, por las calles también se apreciaban patrullas de dicha infantería –

    - Ese reino no existe –

    - Precisamente, hablo de un reino de otro mundo, un monje con el cual hable en la visión me dijo este país se llama Birmania –

    - ¿No será que sufres alucinaciones?, porque te digo no soy psicóloga –

    - No!, simplemente me conecte con un mundo de otra dimensión cuyo nombre ignoro, uno con tecnología más avanzada que nuestro hogar, Midgard –

    - Digamos tu sueño budista es cierto, ¿Por qué eres tan desinhibido? –

    - Soy espiritual, no religioso –

    - Te dejas llevar por la lujuria –

    - Es mi pecado –

    - No me quita el sueño dicha palabra, yo mato aventureros sin compasión alguna –

    - La lujuria es parte de mi ser –

    - Es tan conveniente así lo sea –

    - Dios nos perdonara mientras escuchemos nuestro corazón –

    - Oh, suena tan conveniente, ni Freya perdonaría lo que he hecho, y menos a los científicos de Rekenber, por ello persisto, quienes colaboren con ellos son menos que viles ratas –

    - Hay que perdonar –

    - No los odio, solo los mato fríamente –

    - Te engañas a ti misma, en el fondo estas atormentada –


    - Solo un poco, tú en cambio no tienes motivación ni para huir, no necesito quebrar un espíritu que ya está roto, hay algo que no me cuentas, dilo –

    - Jamás conseguí novia –

    - Es algo más profundo lo que te duele -

    - He vagado solo por el mundo, mis amigos no me entendieron y a ello se suma la falta de una pareja, solo mi fe en Freya me sostiene –

    - Interesante, no eres el típico mago exitoso, obvia tu pasado y sírveme – dice Celia acariciándole la cabeza – No seré muy cruel, tu no grites demasiado fuerte en los experimentos –

    - ¿Me vas a atormentar? –

    - Querido, no olvido que viniste aquí y te hare confesar el motivo –

    - Eso podemos hablarlo –

    - Dudo por tu facha trabajes directamente para Rekenber –

    - Soy un mercenario –

    - Oh, eso es despreciable aunque no culparía a un mercenario – Alzando los brazos – Lightnigth volt!! – le arroja unos cuatro relámpagos al mago, que recibiendo la descarga de rayos cae con el cuerpo adolorido. Viéndolo semiinconsciente y emitiendo un lastimero quejido, la profesora dice

    - Pobrecito, creo fui mala –

    - ¿Por qué lo hiciste? –

    - ¿Cuánto te pagaron?

    - Doscientos mil zenys –

    - Es poco para arriesgar la vida –

    - Era aquello o vivir realizando trucos para fiestas –

    - Elegiste el reto, tu valor es encomiable rayando en la imprudencia –

    - Al menos la conocí a usted –

    - Vaya optimismo –

    - Hay que seguir adelante – Agrega jovialmente el mago.

    - Nada mal – Responde la profesora mordiéndose el labio.


    *Es la Birmania ocupada en la segunda guerra mundial por el imperio japonés, la época seria verano de 1943, Mykityna es una ciudad en el norte, importante por albergar un aeródromo que funciona todo el año pese a las torrenciales lluvias del monzón.
     
    Última edición: 14 Octubre 2018
  2. Threadmarks: Capitulo II El Trono de la Reina
     
    luigipadovano

    luigipadovano Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    13 Julio 2018
    Mensajes:
    31
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    El Trono de Celia Alde - Ragnarok Online
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2214
    Capitulo II El Trono de la Reina


    Por la noche Celia conduce al mago a su celda, al día siguiente lo levanta especialmente temprano y lo guía a la sala del trono, donde le aguardan sus compañeros.

    - Lucian, ¿Sabes por qué este trono es tan especial? –

    - Parece estar hecho de wolframio –

    - De una aleación de acero con wolframio para ser más exactos –

    - Ese metal es increíble, indestructible al punto que el incendio del laboratorio no le hizo mella – Apunta Randell – Ni mi espada es tan resistente-


    - Es sorprendente - Opina el mago.

    - Deberías asesinar a tu mascota – Comenta Gertie en tono lúgubre.

    - No, Él es un valioso espécimen – Replica Celia.

    - Déjame jugar con el – Solicita Chen – Prometo no usar el asura

    - Lo matarías al toque -

    - ¿Te enamoraste de el? – Pregunta Trentini.

    - No, solo es útil a mis propósitos –

    - ¿Entonces cuando pierda su utilidad? –

    - Si deja de ser útil lo matare sin falta, probando alguna droga letal – Responde la Profesora.

    - Dudo lo hagas – Musita Gertie – Es tu esclavo –

    - No es tu asunto –

    - No debes espías a tu reina – Le reclama Randell.

    - Si pudiera tocarlo le arrojaría las dagas una a una mientras se retuerce de dolor, hasta que suplique morir – Comenta la stalker – Ruega que tu ama no se canse de ti –

    - Randell, ¿Te va bien con Gertie? – Pregunta Trentini.

    - La tolero como conocida, sería más fácil convivir con ella si no me espiara hasta en el baño –

    - Es una mejora –

    - Cuentale la historia del trono – dice Randell.

    Bien – Responde Celia – El trono perteneció a un Lord feudal de Rune-Midgard, cuando cayó en desgracia ante el rey le confiscaron el castillo y sus propiedades fueron subastadas, Wolfchew adquirió el trono y lo trajo a su despacho aquí, que ahora es mi salón real y como soy la reina es el trono de la Reina, estando penado con la muerte tratar de arrebatármelo, Gertie no cuenta porque no entiende el significado de la palabra “reglas de convivencia” –

    - Entonces me ignoras –

    - Te hago el favor por compañerismo – Responde Celia.

    - Te entendemos – Agregan las otras almas originales.


    Al mismo tiempo, en la ciudad de Lighthalzen, más específicamente en la sede de la compañía Rekenber, una inmensa mansión de techos cubiertos por tejas azules con elegantes ventanales, amplios jardines con fuentes e inmensos pasillos y salones interiores. El presidente de la compañía, un hombre de cabellos castaños con algunas canas habla en el despacho con un misterioso hombre de cabellos negros, lacios y largos, de ojos del color del azabache que viste un traje blanco con hombreras metálicas negras rematadas con picos, una elegante capa violeta, lentes polarizados y botas marrones.

    - Altemirich, le encomiendo una misión de suma importancia, robar un pergamino oculto en un trono –

    - ¿Tan difícil es la misión para contratar al mejor alquimista mercenario de la República? –

    - Sí, su ubicación es el nivel cuatro del laboratorio abandonado de Somatologia –

    - Eso lo explica, le aclaro no estoy loco como para ir sin un equipo elite –

    - Debido a la extrema dificultad le enviare escoltado por cuatro granadier y por supuesto pagare una generosa suma por sus servicios –

    - Mencione la experiencia en batalla de estos granadier –

    - Contribuyeron decisivamente a arrebatarle al Reino de Rune-Midgard las plazas de Aldebaran y Payon, mientras hablamos un grupo de cien granadier apoyados por ochenta profesores, cincuenta gunslingers, treinta alquimistas, veinte sword master y diez bow master marchan hacia Prontera para aplastar al reino, Rekenber dominara al mundo –

    - No estaría tan seguro, le recuerdo cuando soltaron a Satan Morroc no pudieron controlarlo – Responde escéptico el mercenario.

    - Pero Morroc fue destruida, así que el demonio cumplió su propósito – dice con voz suave el presidente.

    - Es un malvado –

    - ¿Trabaja por dinero o ahora le dio un impulso de caridad? –

    - Soy un profesional, fiel al mejor postor – Dice Altemirich sonriendo ampliamente – Y usted, Mr. Rekenber es el hombre más rico del mundo conocido -.

    El mercenario se dispone a sacar su pipa y una caja de cerillos.

    - Recuerde, se prohíbe fumar aquí –

    - Casi lo olvidaba –

    - Le enviare un sword master –

    - Freya me libre de semejante adefesio acompañándome –

    - ¿Entonces alguna maga? –

    - Una maga es el enemigo –

    - No necesariamente, Caroline Volter solo sirve a quien le pague –

    - Bien, acepto su compañía –

    - Me alegro entiendas mi valía – Dice una mujer de cabellos castaños oscuros, piel clara y ojos violáceos que sostiene un báculo de metal negruzco adornado con un trozo de ámbar, vistiendo una túnica negra que se adapta a su figura voluptuosa complementado por unas botas del mismo color, dice en tono serio con acento parecido al alemán terrestre – Soy una warlock y puedo destruir lo que sea –

    - Genial, más artillería, ¿Por qué no me dan un cañón? – Comenta sarcástico el alquimista.

    - Escuche, Caroline conoce el terreno, ella fue la única sobreviviente de la última expedición a biolab –

    - Interesante, ¿Cómo sobreviviste? –

    - Se cuándo abandonar –responde la

    - Necesito una voluntaria valiente –

    - La misión no es matar clones sino robar el pergamino, los granadier mantendrán ocupados a Celia y compañía, yo los apoyare a distancia y tu robaras el pergamino –

    - Suena mejor –

    - Puestos de acuerdo, les deseo un robo exitoso – Dice el presidente sacando una botella de vino blanco del escritorio – Yo no bebo pero imagino ustedes sí –

    - Solo una copa – Responde la maga – No iré ebria –

    - Ya escucho a la dama – Dice el alquimista sirviéndose en una copa, la maga lo imita, luego entrechocan las copas y brindan diciendo – Por la recompensa –


    Aquella noche Ludwig no puede dormir, al ser presa de un mal presentimiento y se sienta aburrido en el piso de su celda, Altemirich y Caroline irrumpen por las alcantarillas hacia un ducto de ventilación que conduce directamente a Biolab 4, en lugar del peligrosísimo camino de los niveles 1, 2 y 3 del laboratorio, siendo seguidos por cuatro delgados granadier con envidiable condición física, que son un hombre rubio, un pelo castaño, un pelo negro y una mujer de cabellos castaños claro, que visten uniformes marrones claro en cuyo pecho exhiben el logo de la siniestra corporación, usando gorro de visera y portando fusiles más modernos que los de un gunslinger, un sable al cinto y en bolsillos de su ropa y en los cinturones varias granadas de mango de madera alargados.


    - Si que huele mal este camino – Se queja Caroline al mancharse las botas con el limo de la alcantarilla.

    - Tienes razón – Afirma Altemirich frunciendo la nariz.

    Gateando por el ducto de ventilación, el alquimista llega a un salón del laboratorio, sintiendo instintivamente una presencia invisible piensa…Te tengo… arroja una bomba acida consistente en un frasco verdoso, quemando a una clon de Gertie de oscuros cabellos azules que se devela al correr emitiendo alaridos por el dolor que le produce la corrosión, no tardando en caer muerta con terribles quemaduras rojizas en los brazos y el torso. Tras el abandonan el ductor Caroline y los cuatro granadier avanzando en una cerrada formación con la warlock protegida en el medio. Altemirich toma de su espalda un hacha de doble filo y arremete contra un clon del bardo sin darle tiempo a tocar, le raja el torso dejándole caer sin vida en medio de un charco de sangre escarlata. La Warlock conjura una nube de veneno violáceo incapacitando rápidamente a un clon del paladín – Ja, mi especialidad es el veneno, aprendí a conjurar una variante somnífera aun más mortal al afectar el sistema nervioso –


    Entonces Chen sale a su encuentro – Un pequeño de aventureros –

    - No lo comprendes somos la elite de Rekenber – Dicen al unísono los granaderos disparando sus fusiles, Chen al recibir los tiros grita – Nos atacan!! – Disponiéndose a efectuar el asura, resiste estoicamente.

    La warlock conjura – Hell!! – Prendiendo en llamas a Chen mientras los granadier arrojan sus granadas calculando caigan muy cerca del champión. Sendas explosiones se escuchan por el laboratorio alertando a las almas vengativas y poniendo a Ludwig a temblar de miedo sin atreverse a iluminar su prisión, el champión muy malherido por una granada que no logro evadir intenta desesperadamente asestar el Asura en Altemirich pero este lo esquiva y le raja la espalda de un formidable hachazo.

    - Noo, tengan cuidado Randell, Celia, compañeros – dice exhalando su último suspiro.

    - Uno menos – exclama Altemirich.

    - No lo lograbas sin mí – Le reclama Caroline.

    - ¿Apostamos? –

    De improviso escuchan una voz suave y gélida – Derrotaron a Chen, pero no podrán contra nosotros –

    - Celia Alde – Musita la warlock.

    - No debiste volver – Le replica la profesora conjurando – Firebolt!!-

    La warlock da una voltereta evadiendo las ráfagas de fuego. La profesora al ver los granadier canta – Virotes de hielo – Acribillando en el torso al granadier rubio, que se desploma resoplando de dolor al agonizar. Luego corre evitando las explosiones de las granadas. Altemirich la persigue encontrándose con Randell quien blande su mandoble, el alquimista interpone su hacha evitando ser atravesado.

    El paladín ejecuta un violento tajo cortando el mango del hacha de su oponente. Altemirich viéndose superado da media vuelta y huye, Caroline detectando a Gertie mediante la invocación del sight o fuego levitante, una llamarada anaranjada, corre hacia el ducto de ventilación.

    Bassil y Trentini atacan con su música debilitante y su látigo a un granadier de pelo negro, pese a su veteranía el soldado de elite no puede con la melodía debilitante del bardo sumado al asalto de la gitana. Trentini riendo sádicamente la emprende a latigazos dejándoles marcas sangrantes sin importarle los gritos del infortunado, hasta que arrollando su arma en el cuello le estrangula a placer, el granadero falto de aire se retuerce por la desesperación, su verdugo solo lo soltó cuando el rostro del ahogado se tornó purpura.

    - Siempre tan talentosa, mi Trentini – dice Bassil tocando una tonada melancólica.

    La granadera se enfrenta a Randell y consigue evadir un formidable tajo hacia su pecho, luego desenvaina el sable apuntando al cuello del paladín, pero aquel de un brutal espadazo le rompe el sable, acorralada la mujer dispara su fusil, el paladín evade el tiro ladeando la cabeza y de un rápido tajo le perfora el estómago. La joven soldado escupe sangre por la boca y llevándose las manos a la herida cae moribunda.

    Entonces Randell la remata de una estocada directa al corazón.


    - Ganamos – Dice Celia mientras Gertie persigue a Altemirich por el ducto, el alquimista arroja tras de sí una bomba de ácido forzándola a gatear en retroceso y evitar el corrosivo liquido la alcance y la consuma.

    - Estuvo cerca – Dice la stalker empuñando enojada su puñal largo.

    - Casi culmina mi carrera – Comenta Altemirich –

    - No vuelvo a los niveles 3 y 4 de Biolab – Se queja la Warlock – Ni aunque me ofrezcan mi peso en oro –

    - La avaricia rompe el saco, según dicen –

    - Ni nos acercamos al trono –

    - ¿Te dijeron acerca del pergamino? –

    - No –

    - A mí sí, son los planos para elaborar un artefacto mágico, capaz de matar a un Lord demoniaco de rango muy elevado –

    - Oh, si Rekenber se apoderara de ello podría derrotar a quien sea –

    - La ambición de Rekenber no tiene límites, mejor iré a darme una ducha caliente y tomar un café acompañado de un pye de limón –

    - Conozco una excelente cafetería, King Richard Cofee –

    - De acuerdo, te acompañare si salimos con vida de esta ratonera* –


    Celia viendo el cadáver destrozando de Chen – Esos malditos mercenarios –

    – Perdimos a un confiable camarada – Dice Randell trazando una cruz en el suelo con la espada.

    - No olvidaremos esta afrenta – Exclama Gertie al contemplar el cuerpo.

    Bassil y Trentini miran con aire triste al caído. Finalmente aparece Flamel, caminando a pasos lentos – Hoy desarrollaba una granada, no es posible – Al contemplar la escena - El inmortal Chen dejo de serlo – tornándo su mirada en asesina, pregunta indignado - ¿Quién o quiénes fueron los canallas? –

    - Una warlock y un alquimista escoltados por cuatro granadiers –

    - Veo acabaron con los granadier – Dice Flamel al notar los dispersos cuerpos de los soldados con sus ensangrentados uniformes.

    - No puedo culparte por no llegar a tiempo, tu habitación es a prueba de ruidos – dice Randell.

    - Lo mismo digo – Apunta la profesora.

    - No creo que vuelvan – Exclama Gertie.

    Las almas vengativas se reúnen en la sala del trono.

    - ¿Por qué crees vinieron? – Pregunta el paladín – Demasiada organización para una simple expedición –

    - Sospecho vinieron por esto – Responde Celia Alde acariciando su trono negro y presionando un mecanismo que deja al descubierto un pergamino, lo toma al tiempo que expone.

    - Estudie el texto y parece ser algún tipo de arma mágica, no nos conviene y si Rekenber lo quiere – Dice en tono suave la Profesora

    - Debemos negárselo – Conjurando fuego en su mano chamusca el pergamino hasta volverlo en cenizas grises.

    - Bien, con esto frustramos a la Corporación – Comenta Randell.

    - ¿Entonces no vendrán a jugar? – Agrega Gertie poniendo una expresión malévola.

    - No creo vuelvan – Afirma la gitana esperanzada en que esto sea una realidad, abrazando al bardo.


    *En jerga militar, ratonera equivale a una trampa mortal
     
  3. Threadmarks: Capitulo III La Profesora, el Mago y los mercenarios
     
    luigipadovano

    luigipadovano Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    13 Julio 2018
    Mensajes:
    31
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    El Trono de Celia Alde - Ragnarok Online
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2380
    Capitulo III La Profesora, el Mago y los mercenarios


    Celia Alde busca al mago en su celda, viéndolo despierto sentado en el piso le pregunta - ¿Dormiste bien Lure? –

    - No, pase un susto con todo este revuelo del ataque –

    - Te diste cuenta –

    - Sí, ¿Cómo no oír las explosiones? –

    - Ayer la Corporación ataco con un grupo elite, mataron a Chen, el Champión –

    - Oh que mal –

    - Creme sus restos, es mejor a dejar el cadáver tirado a falta de la posibilidad de enterrarlo –

    El mago permanece en silencio.

    - Era un gran guerrero – Agrega la Profesora.

    - Espero este en el Valhalla – Dice el mago.

    - No creo en una vida después de la muerte, pero gracias –

    - Si hubiera estado libre… -

    - Poco podrías hacer contra los granadier, ni me lo vuelvas a mencionar –

    - Vale ama –

    - En vista de lo ocurrido, hoy no hare experimentos, debes tener hambre – Dice la profesora abriendo la puerta de la celda y llevándolo al laboratorio le ofrece un jugo de pera en lata, otra mediana de frijoles negros ya cocidos y una conserva de plátano – Come, luego hablamos –

    El mago abre las latas y come con avidez.

    - Es como la guerra, desde que la Corporación Rekenber se apodero abiertamente de la República reparten la comida mediante tarjetas de racionamiento, excepto para los que pertenecen a la Corporación y sus fuerzas de represión – Comenta el mago – Aquí al menos no hago cola y algunos alimentos son de lujo -

    - Entonces estás acostumbrado –

    - Casi, preferiría una cama al suelo de una celda –

    - Me alegra saber que en el fondo no te simpatizan, eres realmente un mago apuesto y podría compartir mi cama contigo –

    - ¿Dormiría con usted? – Responde el mago sonrojándose.

    - No todas las noches, solo en aquellas que me sienta pasional –

    - ¿Pasional? –

    - Hoy no, desde luego – Indica Celia secamente - Acudirás al acto de despedida de Chen –

    El acto se conmemora en el salón del Trono, para la ocasión Flamel ha preparado café cargado, sirviéndolo de un termo dispuesto en una mesa metálica en pequeñas tazas.

    Gertie al ver al mago dice – Deberíamos matarlo en represalia –

    - Lure no simpatiza con la Corporación –

    - Te miente para sobrevivir, podría sacarle la verdad bajo tortura –

    - Vamos, con el suero de la verdad que le di ayer, si ocultara algo que nos perjudique lo sabría –

    - En memoria de Chen, ¿Podría la Stalker dejar de armar alboroto? – Reclama Randell mirándoles seriamente.

    - De acuerdo – Dice Gertie – Lo dejare por unos días –

    - Te lo agradezco – Responde el Paladín emitiendo un suspiro.


    - Como Reina del piso cuatro del laboratorio biológico, declaro que Chen el Champion más valioso, murió luchando valientemente contra los inescrupulosos mercenarios de la vil Corporación Rekenber, él era muy leal, disciplinado al entrenar y extrañare sus ocurrencias al igual que todos nosotros –

    - Somos una familia – Agrega Randell conmovido – La memoria de nuestro compañero perdurara en nuestros corazones –

    - Se ganó mi admiración – Comenta la Stalker.

    - Respeto su disciplina – Dice el Creador.

    - Era un buen hombre – Comenta El Bardo.

    - Una persona muy sincera – Apunta la Gitana derramando algunas lágrimas.

    - Lure, te permito hablar – Exclama Celia mirándolo fijamente – Haz de jurarme lealtad ante todos –

    - Juro lealtad ante la Reina – Repite el mago -

    - Ahora repite, Tus enemigos serán mis enemigos, que la magia se extinga en mi ser si vulnero este pacto y Freya me condene a un infierno de hielo -

    El mago lo repite con convencimiento.

    - Lure ya no es un mercenario – Declara Celia – Sino mi leal soldado -

    - La reina ha hablado – Afirma Randell.

    - Hacen bonita pareja – Dice el bardo.

    - Tienes razón amor – Cuchichea la gitana.

    Flamel – Es apresurado, pero si la reina lo dice, no me opondré -

    Gertie se limita a cruzarse de brazos, mirando con desaprobación a su reina y al mago.


    El acto finaliza cuando Celia guarda las cenizas de Chen en un recipiente de cerámica que coloca en una repisa del salón del Trono.


    Entretanto en la ciudad de Lighthalzen, entre las casas y edificios de tejados azules, en la panadería Richard Coffe conversan Altemirich y Caroline, sentados en torno a un mesón cuadrado cubierto por un mantel blanco mientras una camarera les sirve café a los dos, tostadas al alquimista y un helado a la warlock.

    - ¿Crees Mr. Rekenber perdonara nuestro fracaso? –

    - Simplemente no nos pagara por la fallida misión – Responde secamente la Warlock – Y solo nos contratara para misiones más fáciles y menos renumeradas, como por ejemplo cazar a guerrilleros en Payon –

    - Suena poco motivador –

    Caroline sosteniendo una cucharita de postre, come lentamente un helado de chocolate decorado con fresas y crema batida. El alquimista mordiendo una tostada con mantequilla pregunta - ¿Crees que Rune-Midgard ya está condenado? –

    - Por supuesto, su ejército de knights de Prontera montando aves corredoras, Hunters de Payon, Magos de Geffen, algunos asesinos y shuras mercenarios no es rival para la superior tecnología de la Corporación, seguro oiste de la batalla de Aldebaran –

    - Oí rumores, treinta sword master, ciento treinta granaderos y cien profesores batieron en campo abierto a trescientos guerreros de la República, me cuesta creerlos –

    - Porque no haz visto a un sword master en batalla, en fuerza bruta equivalen a varios knights totalmente pertrechados, sumado a un Grenadier cuyos fusiles avanzados les permiten batir a hunters o Knight o los mortíferos Volts de un profesor que abruman a los wizards que son más potentes, pero más lentos al conjurar, el resultado es claro, además Rekenber desarrollo el mortífero cañón de 38 mms. Que dispara proyectiles muy potentes –

    - No oí del cañón –

    - Emplearon ocho de ellos durante el asedio de Aldebaran para demoler las torres enemigas –

    - ¿Cómo lo transportaron? –

    - Magia de tele transportación mediante artefactos arcanos, extraídos de excavaciones arqueológicas de la Corporación –

    - La Corporación parece indetenible –

    - Lo es, Altemirich – Responde la warlock convencida de la certeza de su afirmación – Lo es -

    Efectivamente Mr. Rekenber los destina a Payon, el alquimista y la warlock suben junto a doce milicianos de uniformes verde oscuro y boinas blancas armados con fusiles de repetición, en unas carrozas negras jaladas por aves corredoras anaranjadas de gran pico denominadas Peco-Peco. En ellas viajan por un accidentado sendero a la ciudad de los arqueros. Al llegar allí son escoltados por los milicianos desde el centro de la ciudad con bonitas casas y pagodas de madera, de estilo arquitectónico coreano, a un hotel tradicional de dos pisos cuyo pórtico es rectangular contando con un amplio jardín.


    A la mañana siguiente, después de desayunar bolas de arroz con pescado acompañado por zumo de frutas. Altemirich y Caroline avanzan por un sendero de grava que se interna en el bosque templado de abetos, hayas y robles hacia la República, estando aún en construcción por decenas de prisioneros de guerra que solían ser arqueros y hunter de la aldea, que vistiendo ropas de cuero trabajan mediante palas, picos y sierras de mano, junto a unos barracones de madera que conforman un campo de concentración con su correspondiente alambrada de púas.

    - El panorama es deprimente – Comenta Altemirich al ver los rostros demacrados de los prisioneros.

    - Mejor ser los vigilantes que los prisioneros – Replica la warlock – Trabajaran hasta la muerte para enlazar a Payon con Einbroch mediante una vía ferroviaria que permitirá transportar suministros y soldados al interior de Rune-Midgard y materia prima en dirección a la República -

    - Odio este trabajo –

    - Matare a quien no pueda más para que no sufran –

    - Eres muy dura -

    - La vida es cruel –

    - Nos ataca la resistencia – Anuncia un miliciano mientras escuchan flechas silbar por el aire. Los milicianos disparan acribillando a una pareja de hunters, un Sniper de cabellos negros ataviado con ropaje de seda purpura descarga su ballesta matando a dos milicianos, que caen con enormes saetas clavadas en el pecho, ante el revuelo acude Altemirich y Caroline. El alquimista le dice – Sugiero que te vayas, no deseo matarte –

    - Yo sí, mercenario de Rekenber – Responde el Sniper tensando un arco compuesto y arrojando una flecha. Altemirich se ladea a la izquierda evitando por muy poco el proyectil.

    La Warlock conjura un hechizo venenoso morado que al impactar en el Sniper, lo hace caer al suelo retorciéndose en agonía.

    - Maldita mercenaria – Musita el guerrillero escupiendo sangre.

    - Te liberare de tu miseria – Dice la maga mirándolo fríamente y lo remata golpeándole fuertemente la cabeza con el báculo.

    Viendo la combativa actitud de la warlock, el impresionado Altemirich quien siente un gran cariño por ella, le pregunta
    - Eres implacable, ¿Serias mi novia?, Te regalaría un diamante –

    - No me vendería por un diamante, en cambio considerare ser tu novia si eres un hombre y no vuelves a dudar en reprimir a los rebeldes –

    …La condición es dura…Medita Altemirich…Sin embargo adoro el carácter de esta chica…Diciendo – Me comprometo a ayudarte –

    - Excelente – Responde la warlock…Me caes bien Altemirich, porque eres un mercenario idealista como yo solía serlo, sin embargo para sobrevivir hay que obedecer las órdenes de Mr. Rekenber aunque impliquen desatar el infierno y haciendo que las cumplas te mantengo vivo…
    La Warlock rememora una dura infancia en la cual paso hambre en el barrio pobre de Lighthalzen antes de ser recogida por trabajadores en un albergue que construyo la Corporación, por iniciativa de Mr. Rekenber, para acallar el clamor popular.


    ***


    En el nivel cuatro de Biolab, transcurren dos semanas desde la muerte de Chen. Celia se concentra invocando – Neblina de hielo – Una variante de Deluge, sometiendo a Lure a un viento glacial, va contando los minutos, al tercero el mago esta por perder la conciencia.

    Entonces la Profesora rompe su concentración deshaciendo el conjuro.

    Tras finalizar el experimento de resistencia al frío, Celia le dice a su sirviente.

    - Te felicito, mostraste resolución al soportar tres minutos el frío glacial –

    - Gracias ama –

    Celia anota los resultados en un cuaderno. Luego pregunta.

    - Por mera curiosidad, ¿Has tenido alguna otra visión? –

    - Vi una montañosa isla en medio de un mar tropical, en cuyas paradisiacas playas de blanca arena rebosantes de palmeras, los soldados japoneses con los mismos uniformes que los destacados en Birmania erigieron cañones de grueso calibre y en su interior barracones y búnkeres. Sin embargo unos comandos con uniforme verde olivo que llegaron en una balsa inflable y se ocultaron en la maleza de la jungla fueron eliminándolos uno a uno, mediante cuchillos, emboscadas o asaltos con granadas y explosivos. Mientras en los prístinos cielos, pájaros metálicos tripulados intercambian fuego de ametralladoras, un náufrago de cabellos y barbas marrones que vive en una choza me indico la Isla se llama Savo y los comandos* son de una potencia industrial sin igual denominada Los Estados Unidos de América, finalmente los comandos robaron un ídolo de oro de un bunker japonés y abandonaron la isla subiéndose a un pájaro metálico japonés de gorda panza junto a un hombre que rescataron de una jaula de bambú -

    - La guerra suele ser motivada por intereses despreciables, ¿Cómo era el ídolo? –

    - Un mono de oro –

    - Una religión nativa, tu sueño indica que aun crees la guerra es emocionante y un infierno para quien la pierde, como una aventura mortal –

    - Es cierto mi reina –

    - Hoy deseo acostarme contigo –

    - ¿De veras? -

    - Sí, no tienes derecho a negarme nada –

    - Tampoco lo haría, tienes el encanto de una diosa –

    - Tienes labia, ¿No serás algún mujeriego? –

    - Yo…no… -

    - Shit… Da igual lo que seas mientras me consideres tu reina – Dice Celia que sabía cuan infieles pueden resultar algunos magos debido a que buscan satisfacer sus deseos sean altruistas o mundanos, pensando…Aquí soy su dueña…le pregunta - ¿Si soy tu reina?, dilo con mi nombre -

    - Si Celia Aldehido, eres mi reina – Dice el mago, embelesado por los rubios cabellos, hermoso rostro, atrayente personalidad y el buen trato que le da la Profesora.

    - Buen chico – Responde Celia tomándole de la mano y condujendolo desde el laboratorio, a su alcoba, que solía ser el dormitorio de un científico a las órdenes de Wolchev, amoblado con armarios de madera, un escritorio metálico y una cama individual con sábanas blancas ciertamente desgastadas.

    Tras cerrar la puerta; Celia le indica al mago que se desvista mientras ella hace lo propio. Entonces contemplándolo como Dios lo trajo al mundo se acerca al mago y comienza a besarlo apasionadamente.

    Aquel sintiendo el delicioso beso se deja llevar, la Profesora juguetea con la lengua en el interior de la boca de su compañero y lo empuja hacia la cama, recostándose encima del mago la chica le acaricia suavemente el miembro, el mago exhala un leve gemido. Celia continúa la caricia hasta que ve erecto el miembro de su compañero.

    - Eres mío, pequeño - Dice la profesora en tono lascivo, sonriendo ampliamente agrega

    - Hazme el amor –

    El mago estando muy excitado comienza a penetrarla mientras Celia va moviendo rítmicamente las caderas. Hundiendo más su miembro en ella, el Archimago le acaricia la espalda. La Profesora se muerde el labio emitiendo un gemido ahogado. El Mago la penetra con más ímpetu y comienza a besarle los pechos mientras ambos gimen de placer. Celia y Lucian mueven las caderas para procurarse más placer mutuo no tardando en llegar al orgasmo.

    La Profesora y el Archimago gimiendo fuertemente, se corren, quedando extasiados de placer.

    Celia se recuesta a un lado de Lucian, estrechándolo entre sus brazos y aquella noche durmieron juntos.


    FIN


    *Las visiones de Birmania e Isla de Savo son referencia al juego de estrategia táctica para PC Commandos II ambientado en la segunda guerra mundial, específicamente a las misiones “Objetivo Birmania” y “Los Cañones de la Isla de Savo”, también el campo de concentración de Payon (Indirectamente a la misión del puente sobre el Rio Kwai en la cual unos prisioneros de los japoneses construyen una vía férrea entre Birmania y Tailandia que terminara en un puente, el cual han de volar los comandos aliados), estas visiones se deben a una conexión de la mente del mago con este mundo.
     
    Última edición: 12 Octubre 2018
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso