One-shot El diamante mágico

Tema en 'Fanfics sobre Videojuegos y Visual Novels' iniciado por Dietrich, 30 Abril 2015.

  1.  
    Dietrich

    Dietrich Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2011
    Mensajes:
    112
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    El diamante mágico
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1876
    Tres primos jóvenes llamados “Sonic”, “Shadow” y “Amy” estaban viviendo desde hace un tiempo en Inglaterra. Ahora estaban de compras en una joyería, Amy encontró un collar en la vitrina, tenía forma de corazón, era de color azul marino, era perfectamente igual al de la película “Titanic” y se entusiasmó.

    Amy: Sonic, Shadow, miren eso.

    Señaló el collar y ellos lo miraron.

    Sonic y Shadow: Es hermoso.

    Sonic comenzó a imaginarse a Amy llevándolo puesto.

    Sonic: Se vería precioso puesto en ti, Amy.

    Amy: ¿Eso crees?.

    Sonic: No lo creo, estoy seguro.

    Él le tomó la mano izquierda y se miraron a los ojos por unos segundos.

    Amy: Entonces quieres verme llevándolo puesto, ¿no?.

    Sonic: Sí.

    Los ojos de ella se veían preciosos para él.

    Amy: De acuerdo, lo llevaré.

    Sonic: Tus ojos se ven tan preciosos como ese corazón.

    Ella se sonrojó un poco.

    Amy: Gracias. Y el parecido de tu color físico con el corazón es hermoso también.

    Él también se sonrojó un poco.

    Sonic: Gracias.

    Fueron a la caja.

    Amy: Señorita, llevaremos el collar con forma de corazón azul marino.

    Cajera: Muy bien.

    La cajera tomó las llaves, abrió la vitrina, tomó el diamante, lo metió a una caja igual a la de la película en que venía el diamante y lo metió a una bolsa.

    Cajera: Son sesenta libras.

    Amy iba a sacar su billetera, pero la mano de Sonic tomó su muñeca izquierda para detenerla.

    Sonic: Yo lo pagaré, Amy, no te preocupes.

    La miraba con los ojos entrecerrados y eso le gustó mucho a ella.

    Amy: Gracias.

    Él tomó su billetera, sacó los billetes y pagó el diamante.

    Cajera: Gracias. Antes de que se vayan, les debo decir algo acerca del diamante.

    Sonic, Shadow y Amy: ¿Qué?.

    Cajera: Este diamante fue convertido en mágico cuando fue creado. Su historia cuenta que su magia hará que la mujer que se lo ponga, tenga la edad que tenga y sólo si está enamorada, sienta como si su realidad fuese la de la película “Titanic” de 1997. Si la persona de quien está enamorada siente o no siente el mismo amor por ella, inmediatamente lo sentirá invadir su corazón cuando se lo ponga, y el diamante los unirá convirtiendo ese amor en uno solo. Se unirán para siempre y absolutamente nada ni nadie podrá romper ese amor jamás.

    Amy: ¿Alguien más podrá enterarse de todo lo que le suceda a quien se le dé el caso?.

    Cajera: Sí, todas las personas con quienes convivan, con quienes tengan amistad y sobretodo con quienes estén en ese momento en que se inicie todo.

    Sonic: ¿Alguien nos creerá si alguna vez lo contamos?.

    Cajera: Sí, la magia del diamante permanecerá para siempre con quienes se hayan enamorado, y será esa magia la que haga que siempre sea totalmente creíble todo lo que se les cuente. No habrá absolutamente nada que quede sin creerse. Si se contase lo de la magia que el diamante posee y que fue él el que hizo nacer ese amor, inmediatamente será creído. Todo sobre el diamante será totalmente creído por cualquiera que lo oiga.

    Sonic: Que bueno saberlo. Gracias, señorita.

    Shadow y Amy: Sí, gracias.

    Cajera: Por nada.

    Se fueron y al día siguiente abordaron un barco para volver a Estados Unidos.

    Sonic: Ya quiero ver a mamá y papá para contarles de este diamante.

    Shadow: Sí, igual yo.

    Amy: Y también yo. Que bien que nos creerán cuando les contemos todo, y sobretodo, que bien que nos creerán si alguna vez me lo pongo y estoy enamorada de alguien.

    Sonic: Bien, subamos ya.

    Pasaron por el puente, les enseñaron sus pasaportes a los dos tripulantes de la entrada, subieron y el barco partió muy poco después. Al día siguiente, el barco iba a veintiún nudos por hora. Pasaron tres días más y Amy jamás se puso el diamante durante ese tiempo.

    Sonic: Shadow, si Amy te pregunta dónde estoy, dile que me fui a la proa.

    Shadow: De acuerdo.

    Salió de la habitación a la proa y Amy vino poco después.

    Amy: ¿Dónde está Sonic?.

    Shadow: Fue a la proa.

    Amy: Ah, bueno.

    Ella fue donde está la caja del diamante, la abrió y se lo puso... y se quedó quieta como si estuviese congelada, incluso antes de bajar las manos. Ahora sentía un inmenso amor, un amor hacia... Sonic. Se sentía como en la película, como si ella fuese Rose Dewitt Bukater y como si él fuese Jack Dawson. Sentía que debía ir con él y contarle de su amor, incluyendo lo que sentía, así que fue inmediatamente a la proa. Cuando va llegando, lo ve apoyado en el barandal mirando al mar.

    Amy: Hola, Sonic.

    Sonic se endereza dándose media vuelta y ve a Amy sonriéndole.

    Amy: Quería estar contigo.

    Sonic sonríe al oírla decir eso y ella se le acerca hasta estar parada delante de él.

    Amy: Dijeron que podrías estar aquí...

    Sonic: Shhh.

    Sonic le extiende su mano derecha.

    Sonic: Dame tu mano.

    Amy le da su mano izquierda y Sonic la acerca con total suavidad hacia él.

    Sonic: Cierra los ojos. Hazlo.

    Amy cierra los ojos y él se pasa para atrás de ella.

    Sonic: Sube.

    La sostiene ayudándola a pasar para delante.

    Sonic: Pisa con mucho cuidado. Mantén tus ojos cerrados, no veas.

    Amy: No veo.

    Sonic: Pisa sobre el barandal.

    Amy lo hace mientras Sonic la ayuda a no caerse.

    Sonic: Sostente. Sostente. Mantén tus ojos cerrados. ¿Confías en mí?.

    Amy: Confío en ti.

    Sonic le extiende los brazos hacia los lados y la sostiene de la cintura con ambas manos y le habla al oído en voz baja.

    Sonic: Muy bien. Abre los ojos.

    Amy abre los ojos y mira el hermoso atardecer, mientras siente al viento chocar por delante contra todo su cuerpo.

    Amy: Estoy volando, Sonic.

    Los dos erizos miran juntos el atardecer. Unos segundos después, Sonic entrelaza sus dedos con los dedos de Amy, manteniendo sus brazos extendidos. Y otros segundos después, comienza a cantarle en voz baja una alegre melodía musical.

    Sonic: ♫ Mira las estrellas que arriba están, brillando y centelleando. Y siempre arriba. Siempre arriba, todo el tiempo. ♫

    Sonic termina la melodía y retrae los brazos de Amy, ambos se miran a los ojos, los cierran lentamente, acercan lentamente sus caras y se besan apasionadamente en sus bellas bocas y Amy le pone la mano derecha en la nuca. Se han enamorado. Se besaron por varios segundos hasta separarse.

    Sonic: Oh, Amy, ahora que te pusiste el collar, veo el por qué de lo amoroso que me sentía contigo cuando estuvimos en la joyería.

    Amy: Lo mismo digo. Ahora veo que me nacieron estos sentimientos por ti y que durarán para siempre. Nos nació este amor aunque somos primos.

    Sonic: Te amo, mi preciosa.

    Amy: Te amo, mi amor.

    Sonic: Desde ahora y para siempre, somos novios y algún día nos casaremos.

    Amy: Esperaré el tiempo que sea hasta poder casarnos.

    Sonic: Me siento como en la película “Titanic”, como si yo fuese Jack Dawson y tú fueses Rose Dewitt Bukater.

    Amy: Eso mismo siento también.

    Sonic: Si me dejas, cuando estemos solos, con Shadow o nuestras familias, pero jamás en cualquier otro lugar, quiero llamarte “Rose” desde ahora y para siempre.

    Amy: Sí, te dejo hacerlo, y si tú me dejas, así mismo quiero llamarte “Jack”.

    Sonic: Gracias. Y claro que sí.

    Amy: Gracias. Vamos a mirar tus dibujos.

    Sonic: Está bien.

    Se tomaron de la mano y fueron a la habitación. Shadow no quedó nada indiferente cuando los vio entrar con las manos unidas.

    Shadow: Se enamoraron uno del otro por la magia del collar.

    Y sonrió.

    Shadow: Felicidades, muchachos.

    Sonic y Amy: Gracias.

    Shadow: ¿Y a qué vienen?.

    Sonic: A mirar mis dibujos.

    En su mente, Shadow se anticipaba a lo que estaba seguro que sucedería.

    Shadow: Adelante.

    Sonic tomó el cuaderno, lo abrió y los tres miraron los dibujos.

    Shadow: Esa manzana está dibujada tal como estaba antes de comértela, Sonic, y esos plátanos están perfectamente delineados. Te felicito por lo bien que aprendiste a dibujar.

    Sonic: Gracias.

    Miraron hasta el último dibujo.

    Amy: Jack, quiero que me dibujes como a tus frutas, con el diamante puesto.

    Sonic: Muy bien.

    Amy: Y ya mismo.

    Él la miró por un segundo y fue a ubicar un sillón. Se sentó al frente detrás de una mesa, tomó un lápiz de mina negro, tomó un cuchillo, dejó el estuche en el suelo y dejó más puntiagudo el lápiz.

    Sonic: Ya estoy listo. Shadow, párate junto a mí, necesito que ella esté sola.

    Shadow se paró al lado de Sonic, ella se quitó las botas y se echó en el sillón.

    Amy: Dime cómo debo estar.

    Sonic: Pon el brazo izquierdo apoyado sobre el cojín que está detrás de tu cabeza.

    Amy lo hace.

    Sonic: Bien. Ahora, pon la mano derecha junto a tu cabeza.

    Amy lo hace.

    Sonic: Ahora, baja la cabeza, gira la cara hacia mí.

    Amy lo hace.

    Sonic: Fija tus ojos en mí, sólo en mí. Puedes hablarme si quieres, pero debes estar quieta.

    Amy carraspeó un poco, Sonic dio un suspiro y comenzó a dibujar. Repetidas veces la miraba y la dibujaba exactamente como estaba. Shadow miraba el dibujo y era de admitirse que Sonic verdaderamente era talentoso, puesto que no estaba cometiendo ningún error. Dibujar a Amy le estaba saliendo tan bien como le salieron todos los dibujos de las frutas.

    Amy: En tu cara veo felicidad por dibujarme. No imagino a Monet tan contento por pintar.

    Sonic: Él pinta paisajes. Relaja tu cara.

    Amy lo hace.

    Amy: Perdón.

    Sonic: No sonrías tanto.

    Amy da un pequeño suspiro. Sonic continuó durante un rato, hasta que por fin terminó.

    Sonic: Terminé.

    Amy se sentó, se puso las botas y fue a mirar. Shadow y ella se maravillaron al ver que la dibujó con completa perfección. Nadie podía negar que verdaderamente tiene talento.

    Sonic: ¿Te gusta?.

    Amy: Me fascina, estoy maravillada. Muchas gracias.

    Le escribió la fecha en la esquina inferior izquierda y junto a la fecha puso un corazón atravesado por una flecha.

    Sonic: ¿Te gusta, Shadow?.

    Shadow: Mucho, estoy maravillado también.

    Sonic: Tendré el estuche y el cuaderno aquí mismo, hasta que debamos bajar del barco.

    Amy: Hay algo que quiero que sepas, Shadow, para que no te sientas confundido cuando alguna vez nos escuches.

    Shadow: ¿Qué debo saber?.

    Amy: Quedamos de acuerdo en que por siempre él me llamará “Rose” y yo lo llamaré “Jack”.

    Le dijo lo que se dijeron para acordarlo.

    Shadow: Ahora es todavía más referente a la película. Me gusta eso y estoy de acuerdo.

    Sonic y Amy: Gracias.

    Shadow: En mi mente estuve anticipándome a lo que estaba seguro que sucedería. Eso fue justamente que tú querrías que él te dibujara y que tú aceptarías, tal como en la película.

    Sonic y Amy: Adivinaste bien.

    Y así, el barco siguió el resto del viaje hasta que llegaron a Nueva York. Les contaron todo a sus familias y tal como la vendedora les dijo, sus familias enteras creyeron todo. Desde el día de su llegada, Sonic y Amy pasaron a vivir juntos. Cuando ella cumplió sus dieciocho años, finalmente se casaron y estuvieron juntos por siempre.

    FIN
     
  2.  
    Daryuka

    Daryuka Escritora de L.E.A.F

    Escorpión
    Miembro desde:
    20 Septiembre 2014
    Mensajes:
    96
    Pluma de
    Escritora
    Ok esto fue un Ooc simplemonte hermoso :v
    Todo estaba taan bien hasta que leí "Primos" con "somos" en una misma oracion, te basaste bastante en la pelicula humano, a tal punto de que creí que Amy sería dibujada como dioh la trajo al mundo, y que el barco se hundiría etc. etc.
    en lo técnico, pues, no te ví ninguna falta de acentos, mayúsculas, al menos yo, y pues, esto son solo dos recomendaciones; uno, podrías hacer el dialogo decorrido, no como una obra teatral, y segundo, podrías hacer alguna referencia a las personalidades originales, pero como es un Ooc, ta bien weno.
    sería un placer seguir leyéndote, compatriota mio(?
    Bye!
     
  3.  
    Dietrich

    Dietrich Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2011
    Mensajes:
    112
    Pluma de
    Escritor
    Gracias por comentar. ¿Y sabes?, tengo una historia con más inspiración en la película y también es de Sonic y Amy. ¿La leerías también?.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso