?

¿ Delirios te parece un buen fanfiction ?

  1. si, me gusta como escribes =)

    100.0%
  2. podrías hacerlo mejor

    0 voto(s)
    0.0%
  3. ...¬¬ TIENES que mejorarlo

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Sayakito

    Sayakito Guest

    Título:
    Delirios
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasmas
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    2256
    Delirios

    dos años, ella en el extranjero, el la esperaba, nada se interponia entre ellos más que las saldables distancias y los temores que rondaban ambos corazones. sessh x kag
    --------------------------------------------------------------------------------
    hola!! este es mi primer fic aqui! =) espero que les guste! y dejen sus comentarios, que caqda uno de ellos, sean criticas, felicitaciones o de animos, seran bien recibidas.
    -------------------------------------------------------------------------------

    Capitulo I: de ansias y regreso



    Salía de su oficina al interior de la clínica que hace dos años había abierto con ayuda de sus amigos, dejando escapar un suspiro cansino de su boca al momento de cerrar su puerta y quedar frente al color blanco y las molduras que la cubrían.
    Se dio la vuelta caminando con las manos dentro de los bolsillos de su pantalón gris, mientras recorría el pasillo de recepción. Necesitaba llegar a su casa y tomar una buena siesta, últimamente había estado trabajando en exceso. Cerró sus ojos.
    Su cabello, largo y negro, rozaba su espalda sujeto tras su nuca.
    Ansiaba su llegada, ya había esperado demasiado, 2 largos e intensos años, y acababa de recordar que debía alimentar a su mascota.

    Hey, ¿ya te vas?- escucho decir tras de si, a lo que solo respondió con un sonido que bien podía tomarse como una afirmación.- recuerda que mañana debemos estar a la 9 en el aeropuerto…- lo se, Miroku-
    - esta bien, solo te lo recordaba por si acaso el destino quería que lo olvidaras – decía nuevamente la voz con tono divertido esta vez-
    Abrió sus ojos y miro a quien le hablaba.
    - no lo olvidaría jamás, y lo sabes – respondió con su tono indiferente de siempre.
    - siempre tan serio, sesshoumaru- dijo el alegre muchacho vestido con bata blanca que revisaba unos papeles en la medialuna de decepción.
    - no fastidies, y si ves al inútil de mi hermano, dile que vaya a buscar su auto a mi casa-
    - como usted ordene capitán- respondió miroku haciendo un saludo militar, y recibió de respuesta una fría mirada dorada que lo hizo desistir de burlarse de su amigo.
    - Esta bien, me voy, nos vemos mañana, recuerda que después del aeropuerto comeremos en mi casa, espero verte ahí, y esta vez lleva contigo a Sango, sabes que le encantará verla- dijo sesshoumaru.
    -Sango irá al aeropuerto, así que dalo por seguro…adiós, que tengas buena noche y descansa- dijo miroku mientras veía a su amigo salir por las puertas dobles de vidrio que tenia frente a él.
    - Igualmente- susurro
    Salio de la clínica directo al estacionamiento exterior a buscar su auto, saco la llave de su bolsillo y lo abrió con el comando a distancia, haciendo sonar la alarma.
    Abrió la puerta de su aston martín plateado, y subió en el asiento de conductor, observando su portafolio sobre el asiento del copiloto, extrañaba que alguien se sentara en él, y probablemente esa añoranza fuera suplida por un pasajero constante dentro de unas cuentas horas, necesitaba que llegara la mañana lo mas rápido posible para verla, aun no entendía por que debió irse a un país tan lejano a estudiar, bien podía haber estudiado con ellos, o en algún país mas cercano, pero las cosas ya habían pasado y ella ya tenia su titulo en antropología, lo que significaba que la volvería a ver, y esta vez no dejaría que se volviera a ir de su lado.

    Emprendió camino a casa, la carretera estaba un poco desolada a esas horas, la brillante y bulliciosa ciudad había quedado atrás hacia unos minutos y ahora el panorama se centraba en verdes grupos de árboles centenarios y extensas pampas pobladas de parrones de uva, grandes viñedos y una que otra plantaciones de coloridas flores que se homogenizaban al oscurecer, como ahora que solo se veía un mar de relieves oscuros.
    Eran cerca de las 10 de la noche y faltaba poco para llegar a las puertas de la que había sido su morada desde que había respirado por primera vez oxigeno.
    Esa gran casa colonial a las afueras de la ciudad de Osaka, construida a mediados del siglo IX, por inmigrantes italianos y españoles, era centro de reunión de europeos en esas inhóspitas tierras de extrañas costumbres. Pero ahora era su mas preciado tesoro, ya que era parte de la herencia dejada por sus padres.
    Llego a las grandes puertas de roble barnizadas, imponentes, que se abrieron automáticamente al estacionar el auto momentáneamente frente a ellas, al abrise estas completamente él avanzo hasta rodear la plazoleta que se encontraba frente a las escaleras de la casa donde ya lo esperaban algunos de sus sirvientes y su mascota, un gran akita inu de color blanco.
    Estaciono su auto sobre el terreno cubierto de gravilla predispuesto para tal uso y descendió del vehiculo desprendiendo su ya conocida arrogancia, al llegar a las puertas de roble y cobre lo esperaban Jaken, un anciano de baja estatura y ojos saltones que llevaba al servicio de su familia mas de los años que él poseía, y Rin, una jovencita de aproximados 8 años, a quien tenia bajo sus tutela.
    Junto a ellos su metro ochenta y siete parecía aun mas notorio.
    ¡Señor sesshoumaru!- exclamo la pequeña de cabellos negros y brillantes ojos chocolate aferrandose a una de sus piernas con una sonrisa que le derretía el corazón.
    Amo sesshoumaru, que gusto tenerlo en casa- dijo el sirviente de ojos saltones mientras hacia una reverencia, mientras Ah-hun daba vueltas alrededor suyo, con la lengua asomando por la boca y ladrando de felicidad. Acaricio la cabeza de la pequeña suavemente al mismo tiempo en que saludaba a jaken con la mirada.
    Rin, ve a darte un baño y prepárate para la cena.- dijo con su usual tono, mientras se deshacía el nudo de la corbata con lentitud y desabrochaba los primeros botones de la camisa dejando asomar halos de piel bronceada.
    Hai- fue la respuesta que obtuvo mientras la niña subía corriendo las escaleras como un bólido.
    La cena estará lista en unos momentos amo- dijo jaken mientras tomaba la chaqueta del joven señor de la casa, para luego dirigirse a la habitación de este.
    Se dirigió hacia un rincón de la sala, donde se encontraba una mesita muy curiosa que sostenía una bandeja de cristal tallado y en ella una botella y 3 copas del mismo material y trato.
    Se sirvió un poco de whisky y se sentó pesadamente en un sitial antiguo al lado de aquella mesita. Bebió el líquido oro de un solo golpe, dejándole en la garganta una sensación de fuego, pero ya estaba tan acostumbrado a aquella sensación que para esos tiempos se le hacia agradable.
    Estaba cansado.- soltó un suspiro-
    Vio acercarse a ah-hun, con algo de color rojo en su boca.
    ¿es que no se lo puedes pedir a nadie mas?- dijo mirando reprobatoriamente al can pero con la mirada desinteresada, observando al perro frente a el sosteniendo con su hocico su plato de comida, y para colmo, de respuesta obtuvo un gruñido de ah-hun y el plato en el suelo frente a el esperando por ser llenado. Se puso de pie y tomo el maldito plato, se dirigió a la cocina donde se encontraba una señora de cabello gris descolorido por los años.
    Joven sesshoumaru, veo que ah-hun ya lo molesto otra vez- dijo con humor en sus palabras la anciana cocinera.
    Como todos los días Kaede…como todos los días, espero que algún día se canse- respondió con algo más de suavidad hacia la anciana mujer –perro fastidioso-
    Talvez cuando la señorita llegue se lo pida a ella como antes- comento kaede, mientras observaba al joven que servia en el pequeño plato las galletitas de perro y los preparados.
    Sesshoumaru levanto la vista observando como kaede lo miraba con un brillo de nostalgia y acusación que lo incomodaron. Y acerca del comentario, pues, lo más probable es que así sucediera, y ya no podía esperar más para que eso ocurriera…
    -señor sesshoumaru- se escucho en la cocina rompiendo el silencio repentino.
    - si…jaken-
    - el amo Inuyasha esta al teléfono, dice que es una emergencia-
    - dile que cualquier emergencia de su vida personal es irrelevantes en la mía-
    - dijo que… era acerca de la señorita-
    Por el rostro de sesshoumaru cruzo una sombra de pánico y tomo el teléfono bruscamente de las manos de su sirviente.
    - diga…
    - Sesshoumaru
    - Que tienes para decirme
    - Es algo difícil de decir…pero…
    - Directo al punto - dijo exasperado, tenia un mal presentimiento
    - … algo ocurrió con el vuelo…
    - ¿ que quieres decir con que algo le paso al vuelo?- pregunto ansioso
    - Yo…sesshoumaru será mejor que vengas, llamaron del aeropuerto..
    - ¡Dímelo!- ordeno, inuyasha estaba demasiado serio para ser simple.
    - Ella…
    Sesshoumaru escucho atento lo que su hermano decía. Luego solo se escucho como caía el teléfono contra en suelo de baldosa ajedrez de la cocina.
    - ¡MALDICION!


    ----
    to be continued...:)
     
  2.  
    inu-irz92

    inu-irz92 Guest

    Título:
    Delirios
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasmas
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    27
    Re: Delirios

    ola!!
    me ha gustado mucho el 1r capitulo!!!
    espero q lo continues pronto!!
    tienes mi apoyo!!
    cuidate!!
    byee

    de: sango-chan *sango y kirara* *kirara*
     
  3.  
    Sayakito

    Sayakito Guest

    Título:
    Delirios
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasmas
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    2252
    Re: Delirios

    Capitulo II:

    Se encontraba en el aeropuerto internacional de Osaka a eso de las 9 de la mañana, vestido informalmente con unos pantalones de vestir crema, una camisa blanca, zapatos negros y un abrigo de viaje también negro, golpeaba el suelo con impaciencia con uno de sus pies, haciendo un ruido constante y que demostraba su acabada paciencia.
    Su hermano el día de ayer le había comunicado la noticia de que a quien esperaba con tanta ansia había perdido el vuelo y no llegaría hasta ¡en una semana más!...
    ¿Qué demonios se creía?, ¿Qué podía dejarlo en ascuas cuando ella quisiera?¡que acaso no se daba cuenta de cuanto…?, -demonios-murmuro, hasta ahora aceptaba en su mente que la extrañaba, y mucho, había dejado ir la gran oportunidad de su vida, pero esta vez no lo volvería a hacer, todos sus amigos lo había notado, todos y cada uno de ellos había notado su interés por su mejor amiga, todos menos ella, y aunque siempre supo que le hacia falta de sobre manera durante el tiempo que estuvo ausente, el nunca lo acepto abiertamente, ni en habla ni en mente, la falta que le hacía.

    El día estaba nublado, aun que en la televisión habían anunciado un día soleado y caluroso, normal en aquella temporada estival, se mostraba una mañana bastante fría y falta de color, aunque sus sentidos le decían que mejoraría con el paso de las horas hacia el medio día, le dejaban una sensación de vació y desaliento que lo molestaban.
    Parecía que su reloj avanzaba más lento de lo normal, y necesitaba tomar ese vuelo lo antes posible…
    Si ella no venia por su cuenta, el mismo la traería de vuelta.

    Su vuelo salía a las 9:30 a.m y eran las 9:15, y no lo harían pasar hasta las 9:20, así que en esos cinco minutos que le quedaban en tierras japonesas, llamaría al inútil que tenia por hermano, se daría la satisfacción de despertarlo a esa hora, por que sabia que le molestaría y aprovecharía de decirle que se iba del país hasta traerla de vuelta.
    Un tono…dos….tres….cuatro….y…
    - diga? –decía una voz a medio dormir, ronca y baja ,– buen día, hermanito
    - ¿sesshoumaru?¿que tienes en la cabeza que me despiertas a estas horas!?
    - Mas que tu seguramente, solo te llamo para avisarte que me voy del país
    - No me digas que te vas solo por que no vuelve hasta la semana siguiente, eso te rompe el orgullo y te da vergüenza que veamos tu rostro el resto de la semana y solo te largas para evitarlo- dijo inuyasha apresuradamente, entre balbuceos y palabras cortadas por sus intentos de respirar al mismo tiempo de hablar
    - No
    - ¿Bueno, entonces por que te vas?
    - La iré a buscar
    - No, en serio, ¿Por qué te vas?
    - Te lo acabo de decir imbecil
    - No te creo, por que querrías ir a buscarla, solo es una semana, han pasado dos años, ¿por que no puedes esperar unos días más?
    - Por que…
    - Ya se, no me digas….aun que nunca creí que a tu edad hicieras este tipo de cosas sesshoumarito – decía inuyasha con sorna
    - Que quieres decir con eso inuyashita- respondía nombrando a su hermano de la misma forma
    - Que estas viejo
    - Solo te llevo un año
    - Precisamente,un año mas es una eternidad, yo a mis 24 ya he hecho demasiadas cosas que tu no, te has avejentado solo…y
    - Calla, solo llamaba para despedirme
    - ¿de cuando acá tan sentimental?
    - Solo era para avisarte
    -
    - Quien fué anoche?
    - Mmm ….no recuerdo su nombre
    - Inuyasha. ¿Cuándo cambiaras?
    - Cuando tu aceptes que estas enamoradísimo de tu ya sabes quien

    Pasajeros del vuelo 08820 de la línea aérea Japanairlines, favor de abordar por la compuerta numero 19.

    - me llaman para ingresar al vuelo
    - odio cuando cambias el tema sessho
    - y yo cuando hablas de eso
    - cuídate hermanito
    - tu también, y …usa preservativo – acoto con una media sonrisa en el rostro
    - feh!, no te daré sobrinos tan pronto- decía divertido
    - eso espero, aunque prefiero que le des a mamá una nuera antes de un nieto.
    - Ten cuidado, y esta vez no olvides decirle todo….
    - Trataré…
    Colgó la llamada.
    Ahora que había hablado con inuyasha se sentía con más ganas de ir en busca de la mujer que necesitaba ahora mismo a su lado, eran unas cuantas horas de viaje, pero que bien valían la pena.

    -----------

    La mañana se hacia presente con esmero tras las cortinas de visillo de la habitación de aquel departamento de coloridas paredes y artísticos diseños que a tales horas resguardaban el cuerpo dormido de una mujer envuelta en blancas sabanas.
    Sus cabellos azabaches estaban desperdigados por la cabecera ejerciendo un contraste casi brutal, casi épico.
    Sus parpados se mantenían inamovibles, cerrados, y enmarcados por gruesas pestañas de asfalto, tan negras como su cabello, su rostro poseía una indiscutible expresión de tranquilidad que fue desterrada al momento de que tal mujer, decidiera abrir los ojos por motivos de fuerza mayor, en este caso…la molesta luz de la ventana.

    Sus ojos, mezcla de canela y miel se abrían paso a través de la imagen mañanera de su habitación, revuelta y desordenada, su ropa rociada en el suelo, su maleta a un costado del armario y su cartera aun puesta sobre su escritorio al igual que su abrigo en la silla del mismo.

    Soy una completa cobarde….- susurro para sí misma la muchacha que refregaba con entusiasmo su cabello para desperezarse.

    Levanto las mantas que cubrían su cuerpo, el edredón y cubrecama estaban por el suelo, probablemente por su manía de moverse demasiado cuando dormía con culpa, y se levanto de aquel lecho de madera y dosel para dejar al descubierto el cuerpo desnudo, ahora erizado por el frió vespertino, y sin mas dirigirse al baño para poderse cambiar, necesitaba despejar su mente de los mismos miedos que ayer le impidieron tomar el avión de vuelta a su hogar.

    ------------
    Tan solo quedaban unas cuantas horas para llegar, comía ansias y al parecer estas mismas le mantenían el estomago contraído, los nervios de punta y el miedo a flor de piel.
    Hoy sería el día de volverla a ver, y también el día de llevarla de vuelta.
    Altoparlante: Señores pasajeros, soy Isuzuma Otoko, capitán de este vuelo, espero estén teniendo un buen viaje. En estos momentos las asistentes de vuelo procederán a servirles la merienda de medio día previa a su almuerzo, esperamos la disfruten.

    Sesshoumaru escucho vanamente las palabras que decían por el altoparlante del avión, su mente esta bastante ocupada planeando de hecho, una estrategia para que sus instintos no lo traicionasen frente a aquella mujer.

    …: señor desea té, café o algún aperitivo?

    Definitivamente dejaría que las cosas sucedieran por sí mismas.

    - un café sin azúcar por favor.
    - Enseguida.

    La asistente le miraba indiscretamente, escrutándolo, observándolo, ¿devorándolo?
    Odiaba a esas mujeres que con descaro se ofrecían, y a esta señorita parecía faltarle poco para lanzársele encima.

    - mi nombre en Okino Kagura, a su servicio – pronuncio con especial deleite la mujer de castaños cabellos, rojizos ojos y suficiente dote física como para encandilar a un hombre.
    - Gracias- respondió fríamente sesshoumaru a la mujer mientras esta ponía la bandeja del café con unos cuantos bizcochos sobre la bandeja del asiento, rozando accidentalmente la entrepierna de sesshoumaru, incomodándolo de sobremanera
    - No hay de que- dicho esto le regalo una sonrisa gatuna cargada de segundas intenciones

    Sesshoumaru con la indignación puesta en cada una de sus facciones escondidas bajo frialdad se concentró en su café y aquellos extraños bizcochos, dejando pasar aquella “accidental” caricia, poco cortés por lo demás, y la muy poco agradable situación.

    Lo que hay que sufrir por ti…Kagome- pensó.
    ---------------------

    continuara !!=)
    gracias a inu-irz92 =)o sango chan!

    atte: Sayakito
     
  4.  
    inu-irz92

    inu-irz92 Guest

    Título:
    Delirios
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasmas
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    97
    Re: Delirios

    Hola!!
    perdona por taradar en postear!!
    pero el segundo capitulo me ha gustado muchisimo!!!
    esta genial! O.O
    y q bueno lo del peservativo!! xD xD
    esta mb!!
    espero q continues pronto q me encanta! y perdona el retraso. ._.
    cuentas con mi apoyo!!
    besos de tu amiga:

    :rosa: Sango-chan :rosa: *Sango y kirara* *kirara*
     
  5.  
    aNgelux

    aNgelux Usuario popular

    Aries
    Miembro desde:
    28 Enero 2007
    Mensajes:
    752
    Pluma de
    Escritora
    Re: Delirios

    aaa
    que lindo!! *-* que romantico es sesshi aunque que sera lo que ha pasado antes de que kag se fuera?????? :s
    espero que sigas con el ff, esta muy bueno!! me encanto y la trama es muy original bye!! ^-^
     
  6.  
    laurita

    laurita Guest

    Título:
    Delirios
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasmas
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    52
    Re: Delirios

    holaaaaaaaaaaaaa
    que bueno q es tu ff
    me ha gustado muchimoooooo
    y gusto ahora al final has rebelado el nombre de kag
    me ha encantado
    como reaccionara kag cuando lo vea
    wenu espero la conti pronto pq tengo muchas ansia de leerlo
    asi q contiiiii pronto

    adios y besosss
     
  7.  
    Marta Kou

    Marta Kou Guest

    Título:
    Delirios
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Fantasmas
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    55
    Re: Delirios

    ME ENCANTA....ESTA SUPER BUIEN....YA QUIERO VER EL RENCUENTRO DE sESSHOUMARU Y KAGOME.

    pERO QUE CERDA KAGURA A LA UNICA QUE LE DEJO TOCAR UN POQUITIN A sESSH ES A KAGOME...JAJAJAJAJA.

    bUENO SE VENIA ESPERAR UN COMPORTAMIENTO ASI DE KAGURA.

    BUENO ESPERO QUE LO CONTINUES PRONTO.

    mUCHOS BESOS MARTA KOU
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso