1.  
    dark_miko

    dark_miko Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    4 Junio 2006
    Mensajes:
    26
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Civil War
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1466
    Civil War

    Civil War.-
    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    A continuación accederán a leer un nuevo trabajo escrito por Dark miko. Inspirado en una canción que lleva el mismo nombre, interpretada por Guns’n Roses. Aclarar que la historia a presentar es un mini fanfiction y no posee relación con la letra del tema antemencionado, si no que es la fuente de inspiración para este en su base melódica.
    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Ellos se conocieron en la guerra. Ella, participante del grupo Sidaka de Oriente; y él, de Oyuki, del sector Occidental. Al cruzar sus miradas, se sintieron unificados por un mismo bien común, acabar con el imperialismo impuesto por Estados Unidos, y restaurar la paz. Sus pupilas se dilataron y los destellos del sol cubrían su rostro de tez blanca y cabello azabache. Las fuerzas germánicas se hicieron presentes, apoyando la potencia del enemigo.

    Él, sin embargo, anhelaba la oportunidad de poder acercarse a ella, aunque fuera solo un instante. Sus ojos ambarinos, iluminados por los rayos del sol, los tornaban color miel y lo hacían verse increíblemente atractivo. La observaba de reojo mientras ella preparaba las armas para atacar. Por su mente indagó la inquietud de cómo una mujer podía estar involucrada en algo tan serio y peligroso, mas aún si tal mujer era tan hermosa y delicada.

    Ambos fueron elegidos para comandar sus ejércitos, alistaron los misiles y las bombas. El aire se volvía denso. Todo parecía indicar que las tropas del adversario se acercaban sigilosamente dispuestas a dar el golpe final.

    A la joven la recorrió un sentimiento de angustia y nostalgia. Un temor inexplicable mantuvo ocupados sus pensamientos. Deseaba salir corriendo en busca de su paz interior, pero es él quien la detiene mirándola con ternura. Ella solo atina a abrazarlo y encontrar refugio en sus brazos, en un completo desconocido, a lo que él responde con una sonrisa, dando a entender que todo estaría bien.
    Permanecieron un corto tiempo juntos, conversaron y rieron. Su nombre es Kagome Higurashi, mujer comprometida con su patria y su familia.

    Él es Inuyasha Naruma, un joven que busca venganza por la muerte de su familia y esposa.
    Se miraban y sumergían en si mismos, hasta que el cabo Miroku Swertzlaüd, militar alemán radicado en Tokyo, los alertó que sus enemigos estaban en territorios aledaños. Kagome tornó su semblante frío y lo asumió con valor. Es esencial tener mente de hielo en estas circunstancias.

    Inuyasha se acerca a ella y sutilmente besa los labios de la chica, dejándola anonadada. Al separarse, ambos se miran a los ojos con un rubor en las mejillas. Se marchan a sus respectivos comandos sin pronunciar palabra alguna, transmitiendo cierta complicidad.

    Comienzan los bombardeos. Cada momento es considerado válido, la sangre es derramada y la muerte se apropia de vidas inocentes.
    Cadáveres dispersos por toda el área de combate era el paisaje presente en esa instancia.

    Pasadas las horas de ardua lucha, los ataques cesaron. Al parecer un tratado capituló la batalla.

    Kagome se marchó con rapidez. No logró soportar tanta emoción contenida en su interior; tristeza, angustia y soledad. Sin duda fue uno de los peores acontecimientos que tuvo que presenciar. Se retiraron a sus respectivos hogares con la incertidumbre de volverse a encontrar.

    ...................................................................................................................................................

    Pasaba el tiempo y no se dejaban de pensar, pues no se desarrollaron más enfrentamientos a los cuales acudir y cada uno permanecía sumiso y distante de la realidad.
    Ella no lograba explicarse la reacción que tuvo a recibir y no rechazar el beso de Inuyasha, pero lo innegable es que se sintió atraída por él. Su corazón se agitaba tan solo de pensarlo.

    Quiso deshacerse de su conciencia y decidió tomar un baño. El agua cálida reconfortaba cada fibra de su piel. Las ideas fluían por todo el cuarto liberando a una estresada Kagome.
    Se levantó, colocó su pijama, encendió el televisor y se acostó. El tiempo transcurría lentamente. En eso, suena el timbre.

    Al abrir, se encontró con la agradable sorpresa que una antigua amiga vino a visitarla. Eran las 22:30 p.m. La invitó a pasar. Hablaron, rieron, recordaron viejos tiempos de primaria. Ahora, Sango Nakajima y Kagome tienen 19 años. Sango arribó de un largo paseo por Inglaterra y Alemania. Averiguó el domicilio de su amiga y se propuso brindarle una sorpresa. Kagome la invitó a hospedarse en su departamento. El templo Higurashi estaba habitado por su familia: Abuelo, Hermano y Madre. No era suficiente espacio y privacidad para ambas muchachas. Sango accedió y así terminó un día agotador.

    Al otro lado de la ciudad de Tokyo, un joven de ojos color miel y cabello plateado se rendía en los brazos de Morfeo.

    Pasaban los días. Monótonos pero divertidos para Kagome y su amiga. Le confesó que en instancias de guerra conoció aun chico que mantenía ocupada su mente. Sango también debió admitir que en Alemania, en uno de aquellos espectáculos populares, tuvo aventuras con un joven de nombre Miroku Swertzlaüd.

    Kagome argumentó que lo más probable es que lo haya visto en el enfrentamiento contra USA., ya que dicho nombre retumbaba en su mente. Pero definitivamente no lo recordaba.

    Inuyasha estaba en su habitación, bebiendo una copa de whisky. Básico para momentos de confusión. Indagó en su memoria para recordar a su familia y a su esposa.

    .....................................................................................................................................................

    Aquellos días, la familia Naruma decidió recorrer los amplios territorios de Washington y New York, sin percatarse que el estallido de una bomba y un kamikaze suicida se acercaba.

    Inuyasha contrajo matrimonio con la señorita Kikyo Akizuki, por estrictas órdenes de sus padres, y aunque él no estaba de acuerdo con ello, debió reconocer que la belleza de la mujer lo descolocó. Con el pasar del tiempo, acabó por encariñarse con ella, pero no con la intensidad y magnitud del verdadero amor.

    Kikyo murió al recibir un disparo en el abdomen, lo que le originó una prolongada hemorragia. Esto ocurrió cuando la ex pareja de la dama se llenó de celos y quiso acabar con la vida de Inuyasha. Ella al percatarse, decidió protegerlo. Fue llevada al hospital, pero ya era demasiado tarde.

    La existencia de Inuyasha daba un vuelco repentino, había perdido a sus seres más queridos y cercanos. Sus pensamientos fueron ahogados por la soledad. Tomó la drástica decisión de renegar del amor y los sentimientos. Ya estaba cansado de perder.

    .....................................................................................................................................................[/font]
    Comenzó a llover e Inuyasha estaba bebiendo una tercera copa de whisky. En cierta forma le era agradable observar la lluvia desde su ventana.

    Que ironía. Después de todo lo que ha ocurrido a través de sus 20 años, no consigue quitar la imagen de aquella chica que besó repentinamente en el último combate. Ciertamente es extraño. Jamás le había pasado. Es la primera vez que toma en serio a una mujer. Pero hay un problema: la distancia.

    La lluvia se intensificó. Parecía que todas las lágrimas de los seres tristes y desdichados se hubieran reunido y cayeran con fuerza para expresar su dolor.

    Ahora ambos mantienen una guerra, pero con su propio corazón.
    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Agradecimientos para todas y todos quienes lean este mini fanfiction. Realmente no sé como brotó la idea, pero escuchar la canción, ocasionó que las palabras fluyeran.
    El texto no está escrito en parlamentos, por comodidad de la propia autora, jejej, preferí de esta forma. Es más fácil para expresar los sentimientos y las emociones.
    [FONT='Century Gothic','sans-serif']Para quienes le interese, continuaré escribiendo “El Abuso... una huella”. Además editaré un fanfic que escribí hace un tiempo, para publicarlo en CZ. (Se llama “La historia se repite”). No lo he hecho por falta de tiempo.
    Si les interesa. Háganlo saber.

    Onegai, tómense unos segundos y posteen diciendo que les parece este fic ¿si?

    Atte: Dark miko.
     
  2.  
    dark_miko

    dark_miko Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    4 Junio 2006
    Mensajes:
    26
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Civil War
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    13
    Re: Civil War

    Tengo muchas ideas para este fic,
    denme animos sii :)
     
  3.  
    dark_miko

    dark_miko Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    4 Junio 2006
    Mensajes:
    26
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Civil War
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    29
    Re: Civil War

    Ningun review...??
    No hay interés?
    Diganme si,
    para asi ver si lo continuo o no, y asi dedicarme por completo a mi otro ff.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso