One-shot Deber [UlquiHime]

Tema en 'Bleach' iniciado por Tarsis, 26 Febrero 2016.

  1.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Deber [UlquiHime]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    660
    N/A: Jajaja, un AU que se me ocurrió al leer la frase de orgullo y prejuicio y estar leyendo Bleach xD




    "Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna,
    necesita una esposa.
    " -Orgullo y Prejuicio.


    Y justo por esa verdad, allí se encontraba él. No por sentimientos hacia esa mujer, no porque se muriese de ganas por atar su vida a otra persona. Sólo lo hacía porque debía hacerlo. Después de todo Ulquiorra Chiffer era el único heredero de su adinerada familia, ya había pasado los veinte y no había un heredero de sangre directo que le siguiese, que continuara el apellido. Por supuesto estaba su tío Aizen, lo único y más cercano a una familia que poseía, él tenía muchos hijos pero seguía sin ser directamente su sangre.

    Tocó la puerta del sencillo apartamento, la chica de largo cabello naranja apareció pronto tras ella. El rostro del heredero Chiffer se encontraba oculto tras un enorme ramo de inmaculadas rosas blancas. Ladeó su cabeza para poder observarla y que ella le viese.

    —Hola —dijo sin más.

    —¡Ulquiorra! ¿Q-ué es eso? —cuestionó completamente impresionada ante la belleza de las mismas.

    —Voy a pasar. —Dicho esto, entró en el apartamento, depositando el ramo en la mesa del comedor, dejando que la estancia se llenara del delicado perfume de las rosas—. Un regalo —dijo al fin, mientras sus ojos se clavaban en los de ella. Ese oscuro color esmeralda siempre lograba turbarla.

    —Pues... muchas gracias —enrojeció.

    —Cásate conmigo.

    Los ojos se Orihime se abrieron ampliándose hasta no poder más. ¿Acaso había escuchado bien? ¿Él le estaba proponiendo matrimonio? Era insólito, casi imposible.

    —P-Pero...—titubeó con pánico.

    —No es una pregunta, es una orden. Sabes perfectamente que no me gusta negociar, mucho menos pedir. En estos momentos Ichigo Kurosaki está saliendo de la prisión en la que se encontraba, pagué su fianza y está bajo libertad condicional, en un año, estará en completa libertad mientras no se vea envuelto en ningún problema. Hay un coche afuera, esperando por ti; tienes hasta las 6:00 pm para despedirte de él y de todo aquel que gustes. El coche a las 6 en punto te llevará a mi casa. Odio las impuntualidades, cabe destacar.

    El shock se reflejaba en las facciones de Orihime, ¿Ichigo estaba libre? Orihime y Ulquiorra se conocían desde hace varios años, sus familias habían coincidido por mucho tiempo hasta que la de ella cayó en desgracia y arrastró a Ichigo con ellos. Kurosaki, era un adorable chico de baja clase que había conocido durante sus estudios y desde el primer momento, se enamoró irremediablemente de él. Él había aceptado trabajar con su padre y allí comenzó su penuria, cuando descubrieron los fraudes tras su familia, al haber muerto sus padres en los altercados, culparon a Ichigo, no sólo por la muerte de ellos, sino por estafa y muchos cargos más. Ella sabía que él era inocente, y sentía la sangre hervir al saber que el verdadero culpable estaba suelto.

    Así terminó ella en un modesto apartamento que pudo pagar con sus ahorros y con la culpa carcomiéndola lentamente por dentro, cada segundo que Ichigo pasaba en esa cárcel una parte de su corazón moría.

    Y delante de ella tenía a ese perturbante chico de ojos verdes, ofreciéndole todo lo que ella había soñado durante meses con hacer; concederle la libertad al amor de su vida, sólo a cambio de la de ella. No le sorprendía que él lo hiciera así, así era Ulquiorra después de todo. Nunca pedía, sólo tomaba lo que deseaba.

    ¿Realmente sería capaz de decirle que no?

    —Ulquiorra —sonrió, aunque la alegría no le llegaba a los ojos.

    —Nos vemos en el altar, Orihime. —Cerró la puerta tras él, no había más que decir. Ya todo estaba dicho.
     
    Última edición: 26 Febrero 2016
    • Ganador Ganador x 1
  2.  
    Ichiinou

    Ichiinou Maestre Comentarista destacado Crítico

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2015
    Mensajes:
    3,406
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Me ha gustado, pero es que Ulquiorra perturba a cualquiera. º-º La verdad es que es un poco triste pensar que Orihime está enamorada de Ichigo y no puede estar con él y se tiene que casar con Ulquiorra, esto parece un culebrón de los buenos. (?) Pero bueno, en el fondo de mi negro corazón me divierte que así sea, no sé, me ha parecido aunque un poco malvado, divertido hasta cierto punto el escrito.
    Bien redactado, no he visto faltas ni despistes ni nada y ha estado muy bien, así que bueno, solo me queda felicitarte. Por eso te puse ese "ganador", porque es genial. :3
    ¡Sigue trabajando!
    ¡Un saludo! :)
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,244
    Pluma de
    Escritor
    Así mismo vale, sin tanto preámbulo. Si Inoue esperaba que Ulquiorra se le pusiera de rodillas y le clamara su amor eterno pues...

    [​IMG]

    Porque Ulquiorra es el único de su clase y pedir matrimonio como usualmente se hace ps... no es su estilo, obvio.

    Y JAJAJA QUE CON ESO DE QUE LE PAGÓ LA FIANZA A ICHIGOOO, pequeño delincuente. Veo esto como un long-fic en el que Orihime cree equívocamente que está enamorada de Ichigo y él ni pendiente... y por como planteaste las cosas pues, Ulquiorra tampoco estaría pendiente, no sino hasta bien después.

    Me gustó, Gene. Me dio aires de ashelia eh.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso