Experimento Confortably Numb

Tema en 'Literatura experimental' iniciado por rapuma, 16 Octubre 2020.

Tags:
  1.  
    rapuma

    rapuma Gurú

    Géminis
    Miembro desde:
    17 Marzo 2014
    Mensajes:
    2,837
    Puntos en trofeos:
    451
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Confortably Numb
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1151

    El otro día estaba por entrar a trabajar y decidí ir caminando para variar un poco, el día que me esperaba era tranquilo y preferí ir despacio, con mis cascos, escuchando un poco de los Eagles, Pink Floyd, entre otros.

    Al llegar a la entrada todavía me quedaban quince minutos y me quedé fuera, mandando algún WhatsApp y revisando el Instagram con la música de fondo. En ese momento estaba sonando "Confortably Numb", de Pink Floyd por mi Spotify.

    Había un grupo de chavales bebiendo cervezas, no tendrían más de 22 años, quizá el más chico tenga 18. Escuchaban rap o reguetón, la verdad el sonido a mi gusto no es muy agradable pero yo estaba con los cascos y no oía muy bien. Me saludan. Me quito los cascos y los saludo, me acerco. Son chavales que de 7 días a la semana están 10 bebiendo cerveza en la puerta de un bar. Los conozco del barrio y nos quedamos charlando un poco.

    —Oye, que este es argentino. —dijo uno de los chicos cuando la canción de su altavoz cambió y empezó otra prosa. En efecto, reconocí mi acento en el del muchacho que rapeaba. —Lo conoces, ¿verdad?

    Me preguntó con ilusión mientras el resto de críos hacían la mímica del rap.

    Le contesto que no, que no tenía idea. ¿No te gustan las batallas de gallos? Hay muy buenos argentinos. Les vuelvo a decir que no, y que no tenía idea que era una "batalla de gallos". Rápidamente entre los cinco me lo intentan explicar. Yo escucho en silencio, pensando lo fuera de onda que estoy de la juventud actual. Y eso que no me considero un viejo todavía.

    Las voces de los chavales intentando superponerse entre ellos mismos para ser los primeros en explicarme las razones de los raps, el estilo de vida, y un larguísimo etc, aunque no me haya interesado y considero que no me llenó en forma artística, lo tomé como un regalo de su parte. Esa emoción de intentar plasmar en palabras lo que el rap significaba para ellos, esa sensación, sí significó algo para mí. Entonces de pronto escuchó una guitarra de fondo, muy leve. Me quedo pensando de dónde vendrá el sonido y descubro que la canción seguía reproduciéndose por los cascos. Era el segundo solo de Gilmour y automáticamente desconectó los cascos y subo el volumen de mi móvil y les muestro pocos segundos del despliegue de habilidad de uno, al menos en mi consideración, de los mejores guitarristas del mundo; David Gilmour. Los chavales observan y se miran entre ellos.

    —Son viejos, ¿no? —dice uno.

    —Pero mira tú toda la gente en el concierto.

    —Suena bien pero no sé puede comparar con lo nuestro.

    Es mi hora de trabajar. Los despido con una sonrisa y entro al trabajo.

    Volviendo a mi casa, de noche, vuelvo a retomar la canción de antes. Y cerrando los ojos, me dejo llevar. Considero a Pink Floyd como una de las bandas más influyentes en mi vida y con eso digo que muchas canciones me hicieron -y me hacen-, llorar. Siento que cada letra y acorde musical me traslada a otro tiempo, a veces nostálgico y a veces feliz.

    No pongo cualquier Confortably Numb, pongo el último que tocaron juntos, como banda original. Cuando la lucha de egos entre Roger Waters y David Gilmour tuvo una tregua y quedaron en tocar por última vez como grupo. La cantidad de espectadores fue abismal y apabullante. Este mismo video es el que puse arriba de todo y viendolo, con atención, hay muchos puntos muy buenos para destacar.

    Al principio sí, parecen -son-, unos tipos viejos en jean pero tocando una de las más finas canciones en la historia del mundo musical. Sin mujeres desnudas, sin ropa llamativa. Solo puro talento. Unos tipos de 70 años tocando un rock de 40 años atrás y con gente en el concierto de 20 años llorando hasta el alma. Es simplemente estupendo y me genera una sensación rara en el cuerpo; esta banda traspasa barreras de edades y de tiempos, como si fuera un lenguaje universal.

    Sigo viendo el vídeo. Última canción del último concierto juntos. La única razón de su unión era para que millones de niños tuvieran dinero para ir a escuelas. Un concierto benéfico, la única solución para enmendar los errores y desaciertos del pasado entre ellos. Última canción, con lo que significa. Último momento de los cuatro juntos. Es una joya. Y no todos lo entienden.



    1.40 --> de verdad lo están pasando bien. Tanto Gilmour como Waters bromean. Disfrutan.

    2.04 --> Nick Mason (baterista) se quita los cascos con riesgo de llegar tarde a las notas pero con la idea clara de disfrutar los últimos dos solos de Gilmour.

    4.32 --> Gilmour toca el último solo. La guitarra cuenta una historia, es como si estuviera describiendo el rock en persona y hacerlo pasar por distintos estados. Maravilloso, impresionante, genuino... no encuentro las palabras para describir como me hace sentir este momento de la canción. David totalmente poseído al tocar, sin mirar las notas, simplemente dejándose llevar. Está sensación rodea y contagia al resto, que se vuelven locos, que disfrutan la última canción.

    5.04 --> entre el público hay un sujeto a hombros de otro, de camiseta roja, tocando una guitarra imaginaria. Estoy seguro que ese tipo siente lo mismo que yo.

    5.16 --> Rick Wright (tecladista) siempre fue alguien reservado en los shows, nunca demostró descontrol o mucha acción en su andar artístico. Está vez no, deja de lado su faceta tímida y se deja llevar por el contagio cósmico de la canción, del momento y del éxtasis.

    5.18--> Rick y Waters juntos, aunque sin darse cuenta, llevan la cabeza hacia atrás, totalmente poseídos. A pesar de su antagonismo en esta parte de la canción no les importa, y ponen lo mejor de cada uno para que el último solo del concierto sea bestial.

    6.10 --> la cámara enfoca a Waters, él mira a Gilmour y menea la cabeza. Mientras tanto Gilmour en la zona, no toca un solo, sino un pedazo de historia a través de la guitarra. Él tira cada nota que golpea a través de todos los huecos del alma humana. Que legado. Que privilegio.

    En algún punto toda esta gente va a irse del mundo. Cada vez que pienso esto mi piel se pone de puntas. Lamentablemente vivimos en el tiempo en el que los gigantes del rock están cayendo, como sucedió relativamente poco con Eddie Van Halen. Me da mucho miedo que la generación nueva pierda esto. El rock. Me aterra que estos tipos de bandas queden en el olvido por un rapero o un reguetón.

    Pink Floyd fueron grandes pioneros y hoy por hoy tienen la categoría de mitos.

    Gilmour fue el corazón. Waters la mente. Mason el cuerpo. Wright el alma. Estás cuatro fuerzas crearon la mejor banda de rock de todos los tiempos; Pink Floyd.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso