One-shot Diana [Dante x Ian AU] [¡Parejas Disparejas!]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Hygge, 19 Febrero 2019.

  1.  
    Hygge

    Hygge Luminary of the stars

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    12,577
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Diana [Dante x Ian AU] [¡Parejas Disparejas!]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1040
    Dante abrió la puerta de la escuela Lienzo conteniendo el aliento.

    Asomó su cabeza con cuidado, procurando tener una vista general de todo el vestíbulo y de la presencia de otros alumnos. Al principio no parecieron notarle, pero mientras avanzaba cautelosamente por el pasillo, con la atención puesta en mil estímulos a la vez, más y más miradas parecieron sumarse a su presencia. A pesar de todo, el niño no parecía interesado en ello. Tan solo se limitaba a no tropezar con su vestimenta (si es que se le podía llamar así), o a intentar no chocar con cada niño que se cruzase en su camino.

    La incertidumbre provocaba que su corazón golpease con fuerza contra su pecho. Parecía estar preparado para algo que iba a ocurrir inminentemente, o para alguien que estaba a punto de aparecer, pero esto no sucedía. Y la impaciencia le estaba carcomiendo por dentro, impidiéndole pensar en otra cosa que no fuese aquella inminente amenaza.


    Y es que al parecer, el pequeño Dante Miles de ocho años parecía tener un "admirador" muy interesado en su existencia. Ningún alumno que asistiese a la escuela Lienzo podía decir que no conocía la extraña relación que se había formado desde la llegada de aquel problemático niño con el delegado de la clase 1-A. Ian Lockhart, aquel niño que había sido transferido por problemas en su otro colegio, parecía haber sentido un agrado especial por el amable y servicial chico que se había asegurado de que su estancia fuera amena. A pesar de ser su obligación, intentó ofrecerle toda la ayuda posible al recién llegado, con aquella actitud tranquila y sosegada que le caracterizaba. Al menos lograba que en su presencia dejase de prestar atención a su game-boy, objeto del que no desviaba la mirada durante todas las horas de clase restantes.

    ¿Su respuesta?

    Aquel día Dante regresó a su hogar empapado de arriba a abajo debido a que al parecer la manguera del huerto estaba "rota" en manos de Ian, y no pudieron regar las plantas del patio sin sufrir de una fuga momentánea. Fuga que vino acompañada de su risa, por supuesto. El pobre niño acabó unos días en cama con un buen resfriado.

    Pero la buena fe del delegado le impedía rendirse ante aquel pequeño percance, y cuando regresó al colegio quiso mostrarle la mascota de la clase y pedirle que él fuese su cuidador durante esa semana, como acordaban ir haciendo durante todo el curso. El profesor Irvine tuvo que acudir a toda prisa para separar a la tortuga Squirtle (que era así como la habían llamado) del rostro de Dante. Ian no podía parar de reír al ver que la tortuga no se soltaba por más que tiraban de ella. Las malas lenguas dicen que este se la había lanzado a la cara.

    ¿Pero qué sentido tenía hacer eso? ¡Solo era una pobre e inocente tortuga!

    Pero por supuesto, aún faltaba más. Hubo días en los que Dante regresó con su sudadera quemada debido a un accidente con unas cerillas (¿de dónde las había sacado aquel diablillo en primer lugar?), en otra ocasión acabaron rodando por las escaleras (por supuesto, por un empujón previo de Ian, que quería quitarle un bicho del hombro), en el laboratorio de química el morocho acabó inconsciente debido a que Ian hizo surgir una reacción similar a un somnífero justo a su lado...

    A pesar de todo, la paciencia de aquel niño parecía infinita. Día tras día regresaba con algo más cuidado que antes, y le ofrecía siempre la ayuda que fuese posible, pues para algo era el delegado. Tenía sobre sus hombros la responsabilidad de hacer sentir a todos sus compañeros a gusto en el aula. Y aquello parecía sorprender a su agresor.

    ¿Acaso miraba más por los demás que por su propio bienestar?

    ...Qué estúpido.


    Dante logró así llegar a paso lento pero seguro hasta la puerta de su aula. Lentamente movió el pomo de la puerta, con unos enormes guantes dificultando su tarea mientras respiraba entrecortadamente, y tiró hacia él con todo el cuidado del mundo, cerrando los ojos. Al abrirlos, Ian estaba frente a él, con aquella sonrisa socarrona y las manos en los bolsillos. El cuerpo del pequeño se tensó de inmediato.

    —¡H-Hoy vengo preparado para todo, Ian! —exclamó, intentando brindarse seguridad a sí mismo mientras agitaba sus brazos. Los extendió a ambos lados, mostrando su atuendo del día de hoy mientras daba una pequeña vueltecita—. Mamá me ha hecho llevar mi abrigo de invierno con almohadas dentro tanto delante como por detrás para evitar golpes, unos guantes blanditos, rodilleras y revistas enrolladas para las piernas y un casco. ¡No podrás volver a hacer de las tuyas, Ian Lockhart! ¡E-esta vez he ganado!

    Y pasaron unos segundos en silencio, mirándose el uno al otro. De un momento a otro, el castaño echó a reír a carcajadas. Dante infló sus mejillas. Ya sabía que se veía ridículo, todo el mundo le miraba desde que había salido de casa. ¡Pero era necesario, quería sentirse seguro!

    Ian clavó su mirada en él, desinteresada como era usual en este.

    —Está bien, está bien. Me has ganado, tú lo has dicho —los ojos de Dante se abrieron como platos. El niño sin embargo pareció sacar algo de su bolsillo, y antes de que su acompañante pudiese reaccionar, plantó algo blanducho y de olor dulce en su frente, antes de pasar por su lado y seguir caminando—. Ahí tienes tu premio, supongo. Empezaba a derretirse en mi bolsillo.

    Dante se llevó un dedo a la frente, y olió aquel contenido con cuidado. ¿Acaso era... chocolate? Cuando quiso girarse y preguntar por aquella acción, Ian ya se había marchado. El chico caminó hacia su pupitre, aún confuso, y fue cuando vio varias cartas y dulces en su cesta. En uno de los paquetes faltaba un bombón.

    —Oh... Es cierto, hoy es San Valentín —murmuró el pequeño, rascando su nuca ahora sin ningún casco que la coronase. Obvió todas las cartas por un instante, con su mirada perdida en la puerta y restos de chocolate descendiendo lentamente por su rostro.

    Quizás, sí que tenía un admirador secreto después de todo. Simplemente demostraba su afecto de una forma... curiosa.

    Sí, dejémoslo así.
     
    • Adorable Adorable x 4
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Ganador Ganador x 1
  2.  
    Etihw

    Etihw RevolTrad Comentarista empedernido Sugatwins

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Julio 2013
    Mensajes:
    2,561
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    [​IMG]

    Yo aquí, sin esperarme que sería un AU en el que ambos son niños, y ahora me siento rara porque shippeo hard esos dos niños y nO PUEDES CULPARME DE ELLO AAAAAA. Ha sido una wea bien cute, pero espera, espera...


    [​IMG]

    Okay, okay, espero que esos gifs te hayan valido para comprender lo que me has hecho en el kokoro bc me morí de love leyendo tbh. A ver, que el pobre Dante se ha empapado, enfermado, se ha quemado la ropa, le ha atacado la tortuguita Squirtle, entre otras cosas por culpa de Ian, que le monta siempre vaya jugarreta, omg. Pero Dante es tan tan tan omg siempre quiere hacer lo mejor para los demás y y y look im just too soft i dont know what to say.

    Alkahdakhea el trajecito que se creó ahí para defenderse de todo omg memeo, pero volví a ponerme bien soft cuando le dijo que había ganado, e Ian se lo confirmó. ¡Dante le ha ganado a Ian! Sí, se ha ganado su love 7u7 okya. Sorry. Recuerda que tienen ocho pinches años en este fic, Sweet.

    No, wait, pero si ha sido una declaración de amor con todas las letras, una que solo Ian haría >:c sí puedo shippearlos ahre.


    En fin... que me he enamorado de este fic. Que ha sido realmente adorable y gracioso imaginárselos conviviendo día a día de esa forma. Ha salido de aquí una bonita idea que ha ganado una buena forma gracias a tu imaginación, originalidad y narración <3

    Me has dejado sin palabras tbh (?)

    Espero leer tu próximo fic /u\ <333
     
    • Adorable Adorable x 5
  3.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Lectora empedernida del 2022 peach ♡

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    14,782
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ian el tsundere(?)

    AAAAA, no te comenté nunca esto y lo leí cuando lo publicaste porque me parecía una pareja super curiosa y quería saber que hacías y tbh, me encantó en su momento y me ha vuelto a encantar ahora que lo he releído. Omg, no sé por qué te quejas de que solo te salen escritos largos, si eso es genial, más para disfrutar.

    Imaginar a mis dos husbandos de pequeños me mata de ternura pero es que encima Ian está in love con Dante y claro, yo muero, pero no le culpo porque quién no estaría in love con Dante. Sobre todo aquí lo pones tan tierno y tan atento con Ian que claro que el chico se enamora de él. Además que me muero imaginándole todo vestido y protegido de los ataques de Ian akdna que btw, ya llega un punto que roza el bullying peligroso (?

    Anyways, el final es perfecto. Ese momento de: sí, sí, toma un chocolate de san Valentín de manera que no parezca que me gustas pero me gustas. Y Dante en plan: gracias :D Y por supuesto que Ian recibiría un montón de cosas, si es un latin lover.

    Ya sabes que me encanta todo lo que haces y ese escrito no se queda atrás <3
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso