Historia larga Crisis Escolar

Tema en 'Novelas' iniciado por MermeladaPink, 27 Junio 2020.

Cargando...
  1.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Crisis Escolar
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1432
    Nacida en una familia de atletas gigantes, Robin, está a punto de entrar a una nueva preparatoria, su enemigo, el futuro capitán de fútbol americano de la escuela y vecino, su amor platónico de infancia y hermano gemelo del futuro capitán, y un soberbio pero atractivo joven que comparte torre de casillero con ella le pondrán un poco de diversión, amor y problemas a su adolescencia.
    Nota: La historia empieza un poco lenta, así que tengan paciencia y sigan leyendo, saludos.

    PD: Esta historia la hice hace casi mas de 5 años la llegue a subir en este foro, soy la misma autora pero perdí mi cuenta de correo y no pude rescatar mi usuario aquí, después hablare con un administrador para borrar mi antigua cuenta.
    PD2: Mejore la historia cambie a la protagonista, etc.




    – ¿Me casare? – dice nuestra joven protagonista, mientras se mira emocionada al espejo con un vestido de novia.

    – Robin – interrumpe su padre, vestido con un elegante smoking – Toma mi brazo preciosa, él ya está esperándote en el altar.

    – No puedo creer que me voy a casar – se dice entre dientes y con los ojos quebradizos, no lo duda más y toma lentamente el brazo de su padre – Nunca pensé que llegaría este momento – la puerta que daba el pasillo hacia el altar empezaba a abrirse, y a lo lejos intentaba ver quien era aquel que la esperaba, pero la luz que provenía de las ventanas enormes de la iglesia era tan fuerte que solo podía visualizar la espalda de su amado.

    Al llegar al altar, su corazón comenzaba a acelerarse, solo quería ver el rostro de su príncipe soñado, su padre entregaba el brazo de ella a su futuro esposo, pero cuando volteo el novio su rostro aun tenia los destellos del sol sin poder ver su identidad y su ropa había cambiado, el vestido que tenía puesto Robin ahora lo vestía aquel hombre con el rostro brilloso – ¿Que carajos? – Robin confundida se mira a sí misma, ahora ella tenía el smoking de novio, aturdida dio unos pasos atrás, olvidando el pequeño escalón del altar, para así caer al vació y despertar del sueño muy exaltada.

    I

    COMENCEMOS

    – Mierda, es la segunda vez que sueño así – mira por unos segundos el techo de su habitación, para después tomar su edredón y con fuerza destaparse, a pesar de la pesadilla, sus energías estaban al máximo.

    Mientras se lavaba los dientes, comenzaba a hablarse a sí misma.

    – Esto ya no es normal, debería tener unos sueños hermosos con chicos hermosos, mas no ser yo el chico.

    – Vaya que te vez terrible – interrumpe su hermano mayor Cristopher un joven alto de pelo castaño y ojos verdes.

    – No estés jodiendo, esta ocupado el maldito baño así que vete – lanzando patadas y empujando a su hermano fuera del baño, para cerrarle fuertemente la puerta en la cara.

    – No estás de humor parece.

    Era el último domingo de vacaciones de la familia Jonson, y como todos los domingos, verían el partido de fútbol americano en familia, amaban el deporte y sobre todo los más rudos.

    Mientras la madre ese día se dedicaba a preparar bocadillos para el partido, Robin buscaba entre sus pertenencias su playera de los Green Bay Packers, emocionada por el partido mientras descendía por las escaleras comenzó con una porra, su hermano y su padre el señor Jonson, que estaban ya en el sillón frente a la televisión le siguieron el juego, los tres eufóricos y ruidosos fueron interrumpidos por el timbre de su hogar.

    – Oh, llegaron los Hadley – la señora Jonson madre de Robin y Cristopher se apresuró aún más en cocina – Cris abre la puerta a los vecinos por favor.

    – ¿Vinieron los vecinos? – preguntaba asustada Robin a su hermano.

    – Por supuesto, mama los invito, sabes que desde que murió la señora Hadley ella ah sido muy atenta con el señor Hadley y los gemelos – Cris se levanta del sillón para ir hacia la puerta y recibir a los vecinos.

    Robin de manera rápida corre por las escaleras hasta su habitación, uno de los hijos del matrimonio Hadley, Dean Hadley, era su amor platónico desde pequeña, que la viera con aquella playera deportiva tan holgada le incomodaba, no tenia muchas cosas femeninas entre su ropero ya que en su mayoría era ropa deportiva pero un vestido antiguo rosado y muy infantil fue su última opción.

    Ahora tímida, apretada y silenciosa con el viejo vestido puesto, descendió, llamando la atención de su madre.

    –Robin, porque usas ese vestido, desde hace 3 años que ya no te queda – la madre de Robin tenía claro que su hija había crecido bastante, la familia Jonson era conformada por gigantes y la hija menor ya media metro ochenta.

    – Aun me queda bien mama – Robin intentaba defender su postura, aquellas energías y emoción por el juego se habían esfumado.

    – Ve por los demás bocadillos por favor – le ordena su madre

    Robin obediente y enojada por el comentario de su madre va a la cocina, al llegar a la sala de televisión para dejar los bocadillos en el centro de mesa, cruza mirada accidentalmente con Dean, aquel joven rubio de ojos azules le responde con una linda sonrisa, para luego ser interrumpidos por Drew, el hermano gemelo de Dean.

    – ¿Que tanto ves a mi hermano gorilana? – Aquella ofensa enfureció a Robin, sin embargo, trataba de controlarse frente a Dean.

    – No seas grosero Drew – Dean retaba a su hermano.

    – Ah crecido bastante su hija – comentaba el señor Hadley a los padres de Robin – y se está poniendo hermosa.

    – Gracias – decía feliz la señora Jonson – yo le digo que entre a modelaje, debe aprovechar esa altura.

    Drew con voz leve – Que la aproveche como poste de luz – el rubio patán gustaba de molestar a Robin, sabia que su vecina tenia un temperamento fuerte, hacerla enojar frente a Dean era su misión.

    El partido comenzó, Robin se mantuvo relajada hasta el final, a pesar de que su equipo favorito gano, no podía gritar como común mente lo hacía. Los padres de las dos familias seguían tomando un poco mas de cerveza, eran dos hombres grandes y fortachones, aunque el señor Jonson ya tenia un poco de sobrepeso, antes hacía mucho deporte, pero ahora solo lo veía.

    – ¡Hey capitán! – Drew hablaba muy amistoso con Cristopher – sé que este será tu ultimo año en la preparatoria, no te olvides de mí, yo podría ser muy buen futuro capitán del equipo.

    – Ya veremos este año tu desempeño, aunque no lo dudo – respondía Cristopher.

    Robin que se había alejado un poco de la bulla, estaba sentada en las escaleras, rascándose de forma discreta, el vestido le generaba un poco de picor.

    – Disculpa a Drew por ser tan mal educado contigo, a veces se comporta muy infantil – Dean se había acercado a hablar con Robin, aunque la timidez no la ayudaba mucho, que Dean entablara una conversación con ella era un sueño. – Me entere, que te cambiaras a la misma preparatoria de tu hermano, supongo que va a ser duro para ti alejarte de tus amigos en tu antigua escuela.

    – Se que es una decisión apresurada, pero quisiera estar mas cerca de Cris antes de que se vaya a la universidad, pensar que no lo veré después por mucho tiempo, me pone triste. – Robin armada de valor le contesto sin titubeos a Dean.

    – Bien, nos vemos después, si te sientes muy sola en la escuela, puedes contar conmigo – la amabilidad de Dean era lo que tenia a Robin a sus pies, sabia que el trato que el le daba a ella no era especial ya que él siempre ha sido así con todo el mundo.

    Dean la deja sola para ir con su padre, Drew que vio aquel acercamiento llego a protestar contra Robin.

    – Gigantona, yo te conozco muy bien, eres un maldito mono agresivo así que aléjate de mi hermano.

    – ¿Gigantona? Tenemos casi el mismo tamaño imbécil.

    – Si, pero yo soy hombre, y no se ve mal.

    – ¿Y quien rayos te crees para decir eso?

    – Simplemente no te acerques a Dean, no quiero una cuñada tan agresiva y bruta como tú, ni con ese vestido ridículo te podrás ver femenina, nadie te cree el cuento de que iras a la misma escuela solo por tu hermano, así que yo te estaré observándote.

    – Me da igual los que opines idiota – Robin molesta se encierra en su habitación, Drew la pone de mal humor, nunca se han llevado bien, además debía buscar un outfit decente para mañana, ella tenia claro que iba por Cris, pero el pensar que podía caer en las mismas clases que Dean le emocionaba.
     
  2. Threadmarks: Capítulo 2
     
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Crisis Escolar
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1234
    ll

    UN TOQUE FEMENINO

    – Robin, despierta se esta haciendo tarde hija – la señora Jonson tocaba con fuerza la puerta de la habitación de Robin, aunque Robin aun entre sueños apenas si escuchaba – Robin Cris se va a ir sin ti, abre la puerta.

    Robin que no había podido dormir bien la noche anterior por los nervios, se había quedado dormida, babeando la almohada empieza de apoco abrir los ojos para al fin escuchar a su madre.

    – Santo Dios – se levanta asustada, toma su despertador y se da cuenta de la hora – maldita cochinada, no sonó – aunque en realidad sonó por más de una hora.

    Con prisa se mete a bañar para después tratar de arreglarse un poco, quería ir llamativa por si se encontraba a Dean, un vestido, unos tacones medianos y un buen peinado, serian suficiente.

    – Perdón hermano, gracias por esperar.

    – Hija Cristopher ya se fue hace rato, sabes que nunca llega tarde a clases.

    – Ni por mi lo haría el bastardo – enojada con Cris por dejarla sola, toma su bicicleta y se embarca hasta la escuela, sin saber que al llegar el viento le había arruinado su cabello, cansada deja su bicicleta con candado, toma un respiro y pasa por una fuente para ver su reflejo.

    – Maldición, mi cabello – intenta arreglarlo un poco.

    – Hola – esa voz angelical la erizo la piel, era Dean.

    – Hola – contesta tímida intentando aun arreglar un poco su cabello.

    – Pensé que estarías con Cris en tu primer día.

    – Se me hizo tarde y el tuvo que partir antes – buscaba las palabras adecuadas para hablar con Dean, insultar a su hermano frente a le daría pésima imagen.

    – Entiendo, pero si quieres puedo mostrarte la escuela.

    Robin emocionada asintió con la cabeza de forma positiva, ni todos los años en los que vivió como su vecina pudo caminar junto a Dean, Drew siempre se entrometía.

    – Busquemos tu casillero, ¿Qué número te toco? – pregunta dudoso Dean.

    – 180 – Responde Robin.

    – Creo que esta en ese lugar – Señala Dean en una dirección, era un casillero que se encontraba en la parte de abajo, Robin se acerca hacia el lugar, pero se estrella contra otro chico que iba hacia la misma dirección, un joven blanco de cabellos negros y ojos grises.

    Avergonzada y sorprendida por lo atractivo que era el chico, se disculpa, pero el solo la miro con desdén y la ignora, el joven era dueño del casillero 179 que se encontraba arriba del de Robin.

    Robin se molesto por esa mirada y espero junto a Dean a que el chico se moviera del lugar.

    – No lo había visto antes – le dice el rubio a Robin – pero no importa solo ignóralo, bueno hasta acá llego por ahora mi recorrido, tengo que ir por mis libros y después a clases, nos vemos después – el rubio se despide y le sonríe a Robin amablemente.

    Al irse el joven del casillero, Robin guarda sus cosas y busca su salón de clases, al entrar se da cuenta que el chico de cabellos negros esta en la misma clase, lo mira de reojo, pero a lo lejos empiezan a gritarle.

    – Hola preciosa – era la insoportable voz de Drew – ven siéntate aquí primor, podemos compartir asiento nena – este le señalaba su entrepierna.

    Robin lo ignoro no caería en los tontos juegos de Drew y se colocó en un asiento junto a la ventana que daba hacia un gran jardín, por sus nervios no se había dado cuenta de lo grande que era la escuela, seguramente sus canchas deportivas eran enormes, así que en la hora de almuerzo iría a ver la cancha de Baloncesto, un deporte que había estado practicando últimamente.

    Drew no le quitaba la vista de encima, intentaba pensar en otras formas de molestarla, pero sus amigos lo malinterpretaron.

    – ¿La conoces? Parece que te gusta bastante – Tayler un amigo cercano de Drew que también era parte del equipo le corta aquellos pensamientos.

    – Si, es la tonta de mi vecina, y no que asco, no me gusta esa jirafa, además es la hermana del capitán.

    –¿Enserio? Pensé que el capitán tenía un hermano – se integra a la conversación otro amigo mas de Drew y jugador del equipo de fútbol americano, Hiro.

    – De hecho, si es como un hombre, observen bien.

    Drew que aprovecha la distracción del profesor lanzo con fuerza su mochila hacia Robin, esperando a que le golpeara, sin embargo, ella reacciono rápido y atrapo la mochila sin problemas.

    – Ven, es un fenómeno, ¿Como se dio cuenta que algo le llegaría por la espalda?

    Robin con paciencia espero hasta el fin de la clase, al retirarse el profesor ella se levanto y miro a Drew.

    – ¿Esto te pertenece? – pregunta amable Robin

    – Perdón se me resbalo, podrías entregármela – responde burlón el rubio.

    El rostro amable de Robin cambio, para después lanzar por la ventana la mochila de Drew, cayendo en un charco de agua – ups, también se me resbalo – sonriendo de forma maliciosa.

    Drew alterado, se levanta con prisas de su asiento, se asoma por la ventana donde Robin lanzo su mochila.

    – ¿Te volviste loca? Se mojaron todas mis revistas porno – Drew junto a sus amigos sale en búsqueda de sus pertenencias, no sin antes lanzar una amenaza – Te vas a arrepentir.

    – Que agallas – una joven vestida completamente de negro alaga a Robin – aunque yo que tú, no me meto con ellos.

    – No hay problema, ese idiota no puede conmigo – responde airosa Robin.

    – Hum, no lo dudo, solo que siento decirte que el nunca trabaja solo por estos lares, suerte – la joven gótica sale del salón después de la advertencia.

    Lo dicho por la chica le genero a Robin un poco de dudas, pero cuando llego a la cancha de baloncesto se distrajo.

    – Hermoso lugar, en la otra escuela era mas pequeño y se jugaba sin techo – tomo un balón y empezó a jugar para después encestar, aunque los tacones y el vestido no le ayudaban mucho, cayendo fuertemente al piso.

    – Carajo – se tomaba el tobillo con presión, creo que me esquince – cojeando se dirigió a enfermería para que vendaran su tobillo, produciendo que no alcanzara a almorzar y llegar tarde a clases.

    Cuando entro al salón después de excusarse con el profesor, noto que Drew y su compañía no estaban, aquella duda implantada por su compañera volvía.

    Al final de clases, con un poco de miedo se dirigió hacia su casillero, para encontrase con el chico del casillero.

    – Ahí esta – gritaba a lo lejos del pasillo Drew, que junto a Tyler y Hiro llevaban baldes llenos de agua.

    La reacción de Robin fue de supervivencia – Por favor, déjame abrir rápido mi casillero – le rogaba al chico de cabellos negros, aunque el con audífonos no la escucho bien, solo la miro otra vez con indiferencia y la ignoro para seguir ordenando su casillero, Robin molesta y con prisas no espero más, se metió entre medio de las piernas del joven abrió su casillero y empezó a meter sus cosas con rapidez.

    – ¿Qué haces? – Aquel joven al fin le dirigió la palabra, aunque molesto, pero a Robin no le dio tiempo de contestar, Drew estaba cerca, cerro veloz su casillero y se levantó con fuerza, tirando de forma brusca al chico.

    Correr en ese estado le era difícil, aun así, llego a su bicicleta y antes de que ellos la alcanzaran, emprendió camino a casa, adolorida, hambrienta y enojada ya que en todo el día su hermano no se había aparecido.
     
  3.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Crisis Escolar
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1389
    lll

    SIN ESCONDERSE

    En casa, Robin esperaba a que Cris llegara de la práctica, él se quedaba un poco más de tiempo en la escuela con el equipo de fútbol americano, y sabia que junto a él vendría Drew. Asomada por la ventana notaba lo de siempre, a pesar de que Dean era muy sociable y amable con la gente el solía estar encerrado en casa, pocas veces lo vio jugar o hacer alguna actividad fuera de casa después de que murió la madre de los gemelos.

    – Llegaron – deteniendo sus pensamientos, Robin, se levanta y baja corriendo hasta la puerta, cuando esta iba saliendo se encuentra con Cris entrando, aun enfadada no le dirigió la palabra y fue a su objetivo, Drew – ¿A dónde vas bastardo? – Le grita con fuerza Robin a Drew.

    Sorprendido y asustado, busco rápidamente sus llaves para abrir la puerta de su hogar, pero Robin fue más rápida y tacleo al rubio, para después hacerle una llave y mantenerlo en suelo.

    – Así que eres un montonero – Robin apretaba el cuello de Drew con su brazo.

    – Suéltame maldita.

    – Discúlpate idiota o no te soltare.

    – Olvídalo, en la escuela te va a ir muy mal.

    – ¿Ah sí? Entonces no te soltare

    Entre gritos, Dean que se mantenía estudiando en su habitación, noto la bulla y bajo hasta la entrada, notando aquella escena entre Robin y su hermano.

    – ¿Qué está sucediendo? – Dean no sabia que hacer, era una mujer quien tenía en el suelo a Drew, era más fuerte que él y eso que su hermano también era un deportista nato.

    – Dile que me suelte esta asesina – le rogaba a su hermano.

    – ¿Robin? – Dean se sorprendía de ver que ella era quien doblegaba con facilidad a su hermano.

    Robin nerviosa soltaba a Drew, se sentía avergonzada, la impresión que le daba a Dean no era la que quería.

    – Esto no se va a quedar así – Drew amenazaba de nuevo a Robin.

    – Nada de eso, no se que este pasando entre ustedes, pero tu Drew, basta, te conozco lo suficiente para saber que tu empezaste esa pelea.

    – Deja de defenderla, acabas de ver como me ataco y estas de su lado – con berrinche Drew le reclamaba a Dean.

    – Hablaremos adentro – Dean enojado, entra de nuevo a casa junto a Drew, Robin se sentía a morir, nunca había visto tan serio a Dean, ni se despidió de ella con su sonrisa amable como normalmente lo hacía.

    Robin regreso triste a casa, Cris que noto eso, se le acerco.

    – Robin, me entere que estuviste en enfermería – Cris con un poco de remordimiento, entablaba conversación.

    – Vaya, que preocupado de tu parte – responde de forma sarcástica Robin.

    – Te estuve buscando todo el día no sé por qué te enojas conmigo.

    – En primera porque desde la mañana priorizaste tus asuntos que, a tu propia hermana, pero no te preocupes, yo sola puedo arreglármelas – Robin le da unas pequeñas palmadas en el pecho y sube a su habitación.

    Al día siguiente, Robin, despertó como si nada hubiese pasado, tendría que mentalizarse, para este día, encontrarse con Dean, Drew y el chico del casillero, le exigía fuerza mental.

    Se levanto temprano, esta vez no quiso ir con vestido, no iba con su personalidad, y con ese tobillo lastimado usar tacón de nuevo sería un error.

    Tomo su bicicleta y se fue antes que Cristopher.

    Al llegar a la escuela toma un buen respiro y se arma de valor, cerca de su casillero nota que el joven de cabellos negros estaba ahí, recargado sobre el casillero, esta se esconde.

    – ¿Por qué sigue ahí? ¿Acaso esta esperándome? – Robin empezó a sentir un poco de psicosis, aquel valor se había ido.

    – Hola – era Dean, que quería hablar con Robin, aunque se dio cuenta de que se escondía, sin embargo, fue al grano – perdón que te moleste, ayer hable con Drew y me contó todo, así que le hice prometer que no te molestaría más.

    Dean volvía a ser amable con Robin, eso la tranquilizo – Gracias, sobre lo que viste ayer, yo.

    – Tranquila – interrumpía el rubio – entiendo tu actuar, por cierto, el ya se fue, así que no necesitas esconderte mas – Dean se refería al chico del casillero, le da unas palmaditas en el hombro a Robin y sigue su camino.

    Robin de igual forma lo encontraría en el salón, esconderse de él era en vano, sin embargo, al entrar al salón, Drew volvía a lo suyo.

    – El día de ayer – contaba una historia en voz alta a sus amigos Tyler y Hiro – una amazona me ataco, claro yo me deje golpear por que soy todo un caballero, la cosa es que, mi hermano la defendió ¿pueden creerlo? Pero todos saben que el es demasiado amable, excepto la amazona, que seguro cree que mi hermano siente algo por ella, en fin, prometí no molestarla mas ya saben por mi hermano haría cualquier cosa.

    Robin, simplemente ignoro y se sentó.

    – Vaya, parece que ganaste por ahora – la chica gótica del día anterior le hablo – eso me agrada, soy Rose ¿y tú?

    – Robin, mucho gusto.

    – Bien Robin, no es por aprovecharme de ti, pero tenerte cerca será de ayuda, si es que no te molesta.

    – Para nada – al parecer este día iba mejorando de apoco, aquel chico del casillero ni la miro, mucho menos se acerco y ahora se hacia de una amistad.

    Rose y Robin almorzaron juntas, no sin antes haber sido perturbado su momento de paz.

    – Miren la bruja se hizo de una amiga – una voz femenina en forma burlona se acerco a la mesa de Robin y Rose junto a otras dos chicas.

    – Oh miren, la reina de las zorras y sus lacayas llegaron – se defendía Rose.

    – ¿Por qué no me presentas a tu nueva amiga Rose?

    – ¿Por qué simplemente no te vas al carajo? – Rose le hace una señal con el dedo de en medio.

    – Hay Rose, por eso siempre serás un mediocre maleducada, pero no te necesito – aquella chica, una rubia despampanante de pechos grandes y cuerpo de ensueño dirige su mirada a Robin – Mucho gusto me llamo Jessica – la actitud de Jessica ante Robin cambiaba, era amable – no me importa cómo te llames, solo quería que notaras mi presencia para que vieras tu lugar en esta escuela, eso es todo, bye bye – la amabilidad duro poco, Jessica lanzo un beso al aire y se fue.

    – ¿Qué fue eso? – Robin preguntaba confusa.

    – Jessica, perdónala, no pudo desarrollar por completo sus neuronas, seguramente se acerco a ti por que eres muy linda, tal vez se sintió amenazada.

    – ¿Lo crees? – Robin se sonrojaba.

    – Por supuesto, se nota que eres atlética, solo falta que te desarrolles y serás popular con los chicos.

    – Creo que el desarrollo nunca me va a llegar – bromea Robin mientras se mira sus pechos de talla pequeña.

    Al final de clases Rose y Robin caminan por los pasillos, otra vez aquel joven del casillero estaba recargado, esperando al parecer a Robin, ya que el al notar su presencia camino hacia ella.

    – Se me olvido algo en el salón – Robin busca un pretexto para intentar huir, al darse vuelta se encuentra con Dean.

    – Robin – le sonríe el rubio.

    – Hola – contesta algo nerviosa.

    Rose que veía la escena, empezó a mirar con curiosidad.

    – Disculpen – aquella voz era del chico del casillero, a Robin le dio escalofríos – no quiero interrumpirlos, pero seré directo – Dean y Robin escuchaban con atención – Creo que has sido bastante grosera e insolente, después de haberme lastimado ayer, te has estado ocultando, mínimo por educación deberías disculparte.

    La actitud fría y arrogante del joven, dejo sorprendidos y sin palabras a los chicos.

    – Bien, si no vas a disculparte, exijo por lo menos una compensación por mis pertenencias.

    – ¿Qué? – preguntaba confundida Robin.

    – El día de ayer, al tirarme al suelo, mi celular se estrelló por completo – le muestra el teléfono completamente quebrado de la pantalla – necesito uno nuevo de inmediato, ha muerto en su totalidad.

    Robin preocupada le contesta – perdón, pero yo no puedo pagártelo, no tengo el dinero por ahora, tal vez si me esperas un poco, podría encontrar la forma.

    – Tienes una semana, y si no puedes, ahórrame la molestia de verte y cambia de casillero – el chico sin mas da la espalda y se va.

    – Que intenso – comentaba Dean a la situación.

    – Bastante lindo, lastima que su soberbia le opaca – comentaba también Rose.
     
  4.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Crisis Escolar
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1704
    lV

    Perfecta Arrogancia

    Aquel joven de forma altanera exigió a Robin que pagara por el daño o cambiara de casillero, Robin viene de una familia acomodada, fácilmente podría comprar el teléfono pidiéndole ayuda a sus padres, pero tiene un problema con ese asunto, solo a su hermano, Cris, le dan lo que quiere, tenía claro que había preferencia por parte del primogénito.

    – Supongo que tienes un ahorro – preguntaba Rose a Robin.

    – Por supuesto que sí, pero no sé si me alcance.

    – Y eso que el teléfono no era de los más modernos – agregaba Dean a la charla – Si necesitas trabajo, tengo una prima muy cercana que se dedica a hacer eventos para gente rica, siempre buscan meseros los fines de semana y pagan muy bien, seguramente con un solo evento te bastara para conseguir lo que te falte.

    – ¿De verdad? – Robin se sentía agradecida por el apoyo que le daba Dean.

    – Si, en cuanto tome contacto con ella te avisare, el asunto es, si tus padres te dejaran estar a tan altas horas de la noche trabajando.

    – No lo había pensado.

    – En eso no hay problema – Rose tenia una idea – Nada como una noche de chicas ficticia.

    Dean había conseguido trabajo para Robin, los padres de Robin le dieron permiso a su "pijamada", así que al salir de clases se fueron directo a casa de Rose para después Robin partir a la zona rica de su ciudad.

    Cuando llego al lugar del evento la recibió la prima de Dean que era su jefa.

    – Un poco exagerada la fiesta ¿No crees? – la jefa de Robin le preguntaba, el arreglo del salón era glamuroso.

    – Bastante, no me imagino quien es el afortunado – contestaba Robin.

    – Aunque yo estoy acostumbrada a estos eventos, espero no te pongas nerviosa, tirarle una copa de champagne a uno de los invitados sería un desastre total, pero confió en ti, Dean me dio buenas referencias.

    – No se preocupe, no pienso endeudarme de por vida.

    – Bien, vístete, en una hora más empezara todo esto – la organizadora le entrega un traje masculino de mesero.

    – ¿Esto no es de hombre? – preguntaba Robin.

    – Lo siento Robin, Dean me dijo tarde y no pude mandar hacer un traje especial para ti, espero que no te moleste, ahora te dejo iré a ver por que se tardan tanto los de la florería – decía estresada aquella mujer.

    El trauma de Robin era claro, siempre se sintió poco femenina, aunque todo tiene un por que, desde pequeña al ver la preferencia al hombre de la familia, quiso actuar y ser como su hermano.

    Al comenzar el evento, Robin se paseaba con la charola por todos lados, tenía el máximo cuidado, esa ropa se veía costosa, todo iba bien, aunque estar rodeada de esa gente era incomodo, las miradas lanzadas a ella y demás trabajadores eran poco agradables, después de un rato alguien toco su hombro, cuando volteo no se esperaba quien era la persona.

    – ¿Qué haces aquí? – Preguntaba aquel joven del casillero, Robin se sorprendió.

    – ¿Y tú, que haces aquí?

    El chico reacciono con disgusto, no quería responder, pero una mujer con vestido lujoso se acercó.

    – Este es mi hijo Dante – presentaba a su hijo ante alguna familia rica.

    Robin tenía la sensación de haber visto a esa mujer que decía ser madre del chico del casillero, tal vez en alguna revista de moda que siempre tenía la señora Jonson, y noto que la fiesta era para él, Dante, ese era su nombre, pero ¿qué hacia un niño como el en la escuela? Si, es buena escuela, de las mejores, pero los chicos como el van a otras específicamente para hijos de ricos.

    – Disculpe – una voz sacaba a Robin de sus pensamientos, una persona más pedía unos canapés que llevaba en la charola, así que ella continúo trabajando.

    Cuando Robin fue a la cocina a descansar, se encontró con la organizadora del evento, mas tranquila.

    – Todo va perfecto, esperemos que nada falle. – le decía a Robin, mientras tomaba asiento a lado de ella.

    – Si falla, ¿se va a la quiebra? – curioseaba Robin.

    – No, siguen contratándome soy la mejor en esto, pero soy perfeccionista – La jefa gustaba de estresarse así misma, sólita se tomaba retos – Bueno basta de descanso, anda a la cava de vinos y trae una caja que deje en reserva – La organizadora se levantó, y Robin siguió sus órdenes.

    Cuando Robin fue bajando a la cava, alguien la tomo por atrás por sorpresa cubriéndole la boca, el que hizo eso fue Dante.

    – Shh! Te van a escuchar – le dice en voz baja Dante a Robin, manteniéndose escondidos bajo una zona con poca luz de la cava.

    Robin vio como dos hombres musculosos y trajeados entraron buscando algo, Dante la seguía sosteniendo a Robin, como si la abrazara, cosa que a ella le comenzó a generar incomodidad y confusión, sobre todo por que era la primera vez que la hacían sentir frágil y pequeña, Dante era un poco más alto y seguramente más fuerte que Robin.

    Cuando los hombres se fueron de la cava, Dante la soltó, por unos segundos no supieron que decirse.

    – No puedes estar aquí – reacciono Robin – si vienes a reclamarme por lo de tu teléfono, te digo de una vez que por eso estoy aquí, necesito un poco de dinero.

    – No es por eso – a dante no se le veía feliz – Necesito ayuda – lo decía de manera muy forzada.

    – Oh, vaya vaya, quien iba pensar que me pedirías algo así, después de tratarme pésimo en la escuela.

    – Por favor – le rogaba aquel chico, por un momento aquellos aires de superioridad con el que le conoció se habían convertido en desesperación.

    – Bueno si lo pides así, te escucho.

    – Necesito salir de este lugar, no puedo estar más aquí.

    – ¿Por qué escapar de tu cumpleaños? Y no de cualquier cumpleaños – preguntaba Robin muy desconfiada.

    – Eso no te incumbe.

    – Bien entonces, no puedo hacer nada por ti – esta levanta la caja y trata de irse aunque Dante desesperado le contesto.

    – No soporto a esta gente – lo dice desviando la mirada.

    – Si, creo comprenderte, ¿Por qué no se lo dices a tu mama? – le aconseja al chico.

    – Los hombres que bajaron me estaban buscando por que ella los envió, me tiene vigilado, por eso necesito tu ayuda.

    – ¿Mira estoy arriesgando mi paga y el poder entregarte lo de tu teléfono, entiendes eso?

    – Lo tengo claro, olvidare ese tema, solo busquemos una forma.

    Robin y Dante empezaron a generar un plan que consistía en que el vestiría como uno de los meseros, se pondría una boina para cubrir un poco su rostro y saldría por la entrada de trabajadores, pero la jefa de Robin se dio cuenta que tardo, preocupada la fue a buscar.

    – ¿Robin por qué tardas tanto? – la mujer se dio cuenta que estaba con alguien – ¿que no es el chico del cumpleaños? ¿qué hace aquí? Lo están buscando, me está arruinando el evento – decía un poco molesta.

    – Jefa por favor no se moleste pero tiene que escucharnos – los chicos le pidieron ayuda, necesitaban un traje mas y la distracción de los guardias – Se que estoy abusando de su confianza, pero mírelo se ve mal.

    La prima de Dean lo miro, y pudo notar el descontento del joven

    – Me arriesgo demasiado, sin embargo, ayudare, no puedo obligar a nadie a gustar de mi evento, así que hagamos lo planeado.

    Dante se colocó la ropa de mesero, cuando él y Robin estaban listos para salir la jefa los mando por un "supuesto" recado, cuando los chicos salían por la parte trasera notaron que estaban ahí los guardias que buscaban a Dante.

    – ¿A dónde van? – Dante bajaba un poco la boina para cubrirse un poco sus ojos grises, pocas personas tenían ese color de ojos y era fácil detectarle.

    – Se acabaron las zanahorias para los canapés, y nos han enviado por más – respondía Robin al hombre.

    – ¿A esta hora? – decía de forma sospechosa uno de los guardias – Usted quítese la boina, necesito que se identifique – el guardia sospechaba que era Dante.

    Robin sintió desesperación, si no corrían, el plan habría fracasado, respiro por unos segundos, cerro los ojos y cuando uno de los guardias fue a quitarle la boina, tomo de forma rápida la mano de Dante, o al menos eso creía ella, eh intento correr – Corre – le decía a Dante, mientras intentaba moverse – ¿Por qué no te mueves? Nos van a atrapar – le reclamaba a Dante.

    – Estas tomando la mano del guardia – le decía frustrado Dante a Robin.

    Robin miro mejor y efectivamente se quería llevar al guardia, asustada lo soltó, cruzo miradas con Dante, como si se enviaran un mensaje de manera telepática no lo pensaron mas y corrieron al mismo tiempo, haciendo que los empezaran a perseguir.

    – Ya no aguanto – le grita Robin exhausta a Dante, mientras aun corrían.

    – Todavía nos siguen, no podemos parar – le contestaba el joven, que empezaba a buscar una forma de perderles, cuando a lo lejos noto un callejón oscuro, tomo de la mano a Robin y la entro al lugar sin que lo notaran los guardias.

    Los chicos observaban a escondidas como estos Gorilas los perdían de vista, los hombres cansados pararon cerca del callejón, para después ellos hacer una llamada, se oían los gritos e insultos de la madre de Dante por teléfono, los hombres rendidos se fueron.

    Robin aun sentía la adrenalina, sin embargo, Dante se sentó en el suelo y de manera sorpresiva empezó a reír a carcajadas.

    – ¿De que te ríes? ¿Acaso fue divertido para ti?, yo me sentía a morir. – le reclamaba molesta – Dante intentaba parar de reír.

    – Es que, no puedo quitarme de la mente, cuando te intentaste llevarte al guardia ¿Quién corre con los ojos cerrados? – seguía riéndose fuertemente.

    Robin sentía total vergüenza, pero ver a aquel joven reír termino por contagiarla – Que soy idiota – se decía entre risas.

    Después de un pequeño descanso, Dante se levantó.

    – Tengo que irme, ¿puedes ir sola a casa? – preguntaba amable, cosa que a Robin le agrado, como aquel altanero joven del casillero se volvió por un momento tan agradable.

    – No te preocupes, a unas calles mas vive una amiga, así que me quedare en casa de ella ¿Y tú?

    – Estaré bien – le responde Dante para después irse.
     
  5.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Crisis Escolar
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1619
    V

    HORA DE ESTUDIO

    Robin partió a la casa de Rose, no pudo regresar más al evento, esperaba a que la organizadora no estuviera teniendo problemas por la huida de Dante, antes de dormir las incógnitas no se hicieron esperar, por qué Dante siendo un niño rico ¿no se compraba otro teléfono fácilmente?, tal vez algún día le preguntaría.

    Cuando los chicos entraron de nuevo a clases Robin se encontró de nuevo con Dante donde los casilleros, el la miro y sin decir una palabra la ignoro y se fue en silencio como si nada hubiese pasado antes.

    – Mínimo un agradecimiento – decía en voz baja quejándose, aquel chico que se había mostrado agradable volvió a ser un engreído.

    En clases Rose ya esperaba a Robin, aunque se habían visto el día que trabajo ya era muy noche y no le pudo contar que paso realmente, su curiosidad no la hizo esperar.

    – Ya no me dijiste por que te fuiste antes de terminar el evento – Rose lo dijo un poco en voz alta, y Robin sintió a lo lejos la mirada de Dante, le recorrido un escalofrió, aquellos ojos grises la fulminaban como advertencia para que no mencionara nada.

    – No pasa mucho, solo el que el cumpleañero se escapo – mencionar eso apropósito hizo que Dante se molestara.

    – Problemas de ricos – agregaba Rose.

    – Silencio – la imponente voz del profesor hacia que todo el salón le escucharan atentos – Este mes empieza el proyecto más importante, necesito que hagan equipos de máximo 5 personas y mínimo 3, deben entregarme las hojas después con los equipos.

    Ese día uno de los amigos de Drew, Hiro, había faltado el junto a Tyler tenían que buscar a alguien más, al ver que Robin y Rose estaban solas, se acercaron, que mejor que tener a alumnos responsables que hicieran el trabajo por ellos, además de tener cerca a Robin para molestarla un rato.

    – Hola preciosuras – decía de forma sarcástica Drew interrumpiendo la charla de Robin y Rose – Parece que les falta gente a su equipo – insinuando que le dejaran entrar a él y a Tyler.

    – Drew que inteligente eres, no sabia que ya aprendiste a contar, pero no te preocupes, ni aunque me ofrecieras millones de dólares, haría equipo contigo – Rose le contestaba.

    – Pero míranos, cualquiera querría tenernos en el equipo, y ustedes son las afortunadas.

    – Listo – decía Tyler, mientras Drew distraía a las chicas, Tyler anoto los nombres de las personas del equipo y lo entrego al profesor.

    Robin y Rose molestas reclamaban – ¿Por qué hicieron eso? Bastardos.

    – Agradecerán que después tenernos en el equipo – decía Drew mientras se sentaba con su ahora nuevo equipo.

    El profesor que ya había obtenido todas las hojas de equipo empezó a revisarlas, noto que un equipo solo tenía un nombre.

    – ¿Quién es Dante? – preguntaba un poco molesto el profesor, el chico se levantaba de su asiento en respuesta – Dije equipos de mínimo 3 personas.

    – No me gusta trabajar en equipo – respondía sin vergüenza alguna Dante.

    – No es lo que usted quiera jovencito, son mis reglas, así que busque un equipo.

    El profesor y Dante comenzaron a discutir, Drew que noto la situación, no se le ocurrió otra cosa mas que meter su cuchara.

    – Profe – levantaba su mano, si quiere lo agrego a mi equipo, somos 4, estaría justo con los 5 – Robin intentaba bajarle el brazo a Drew.

    – No idiota, no lo metas al equipo – le decía en voz baja.

    – Cállate tonta, se rumorea que ese tipo es un nerd, y que mejor que tenerlo en el equipo.

    El profesor que estaba ya apunto de estallar y mandar a Dante a Dirección, se relajo un poco y anoto el nombre de Dante al equipo de Robin, Rose, Drew y Tyler – Así será.

    – ¿Y donde se va a sentar idiota? – reclamaba Rose a Drew.

    – Ahorita yo me encargo – el rubio se acerco a un asiento cercano al equipo que ya estaba usado y amenazó al dueño de este – Haber idiota, si no me das tu silla, te voy a hacer la vida imposible hasta que te gradúes – sin pensarlo aquel chico prefirió sentarse en el suelo – Listo – le decía Drew a Rose.

    Robin molesta le reclama por lo que vio – Haber si aprendes a pedir las cosas idiota.

    – Hey amigo, siéntate acá – le decía Drew a Dante.

    Dante que aun no se resignaba, no quería ni moverse, hacer equipo con Robin y con el rubio idiota ruidoso le incomodaba, simplemente ignoro a Drew.

    – ¿Por qué no quiere venir? – se preguntaba así mismo Drew.

    – Ves imbecil, te dije que era mala idea – le contestaba Robin.

    Cuando las clases terminaron, Drew y Tyler salieron corriendo, olvidando el trabajo en equipo, cuando Robin y Rose se iban levantando de su lugar, Dante se les acerco sin tener otra opción.

    – Así que ya te rendiste – le decía Rose al chico.

    – Solo busquen a ese par y llévenlos a biblioteca, los espero ahí para la entrega de actividades.

    – ¿Por qué nosotras tenemos que buscarlos? – reclamaba Robin,

    – Solo háganlo – Dante ordenaba a las chicas de mala manera, sin mas se dio la vuelta y se dirigió a la biblioteca escolar.

    – El príncipe egocéntrico ha hablado – comentaba Rose – Ahora la duda es, donde podríamos encontrar a ese par de idiotas.

    – Seguramente en la práctica de fútbol, aunque no estoy segura si hoy tenían, no le pregunte a mi hermano – contestaba Robin

    – Bueno te lo dejo, ni loca me acerco a esa área – contestaba la gótica mientras se iba del salón hacia la biblioteca.

    – ¿Pero Rose? – decía sorprendida Robin, resignada fue en busca de los chicos al campo de fútbol americano, mientras buscaba a lo lejos noto a Dean que estaba sentado en las tribunas del campo descansando, Robin se acercó a él.

    – Hola – saludaba a Dean.

    – Hola Robin – contestaba de una forma tan agradable aquel rubio, tan obvio era que, a pesar de ser físicamente parecido a Drew, sus personalidades eran completamente distintas – ¿Cómo has estado? ¿Pudiste solucionar lo de la deuda con el chico de carácter difícil?

    – ¿Algo así? Aunque sobre eso, quiero pedirle una disculpa a tu prima.

    – ¿Sucedió algo? – preguntaba preocupado Dean.

    – Después te contare, por ahora estoy buscando a Drew, es importante – respondía Robin eludiendo la charla sobre lo que sucedió por Dante – ¿Sabes dónde puedo encontrarle? – aquella pregunta enrojeció a Dean.

    – Si, solo que – aquel Rubio no quiso decir más, solo señalo donde unas porristas estaban descansando a unos metros en la mismas tribunas.

    – ¿Dónde? No lo veo – decía Robin

    Con voz baja Dean le respondió – abajo.

    Robin que no entendía bien, se acerco donde las porristas y miro abajo entra los espacios de las tarimas, noto que Drew y Tyler miraban bajo las faldas de las chicas.

    – Ahí están malditos pervertidos – gritaba Robin molesta, asustando a las chicas, pues notaron que ellos les miraban debajo.

    – Nos asustaste las chicas – le reclamaba Drew a Robin.

    – Los estoy buscando, ¿acaso se les olvido lo del trabajo en equipo?

    – Claro que no, yo se que ustedes 3 lo harán muy bien, y no nos necesitarán – contestaba el Rubio.

    – Si no salen de ahí, bajare a golpearlos, tenemos que ir a la biblioteca.

    Dean que a unos metros miraba, observaba como Robin gritoneaba a los chicos, no gustaba mucho del carácter de Robin, aunque ella siempre ah sido educada con él.

    Drew, Tyler y Robin se dirigían a la biblioteca, cuando estaban cerca la campana de la preparatoria sonaba, era hora de salida, los chicos corrieron hasta la entrada de la biblioteca, notaron que Dante estaba de mal humor.

    – Llegan tarde, teníamos que hacer la entrega de actividades.

    – Tranquilo – Drew abrazaba a Dante con uno de sus brazos – Soy una persona muy ocupada pero admito mi culpa, para reponer mi error, yo ofrezco mi hogar para mas tarde, nos encontramos en mi casa y entregas lo que vayas a entregar.

    Dante se convenció – Bien, entonces mas tarde estaremos en tu dirección – el joven de cabellos negros se retiró.

    Para Robin era sospechosa la reacción de Drew, ¿ofrecer su casa para estudiar? No era algo común en él.

    Cuando Robin ya estaba en su casa, descanso un poco en su cama antes de ir a donde su vecino, pero su descanso duro un poco, pues un fuerte ruido comenzaba a sonar, se asomo por su ventana y pudo notar que los Hadley tenían una fiesta.

    – Ese idiota – Robin se levanto molesta, tenia que ir donde Drew para que parara su fiesta antes de que llegaran los demás chicos, aunque posiblemente Tyler ya se encontraba ahí, pero Rose y mucho menos Dante aceptarían tal idiotez.

    Cuando Robin llego a la casa, empezó a buscar a Drew, aquel rubio no se veía por ningún lugar, Dean que iba bajando de su habitación para ir a la cocina, se encontró con Robin.

    – ¿Robin? Llegaste a la fiesta de Drew, no me lo esperaba, me alegro que ahora se lleven bien.

    – No sabía que había fiesta – Robin le explicaba la situación a Dean.

    – Ese tonto – mostraba un poco de frustración el rubio.

    – ¿Sabes donde esta? No lo encuentro en la fiesta.

    – Debería estar aquí, a menos que... este en su habitación – el rostro de Dean se transformaba en tomate por segunda vez en el día.

    Robin no lo pensó más, se dirigió hasta las habitaciones del segundo piso, Dean que intento detenerla se distrajo pues uno de los chicos en la fiesta empezó a vomitar por toda la alfombra y tuvo que ir a asistirlo, Drew solía hacer fiestas cuando su padre estaba de viaje y Dean tenia que lidiar con todos los invitados.

    Cuando Robin llego a la tercera habitación, noto que estaba bajo llave, de una fuerte patada abrió la puerta, interrumpiendo a Drew con una chica que estaban apunto de tener relaciones sexuales.
     
  6.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Crisis Escolar
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1379
    Vl

    Vida de ensueño...

    Robin quien bruscamente interrumpía la acción de Drew le gritaba molesta – A ti te estaba buscando idiota, ¿Cómo te atreves a mentir? – lo dicho por Robin confundió a la chica que estaba con Drew semidesnuda, molesta pensó que Robin era pareja de Drew.

    – Imbécil – le gritaba, mientras ella se empezaba a vestir.

    – ¿Pero? – Drew intentaba tomar del brazo a la joven que estaba con él para detenerla, pero ella lo abofeteo y la soltó, la chica salió del cuarto y se disculpó con Robin, Robin confundida por la disculpa de la joven no se dio cuenta de que Drew se había enfadado demasiado.

    Drew que aun estaba en un estado de excitación le reclamo a Robin.

    – ¿Viste lo que acabas de hacer? Casi pierdo la virginidad, maldición lo arruinaste – le decía el rubio gritándole a Robin.

    – ¿Qué yo que? En primera es tu culpa, te comprometiste con algo y en segunda, quien mierda reclama por no perder la virginidad.

    Drew no aguanto más, tomo a Robin de su brazo y puso una actitud que le causo miedo a Robin.

    – Pero esto no se va a quedar así – decía enojado el rubio – por un momento Robin pensó que el la golpearía, sin embargo, el la lanzo a la cama, el joven con el torso desnudo se puso arriba de ella. – Ya que es tu culpa, tu te vas a ocupar de esto – Robin simplemente quedo en shock.

    Mientras tanto abajo, Rose iba llegando por el camino al ver la fiesta que había en casa de Drew se dijo – No lo puedo creer.

    Dante que estaba dentro de un auto llegando, pidió al conductor que se acercara donde Rose, bajo la ventana y le pregunto – ¿Dime que esta no es la casa?

    – Siento decepcionarte – le respondía Rose.

    Dante molesto bajo del auto azotando fuerte la puerta.

    Cuando Dante y Rose iban entrando a la casa, se encontraron con Dean, el pobre chico estaba corriendo por todos lados para evitar que hubiera más destrucciones, los chicos se acercaron a el para preguntarle por Drew.

    Dean en ese momento recordó que Robin había ido a buscar a Drew a su habitación, los tres se dispusieron a subir a buscar a Drew y a Robin, pero en el pasillo vieron como aquella chica semidesnuda salía llorando del cuarto de Drew.

    Asustado Dean se asomó a la habitación, junto a Dante y Rose, notando aquella escena en que Drew semidesnudo estaba arriba de Robin sobre la cama.

    La reacción de Dante fue de desagrado, en cambio Rose noto que Robin estaba asustada – ¿Qué está haciendo ese idiota con Robin?

    – ¿Qué está pasando aquí? – preguntaba molesto Dean.

    Robin que escucho las voces de los chicos, reacciono, lo patio en la entrepierna a Drew y se soltó de el – No es lo que piensan – se excusaba Robin ante los observadores.

    Dante ya no pudo mas con esto, se acerco a Drew que aún se mantenía en el suelo por el dolor.

    – Detén este maldito juego, o haré que te saquen del proyecto, repruebes la materia y no te dejen jugar más fútbol americano – amenazaba con frialdad el chico de ojos grises al rubio adolorido.

    Drew que no podía hablar por el dolor le hacia el gesto de mano de OK.

    – Yo me encargo – Dean se dirigió a los switch de electricidad de la casa y corto la luz, la gente que asistió a la fiesta dejo de bailar – Lo siento chicos, la fiesta se acabó, se me olvido pagar la cuenta de Luz – les decía en voz fuerte Dean a los invitados, generando pifias.

    No tardo mas de 5 minutos y la casa se empezó a vaciar, para quedar sucia y en mal estado, se podía ver en el rostro de Dean la desesperanza, tener que limpiar todo esto le llevaría bastante tiempo, Tyler que estaba a punto de irse también, Robin lo tomo de la playera – ¿A dónde crees que vas? – le decía la chica.

    Ya reunidos todos, se dieron cuenta que no podrían estudiar en esa casa.

    – ¿Y ahora qué? – decía Rose

    – Perdimos un día más de proyecto – decía molesto Dante – Mañana después de clases irán directo a mi casa, no quiero perder más el tiempo – Dante salió de la casa y se fue.

    – Bueno ya se fue, ¿seguimos la fiesta? – aludía Drew, abrazando a Robin y Rose.

    – No te me acerques idiota – a Robin le genero fuertes escalofríos aquel abrazo, esta se fue con Rose a su casa.

    Tyler empezó a convencer a Drew de seguir la fiesta en la siguiente casa, Dean que tenia que limpiar, molesto les grito y los obligo a ayudarle a dejar la casa impecable.

    Al siguiente día los chicos tenían que ir a la casa de Dante.

    – ¿Tardara en llegar mucho tu padre? – le preguntaba Drew a Dante antes de ir a su casa a estudiar.

    – No es mi padre – le responde Dante.

    Cuando llego el auto por los chicos se dieron cuenta que quien siempre venia a buscar a Dante en el auto era su conductor, Robin no lo sospechaba, ya sabia que Dante venia de una familia adinerada.

    Cuando el auto iba llegando a la casa de Dante, Drew, Rose y Tyler notaron que era el barrio alto de la ciudad.

    – ¿Vives aquí? – le preguntaba sorprendido Drew mientras todos se bajaban del auto frente a la casa de Dante – Oh carajo, este lugar podría ser perfecto para una Best Party.

    – Hermano tienes una piscina enorme – le decía Tyler a Dante.

    – Ni lo piensen – les respondía Dante a los dos chicos que admiraban la mansión y sus alrededores.

    – Pensé que no querías que se enterara nadie – le decía Robin a Dante.

    – No me quedo de otra – respondía Dante.

    – ¿Ya sabias esto? – le preguntaba Rose a su amiga – así que el cumpleañero que se escapo fue el – Dante hacia un ruido con su garganta para que Rose guardara silencio.

    Los chicos entraron a una biblioteca dentro de la casa de Dante para estudiar.

    – Hombre, acaso tu padre es el maldito presidente – agregaba Drew.

    – Cállate y concéntrate en lo que estamos estudiando – Dante retaba a Drew que se distraía con facilidad.

    Después de un rato los chicos terminaron su asunto, tomaron un pequeño refrigerio y cuando estaban por los pasillos para partir cada quien a su hogar los trabajadores de la casa de Dante empezaron a correr por todas partes, Dante que noto eso se dijo a si mismo – Se supone que estaba de viaje.

    Una mujer elegante que se iba acercando caminaba por el mismo pasillo, era la madre de Dante.

    – Veo que traes invitados – decía aquella mujer de forma amable.

    – Así es, vinieron a planificar un proyecto escolar, pero ya hemos terminado – le responde su hijo.

    – Me alegro, cuando les despidas vienes a mi oficina, necesitamos hablar – la mujer se despidió y siguió su camino.

    – Tu mama es actriz – le decía emocionado Drew.

    – Te equivocas – le respondía Dante.

    – Pues sea lo que sea, parece una bruja hipócrita – comentaba Rose.

    – Que buen ojo – le respondía Dante mientras soltaba una leve sonrisa.

    – Te puede escuchar – le decía Robin a Rose.

    – No importa, de vez en cuando deberían decirle sus verdades – respondía Dante.

    Las chicas se fueron a su casa, aunque Drew y Tyler intentaron ingresar de nuevo a la casa de Dante para ir a la piscina, pero los guardias los sacaron sin problema, Dante se dirigió a la oficina de su madre.

    – Adelante – la madre de Dante le permitía el paso a su hijo – Que terror, por que dejaste entrar a esa gente a la casa.

    – Era por cuestiones escolares – le respondía a su madre.

    – Es tu culpa, si no hubieses sido un rebelde mal educado estarías aun con gente de tu nivel, pero bueno te quería decir que pronto habrá otro evento muy importante, y espero que te comportes esta vez.

    – Ah, ahora entiendo tu rápido regreso de Francia.

    – No me interrumpas, parece que se están perdiendo tus modales por esa gente, en fin, no te molesto más, tienes que prepararte para practicar tenis, además hoy viene el profesor de piano.

    – OK – el joven sale del lugar para ir a sus actividades planificadas por su madre.

    La madre de Dante quería que su hijo fuera perfecto, lo que le generaba a el constante estrés.
     
  7.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Crisis Escolar
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1542
    Vll

    BAJO EL TELÓN

    Los chicos estaban por entregar su trabajo, varios días de esfuerzo y dedicación se encontraban en una memoria usb, afortunadamente Drew y Tyler de manera forzosa claro, habían hecho su parte con dedicación.

    Cuando entraron a clases, Dante antes de que comenzaran, saco un computador e intento modificar el proyecto para darle un toque final, al colocar el usb noto que el computador no lo podía leer, el joven de manera insistente intentaba constantemente que la memoria fuera tomada por el computador, los chicos notaron aquella reacción y se acercaron.

    – ¿Sucede algo? – preguntaba Rose.

    – Nada que no pueda solucionar – contestaba Dante mientras reiniciaba el computador.

    Los 5 miraban con atención como la memoria seguía sin responder.

    – ¿Y si colocamos otra memoria? Seguro es el computador, pero podríamos confirmar – mencionaba Robin dando un pequeño consejo, haciendo que Dante hiciera un gesto de apruebo con la cabeza.

    – Yo tengo una – Drew tomaba de entre sus pertenencias una memoria vieja y despintada, parecía darle mucho uso.

    Dante coloco la memoria y sin problemas el computador pudo leerla, aunque aun dudosos los chicos por no querer admitir la peor situación, abrieron la memoria notando que efectivamente el computador estaba en buenas condiciones, además de notar que aquella memoria de Drew estaba llena de porno.

    – Hermano, donde conseguiste esos vídeos en HD – le pedía información Tyler a Drew, mientras Robin y Rose miraban a otro lado disgustadas.

    Dante molesto cerro rápido la carpeta de archivos y entrego la memoria con cierto asco – espero que tus porquerías no hayan puesto ningún virus a mi computador.

    – Tranquilo viejo, seguro tú lo ves online por temor a los virus – le decía Drew a Dante – pero yo te paso mis vídeos hermano, son 100% confiables.

    – Deberíamos concentrarnos en esto, la memoria no sirve – mencionaba Robin.

    Aquello dicho por Robin hizo caer la realidad a los chicos, sus rostros se empalidecieron.

    – ¿Qué vamos a hacer? – preguntaba Tyler preocupado.

    – No puedo creer esto – Se decía Dante frustrado.

    – Tenemos que hacer algo, el trabajo cuenta un 50% de las calificaciones en esta materia – agregaba más preocupación Rose a la situación.

    – Tranquilos, que les parece si nos saltamos las primeras clases y tratamos de recordar cómo estaba todo estructurado – Robin trataba de amenizar la situación.

    – Imposible – respondía Dante – fue mucho tiempo de trabajo.

    – Es eso o nada – Robin no pensaba rendirse.

    – Bien, salgamos de clases y vayamos a trabajar – Dante se levantaba y junto a su equipo se fueron a la biblioteca de la escuela.

    Los chicos se dedicaron por mas de 3 horas el recopilar todo lo recordado de sus partes del proyecto, aunque por el tamaño de este era imposible transcribir todo, así que el trabajo no fue tan bueno como esperaban. Aun así, entregaron la memoria y no les quedo de otra que esperar hasta que el profesor diera la nota al siguiente día.

    Al siguiente día en clases...

    – Mediocre – les decía el profesor al único equipo reprobado – ¿Qué estuvieron haciendo todo este tiempo para entregarme algo así?, y tu – se refería a Dante – esperaba más de ti – Dante solo desvió la mirada.

    Los chicos comenzaron a explicarle todo al profesor, le pedían mas tiempo o algo para recuperar aquella calificación, fue tanto la insistencia que el profesor se apiado de ellos.

    – Bien, podrán obtener su 50% con una condición – los chicos escuchaban atentos – Soy encargado del club de teatro, y este año nadie se inscribió, necesitamos gente, únanse todo el semestre y se libraran.

    Los chicos se miraban entre sí, no estaban muy de acuerdo con eso, ellos ya estaban en club escolares, unirse a otro más les haría llegar aun mas tarde a la casa, pero no les quedaba otra opción así que aceptaron.

    Al final de clases el profesor los esperaba en el teatro junto a uno de los chicos que también era parte del club, era Dean, cuando los chicos se acercaron Drew saludo a su hermano.

    – Escuchen con atención – comentaba el profesor – Soy el encargado de este club pero Dean es el presidente, yo en momentos me ausento así que deben hacerle caso a el – Dean amable saludaba a todos como respuesta – Como es parte de una tradición, cada que ingresa un integrante, este debe audicionar.

    – Ni loca – respondía Rose.

    – Yo soy pésima – comentaba Robin.

    – ¿Nosotros podemos subir juntos? – preguntaba Drew abrazando a Tyler, mientras Dante solo guardaba silencio.

    – Si, pueden trabajar en conjunto – les respondía el profesor.

    Todos se colocaban en las butacas, mientras Drew y Tyler subían al escenario.

    El par de chicos se dedicaron a hacer el ridículo sin vergüenza alguna, tenían claro que solo querían divertirse y divertir a los demás, Drew que actuaba de hombre y Tyler como mujer, hacían una escena amorosa de la historia de Rome y Julieta y para darle mas sazón con un acento españolísimo.

    – Este tío se acaba de flipar y me ha dejado preñada – Decía Tyler tomando en brazos a un Drew Romeo desmayado – Ni de coña seré madre soltera, antes muerta que sencilla – Tyler tomaba una pajita de un juguito en caja y se apuñalaba varias veces hasta morir dramatizando su muerte con la lengua afuera cual caricatura.

    Drew despertaba y exageradamente miraba a todos lados hasta notar a su Tayler Julieta muerta – Oh dios, ¿Por qué te la habéis llevado? – mientras ahora era el quien tomaba a Tyler desmayado en brazos – No puedo creerlo, ya lleva rato flipada, ya ni tibia esta, ni para una ultima follada sirve, no os soportare mas, prefiero morir que aguantar este dolor – Drew tomaba una poción que era aquel caja de jugo, cayendo arriba de Tyler y dándole un arrimón.

    Robin disfruto la escena a carcajadas junto a Dean que le acompañaba entre risas, Rose simplemente ignoro toda la escena al igual que Dante.

    – Vaya estos están para las escenas cómicas, me gustan, los considerare para después – agregaba el profesor – Bien el siguiente.

    Rose de mala gana se levantaba, subía las escaleras y ya en el escenario se quedaba parada sin hacer nada mientras se miraba sus uñas pintadas de negro.

    – ¿Y? – preguntaba el profesor.

    – Soy un simple árbol, ese siempre era mi papel en primaria – contestaba Rose.

    El profesor se tapaba el rostro y con un gesto de su mano la hacia bajar – el que sigue.

    Ahora era el turno de Robin, nerviosa empezó a tropezar con las butacas, actuar frente a todos pero sobre todo frente a Dean la causaba esa reacción, ya frente al escenario trataba de recordar alguna escena en libros, pero solo eran guiones de amor, todo lo que leía era romance y Dean que la miraba la hacia colorearse de rojo en todo el rostro.

    Entre tartamudeos y con vergüenza no podía articular ninguna palabra, Drew empezó a molestarla pifiándole.

    – Tan grandota y tan miedosa – le decía aquel rubio mientras se reía y chocaba los 5 con Tyler.

    El profesor sabía que Robin no era para los escenarios, alguien tímido no servía, la hacia bajar para que no sufriera más.

    Esta al bajar no dudo en darle un fuerte golpe a Drew en respuesta a su burla.

    – Por lo menos lo intentaste – la animaba Dean, mientras ella se volvía a sentar.

    – Bueno, ahora te toca – miraba el profesor a Dante.

    El chico se levantó y mientras subía al escenario, todos llamaron su atención, la curiosidad les hizo guardar silencio, querían ver como aquel chico de ego tan alto actuaba, tal vez no era tan perfecto como se mostraba.

    Dante siempre quería ser lo mejor en todo – Quiero hacer una escena de Cyrano de Bergerac, necesito a una persona para eso.

    El profesor le pidió a Dean que subiera, el rubio en respuesta se acercó al escenario, cuando llego a Dante este le decía algunas cosas intangibles para el público, Dean asentaba con la cabeza para después ir a buscar un par de espadas a utilería, el profesor miraba atento.

    La escena comenzaba, aquellos chicos empezaban a tener una discusión, donde Dean que era un vizconde llamado Valvert insultaba la nariz de Cyrano que era Dante.

    Se sabían a la perfección el guion, todas y cada unas de las estrofas eran bien mencionadas por los dos chicos, un duelo después comenzaba y ahí era la hora de brillar de Dante, el personaje de Cyrano era un magnifico poeta y espadachín, mientras se batían en duelo se dedicaba a lanzar una balada improvisada y al final de esta terminar por dar la ultima estocada, para derrotar a su contrincante Valvert.

    La escena sorprendió a los observadores, era claro que los chicos tenían talento para actuar y dejar bien sentados a los espectadores.

    – Presumido – entre pensamientos decía Robin.

    – Fantástico – aplaudía el profesor – ya tengo claro cuáles serán sus áreas, Robin y Rose a utilería–

    – Sabía que era pésima – se veía una Robin desanimada.

    – Que mejor – respondía Rose.

    – Drew y Tyler como extras.

    – Oh si, extra sensuales – comentaba Drew mientras jugueteaba con Tyler.

    – Y Dante se ira a nuestro repertorio de actores principales.

    – Eres muy bueno – le decía Dean a Dante, pero este solo le respondió con una leve sonrisa llena de soberbia, Dante no diría lo mismo para Dean si es que el lo esperaba pero Dean solo hizo una mueca mostrando su molestia, tenia claro que no se llevaría bien con aquel chico de cabellos negros.
     
  8.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Crisis Escolar
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1354
    Vlll

    FEMINISMO

    Los jóvenes días después de haberse inscrito al club de teatro fueron convocados junto a los integrantes de este a una junta, el profesor tenia algo que decirles, todos sentados en las butacas esperaron atentos a que este llegara para después escucharle.

    – Agradezco que hayan llegado todos, bien a lo que voy, este semestre estoy animado a hacer una obra mas complicada, teniendo ahora mas gente, quiero demostrar que no son un simple club, así que les daré el guion de sus personajes para la obra de Hamlet – el profesor empezó a entregarlos uno a uno, dejando solo afuera a Robin, Rose, Drew y Tyler.

    – Disculpe profesor ¿Quién es el protagonista? – preguntaba curioso Dean, ya que normalmente a el siempre le daban el papel principal por ser el mas experimentado y mejor actor del club, todos curiosos por la pregunta voltearon a ver la respuesta de este.

    – Dante – mencionaba el profesor.

    La cara de Dean mostraba un obvio descontento, pero no dijo más.

    Robin levanto la mano – Disculpe ¿Qué haremos nosotros? – le preguntaba a su profesor, refiriéndose a los que se quedaron fuera de la obra.

    – Ustedes se encargarán del área técnica, primero les recomiendo saquen las cosas de la bodega y organícenlas, yo después les daré indicaciones de que material se usara.

    – Somos las sirvientas de limpieza – contestaba Rose, generando una mirada fulminante de el profesor.

    Mientras los actores daban unas ojeadas al guion Robin y Rose fueron a la bodega por su tarea encomendada, al abrir notaron lo sucia y desordenada que estaba, todo botado.

    – Dudo que terminemos algún día con esto – mencionaba Rose.

    – Ve por aquellos costales vacíos, tiremos todo lo que podamos en ellos, subimos las cosas al escenario vaciando la bodega y la limpiamos minuciosamente – A Robin le agradaba estar activa y distraída, la bodega no le asustaba.

    Mientras las chicas se dedicaban a lo suyo, Drew y Tyler que se supone tenían que estar ayudándolas se acercaron a molestar a las actrices que miraban tanto a Dante en lugar de poner atención a su libreto.

    – Traidoras – les decía Drew a estas – ¿Ya tan rápido olvidaron a mi hermano? Se están perdiendo de este gran cuñado.

    – Claro que no – contestaba una – es solo que, el chico nuevo es muy bueno.

    – Y sexy – agregaba otra chica mas.

    – Bueno si, puede ser – respondía Tyler – no las culpo, yo le doy.

    Los dos chicos se acercaron e interrumpieron de su concentración a Dante.

    – ¿En dónde aprendiste actuar? – preguntaba Drew

    – ¿En serio tu mama era actriz? Lo parecía, por eso tanto dinero – preguntaba Tyler.

    – ¿Algún día serás actor de Hollywood? – preguntaban los dos chicos al mismo tiempo.

    – Por que no van a molestar a alguien mas – les contestaba Dante – y no, mi madre no es actriz y tampoco me rebajaría a ser un actor, apunto a mejores cosas que a un simple hobby de perdedores.

    Dean que estaba cerca se sintió ofendido y le reclamo – como si fueras a llegar a ser estrella de Hollywood, cuanta fe te tienes.

    – Por lo menos tengo mayor oportunidad que tú, hay una gran y notoria diferencia de niveles que nos separa a los dos – Dante se defendía ante la actitud de Dean.

    – ¿Y de que te sirve tanto talento? Si terminas desperdiciándolo – le respondía Dean.

    – No lo desperdicio del todo, por lo menos me sirve para humillarte – Dante termina aquella frase con una sonrisa llena de soberbia.

    Dean enojado se levanta de su butaca, pero Drew interrumpe la tensión que se estaba formando, distrayendo a Dean con algún mal chiste, Dante que quería más silencio se movió del lugar y se fue cerca de la bodega.

    Las chicas ya habían llenado los enormes sacos, pero eran pesadísimos, y los iban arrastrando, sin embargo, Rose se cansó.

    – Estos idiotas no vienen ayudar, están perdiendo el tiempo – decía Robin al ver a Drew y Tyler coqueteando con las chicas del club, hasta que su mirada noto que Dante estaba cerca, de mala manera Robin le pidió ayuda.

    – ¿Podrías ser un caballero?

    El chico de ojos grises le respondió – Estamos en el siglo 21, donde las mujeres por durante años exigieron igualdad, y ahí la tienen – era obvio que él, no tenía intenciones de ayudar.

    Robin se sintió humillada, tomo un poco de aire y con fuerza cargo aquellos costales sobre sus hombros, como si de plumas se trataran, sorprendiendo a Dante y a Rose.

    – Así es, ni que necesitáramos de ustedes los machitos – Robin se sobre esforzaba de más.

    Era tanto el peso y aun así, de manera bastante lenta iba llegando hasta las escaleras del escenario mientras refunfuñaba contra los hombres, los demás dentro del teatro notaron aquella escena.

    – Deberías parar, puedes lastimarte – le decía Dean a Robin, al chico le incomodaba cuando Robin se comportaba así.

    – Para nada – contestaba Robin mientras subía el segundo escalón de los 4.

    – Tú puedes gorilona – Drew le tiraba porras.

    – Apuesto a que se muere – decía Tyler a Drew.

    – Por supuesto que sí, no necesito de ningún bastardo – Robin le respondía a Drew mientras que las venas de su rostro se empezaron a marcar como si de hulk se tratara, subiendo al tercer escalón.

    Cuando Robin estaba a punto de subir al cuarto escalón sus piernas no pudieron más generando un calambre y por supuesto cayendo por las pequeñas escaleras para terminar siendo aplastada por los costales.

    Todos los presentes se asustaron y varios se acercaron a asistirla.

    – ¿Te encuentras bien? – la voz de Dean resonaba en una Robin aturdida.

    – Págueme, no murió – le decía Drew mientras le cobraba a Tyler un dinero.

    – Malditos yo no estoy para sus apuestas – Robin intentaba ofender a ese par aun mareada por el golpe.

    – Rose ayúdame – Dean junto a Rose tomaron a Robin – llevémosla a enfermería, el rubio estaba bastante asustado.

    Robin con su poca visión noto a Dante que era el único que se quedó sin hacer nada.

    – Y todo es tu culpa bastardo, si me hubieses ayudado – le reclamaba Robin a Dante.

    – No me culpes por tu imprudencia y poco control de tus emociones, tu sola te creas estas situaciones tan patéticas – le contestaba Dante.

    – Vamos Robin, no estas para pelear – le decía Dean.

    Robin termino en enfermería con una pequeña contusión, no fue tan grave, pero si lo suficientemente fuerte como para mantenerla aturdida por un buen rato, Cris no practico ese día futbol con su equipo, por primera vez prefirió llevar a su hermana con bien hasta casa.

    La chica en casa se moría de vergüenza, no podía dejar de pensar en aquel ridículo que hizo frente a todos, ofuscada se levanto de su cama y salió de su casa al jardín para tomar un poco de aire, Dean que iba llegando de una tienda de autoservicio noto a Robin y se le acerco.

    – ¿Te sientes mejor? – le pregunta el rubio mientras se sienta aun lado de ella.

    – Si gracias, aunque no se si pueda dar más la cara.

    – Tranquila, ya pasara, solo evita no volver a hacer algo así.

    – Disculpa, pero es que Dante me pone de los nervios.

    – Te entiendo, tampoco creo llevarme muy bien con el – respondía el Rubio recordando aquella sonrisa soberbia de Dante.

    – No debieron darle el protagónico a él, alimentan más su egocentrismo, creo que tú lo merecías, también actúas igual de bien – Robin tenia una clara preferencia por su amor platónico.

    – ¿Lo crees? – sonreía el rubio sonrojando a Robin – Gracias.

    – No sabía que gustabas del escenario – agregaba Robin curiosa por saber más.

    – Desde pequeño, mi madre era actriz, aunque nunca pudo crecer en su carrera después de casarse y tenernos a Drew y a mí, sin embargo, yo quien era mas cercano a ella, siempre le acompañaba cuando había una puesta en escena en el teatro de la ciudad, y de apoco fui tomándole cariño – el rubio miraba al cielo recordando a su madre.

    Drew mientras tanto, noto que su hermano tardaba, se asomo por la ventana para echar un vistazo por si lo veía llegar pero pudo notar que Robin y Dean estaban teniendo una larga y agradable conversación, el chico se tomo de la barbilla y empezó a maquilar algún plan.
     
  9.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Crisis Escolar
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1233
    lX

    BAJO EL TELON

    Cuando Dean entro a casa, su hermano lo miraba con sospecha.

    – ¿A que viene esa mirada? – le preguntaba Dean.

    – Últimamente te hablas mas con la jirafa ¿verdad?

    – De ser así, ¿Cuál es el problema? Seguirás con lo mismo de niños, ya madura Drew – Dean le entregaba una bolsa del mini market – ahí esta lo que pediste.

    – Bueno hermano, si te gusta la loca esa, dímelo y no me entrometeré mas – le comentaba Drew.

    – ¿Por qué dices que me gusta? Es como una hermana, siempre hemos vivido cerca.

    – Pero no lo niegues hermanito, yo te voy a ayudar a conquistarla – abrazaba Drew a Dean dándoselas de Don Juan.

    – Si quisiera conquistar a una chica, al que menos le pediría consejos seria a ti, no duras ni una semana con tus novias – Dean incomodo sube por las escaleras y se va a su habitación.

    – Ya vendrás a pedirme ayuda – le gritaba Drew.

    Dean se preguntaba así mismo – ¿Yo enamorado de Robin? – para el Robin era una chica muy linda, alta y atlética, si se dejara crecer su cabello se vería aun mas atractiva, pero no podía evitar verla como un chico cuando la veía pelear con Drew, eso le quitaba todo su encanto, no podía imaginarse con ella, el era muy tranquilo y pacifico y Robin todo lo contrario, su personalidad se sentiría aplastada.

    Al otro día en clases los chicos se mantenían ocupados en el club de teatro, iban enserio con montar la mejor obra de ese semestre, los chicos tras bambalinas revisaban constantemente todo, Drew y Tyler las luces, Rose la utilería y Robin se mantenía en el telón después de su accidente.

    Cuando Robin aprendía el mecanismo del Telón, tomaba muy mal la cuerda y con mucha fuerza, era muy pesado.

    – Debes tener más cuidado con la cuerda– le decía Dante.

    – ¿Tu que sabes? – Robin hacia pucheros, Dante la hacía sentir tonta.

    – Oh mira, te están ganando – le decía Drew a Dean para darle celos.

    Dean confiado sonreía – no me interesa, pero de ser así, ella no esta ni un poco interesada en él, lo detesta.

    – Hum, tienes razón, pero recuerda, el odio al amor solo hay un paso – le contestaba su hermano, sembrándole aun mas la duda al pobre Dean.

    Semanas después la obra estaba lista, la función en la escuela fue muy llamativa, muchas mujeres asistieron con tal de ver a los futuros actores, de por si Dean ya tenia su club de fans, Robin que miraba tras bambalinas noto eso.

    – Se lleno el teatro.

    – Así es, mi hermano siempre llena el teatro – interrumpía Drew.

    – ¿Qué no deberías estar arriba con las luces? – Rose retaba a Drew mientras lo golpeaba con una espada de hule.

    El rubio se fue a su lugar, fue ahí cuando los actores subieron al escenario, y Dean tocaba la cabeza de Robin como si fuera una niña pequeña, siendo que el media como 5cm menos.

    La obra comenzaba, todo iba perfecto, los chicos eran unos profesionales, sabían lo que hacían, el publico que en su mayoría eran mujeres suspiraban al ver a los chicos, gritar no se les permitía, el profesor las podía sacar por ruidosas.

    El club de fans de Dean estaban decepcionadas en un principio por no ser el papel principal, pero Dante las fue cautivando de apoco, tres horas se pasaron rápido, cuando los chicos dieron fin a la obra, se colocaron para despedirse del público, Robin que había forzado constantemente la cuerda del toldo, termino por quebrarla, quedando la cuerda muy arriba, desesperada por que el grupo de actores la miraba para apresurarla a abrir, dio un fuerte salto para pillar la cuerda, pero ni con su peso podía bajar el toldo, quedando colgada como chango.

    Dante molesto y frustrado por el ridículo de Robin, se alejó del grupo de actores y se acerco a Robin – te dije que tuvieras cuidado con la cuerda – el chico dio también un fuerte salto, tomando de la cintura a Robin y bajando con ella la cuerda, abriendo al fin el toldo.

    Al abrirse el toldo, el público comenzó a aplaudir, aunque duro pocos segundos, no veían al papel principal, Dean noto la molestia de estas, escuchaba como hasta su club de fans murmuraba con enojo.

    Robin que aun estaba sostenida por Dante se sentía rara, le recordó aquella vez cuando la tomo en aquel evento donde se escaparon – puedes soltarme le decía Robin apenada.

    Dante sin más la soltó, olvidando Robin soltar la cuerda quedando de nuevo colgada, Dean no pudo más, exploto, ya el telón cerrado se acerco a Robin y la ayudo a bajar.

    – ¿Qué no te da vergüenza tratar a una mujer así? – reclamaba Dean a Dante – primero la confundes y después la tratas mal – Dean realmente estaba enojado.

    Dante solo lo ignoro dándole la espalda, Dean aun molesto lo hizo voltear con fuerza por el hombro.

    – Eres detestable, ¿Crees que no te eh visto? Eres un tipo vanidoso y egocéntrico, que busca ser perfecto en todo para llamar la atención – reclamaba el rubio.

    Dante al fin se digno a responderle – Te equivocas, yo no necesito de halagos, de hecho, no disfruto de la gente a mi alrededor, yo amo mi soledad, sin embargo, tu, sí que eres vanidoso, te eh visto hacerte el amable y buen amigo con todos, ¿Y para qué? Para que hagan lo que tanto te gusta, ser halagado, si tengo un ego enorme pero tu vanidad no tiene límites, si estas molesto por que fui el mejor en la obra, no te preocupes, es la ultima vez que actuó – sonreía soberbio.

    Lo dicho por Dante hizo que Dean se mostrara lleno de ira, tomo del cuello de su camisa al chico de ojos grises y le intento golpear.

    – ¿Te molesto por que dije la verdad? – le decía retador Dante a Dean.

    Todos estaban sorprendidos, muchos que conocían a Dean no lo habían visto en ese estado, como estaban shock ninguno se atrevía a detener la pelea.

    – Discúlpate con ella – le decía el rubio a Dante.

    Dante solo miro a Robin – ¿Así que es por ella también? – el chico sonreía malicioso, con un manotazo fuerte hizo que Dean le soltara, acercándose a Robin y tomándola de la cintura, para después tomarla del rostro y acercarla mucho a su cuerpo – ¿Esto te molesta? – Robin no pudo evitar dejarse llevar por Dante, aquel chico se porto demasiado seductor, fácilmente la tenía en sus brazos – Me pregunto si son Celos o es miedo a perder a una más de tus aduladoras – Dante seguía tirando más leña al fuego, quería desenmascarar al dulce Dean.

    – Suéltala – Dean la tomaba con fuerza hacia él, alejándola de Dante.

    – Creo que son las dos cosas – se respondía así mismo Dante.

    El profesor que escucho toda la bulla, espero hasta que el teatro se vaciara y fue hasta el hecho – ¿Qué está pasando acá? – interrumpía molesto.

    Robin no podía creer lo que pasaba, se sentía como una muñeca de trapoque pasaba de un lado a otro, enfadada para en seco a los chicos – ¡Basta! Dejende zangolotearme, me están lastimando – miro con enojo al par de chicos y despuésindignada salió del teatro, Rose preocupada va tras su amiga.

    – Fantástico, la obra fue un éxito y queriendo yo celebrar el hecho termina todo en una pelea – comentaba el profesor.

    Dean y Dante terminaron mirándose con rencor uno al otro, esto no se quedaría así.
     
  10.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Crisis Escolar
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1559
    X

    FRIÓ

    Los chicos estaban en su ultima semana de clases para las vacaciones de invierno, desde lo ocurrido en el Teatro, Robin había estado triste, a Dean no le dirigía la palabra ni mirarlo podía, y Dante, bueno a él tampoco le interesa mucho si Robin estaba o no enojada con él, Dean se había estado intentado a acercar a ella para hablar sobre lo que paso aquella vez, pero notaba que esta le esquivaba con facilidad.

    Cuando estaban a punto de terminar las clases del día, los representantes del salón evitaron que todos salieran antes de lo que iban a mencionar.

    – Chicos no se vayan, esperen un poco – Decía en voz alta la delegada – Quería informarles sobre un evento navideño para el último día del semestre.

    – Así es – agregaba el otro delegado – no se si estén de acuerdo, pero ¿Les parece si hacemos un intercambio de regalos sorpresa? – lo dicho por el chico animo a varios del salón de clases.

    La delegada al ver la positiva saco una bolsa con pequeños papeles – Bien mientras van saliendo uno por uno vayan tomando un papelito, ahí esta el nombre de a quien deben traerle un regalo, recuerden no decirle a nadie, es sorpresa.

    Todos al salir iban tomando de apoco un papelito, Dante que había esperado a que todos salieran no quiso tomarlo, sin embargo, la delegada le increpo.

    – Toma es el ultimo – coloco el papel de manera obligada en su mano.

    En los pasillos de la escuela Robin y Rose caminaban tranquilamente charlando sobre lo que harían en vacaciones.

    – Hola nenas – llegaba Drew abrazándolas por atrás e interrumpiéndolas, Rose simplemente quito el brazo de este de manera veloz – Bien díganme, quien les toco.

    – Que te importa – le respondía la Gótica.

    – Es secreto por si no escuchaste – le decía Robin al rubio.

    – Tranquila no le voy a contar a nadie, solo quiero saber si les toque yo, por que saben, yo quiero un buen regalo.

    – Tuve suerte de que no me salieras tu – comentaba la gótica mientras entraba al club de arte, dejando a Robin y Drew.

    – Que te parece si me dices y te digo quien me toco – Drew insistía.

    – Aun no eh visto pero me parece un buen trato – contestaba Robin curiosa.

    A Drew le había tocada un chico aleatorio del salón, así que no era de mucha importancia – Te toca – le decía el.

    Cuando Robin abrió el papel su cara se desfiguro, Drew que la noto le quito el papel y leyó el nombre de Dante.

    – Oh que mala suerte tienes, este tipo siempre termina liado contigo.

    – Cambiemos por favor – Robin pedía hacer intercambio de persona a Drew.

    – Ni loco, ¿sabes lo difícil que será buscar un regalo para él? El tipo es rico, lo tiene todo.

    – Juro no golpearte por un tiempo si intercambiamos.

    – No puedo hacer nada por ti, pero tengo una idea – el rubio le decía a Robin que después de clases fueran a una feria artesanal en la plaza de la ciudad, habían buenas cosas y seguro ella encontraría algo.

    Después de la práctica de sus clubs Robin de Basket Ball y Drew de Futbol Americano, se dirigieron hacia la feria, en el camino comenzaron a charlar un poco.

    – ¿Aun estás enojada con mi hermano? – Drew se refería a Dean, aquella pregunta incomodo a Robin dejándola en silencio unos segundos.

    – Yo solo, me siento avergonzada.

    – Como te dije ese día, conozco a mi hermano, el no estaría jugando contigo de esa forma, ¿o tal vez sí? – por un momento Drew dudo – no, no lo creo, siempre ah sido buen chico.

    – ¿Desde cuándo intercedes para que me acerque a Dean?, siempre hacías lo contrario.

    – Ya te soporto más, creo que puedo aceptarte como cuñada – comentaba burlón el rubio.

    – Dices puras idioteces – lo dicho por Drew sonrojo a Robin.

    Los chicos llegaron al lugar, había muchos puestos navideños con cientos de cosas para comprar y regalar, Drew fácilmente encontró algo, en realidad no le puso mucho empeño a su regalo, pero Robin estuvo casi dos horas buscando.

    Cada que encontraba algo se ponía a pensar en la reacción de Dante, seguro el regalo lo despreciaría y seria humillada, hasta que llego a un stand de joyas hechas de piedras naturales y coloridas.

    Uno de los collares llamo su atención, un lindo colgante de cuero que traía en la punta un pedazo de piedra oscura con toques de gris en ella, al verla solo pensó en el pelo negro de Dante y sus ojos grises, el chico era jodidamente atractivo aunque fuera pésimo como persona, la señora que atendía pudo notar la atención de Robin en uno de sus productos.

    – ¿Le gusta señorita? – la vendedora interrumpía a Robin de su transe – Es una obsidiana nevada, elimina los miedos y bloqueos espirituales, ayuda a equilibrar cuerpo, mente y espíritu – la señora toma el collar y lo acerca a Robin – puedes verlo mas de cerca si quieres.

    La piedra era muy linda, Robin solo pensaba, justo lo que le falta a e Dante, equilibrio, es demasiado negativo para todo – me la llevo – Robin hacia la compra con seguridad.

    – Feo tu regalo – le decía Drew a Robin – que bueno que no te toque yo – se reía de ella.

    – Si me hubieses tocado tú, te regalaría caca de perro en un caja.

    Drew y Robin de momentos solían llevarse bastante bien, solo que la inmadurez del rubio solía estresarla con facilidad.

    Llego el ultimo día, todos habían llevado sus regalos, estaban listos para entregarlos y recibir los suyos, pero Dante no estaba en su lugar.

    – Ese idiota no vino – comentaba Robin a Rose.

    – Mejor, así te quedas con dos regalos, el que te den y el de él.

    Cuando comenzó el intercambio todos recibieron sus regalos excepto Drew, Dante que no había ido era quien tenia el nombre de Drew en su papelito sorpresa, Drew desanimado por no recibir nada, recibió solo burlas de Rose.

    – Y tanto que querías saber quién te daría el regalo y no llego, aunque seguro es venganza por todas las rabias que le causaste con el proyecto, creo comprenderlo – Rose solía ser muy pesada a veces con sus palabras por eso es que no podía llevarse bien con nadie, excepto con Robin.

    – No te preocupes hermano, yo te regalare la mejor fiesta del mundo en mi casa – le decía Tyler a Drew.

    – Eres el mejor le decía Drew a Tyler, Dean es hermano de sangre, pero tú y yo somos del alma – el rubio exageraba el sentimentalismo – No importa, yo no necesito de cosas banales – agregaba el rubio que en un principio estaba emocionado por el intercambio.

    Todos en clases se despidieron, no se verían varios por fechas navideñas así que se deseaban felices fiestas.

    Días después Robin y Cris iban a dejar a sus padres a una estación de bus, estos irían al aeropuerto de la ciudad de al lado, sus padres planeaban pasar navidad en las playas del caribe dejando solos a sus hijos, Cris y Robin estaban molestos porque no los llevarían pero sus padres les convencieron que era viaje de pareja y que si querían ir debían verlos acaramelizados, la imagen para los chicos era desagradable e incómoda, así que decidieron pasar solos las fiestas, tendrían toda la casa para sí mismos.

    – ¿Pasamos por un café? – Cris le ofrecía a Robin comprar un café para ir tomando mientras caminaban a casa, era un poco de noche y hacia frió.

    – Si tu pagas, no tengo problema – Robin aceptaba su propuesta.

    Los hermanos compraron sus cafés y fueron caminando tranquilamente por el pueblo arreglado por lindas luces navideñas, sorprendiéndoles unos pequeños copos de nieve que empezaron a caer, el invierno estaba entrando y la nieve hacia presencia.

    – Tenemos que llegar rápido o nos congelaremos, sé un atajo – Cris junto a Robin iban hacia una pequeña y estrecha calle de bares de mala muerte.

    – Estas loco si entramos por aquí, prefiero dar la vuelta, que tal si un borracho se me acerca – le reclamaba Robin a su hermano.

    – Tu vuelta es muy larga, además tú tienes acá a tu hermano para defenderte.

    Los chicos sin más entraron a la gran calle que acortaba bastante el camino hacia casa, podían oír música fuerte, muchos hombres borrachos, mujeres de la vida galante que acosaban a Cris de momentos a las afueras de los bares.

    Mientras tanto en uno de los bares comenzaba una pelea.

    – ¿Así que te crees hombre? Acá te voy a enseñar niñito – un hombre grande y fornido que parecía un motociclista rebelde sacaba del cuello de la camisa a un joven en pésimo estado de ebriedad, el joven que intentaba soltarse fue golpeado en el rostro por el agresivo motociclista, haciendo que cayera con fuerza hacia Robin que iba pasando en el preciso momento con Cris.

    Cris molesto empezó a reclamarle al hombre grande pues por su pelea el joven ebrio había caído sobre Robin lastimándola, Cris no dudo en empezar a forcejar con el tipo, el chico tenía casi 17 pero a su edad al igual que Robin era bastante fuerte.

    Robin molesta y adolorida aun en el suelo intento reclamarle al joven que no podía ni levantarse, pero se encontró con la sorpresa de que era Dante, el chico al notarla, desvió la mirada avergonzado, estaba en pésimo estado, aquel golpe le rompió el labio y tomar tanto lo tenía aturdido.
     
  11.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido Crítico Crítico del mes

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,035
    Pluma de
    Escritor
    Acabo de leer los dos primeros capítulos, y me gustaría hacer hincapié a algunas cosas que noté.

    A primeras impresiones, la historia tiene muy buena pinta y un potencial que si es bien explotado y manejado podemos estar frente a una entretenida historia. Debo decir que la primera escena mostrada fue muy divertida en cuanto al desenlace, mostrándonos como ella se imagina vestido como en novio y su futuro "esposo" vestido de blanco, si bien comenzó como muchos animes del género shojo; siendo un poco cliché. Si creo que esa escena carga más de lo que se muestra. Es una sueño que, aunque al principio pareció solo una escena cómica, en realidad tiene más significado para la protagonista pues más adelante se nos muestra su complejo de no sentirse tan femenina debido a su altura y las constantes burlas que sufre por parte de uno de los gemelos. Ese detalle me gustó.

    Tal vez no sea así, pero me da la sensación de Drew en realidad le gusta Robin y por esa razón es que la trata de esa forma. Probablemente tenga envidia de su hermano. Espero que más adelante se deje claro la razón por la que se expresa de esa forma hacia Robin, no me creo eso de que lo haga simplemente porque no la considere una “buena” cuñada o solo por su “físico”. ¿Por qué ambos no se llevan bien? Espero que no sea solo un porque sí, así lo determina el guión. Por lo menos conocer una razón "valida" a su comportamiento.

    Por el momento no puedo decir mucho de los personajes, por lo que esperaré a que la historia avance para opinar de ellos.

    El ritmo de este capitulo, en general estuvo bien, aunque en ocasiones está un poco apresurado, como por ejemplo a la presentación de su familia y los vecinos, allí me hubiera gustado un poco más de narración y explicación. No pido una , pero si un poquito más en este aspecto para poder envolvernos con los personajes y la historia. Como por ejemplo, una vez que Robin despertó, describir un poco su habitación, de esa forma el lector pueda conocerla mejor en sus gustos, quizá al haber descrito que en las paredes sobresalían algunos póster de jugadores de Basquetbol o fútbol Americano, etc. De esa forma ya se nos describe sus gustos.

    En lo que respecta ortografía, narrativa y gramática se puede mejorar aun más, te recomendaría que pidieras ayuda a un beta, porque al capítulo le faltó ser más revisado ya que tiene muchos verbos sin acento, falta de comas y puntos en algunas oraciones, provocando que estás se corten o no se lean de forma coherente, también tiene una narración combinada en pasado y presente. La historia está en su mayoría narrada en presente, así que solo debes enfocarte en ese tiempo, sin combinar ambos.
    (Esa frase es confusa, se puede armas de otra forma. Ej: "Robin, sintiéndose tímida por estar apretada por el viejo vestido, baja, llamando la atención de su madre.")
    Y otros errores más que noté.

    Capítulo 2:

    Voy a hacer honesta, este capítulo, no me gustó por varias razones, pero creo que la mayor fue que se sintió demasiado rápido, sucedieron muchas cosas en un capítulo, y fue tal el caso que al final no se contó nada. El capítulo se limitó solo a Robin llegar a una escuela nueva (que por cierto, ni lo parece porque no pidió ayuda ni direcciones, ni nada), ser molestada por Drew y luego regresar a su casa montada en bici. No se detuvo a conocer a sus compañeros, ni se mencionó si hay algún compañero de su anterior escuela. La aparición de su vecino de casillero no dice mucho, la aparición de la gótica tampoco. (Ojo, no estoy diciendo que estos personajes sean de relleno o no van a salir, en realidad se nota que quizá lleguen a entablar una amistadas con ella, el problema en sí que veo es que solo se mostraron pi un par de renglones y ya, me hubiera gustado que por lo menos a uno de ellos se le diera más atención).

    También noté algunas escenas y momentos que, o son incoherentes, como por ejemplo el que Robin se haya ido en bicicleta con tacones. ¿Se fue con tacones? Por lo menos nunca se nos mencionó que se los cambió para eso, ni tampoco cuando fue a ver la cancha de baloncesto; que hablando de ésta, esa escena la vi innecesaria, por lo menos en este capítulo pues ¿por qué está allí? ¿Cuál fue el propósito de que se nos dijera que se torció el tobillo? Si de casualidad su torcedura será importante a futuro creo que la escena debió o aprovecharla para conocer a alguien o algo así. Solo así la sentí muy seca. Para luego, de forma rápida las clases se terminan y finalmente regresa a casa.

    Fue un día muy ajetreado para Robin y para los lectores, pues se vivió muy deprisa.

    Al principio Drew me llegó a caer muy mal, cosa que es su función, caerle mal al lector, pero creo que en este capítulo se comportó realmente muy mal, llegandolo a odiar, pero sobre todo porque no hay nadie que haga algo al respecto, están tratando mal a una chica, independientemente de que no sea muy femenina, sigue siendo una chica. ¿Dean no se da cuenta de como su hermano la trata? El gemelo por ahora me es mu insípido, espero que su personaje se desarrolle con el pasar del tiempo. Igualmente quisiera saber como estos dos hermanos se llevan. ¿Drew es de carácter fuerte y grosero cuando está con Dean?

    Me pregunto dónde estuvo su hermano todo el día.

    Este capítulo está menos revisado que el anterior, vi muchos errores, sobre todo con la narración presente y pasado. Estos son algunos errores que noté:
    (Una cosa después de "Hija")
    (El "él" de allí debe acentuarse pues es el pronombre personal y estos siempre deben llevar acento.)
    (El "asintió" es verbo pasado, pero debe ser verbo en presente pues la mayoría de la historia está escrita de esa forma).
    (Lo mismo que arriba. El verbo debe estar en presente).
    (Va separado).
    (Esa última frase no se comprende).

    En fin, creo que por ahora eso sería todo de mi parte. Un saludo.
     
  12.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Muchas gracias por tu excelente critica, necesitaba un poco de esto, en cuanto pueda iré mejorando y editando los capítulos ya que aseguro que todo tiene bases, solo que no las se expresar de manera adecuada o lanzo pequeñas pistas que no llevan a nada. Estoy muy agradecida por tu ayuda, saludos.
     
  13.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido Crítico Crítico del mes

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,035
    Pluma de
    Escritor
    Hola de nuevo, MermeladaPink, por aquí, terminé de leer el capítulo 3 y 4, por lo que pasaré a dejar mi respectiva opinión.

    Debo empezar diciendo que en esta ocasión Dean me pareció un tipo muy agradable, siendo muy amable, me encantó la escena donde la encuentra escondiéndose de Dante xD. Me gustaría conocerlo más a fondo porque a veces me parece un poco reservado y hasta cierto grado, algo dócil, pero luego se nos muestra con un carácter algo duro y autoritario, por como se dirigió hacia su hermano cuando salió al escuchar la bulla que tenían Robin y su hermano, que al final no sé que opinar de él, la verdad. Me pareció que en esa escena ambos gemelos cambiaron de rol xD Tocara leer más de él para conocerlo mejor.

    Que hablando de eso,de esa escena en que Robin se lanza contra Drew me apreció gracioso, pero a la vez, antinatural, es que por un instante no me la creí porque acababa de leer en los anteriores capítulos como el rubio trataba a la chica en la escuela que no sé… el que lo “dominara” de esa forma tan fácil me pareció poco realista. Dicho eso, el conflicto entre Robin y Drew se solucionó de forma muy rápida, cosa que no quiero decir que no me agradó, al contrario, me alegra que por lo menos el gemelo ya no la moleste tanto, no obstante, sentí el desenlace un poco forzado a que fuera así. Llegué a pensar que Robin haría una lucha más para ganarse el "cariño" o por lo menos el "respeto" que se merece, no solo que Dean le haya "ordenado" o "advertido" a Drew que no lo hiciera. Como que eso me decepcionó, nos estaba planteando algo muy interesante y luego se solucionó de forma sencilla.

    Pero bueno. Cambiando un poquito de tema:

    Un consejo que te puedo dar sería que no te apresures en escribir las situaciones, tomate tu tiempo para presentarnos poco a poco a los personajes, no importa que haya capítulos en donde la mitad (o hasta completos) la protagonista no salga. No temas de eso. Una obra buena no debe solo sustentarse por el protagonista. Por lo menos sé que Cris se preocupó por Robin al enterarse de que estuvo en enfermería, aun así, me hubiera gustado que en el anterior capítulo, cuando se nos mencionó eso, nos hubieras presentado a Robin ya en enfermaría quizá está pensando en que su hermano no se preocupa, quizá cuestionándose si sabía dónde estaba o sintiéndose enojada porque él parecía no preocuparse por ella, etc, desconozco lo que ella pensó cuando estuvo en la enfermería.

    He notado en estos pocos capítulos que no sueles enfocarte mucho en los pensamientos, sentimientos o inquietudes de tus personajes. Tiene un elenco de personajes muy interesante y variopintos, así que ánimo, aprovéchalos para enriquecer la historia. A veces, aunque una obrar no sea precisamente innovadora u “original”, los personajes que se nos presentan son la base solidad de la misma. Son, en ocasiones, lo que hace brillar hasta una obra “cliché” (por llamarla de esa forma).

    Debo ser honesta al decir que en algunas ocasiones sentí que la trama avanzaba por el “poder del guion”. ¿A que me refiero? Bueno, más que nada por el personaje de Dante. A ver, analicemos (desde mis primera impresiones porque desconozco si más adelante se explique)… primero que nada, Dante es de una familia con dinero, hasta allí todo perfecto, entiendo que a él no le gusta su forma de vida y por esa razón haya decidido ir a una escuela más normal y no a una donde chicos con familias con ese estatus, asistan. Por un momento me apreció extraño que teniendo dinero, tenga un celular no tan caro, hasta el mismo Dean lo dice, pero quizá lo hizo para no sobresalir, pues me dio la sensación de que es ese tipo de joven. Todo bien hasta el momento. Entonces, ¿dónde está el problema que personalmente veo? En que teniendo sus padres dinero pueda pedir otro teléfono, pero tiene que ir a exigirle que le pague dicho celular a Robin. Porque se lo exige, hasta la amenaza. Entonces, allí veo el problema pues para conseguir el dinero necesita trabajar porque sus padres no le van a dar dinero y aparentemente Cris, su hermano, tampoco está dispuesto a prestarle, para eso Dean le presenta una prima que hace eventos para gente rica y que curiosamente ese evento sea una fiesta donde está Dante, quien, aunque fue muy arrogante con ella, al final le pide ayuda (algo muy irónico, debo agregar; Por esa misma razón no trates mal a las personas, no las amenaces porque no sabes si después les pedirás ayuda) y ella accede sin rechistar o enfrentarse a él o simplemente dándole une mejor explicación o recordarle como le habló o como se dirigió y así él demostraba que en realidad no era sí o que solo quería demostrar algo, o se dejó llevar o alguna otra razón.

    Luego, el plan del escape funcionó, aunque sí que los guarruras los vieron... entonces, al final, ¿para qué se disfrazo si al final escaparon como si nunca se hubiera disfrazado? ¿Para que fingir que iba a comprar algo a altas horas de la noche? ¿No se supone que es una fiesta bien organizada? Por lo menos eso último lo hubiera menciono algo, así pensarían en algo mejor.

    ¿Se entiende a dónde quiero llegar? Por lo menos ese capítulo cuatro me pareció todo forzado a que fuera así, en vez de notarse más natural, y digo que en sí la idea sea mala, no, para nada, pero si creo que se pudo haberse ejecutado de una mejor forma.

    Respecto a la ortografía y gramática, se puede mejor en ese aspecto, de nuevo encontré varios errores, tanto en ortografía como tipográficos. Debes prestar más atención en ese aspecto. También la falta de comas y puntos afecta a la hora de leer y tomar el contexto del escrito. Disculpa que no te los haya podido marcar, la verdad no me dio el tiempo, pero cuanto tenga la oportunidad lo haré. De igual forma, quise aprovechar este comentario para enfocarme en la historia en sí.
    Una cosa que en lo personal hago es leer el capítulo o relato en voz alta antes de publicarlo. De esa forma me doy cuenta dónde puedo mejorar la narración.


    Creo que eso sería todo de mi parte. Nos estamos leyendo, hasta otra.


    P.D: Cuando leí que la prima de los gemelos le dijo a Robin que no arruinara la fiesta derramando bebida a un invitado, realmente pensé que iba a ver una escena así. Como si me lo anunciaran. Me alegro que no haya sido así.

    P.D 2: Me gustaría que pudieras poner los capítulos en el indice (Threadmark), tal cual lo hiciste con el capítulo dos, de esa forma se me facilitará llegar al capítulo en el que me quedé, sin necesidad de bajar página hasta atinarle al capítulo que busco. Sería más cómodo.
     
    Última edición: 5 Julio 2020 a las 7:41 AM
    • Adorable Adorable x 1
  14.  
    MermeladaPink

    MermeladaPink Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    27 Junio 2020
    Mensajes:
    14
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola, gracias por seguir revisando mi historia, de apoco estoy editando, y bueno admito que tengo mala costumbre de lanzar muchas cosas que parecen ilógicas e innecesarias para que precisamente el lector quede con las dudas, pues mas adelante se sabe el por que de todo, ahora a la hora de forzar si al principio lo hice mucho por que quería seguir como un guion pero mas adelante las cosas se mueven mas natural ya que empece a pensar como actuarían realmente los personajes y hacer que la historia se hilara sola sin llegar a puntos forzados, con el tiempo se va sabiendo mas de ellos :) y bueno jaja soy pésima aun en ortografía tendré que tomar algunas lecciones mas de ortografía, pero todo con tal de entregar algo de mejor calidad. Sobre Drew, Robin temía a pelear en la escuela con el por que era el y sus otros dos amigos, cosa que Rose le advirtió, y admito que corte muy rápido la pelea, aunque en si ellos siempre han tenido una relación bastante brusca que de igual forma mas adelante se vera el por que.
    Pd: no se que a que te refieres a Threadmark jaja pero investigare.
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso