Cuestión de orgullo

Tema en 'Vampire Knight' iniciado por rhapsodic, 20 Julio 2011.

  1.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,244
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cuestión de orgullo
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1572
    Título: Cuestión de orgullo
    Personajes: Aidôu Hanabusa, Yuuki Cross, Zero Kiryûu
    Resumen: Porque él sabía el secreto de esos dos, y podía informarle inmediatamente a Kuran Kaname lo que sucedía. Pero prefería callárselo, por cuestiones personales, de honor, de orgullo.
    Advertencias: Editado por cuestiones del foro (ya saben, contenido algo explícito), el que desee leer la versión REAL contactarme por MP...
    ______________

    Cuestión de orgullo

    Se adelantó y caminó triunfante delante de todos sus compañeros. Le encantaba escuchar los gritos de las chillonas estudiantes diurnas aclamándolo y prácticamente, extendiéndole una alfombra roja para caminar. Una morena le lanzó fervientemente un beso, y el no dudó en giñarle un ojo y sonreírle, coqueto como lo era únicamente él.

    La chica cayó de espaldas, maravillosamente desmayada. Ahora tendría algo que contar a sus nietos en un futuro.

    La melena dorada brilló ante los tenues rayos del sol, y sus ojos vislumbraron carmesís ante la cercanía de la noche. Una pequeña chica de cortos y achocolatados cabellos mantenía a raya a las jovencitas extasiadas con su presencia, y él tan solo podía abstenerse a observarla mirándolo detenidamente, con un sonrojo en sus mejillas y una gota de sudor resbalando por su cien.

    Se detuvo un momento, y le admiró con malicia. Ella tan solo le devolvió la mirada algo confundida.

    Kaname Kuran se detuvo a su lado y le tomó suavemente el hombro, Aidôu Hanabusa comprendió el mensaje perfectamente… Era hora de seguir su marcha y comenzar con las tan aburridas clases.

    Bufó, y las chicas bufaron con él dejándose llevar por las propias emociones del vampiro. Cordialmente el Hanabusa se despidió de sus niñas, siendo nuevamente, el causal de gritos y lágrimas de felicidad.

    -

    —¡Hey tú, Cross-san! —Llamó una chica de su clase a la pequeña delegada —¿Qué fue esa mirada entre tú y Aidôu-senpai?

    La pobre niña prácticamente se hundió avergonzada en su silla.

    —¿Eso? ¡Ah! No fue nada, déjenlo así —tartamudeó nerviosa. Las chicas fueron poco a poco amontonándose a su alrededor, sumergiéndola en, aparentemente, un hoyo negro. Yuuki tembló.

    Cierto peli-plateado observaba desinteresado la escena desde una distancia segura, tomándose levemente de los plateados cabellos. Obviamente él siempre estaba así de aburrido como se encontraba ahora.

    —¡Eh, Zero, ayúdame! —pidió la oji-castaña. El Kiryûu pareció no escucharla —¡Zero! —suplicó.

    Zero sonrió por lo bajo, y solo su mera presencia bastó para que las furiosas fans dejaran a Yuuki Cross en paz. La susodicha observó al vampiro con agradecimiento.

    -

    —¡Ruka, voy a matarte, ahora sí! —amenazó exasperado el rubio de ojos azules al ser víctima de la furia de la vampira de ojos pardos. Una vez más, la Sôuen se había encelado al escuchar al purasangre hablar de su tan especial delegada.

    El vice-presidente Takuma pidió a Kaname permiso para salir, y el purasangre se lo concedió.

    —No tienes ni por qué pedirlo, Ichijôu —informó sonriente, el vice-presidente asintió algo avergonzado.

    Aidôu recordó algo y, con el mismo ahínco de siempre, pidió permiso a Kuran para salir de la clase. El oji-cobrizo le miró indiferente, y negó casi inmediatamente a su petición.

    —¡P-Pero Kaname-sama! ¡¿Por qué no?! —preguntó algo molesto, haciendo énfasis a sus palabras de manera teatral.

    —No puedes salir y punto, Aidôu —negó el mandamás nuevamente, volviendo a su libro. Aidôu asintió y se sentó en su puesto nuevamente, molesto.

    -

    La pequeña delegada patrulló la zona como era la costumbre. Supervisó cada esquina del lugar; debajo de cada roca, entre todos los árboles y detrás de las paredes, y por fortuna y milagro de Dios no encontró a ninguna chica de la clase diurna.

    Rascó su cabeza con dejadez, e inmediatamente se encaminó a su dormitorio.

    —¡Ese Zero! —Musitó levantando sus brazos al cielo, disgustada —Siempre me deja todo el trabajo a mí. ¡Ya sé! Cuando tenga hambre, no le daré de comer. ¡Sí, eso mismo! —se animó.

    —Ya sé de tu plan.

    La chica casi sufre de un infarto al escuchar el tono tan serio y de ultratumba de aquella voz. Se volteó con su puño en el pecho, y se relajó al ver quién era.

    —¡Z-Zero! ¡Tonto! Me asustaste…

    —De todas formas no me gusta tu comida, siempre se te quema —prosiguió, observando a la chica más pequeña que él de manera sombría y algo divertida. Yuuki infló sus mejillas, como cuando era una niña.

    -

    El aburrido profesor –y con eso me refiero a Yagari Tôuga- dio por finalizada la clase. Aidôu prácticamente pudo respirar nuevamente. Kain le miró algo extrañado y el rubio tan solo le hizo ademanes de despreocupación.

    Rápidamente, el oji-azul se perdió de la vista de todos. Kain suspiró, algo le decía que su primo se metería en problemas.

    -

    El rubio caminó por un sendero de la academia, buscando a cierta delegada. Hoy se había decidido, llevaría a cabo una de sus más grandes fantasías al alimentarse de Yuuki Cross, la protegida del purasangre Kuran.

    Por supuesto que ella no sabía nada, todo sería de sorpresa. Se alimentaría de ella y ¡Bang! Le borraría los recuerdos y asunto arreglado. Ya lo había planeado.

    Llegó al pequeño bosque alejado de los edificios de clases, y allí, pudo verla. A ella, y a Kiryûu Zero. Al principio no entendió lo que sucedía, pero luego de unos segundos y después de escuchar múltiples jadeos, entendió a la perfección.

    Se escondió detrás del árbol más cercano.

    La garganta le ardió al comprender la escena que presenciaba. Kiryûu se alimentaba de Yuuki apasionadamente, y a ella parecía gustarle. Él la mantenía presa entre él y el roble a las espaldas de la delegada, mientras se mantenía inclinado y ella se aferraba de su cuello enérgicamente, con su rostro sumergido en muchas sensaciones que la embargaban al mismo tiempo.

    Kiryûu la liberó de la mordedura, para acto seguido reclamar los finos labios en un beso carmesí y hambriento. Observó confundido como ella llevaba sus pequeñas manos a la cintura del pantalón del peli-plateado, desabrochando y desencajando todo a su paso.

    Para Aidôu Hanabusa todo sucedió tan rápido… No encontró palabras para describir la escena ni lo que vivía.

    Porque por primera vez, Aidôu Hanabusa sentía celos. Celos de aquel que le había robado su fantasía en sus propias narices.

    Podía oírla musitar complacida el nombre del oji-amatista ¡Y vaya que no lo soportaba! Deseaba arrancarse los oídos, taparlos con cualquier cosa, pero no podía, simplemente estaba varado en aquel sitio incapaz de moverse.

    No supo cuantos minutos, o incluso horas quedó allí parado detrás de aquel árbol, escuchando todo lo que sucedía a unos metros de él. Solamente supo que debía marcharse, antes de ser descubierto.

    Y así lo hizo…

    Se marchó, y decidió olvidar lo que vio y escuchó…

    Comenzó a caminar por donde había regresado, anhelando no ser visto por el peli-plateado. Por suerte, este último estaba demasiado sumido en su cansancio –sin contar que de espaldas- que ni cuenta de la presencia del rubio se percató.

    En cambio, Yuuki logró verlo.

    -

    Al atardecer del día siguiente todo volvió a ser como antes; las enormes puertas del dormitorio se abrieron, dejando pasar a todos los hermosos estudiantes nocturnos. Las chicas gritaban por cada uno de ellos, en especial, por cierto rubio de ojos azul cielo.

    Como era la costumbre, saludó a cada chica que lo aclamaba, y llevo a cabo varios de sus famosos “BANG”

    Todo era igual, la sensación de caminar por la alfombra roja, el sentimiento de estrellato y superioridad. La misma chica morena y los mismos gritos de jovencitas desquiciadas.

    Lo único diferente, es que al pasar a un lado de Yuuki Cross y mirarla de forma… inusual, ella corría su mirada y sonrojada, se centraba en otra cosa.

    Lo único diferente era que, al salir de las clases cada media noche, la veía a ella junto a Kiryûu, con aires sospechosos.

    Porque él sabía el secreto de esos dos, y podía informarle inmediatamente a Kuran Kaname lo que sucedía.

    Pero prefería callárselo, por cuestiones personales, de honor, de orgullo.

    Porque sabía que algún día, él ocuparía el puesto de Zero Kiryûu en la vida de la delegada de entre-clases, sin importar qué.
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  2.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,982
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola! ¡Wow! Lo amé, aunque sea cien por ciento fanática de Kaname, este relato, todo desde el punta de vista de Hanabusa me ha fascinado. El secreto, su ansia de ella, el orgullo, sólo eso le impide hablar. Kyyyyya, demasiado genial. Es un long-fic? Si es así, espero con ansias la continuación, me avisas! :*
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    KuranYuuki

    KuranYuuki Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    23 Mayo 2011
    Mensajes:
    172
    Pluma de
    Escritora
    Hola!
    Amo tu forma de narrar,siempre me dejas sin palabras.
    Como dijo GeMonts:
    Lo amé, aunque sea cien por ciento fanática de Kaname, este relato, todo desde el punta de vista de Hanabusa me ha fascinado. El secreto, su ansia de ella, el orgullo, sólo eso le impide hablar. Kyyyyya, demasiado genial. Es un long-fic? Si es así, espero con ansias la continuación, me avisas! :*
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,244
    Pluma de
    Escritor
    Hehe, hola chicas, muchas gracias por comentar me alegro que les haya gustado. La verdad es que hacerlo desde el punto de vista de Hanabusa fue bastante divertido, y de cierta forma, me ayudó a enterder un poco más al personaje.
    Vaya, Kanamistas comentando un Yuuki&zero medio sospechoso, hahaha, por ahí tengo algo de Kaname & Yuuki, por si desean leerlo.
    Así mismo, les confieso que esto amigas mías es un One-shot, lo escribí cuando estaba sola en casa, sin nada que hacer y en un extenuante momento de ocio... Lo lamento, pero no habrá una continuación a menos de que tenga ganas de continuarla x'D
    Peero, si desean leer más cosas como esta (?) pronto traeré una serie de one-shot sobre todos los personajes (los principales, específicamente) inspirados en seis de los siete pecados capitales (dejemos la lujuria por fuera, no me costaría nada escribirla, de hecho la harñe, pero no la enviaré aquí si no en otra página que está permitido, jajaja)
    Saludos y cuídense mucho =)
     
  5.  
    Freya Scarlet

    Freya Scarlet Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Marzo 2011
    Mensajes:
    555
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga no pude evitar leer tu bello One-shot, te lo juro me gustó tanto, de verdad
    tienes un hermoso don al escribir que me encanta sobre todo de esta bella serie, fue tan
    apasionada, romántica y linda tuvo de todo.
    Realmente si debe ser algo excitante ser mordida por un vampiro (en mi opnión jaja) y
    sobre todo ser mordida por un vampiro como Zero (Dios que es tan guapo y sexy) jaja
    me gustó como lo describiste, espero ver más one-shots como este amiga ya que disfruto
    mucho leerlos.

    ¡¡Saludos y sayonara!!;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Blueprint

    Blueprint Guest

    OMG! Me fas.ci.no
    Siempre he sentido como que a Aidôu le gusta Yuuki y la manera en como lo narraste fue increíble, muy entretenida.
    No sabía que Zero&Yuuki llegaran a.....esos extremos xD nah, pero está MUY bien para mí
    Excelente, es lo único que puedo decir
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Similar Threads - Cuestión orgullo
  1. Fernandha
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    289

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso