1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

One-shot de Inuyasha - Dearest [Kikyo]

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por FiraLili, 1 Agosto 2012.

  1.  
    FiraLili

    FiraLili Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    15 Febrero 2011
    Mensajes:
    350
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Dearest [Kikyo]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1293
    Debo admitirlo, Kikyo era el personaje que odiaba en Inuyasha pero en esos momentos aún era demasiado ciega para ver la profundidad del personaje :´D por lo tanto en estos momentos es una de mis personajes favoritos.

    Su personaje es complejo, que deja un buen sabor de boca cuando se sabe apreciar todo lo que hizo, además de que al final eligió la vida de Kohaku en vez de derrotar a Naraku, fue una decisión difícil. Así que, ¡arriba Kikyo!

    Disclaimer: Inuyasha no me pertenece ni ninguno de sus personajes.

    Advertencia: Basado en los capítulos 6, 7 y 8 de Inuyasha Kanketsu-Hen.

    Dearest

    —¡Espera, Kikyo!

    Su voz, me llegó desde el cielo, miré llegar a mi reencarnación con la exterminadora, la cual no me miraba a mí sino al niño que viajaba conmigo, sabía a que venían pero no podía dar marcha atrás, si quería terminar con Naraku el sacrificio de Kohaku era innegable. Él ya estaba preparado, yo ya he hecho los arreglos para que el fragmento que la ata a la vida fuera el destructor de la impureza que contenía la perla en manos del hanyo.

    Aunque ellas no lo entendieran, no esperaba que lo hicieran.

    No puede avanzar a mi meta, me detuvo y Kagome se marchó, cerré los ojos con pesar, quisiera creer como ella cree en Inuyasha, incondicional y fervientemente pero la vida ha sido dura conmigo, he aprendido a hacer las cosas para salvar otras, tal vez he sido cruel y despiadada en algunas ocasiones, no lo niego, nunca lo haría pero eso sólo yo lo cargaré.

    0-0-0-0-0

    —Perdóname, Sango.

    A mis ojos nada se les escapaba, me arrodillé al tiempo que miraba el nacimiento de la cicatrices que el joven monje, aparté un poco la ropa y vi que casi llegaban al corazón, entrecerré los ojos, estuvo a punto de morir para que no tuviera que usar el fragmento de Kohaku y así la exterminadora no sufriera… ¿tanto así no querían que utilizará el fragmento del niño?

    —Intentaré curarlo —anuncié sin más.

    Sabía que al hacerlo me debilitaría, puesto que tendría que trasferir el miasma de su cuerpo al mío para intentar purificarlo, pero ahora eso no era importante, trataba de no perder más vidas de las necesarias, curaría al monje y me marcharía, alcé la viste, apreciando el rostro preocupado de la exterminadora, desvié la vista… ella sufriría a la muerte de Kohaku.

    0-0-0-0-0

    —Entiendo.

    El monje había pedido no revelar nada a la mujer que de tanto esperar a que terminara mi tarea, cayó rendida por el cansancio junto a Kohaku, no diría nada, de todas formas eso no me correspondía a mí decirlo. Era hora de que me marchara, dejé atrás a Inuyasha siendo seguida por Kohaku.

    —Kikyo acerca de Kohaku…

    —Lo sé —interrumpí antes de proseguir mi camino.

    Intentaría salvarlo, ya lo había decidido al ver lo que estuvo a punto de hacer el monje con tal de que Sango no sufriera y su determinación al querer cargar solo con el peso de su muerte silenciosa que se acercaba cada vez más al abrir su agujero negro.

    Me detuve para alzar la vista y perderme entre las estrellas del firmamento, ¿podría confiar en ella?, ¿en ellos? Mi muerte era inevitable, el miasma que no alcancé a purificar me está reabriendo la herida del pasado, no tenía mucho tiempo y debía tomar una decisión.

    —¿Kikyo-sama? —Oí la preocupación en su voz de niño.

    —Kohaku —llamé—, ¿si tuvieras una oportunidad para emendar tus errores, la tomarías?

    Me giré para poder observar su reacción a mi pregunta, vi la sorpresa y el miedo antes de pasar a la determinación.

    —La tomaría —contestó.

    Asentí, estaba decidido entonces.

    —Acércate, Kohaku —pedí.

    Al tenerlo al alcance rocé el fragmento con la punta de mis dedos, todo estaba listo.

    —¿Kikyo-sama?

    —Tu fragmento será el último en entrar a la perla, Kohaku —murmuré antes de sonreírle, no sonreía pero ahora podía hacerlo, frente a ese niño que estaba dispuesto a sacrificarse.

    —¡Sí!

    0-0-0-0-0

    Una trampa, repudié estar en los brazos de Naraku, ese maldito ser que arrancó la felicidad que un día tuve, no podía hacer nada mi cuerpo estaba absolutamente corrompido de miasma, no tenía movimiento alguno, me consolaba el mero hecho que Kohaku estuviera a salvo y que Inuyasha y Kagome estuvieran a punto de llegar.

    Inuyasha.

    Entrecerré los ojos con aprensión, al final siempre pensaba en Inuyasha, ese terco hanyo que me causo dolores de cabeza pero también que me dio tantos momentos de alegría.

    —¡Naraku! —Su voz—. ¡Deja a Kikyo!

    Inuyasha.

    Sentí como Naraku apretaba mi cuerpo de barro con desesperación, no pudo evitar sonreír internamente, eso era lo que no querías, que Inuyasha llegara a salvarme, querías que muriera en tus manos y que muriera con odio, así mi alma no podría descansar en paz.

    Fallaste.

    Y siempre fallarías.

    0-0-0-0-0

    Desapareces como siempre lo haces, te crees vencedor pero estas lejos de la realidad, mi intención al lanzarte la fecha de Kagome no era destruirte sino sembrar un pequeño rastro de luz en la Shikon, tal vez no sea los suficientemente fuerte para resistir tu maldad pero la esperanza ya estaba implantada.

    —¡Kikyo!

    Mis ojos se abrieron al oír el llamado de mi reencarnación, sus ojos se encontraban anegados de lágrimas que no salían, embocé una pequeña sonrisa que la sorprendió, era lo único que podía hacer, mi voz aún no salía y no podía moverme, ella que se interpuso entre Naraku y mi cuerpo para protegerme, a mí, merecía saber que le había reconocido.

    Ella era la persona a la que Inuyasha estaba destinada, somos tan diferentes y esa diferencia me permitió saber que yo no podía interferir más.

    Kagome gracias por todo.

    Era mi hora, ya no había nada que me atara al mundo terrenal, mi misión ya concluyo, porque he decidido confiar en ustedes, en que podrán… no, en que derrotar a Naraku y vivirán felices.

    Vivirán por mí, vivirán por todo ser que fue asesinado por la ambición de Naraku.

    Esperanza era lo único que podía dejar.

    —Derroten a Naraku.
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  2.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    3,028
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Definitivamente la muerte de Kikyo fue uno de los momentos más tristes, al menos para mí, sacrificarse a sí misma para salvar a Kohaku y abandonar su venganza demuestra lo increíble del personaje.

    Bueno, el escrito me gustó mucho. De verdad, fue maravilloso y completo, tiene exactamente lo que buscaba. Me gustó mucho en particular la anteúltima línea, pues es cierta, tal vez la esperanza era lo único que podía dejar ella. Y también fue de las frases más tristes del escrito :(

    Diablos, mi comentario quedara mini, ¡no tengo nada que objetar! El escrito esta bien redactado y no noté errores de ningún tipo, algo que agradezco pues facilitó la lectura. Ojalá todos los escritos que leo de Inuyasha fuesen así de sublimes... en fin, espero leer más de tí, ¡y más de Kikyo! He visto tan poco dedicado a ella por aquí...

    Saludos.
    Rocio.
     
  3.  
    Artemisa

    Artemisa Usuario VIP

    Tauro
    Miembro desde:
    12 Marzo 2008
    Mensajes:
    888
    Pluma de
    Escritora
    Oh, qué hermoso.

    Todo pareció encajar maravillosamente. A pesar de haberte basado en los episodios ya existentes del Final Act, supiste dar la perspectiva de Kikyô de los eventos ahí ocurridos. Siempre pensé que The Final Act presentaba unos capítulos muy apresurados, como ya queriendo acabar con la historia de una buena vez, por lo que aprecié que dieses una descripción más detallada y emocional. Kikyô está muy dentro de su personaje... Creo que en estos episodios es cuando realmente se muestra mucha madurez de su parte y éso lo sacaste a relucir. Me dio ternura cuando al final aceptó a Kagome y reconoció que la chica se preocupaba por ella.

    Poquísimas fallas en cuanto a tildes y puntuación. Te felicito.

    Saludos <3
     
  4.  
    Nopal

    Nopal Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,470
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Querida Fira! Tenía tiempo sin leer algo tuyo. Y me desilusionó un poco este escrito. Creo que es por la costumbre de que abordas más el tema, no sé si me explique concretamente. Fue predecible en general, lo sentí como si estuviera viendo el animé pero que a la vez me lo estaban narrando, me refiero a que no dijiste nada que no se supiera viendo ésos capítulos. No lo sé, creo que también resulta que esperaba un poco más.

    Tienes buena ortografía, como siempre, sólo pequeños errores en lo que es escribir hanyou, Kikyou o Kikyô. Son realmente comunes. Y un pequeño detalle con las preposiciones. Me ha gustado, sí, pero no es que le haya sentido un gran impacto. De verdad :C

    Estoy muy de acuerdo con lo dicho anteriormente, pero falta un noséqué.
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso