de Inuyasha - El amor de mi vida. (KikyouxInuYasha)

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por Andreína, 12 Septiembre 2010.

  1.  
    Andreína

    Andreína Usuario VIP

    Virgo
    Miembro desde:
    6 Marzo 2010
    Mensajes:
    717
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El amor de mi vida. (KikyouxInuYasha)
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    726
    El amor de mi vida. (KikyouxInuYasha)

    Advertencias: ¿Ooc, quizá?

    El amor de mi vida.


    Corrió a gran velocidad por el oscuro bosque, en busca de aquella mujer que desde un principio había amado. Finalmente, se detuvo en un claro, donde recostada sobre un árbol logró vislumbrarla a ella.

    -Kikyou...-Musitó llamando su atención, haciendo que ella posara su fría y vacía mirada sobre él.
    -InuYasha... ¿Qué haces aquí? -Preguntó sin rodeos.
    -Yo... Vine ha verte. -Respondió como quien no quiere la cosa, mientras miraba idiotizado a la sacerdotisa.
    -Ya veo... -Murmuró desviando la mirada.- InuYasha, ¿tu vida todavía me pertenece? -Preguntó fijando de nuevo su mirada en la ambarina del hanyou.
    -Sí. -Contestó sin salir todavía de aquél trance, y ella murmuró un amarga '¡Ja!' por lo bajo.
    -Entonces, ¿Por qué no has venido conmigo al infierno desde hace mucho? -Interrogó con la mirada perdida.- Yo lo habría hecho por ti. -Admitió segundos después.

    Me duele mas dejarte a tí que dejar de vivir
    me duele más tu adiós
    que el peor castigo que me imponga Dios.
    No puedo ni te quiero olvidar
    ni a nadie me pienso entregar
    sería inútil tratar de huir
    porque a donde voy te llevo dentro de mí.

    -Kikyou yo tengo que recolectar los fragmentos de la perla... para... vengarte de Naraku. -Balbuceó incómodo.
    -Yo no quiero que tú me vengues. -Replicó ella fríamente.- Soy perfectamente capaz de vengarme yo misma.
    -Pero yo no... No puedo permitir que Naraku te haga daño, no otra vez. -Susurró acercándose a ella, lo suficiente como para que sus rostros quedaran a varios centímetros de distancia.- Yo te amo. Tú eres y serás la única. Eres mi primer amor, y también el último. -Admitió levemente sonrojado, y entonces ella acercó sus labios a los de él, hasta que se rozaron en un puro beso.

    El amor de mi vida has sido tú
    mí mundo era ciego hasta encontrar tu luz,
    hice míos tus gestos, tu risa y tu voz,
    tus palabras, tu vida y tu corazón.
    El amor de mi vida has sido tú,
    el amor de mi vida sigues siendo tú,
    por lo que más quieras no me arranques de tí,
    de rodillas te ruego no me dejes así...

    Y entonces, ella se separó bruscamente.

    -Debo irme. -Soltó, y las serpientes caza alma comenzaron a aparecer, separándola del hanyou que yacía estupefacto y cargando a la miko.
    -¡Espera Kikyou! -Rogó desesperado, haciendo que ella le mirara desconfiada de reojo.
    -Sé... Feliz con Kagome. -Pidió minutos después, sin dejar de mirarlo por el rabillo del ojo.
    -¿Qué...? -Musitó el medio demonio indignado.- ¡Yo no amo a Kagome! ¡Te amo a ti! -Replicó todavía desesperado.

    Por qué me das libertad para amar
    si yo prefiero estar preso de tí,
    quizá no supe encontrar la forma
    de conocerte y hacerte felíz.

    -Entiende algo, Inuyasha, yo estoy muerta. -Repuso con semblante serio y pacífico.
    -¡No, no, no! -Negó el hanyou rápidamente, aún sin dejar de mirar a la miko sintiéndose impotente.

    El amor de mi vida has sido tu
    mi mundo era ciego hasta encontrar tu luz,
    hice mío tus gestos, tu risa y tu voz,
    tus palabras, tu vida y tu corazón.
    El amor de mi vida has sido tú,
    el amor de mi vida sigues siendo tú,
    por lo que más quieras no me arranques de tí,
    de rodillas te ruego no me dejes así...

    -Adiós. -Se despidió ignorando las súplicas del medio-demonio.
    -No te entiendo, Kikyou. -Musitó.- Unas veces eres tan cálida y otras tan... Fría. -Admitió mientras el viento de la noche rozaba sus cabellos, haciéndolos volar levemente y dándole un ambiente solitario a aquél lugar que minutos antes había compartido con la no-muerta.


    Por más que pienso no puedo entender
    porque motivo te pude perder
    porque de pronto me siento perdido
    en la espalda de tu olvido, tu silencio y tu desdén.


    -No, no te entiendo. -Repitió y se dio media vuelta, dispuesto a volver con sus amigos.
    __________________

    Odié el texto. Odienlo ustedes también x3
     
  2.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,246
    Pluma de
    Escritor
    Re: El amor de mi vida. (KikyouxInuYasha)

    Bueno, yo no lo odio, la verdad es que es muy bueno, pero lo que no me puedo creer es que Kikyo le haya dicho que fuese felíz con Kagome, Kikyo es un personaje solitário, que no le teme a casi nada, en el fóndo es buena, ella ayudó a que Kohaku viviese, es cierto que a veces sus métodos para sacar del juego a Kagome eran crueles, Y que el ayudar a Naraku de cierta forma era ya bastante malo dió sus frutos, pero no es merecedóra de odio, lo hacía por amor al hombre por el que perdió su vida, y ella siempre luchó por el amor de InuYasha, ciertamente, no lo dejaría ir tan fácilmente.
    Para los que no les gustó mi opinión.. Por que sé que así será.. Esa soy yo.
    Una eterna e incondicional Fan de Kikyo.

    Está muy lindo, me gustó mucho..
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso