Comedia D de Durazno

Tema en 'Relatos' iniciado por Aryaa Stark, 22 Enero 2019.

  1.  
    Aryaa Stark

    Aryaa Stark Arya a sus servicios!

    Aries
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2014
    Mensajes:
    245
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    D de Durazno
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    826
    Para la actividad días de abc.
    Qué alguien me ayude a ver cual es el verdadero género de este relato plox XD

    D de Durazno


    Estaba sentada sobre mi cama, con la espalda apoyada contra la pared. Tenía un grueso y antiguo libro de hechizos avanzados, abierto sobre mis piernas, mientras sujetaba mi barita con mi mano derecha. Estaba intentando leer un hechizo complicado, para luego practicarlo, pero unas voces me distrajeron.

    —Lena, cálmate… —se quejaba la voz de Ana, en lo que parecían ser jadeos. —Se esta poniendo muy caliente aquí. —Un quejido sonó al otro lado de la pared. —Basta —una risa ahogada.

    —Oh, si quieres que pare… —la voz de mi pequeña hermana sonaba agitada, al igual que la de Ana. —Vas a tener que atraparme.

    —¡Esta bien!

    No era la primera vez que ocurría esto, y supongo no sería la última, por desgracia. Ya me estaba empezando a hartar de escucharlas todo el tiempo, a mi hermana y la odiosa de su novia. Quisiera que nuestras habitaciones no estuvieran una frente a la otra, y se escuchara con tanta claridad lo que estaban haciendo al otro lado del pasillo.

    —¡Te atrapé! —<<Vaya, eso fue rápido.>>, pensé intentando concentrarme nuevamente en mi lectura.

    —Cómo lo… —mi hermana no pudo terminar la frase. Yo ya estaba empezando a molestarme. —¡Ah! Ana, espera. ¡Ni siquiera lo pienses!

    Escuche la risa de mi cuñada.

    —¿O si no que harás? —la voz de Ana tenia un tono demasiado pícaro para mi gusto.

    Empecé a pasar rápidamente las hojas del grueso libro, estaba desesperada por encontrar algún hechizo que pudiera bloquear el ruido. Sabia lo que venia y no quería escuchar, quería poder practicar mi magia en paz. Pero no, no había ningún hechizo que explicara como bloquear los ruidos de tu hermana y su pareja.

    Escuche la risa nerviosa de mi hermana, parecía que se estaban divirtiendo mucho. Me saltó una vena en la frente.

    —¡Ana, ya para! No me hagas cosquillas —apenas y pude escuché como mi hermana hacia un ruido parecido a un gemido. —¡Ana ya!

    —¿Por qué? —se detuvo un rato, ambas rieron. —Tienes miedo, deberías…

    Ahora estoy segura de haber escuchado un gemido de parte mi hermana, que se mesclaba con su risa y la de Ana. Cerré el libro de golpe. ¿Por qué no tenían el más mínimo respeto por mí? O es que Lena había olvidado que estaría en casa esa noche. Solo le bastaba con que nuestros padres no estén para que hiciera lo que quisiera.

    Sea como sea, estuvieran haciendo lo que estuvieran haciendo, yo les iba a recordar que estaba allí. Después de eso, continuaría con mi práctica.

    —¿¡Qué rayos están haciendo, par de idiotas!? —Les grité mientras me ponía en pie y me dirigía hacia la puerta de mi habitación.

    Rápidamente crucé el pasillo, y abrí la puerta del cuarto de Elena de golpe, sin miedo a lo que me podría encontrar del otro lado.

    Lo que encontré pudo haber sido mucho peor. Ana totalmente en llamas estaba sobre Lena, besando su cuello, las manos de las dos estaban entrelazadas. Aun llevaban ropa, no mucha, pero aun la tenían puesta. Ambas estaban bastante despeinadas. Había varias prendas y almohadas decorando el piso del cuarto de Lena.

    —Nada —respondieron al unísono, mientras volteaban a verme sin siquiera moverse.

    —¿¡Le llaman a eso nada!? — Les grité, apretando el puño. Su respuesta me había molestado mucho.

    —Si —dijeron otra vez al mismo tiempo, sin siquiera cambiar de posición. Ya era suficiente.

    —Bueno, si van a hacer “nada” toda la noche, entonces hágalo en otra parte. —Les advertí con tono frío, mientras sacaba la varita.

    Ante la amenaza cambiaron de posición. Mi cuñada se sentó mientras se acomodaba los lentes, y se quitaba los risos de la cara, mientras mi hermana menor simplemente se ponía de lado para mirarme.

    —No seas aguafiestas, Rachel. —se quejó Ana, que había dejado de verme para fijar toda su atención en el durazno de mi hermana.

    —No es mi culpa que no te hayas querido ir con papá y mamá —reclamó Lena, mirándome enojada.

    Tan imprudente conmigo, como siempre Ana, tomó el durazno de mi hermana y lo apretó, haciendo que Elena salté de la impresión y se vuelva a sonrojar mucho.

    —Eso es todo. —Aseguré apuntándoles con la varita.

    <<Teleportación>> pensé, mientras me imaginaba claramente el cuarto y la cama de Ana. No soy mala, no quería hacerles daño, solo quería que me dejarán estudiar en paz. Y de todos modos no hay mucha diferencia, para estos casos cama es cama.

    ♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠

    Teletransportación: Hechizo que hace que seres vivos u objetos de pequeño tamaño sean teletransportados a un lugar deseado, si no se piensa con claridad a que lugar quieres teletransportarlos estos pueden ir a parar en cualquier lugar. Es necesario ser especifico.

    Durazno: con Durazno Rachel se esta refiriendo al trasero, las nalgas, o como las quieran llamar.
     
    Última edición: 22 Enero 2019
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  2.  
    Sekai

    Sekai Equipo administrativo Líder de Betas Comentarista empedernido Editor Gráfico Talco's Crew Eternal Blue Cinnamon roll ♡

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,400
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Definitivamente esto lleva de género comedia xD con un toque picarón. La referencia al durazno la imaginé en cuanto entendí que la hermana y su novia estaban divirtiéndose. (?)

    Ugh, me da pena Rachel, honestamente. Imagina estar estudiando (o intentándolo) y que tu hermana esté aprovechando la oportunidad de que tus padres no estén. Verdaderamente tedioso.
    La historia es simple, con una lectura ligera y agradable. Sin embargo, algunas cosillas se te escaparon:
    Más adelante en la lectura está bien escrito: varita.
    En el contexto de esto (tercer diálogo): Está. Verbo estar.
    En el contexto de esto, que era una pregunta: qué.
    Tenía, del verbo tener.
    Sabía, del verbo saber.
    Y finalmente escuché, pasado de escuchar.

    Igualmente con los diálogos:

    El punto va después del segundo guión y los verbos que no son de habla (habló, dijo, mencionó, etc. en todos sus tiempos verbales), van en mayúscula:
    —¿Por qué? —Se detuvo un rato, ambas rieron—. Tienes miedo, deberías...

    Y bueno, de momento eso sería todo.
    Saludos~
     
    • Ganador Ganador x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso