Self-insert Crónicas de Rapuma

Tema en 'Literatura experimental' iniciado por rapuma, 28 Septiembre 2019.

  1.  
    rapuma

    rapuma Gurú #TeamWarzone

    Géminis
    Miembro desde:
    17 Marzo 2014
    Mensajes:
    2,540
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Crónicas de Rapuma
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    406
    Capítulo I: Un fanático del Rock.

    [​IMG]
    Así, de ese modo; con una sonrisa torcida y un ojo más abierto que el otro es como se me puede definir cuando estoy feliz (y tengo dos birras o más encima).

    No recuerdo mucho de esa noche. Febrero de este año, verano puro en Argentina y yo estaba en la costa trabajando de guardavidas. Bar Antares ( uno de los más caros de cerveza artesanal ), tuvimos día libre con mis dos compañeros (los de blanco a la izquierda) y fuimos a despejarnos al lugar. El de negro es un borrachín que andaba solo por ahí y accedimos que se siente con nosotros. Después de varias birras entre los cuatro descubrimos que era un fanático total de los Redondos (un grupo de música) y solo gritaba coros de las canciones, llamando la atención de todos que giraban a vernos.

    Nos sacamos una foto para el recuerdo e inmortalizar el momento con el fanático de los redonditos de Ricota y nos fuimos del bar cerca de las 19.50. En la costa y en verano atardece tarde, cerca de las 22.00. Volvimos caminando a nuestro hospedaje y nos tocan bocina por la calle, era el borrachín! subimos con él para que nos lleve a nuestra casa y nos terminó llevando a un camping donde había una fiesta. Nos invitó a comer (compró un choripan para cada uno) y saltamos toda la noche al ritmo de una especie de festival de música a pura cumbia, algo raro ya que el tipo era fanático de un grupo de rock puro.

    En Marzo, un día x, iba caminando del trabajo hacia el hospedaje y me vuelve a tocar bocina desde su vehículo. Lo saludo con la mano y se detiene. Me acerco hacia él.

    Fragmentos verídicos de la charla.

    —¿Qué onda? —le pregunto. —¿Todo bien?

    —¡Queeeeeee pasaaaa, papuuuuu! ¿Venís de la playa?

    —See. Estoy matado, ¿vos para dónde vas?

    —Para donde me lleve la vida mi hermano. ¡PARA DÓNDE ME LLEVE LA VIDA!

    Aceleró y me tuve que correr porque casi me pisa un pie. Esa vez fue la última vez que vi a "borrachín" (no me acuerdo de su nombre). Y siempre que veo un Antares o tomo una cerveza, brindo al cielo, por vos! Donde quieras que estés, fanático de los Redondos!
     
    Última edición: 28 Septiembre 2019
    • Gracioso Gracioso x 4
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
  2.  
    Gigavally

    Gigavally Gigaliado Cachorro Baxter M.E.D.D.A

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2019
    Mensajes:
    969
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ow, y yo creí que borrachín sería un buen acompañante del buen rapuma u.u

    ¡Me encantó! Me has recordado a otra anécdota de otro familiar que me platicó el amigo de un amigo de un familiar (si, fue una vuelta curiosa) el cual no es lo mismo, pero si similar a lo que me has narrado. Es triste que no recuerde quién fue exactamente como para preguntarle jaja.

    Saludos n.n/
     
    • Gracioso Gracioso x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    rapuma

    rapuma Gurú #TeamWarzone

    Géminis
    Miembro desde:
    17 Marzo 2014
    Mensajes:
    2,540
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Crónicas de Rapuma
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    491
    Capítulo II: Esta mancha no se quita.

    [​IMG]
    Todo empezó con un viaje en kayak hacia las infames islas que enfrentan mi querida ciudad de Rosario. Llevamos disco (para hacer pollo al disco), cebolla, muchas patas muslos para comer, papas y un sinfín de comida necesaria para sobrevivir al menos tres noches.

    El trayecto era tranquilo, el Río estaba en calma y nada PARECÍA ir mal.

    Primer noche donde abrimos campamento lo dejamos abandonado porque fuimos a pescar al otro lado de la isla (cerca de 40 minutos caminando). En ese interin de tiempo el Río creció colosalmente por una lluvia en Brasil monstruosa y tuvimos que volver luego de casi dos horas de intentar pescar algo sin éxito para el día de mañana. Cuando llegamos a la base la comida HABÍA DESAPARECIDO. Y no había ningún Milhouse para culparlo. Los chanchos salvajes (que no son jabalíes) habían hecho su primer acto de salvajismo y nos comieron, literalmente, todos los viveres.

    Y todo parecía ir de Guatemala a GuatePEOR porque la corriente y la crecida abrupta nos había raptado también los kayaks para volver a cruzar a la ciudad. Así nos quedamos tres personas, sin comida, sin posibilidad de volver y obviamente sumamente ebrios porque el alcohol estaba intacto.

    Como Mauri (uno de los chicos) era el único que había llevado el móvil mandó mensajes a nuestro batallón para que nos traigan comida o, en el mejor de los casos, que vengan a rescatarnos. Lo peor es que a Mauri se le estaba muriendo el celular, la carga llegaba cada vez más rápido a su inminente final. Mandamos la ubicación (UNA QUE EL GPS ENVIÓ INCORRECTAMENTE PORQUE NOS METIMOS MUY ADENTRO DE LAS ISLAS) y esperamos rescate.

    En la segunda noche (todavía faltaba una más) entramos en crisis. Solo había alcohol y claro, mate. No había pan, no había comida chatarra, no había comida, no había NADA. En una de nuestras charlas dije que entregaría todo a ser posible de comer un poco de vaca.

    Extracto verídico de charla.

    —Boludo, no doy más. Tengo un hambre terrible, la puta madre.

    —Mal, yo también perrito. ¡Que chancho hijo de mil puta!

    Risas.

    —Sabes lo que daría por un poco de tira mar del plata o un chori, loco. Posta te digo.

    —¿Entregarías el ocote (cola)?

    —Máaa valehhh. Tengo un hambre loco.

    Y así pasamos, con sobresaltos y momentos extremos, dos noches más. Al tercer día, solo con el último termo de agua caliente para los últimos mates del día, Mauri prendió el móvil y envió otra ubicación a nuestros amigos para que nos busquen más cerca de la costa.

    Y con los últimos 3% del móvil captó esta foto mágica: un hombre que daría todo por un poco de carne vacuna. Ese hombre es... rapuma.

    Y sobrevivimos. Pero no puedo decir al precio de qué.
     
    • Gracioso Gracioso x 3
  4.  
    rapuma

    rapuma Gurú #TeamWarzone

    Géminis
    Miembro desde:
    17 Marzo 2014
    Mensajes:
    2,540
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Crónicas de Rapuma
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    762
    Capítulo III: Atardecer

    [​IMG]
    Cuando trabajo de guardavidas en la costa durante el verano argentino siempre se nos ocurren (a mí y al equipo humano que lo conforma) diversas ideas para pasar durante las noches. Muchas de ellas son fiestas, bares de copas, incluso salir a correr a la madrugada por razones que prefiero no divulgar (?). Pero la que más nos une, por lejos, es acampar cuando hay luna de sangre; esa luna llena gigante que sale del mar con forma de moneda de 2 pesos (o dos euros, que se asemejan). No sé, no encuentro un significado para decir el por qué de esa fascinación... simplemente digamos que nos unen las costumbres al aire libre y sobre todo, ver salir la luna con un fernet recién hecho y tocando la guitarra, más precisamente esta canción que voy a adjuntar acá abajo:


    Con estos chicos de la imagen, -empezando yo por la izquierda-, (y faltan unos cuantos más) compartí un año completo de mi vida en tres años durante 4 meses de verano. ¿Se perdieron? Nos conocimos el primer año en verano, cuando empezamos a trabajar juntos en diciembre, sin conocernos, sin saber nada unos del otro, solamente saber que nos unía a todos el mar por el mar, el compañerismo y el amor por la música. Somos guardavidas bien hippies y en estos tres veranos que transcurrieron puedo decir que los conozco más (y me conocen más) que cualquier otro amigo que tuve durante la infancia, hasta puedo decir que parece que nos conocemos de toda la vida, porque el vínculo compartido es tan intenso y fuerte que es para toda la vida, por más que ahora mismo esté en Europa y no creo volver al verano argentino para trabajar con ellos (se me pianta un lagrimón). Son esas almas que las conocemos de otra vida o de otras vidas; no tengo duda de eso; es tanta la calidad humana que hay en ellos que siempre me emociono al hablar de ellos con otra gente, que no entiende el significado. No entiende el significado de compartir cuatro meses de verano super intensos, donde el trabajo no siempre es fácil; donde uno sabe que cuando se mete al mar por un rescate no hace falta mirar para atrás que sabes que dos te siguen, desde otros puestos, desde casi 100 metros de distancia. No es fácil ver a la muerte, y tampoco intentar detenerla con RCP continuo cuando salís extenuado del agua. Con estos chicos lloré, reí y pensé mucho; aprendí y aprendieron de mí. Por eso el Ramiro que conoce la gente que me rodea siempre llevará un trocito de ellos: que me enseñaron a ser más humilde, a ser mas sencillo; a ser más humano. A reírme de todo y a disfrutar la vida, aunque sea una luna llena de sangre saliendo del mar... cosas que antes no les prestaba atención y que ahora, tres años después de compartir con ellos mi trabajo y pasión, me entrego totalmente siempre que tengo la oportunidad. Aunque ahora viva en ciudad, aunque ahora no pueda estar trabajando de lo que me fascina que es ser guardavidas de mar. No hay que olvidarse de donde uno vino y hacia donde irá; de las raíces, que a fin de cuentas es nuestra base desde siempre.

    Por eso hoy, un 14 de octubre de 2019, después de charlar con varios de ellos anunciando que no iba a ir al verano... brindo por ustedes. Para que sigan siendo felices, únicos, sencillos. Que no pierdan esa paz y esa luz que transmiten con cada charla, cada mate, cada risa, anécdota o chiste. Los extraño mucho, amigos.

    Y desde un sitio de internet, como es este, y al ser mis crónicas, no podía dejar pasar la oportunidad de mencionarlos, aunque en esta foto no estén todos pero se nota nuestra entrega al caminar diez putos kilóemtros con todo eso encima, llegar y armar las carpas a la luz de las linternas, armar la fogata, tocar la guitarra y no pensar en que al otro día trabajamos. Simplemente fluir, como el río, como el mar...

    Y como no podía faltar, la foto del otro día, el amanecer, muerto de frío, comiendo un pedazo de pan. Pero entero, alegre. Y obvio, pensando en que ese día tenía franco :)

    [​IMG]
     
    Última edición: 14 Octubre 2019
    • Ganador Ganador x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  5.  
    wasabi

    wasabi Orientador Comentarista empedernido #TeamFortnite

    Acuario
    Miembro desde:
    1 Abril 2011
    Mensajes:
    1,121
    Pluma de

    Inventory:

    Capítulo 1: Que gracioso y curioso chico (no tan chico) se toparon, aunque algo raro se le veía buenito y les compró un choripan. Fue una hermosa y fugaz amistad con el fanático de rock más cumbiero.

    Capítulo 2: La foto es la clara prueba que puede faltar todo menos el mate. Siempre me ha encantado como hablan, siento que le da un toque muy especial a todo y esa conversación final donde estaban dando la cola por comida no pudo ser mejor. Ojalá la próxima pesquen algo y guarden mejor la comida.

    Capítulo 3: Algo hermoso después de dos historias riendo, las personas las llevamos siempre en el corazón y tú no solo conseguiste grandes amigos, tienes una familia que te acompañará sin importar donde estés.
     
    • Adorable Adorable x 1
  6.  
    rapuma

    rapuma Gurú #TeamWarzone

    Géminis
    Miembro desde:
    17 Marzo 2014
    Mensajes:
    2,540
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Crónicas de Rapuma
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    2372
    Gracias Wasabi por comentar y reirte de las anécdotas. Son todas verídicas aunque algunas rocen lo exagerado... pero mi vida es exagerada (?). Hay muchas cosas que no puedo poner porque puedo herir muchas susceptibilidades xD


    Voy hacer capítulos triples simplemente porque son mis crónicas y puedo permitírmelo.

    Capítulo IV: Nina.

    [​IMG]
    Ella es Nina. Así simple. Nina. Y me acompañó desde hace casi 6 años de vida y hace 3 años que no la veo. La crié, la saqué a pasear y siempre estuvo para mí y yo para ella. Es casi como una hija para mí y digo casi porque me fui de mi país a sabiendas de que quedaba sola... bueno, no sola pero sin mí, que supongo es lo mismo para ella.

    De dejar todo e irme a otro país lo que más me dolió, sin duda, fue dejarla. Vendí mi departamento, mi coche, mis cosas; mesas, sillas, cómoda, colchón, refrigerador, todo. Pero ella, simplemente ella... me miraba y meneaba la colita con las orejas levantadas, con la pelota en la boca. Habrá pensado que salíamos a pasear, porque yo estaba vestido, con mi mochila de viaje lista y un pasaje de ida en mi mano. Me olfateó y ladró, me tiró la pelota de tenis que tanto le gusta masticar y se sentó, esperando que le diera la orden de salir. Eso sí, siempre sin correa; salíamos juntos, caminando despacio, quizá yo con mis auriculares y en mi mundo pero ella siempre, PERO SIEMPRE, aunque camináramos en la calle y hubiera miles de olores, ruidos y un mundo sin fin para ella, siempre me miraba. Alzaba la cabecita y me miraba y seguía, a mi lado. Compañera de horas lerdas, Nina querida.

    Le pregunté a mi mamá si podía cuidarla, ella tiene patio en su casa y la aceptó con mucha felicidad. Nina es ternura pura; si te despertás y te tomás un mate en la mesa, ella se levanta y se acuesta a tus pies. Si te levantás y tenés que cocinar, ella viene y se acuesta a tus pies. Compañera, super compañera. Fue una decisión difícil y no el hecho de irme de mi mundo conocido, no el hecho de dejar amistades fuertes atrás, quizá algunos amoríos histéricos, mi familia... fue difícil dejarla a ella. Mi Nina. Vino a mi mundo cuando yo estaba en un momento feo, de tomar decisiones de mierda, poco a poco alejarme del eje central que era mi vida... pero vino y todo se puso en regla, increíble. Y tuve miles de perros, uffff... miles. Pequeños, grandes, gordos, flacos, pulgosos y no tan pulgosos. Mi vida fue criada a través del amor de los animales, pero los caninos fueron los que más entraron en mi círculo. (Soy de Rosario, no nos gustan mucho los gatos... por lo menos los de cuatro patas). Sultán, Lassie, Gásper, Tango, Bronco, Homero, Mia, Nina... cuando uno moría siempre moría una parte de mí, eso es seguro, confirmado. Pero esta vez, alejarme de una mascota que lo es todo para mí, definitivamente y lo digo con certeza, creo que esa parte que se murió no se regenera nunca más. Hoy por hoy no quiero tener perro y eso es durísimo. No lo siento, la verdad. Parece una boludez pero es como una relación con una mujer, esas rupturas que te quiebran el corazón en varias partes... yyyy no estoy listo para afrontar un nuevo amor canino teniendo el fantasma que me late detrás de la nuca. Mi mamá siempre me manda fotos y videos, ella está feliz, super feliz. Juega con su pelotita y corre sin parar. Mi madre no la puede sacar a pasear, Nina tiene mucha fuerza y la puede tumbar... pero al menos me contento al saber que entre ambas se hacen compañía.

    Te extraño, gorda. Muchísimo.


    Capítulo V: ¿Tío borracho?

    [​IMG]
    Ignoren mi estilo de barba. Esta foto tiene exactamente 40 días. Lo sé porque justo después entró la cuarentena en Madrid y a tomar por culo, como dicen mucho por acá. ¿Que quién es? Mi sobrinito Dante. Y yo, por supuesto, dando el buen ejemplo de tomar cerveza a su lado y miren cómo mira deseando el glorioso néctar de la felicidad pura. Tengo fama por ser muy fiestero y borracho... ¿o simplemente es borracho? Creo que lo segundo, cof cof.

    Soy tío y padrino, que no es poca cosa, de este ser celestial de un año y medio. Aunque creo que más bien la idea de ser padrino era algo como la película con el mismo nombre, ¿no? que la gente me tuviera miedo, respeto y sobre todo, que siempre alguien me mire de fuera de la habitación que mis lacayos cierran para que no vea los planes malévolos que tejemos. Ahora, ¿uno se pone a pensar realmente en lo que se considera ser el padrino de alguien? No hablo de esos padrinos que algunos tuvieron (y me incluyo) que solo los conozco por la foto donde estoy siendo bautizado... y esperen! no soy católico, simplemente no tuve la oportunidad de elegir y como mi familia es "creyente" allá va, espero que eso me sirva para entrar al reino de Yisus Craist.
    La importancia del padrino es muy grande, ahora entiendo porque esos padrinos de fotos antiguas desaparecieron en su marcha, ¿quién quiere ser padrino? Nadie, absoluitamente nadie. No puedo con mi vida y tengo que hacer algo con la vida del bebe, ¿qué cosas son esas? La verdad que Dante es super bueno, gracioso y hermoso, lo amo mucho por ser el hijo de mi hermana y porque simplemente no puedo creer que esa cosa tan tierna y sin maldad tenga mi sangre de alguna forma. Es decir, nadie que me conoce piensa en mi y automáticamente viene un perro con alas celestiales, no. Uno piensa en mí y se refleja el Diablo o incluso a mí mismo pateando el trasero del Diablo y sentándome en el trono, caray.

    ¿¡En serio pusieron a mi cargo a un bebé!? Que sí, sé que es un caso excepcional, pero uno nunca se sabe. Yo no cruce el charco para morirme por una gripe por culpa de un chino que no quiso comerse un guiso de fideos moñitos, pero nunca se sabe, claro. Además yo odio a los bebés. Un rato, bueno, lo acepto... pero un rato. Un raaatiiiito. No mucho, unos minutos y después dárselo a la mamá. Cuando iba a visitar a mi hermana a la casa yo estaba encantado, estaba un rato con el bebé, jugábamos y luego él lloraba o quería dormirse, no sé, cosas de bebés. Y mi hermana con la más enorme capa de super mamá venía a salvar la tarde. Yo veo a un bebé, hoy por hoy y a opinión personal, como una molestia total en mi vida. ¿Se imaginan me llaman diciéndome que soy papá? Creo que me podrían arruinar tranquilamente la vida (y sí, sé que me la arruinaría yo por no cuidarme y un largo etc). Tener un bebé es olvidarse de uno mismo. No existís más, prácticamente. Vivís para el bebé, día y noche. Y las tardes, no te olvides de las tardes. Tu salario es para tu bebé, tu tiempo libre... sí, para el bebé. Yo me considero muy egoísta y necesito mucho tiempo para mí; más allá de las obligaciones generales, tengo mis tiempos, mis horarios, mis cosas, mis asuntos, mis momentos y mi egoísmo. Soy yo en mi vida y únicamente yo. No hay espacio para un bebé ni mucho menos.

    Me imagino como el tío exótico, el que viaja y trae regalos raros; como cabezas de los achica cráneos o cosas así. Hacerle hacer las cosas que hago, llevarlo a deportes extremos y hacerle sentir la maravilla de la naturaleza y el surf, obvio. Me imagino que el vea una especie de héroe, el tío solteron, el ebrio, pasarle mi poder de no emborracharme jamás. Que se dé cuenta que de niño se va a divertir con el tío borracho. Que de joven tomará cerveza con el tío borracho y que de adulto él sea el tío borracho :,) me llenaría de orgullo.

    Sé que debe ser algo hermoso, que te cambia la vida y a fin de cuentas estás moldeando una viva imagen de tu pareja y tuya. Debe ser bonito, sí. Pero bueno, después me lo dicen que estoy por jugar a la play 3 a todo volumen.



    Capítulo VI: Esto no se negocia.

    [​IMG]


    No se negocia, no, no, no señor. Para nada. Es una extensión de mi brazo derecho... hey, no sean mal pensados, no estamos hablando de eso... ¿ o sí?

    La guitarra. Me acompañó desde los 16 años y ahora con 28 puedo decir que es la relación más duradera que tuve con alguien femenino (considero la guitarra una mujer, no me juzguen).

    Mi estancia en Italia no fue del todo agradable. Los que me conocen lo deben saber. Perdí mucho dinero, perdí mi mochila de viaje y solo tenía mi guitarra para sobrevivir. El idioma era engorroso, ¿quién carajo dijo que el argentino y el italiano son parecidos, hijos de re mil puta? no les entendía nada, pero nada. Al principio me pareció re lindo el acento, las pronunciaciones. Eso sí, tienen muchísimas palabras que en la lengua argentina (y digo lengua para referirme como dialecto) son iguales, idénticas, aunque algunas tienen distinto significado. Y sí, a fin de cuentas todos nuestros antepasados vinieron de Italia y España, mayormente. Esa gente levantó un país.

    No me quiero desviar. El avión me perdió la mochila de viaje grande, que tenía mi ropa. Solo me quedó la mochila de cabotaje que de casualidad tenía mi billetera, mis papeles y la dirección del hostel. Llegué a Roma y en el aeropuerto me perdí; quería preguntarle a alguien y todos me esquivaban. Finalmente supe como trasladarme al centro de Roma y de ahí moverme como podía con el GPS del celular.
    Intenté ponerme tranquilo, la aerolínea me iba a enviar mi mochila a la dirección del hostel, ya estaba dentro del hostel, nada podía ir mal.
    Nada más entrar el chico de la recepción me dió una tarjeta vale por una cerveza en el bar del mismo hostel y ahí supe que el destino me iba a sonreír. Entré a la habitación y me llevé la mochila conmigo, donde tenía lo más valioso y que después compraría un candado para mi locker. Entré al bar y entablé charla con una camarera que era BRASILEÑA y que trabajaba ahí desde no sé cuanto tiempo. Gracias a Yisus que sé portugués, me salvó la noche.

    Yo me iba a trasladar a Potenza, una ciudad ubicada muy al sur, casi a tres horas de Nápoles. Ya tenía todo para ir, el pasaje, los horarios... pero había un problema, la mochila no llegaba. Mi celular es viejo, siempre se traba o congela, da igual, es una reverenda mierda. Se me congelaba siempre que quería llamar asi que decidí dejarle el número mío a la recepción del hostel y que me avisaran para yo enviarles mi nueva dirección. Hablando como pude se lo dije y me entendieron y me fui. El tren a Potenza tardó casi 8 horas, creo recordar. Cuando me bajé no sentía el cuerpo.

    Potenza me recibió con mucho frío y lluvia. Y era de noche. Mi teléfono se había muerto y ME ENTERO AHÍ MISMO, a eso de las diez de la noche, gracias a un viejito muy simpático, que los hosteles estaban cerrados por baja temporada. Lo único que había era el hotel de la ciudad. Y que salía un huevo.

    Imaginense, yo con pantalones cortos, camiseta sin mangas, en crocs, con la guitarra... mojándome. Con frío y con un idioma desconocido. Lo único que sabía decir era piano piano, que se traduce como despacio.

    Diálogo verídico.

    —¿Hostel? ¿Hostel? ¿No?

    —Nessun ragazzo, non ci sono hotel.

    —¿Hostel? ¿Hay hostel para dormir?

    —No Brutta stagione. Molta pioggia.

    —No te entiendo, flaco.

    —Grazie, ciao.

    Y me dejó solo a las diez de la noche con la lluvia. Faltaba que suene mágicamente una canción de la Oreja de Van Go y era el colmo.

    Esa noche me prestaron un cargador en el barcito al lado de la terminal y hablé como pude con el encargado. Por suerte era un 24 horas y pude quedarme ahí, casi congelado. Queda decir que tenía 2100 euros en mi poder y no sabía cuánto iba a quedarme en Italia. Tenía que hacer varias cosas, unos asuntos de mafioso italiano, y luego ver si decidía vivir ahí o mudarme. ¿Cómo sobreviví? Bueno, dormí varias noches en una plaza, debajo de un banco que le puse mis iniciales pero era imposible sacarle una foto por mi puto teléfono. Toque en la ÚNICA peatonal del centro con mi guitarra y sobreviví así casi un mes hasta que entablé una especie de amistad con una pareja italiana que siempre iba a caminar por la noche. Me traían agua caliente para el mate. Giuseppe y Donatella. Los amo de por vida. Me dieron un techo para dormir hasta que pudiera acomodarme y hacer mis asuntos; se encargaron de hablar con la aerolínea en un italiano tan rápido que parecía una metralleta. Aprendí italiano junto a ellos y ellos castellano junto a mí. O bueno, argentino en realidad. Aprendieron a insultar y a tomar mate, puedo decir que estoy orgulloso. Esta foto tiene mucha historia porque así estuve en Italia casi un mes, miren la cara de fatigado y abrazado a mi único amor en ese mes de mierda. Si hacen zoom arriba está el pin del Che. Guiño guiño.

    Les dejé mi mate de recuerdo, en vez de mi brazo derecho les di mi brazo izquierdo, literalmente. Pero lo merecían. Sé que deben estar tomando mate y gritando por la ventana: "LA CONCHA DE TU MADRE ALL BOYS". Se me erizan los pelos del brazo.
     
    • Sad Sad x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  7.  
    wasabi

    wasabi Orientador Comentarista empedernido #TeamFortnite

    Acuario
    Miembro desde:
    1 Abril 2011
    Mensajes:
    1,121
    Pluma de

    Inventory:

    Nina: Me hiciste llorar fuerte con la primera y no es joda. La verdad seguí leyendo porque esperaba otra aventura graciosa tuya y me topé con algo que me pegó en el corazón. Te entiendo mucho porque yo también le tengo un gran amor a los perros y más a una en particular que es mi compañera, no sé qué sería de mí sin esa bola de pelos y puedo imaginar lo que llegaste a sentir después de dejarla. El final fue un alivio para mi corazón, que la preciosa Niña esté feliz es todo lo que necesito para poder dormir hoy.

    Sobrino: Siento decirte que su carita en la foto es de decepción pura, jaja. Creí que sería una bonita reflexión sobre lo hermoso que es ser padrino y como eso te despierta el sentimiento de ser padre pero terminé identificándome de nuevo con el sentimiento de tener un hijo es igual a arruinarse la vida. Suena horrible pero yo te apoyo, JAJA. Al menos mi hermano es joven y no se le ven ganas de tener hijos en un largo tiempo, así que podemos seguir gastando nuestra plata en juegos para compartir y no mocosos que cuidar :'D

    Guitarra: Lo que te pasó escuchando a los Italianos me pasó escuchando a los Argentinos. Hay muchas palabras que se pronuncian igual y tienen un significado horrible para ustedes, en audios se volvía peor porque tenía que pegar el oído y escucharlo unas 3 veces descifrando partes con mensajes que parecían en clave.

    Es increíble la cantidad de cosas que te llegan a pasar y que las relates de esta manera tan graciosa me encanta, no sé en qué momento me volví fan de las rapuaventuras, jaja.
    Pero espero que no tengas que pasar otro mes en las calles, jajaja.

    P.D. POR ESO ESPERABA CON LA CARITA EMPAPADA QUE LLEGARAS CON ROSAS

    MILROSASPARAMI
     
    • Adorable Adorable x 2
  8.  
    Its

    Its Usuario popular

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    763
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ya sabes cuál es el siguiente paso... ¡Hacer una película! En serio, te pasa de todo xD.

    1. Historia: Me ha hecho mucha gracia, transmite tan buen rollo. Primero por involucrar a una persona en vuestro ambiente como uno más y qué bueno el mote. Se ha quedado con borrachín jajaja He disfrutado especialmente leyendo la conversación, por esas expresiones a las que no estoy acostumbrada pero son geniales. Y al final, no he podido evitar reírme imaginando que por poco te pisa el pie.

    2. Historia: ¿Se puede torcer algo más? Es increíble cómo eres capaz de contar semejante historia con tanto humor y de forma tan casual. No conseguís pescar, os comen la comida, perdéis los kayak, sin batería en el móvil... parece un capítulo del conquistador del fin del mundo. De nuevo, me he reído mucho con las expresiones de la conversación. ¡Qué forma tan peculiar de llamarnos entre vosotros! La mención de Milhouse me ha matado. Bueno, por lo menos al final os fueron a buscar y lección aprendida.

    3. Historia: Es increíble cuando puedes formar esos vínculos tan fuertes con personas, que parece que en poco tiempo te conocen de toda la vida y confías en ellos plenamente. Realmente no lo he experimentado tan intensamente como tú pero me ha recordado algún verano cuando iba de monitora. 2 semanas conviviendo las 24 horas con otros monitores y un grupo de niños y adolescentes a nuestro cargo que no conocíamos. Recuerdo un verano muy especial con dos monitores en particular, una experiencia muy gratificante, aprendí mucho y fueron un gran apoyo.

    4. Historia: Me tienes en una montaña rusa de sentimientos. Nunca he experimentado ese cariño tan profundo por una mascota y en cierta manera me da envidia. Uff después de leer el relato me he quedado tan triste por tu separación de Nina. Por lo menos me quedo con la idea de que tu madre y ella se hacen compañía y está feliz.

    5. Historia: ¿Tío borracho? Lo mejor, la descripción de tu súper sobrino. Tiene una expresión muy graciosa en la foto. Me ha parecido estar leyendo un blog, soltando todos tus pensamientos de forma fluida y natural. Algunos comentarios me han chocado un poco simplemente porque tengo una opinión distinta al respecto, pero obviamente lo respeto. Seguro que tu sobrino te adora. Cuando pase esta situación a ver si nos dejan seguir disfrutando de todos ellos.

    6. Historia: ¡Venga ya! Te juro que parece el argumento de una película. Sinceramente creo que no hubiera sido capaz de pasar por todo eso. De hecho no sé ni qué decir al respecto, por mucho que intente imaginarlo, tuvo que ser mucho más duro de lo que pueda llegar a pensar. Dormir en la calle, sin ropa, teniendo que controlar el dinero estrictamente, sin conocidos, sin conocer el idioma... y encima durante tanto tiempo. ¡Qué experiencia más horrible! De lo único que me alegro es de la pareja que conociste y te apoyó, por lo menos te queda un buen recuerdo aunque sea.

    He disfrutado mucho leyendo todas tus anécdotas. Me has tenido en vilo un montón de veces con un montón de sentimientos tan variados que ya no sabía qué esperarme al empezar con la siguiente. Lo mejor es tu forma de narrarlo tan natural y sobre todo con humor, de una forma cercana y con ese buen rollo. Adoro todas tus conversaciones y expresiones.
     
    • Adorable Adorable x 2
  9.  
    rapuma

    rapuma Gurú #TeamWarzone

    Géminis
    Miembro desde:
    17 Marzo 2014
    Mensajes:
    2,540
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Crónicas de Rapuma
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    628
    Capítulo VII: El orca

    FB_IMG_1588432977709.jpg
    ¿Estamos hablando de una orca real? No señor, aunque tiene el brío y la majestuosidad de una. El Orca es este bote en el que estamos. El Orca forma parte de un grupo integrado por cuatro personas; acá mismo del lado izquierdo se encuentra Robin (alias El Negro) y del lado derecho se encuentra Batman (alias rapuma). Somos la unidad de movimiento de emergencia de las playas de todo el cordón de Chubut (muy al sur de Argentina). Es decir, hay una emergencia en un barco, vamos para allá; gente atrapada en cuevas acuáticas, vamos para allá; ¿se te perdió el inflable de Scooby Doo? Tranquilo, pequeña mierdecilla, vamos a meternos mil metros dentro del mar y lo traemos sano y salvo.

    Laburé tres años en conjunto con esta gente (faltan dos más en la foto). Pasamos varias cositas, una inundación que arrasó a Comodoro, con un alud descomunal que se llevó muchas vidas, casas y coches. El desprendimiento del Chenque (el cerro más alto de la ciudad) y posteriormente cientos de casos de ahogados, desaparecidos y heridos en carretera, cerca de la costa.

    La foto proviene del último año en el que trabajé con ellos, hace tres años exactos, en marzo del próximo año se cumplirán cuatro. Me costó mucho desprenderme del Orca; no solo del bote en sí, que prácticamente vivíamos encima de él, sino a todo lo que conlleva. Ansiedad pura estar en la camioneta patrullando y esperando que la radio crepite.

    Orca, Orca para base. Cambio

    Ya sabías que se venía algo gordo. No sabías que podía ser y hasta que nos dieran la información ya nos poníamos los trajes de neopreno, los torpedos y la sirena a todo volumen mientras la camioneta volaba, prácticamente. Adrenalina pura, así puedo definir este trabajo. Mucha adrenalina. Y la extraño.

    Vivimos muchas cosas que pensé que no viviría. O que pensé que no sabría como vivir despues de eso, no sé si me puedo explicar bien. Ese año que decidí irme a Brasil a probar suerte mi jefe me miró y sonrió; el tipo es como una especie de papá para mí; el buen líder, el que te capacita para que estés en su lugar, el que quiere que te superes. Me miró, me golpeó el hombro con esa mano enorme que tiene y me dijo.

    Hacé lo que tengas ganas, sos jóven y fuerte. Te comes el mundo. Yo no lo pude hacer, hacelo. Si hay algo que me arrepiento fue no recorrer el mundo. Si tenés la oportunidad tomala. Es mejor que te quedes con la experiencia antes de quedarte con el "¿que hubiera pasado si...?"

    Yo sé que él tenía otros planes para mí, lo habíamos hablado. Quería que me acomode en la ciudad, que me establezca y el día de mañana sea jefe de un grupo propio, quizá del mismo Orca. Pero él me apoyó, capaz más que toda mi familia. Y no es el de la foto, no me atrevo a poner una foto de él... si se entera seguro me busca y me mata, sé que me encontraría. Es anti internet y no quiere saber nada de redes.

    Me fui por las ramas. El Orca siempre va a tener un lugar en mi piel como él también de mí; sangré y dejé sudor. Muchas risas, algunas veces llantos. Pero todo en equipo, en familia. Los extraño y a Robin sobre todo.

    La foto en cuestión yo estaba ahí mismo, acariciando la goma y en mi nube de pensamientos. Incluso con los ojos llorosos, era la última vez que iba a estar con ellos. El negro se acercó, me abrazó y sacó la foto. Y ahí está.

    El Orca.
     
    Última edición: 22 Mayo 2020
    • Adorable Adorable x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Its

    Its Usuario popular

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    763
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ahora creo que estoy especialmente sensible y eso ha hecho que sienta el relato con más intensidad.

    Con el primer párrafo me he reído y he pensado que me encontraría una historia divertida de las tuyas. Estas dos frases me han matado:
    Ese humor del que impregnas todas tus historias es genial, incluso cuando parece que todo lo que suceden son desgracias siempre le buscas algo positivo. Admiro mucho la manera de contar tus cosas, no solo porque me parezcan valientes, sino por tu capacidad de afrontarlas con fuerza y narrarlas con humor.

    Cuando has empezado hablando de las inundaciones, desprendimientos... situaciones muy duras que no soy capaz de imaginar, pero que hayas pasado por todo eso hace que te admire todavía más. Has vivido muchas experiencias intensas. La parte en la que explicas un poco por encima el funcionamiento del trabajo me ha parecido muy interesante.

    Lo que más me ha conmovido sin duda es cuando hablas de tu jefe. Se transmite todo lo que ha influenciado en ti, ese cariño especial, esa figura importante que te apoya cuando más lo necesitas para darte un último empujón. Sin darme cuenta he terminado con los ojos llorosos, es la parte donde más me he sentido en tu piel.

    Sabes que escribes genial, da igual el género, que sean reales o ficticias, que haya escenas de acción o no... disfruto mucho leyendo todas ellas. Pero lo que más me gusta de ésta en particular es asombrarme cada día más de la aventura que es tu vida, la fuerza de voluntad que tienes, ese humor y positivismo que te caracteriza, esa valentía de comerte el mundo... Con cada historia te admiro un poco más.
     
    • Adorable Adorable x 2
  11.  
    rapuma

    rapuma Gurú #TeamWarzone

    Géminis
    Miembro desde:
    17 Marzo 2014
    Mensajes:
    2,540
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Crónicas de Rapuma
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    6355
    Hola Its! La verdad que me encanta que sigas mis locuras y desventuras por el mundo, que tampoco he recorrido tanto ya sea dicho de paso :P. Sos mi lectora número uno y me encanta, wasabi pasó a ser la número dos y etiqueto a Liza White simplemente porque quiero que el día de mañana acá en las CRONICAS DE RAPUMA aparezca una en Sevilla :P


    Sobre la historia que voy a poner a continuación lo pensé mucho. Es decir, es divertido tener anécdotas para plasmar y aunque sean muchas, a veces alguna que otra te trae recuerdos agrios o agridulces mejor dicho. Y leyendo lo que puso Its sobre una especie de Blog, bueno, no lo veo errado tampoco. Un blog experimental con fotos, canciones y narración. ¿Y porque no lo pones en tu blog personal? Yyyyyy... no. Me gusta este formato. Lo veo más público; a fin de cuentas uno escribe para que otro lea. Y creo que los blogs son mas cerrados a pesar de que son libres al lector del foro.

    Como sea, esta historia está embriagada de nostalgia. Aprovechando el virus que azota el mundo (menos en Australia) y teniendo en cuenta que el sábado fue mi último día de trabajo (no se preocupen, estoy en el erte y voy a trabajar esporádicamente actualmente) me da tiempo a pensar y mucho. A pensar con música. A pensar mientras tomo sol. Tengo terraza y tengo libertades, ¿saben? como tender la ropa desnudo. Estaba escuchando música lo más tranquilo, con mi mate, el sol fuerte en mi piel; toda la vitamina D que necesito... cuando de repente, la nación de fuego atacó; más precisamente la nación del verano eterno. Sí, esstoy hablando de Brasil. O Brazil para los avispad@s. Pasé de escuchar Cuatro Pesos de Propina (Sí, hay una banda de música con ese nombre) a escuchar un poco de Alexandre Pires, una batucada brasilera y sin fines de baladas provenientes del país de la zumba y la caipirinha. Y automáticamente, sentado y con el mate en la mano, vinieron recuerdos hermosos de mi estancia en Brasil. De mi año y ... ¿siete meses? viviendo en el mejor país del mundo, opinión personal. La música tiene eso. Ese efecto extraño que te hace retroceder en el tiempo, como si estuvieras en un videoclip de tu propio pasado. Nostalgia, pero no esa nostalgia triste... o al menos intenté no caer en esa parte, aunque no duré mucho. Los recuerdos, los momentos, las personas... ella. No, no es una historia de amor. Bah, es una historia de un desamor. Bah, en realidad es una pequeña porción de mis anécdotas pero la música me trajo al teclado de mi laptop estropeada (no anda el mouse) y me quedé un rato pensando si escribía o no. Es mucho para abarcar pero me voy a centrar en lo importante. En como el destino, tan caprichoso como es, me llevó a ella de una forma u otra. Y como el destino, de una forma u otra, no dejó que fuéramos dos amantes del montón. ¿Saben qué pasó hoy a la tarde? Aproximadamente a eso de las 16.15? El calor era abrasador pero a mi me encanta y ahí estaba, cual lagartija disfrutando. Pensando en esto. En qué escribir. En tener miedo de hacerlo y dejarme muchas cosas en el camino, porque pasa, sinceramente uno se olvida o escribe sobre otras cosas que tenía pensado escribir. Y de la nada me cayó al lado, justo en el dedo chiquito del pie derecho una pelusa de aire. ¿Vieron esas cositas que no sabes de dónde viene pero que es re normal verlo? Es como una florcita, parecido a un diente de león pero no. Bah, diente de león se llama en mi país, capaz estás pensando: "Puto loco, ¿que fumas?". Y sí, también... pero no en este momento. Y bueno, me cayó al lado y lo tomé como una señal del destino. Me dijo: Ramiro, tenés que escribir esto. Dale, hacelo. Ya fue.

    Y acá se viene. Sin nombre de capítulo porque no es un capítulo. Digamos que es una página perdida que salió a la luz y como está empezada simplemente podemos imaginar el título y leer.

    Se me viene a la mente Diego Maradona cuando le dijeron que iba a ir a Napoles a jugar al fútbol. El tipo dijo: "Para mí Napoles era algo italiano como la pizza y nada más" y me centro en esas palabras porque me pasó lo mismo, pero con Brasil. Para mi Brasil era algo como arena, sol y bebidas frescas y fuertes. Quizá un poco de fútbol pero no más que el nuestro (siempre orgulloso); pero en sintesis no era poco más que eso para mí: playa, surf y morenas. Y no era nada alejado de la realidad pero al cuádruple. Tome la decisión de irme a vivir a Brasil cuando terminé la carrera de Nadador de Rescate. Mi familia se conmocionó tanto que pensé que les iba a dar un infarto, pero mi mamá me apoyó siempre. Eso tienen las mamás, son incondicionales y te quieren más que a sí mismas. No todas, por supuesto, pero les cuento mi experiencia con mi mamá; la mujer de mi vida. Realmente la panza de mi vieja es al único lugar al que quiero volver. Y ella me apoyó y yo me puse feliz. Y tuve miedo, mucho miedo e incertidumbre. En Italia la pase puta, muy mal, pero estaba super tranquilo a pesar de las penurias que tuve que atravesar. Pero esto era diferente, era mi primer gran paso a tierra desconocida; creo que sentí un poco lo que sintió Cristobal Colón cuando piso nuestras tierras... ansiedad, felicidad y mucha pero mucha sed. Y es que me fui en pleno verano y el verano brasilero... ufffff, cuidado. Recuerdo que tenía todo pensado: un hostel baratito en Florianópolis y de ahí ver qué tal. Solo fui con mi pasaporte argentino, mi título de Profesor de Educación Física, de Guardavidas y de Nadador de Rescate. Y español, claro, pero argentinizado con un -10000 en portugués. Y unos ¿3000 reales en mi cartera? No recuerdo la verdad, pero tenía dinero suficiente para vivir bien hasta encontrar algo... o eso pensaba. Si no hago mal las cuentas tenía... 25 años o 24. O 24 para 25... pero por ahí.

    Las primeras palabras que aprendí fueron las más importantes para intentar subsistir en tierras extranjeras. Maconha (marihuana) y Preservativo (preservativo xD aunque en ciertos lugares se llama de diferntes formas). Llegué al estado de Santa Catarina con mi primer vuelo de avión, cabe aclarar, y entré en un hostel bastante bonito, pero con un GRAN problema. Estaba repleto de argentinos. No me malentiendan, soy un gran defensor de mi patria y amo mis colores y patatín y patatán... pero precisamente me mude de país para NO relacionarme con argentinos o al menos no de momento. Cuestión que tuve que hacerlo porque el argentino es mas PLAGA que los chinos y me llevé un buen grupo de amigos. Varios estaban allí viviendo de voluntariado, es decir, el hostel les daba una cama siempre y cuando ellos trabajen lo básico; atención al público, preparar el desayuno y lo típico de cualquier voluntariado del mundo entero. Me gustó la idea y me quedó rebotando en la cabeza, pero yo quería buscar trabajo de lo mío, ser profesor o algo relacionado a mis profesiones... pobre iluso.

    Fue una noche de esas calurosas donde vi un grupo de soldados (fue mi primera impresión) trotando en la arena, con sus aletas para el mar colgando en los pantalones cortos, rapados, bronceados y cantando como una buena película de Estados Unidos con su... ¿sargento? trotando junto ellos a un costado del grupo. Me llamó la atención y le pregunté a unos amigos que qué eran, si soldados, policías, héroes, qué cosa eran. Y me dijeron que eran bomberos militares del regimiento de la ciudad. Bombero militar. Sí, estas pensando lo correcto. Mi cabeza hizo PIN y quise estar igual que ellos. Lo quería y lo anhelaba con tanta fuerza que me puse insoportable para mis amigos que me ayudaron a buscar el lugar para preguntar qué tal. Ellos tenían mejor portugués que yo, claro está. Fuimos al regimiento y preguntamos qué se necesitaba para enlistarse o cómo era la onda para entrar. Bueno, en realidad lo preguntó mi amigo Javier yo solo me quedé mirando como tonto de la misma forma que te quedabas mirando al doctor mientras tu mamá le decía qué parte del cuerpo te dolía xD Y así nos enteramos que las inscripciones para formar parte abrían en un mes. EN UN MES. Nos dieron dos solicitudes para rellenar y nos cerraron la puerta con desprecio. Yo me fui todo contento y mi amigo hizo un bollito con su papel y lo tiró al suelo. Buscando en Facebook sobre lugares para mudarme (necesitaba una casa, no podía vivir en un hostel toda mi estancia en Brasil) di con un grupo de personas que buscaban compañero de piso. La casa estaba a diez minutos de Praia Brava y me quedaba relativamente más cerca del regimiento. Contacté con ellos y hablamos con ayuda de mis amigos que me traducían.

    Me despedí de mis amigos argentinos del hostel y me mudé. Me tomé un bus y llegué a mi destino. Las casualidades de la vida... uno de los chicos, brasilero, también iba a entrar al regimiento de bomberos militares, bueno, también estaba interesado en realidad. Todos brasileños mis compañeros y yo encantado. Charlamos un montón, me ayudaron con el idioma y yo, como siempre, les enseñé nuestros mejores insultos. El idioma me empezó a aparecer mucho más fácil y yo ya hablaba más fluido aunque con algún que otro fallo... y con un acento gracioso según ellos. ¿Escucharon alguna vez el portugués? De todos los idiomas que conozco... que tampoco son muchos, son cuatro si contamos el inglés, el portugués me parece el más romántico. ¿Escucharon alguna vez como pronuncian corazón? Corazaaaun. Es bellísimo. El italiano me gusta, el cantito en cada palabra... me parece sensual... pero ya el portugués me parece maravilloso Al menos el portugués de Brasil... sé que el de Portugal es distinto. Todo queda bien, las canciones tristes son super tristes; las canciones alegres son super alegres... acá dejo una solo para ambientar.


    No es necesario que la reproduzcan, pero es lo que estoy escuchando AHORA mismo. Si van a escucharla pausen la anterior.

    Sí, es una canción de Chayanne pero no viene al caso. Como faltaba un mes me puse a entrenar; yo venía con un historial de entrenamiento fuerte por lo que no estaba taaaaaaaaan asustado... pero la palabra MILITAR después de BOMBERO me daba un poquito de cagaso, la verdad. Con mi nuevo amigo brasilero empezamos a entrenar; a correr en arena densa, a nadar muchísimo, a hacer flexiones de brazos... bueno, teníamos una rutina potente.

    Ahora que lo pienso, la canción que acabo de poner no pega ni con moco lo que viene a continuación xD pero bueno, dejemoslo así es todo natural lo que escribo, con errores. Prueba de ingreso: creo que éramos cerca de 70 o más aspirantes. Antes una aclaración: voy a cambiar nombres para evitar algún problema... listo, al lío: 70 aspirantes o por ahí, un número muy elevado. Las pruebas fueron fuertes pero solo 20 las superamos. Mi compañero con lo justo, aclaro. Pero yo super feliz de que había logrado entrar conmigo. En el pelotón había tres argentinos más con los que nos hicimos super compinches, vaya contradicción la mía. A partir de este momento mi apodo para todo el mundo pasó a ser Gringo. Gringo de acá, Gringo de allá... incluso los sargentos un día nos separaron a los cuatro argentinos del resto de brasileros y nos preguntaron delante de todos si Maradona o Pelé. Ahí mi instinto afloró y quise gritarle: "¡PELÉ DEBUTÓ CON UN PIBE!" pero me contuve y todos dijimos Maradona, por supuesto. Cada vez que elejiamos a Maradona nos obligaban a hacer diez flexiones de brazos. Solo a los cuatro gringos mientras el resto miraba y reía. Me costó 80 flexiones decir Pelé, creo que ahí el ego se me rompió. Nunca pensé que alguien me obligaría a decir ese nombre por sobre el astro del futbol mundial... bueno, me estoy yendo y esto se pone largo. Mi portugués mejoró y se hizo impecable pero escribirlo... a día de hoy no sé escribirlo con perfección. Lo aprendí de oído, de escuchar... escribirlo es otro dilema, me pasa lo mismo con el italiano... ni puta idea como se escriben algunas palabras xD Nos hicimos muy amigos entre todos, formamos algo muy lindo que fue el compañerismo, nadie se pisaba sobre otro, eso fue increíble y la verdad que nunca volví a sentirme tan cómodo en un lugar extranjero como en Brasil con mi equipo de trabajo.

    Nos hacían hacer pruebas de ingreso al mar, nadar 400 metros hasta una "víctima" y traerla a la playa con la tabla de rescate. Soy federado en natación, nadar no es mi problema... pero la tabla, mamita querida. Sé surfear pero el brasilero nace con una tabla de surf. El doctor lo sacá, le corta el cordón y lo tira al mar sobre una tablita para bebés recién nacidos y el loquito te surfea tres o cuatro olas xD es increíble, es como una extensión de ellos. Queda decir que las pruebas o exámenes de tabla estos tipos nos pasaban el trapo a todos. Correr sobre arena densa también, tienen muchísima resistencia... pero nadando, ooooh, nadando. Me los comí en un pancito y eso me dió buenos puntos para aprobar el total (se hacía un total de todos los exámenes físicos al final)
    Y las pruebas escritas, o los trabajos... ufffff... ¿saben lo que es redactar en un idioma que no sabes cómo se escribe pero sí lo hablas? Sí, estás en lo correcto, escribís por fonética. Suspendí varios esscritos por ese mismo problema. Y ahora viene la parte que nos compete a todos. Por lo que seguís leyendo este aburrimiento total de un loco... sí, la protagonista estelar de la nostalgia de mi vida.

    Coral. Coral estaba de novia en ese momento con Esera (le puse el nombre de mi personaje de rol) que era mi amigo brasileño del regimiento y que vivía conmigo. Coral iba y venía a su antojo en la casa y era super buena onda, muy simpática y super dada para entablar conversaciones y pláticas por horas. Y yo era como el bichito raro, el argentino que quiere ser bombero en otro país que no es el suyo. Y hablábamos mucho, pero nada más. No me atraía, la verdad. En realidad no la veía como mujer, si es que me entienden. Como estaba con mi amigo... no sé, cosas. Ejem, cof cof.

    Una noche de MUCHÍSIMO CALOR yo estaba intentando escribir un trabajo, les juro que estaba con el puto traductor del teléfono intentando adivinar cómo se escribía tal palabra. Esera y el resto de chicos estaban surfeando, eran eso de las once de la noche pero yo estaba super agobiado por no saber escribir. Y estaba Coral en la casa. Usaba una crema (creo que la seguirá usando) que era como oler la primavera... ¿vieron ese olor a rosas, a vida nueva, a esperanza? Bueno, olía así. Y cuando sentí el olor supe que estaba y la llamé para que me ayude a escribir que tenía que terminar el trabajo cuanto antes. Vino, me ayudó a escribir mientras yo le dictaba lo que quería que ponga; me ayudó a diferencias algunas palabras que no sabía que existían como "ç".

    Acabo de escribir primavera, rosas y vida. ¿Puedo cortar la música y agregar otra? ¿Si? ¡LEGAL!



    Cuestión que después de haber terminado nos fuimos a la playa a ver a los chicos, la noche estaba esplendida, super estrellada y con una brisa veraniega eterna. Hablamos mientras le di de probar mi mate. Primero quiso tomarlo de una, como si fuera una bebida normal y le dije que no, que se chupa la bombilla como si fuera una pajita. No le gustó el sabor pero después de tres o cuatro lo acepto y tomó a mi par. Hablamos un montón de cosas inútiles y sin sentido, de cómo era mi vida en Argentina de cómo era su vida en Brasil. De si Maradona era mejor que Pelé o no, viceversa. La rivalidad sana entre ambos pueblos por el fútbol, etc. Fumamos maconha y terminamos metiéndonos en el mar con ellos, pero a jugar con las olas mientras ellos surfeaban. Muchas veces yo llegaba con alguna que otra amiga y ella me prestaba su habitación para jugar al uno. O viceversa, quizá ella y Esera usaban mi habitación que estaba más alejada del salón para que nadie los escuche. En fin, una relación de amigos bastante buena entre todos.

    Nos recibimos 10 bomberos de mi categoría, entre ellos Esera. Él tenía pensado quedarse en Florianópolis y hacer carrera ahí y en ese momento Cell sintió el verdadero terror... quiero decir, yo sentí el verdadero terror. ¿Yo quiero hacer carrera como Esera? ¿O prefiero seguir viajando, conociendo? Decidí probar y trabajar, a ver qué tal, escondiendo un poco mi espíritu aventurero y dejándome llevar por la rueda de toda la vida. El trabajo estuvo fenomenal, conocí mucho y también me relacioné con muchísima gente que a día de hoy me sigo enviando algún que otro mensaje esporádico pero que es como si nunca nos hubiéramos distanciado. Pero decidí que lo mejor era seguir conociendo, me habían dicho que al nordeste existía un lugar que podías nadar con los delfines. ¡NADAR CON LOS DELFINES! como si fuera cosa de toda la vida, totalmente normal. Me encantó y se me puso en la cabeza, y saben... si se me pone algo así, caray, está difícil que se me vaya. Estuve enlistado un total de 5 meses y luego presenté la renuncia al estado, firmando un contrato diciendo que no tenía derecho a lo que sería el "paro" por no cotizar los seis meses de antigüedad. Osea, era un mes más y listo... pero soy muy cabeza dura y decidí seguir mi camino.

    Esta decir que Brasil fue mi esplendor físicamente. Estaba fuerte, rápido y bronceado. Creo que llegué a pesar 90 kilos de puro músculo... cosa que extraño. Si me vieran ahora xD!!!!!!!!!!! la cuarentena pasa factura y mucho cuando uno está acostumbrado a seis comidas al día. Imagínense: seis comidas al día y estando sentado todo el puto día. No es buena combinación.

    Me despedí de Esera y del resto de mis compañeros de piso pero no pude hacerlo de Coral porque se habían peleado o distanciado y ella ya se había vuelto a su pueblo. Igualmente le mandé un mensaje por móvil diciendo que me iba y que le deseaba todo el éxito del mundo que la suerte era para los mediocres y bla bla, los típicos discursos míos. Cuestión, me fui de Florianópolis y subí costeando todo. Viví un tiempo en Recife, para ver si la ciudad me gustaba... pero no, no me gustó. No por algo en especial, sino porque me pareció MUY ciudad, con mar, pero era MUY ciudad. Y lo entendí una tarde.

    Estaba tirado en la arena, semi dormido, con las piernas al sol y el resto del cuerpo en la sombra. Tenía las gafas de sol puestas y la boca semiabierta, clara señal de que Rapuma estaba a nada de quedarse dormido. Y comenzó a sonar una música, nunca supe de dónde venía pero seguro eran los puestitos de bebidas que recorrían la playa de punta a punta promocionando sus cócteles fríos con música para animar el día. La música era esta.


    "Fazer uma casinha no alto do morro" que se traduce como hacé una casita en lo alto de la montaña o cima o lo que sea. Salir de la ciudad, escapar. Y lo entendí. Fue mi sueño de siempre. Tener una casa lejos de la ciudad, algo que sea mío, super humilde pero que sea mío. Comencé a entender que Brasil me estaba dando muchas señales, ¿de qué precisamente? No tengo idea, pero todo encajaba. Empecé a ver a la gente... siempre felices. Todos. ¿Tenían un sueldo de mierda? Eran felices. ¿Les había ido mal en un examen super importante? Eran felices. ¿Tenían problemas de familia? Felicidad por mil. Y entonces empecé a sentir la vibra brasilera. Siempre alegría, de eso se trata. Es dificil... super difícil intentar ser feliz como ellos, pero ya es cultural creo. Lo llevan instaurado en la sociedad. En Argentina nos vivimos quejando por todo: que no cobramos, que si cobramos es una mierda, que perdió tu equipo de fútbol, que esto, que lo otro, que pepa pig, que no. Brasil no. O al menos TODA la gente que conocí, que fue mucha, siempre felices; con sus problemas, pero felices. Siempre sonrientes, dispuestos a darte una mano o por lo menos una charla amigable para que descargues tensiones.

    Con esa revelación increíble decidí irme de Recife. Busqué un lugar con olas más fuertes y tenía que seguir subiendo. ¿Mi próximo destino? Porto do Galhinas. De dinero iba bien y últimamente había vivido como hippie desde que me había ido de Santa Catarina... por lo que empecé a trabajar de nuevo. Primero trabajé en un bar nocturno de copas. Lo pasé fenomenal, por si no se enteran. Conocí gente buena y amigable. Luego trabajé como socorrista cierto tiempo pero no me terminaba de convencer... yo quería estar en el agua y surfear, no trabajar xD pero la vida no es tan simple lamentablemente... y conseguí trabajo en una excursión de buceo. ¿Que si buceaba? No, aunque me hubiera encantado. Yo era el pringado que movía la balsa principal con los turistas hasta la base más metida dentro del mar donde estaba el instructor con sus accesorios. Pero bueno, el trabajo era bueno, me podía meter al agua cuando me diera la gana y en el momento que no había turistas agarraba mi tabla de surf que dejaba a un costado y me metía a jugar un poco. Mi apodo siguió igual, yo era el Gringo para todo el mundo, incluso para los turistas de habla inglesa, alemana, francesa y quién viniera xD.

    Me hice amigos brasileños y los acompañaba a rezar a lo alto del morro. Yo no soy religioso, no creo en eso, pero como escribí en algún momento, tomo a la biblia como un libro de historia más y no me meto en religiones, dejo que cada uno sea y listo. Íbamos casi siempre a las 5 de la mañana para llegar y rezar con el amanecer saliendo del mar. Increíble. Ellos rezaban en silencio y yo con mi mate admiraba lo hermoso que es la naturaleza al aire libre. Era mi momento favorito de Porto.

    No pasó mucho para que me mudara, finalmente, a mi lugar favorito y que recuerdo con nostalgia siempre.


    Natal. Para ser preciso como cirujano... en Pipa. El hogar de los delfines. Y donde está la Praia do Amor.

    Llegué y entré en un hostel para ir conociendo un poco antes de tomar la decisión de asentarme. El pueblo es un lugar pesquero, super turístico y donde el verano es eterno. En invierno hace casi 40 grados de calor... el paraíso. O por lo menos para mí.

    Fui conociendo un poco. Las playas estaban minadas de turistas, todos peleándose por un poco de sombra y por alquilar todas las tablas posibles de surf para sacarte la foto y volver a tomar sol. No juzgo a nadie... pero ya me molestó un poco. No sé, me sentí parte del país, de los pueblos y las ciudades. Llegó un momento que los turistas incluso me molestaban, me molestaba verlos andar, sacar fotos... fue como un sentimiento de posesión con el lugar, no sé qué me pasó, la verdad. Pero bueno, los turistas me caían mal por el simple hecho de estar ahí y no dejarme estar en calma con el arrullo del mar.

    Tomé la idea de hacer voluntariado en mi hostel y conseguí tener una habitación gratis, bueno, no gratis ya que trabajaba por ella, pero no gastaba dinero. Por suerte me tocó el turno nocturno y tenía todo el día pra mí! En la playa le alquilé a un local de tablas tres tablas para todo el día, mi idea era usarlas como tablas y yo como profesor de surf para recién iniciados. La jugadita no me salió nada barata, el brasilero se aprovechó de mi capacidad nula de notar que me están matando con el precio de las tablas hasta que un día dije... "¿Por qué no me compro una y ya?" y dicho y hecho, me compré dos. Una grande (la más cara) que es la que usan los principiantes, donde se pueden parar y sacar la dichosa foto, y otra para intermedios. Las alquilaba a un precio razonable y la verdad que me fue bien, pero solo tenía dos y ya no podía gastar más en otra. Viví de esa forma mucho tiempo; estaba en mi salsa, surfeando con gente y me pagaban por eso... una miseria pero me pagaban.

    Una noche había un botellón (la verdad que esa palabra la aprendí acá en España, pero la escribo para que se hagan una idea de lo que era) en un barcito de reggae que me gustaba mucho. Y esa noche recibí este mensaje de texto.

    —Olá! Voce esta na cidade?

    Coral. Recibí ese mensaje de Coral después de no sé cuanto tiempo de no haberla visto. Incluso nunca me respondió lo que le puse cuando me fui de Florianópolis. Me pareció raro y le respondí que sí, pero que estaba en Pipa no en Flora. Y ella me dijo que estaba en Pipa y que le había parecido verme con dos tablas de surf.

    Y quedamos para vernos en el bar. La verdad que me entusiasmó mucho la idea, por que no supe más nada de ella y que esté en Natal me pareció la coincidencia más loca de todas. Al toque pensé en Esera y casi le escribo un mensaje... pero decidí que no. No por algo en especial, sino porque creo que no le interesaría que su ex novia me encontró... o quizá seguían de novios, no lo sé. Por eso decidí que en la noche investigaría.

    La música que puse hace un rato es la que justo estaba sonando cuando llegué al bar y al poco tiempo terminó. Pero me gusta mucho y justo canta una chica de argentina junto con Ruts y me pareció otra coincidencia y que debe estar en el escrito para que vean lo caprichoso que es el destino. Caminando entre la gente me di cuenta que estaba nervioso pero no sabía porque. Mas que nervioso estaba... ¿ansioso? no, nervioso. Casi seguro que eran nervios. La veo, me sonríe y viene corriendo y nos abrazamos. Mi cuerpo se relaja y todo va con normalidad. Nos sentamos en una mesita al lado de unos barriles de cerveza y hablamos y hablamos y hablamos. Le conté mis vivencias y ella las de ella; le pregunté por Esera y me dijo que habían terminado hace mucho. No pregunté más.
    Cerveza va, cerveza viene; a ella no le gustan las bebidas estilo caipirinha y a mi mas o menos la verdad, por lo que estábamos en un mano a mano bastante fuerte. Riéndonos en demasía, como si realmente nos conociéramos de toda la vida. Y ahí noto algo; siempre que se reía me tocaba la mano, o el hombro o algo, como si se apoyara y listo. No le presté demasiada atención pero me pareció curioso... ¿antes lo hacía también? no lo recordaba y tampoco lo recuerdo ahora, la verdad. En conclusión: terminamos muy borrachos y le dije que le sacaba una foto para reírnos al otro día. ¿Les llama la atención quién es Coral? No se llama así de todos modos, ya lo aclaré.

    IMG_20180724_205415.jpg

    La invité a que me visite en la playa y ella me dijo que los días que no trabaje en el bar (trabajaba en la barra tirando cervezas en otro barcito cerca de ése donde estábamos) y quedamos así. Nos despedimos y taza taza, cada uno para su casa. Me fui a dormir super contento sabiendo que tenía a alguien de confianza en el pueblo. Al otro día el dolor de cabeza era increíble pero tenía que trabajar. Con mi mejor cara de póker fui a la playa con mis dos tablitas, mi altavoz y a currar. Ella apareció más o menos... ¿a las seis de la tarde? cuando la marea había bajado y ya no había trabajo. Yo estaba sentado tomando mucha agua y ella vino con un energizante y unas bizcochos para picar. Nos saludamos y nos quedamos sentados mirando el agua. Ella me contó, dentro de lo que recuerdo, que había hecho mucho tiempo danza rítmica en el agua. Y era precioso verla en el agua, realmente lo más parecido a una sirena que vi en mi vida; daba placer verla moverse como si fuera parte del elemento... era un delfín más. Ah! los delfines! nos fuimos a la Praia dos Golfhinos, ¿lo adivinaron o lo traduzco? Playa de los Delfines! te pasaban a a medio metro. Veías miles de aletas dando vueltas en círculos y algún que otro salto para lucir sus habilidades. Nos reimos mucho con ellos, aunque no pudimos tocarlos, pero estaban a medio metro, miles de ellos! era increíble, la playa más mágica de Pipa.

    En fin, nos vimos durante muchos días, siempre riéndonos, recordando épocas de cuando no hablaba nada su idioma, cosas sin importancia que dan cierta importancia a la relación, ¿no? creo que una relación se forja de esa manera, ya sea de novios, amantes, amigos o compañeros. Con las cosas de la vida, las más normalitas. Las que se comparten con alegría. Toda mi estancia en Pipa la viví de la misma manera: solo vestido con un bañador; iba descalzo al supermercado, a las tiendas, a los bares y la camiseta creo que perdí un montón porque no las usaba. Era uno más, parte el entorno. Los turistas me preguntaban por lugares y yo aconsejaba con un acento ya propio del país y cuando hablaba en español los hispanohablantes se sorprendían y me decían cómo había aprendido: yo siempre remataba diciendo que no sabía escribir, que es verdad a día de hoy xD


    Yo sé que esta foto es super incomprobable de que sea yo, pero sí, el que agarró la ola a la derecha soy yo. Foto sacada por la misma Coral desde las alturas.
    [​IMG]



    Y esta misma es de donde me sacó la foto. Estamos en Praia do Amor en esos momentos, a cinco o siete minutos, depende cuantas ganas tenés de caminar, de Praia dos Golfinhos. Tengo el mate en la mano y esperando el atardecer. Y sí, es la misma foto que tengo en la portada de mi perfil :)
    IMG_20180726_160948.jpg

    Y esta foto me gusta porque a ciencia cierta encontré la distancia perfecta entre el paisaje y mi cara
    [​IMG]

    Vivimos navidad y año nuevo juntos, pero siempre como super amigos. Lloramos extrañando a la familia y a ciertos momentos de la vida tan personales del uno del otro. Año nuevo en Brasil... simplemente hermoso, una locura de lo lindo que es. Todos de blanco en la playa, viendo fuegos artificiales, después todo el mundo se mete al agua, baila en la arena: los turistas llenando todo de fotos. Creo que salí en miles de fotos de un montón de familias distintas, tenía mucho alcohol en sangre y estaba feliz, plenamente feliz. Conocimos otras playas mas lejanas y ella pasó a ser un pilar fuerte en mi día a día y supongo que yo del de ella. Lástima que no tengo fotos de eso, no llevé el móvil a la playa porque sabía que podía perderlo xD pero bueno, ahora solo vive en mi memoria *meme de anciana de titanic*

    Un día decidimos viajar a Natal capital para conocer un poco sus tierras, pasarnos un fin de semana no más. Ella se pidió unos días en el bar y yo simplemente dejé las tablas en el hostel y dije que me den dos días y nos fuimos. Nos tocó eclipse lunar. IN CRE Í BLE. Y con eso se viene esta canción


    Recuerdo que llovió un poco esa noche pero nosotros corríamos por la playa vacía y decidimos escalar un morro grande de arena, donde cada pisada que dabas para escalar te hundías hasta la cintura en la arena. Nos costó horrores porque andabamos medios... ilegales, maconha y cerveja no es buena combinación pero lo logramos, llegamos a la cima y nos reímos, bailamos y gritamos a voz de cuello que eramos los putos amos del lugar. Nos sentamos en la cima y desde lo alto miramos el eclipse lunar. Yo la miré y no sé cuando me pareció tan atractiva. Si era algo que ya venía pensando de hace varios días o fue en ese instante. Ella me miró y me sonrió y nos quedamos mirandonos alternadamente entre nosotros y el eclipse lunar. Empezamos a hablar de cosas sin sentido, había tensión y ahora sé que era tensión sexual. Evitamos las miradas directas y el contacto visual era castigado con un desvío épico de miradas a la arena o al horizonte con un pequeño rubor que no se podía percibir por la noche. Ahora mientras escribo me acuerdo de la sensación. La típica sensación que hacía un montón que no sentía: esa estupidez total de tener quince años y sentirte idiota por querer decir algo o hacer algo de más... eso me pasaba y ahora me da risa. Ah, tonto corasaaaun. Ése momento en que los dos quieren dar el contacto deseado pero que ninguno se atreve a dar el paso fundamental. Creo que leí hace mucho una frase en quechua o en un idioma indio que significaba justamente eso en una frase cortita, pero no me acuerdo :,(

    Esa noche pasó sin más, cada uno en su respectiva cama y a mimir. Volvimos a Pipa y todo volvió a la normalidad, con la pequeña excepción de que... ahora me parecía atractiva. Comencé a verla como figura femenina, cosa que antes mi cerebro se negaba. La veía como mujer y me gustaba. Fue una noche en su casa donde vivía. Había olor a tierra mojada en el aire porque venía una tormenta grande. Eran las... ¿once de la noche? ¿una cosa así? no recuerdo bien. Pero había electricidad en el aire: por la tormenta y por nosotros dos. Yo estaba sentado terminando de limpiar el pescado que iba a tirar a la parrilla para los dos y ella de pie mirando hacia la playa con la puerta abierta de la casa. Nos miramos y nos reímos. Silencio. Miré la parrilla pensando que si no me daba prisa iba a tener que cocinar con lluvia y cuando seguí paseando los ojos por la casa... nuestras miradas se cruzaron. Fue automático y nadie dijo nada, pero nada. Me levanté y ella se tensó. Caminé y la miré de cerca, ella se puso en puntitas de pie. Y nuestras almas se conectaron, no sé. Fue muy loco. Nunca jamás de los jamases me pasó con otra persona. Y estuve 6 años de novio... pero esto fue diferente. Otra sensación. Como si nuestras almas se hubieran reconocido de otra vida. Entramos al cosmos, estábamos en el espacio exterior... rebuscando las estrellas, moviéndolas y cambiando sus formas. La cama era chica pero nos pareció de dos plazas. Y danzamos entre ríos de luna y polvo de estrellas bajo la tibia noche brasileña.
    A partir de acá hubo un clic en mí. Soy super independiente pero de alguna forma necesitaba enviarle un mensajito. Y también necesitaba que ella me envíe uno. De alguna forma esa necesidad de atención me hizo molestar, pero conmigo mismo. Yo no soy así, pero sin embargo... ahí me tenían: como un boludo con el móvil siempre que podía para ver qué me había puesto y reírme. La verdad que fue muy lindo lo que se dió, solo, sin nadie decir nada. Íbamos de la mano y ya el pueblito (al menos pueblito para nosotros, para lo turis no xD) éramos el gringo y la morena, la pareja desde siempre. Nuestros conocidos del lugar desde el primer momento pensaban que éramos algo pero no, y cuando lo fuimos pensaban que éramos primos o algo parecido xD.

    Y no, señores y señoras lector@s... la historia no termina ahí, pero vamos a dejarlo ahí de momento. La nostalgia me volvió a invadir. ¿Sigo sintiendo algo por Coral? MmMmMmmm. Nuestra historia tuvo un punto final pero ninguno de los dos lo colocó. Y eso como que me crispa un poquito. ¿Quieren saber un dato curioso? Me mudé de Brasil a Italia de Italia a España y ahora estoy en Madrid... desde que salí de Brasil perdí contacto con ella ¿quieren saber MÁS? Me la crucé acá mismo en Madrid hace cosa de 5 meses, más menos. Pero lo dejo para otro momento, ya son casi las cuatro de la mañana y me desvelé escribiendo esto. No lo voy a revisar por encima, lo escribo tal y como me salió del corazón. Espero que no haya muchos errores y espero no haberme dejado ningún recuerdo fuera del texto. Y para rematar, dejo este atardecer de los millones que tengo guardados. Pero este tiene su toque especial :]



     
    • Adorable Adorable x 3
  12.  
    Its

    Its Usuario popular

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    763
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    * se pone la medallita de lectora

    Respecto a lo del blog no lo decía para que te pasaras a hacer uno, prefiero que lo compartas por aquí para poder leerlo, en formato blog no le prestaría atención.

    Sobre el capítulo se nota la nostalgia y la cantidad de cosas que has estado rememorando, no hay más que fijarse en la extensión del capítulo y eso que esta sin terminar. Me gusta leer sobre tus anécdotas y aventuras, las cuentas de forma divertida e interesante. Además, transmites muy bien tus sensaciones y sentimientos de cada momento. Tu vida es una aventura, me gusta la fortaleza y valentía que tienes para probar cosas, te arriesgas, pruebas... Es emocionante leer la ilusión con la que haces las cosas, cómo vives el momento, el constante cambio que buscas y llegó el amor también. No sabría con qué quedarme de esta historia en concreto, hay demasiadas cosas pero estoy agradecida de que te hayas animado a compartir tu experiencia en Brasil. Leyéndote dan ganas de visitar ese país tan maravilloso.

    Me parece que este capítulo te ha servido para desahogarte un poco. Espero que te hayas quedado mejor después de escribir.

    Sabes que disfruto mucho leyéndote. Además, siento que estos relatos ayudan a conocerte un poco más y dejan entrever el tipo de persona que eres.

    Por cierto, gracias por compartir tanta música. Nunca había escuchado esa versión de la canción de Chayanne, me ha sorprendido, aunque mi canción favorita sin duda es "Sorri, Sou Rei ". No sé que tiene pero me parece mágica. De hecho, ahora que he terminado el comentario voy a volver a escucharla.
     
    • Adorable Adorable x 1
  13.  
    wasabi

    wasabi Orientador Comentarista empedernido #TeamFortnite

    Acuario
    Miembro desde:
    1 Abril 2011
    Mensajes:
    1,121
    Pluma de

    Inventory:

    También quiero una medallita :c ¡Vengo a pelear mi lugar!

    El orca: No tenía idea que podían rescatarte los inflables, ¿está mal si mi primer pensamiento fue "voy a intentarlo"? xD Una historia preciosa y triste por todo lo que significa. Un trabajo de lo más duro y es algo tierno que le hayas agarrado tanto cariño a todas las personas con las que pasaste ese tiempo, seguro siempre formarán parte de ti y de lo que eres ahora.
    Me alegra mucho que te hayas topado con ese empujón que te dijo "ve a vivir", ojalá que te rodees siempre de esas personas que te sumen y te inspiren a seguir tus sueños, Batman rapuma c:

    Y sobre el nuevo capítulo esto de acuerdo con Its que sigas escribiendo aquí tus vivencias, ya te había dicho que me encantan y es genial conocerte poco a poco de manera indirecta al leerte (además has vivido mil cosas que yo ni en sueños xD) Desde que comencé a hablar un poco contigo me ha dado curiosidad seguir leyendo todas esas anécdotas, seguro algún día te las preguntaré directamente (cuando tenga algo bueno que contarte a cambio). La última fue la más personal (a mi parecer) porque me mostró un lado tuyo que nunca hubiera imaginado.

    ¡Gracias por compartir e invitarme a leerte!

     
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...
Similar Threads - Crónicas
  1. Gamenor
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    539

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso