El Amor y la Distancia no van juntos.

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por monche, 14 Agosto 2012.

  1.  
    monche

    monche Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    11 Agosto 2012
    Mensajes:
    18
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El Amor y la Distancia no van juntos.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    195
    Cap. 1: Lágrimas inconsolables.
    Ariadne se despertó apenas salió el sol. Volteó a ver a la ventana: estaba soleado, pero hacia frio.
    Notó que su almohada estaba húmeda. Había llorado toda la noche, porque la persona a la que amaba tanto, se había ido para quizá no regresar jamás. Fue todo por culpa de los padres, pero sobre todo de los suyos; los odiaba tanto.

    Dejó resbalar unas cuántas lágrimas más y se fue a arreglar; mientras se cepillaba su largo y enrulado cabello castaño, daba pequeños suspiros. ¿De qué le serviría tener pelo si ya nadie estaba para juguetear con el? Nadie importante, digo.
    Estaba apuntó de soltar otro cuándo alguien le reprocha:

    -¡Ya deja de hacerte la payasa y baja a desayunar!
    -Si, madre.

    Su mamá, era a la que más odiaba de todas las personas de este mundo. Era estricta, malhumorada, discriminadora, cruel y fria. Solo le convenía estar de buenas y comportarse como un ángel cuando había visitas importantes, claro. A veces Ariadne la asimilaba cómo la mismisima madrastra de Cenicienta. Pero ya vería como se lleva una sorpresa al ver que se va con "su principe azul".
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    monche

    monche Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    11 Agosto 2012
    Mensajes:
    18
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El Amor y la Distancia no van juntos.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    960
    Cap. 2: Recuedos de un adiós.
    Diego había azotado la puerta de su casa y se fue corriendo como nunca antes.

    -¿Cómo haremos para que entienda?- decía su padre con un suspiro- No tenemos otra opción que irnos. No hay de otra. ¡O sino, ellos nos lo quitarán todo!
    -Querido,-trató de tranquilizarlo su esposa- piensa que todo esto lo hacemos por su bien...
    -¡Y lo hacemos! Pero no comprende, esta tan enamorado de esa chica...
    ---

    -"¿Cómo se lo diré?...-dijo Diego pensativo mientras iba a la casa de Ariadne- No, lo mejor, sería no decírselo, le rompería totalmente el corazón... no me queda de otra."

    La noche estaba muy oscura, las nubes tapaban la empobrecida luz de la luna y amenazaban con estallar en cualquier momento. "No podría ser peor", pensó Diego.

    Ariadne vivía en una mansión rodeada de varios árboles altos, a unos metros de algunos campos de trigo, por lo que la vista era hermosa; Diego, antes de ir directo a la puerta, contemplaba el panorama que tenía en frente, siempre se preguntaba que sería vivir rodeado de lujos, pero se quitaba rápido ese pensamiento de la cabeza, por que estaría actuando desagradecido con lo que tiene y aparte todos los que viven en mansiones son vanidosos, comprobado. Excepto Ariadne, y hasta algunas de sus amigas, se fijan más en el comportamiento que en lo que llevan puesto.
    Pero esa noche ni siquiera se limito a ver, eso no importaba, Ariadne, si.
    ---

    -Pero, mamá...- replicaba Ariadne, mientras azotaba el tenedor en su plato.

    El comedor era muy grande, de suelo de piedra pulida y las paredes con un tono rosa durazno suave. Sin embargo a Ariadne no le gustaba, no por la habitación en si, sino porque no se podía comer en paz alguna vez allí.

    -¡Respeta y comportate!- le decía furibunda la madre- En primera: ¡No me interrupas si estoy hablando!, segunda: No hagas berrinches, ni siquiera los consentí cuando eras una niña y ahora me sales con esos humos. ¡No señor!
    - Hmph...
    -¿Dijiste algo, Ariadne?-parecía que su madre la iba a asesinar.

    Ariadne no aguantó más y se rebeló.

    -¡Si! Te gruñe, ¿y? Estoy harta de que me digas que hacer todo el tiempo. ¡No pudo ni respirar tranquila!... Y no me digas que no... Un día no tendrás a nadie a quien echarle pleito, y explotarás. ¡Ojalá si pase!
    -¡Mira, niña....!
    -¡SILENCIO!

    Ariadne y su madre miraron estuprefactas a su padre y esposo.
    Normalmente él es un hombre tranquilo y razonable, pero era tan estricto, serio, y si se llegaba a enojar todos le tenían miedo, que parecía que su sola presencia llenaba la habitación entera de tanta "majestuosidad", cómo decían sus amigas.

    -Gerardo,-dijo la madre- querido, yo...
    -Nada. -respondió este. Luego se dirigió a Ariadne, severo.- Hija, si te pide respeto, respetala...-hizo una pequeña pausa para ver si protestaba su hija. Nada.- Y si te queremos hablar de esto es porque nos importas. Quizá hubiesemos decidido ni contarte, y arreglar todo asi por asi. Y no. Te lo platicamos.

    Ariadne si le tenía respeto a su papá. Tal vez porque daba algo de miedo. Tan solo se disculpó y fue afuera a tomar un poco de aire. "¿Porqué, porqué tiene que pasar esto? Justo cuando ya lo habíamos decidido...". No pudo más y se echo a llorar. De repente sintió que alguien la abrazaba. Dejó de llorar y se fijó quien era. Su aroma, su cabello... La hizo sentir mucho mejor, pero en ves de sonreir... lloró más. ¿Qué pasaría si ese fuera su último abrazo?

    Diego le acariciaba la cabeza mientras sentía un corazoncito que latía tristemente enfrente de él. No podía hacer nada. Quería intentar lo más doloroso, pero era la única manera de que lo olvidara: hacer que ella lo odiara. Pero cuando la vió allí, sola, llorando, su corazón se le rompió. Ella estaba más frágil que nada, ¿y todavía quería hacer eso? "Vaya mounstruo soy", se dijo.

    -¿Ya estas mejor?- preguntó Diego después de qué Ariadne terminó de llorar.
    -Si, gracias.

    Los dos se quedaron viendo un tiempo. Diego secó las lágrimas de Ariadne delicadamente. Intento decirle algo, pero sentía como si fuera a arruinar ese momento. Al final, habló.

    -Ariadne... te prometo que todo esto será como un sueño. Nada pasará. Nosotros seguiremos juntos y...

    No pudo continuar. Estaba diciendo tal vez la peor mentira del mundo. Mañana... se iba ir del pueblo... dejandola sola y desprotegida... Tan sólo la abrazó. No quería separarse de ella nunca. Pero tan sólo alargaría el dolor.

    Ni siquiera un último beso. Nada. Se fue corriendo a quien sabe donde, pero no a su casa, eso es seguro.
    Ariadne ya no sabía que hacer. Quiso seguirlo, hasta... hasta tenía ganas de decirle que se escaparan juntos. Pero no pudo. Estaba completamente congelada. Había adivinado lo que pasaba, ya no lo volvería a ver. Jamás. Después de 10 minutos decidió entrar a casa. Estaba ya todo apagado y oscuro. Subió en silencio las escaleras, entro a su cuarto y se derrumbó en la cama. Comenzó a sollozar, y lugo a llorar de nuevo. Ya no queria vivir. Ya no. Los odiaba a todos en este mundo.

    Era la noche más callada, y misteriosamente bella.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,160
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola monche!!!

    Sabes esta historia me llamó la atención hay muchísimas cosas que debes arreglar, si te las dijera no alcanzaría decirlas todas aunque no en lo ortográfico cabe aclarar. Pero esta endemoniadamente interesante xD y me has dejado con la intriga.
    Te ayudaré en algo para que puedas seguirla porque me encantó sabes??
    primero que nada, los diálogos, debes utilizar esta raya de diálogo (—) no el guión corto ( - ), después el tema del desarrollo de los mismo es muy escaso debes narrar un poco más. El tema de las comas utilizas demasiadas al igual que los puntos seguidos no hace falta que los pongas, si no es necesario y el tema de los espacios entre el diálogo está todo muy junto. Aunque tengas esto o aquello en tu historia, hasta yo creo que los tengo, es interesante, pero como siempre digo se arregla y no lo dejes en la deriva, síguelo que yo quiero saber que pasa con Ariadne y su fea madre (una manera de decir xD) y Diego su "Príncipe Azul" ^^

    Atte: Paulijem :D
     
  4.  
    monche

    monche Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    11 Agosto 2012
    Mensajes:
    18
    Pluma de
    Escritora
    jejeje siii perdon, perdon, lo tomaré en cuenta. (Es que no se donde se encuentran los guiones largos en mi lap).
    Por cierto, lo siento por no haberle continuado pero mi lap se descompuso y aparte la tengo castigada, pero en unos dias ya no. Asi es que esperalo pronto...
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso