Historia larga El camino

Tema en 'Novelas' iniciado por IMilok, 10 Agosto 2017.

  1.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    El camino
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    416
    Nota: ¡Hola! Esta es mi primera historia larga, así que espero que les guste, me encantaría que me apoyen, porque le tengo muchas ganas a esta historia, este relato tengo planeado que sea una "Saga" así que espero que disfruten y se entretengan con lo que sigue de la historia. También sé que hacer tu primera historia larga como "saga" es demasiado, pero yo creo que la única forma de saber hasta donde podemos llegar es intentándolo así que heme aquí, haciendo esta "Saga", un saludo.

    ~Sinopsis~
    Después de “la gran guerra” el planeta quedó completamente destruido y devastado, ahora los pocos sobrevivientes tienen que sobrevivir a un mundo el cual ya no les pertenece, su vida quedó sumergida a desesperación y frustración, nuestra historia comienza con un joven héroe el cual nos va narrando la historia de cómo llego a ser el hombre que es hoy en día. Pero para llegar a eso tiene que contar la historia de sus predecesores, así que esta no es la historia de nuestro héroe, es la historia de su abuelo, vamos a narrar cómo un simple hombre rescató a una joven la cual debe llevar hasta la ciudadela, su historia estará sumergida en un camino largo y tortuoso el cual ellos dos deberán sobrevivir juntos.



    ~PROLOGO~

    Esta vez no voy a alejarme, esta batalla es solo mía, nadie debe seguir muriendo, nadie debe seguir peleando, nadie debe… Nadie debe morir ¡No soy un Héroe! ¡Ni soy un Dios! solo soy un ser humano, un ser humano que está en una guerra que no es de él, llegue a hacer muchas cosas, todo solo para este momento, todo para mi fin. Estoy vivo, pero ya no siento nada, solo ira… ¿Quién me podrá salvar? ¿Quién es mi héroe? Nadie, nadie es mi héroe, pero yo debo ser el héroe de los demás.

    Una voz muy imponente grita:

    — ¿Ya estás listo?

    Yo… yo estoy asustado, pero debo seguir, para poder enfrentarme a mi verdadero enemigo.

    — ¡Ya estoy listo, teletranspórtame! - estoy listo para morir en una guerra que nunca fue mía… Pero aun así quiero pelear ¡No solo quiero, Debo pelear por todos..!

    Esta es mi historia, no es de un humano que se volvió un héroe, es de un simple humano que intento ser un héroe en un mundo que tampoco es de él, en fin ¡Hoy sabré si viviré o moriré! ¡Hoy es mi fin!
     
    Última edición: 24 Diciembre 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,931
    Pluma de
    Escritor
    Bueno, me hubiera gustado más tener una sinopsis sobre de que irá la historia que, de este pequeño prólogo que, en realidad, no nos cuenta mucho. Si bien, noté la nota al final que explica más o menos de que tratará la historia; la verdad no dice mucho. Debería ser un párrafo que invite al lector a quedarse a leer. Que le intrigue. Que crezca su deseo de continuar y saber el por qué debería quedarse a leer.

    No obstante, debo decir que, esta frase me pareció muy acertada y muy bien ejecutada. ¿Quienes son los héroes de los héroes?
    ¿Por qué deben existir personas que hacen el bien si no existen personas que a ellos les hagan el bien? Esto más bien me parece muy paradójico, ¿no?: ser el héroe de muchos porque nadie lo fue para ellos. Aunque me he ido de las ramas y no es el punto.

    El único fallo que me pareció un poco mal fue este:
    Lo correcto sería así:

    Una voz muy imponente grita:

    —¿Ya estás listo?

    Yo… yo estoy asustado, pero debo seguir para poder enfrentarme a mi verdadero enemigo.
     
  3.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¡Hola! La verdad estaba muy nervioso por comenzar este proyecto, ya que es mi primera vez y le tengo muchas ganas :D este prólogo decidí no enviarle mucha información al lector porque no quería que sepa demasido pronto lo que estaba ocurriendo y pues nada gracias por el comentario y ya estoy acabando el cap 2 :D ya muy pronto subiré el cap 1 un salu2 :3
     
  4.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    El camino
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1229
    ~ Capitulo 1 - Las Alcantarillas ~


    Para comenzar esta historia, debo empezar a hablar de hace 110 largos años, esto inicia en la época en donde mi abuelo todavía vivía.


    Voy a contar su historia… tengo que hablar sobre un hombre que desconozco por completo, pero fue el hombre responsable de crear a una gran persona ¡A un héroe! A mi padre, y tan solo por eso contaré la historia de este personaje. Así que la historia de mi abuelo comienza así:

    La última cosa que recuerdo que aún vale la pena recordar en mi vida fue un pequeño lugar el cual yo llamaba “casa”, en ese sitio yo estaba salvo y estaba protegido de los monstruos que acechaban haya afuera, esa era mi vida, era muy hermosa. Pero ahora mi vida está en peligro y no puedo hacer nada para salvarme, eso es lo que inició mi historia ¡Es más! Esa es la historia de todos los infelices que sobrevivieron a la catástrofe. En fin, estoy en medio de un gran problema. Entramos a unas alcantarillas para buscar recursos, realmente fuimos estúpidos al pensar que aquí encontraríamos algo.


    Las alcantarillas eran un lugar muy vacío, parecía un laberinto muy grande sin escapatoria, era un tanto estrecho y muy húmedo, no había recursos que valieran la pena, además de todo, también estábamos perdidos. Este no era un lugar para humanos como nosotros.


    El colmo de todo esto era que nos estaban persiguiendo unas bestias; esas bestias son una especie de mutación de algún ser vivo ya extinto, eran seres de 4 patas y tenían unos dientes muy grandes y filosos, no tenían ojos, y tenían una piel escamosa la cual les hacía resistentes a cuchillos o armas punzantes, lo bueno es que las balas si les hacían daño, aunque teníamos esa ventaja eran más que nosotros y muy seguramente nos matarían.

    — ¡Tenemos que correr, rápido vayan por las alcantarillas! — nos dijo Andrés con una cara de miedo.

    Sin pensarlo fui corriendo lo más rápido que pude hacia un pasillo que vi en las alcantarillas, para mi buena suerte la mitad del grupo me siguió. La verdad es que no quiero quedarme solo, no después de todo lo que ha pasado, aprendí que para poder sobrevivir tienes que estar acompañado, probablemente no durarías ni un día estando soló, y esta vez no quiero que nadie muera.

    — ¡Vamos a morir! — Dijo Matías.

    — ¡Cállate, estamos en pésimas condiciones, no deberías hacer que el grupo se asuste más de lo que esta! — Lo dijo Zack con una cara desesperada y muy enojada.

    —Perdón, pero ¡Es la verdad, no hay forma de escapar! — Dijo Matías.

    —¡Ya cállense! Es suficiente, no más peleas. — Dije muy asustado.

    Yo creía lo mismo que dijo Matías, creía que todos íbamos a morir. Estábamos en condiciones pésimas, y todos teníamos miedo ¿Por qué nos alejamos de “casa”? La única “compañía” que teníamos aquí eran esas bestias ¡Todo era caos! Las ciudades, las montañas, los mares, todo estaba infestado de criaturas que nos asesinarían, estábamos solos en un mundo que ya no era nuestro, el único lugar en donde nos sentíamos a salvo lo dejamos para poder buscar nuevos recursos, al parecer tenemos muy mala suerte.

    — ¿Qué es eso de allí? — Preguntó Gerard.

    Todos habíamos visto una pequeña luz, creímos que era la salida de este lugar, pero no había sido así. Lo que vimos era una bomba que los antiguos residentes habían puesto; pero, cuando nos dimos cuenta de que estaba la bomba aquí, ya era demasiado tarde. Lo único que recuerdo es que sentí un estallido que me había hecho caer al suelo, me había caído gracias a la onda expansiva de la explosión.


    Luego de un tiempo me reincorporé y aunque me había torcido el tobillo del pie izquierdo las demás partes de mi cuerpo estaban muy bien, también pude notar que mis demás compañeros ya estaban muertos; era el único que quedaba, cada uno había muerto y estaba solo. Las bestias ya se habían ido, pero yo seguía atrapado.

    —¡Hola! — Grité con desesperación.

    Creo que no era buena idea hablar en estos casos, pero lo aterrador que era estar solo me hizo pensar que era la única opción que tenía, pensé que si gritaba como loco alguien me podría escuchar y me iba a venir a rescatar.


    Pero ni una sola voz escuché, nadie estaba conmigo; estaba completamente solo. Cogí valor y empecé a buscar la forma de escapar, pero antes busqué “herramientas” que traían mis compañeros difuntos, cosas las cuales me podrían ayudar en mi camino para llegar a “casa”. Estaba devastado por lo que había sucedido, pero ellos no hubieran querido que me quede solo esperando mi muerte, pienso que ellos hubieran dicho que me arme de valor y escape a como dé lugar.

    Me puse manos a la obra y encontré una pequeña pistola en el bolso de Gerard con ocho balas, encontré comida y un poco de agua, algunos objetos como martillos, ganchos, destornilladores, etc. Cogí todo lo que pude de cada maleta, pero era inútil, lo que tenían en sus maletas no me servían para escapar. Tenía que buscar una salida por la dirección opuesta a donde fui, porque ni loco vuelvo a ese sitio, probablemente me matarían si vuelvo atrás.


    Yo tenía que encontrar una escalera que me lleve a la superficie, solo rogaba que no hubiera ningún monstruo en mi transcurso a la superficie, el problema era saber por dónde podía salir y en qué dirección se encontraba “casa”. Lo malo de las alcantarillas además de que no te puedes ubicar, es que eran muy estrechas, cada pasillo era tan pequeño que solo dos personas podían alcanzar en ellos, el lugar era demasiado húmedo y hacia demasiado calor. Era sofocante estar atrapado en ese sitio, lo peculiar es que las alcantarillas se calentaron tanto que el agua se secó, así que podíamos pasar de un pasillo a otro “fácilmente”.

    Estaba demasiado confundido, y el sitio era muy oscuro, tenía mucha dificultad al caminar y no podía ver muy bien. Si alguien me quería matar, podía hacerlo sin ningún problema. Estoy en pésimas condiciones y no puedo ver ni siquiera mis propias manos.


    Estuve caminando siempre a lado de los muros gracias a eso no fue tan difícil moverme, pensaba que no me iba a pasar nada si seguía el muro. Pero para mi suerte luego de caminar un rato escuché unas voces las cuales decían:

    — ¿¡Estás seguro de que estar ellos aquí!? — Eran unas voces muy bruscas y fuertes.

    Al parecer había aquí otra mutación de seres humanos. Estas por su forma de hablar se notaba que eran más tontas, pero creo que eran mucho más fuertes que un ser humano promedio (Por él tono con el cual gritaban y los pasos tan bruscos y fuertes que daban), para el colmo parecía que ellos odiaban a los humanos... Esto es demasiado malo.

    — ¡Oler a humano! — Dijo un mutante.

    — ¡Querer matar humano a costa de todo! — Dijo otro mutante.

    — ¡Buscar a humano rápido! — Les dice uno de los mutantes.

    ¡Ellos me estaban buscando! Esto es lo peor, debo ir lo más sigiloso posible, no quiero morir, todavía no… Debo escapar de algún modo, pero ¿Cómo debo hacer eso? Esto es muy malo, no veo ninguna forma de escapar, lo mejor será esperar, quizás haya alguna forma de huir si me quedo aquí esperando.
     
    Última edición: 24 Diciembre 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,269
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola. Me encontré a tu historia en la cima de la sección y decidí ponerme a leerla, aunque el título no es algo llamativo. Pero cuando dijiste que sería una saga, decidí que lo mejor sería empezarlo a leer ahora que recién comienza.

    La verdad es que el prólogo de la historia fue demasiado corto, y lo único que entendí de ahí es que el protagonista está en una guerra que no es suya, y además, él (considera) que es el encargado de terminarla y salvar a los demás.

    Ya el primer capítulo fue más largo y da una pequeña introducción, pero aun hay preguntas sin respuesta. Por ejemplo, el nombre del protagonista, como fue que llegó a la guerra, y como es que va a terminarla. El prólogo de seguro tiene lugar antes del final, y el resto de la historia será un relato de como llegó hasta dicho final. Quedará ver como avanza la historia.

    Hubo cosas que no me gustaron:

    Deberías haber descrito como eran dichos salvajes, y las alcantarillas también deberían haber sido descritas, aunque con dar algunos datos del lugar ya alcanzaba.

    Las alcantarillas aparecen descritas más adelante, lo sé, pero esa descripción tendría que haber estado al principio.

    Deberías haber hecho una mención sobre de que trató dicha catástrofe. Como fue que mató a la mayoría de las personas, y en que manera afectó a los sobrevivientes (además de las mutaciones). No digo que menciones que fue lo que la causó, pero al menos deberías explicar que fue lo que ocurrió allí. Se supone que una catástrofe es un acontecimiento desastroso que cambia la vida de la gente, y no se sabe mucho de que trató.

    La narración y los diálogos no deben ir juntos. Aunque solo pasó una vez, pero vale la pena mencionarlo.

    Noté algunos errores ortográficos y también errores con las tildes, pero eso le pasa a cualquiera.

    Y por último un detalle sobre el final.

    Es uno de los problemas al narrar en primera persona. El protagonista no los podía ver, y no los conoce, por lo que es imposible que supiera que se trataba del líder el que estaba hablando. Podría haberlo asumido, pero por la forma en que lo cuenta, parece ser que lo sepa, y no le veo demasiado sentido.

    Deberías haber puesto "les dice el que aparentemente era el líder", o "les dice, como si fuera una especie de líder", o también "por lo que dijo, da la impresión de ser el líder". Pero al ponerlo así, parecería que quieres decir que el protagonista sabe quien es el líder y quien no, y la verdad no lo veo muy bien.

    Recuerda que al narrar en primera persona, el protagonista debe mencionar lo que ve, y no puede adivinar exactamente que es lo que está pensando alguien más, o lo que está pasando en otro lugar.

    No tengo nada más que decir por ahora. Saludos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola, primero que todo gracias por hacer la crítica a el primer capitulo, me hace muy feliz que lo hayas leído, también quería decirte que cada incógnita que hay en el texto lo hice porque siento que toavia el espectador no debe saber que fue lo que pasó, no lo siento apropiado y siento que perdería el encanto al texto si lo digo desde el primer capitulo, en siguientes capítulos se dará más información de lo que ha sucedido, lo de la falta de descripcion siento que es un problema e inmediatamente lo arreglaré, también voy a arreglar todos los errores que tiene mi texto y voy a intentar hacer mucho mejor el capítulo 2 un saludo :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    El camino
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    572
    ~ Capitulo 2 - La superficie ~

    Luego de esperar mi aterradora muerte, pensé que lo mejor sería buscar la forma de escapar sin que nadie se diera cuenta. La única idea que se me ocurrió (la cual es la más estúpida que he tenido en años), era coger unas cuantas piedras y lanzarlas a los extremos de cada pasillo de la alcantarilla. Es lo único que puedo hacer en este momento. En fin, Creo que puedo sobrevivir si lo intento. Las alcantarillas estaban con muchos escombros así que fue muy fácil coger unas cuantas piedras. Después de recoger unas cuantas, Las lancé lo más lejos que pude, para mi buena suerte ¡Mi idea funcionó! Los monstruos solo corrían al escuchar cada piedra…

    — ¿Dónde está ese humano? — Dice uno de los mutantes.

    — ¡Quiero matarlo ya! — Dice otro mutante.

    Creo que podía seguir tranquilamente si tan solo tuviera más piedras… pero ya se me habían acabado, y también no pude encontrar más “piedras pequeñas” (las piedras debían ser suficientemente grandes para que las escuchen, y lo suficientemente pequeñas para lanzarlas).

    Por el momento caminé lento y tranquilo sin apresurarme, en este momento no estoy en condiciones para correr ni mucho menos para pelear, tengo que seguir calculando cada paso que doy. Esto se estaba volviendo cada vez más terrorífico, mi cuerpo quiere huir, pero mi tobillo impide que avance más rápido, quizás… Si tan solo alguien más estuviera vivo, esto sería mucho más fácil, pero no hay nadie aquí.


    — Espera… ¡VÍ AL HUMANO! — Dijo un mutante.

    ¡Agh! Me vieron… Tengo que ir más rápido, pero mi pierna me duele demasiado, intenté moverme más rápido pero no podía, el tobillo me dolía mucho.

    — Ahhhh — Grité.

    Yo solo quiero escapar, pero no sé qué más puedo hacer, mis piernas no corren más rápido y solo escucho cada paso de cada mutante acercándose con más fuerza.

    — ¡Estar en tu fin humano estúpido! — Dice el mismo mutante que me vio.

    Esto es peor de lo que pensaba. Pero todavía hay una cosa que puedo hacer. Sin pensarlo dos veces, saqué el arma de Gerard y disparé por todos lados. En mi ceguera, solo escuchaba como el arma se disparaba. Estoy seguro de que le di al menos una vez al monstruo, eso creo. Pienso que sí le di porque ya no volví a escuchar ni un solo ruido, toda la alcantarilla se quedó en silencio de nuevo.

    Yo solo seguí caminando por el túnel y encontré una escotilla a 7 metros de mis pies, con esta podría salir a la superficie. Luego de caminar un rato, escuché unos pasos mucho más grandes y con mucha más fuerza.

    — ¡Asesinar humano por matar familia! — Gritó el mutante.

    Después de todo tengo que seguir corriendo… Corrí lo más rápido que pude (aunque me sangrara el tobillo), corrí para sobrevivir.


    Luego de un rato sin darme cuenta ya estaba subiendo a la superficie; pero, el mutante estaba disparando con su artilugio, cuando estaba a punto de llegar… Solo sentí como una bala me alcanza a dar en el brazo izquierdo, me dolía demasiado. Pero al final solo seguí escalando la escotilla sin importar nada, sin darme cuenta ¡Pude salir a la superficie!

    Nadie estaba persiguiéndome y ya no había más peligro, pero aun así seguía solo. Después de esta batalla, repentinamente me sentí muy cansado, no me podía mover, lo único que recuerdo es que caí inconsciente al piso, ahora estaba solo e inconsciente.
     
    Última edición: 24 Diciembre 2018
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,269
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola. Bueno, del capítulo no puede mencionarse mucho debido a la poca extensión del mismo. El protagonista ha llegado a la superficie, escapando de los mutantes. Deberías dar una descripción de los mismos, dado a que yo me los imagino de una forma que podría no ser la que tu quisieras mostrar. Las características físicas de esos mutantes deberían estar descritas, por más de que el protagonista no pueda verlos. De lo contrario, puede que yo me esté imaginando un mutante que no se parezca en nada al que tú tienes en mente.

    Noté varios errores ortográficos y con las tildes (Llegue, corí, Grito el mutante, saque el arma de Gerard y dispare por todos lados). Eso es para mencionar algunos. Deberías darle un repaso a la historia antes de publicarla.

    Además de que hay partes donde faltan los puntos o las comas, o donde deberían ser utilizados mejor, esto es para que la historia sea más agradable de leer.

    Quedaría mejor poner:

    Esto es peor de lo que pensaba. Hay una cosa que puedo hacer. Sin pensarlo dos veces, saqué el arma de Gerard y disparé por todos lados. En mi ceguera, solo escucho mi arma disparándose. Estoy seguro de que le di al menos una vez, o eso creo.

    En este caso quedaría mejor:

    Luego de esperar mi aterradora muerte, pensé que lo mejor sería buscar la forma de escapar sin que nadie se de cuenta. La única idea que se me ocurre, la cual es la más desesperante y estúpida que he tenido en años, era coger unas cuantas piedras y lanzarlas a los extremos de cada pasillo de la alcantarilla. Es lo único que puedo hacer en este momento. En fin, creo que puedo sobrevivir si lo intento.

    No hay más cosas que comentar sobre el capítulo debido a que es demasiado corto. Si estoy disponible, cuando la continuación esté publicada la leeré y comentaré. Saludos.
     
  9.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola, gracias por el comentario y perdón por lo corto del capitulo, antes lo iba hacer mucho más largo pero decidí que mejor era esperar hasta que el personaje saliera a la superficie, el cap 3 es mucho más largo y cuento con que no tenga tantos errores como este... Sin más que decir un saludo nos vemos en el sggiuiente capítulo y gracias por leer :3
     
  10.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    El camino
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1956
    ~ Capitulo 3 - La ciudad ~


    Yo estoy corriendo, ¡Algo me está persiguiendo! ¡¿Qué es lo que pasa conmigo?! ¡¿Quién eres?! ¡¿A qué vienes?!

    — ¡Vengo por ti! — Dijo una voz.

    Esa voz lo único que quiere es asesinarme, pero ¿Que rayos hago aquí? No recuerdo como llegué a este lugar, lo único que hice fue subir a la superficie, pero no entiendo lo que sucede. Lo mejor será escapar de esa cosa y luego veré que es lo que está sucediendo, ni siquiera sé que es lo que me está persiguiendo, estoy muy asustado. No sé en dónde estoy.


    Para entender que es lo que estaba sucediendo decidí mirar atentamente el lugar, me di cuenta de que estaba en una especie de casa que tenía unos pasillos inmensos, también pude observar que había muchas ventanas, pero todas estaban oscuras; es como si quisieran tapar la luz de afuera. También esta especie de casa no tiene puertas por donde pueda huir, solo es un pasillo muy largo y muy ancho, en fin. Solo sé que estoy en un lugar muy malo y que debo escapar de algo que desconozco.

    Luego de seguir corriendo por un buen rato, pude ver que había una puerta por la cual podía escapar, sin pensar dos veces la abrí y la cerré lo más rápido que pude, solo escuché como el monstruo intentaba entrar, pero no tenía ninguna manera de pasar a este pasillo ¡Me había salvado!

    Después de calmarme me di cuenta de que había unas escaleras las cuales solo bajaban a la parte inferior de esta especie de casa, estas escaleras estaban hechas de piedra y las paredes eran blancas como la nieve, me parecían algo familiar, lo malo es que estaba encerrado y no había ventanas o alguna puerta por la que pudiera escapar, solo quedaba bajar. Todo lo que podía ver eran esas escaleras y esas paredes.


    Lo raro es que había una niebla negra que no permitía que pudiera ver bien las escaleras por donde estaba bajando. Así que bajé poco a poco, y cuando sentía que iba a llegar al piso de abajo, desperté…

    Había despertado de ese sueño, y me di cuenta de que mi brazo y mi tobillo estaban muy lastimados, estaban llenos de sangre. Estaba muy cansado por todo lo que había ocurrido; pero, debía continuar mi camino hacia “casa”, debo volver y decirles que estoy bien, debo decirles que yo sobreviví. Luego de un rato reflexionando, cogí unas vendas que estaban en mi mochila, y me vendé el tobillo y el brazo para así parar la hemorragia, cogí un palo que estaba en medio del piso y caminé por esta ciudad ya destruida, lo bueno es que mi tobillo, aunque dolía un poco, lo podía mover y podía caminar “fácilmente”.

    Los edificios eran inmensos y la ciudad era aún más grande, lo malo es que las calles, los senderos y las casas estaban completamente destruidas y llenas de escombros.


    Esta ciudad estaba completamente vacía y no veía ningún humano vivo, los senderos tenían coches destruidos; de los rascacielos se podía notar como se habían caído partes, y se miraba como estas partes hacían escombros por todas las calles. Había huecos por todo el sendero. Tambien se observaba como cables eléctricos estaban caídos por el camino.



    Igualmente, esta ciudad tenía un aire denso y difícil de respirar, parecía que había suficiente contaminación para que ningún ser pudiera respirar bien, había cuerpos de seres humanos sin vida, todos pudriéndose en medio de la ciudad; ni las moscas estaban aquí, y ni mencionar el olor que tenía todo el lugar, era como si combinaras gasolina con huevos podridos, carne caducada y mierda, todo en uno. Sinceramente daba asco el lugar.


    En ese momento pensé que el sitio era tan grande que difícilmente iba a encontrar a un ser viviente en medio de todo el lugar; pero, aún con eso en mente, seguí caminando por toda la ciudad con un poco de esperanza en encontrar a un humano.


    Para mi buena suerte encontré ¡Una farmacia! Era lo mejor que me había pasado después de todo lo que había vivido, proseguí a entrar al edificio y lo único que encontré fueron escombros y objetos completamente destruidos e inservibles, el lugar tenía estanterías; todas semivacías o completamente vacías, la caja registradora había sido robada y cables eléctricos caían del techo, había uno que otro poster, pero todos estaban rasgados, así que no pude leer que decían. Esta farmacia era muy pequeña comparado a otras casas, y era completamente inútil.


    Luego de investigar un rato encontré un cuchillo que hallé en una mesa que estaba al lado de la caja registradora. Este artilugio lo utilicé para quitar la bala incrustada en mi brazo, después de un forcejeo pude sacar la bala, grité como un loco, me estaba retorciendo de dolor; pero, eso no era lo peor, lo peor era que tenía que echar en la herida el desinfectante.


    Cogí de mi maleta un desinfectante que había conseguido por allí, abrí la tapa y observé como todavía había un poco del líquido, inhalé profundamente y dirigí el objeto hacia el lugar en donde estaba la herida, y entonces comencé a echar el líquido poco a poco en el brazo... Solo recuerdo que ardió demasiado, luego de eso no recuerdo que hice, pero sea lo que fuera me sentí mucho mejor.


    Después de un rato me empecé a sentir un poco más relajado y sentía que podía continuar mi camino hacia mi “casa”, el problema es que no sabía en donde estaba y no reconocía esta ciudad de ningún lado, creo que estuve demasiado tiempo perdido en medio de las alcantarillas, yo ya no recuerdo como llegar. Debo buscar a alguien que me ayudé, alguien debe ayudarme a volver a “casa”.

    Grité con odio e ira una palabra que salió del fondo de mi corazón, una la cual solo trae más problemas de los que ya tengo.

    — ¡Mierda!

    Solo la dije para sentirme mejor, pero no fue así, yo me sentí mucho peor, y solo me hizo pensar que mi vida estaba completamente perdida.

    ¡Todo apesta! Quiero descansar por un minuto más, solo un minuto es suficiente para mí. Con eso en mente me dirigí hacia una casa que estaba cerca de un gran edificio, la mitad de la casa estaba destruida, y la otra mitad solo era la sala de estar y la cocina.


    En la cocina no había mucho que mencionar, había una nevera que impedía el paso. Tambien tenía un fregadero con algunos platos dentro de él, una ventana al frente del ya mencionado lavadero, una estufa destruida, encima de ella algunas ollas desgastadas, y muchos escombros, estaban muchas cosas rotas como platos; microondas, paquetes de comida abiertos, etc. Y en la sala de estar había un televisor dañado dividido por la mitad, una mesa en el centro de la habitación y había un pequeño mueble, sin pensarlo dos veces me acosté en él mueblé. Al inicio, aunque era difícil de respirar, con el tiempo me acostumbré y al final quedé profundamente dormido.


    Luego de quedarme dormido, repentinamente desperté por algún motivo que desconozco, después de reincorporarme me levanté y decidí encontrar a alguna persona o al menos un simple mapa que me sirva para saber en dónde estaba. Estuve caminando aproximadamente si mi memoria no me falla veinte minutos, veinte minutos en donde no encontré a nadie. Pero, hallé a monstruos que habían sido asesinados, estas bestias eran una especie de topos gigantes los cuales no tenían pelo y sus uñas eran muy largas, eran lo más feo que había visto desde hace un muy buen tiempo, luego de inspeccionar los cadáveres, me di cuenta de que no tenían sus viseras y la sangre todavía estaba fresca, todos los cadáveres me llevaban a un solo lugar.


    Los cadáveres me llevaban a un edificio abandonado, este edificio parecía estar lleno de mutaciones las cuales no me di el privilegio de ver, solo seguí hacia adelante… O al menos eso es lo que quería hacer, créanme lo hubiera hecho si no fuera por que escuché.

    — ¡Ayuda!

    Yo escuché una voz de ¡Un ser humano! Estaba impactado y también estaba asustado, no había escuchado algo tan hermoso en horas. No había visto a más seres humanos desde hace un muy buen tiempo, pero lo que más me sorprende es que es una mujer, yo no había escuchado ni visto a una mujer en meses, no desde que deje mi “casa”.

    — ¡Tengo que ir! — Dije.

    Pensé que si decía esas palabras me darían el valor para ir a rescatarla. Pero en ese momento un ser apareció en medio de la nada y pude escuchar su voz.


    Esa voz era muy parecida a la mía, pero yo solo veía una sombra, intenté observar bien, y tuve una extraña sensación, creía que la sombra se parecía a mí ¡¿Había enloquecido?! Estaba asustado, pero la curiosidad me hizo dar ganas de hablar con ese sujeto, quería hablar con la sombra, y le dije.

    — ¿Quién eres tú?

    La sombra no me dijo nada, solo se quedó viéndome por un rato, pero luego de moverse por las calles destruidas, me dice:

    — ¿Acaso no me recuerdas?

    Yo con una cara muy asustada le digo:

    — ¡No! ¿Quién rayos eres tú? A ti nunca te he visto…

    Él me dice con una voz sonriente:

    — Hmm, como lo sospechaba, tu sigues siendo el mismo que recuerdo, pero no te preocupes volveré para hacerte recordar quien realmente eres tú.

    La sombra solo se va desvaneciendo mientras da una carcajada la cual me deja completamente atónito, no quería moverme del lugar en donde estaba; pero, tenía algo más importante que hacer, debía salvar a esa chica de las manos de esos monstruos.

    Es momento de empezar a ser un hombre (Como los de la televisión). Pero antes de todo tengo que ver que tengo en mi mochila.


    Luego de revisar mi mochila, me di cuenta de que solo tenía 2 balas en mí pistola y un pedazo de escombro que estaba utilizando para caminar, creo que no busque bien las armas que tenían mis compañeros muertos ¡Soy tan estúpido! ¡¿Por qué no revise bien las armas de mis compañeros?! Ahora tengo que arreglármelas para rescatarla.

    Entré al edificio en donde estaba en peligro la chica, y vi que estaba infestado de mutaciones de una especie de gatos, estos gatos no parecen tan peligrosos. Esos animales solo tienen un pelaje como escamoso y venenoso, probablemente. Pero son muy lentos y no pueden ver, así que solo cogí el escombro con el cual caminaba y empecé a pegarles a cada uno de los gatos, aunque eran muchos no fue tan difícil exterminarlos a todos, con un golpe cada mutante caía y moría instantáneamente, estos monstruos parece que son muy sencillos de matar.

    Luego de un rato sin darme cuenta ya había matado a cada uno de los mutantes, tenía que subir al segundo piso, pero empecé a escuchar unas voces muy familiares, escuché de nuevo a esas bestias de las alcantarillas diciendo:

    —Buscar humano que matar familia, deber morir.—Dice un mutante.

    —¡Si!—Dice la multitud de mutantes.

    Esto es malo, los mutantes salieron a la superficie solo para buscarme y matarme ¡¿Pero cómo salieron?! Solo se me ocurre que encontraron alguna salida en donde alcanzaban. Aunque, no entiendo… Eso significa que estuve demasiado tiempo inconsciente y no pasaron solo dos o tres días, parece que fueron semanas mientras seguía durmiendo; pero, eso tampoco tiene lógica, esto está cada vez peor, no sé cómo es que voy a asesinar a tantos de ellos, no sé cómo voy a hacer para sobrevivir a todo esto, yo tengo que pensar mejor que es lo que voy a hacer.
     
    Última edición: 24 Diciembre 2018
  11.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,269
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola. Este capítulo ha sido más largo que el anterior, pero a pesar de todo, la trama se encuentra inmóvil. Después de tres capítulos, no veo que se dirija a ningún lado. No hay manera de conocer que dirección tomará la historia, el nombre del protagonista aun no es revelado, y en estos tres capítulos solo se ha visto al protagonista en un intento de escapar y de regresar a su "casa".

    No quiero sonar muy duro, pero sería bueno saber quien es el protagonista, por qué está lejos de casa, quienes lo están esperando allí, qué es lo que hará cuando regrese, junto con otras preguntas planteadas al principio como por ejemplo lo que fue la catástrofe que mutó a varios humanos. Por ahora solo estoy leyendo como un desconocido escapa de mutaciones que no fueron del todo descritas, y sin conocer sus motivaciones para hacerlo. Al no conocer eso, el protagonista no es un personaje que me caiga bien, y no estoy preocupado por él (aunque se sabe que no va a morir porque la historia es en primera persona, aun se puede causar preocupación por él, pero la verdad es que no siento ninguna).

    No puedo comentar sobre la trama porque no la conozco. No sé de qué trata la guerra mencionada en el prólogo, no conozco quienes participan en la misma, ni tampoco al "héroe" que debe salvar a todos.

    Mencionaré los errores en el capítulo. No encontré casi ninguna falta de ortografía, excepto aquí.

    Hay partes donde deberías agregar puntos, y no tantas comas, para que la lectura sea más llevadera.

    Aquí quedaría mejor:

    Luego de seguir corriendo por un buen rato, pude ver que había una puerta por la cual podía escapar. Sin pensarlo dos veces, la abrí, entré, y la cerré lo más rápido que pude para que esa cosa que me estaba persiguiendo no pueda entrar. Solo escuché como el monstruo intentaba entrar, pero no tenía forma de entrar a este pasillo.

    Otra cosa que noté es que usas demasiado la palabra "yo". El protagonista es el mismo que cuenta la historia, ya sabemos que se trata de él, y no hace falta que pongas esa palabra junto a lo que está describiendo.

    Hay fragmentos donde se repiten las palabras en el mismo párrafo.

    Quedaría mejor poner:

    todos los cadáveres me llevaban a un solo lugar, a un edificio, el cual parecía...

    Y también hay una forma en la que puedes mejorar los diálogos entre los personajes. En vez de ponerlo así.

    Se ve mejor de esta manera.

    —¡No! ¿Quién rayos eres tu? A ti nunca te he visto… — le dije con una expresión que hacía ver lo asustado que estaba.

    —Hmmm, como lo sospechaba. Tu sigues siendo el mismo que recuerdo — me dijo con una voz sonriente — Pero no te preocupes. Volveré para hacerte recordar quien realmente eres tú.


    Aunque la forma en la que tú lo usas no está mal del todo. Pero es mejor de esa manera.

    Hasta la próxima.
     
    Última edición: 20 Agosto 2017
    • Informativo Informativo x 1
  12.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    El camino
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    2220
    ~ Capitulo 4 - El edificio ~



    No tengo ni un solo plan. Creo que no podre asesinarlos, ahora que lo pienso esta mutación es demasiado extraña; estos animales son el doble de grandes y el doble de altos que el ser humano promedio, su cara está completamente desfigurada y no tienen orejas ni nariz, su piel es de un color verdoso y llevan puesto unas armaduras destrozadas las cuales parecen ser del ejército ¡Que ironía! Solo estos animales fueron lo que quedó después de la gran guerra y la desaparición del ejército, tengo demasiada suerte de que todavía no me haya pasado algo como eso.


    Si mi ojo no me falla son entre diez a veinte mutantes, podría matar a uno como mucho ¡¿Pero veinte?! Se me sería imposible con el armamento que tengo, debería pensar en algo mejor.


    A ver… La probabilidad de que sobreviva es muy poca y la verdad desconozco las debilidades de esta mutación, solo me queda una opción, hacer que ellos vayan a otro lugar y despistarlos. Quizá los gatos que asesiné hace un rato me sirvan para hacer que los mutantes se despisten y se vayan de aquí.

    Luego de amarrar un gato a una tabla con extrema precaución de no tocar sus escamas, cogí una tabla y una rueda que tenía guardada en mi mochila, luego procedí a amarrar al gato en la tabla y lo lancé por una bajada en medio de la calle, después de ello desenfunde mi arma y cargue las dos únicas balas que tenía, con estas apunté al cielo y disparé.


    Los mutantes solo observaron como el gato estaba escapando y comenzaron la persecución, ellos correteaban a la patineta como si fuera un ratón… Me recuerda a cierta serie de la televisión de un gato y un ratón, pero bueno, ese no es el caso.


    Subí al segundo piso el cual estaba completamente vacío; tenía lo típico, paredes y ventanas rotas, escombros y muebles destruidos, era lo usual. Lo que no era usual es que los mutantes habían dejado armas, balas y demás. Yo me di el lujo de coger todo lo que pude, estos objetos estaban encima de una mesa muy grande, el banco ocupaba la mitad de todo el piso, y estaba ubicada en el centro de la habitación. Cogí todas las balas que pude y unas armas las cuales eran: La pistola “m19”, el fusil de asalto “ak-47”, y un peculiar revolver “modelo 360 magnum”. No sabría decirles si eran buenas armas, pero era todo lo que podía llevar y creo que fue lo mejor. Luego de guardar mis balas y mis armas en mi mochila, decidí subir al tercer piso del edificio.


    Después de subir las escaleras pude observar que el lugar estaba vacío y oscuro, no había ventanas y la luz no podía llegar a la habitación. Solo fui caminando lentamente por aquel sitio, luego de examinar dicho lugar, me di cuenta de que ¡No había monstruos! Tampoco había objetos que me sirvieran; pero, el saber que no había monstruos me hizo dar mucha más calma. Descansé unos dos minutos para seguir subiendo al cuarto y último piso.

    Luego de subir lentamente las escaleras, escuché como los mutantes estaban en aquel piso, miré el ya mencionado lugar y pude observar a cinco mutantes rodeando a la chica. Ella estaba amarrada en el centro de la habitación. El cuarto piso estaba lleno de escombros y objetos destruidos, todo estaba completamente desordenado y a mi parecer los mutantes querían comer a la chica…


    Desenfundé el ak-47 y apunté a la cabeza de uno de los cinco mutantes. Hmm, creo que les voy a decir “supermutantes” para entender mejor quienes son esta clase de mutación. Bueno, yo le disparé en la cabeza a uno de ellos, y rápidamente los demás cogieron sus armas y me empezaron a disparar, estaba al lado de un contenedor el cual me protegió de recibir algún disparo. Luego le apunté en la cabeza a una de esas bestias, el primer tiro no dio éxito, así que disparé como loco al cuerpo del monstruo; el supermutante no tuvo tiempo de reaccionar, le acerté en los brazos y en una parte del tórax, él no pudo seguir de pie y cayo rápidamente. En su desesperación perdió la razón y empezó a disparar a todo lo que veía mientras se desangraba, sus compañeros lo intentaron ayudar y eso me dio la oportunidad de correr hacia donde estaba la chica.

    Corrí lo más rápido que pude y cuando llegué a donde estaba amarrada, la desamarré y me la llevé cargando de ese horrible lugar, no sabía si la chica estaba muerta o inconsciente pero no la podía dejar allí, tenía que escapar y así lo hice…


    Había comenzado una nueva persecución, aunque no era para nada justa esta carrera, evidentemente nos atraparon muy pronto.


    Uno de ellos nos encontró y nos impidió el paso justo llegando al segundo piso, lo bueno es que tenía conmigo la pistola, el supermutante me había cogido del brazo izquierdo y sin pensarlo disparé cinco veces a su cuerpo, en todas acerté (tampoco es que fuera tan difícil), estaba tan cerca mío que era eso o morir, todo fue demasiado rápido, el monstruo solo se tambaleaba mientras vomitaba sangre por la boca y la nariz, al final el perdió todas sus fuerzas y cuando cayó al piso se escuchó un estruendo golpe, el supermutante había muerto.


    Observé como el supermutante se desangraba y como dejaba de respirar, fue horrible; pero, aun así, eso no me iba a detener, bajé al primer piso y salí por la puerta de enfrente del ya mencionado lugar. Escapé de ese horrible sitio ¡Enhorabuena había sobrevivido! con esto ya me sentía realizado, pero no era el fin de mi escape, tenía que irme de la ciudad antes que esos bichos vuelvan hasta aquí.


    Recorrí todo el lugar en busca de una salida ¡Y la había encontrado por pura suerte! Salí rápidamente del sitio y me oculté en una cueva que encontré por el camino, la cueva era pequeña, parecía que ningún animal o mutante vivía ahí, era lo suficientemente segura como para quedarse.

    Luego de sentarme y dejar en el piso a la joven, revisé si estaba muerta, pero no era el caso, ella solo estaba inconsciente.


    Luego de inspeccionar sus signos vitales, observé detenidamente a la muchacha, a mi parecer era una persona muy hermosa, su pelo era rubio como el oro y era tan largo como una cascada que llegaba hasta su espalda, contaba con unos dientes tan blancos como la nieve, y también tenía una estatura promedio la cual no le incomodaba a nadie y cautivaba aún más su belleza y su ternura.


    Esta mujer tenía un peso ideal, no era ni tan delgada ni tan gorda, esto me sorprende ya que la falta de comida en el mundo nos hizo a la mayoría bajar demasiado de peso, pero a ella extrañamente no. Sus manos parecían tan delicados como un diamante muy frágil; parecía que no había tocado un arma en su vida. Su cara tenía la forma de un triángulo muy fino y muy delicado, ella tenía una nariz plana y redondeada ¡Y no hablemos de su boca! Su boca era lo más bello y frágil que había visto.



    Deduje que ella tenía más de veinticinco años, gracias a las complexiones de su cara y estatura. También miré su ropa, ella llevaba una chaqueta negra y una camisa roja a cuadros, sus pantalones eran negros, contaba con unas botas negras con blanco y en la cabeza tenía un gorro blanco, tambien llevaba una mochila azul que había puesto en su espalda, me parecía raro ver su ropa tan limpia y sin algún rasguño.


    Creo que ella no es de este mundo, ahora que lo pienso ¿Quién es esta chica? ¿Cómo llego hasta ese lugar? Tendré que preguntárselo cuando despierte, será mejor esperar hasta que eso ocurra. Después de ver a la muchacha, me acosté en el piso, y esperé impaciente para conocer a la mujer.

    Ahora debía pensar en cosas aún más importantes ¿Qué era esa sombra que vi antes? Parecía ser algo muy importante, pero ¿Él me dijo que yo lo conocía? ¿Qué significa? Creo que estoy enloqueciendo, era de esperarse. Pero… No comprendo que hay en mi mente ¿Qué es real y que no? Ojalá que todo esto no me impida regresar a “casa”. Bueno, supongo que todo esto está bien. Digo, tal vez realmente tenga un trastorno en mi cabeza, pero aun así ¿Eso es malo? Ósea, quizá eso demuestre que todavía sigo siendo humano y no una especie de animal con raciocinio, voy a creer que lo que me pasa está bien y que no estoy tan mal ¡Voy a resignarme a pensar que en verdad estoy mal! ¡Quiero creer que todo está bien en mí!


    Después de un rato la chica despertó de su sueño y tuvimos una conversación un tanto rara, pero fue bonita a su modo, o algo así.

    — Gracias por salvarme.-Dijo ella.

    — No hay problema… ¿Pero tengo una duda?

    — Claro, me puedes decir lo que tú quieras.

    — ¡¿Cómo te atraparon esos monstruos?!—Pregunte muy alterado—Digo… ¡Sé que ellos son fuertes, pero son completamente estúpidos..!

    — Pues es que yo no sabía que esas eran bestias, pensé que era gente de este sitio.

    Esto es demasiado extraño, es imposible que la chica no sepa que el mundo está completamente destruido, a menos que este en una burbuja y nunca la hayan dejado conocer el mundo en el cual vive, sinceramente creo que eso le sucedió a la chica.

    — ¿Y cómo te llamas?

    — Me llamo… Ana.

    — Ya veo… Bueno será mejor irme ¡Adiós!—Dije muy afanado.

    No puedo quedarme tanto tiempo en el mismo sitio, lo hice una vez para salvarla, pero es que al final sé que será peso muerto y probablemente tenga que salvarla a ella… No me gustaría morir tan pronto, ni que alguien muera por mi culpa, lo mejor creo que es irse de aquí, sé lo que dije antes de ella; pero, la gente cambia, no me juzguen...

    — ¡Espera! ¿Oye… podrías llevarme a un sitio?

    — Hmm, No lo sé ¿Es muy lejos?


    Me senté en el piso ansioso por escucharla, pero tambien sentí un poco de frio así que cogí unas pocas ramas secas que encontré en la cueva.

    — Si, es un poco lejos, pero es muy lindo el lugar.

    — Paso de ir—Le dije con mucho desagrado—, lo lamento tengo cosas mejores que hacer.


    Mientras tanto puse las ramas juntas para intentar crear fuego, empecé a frotar rápidamente dos ramas, pero aun así no logré nada.

    — ¡Espera...! ¿Y si te digo que hay más seres humanos en ese lugar?

    Luego de escuchar lo que dijo aquella chica, me empecé a exaltar y sin darme cuenta moví con suficiente velocidad los palos para que cedieran y lograran crear fuego.

    — ¿Un momento? ¡¿Qué rayos me estás diciendo?! ¡Tus bromas apestan! Ya no hay más seres humanos, deberías saberlo mejor que nadie, ahora solo hay putas sectas y más estupideces así.


    Mientras hablábamos contemplaba lo que había creado, el fuego que había hecho, las llamas eran muy pequeñas, así que empecé a soplar para que se agrandara, y esta empezó a crecer cada vez más.


    Luego de ver que la llama no se extinguiría proseguí a prestar mayor atención a la conversación que tenía con aquella chica.

    — ¡Si, hay más seres humanos! Es a donde yo voy, ahí es mi hogar, en ese lugar hay una multitud de seres humanos y todos son muy buenos.

    — ¡Ya te dije que ya no hay más seres humanos...! todos desaparecieron luego de la gran guerra.

    — ¿Qué guerra? —dijo Ana.

    — ¡¿Me estás diciendo que no conoces la historia del como quedamos jodidos?! Esto en verdad se me es difícil de creer.

    Después la chica se levantó muy alegremente del piso y me pregunto.

    — ¿Podrías contármela?—Dijo Ana con curiosidad.

    — Paso de contártela, es mejor que no sepas nada de lo que ocurrió, será más fácil seguir adelante.

    — Pero ¿Cómo sobreviviste tú?

    — ¡No quiero hablar de eso…!

    — Oye no sé qué conflictos internos tengas, pero en verdad necesito tu ayuda para volver ¡Por favor ayúdame!

    — ¿Volver a dónde? -Le pregunte con mucha curiosidad.

    — Debo volver a la ciudadela.

    — ¡Mentira! La ciudadela ha estado desalojada por demasiado tiempo, yo estuve allí.

    — ¡Claro que hay más seres humanos!

    — Todo es mentira, después de que llegaron esos bandidos ese lugar ya no es seguro.

    — Solo déjame demostrarte de que ese lugar todavía está poblado de gente, solo acompáñame y yo te lo demostrare ¿Puedes venir conmigo?

    ¿Qué debería hacer...? ¿Llevarla hasta ese lugar y demostrarle que no existe o irme? ¡Maldición...! ¡Lo tengo! Ella va a ir a la ciudadela, y yo debo volver a “casa” si ella me guía hasta ese lugar será mucho más fácil volver.

    — ¡De acuerdo, te ayudaré a volver a la ciudadela! Lo voy a hacer para demostrarte que no existe tal lugar.

    — ¡Esta decidido! —Dijo Ana muy feliz.

    — ¡Comencemos el viaje entonces!

    — ¡Bien! ¿Pero antes me podrías decir cómo te llamas?

    — John, me llamo John.

    — Hmm, bonito nombre, bueno vamos a la ciudadela. -Dijo aquella chica.

    ¡Comencemos el viaje hacia la ciudadela...! Me voy a arrepentir, pero creo que será lindo viajar con otra persona…
     
    Última edición: 24 Diciembre 2018
  13.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,269
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola. Lamento la tardanza, la verdad es que sí me tardé mucho tiempo en leerme este capítulo, pero ya que lo hice, voy a comentar.

    Parece que la trama al fin empezó a moverse. El protagonista, John, finalmente terminó de escapar de los mutantes (que finalmente fueron descritos), y ahora con su nueva compañera irá de camino hacia la ciudadela, y de ahí se irá hacia su casa.

    Sigo con preguntas, como por ejemplo, ¿que fue lo que ocasionó la catástrofe?, ¿qué es lo que hay en casa?, ¿por qué Ana no sabe casi nada de la guerra? Aunque supongo que en los próximos capítulos eso ya se revelará.

    Dado a que la historia no ha avanzado mucho, pasaré a comentar sobre la narración y demás.

    Hay varios verbos en pasado que han quedado sin tilde. Aquí el word no sirve mucho, dado a que varios verbos en presente y pasado se escriben casi de forma idéntica, y lo único que varía es la tilde. Por lo que la palabra sin tilde no es tomada como un error por el corrector ortográfico. Allí vas a tener que darle una segunda leída a la historia para detectar esas cosas.

    En este capítulo hubo un gran desequilibrio entre narración y diálogos. La primera mitad estuvo llena de grandes párrafos de narración, mientras que la segunda estuvo cargada de varios diálogos uno atrás del otro. No es un gran problema ahora, dado a que solo hay dos personajes presentes, pero cuando lleguen a aparecer más, eso sí es algo que se debería corregir, dado a que ayuda a que la lectura sea más dinámica.

    Hay veces donde repites demasiado una palabra.

    La palabra supermutante se repite como 7 veces en ese solo párrafo.

    En dos renglones, la palabra casa se repite 4 veces. Deberías buscar variaciones a esas palabras, o buscar la forma de narrar de manera de que no se repitan demasiado.

    No encontré faltas de ortografía, y la descripción que John hace sobre el aspecto y los atuendos de Ana estuvo muy bien realizada y cuidada.

    A lo que deberías darle más atención es a las escenas de acción.

    Por ejemplo aquí:

    Solo se nos cuenta que el protagonista le disparó hasta matarlo. Sería bueno tener una mejor descripción de los movimientos y los pensamientos de los personajes, para poder imaginarnos que es lo que hacen y lo que sienten en el momento de la lucha, y para tener una mejor imagen de un combate, no simplemente que alguien disparó y la víctima murió.

    Y esta parte necesitó tener más trabajo:

    Lo que está diciendo es que John tomó las ramas, prendió el fuego, se armó la fogata, y se calentó en tan solo unos segundos para responder de inmediato. De verdad fue demasiado repentino. Podrías haber hecho que John dijera eso mientras armaba la fogata, o hacer que Ana dijera eso luego de que la fogata estuviera lista. Sino da la impresión de que la chica habló, John se armó una fogata de forma rápida, y que luego le respondió la pregunta. Y la verdad eso no quedó muy bien.

    En estos días no estoy con mucho tiempo disponible. Si estoy cuando publiques la continuación, voy a leer y a comentar. Saludos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
  14.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola, queria decirte que perdon por no leer el comentario, he estado muy ocupado y la verdad no he tenido ni tiempo para conectarme, la verdad creo que los errores que tuvo este capitulo fueron ya bastante menores y considero que he avanzado un poco más en la narrativa del fic, si bien sigo fallando con las tildes, yo siento que he ido progresando bastante, me siento bien con el capitulo y agradezco el comentario, creo que los capitulos saldran mucho más lento y probablemente no sea seguido en el fic por culpa del estudio, espero mejorar en todos los aspectos en los cuales tengo fallas y espero que sigas leyendo el fic, le tengo muchas ganas a este proyecto y la historia apenas comienza así que quiero que todo salga devidamente y con los errores al minimo ¡Un saludo, nos vemos! :D
     
  15.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    El camino
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    2965
    ~ Capitulo 5 - Perdidos. ~

    Miré a Ana con un gesto muy tierno y muy adorable, quería demostrarle a la joven y bella dama que no iba a hacer nada malo, solo iba preguntarle algo muy importante que había pensado desde hace mucho tiempo.


    La miré a los ojos y observé detalladamente el color de sus pupilas; el color de sus ojos eran azules como el mar, el gesto que tenía era muy inocente y genuino, parecía que ella estaba muy feliz; pero, no podía guardarme lo que pensaba, debía contárselo a como dé lugar, así que le pregunté:

    — Oye Ana ¿Tengo una pregunta?

    — ¿Dime John cuál es el problema? — Respondió muy felizmente.

    Lo que estaba pensando me carcomía la paciencia, mi mente no podía dejar de pensar en eso que tanto me estaba fastidiando, así que antes de hablar decidí inhalar profundamente y sin precipitarme a hacer ningún movimiento brusco, cogí suavemente la delicada mano de Ana ¡Y le grité!

    — ¡¿Dónde putas estamos?! ¡Este lugar no parece para nada la ciudadela, es más, no parece ningún lugar al que haya ido!

    — ¡¿De qué hablas?! creo que estamos en la dirección correcta… — Respondió la bella dama muy alterada.

    —¡Eso dijiste hace como tres horas! No sé qué intentas hacer, pero ¡Definitivamente no estamos ni cerca de la Ciudadela!

    — ¡Entonces dirige tú!—Respondió Ana— Creo que lo mejor es seguir a un profesional…

    Luego de contestarme de esa manera, Ana me empujó para un lado y demostró con un gesto su inconformidad a lo que estaba diciendo, evidentemente yo tenía que responderle, así que así lo hice, y le contesté:

    —Por supuesto que yo tomaría el mando… ¡Si tan solo supiera en donde estamos…! Nos perdiste y ahora no hay lugar a donde ir.

    Ana hizo un gesto de aburrimiento y luego miró en dirección al cielo, después de varios minutos ella dio dos pasos hacia adelante y volteó su rostro para ver el horizonte y el atardecer que teníamos al frente nuestra, nos quedamos callados unos 10 segundos aproximadamente para luego ella contestar despreocupadamente:

    —Calma… Ya está oscureciéndose, lo mejor será acostarse y ver qué sucede mañana.

    Yo no dije nada, solo me quedé observándola para luego mover mi cabeza y sentarme en el césped. Lo mejor será descansar, luego de caminar sin rumbo creo que quedarse esperando está bien… ¡¿Que estupidez estamos haciendo?! Después de divagar en mi mente, me acordé de que estaba enojado con Ana, quería que me dijera algo, quería escuchar algo de ella, solo una respuesta que me haga sentir mejor. Entonces proseguí a observarla, estaba esperando que ella dijera algo. Un rato después de mirarla, ella entendió mi indirecta y preguntó:

    —¿Qué quieres que diga?

    ella me había leído la mente, sabía que quería escuchar una respuesta, pero esa no era la respuesta que deseaba ¡Esto apesta! Estoy muy enojado con ella por haberme ocultado que estábamos perdidos...

    Después de refunfuñar en mi mente, me calmé. Al ver esto, ella se sentó enfrente mío y empezó a jugar con sus dedos. Entonces me acordé de que ella había hecho una pregunta, y decidí contestársela, así que le dije:

    — Yo… ¡No sé! solo quiero que me digas que no estamos tan mal, que hay oportunidad de volver…

    — Pues la realidad es otra, probablemente estemos perdidos… Y eso… — Dijo ella.

    — Hmm, probablemente sea cierto y muy seguramente no podremos volver.

    Luego de esa conversación un tanto extraña procedí a acostarme en medio del césped. Era lindo ver como la luna salía y las estrellas aparecían, la verdad me sentía muy tranquilo después de todo lo que ha pasado, a veces es lindo no hacer nada.

    —Ahhhh, se siente bien no hacer nada — Le afirmé a Ana — ¿No lo crees?

    —Quizá sea lindo, pero creo que no es el momento para descansar… Tal vez haya algún monstruo que nos quiera matar, o algo por el estilo.

    —¿Un momento estas preocupada? — Le dije muy incrédulo de lo que había escuchado.

    —¡Pues si! Aunque no lo creas me preocupo por ti y por mí, ya sabes… Yo no quiero ser comida de nadie.

    —Hmm, quizás tengas razón.

    Luego de decir eso me tome la libertad de ver los alrededores del lugar, este sitio era muy bello, era un lugar completamente llano y despejado, podíamos ver a cualquier mutante en cuestión de minutos, creo que aquí si podríamos descansar muy bien. Por el momento quiero un descanso de pensar quien me va a lastimar, prefiero estar una sola noche sin preocupaciones, no soportaría más estrés.

    — No te preocupes — Le Dije — Es tan extenso el lugar que nosotros nos daremos cuenta si pasa algo…

    — ¿Y si viene un mutante y nos persigue?

    — Solo descansa y relájate, nada va a pasarnos.

    Eso es lo que yo pensaba, y creo que estaba en lo correcto. Me acosté en el césped y me dormí… Pero sentía que algunos hechos de mi vida me estaban de algún modo persiguiendo, ver los cadáveres y las muertes que hubo, mi cabeza estaba completamente desordenada y solo recordaba cosas que me molestaban.


    Pero, lo totalmente extraño, fue que luego de un tiempo empecé a recordar una y otra vez las escaleras; esas escaleras que había soñado la última vez, cuando de repente… estaba bajando lentamente por cada escalón, todo era igual que la anterior vez, mi cuerpo se sentía pesado y me dolía cada vez que bajaba una grada; pero, aun así mi cuerpo seguía moviéndose como si tuviera voluntad propia, sabía que este era el mismo sueño de las escaleras, pero esta vez algo había cambiado, sin darme cuenta ya estaba en otro piso.


    El cuarto en donde estaba era totalmente distinto al otro piso ya mencionado de mi otro sueño, las paredes, el techo ¡Todo era oscuro! Solo había una puerta blanca, era la única salida de la casa… O eso es lo que yo creía; pero, cuando abrí la puerta yo… Había despertado del sueño, grité muy alterado.

    —¿¡Que tienes!?—Gritó Ana muy asustada.

    Miré a mi alrededor y me di cuenta de que estaba todo normal, no había puertas; ni paredes, ni nada… Solo estaba la luna; las estrellas, el césped, Ana y yo… Me calmé, miré a Ana y observé que estaba muy preocupada por el grito que había pegado, para calmarla le dije:

    —Descuida no pasa nada.

    —¡¿Estas bien?! ¡Gritaste muy fuerte!

    —No paso nada, solo olvídalo y vuelve a dormir.

    Luego Ana se levantó del piso y se acostó cerca mío, creo que en su ingenua mente esto me iba a dar un poco de tranquilidad, pero al final si fue así, estuve tranquilo y me sentía mucho mejor. Creo que estar con personas es mejor que estar solo, al menos las personas te ayudan cuando te ven mal…


    Cambiando de tema ¿Qué es lo que significan esos sueños? Estoy demasiado tenso, es irónico ¿Cómo no voy a estar tenso? Es muy difícil explicar lo que siento, pero… Creo que estoy bien, tengo miedo, pero aun así yo estoy bien. Sera mejor dormir de nuevo.

    Al día siguiente miré que Ana ya se había levantado y no estaba por ningún lado, creo que fue a conseguir comida o algo así, estuve viendo por última vez el lugar en donde había dormido y observé que había un rio, si tenía suerte no estaría contaminado, ahora que lo pienso ¿En dónde rayos estoy? Este sitio es muy hermoso, y parece que la guerra no llego a hacerle daño, está todo en muy buenas condiciones y aquí todavía hay plantas y alguno que otro animal, aunque son mutantes, igualmente ¡Hay animales! también hay árboles y césped ¡Existe la flora y fauna en este lugar! Cuando llegue a “casa” voy a decirles que vengan conmigo a esta zona, sinceramente no creí que un espacio como este podría llegar a existir.


    Luego de caminar en dirección hacia el rio quise descansar un rato, me senté en el césped y solo miré el paisaje que tenía por delante, después de aquel acto me levanté del suelo y procedí a recoger un poco de agua, pero antes tomé un poco para revisar si estaba contaminada, es extraño, el agua del lago estaba en muy buenas condiciones, este lugar es perfecto ¿Cómo esto puede seguir existiendo?


    Pero, había algo más que me estaba molestando ¿Dónde está Ana? No me dijo a donde se iría. Bueno, Sera mejor esperar, probablemente ya está por venir.


    Luego de esperar dos minutos en el lago sentí que mi cuerpo era muy pesado, mis pies me dolían y no podía moverme, y escuché una voz que repetía constantemente — ¿A que le tienes miedo? — sabía que esa voz estaba en mi cabeza, pero ¿Qué le pasaba a mi cuerpo? ¿Por qué esta tan pesado? De repente había quedado inconsciente.


    Cuando desperté, ya no estaba en el rio, ahora estaba en una casa abandonada, los muebles estaban cubiertos con unas sábanas y la casa estaba cayéndose en pedazos, era un lugar de cuatro paredes y solo había unas escaleras que llevaban al segundo piso, además de los muebles en la parte derecha de esta casa, tambien había una puerta, y al otro lado estaba una ventana, lo malo es que la ventana estaba tapada con madera y no podía ver. La casa realmente era muy pequeña, pero yo estaba bien… eso era lo realmente importante, no me habían lastimado ni nada…


    Después de un tiempo me acorde de Ana y grité muy fuerte — ¡Ana! ¿¡Donde estas!? — ¿Qué tal si ellos la habían lastimado o asesinado? Si eso llegase a pasar mi boleto a casa se iba a echar a perder, tenía que encontrarla a como dé lugar, así que seguí gritando su nombre desesperadamente.


    Al esperar un rato escuché como ella me gritaba y decía con todas sus fuerzas — ¡Ayuda! — Era momento de actuar, Ana estaba en peligro y tenía que hacer algo, subí las escaleras y miré como era el segundo piso.


    En el lugar había dos ventanas que mostraban la parte de afuera, el sendero que tenía el segundo piso estaba vacío, y solo había una puerta al frente mío, que mal que había un hueco enorme entre la puerta y yo.


    La única forma de llegar al otro lado era saltar, entonces cogí valor y salté… Al final ¡Lo conseguí! había llegado sano y salvo al otro extremo de la habitación, abrí la puerta y entré a la otra pieza en donde creía que estaba Ana, y cuando iba a sacar la pistola, observé que Ana ya se había encargado, tambien la habitación era solamente un baño; el lavamanos estaba en buen estado, aunque tenía un espejo roto, había una tina destruida y un inodoro que no servía.


    Me di cuenta de que ella había acabado con cada uno de los secuestradores, los secuestradores llevaban un uniforme muy peculiar con un escudo en medio de su pecho, quizá son parte de alguna secta.


    También llevaban todas las mismas armas, un machete, cinco bombas y unos rifles… ¿Cómo es que Ana asesinó a toda esta gente? Ella apuesto que no tenía armas ¿O sí? Decidí preguntarle para salir de dudas.

    —¿Cómo fue que los mataste?

    —No hice nada en especial, solo los ataque y listo.

    —Si, pero no tenías armas, como fue… que tu… ¿Qué hiciste?

    —No es tiempo de hablar de esto, tenemos que escapar de aquí, apuesto a que hay más de ellos afuera. -Dijo Ana.

    —¡Cierto! Debemos irnos lo más rápido que podamos.

    No sé qué fue lo que hizo, pero al parecer si se puede defender, entonces ¿Cómo la atraparon los supermutantes? Es que entiendo que son grandes y todo eso; pero, si tenía habilidades de pelea habría tenido la posibilidad de escapar, tendremos que hablar muy seriamente cuando acabe todo esto.


    Saqué el fusil que tenía en mi mochila, verifiqué si tenía balas, y luego salí rápidamente de la habitación, salté de nuevo hacia el otro lado del lugar, y procedí a esconderme a lado de una ventana.


    Cuando me sentí preparado apunté con el fusil hacia donde estaban las personas, miré que había cinco personas apuntándonos con sus armas, dos de ellos estaban ocultos en un coche, y los otros tres se habían puesto a lado de los escombros para protegerse, y así como sospechaba, todos llevaban las mismas armas, también llevaban el escudo en el pecho, quizá sí fuimos capturados por alguna secta. Los hombres empezaron a disparar en el momento que nos vieron, dirigí mi mirada hacia Ana y le pregunté:


    — ¡¿Ana tienes armas?!

    — ¡No, no tengo armas!

    Al escuchar eso saqué de mi bolso el revólver (magnum) y se lo pasé por debajo de la ventana para que no me volaran el brazo con algún disparo, tambien le di instrucciones a Ana para que los asesine, y dije algo así:

    — ¡Ana procura asesinarlos a todos!

    Ella al darse cuenta de que estaba asustado, con entusiasmo me contestó:

    — ¡De acuerdo!

    Cogí el fusil y empecé a disparar a todas estas personas, lo malo es que ellos también nos disparaban así que era muy difícil apuntar, cogí mi mochila y revisé si tenía algo que me pudiera ayudar, al revisar la maleta vi que no tenía nada; todo ya lo había gastado en otras cosas, solo queda seguir apuntando por la ventana y matar a quien pueda.


    Disparé muchas veces a la misma persona y todos los disparo fueron en vano, no le di a ninguno, en cambio Ana implacablemente ya había matado a dos personas, solo miré detenidamente como a cada uno le apuntaba con el revólver y le daba un tiro directo a la cabeza, ella solo apuntaba y disparaba, eran tiros perfectos, además todos eran en la cabeza lo cual me asombró mucho más.

    Nunca creí que Ana tenía todas esas habilidades, pensé que su familia la protegía, creí que ella nunca había tocado un arma en su vida, la verdad es que estaba muy equivocado. Podría decirse que su habilidad era tanta que parecía toda una experta en estas cosas de “matar”.


    sin darme cuenta los hombres nos seguían disparando y a Ana le habían dado un disparo en el brazo izquierdo, miré como Ana se tuvo que ocultar por la herida.


    A ella le chorreaba sangre en el brazo izquierdo, fue tanta sangre que hasta pude ver como su chaqueta tomaba un color rojizo.


    Cogí el fusil de nuevo y apunté a las dos personas que estaban ocultas en el coche, disparé tantas veces como pude para ver si pasaba algo; pero, no fue así, no pasó nada. Creo que no es como en las películas.


    Luego de dispararle al carro sin éxito de que explotará o algo por el estilo, verifiqué de nuevo la munición del fusil y en seguida recargué. Luego de recargar apunté con el fusil y enojado por no hacer nada, disparé por todos lados, creo que no era bueno gastar balas, pero es que en ese momento me sentía tan impotente que tenía la necesidad de hacerlo, el lado bueno es que le di a uno de esos hombres, fue un golpe justo en el tórax así que rápidamente cayo y después de unos minutos dejo de moverse.


    No tenía tiempo de reaccionar a lo que había hecho, pero debía asesinarlos, eran ellos o nosotros, y yo tengo que sobrevivir. Luego de un rato los hombres empezaron a hablar.

    — Le diste a Carlos… — Dijo uno de esos hombres — ¡Mierda! ¡Le diste a Carlos, te mataré hijo de puta!

    — ¡Maldición, Samuel es mejor que nos vayamos de aquí! — Le dijo otro de esos hombres.

    — ¡Cállate! Si quieres irte, pues bien, pero yo me quedaré asesinando ¡A estos hijos de puta! — Dijo el hombre que creo que se llamaba Samuel.

    Saqué la cabeza para poder mirar mejor como estaban peleando, y al parecer uno de ellos efectivamente se había ido, solo quedaba al que si no estoy mal se llamaba Samuel, creo que esto será mucho más fácil; digo, solo tengo que apuntarle y matarlo, será supremamente sencillo.

    Pero cuando iba a disparar me quedé inmóvil, sentía como algo me impedía el movimiento, cada vez se me hacía más difícil respirar, y mi pecho me dolía como una mierda, empecé a escuchar de nuevo a otra maldita voz en mi cabeza, pero esta era distinta a las anteriores, parecía la vos de una mujer, y solo repetía las palabras — ¡¿Muerte, eso no es lo que quieres?! — yo no podía hacer nada, creo que ese era mi fin, pensé que estaba acabado.


    Pero, sin darme cuenta Ana me empujó lejos de la ventana y ella fue la que recibe la bala justo en su pierna, Ana al darse cuenta de su pierna se enojó mucho, entonces le disparó a Samuel para matarlo, no sé qué paso luego de eso. Solo recuerdo como Ana volteó su cabeza y se dirigió hacia donde estaba. Cuando estuvo lo suficientemente cerca me pegó una cachetada para luego gritarme:

    —¿¡Por qué te quedaste quieto!? ¡No puedes volver a hacer eso ¡Id… Idiota!

    Yo solo la pude observar, pero aun así no pude moverme, sigo exaltado por la escena que acabo de presenciar, Ana solo coge la maleta y me dice:

    —Voy a buscar vendas y medicamentos para ti y para mí, ya vuelvo.

    Solo puedo ver cómo se iba rápidamente cojeando y desangrándose, parece que ella es más valiente que yo, pero no puedo hacer nada más… ¡No puedo hacer nada más..! Estoy muy cansado, y me aterra el pensar que en verdad tengo algún problema.


    Me aterra el hecho de saber que tengo un problema, yo no quiero aceptar nada de eso. No lo voy a aceptar, porque sé que no tengo ningún mal, solo soy yo y nada más ¡estoy completamente bien...! Solo voy a esperar ¡Si...! Será mejor esperar.
     
    Última edición: 24 Diciembre 2018
  16.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Nota:

    Por el momento el fic quedá en pausa ya que tengo que hacer unas pruebas y voy a tomar este año para estudiar, así que voy a estar inactivo por todo el año, eso era todo lo que queria contar, un saludo :D
     
  17.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,269
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola, me parece raro que el foro no me haya avisado cuando publicaste el capítulo, o tal vez sí me avisó y yo no vi la notificación. En fin, voy a comentar el capítulo.

    Creo que los errores que había al principio ya no aparecen más, y que lo único que deberías mejorar son las comas, dado a que el texto está muy cargado de estas. El resto de problemas que mencionaba anteriormente ya no están, al menos en el último capítulo.

    Sobre la trama, creo que Ana está tramando guiar al protagonista hacia un lugar en concreto, dado a que ella demostró que sabe defenderse al enfrentarse a los soldados atacantes. Es posible que haya fingido estar indefensa contra los mutantes para atraer a John hacia ella, además de que creo que ella finge estar perdida para llegar hasta un cierto lugar. Ya veré qué ocurre cuando se revelen sus motivos, y si mi teoría se llega a cumplir, de qué forma actuará el protagonista.

    Creo que deberías haber incluido una descripción del escudo que llevaban los soldados, para que pudiera imaginármelos en la misma forma que tú.

    Bueno, eso será todo por el momento. Cuando publiques el siguiente (y si el foro me avisa) lo leeré. Aunque sé que estarás ausente por un tiempo.
     
  18.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¡Hola! Gracias por el comentario y la verdad me agradá mucho que no le hayas visto tantos errores como antes y solo sea de comas, que a mí parecer no es tan grave, pienso yo :D, milagro, la verdad. Bueno pues, lamentablemente tengo que dejar el fic por un rató, así que pues me hizo ilusion el comentario xd, y pues nada, eso es todo lo que voy a decir. :P

    PD: Nadie sabé quien es Ana :0, ok no. Voy a dejar este misterio para que pienses si es cierto o es falso, porque nadie lo sabe, chaan, chaaaan, ¡Chaaaaaaaaaaaaan!
     
    Última edición: 13 Febrero 2018
  19.  
    RedAndYellow

    RedAndYellow Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    19 Noviembre 2016
    Mensajes:
    170
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¡Hola!

    Ya leídos los cinco capítulos tengo muchas, muchísimas cosas que decir. Así que empecemos:

    Primeramente quiero expresar mi agrado hacia la historia, promete bastante y sin duda tiene una trama que, aunque ya muy usada en series y libros, sigue interesando a lectores nuevos en el género e incluso a aquellos que lo conocen bien ya. Sin embargo, no puedo pasar por alto los errores de trama con los que la historia debe lidiar, entre ellos, y siendo los más graves, que la historia carezca de escenarios y detalles que logren hacer que el lector se sumerja correctamente en la lectura; es decir: que a la historia le falta mucha descripción, tanto física como emocional de los personajes y un plano más trabajado.

    En adicción a lo anterior encuentro varios errores de realismo en toda la historia, por mencionar alguno: ¿Cómo es posible que nuestro protagonista, herido, hambriento y lógicamente traumado consiga cargar a una persona que de media debería pesar sesenta kilos? Aparte podemos mencionar que en el aspecto emocional le falta bastante trabajo; es importante no olvidar que el quitar la vida a otra persona, para la mayoría de seres humanos, no es algo tan simple como se muestra en la historia. Véase los soldados luego de las guerras.

    A pesar de todo eso, debo mencionar que la historia tiene, luego del tercer capítulo, un enganche bastante bueno dotado, primordialmente, por el romance odio que los dos protagonistas se tiene que, por desgracia, no se trabaja tanto. De igual forma, la cantidad, a veces ridícula, de situación por las que parecen tener que pasar de un párrafo a otro convierte la lectura en una tragicomedia entretenida de leer.

    Por otro lado es importante tener en cuenta el uso correcto de los signos de puntuación (comas, puntos, etcétera). Y también el mantener un párrafo centrado en una sola idea intentado evitar meter en el mismo conjunto varias ideas.

    Para finalizar puedo decir que es una historia buena en teoría pero le falta desarrollo al escrito. Mis recomendaciones es que leas despacio lo que escribes, pues los errores de ortografía y dedazos no son realmente graves, asimismo puedes plantear primero la historia, cosa que es casi una obligación en historias largas como esta.

    :3 <3
     
    • Adorable Adorable x 1
  20.  
    IMilok

    IMilok Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    342
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    El camino
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    3245
    ~ Capitulo 6 - ¿Regreso? ~


    Caminaba por la habitación, era oscuro y muy lúgubre, las ventanas estaban abiertas y se veía como el viento empujaba las cortinas, todo era tan familiar… Estaba en un cuarto donde podía observar mi cama (estaba destendida); pero, se la veía como si nunca hubieran caído las bombas. Al frente de la cama estaba el “viejo” televisor de mi habitación (como si eso fuera viejo), era de 40 pulgadas de marca ****, se ve perfecto. Intenté prenderlo, al final nada sucedió; Como desearía que el televisor funcionará.


    A la derecha del televisor había un nochero y encima había: Una lampara, una foto que no podía reconocer quien era; a lo mejor era yo, pero quien sabe. En medio de la pared derecha estaba una puerta, y al lado una silla, me senté en dicha silla, y solo miré el techo. No había mucho que decir, la habitación era bastante pequeña y solo alcanzaban pocos objetos, además del armario incrustado en la pared del frente.


    Se sentía una… ¿Calma? Era extraño, pero a pesar de que era de noche no tenía miedo, solo estaba yo y me gustaba estar así. Luego de un rato quise acostarme en la cama, y así lo hice, solo me acosté.


    Todo estaba bien, todo estaba fenomenal.


    — ¿John?


    Empecé a escuchar una voz, se me hacía conocida; pero, no me importaba, estoy bien en donde estoy.


    — ¡¿John?! ¡Despierta!


    Solo no la escuches, todo va a estar bien.


    — ¡Levántate! Tenemos que irnos…


    ¡No quiero volver! No es verdad, es solo un sueño; solo es un sueño… ¡Si! No hay ninguna voz que te está llamando.


    — ¡Que despiertes!


    Entonces abrí los ojos, estaba en la misma habitación en la que habían lastimado a Ana, y en donde no quería estar.


    Me levanté del muro en donde estaba arrimado, miré a Ana y noté que no estaba muy feliz, tal vez hice algo estúpido.


    No quería hablarle y tampoco sabía que decirle. Cogí la maleta del suelo y solo caminé hasta salir de la casa, solo escuchaba como Ana me decía:


    —¿Eso es todo lo que vas a hacer, Vas a largar te así nada más? ¡Bien! Pues vete… ¿Quién te necesita? Yo puedo ir a la ciudadela sola.


    Solo seguí caminando por la carretera, el lugar estaba lleno de huecos y de escombros, pero tambien había mucha vegetación, aunque las casas estaban destruidas. Solo había una vía, lo cual significaba que era una mierda pasar, todo gracias a que podías caer por los huecos, y los autos impedían el paso por algunas partes, que molestia.


    — ¿Esto es todo lo que vas a hacer? — Dice Ana.


    No le respondí, seguí por mi camino. Ana en un intento de llamar mi atención empieza a tirarme piedras… Algunas me dan, pero sigo sin poder hablar con ella, solo aumenté la velocidad de mis pasos para escapar.


    Observé como había un camión muy grande que impedía el paso por toda la carretera, a lado del camión había muchos coches, estos vehículos me ayudarían a subir por el ya mencionado coche. Me subí encima de un carro para poder trepar el auto; cuando acabé de trepar, me di cuenta de que Ana se había cansado de perseguirme.


    —De acuerdo, este es el fin… Que te vaya bien en tu estúpida vida — Dice Ana.


    Entonces en ese momento ya no escuché nada, ella se fue por el lado opuesto de la carretera, la verdad no tengo ni idea hacia donde estoy hiendo. Sentía lastima, no creí que hasta ahí llegaría todo, da igual ¡No me importa!


    Caminé por la misma ruta varias semanas ¿Se supone que debo tener hambre? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que comí algo? No recuerdo la última vez en donde sentí hambre o algo parecido. Es extraño… Cuando desperté tampoco necesité agua, solo necesitaba dormir para estar bien. A veces hay preguntas sin respuestas ¿No?


    —Sip, así es — Dice alguien.


    Rápidamente volteé a mirar para ver quién era el que me estaba hablando; pero, no había sido nadie, su voz... Era tan rara. parecía ser de un hombre, pero tambien de una mujer.


    — ¿Por qué no nos quieres ver? ¿Acaso sigues sintiendo lastima de ti mismo? ¿Acaso no recuerdas los viejos tiempos? Eso sí… ¡Era una maravilla! Cuando… Ya sabes, cuando todavía no tenías que matar.


    Esta vez la voz era de alguien más, sonaba de un hombre, pero no sabía quién era.


    — ¿Quiénes son? — Grité.


    Pero nadie contestó… Tal vez solo sea yo, la sensación de haber matado, de seguir con vida, probablemente solo sea eso.


    Eres todo un mal nacido ¿Por qué sigues con vida…? Genial, ahora siento culpa de mí mismo por haber matado, el asesinar es algo que hago desde hace mucho. No debería importarme el haber matado a otro hombre después de haberlo hecho tantas veces, esto no me había pasado antes, es extraño.


    Quizá y muy seguramente sea porque estuve con Ana ¿Qué estará haciendo ella? ¿Estará muerta? Solo pensar en eso me hace sentir mal, tal vez ya le cogí un poco de cariño. pero tambien puede ser que solo sea la sensación de que no he estado con más humanos… Claro, personas que no me intenten matar.


    Mientras caminaba pude observar un ciervo mutado, tenía solo tres patas y no podía caminar muy bien, no tenía pelo y estaba lleno de un líquido que le brillaba en el cuerpo, parecía estar sufriendo; a lo mejor sí está aguantándo el dolor de estar vivo, debería matarlo para comerlo después. Ahora que lo pienso ¡Ya no tengo hambre! Ya no lo necesito, esa necesidaya se esfumó; además, mis heridas han sanado demasiado rápido.


    Es extraño, siento que mi cuerpo está bastante bien; no hay hambre, ni sed. Todo lo que necesito es dormir, ese es el único problema; siento que cada día me estoy cansando cada vez más, es muy raro, probablemente sea un efecto secundario de alguna mierda que tomé, pero ¿Qué fue lo que tomé?


    Me senté en medio de una roca que había por el camino, estaba al lado de una pequeña cueva, suficientemente pequeña como para estar oculto, y lo bueno es que solo se podía caber si estaba acostado, perfecta para dormir. Me dirigí hacia esa pequeña cueva y…


    Escuché como una alarma empezaba a sonar, sentía que estaba durmiendo en algo muy cómodo, parecía ser un colchón, y estaba abrigado, creo que tenía cobijas encima mío. Poco a poco empecé a abrir los ojos, solo miré fijamente mi habitación. Miré el nochero que estaba a lado mío, y pude ver que ahí estaba una manilla, me la puse y la moví de arriba hacia abajo, el artefacto empezó a iluminar mi brazo y con eso salió un holograma que me permitía llamar; ver la hora, utilizar aplicaciones, etc. Pero, aunque intenté moverla, aun así, no sirvió de nada; el objeto no funcionaba.


    Me levanté de la cama y me dirigí hacia la cocina, no había nadie solo estaba yo, pero estaba bien… Iba a preparar un poco de comida, en la pared había una tableta, en ella introduje unos números que eran “12654”; luego presioné el botón que decía “Cocinar.”, y por último machuqué el botón que decía “Desayuno.”, de repente empecé a escuchar un sonido de alarma ¡las bombas, iban a caer! Intenté correr; pero era muy tarde, cerré los ojos para ver mí fin.


    —No te preocupes, estamos para ti…


    Abrí los ojos de nuevo y observé que estaba sentado en un automóvil, nadie lo conducía, estaba sentado en la parte de atrás, era un auto viejo. Tenía una radio que no servía, y unos papeles encima de los asientos, todos moviéndose por el viento que entraba al coche, no me importaba, solo quería descansar…


    Entonces el auto se empezó a despedazar, primero fue una llanta que salió disparada por algún lado de la carretera, era chistoso, el coche y la carretera eran lo único que podía observar, lo demás estaba oscuro. Luego se cayó la puerta del conductor; y después las dos puertas de la parte de atrás tambien salieron lanzadas hacia afuera del vehículo.


    Solo sentía como el viento me pegaba en la cara, no se sentía tan bien. Después el auto se empezó quemar… Todo el auto estaba en llamas.


    Esperando a ver como se desenlazaba este horrible acontecimiento observé el final de la carretera, no quería ver mi fin, así que solo cerré los ojos.


    —Este es tu apreciado final… Esto siempre fue lo que quisiste.


    Abrí de nuevo los ojos, ahora estaba en un “tren bala”, pensaba que era uno de esos vehículos gracias a que íbamos muy rápido, y había un largo camino con asientos. No había gente, solo estaba yo.


    Me senté en una de las sillas, y esperé un rato, entonces alguien entró, era una mujer, aunque no podía ver quien era físicamente… Solo podía observar que se había desprendido de todo tipo de prenda, y su cabello negro se movía al compás de su caminata…


    La miré fijamente para saber que es lo que estaba sucediendo, pero ella no me hacía caso ¡¿Porque no me haces caso?! ¡¿Qué es lo que quieres de mí?! ¡Soy solo yo!


    —Lo sé.


    Grité al escuchar esas palabras, pero ¿Por qué grité? ¿Por qué me afecta lo que tú digas?


    —Es por qué no sabes cómo decirlas.


    Decir… ¡¿Decir qué?! No siento nada, no quiero nada… ¿Por qué haces esto? ¡¿Qué quieren de mí?! Después de decir eso, ella se movió ligeramente hacia la derecha… y al fin me mostró su cara. Ella tenía una sonrisa macabra; no tenía pupilas, y de sus ojos salían fragmentos de cristal, era espeluznante.


    —Nada nos podrías dar.


    Cierro los ojos para no ver mi final. Esto no es real; esto no es real, esto no es real ¡No es real, no es real! ¡No!


    Abrí de nuevo mis ojos y estaba en una casa. Había una sala de estar, y yo estaba ahí. En esta sala había una mesa muy grande y yo estaba sentado en la parte izquierda de alguna silla, no había mucho que mencionar, solo algunos muebles y unos asientos haciendo una forma de circulo, no había paredes y no podía observar nada más, solo podía ver las sillas y esta gran mesa.


    Luego vino otro ser humano, parecía ser un hombre; pero no lo conocía, no sabía quién era y tampoco podía ver su rostro, ni su cuerpo…


    —Hace mucho que no nos vemos… Ojalá que aún no te hayas olvidad de mí, o esa cabeza tuya todavía no sabe que es lo que está haciendo aquí.


    No entendía nada ¿Quién es? ¿Qué hago aquí? Empecé a escuchar una voz que decía: — ¡Asesina! — Yo no quería, no quiero… ¿Por qué hacen esto?


    —Es tu obligación, nada más… ¡Hazlo! — Dijo el hombre.


    Puse lentamente mis manos en su cuello, y empecé a estrangularlo con fuerza, cada vez más fuerte, y cerré los ojos para no ver mi final.


    — ¿Acaso esto fue lo que querías?


    ¡No! Yo nunca quise esto, yo no quiero vivir aquí; yo no quiero vivir así.


    —Es lo que te tocó.


    ¡Mentira! Yo puedo cambiarlo… ¡Si! Puedo cambiarlo. Puedo hacerlo, puedo hacer algo…


    — ¿Qué puedes hacer?


    Yo… ¡No lo sé! ¡Déjame en paz! ¡Déjame pensar!


    —Tú lo mataste… ¡Tú los mataste a todos!


    ¡No es cierto! ¡Solo me protegía, no quería hacerles daño! ¡Soy bueno! ¡Soy bue…!


    —Mentira.


    Grité, grité como nunca lo había hecho, corrí por todo el lugar, pero no encontré escapé. No había nadie que me pudiera salvar, nadie quería salvarme… ¿Por qué son tan egoístas?


    Sollozando intenté golpear algunas cosas, pero no había nada que me pudiera calmar, estaba solo; completamente solo.


    —Eso no es verdad.


    Si es verdad, tú no existes; tú no eres real… No puedes tocarme.


    — ¿Cómo qué no puedo?


    De repente de la habitación salé una especie de líquido, este liquido empieza a incrementar, cada vez más y más, intenté impedir que esta cosa siguiera creciendo, pero era inútil, solo había algo que podía hacer… Cerré mis ojos para no ver mi final.


    —No te preocupes, nadie intentará hacerte daño.


    Abrí los ojos y estaba a lado de Ana, caminábamos por el sendero, el camino era grande y sin ningún tipo de auto o escombro, había alguna que otra planta, el sol brillaba como ningún otro día, y el clima era ni muy soleado y tampoco muy frio, estaba bien.


    Empecé a verla, estaba anonadado de que siguiera conmigo, ella solo se acercó cada vez más hacia mi dirección, me empecé a preocupar, ya que nunca había pasado eso… Entonces cuando ella volteó a verme, pude observar la misma cara que la otra muchacha había hecho; sin pupilas, con una sonrisa maquiavélica y llorando cristal.


    Todo el camino se empezó a convertir en una especie de líquido viscoso y el cuerpo de Ana tambien se empezó a transformar en ese tipo de líquido… Estaba perdido y tambien estaba solo, cerré mis ojos para no poder ver mi final.


    —Siempre quisiste esto.


    Abrí los ojos y miré como estaba en una habitación grande y vacía, solo estaba una cama y yo estaba acostado en ella, estaba sin ropa, pero no sentía frio. Tambien estaba Ana, igualmente desnuda y junto a mí. Me miraba despectivamente y con mucho asco.


    —¿Quieres verme de este modo? — Dice ella.


    Mientras decía eso, se tocaba sus senos con ganas de incitarme a tocarlos, quería hacerlo. Así que rápidamente puse mis manos en sus senos, y empecé a masajearlos; a frotarlos… Y la sensación me gustaba.


    —Como lo supuse ¡Das asco, mucho asco!


    Ella alejo mis manos de sus senos y me empezó a ahorcar, y al final… No hice nada.


    — ¡Esto es lo que querías! ¡A nadie le importas! ¡Tu quisiste esto, tú quieres ser esto! ¡No eres nada, ni nadie!


    Deja de decirme que es lo que tengo que hacer, deja de decirme que debo hacer… ¡Yo no quise hacerle daño a nadie!


    —Pero aun así lo hiciste.


    ¡No! ¡Yo no hice nada malo, yo no maté a nadie, ni tampoco los lastimé, ellos me obligaron!


    —Tú los mataste, a todos ellos, ¡Los mataste!


    No, no lo hice, yo no hice nada… Yo no hice nada.


    Entonces Ana me empezó a ahorcar más fuerte y yo decidí cerrar mis ojos para no ver mi fin.


    —Pero aun así lo hiciste.


    Abrí mis ojos y pude mirar que estaba en un auto, había dos personas… Parecía que eran mis padres; creo que eran mis padres.


    — ¿Mamá? ¿Papá? ¿Qué están haciendo aquí?


    — ¿Acaso no recuerdas? Vamos a ir a comprar esa nevera que te dije que necesitábamos—Dijo la que parecía mi madre.


    —Pero… ¿Cómo es posible? Ustedes están muertos—Dije.


    Entonces mi padre por medio de un comando de voz dice a la radio — Radio enciéndete. Pon el “Noticiero ****”—, y se empezó a escuchar a un tipo.


    Tambien apareció un holograma de la persona que estaba hablando en la radio, era una persona voluminosa, con ojos azules. Tenía cabello negro y una barba muy grande, y al frente de él había una mesa que decía “Noticiero ****”.


    — Aquí en el noticiero ****, informamos que (Ruido) ha comenzado un conflicto por armas altamente nucleares, las dos potencias intentan hacerse con el poder de dichas armas. En este momento el presidente de (Crujido), y el presidente de (Zumbido), están intentando hacer acuerdos para no llegar a una posible guerra. Es así tambien como (Estridencia) ha iniciado los ataques en las ciudades de (Interferencia). Esperemos que estas guerras no lleguen a mayores. Aquí reportando a las 6:28 pm del 12/23/2***, en su noticiero ****.


    Escuché como la radio describía el inicio antes de la guerra… Entonces al final, voy a morir… Voy a morir de nuevo.


    Mi madre volteó a verme y se dio cuenta de que estaba llorando y me dijo:


    —Hijo… ¿Qué tienes? ¿Por qué estas llorando?


    No respondí, y solo cerré mis ojos para ver el final.


    —Este solo es el inicio, esto fue lo que paso, esto es lo que hiciste ¡Los dejaste morir a todos!


    ¡No podía hacer nada, yo no sabía, yo nunca quise esto!


    —Pero al final esto es lo que obtuviste, este es tu final, este es tu adiós.


    Y entonces todo se empezó a derretir el auto y me empecé a sentir con mucho más calor… Pero estaba cansado, estaba muy cansado, así que decidí solo dejar abierto mis ojos para ver mi fin.


    — ¡Despierta!


    Entonces desperté. Estaba acostado en la pequeña cueva, poco a poco los recuerdos de ese sueño van desapareciendo, sin tener algún lugar en donde escribirlos, esos sueños van siendo borrados, pero ya no importa.


    Salí de la pequeña cueva y caminé por el sendero, empezaba a anochecer, la ruta tenía una niebla densa y dispersa, no se podía ver muy bien que había delante. Estaba un poco asustado, pero daba lo mismo.


    Seguí caminando por el sitio, y a mi buena suerte encontré un lugar que decía “Intercambios”, era un sitio muy grande, en la entrada había dos cabezas de supermutantes, había sangre en las paredes y pinchos por las ventanas. Estaba reconstruido con algunas piezas de metal oxidado, parecía que era de alguna horda, quizás aquí sí intercambian objetos.


    Entré a tal sitio para confirmar mis dudas. Parecía un teatro, pero estaba modificado, había calaveras, chuzos y escombros en el lugar. Había llamas por todas partes y era sofocante estar ahí dentro.


    Me di cuenta de que el lugar había sido de la secta rara con la que habíamos peleado Ana y yo. No quería pelear así que intenté regresar por dónde vine; pero cuando iba a regresar, uno de ellos descubrió en donde estaba.


    —¡Te atrapé! —Dijo él tipo.


    Me apuntó con un arma que parecía tuneada, llena de calaveras y chuzos (lo típico), me cogió mis manos y me amarro en medio de un poste. Al final ellos me capturaron, creo que me querían cocinar, eran unos caníbales o algo así. Todos me rodearon y me empezaron a tirar chatarra, luego me pusieron en el centro del escenario, todo para que el telón se abra y salga un hombre…


    — ¡Alto, el que lo debe juzgar debo ser yo!


    Volteé a mirar a la persona que había dicho eso, y observé que era un hombre grande, tenía la cara rayada. Además, era calvo, tambien era de piel morena, y parecía ser de unos cuarenta y cinco años. Estaba con una chamarra de cuero, llevaba unas botas negras y unos jeans del mismo color. Era el único que no tenía el escudo de la secta.


    Tambien llevaba unas gafas de sol, y se apoyaba con un báculo muy grande, el bastón tenía una calavera de un supermutante, pero lo que me impresionó fue que esa persona era uno de mis antiguos compañeros… “Matías”.


    —¡¿Matías, tan fácil nos traicionas?! —Dije.


    —¿John?


    Me enfurecí con él… intenté forcejear la cuerda, pero no tuve éxito, estaba muy bien amarrado.


    —¡¿Como putas pudiste?!


    —M… Mira, no es lo que parece, pasó mucho tiempo y una cosa llevo a la otra…—Dijo Matías.


    —¿Cómo qué pasó mucho tiempo? Fueron solo unos meses, todo para que hagas esta mierda.


    —¿Meses? No… John, han pasado años.


    Anonadado por lo que dijo, me empecé a sentir mal, quería vomitar. Estaba muy sorprendido.


    —¿Por qué nunca fuiste a “casa”? —Dije.


    —Es que… “Casa” ya no existe.


    Era demasiado lo que tenia que asimilar, tanto que no lo pude soportar y me desmayé.
     
    Última edición: 11 Enero 2019

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso