Cambios

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por denniz, 20 Julio 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    denniz

    denniz Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    9 Junio 2012
    Mensajes:
    43
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cambios
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1227
    CAMBIOS:
    Las personas cambian, yo lo hice.
    PD: No se de donde saqué la frase.
    Historia de Sahara East, una chica que cambió de un día al otro.

    Capítulo 1: Inesperado
    Un lunes, el primer lunes, llevaba mi pelo castaño claro recogido en una coleta, dejando un pequeño fleco de lado caer cerca de mi ojo derecho pero sin taparlo, mi color de cabello era más parecido a miel oscura que castaño claro, llevaba una blusa rosa y unos jeans, acababa de llegar a la escuela, era "de nuevo ingreso" y obviamente era mi primer día, caminaba, bueno, danzaba hasta la entrada del salón de clases, era ya tarde, pero no mucho, entré al salón de clases, me senté no mucho antes de que la clase comenzara, me mantuve inquieta mucho tiempo, bueno, casi, habían pasado 10 minutos, pero sí parecía mucho tiempo, no era la única, la chica a mi derecha estaba jugando con un listón, volteé a la izquierda y un chico estaba rodando su lápiz en su mesa, miré a mi compañero de adelante disimuladamente, estaba dibujando un reloj... y... wow, eso es un reloj, era el reloj de la clase, pero era tan real que dudarías la autenticidad del que estaba en la pared, me recargué en mi asiento casi resbalando, de pronto estaba pensando en cuantos problemas tendría para salir de ahí.
    -No funcionaría- susurró el chico de adelante y siguió dibujando
    -¿Que cosa?- pregunté, el rió en voz baja
    -Señorita East, señor Theron, silencio- Reprendió el profesor, el chico solo rió
    -Es muy gracioso, señor Theron, a la oficina del director- dijo el maestro, el chico se levanto, tomó sus cosas y se giró hacía mí.
    -Esto sí funciona- dijo y salió, y ahora estaba pensando en una forma de que me sacaran pero sin tener muchos problemas, pensé por una eternidad, una eternidad de cinco minutos, hasta que llegué a una conclusión, uno, no hay forma de tener las dos cosas, es problemas o aburrimiento, y el aburrimiento era tal que prefería los problemas, y dos, ¿a quien le importa si tengo problemas?, así que tome mis cosas y comencé a caminar hacía la puerta, apenas dí un paso y el profesor volteó, eso era mala suerte, aun cuando no estaba intentando hacerlo a urtadillas
    -Sientese señorita- dijo el profesor
    -Lo siento- me disculpé cortesmente -No tengo planeado pasar media hora más así- dije y seguí caminando mientras todos hacían un "hu"
    -Pues es mi clase y se tiene que quedar- dijo
    -Humm...- comencé -Pues es mi vida y no me voy a quedar- dije, lo admito, creo que exageré, pero el aula me estaba asfixiando
    -A la oficina del director- gritó
    -Perfecto, otra aula asfixiante y aburrida- ironicé, no se que era más fuerte, la ironía o el grito
    -Esperemos que sea suficiente para una chica mal criada- gritó
    -No lo creo, si no pueden entrenar a un maestro no pueden hacerlo con una chica- dije, estaba fuera de mis casillas
    -Usted sabe que no nos enseñan aquí- dijo como si fuera una completa ignorante
    -Y usted sabe que esto es aburrido- dije y salí, estaba fuera de mis casillas, yo solo quería salir, no gritarle a un maestro, y era la primera vez que lo hacía, me dirigí fúrica a "la oficina del director"
    -Creí que no saldrías- rió la voz del chico, hacíendome gritar del susto
    -¿¡Qué rayos haces aquí!?- exigí y me giré viendo solo su cara
    -Te espero- dijo como si fuera lo más obvio del mundo "Claro, como yo iba a saber que él me esperaba con tan solo el hecho de que lo sacaran" ironicé en mi mente
    -Muy obvio- ironicé en voz alta
    -Demasiada ironía por hoy- se quejó, ahora lo podía ver bien, tenía una chamarra negra abierta, encima de una playera negra con una frase en blanco que no pude ver, y unos jeans, usaba tenis negros.
    -¿No es mucho negro?- pregunté -Si buscas parecer chico malo...- comencé
    -Claro que no- dije
    -¿Eres emo?- pregunté
    -No
    -¿Darketo?
    -No
    -Bueno, no se me ocurre mucho más- me quejé
    -¿Se te a ocurrido la idea de que me gusta así?- preguntó molesto
    -No- dije "Como a todo el mundo le encanta el negro" ironicé en mi mente
    -Basta, es suficiente ironía- se quejó
    -Sigue siendo mucho negro
    -Exageraste- dijo
    -¿Qué?- pregunté
    -No tenías que gritarle al profesor- dijo
    -¿Qué?- Exigí ofendida -Lo hice para salir, porque... porque... porque ¡Porque quería salir!-
    -Ahora todos creen que eres una amargada- dijo el
    -¿Te quejas de mí chico emo?
    -No soy emo- gruñó y se fue, cerré los ojos y me recosté, perfecto, ahora era "amargada" y un chico esta molesto conmigo en el primer día, oí pisadas, en realidad todo estaba tan silencioso que podían oírse incluso esas pisadas
    -Te buscan- dijo la voz del chico, abrí lo ojos y no había nadie
    -¿Señorita East?- preguntó un hombre -Soy el director, ¿me acompaña a mi oficina?- pidió, me levante y lo seguí silenciosamente, el me abrió la puerta e indicó que me sentara
    -¿Hay algun problema?- pregunté "claro que hay un problema, le grité a un profesor y salí de su clase" pensé
    -Señorita, tenía que informarle, el edificio en el que trabajaban sus padres... sufrió un incendio- dijo, esto me sorprendió
    -¿Y como están?- pregunté, no necesitaba decir que me refería a mis padres
    -Se quemaron las salidas, intentaron apagarse pero... todos quedaron atrapados- dijo
    -Supongo que intentan sacarlos- dije casi rogando por que fuera así
    -No hubo sobrevivientes- susurró
    -Claro que hubo, mis padres vivieron- le grité levantandome
    -No vivió nadie- susurró
    -Mentira- Grité y salí corriendo de la escuela, corrí hasta llegar a mi casa y subí a mi cuarto, en cuanto entré a mi habitación me deje caer de rodillas, dejando escurrir las lagrimas que había intentado reprimir en el camino "no es verdad" pensé.
     
  2.  
    denniz

    denniz Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    9 Junio 2012
    Mensajes:
    43
    Pluma de
    Escritora
    Siento la letra tan pequeña :D
     
  3.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Comentarista supremo Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    7,104
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    /Suspiro.

    Te daré un comentario sincero porque creo que eres buena escritora y puedes dar mucho más.

    La historia en sí me parece aburrida, sin algo... realmente atrayente por lo cual leer, el desarrollo de los hechos igual, unas cuantas conversaciones vanas entre personas que no llevan a ningún lado. Es decir, ¿cuál es la trama en sí? No la reflejas, es no más que una simple escena, bastante aburrida -a mi gusto- por su simplicidad y poco desarrollo. Entiendo que la chica niega su verdad, quiere creer que sus padres siguen vivos, pero, podías haberle sacado mucho más provecho.

    Lamento si te parece duro el comentario, recuerda, todo el pro de mejorar. :)
     
  4.  
    denniz

    denniz Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    9 Junio 2012
    Mensajes:
    43
    Pluma de
    Escritora
    :D
    Sip...
    Bueno, esto es algo más para comenzar, ya veras el desarollo... (muajajajaja) pero esto es lo que desencadena los genes de la chica...
    Un terrible sufrimiento hace que la chica cambie, tanto física como mentalmente, ademas, en el próximo capitulo se hace emo, jaja.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    denniz

    denniz Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    9 Junio 2012
    Mensajes:
    43
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Cambios
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1842
    Capítulo 2: Cambio
    No sé cómo pasó, ni cuando fue que comencé a dormir, pero era media noche y estaba acostada en la cama, apenas cobijada, salí de mi cuarto temerosa por saber la realidad, la puerta del cuarto de mis padres estaba abierta, y la cama tendida, no había nadie ahí, pero no podía dejar que mis esperanzas se esfumaran, cerré los ojos fuertemente "es mentira" pensé, abrí los ojos y comencé a bajar las escaleras, mis padres tenían que estar abajo, tal vez no podían dormir o bajaron a tomar algo, seguía bajando las escaleras en la oscuridad, llegué al final de las escaleras, encendí la luz, me dirigí hacia la sala encendiendo todas las luces que encontraba, no había nadie, avancé asimilando las cosas, fui a la cocina, aun encendiendo luces, recorrí cada rincón de la casa, todo estaba vació, terminé de nuevo en la sala, en un sillón estaba una chamarra mía, no sé ni que hace ahí ni si eso es bueno, pero sé que eso me dio una idea, camine tocando algunos muebles hasta el sillón, me paré enfrente de él, sentí una lagrima rodar mi mejilla y tome la chamarra, corrí mientras me ponía la chamarra, salí a la calle vacía dejando todas las luces encendidas y la puerta abierta, las calles estaban poco iluminadas, no había gente afuera, el viento azotaba contra mi cara y hacía que mis lágrimas se secaran, corría por calles, no importaba en verdad por donde corriera, terminé cerca de una plaza pero no quería detenerme, no tenía más energías, mis pies rogaban que parara, pero mis sentimientos decían que no dejara de hacerlo, y corrí más rápido, mis pies comenzaron a doler, no es que me importara, de todas maneras, no les haría caso, corrí más, solo eso quería hacer, olvidarme de todo y correr, solo evitar recordar y seguir corriendo, estaba lejos y no sabía hacía donde iba, ni siquiera sabía dónde estaba, y la iluminación no ayudaba en mucho, mis pies no podían más, comencé a bajar la velocidad y me regañé mentalmente por hacerlo, obligué a mis pies a volver a correr, funcionó, con dolor pero lo hizo, corría, sabía que no aguantaría mucho más pero quería intentarlo, no importaba nada más, nunca había corrido tanto en mi vida, pero claro, nunca había estado más triste en mi vida, pero entonces tropecé con algo, caí de rodillas, apenas pude oír el eco de mi grito, que destrozó mi garganta por un momento, aproveché y limpié las lágrimas de mis ojos, intenté levantarme pero mis pies estaban muy cansados, y creo que mi cuerpo también, solo me acomodé en el suelo y me deje vencer por el sueño pensando "esto dolerá mañana".
    Me despertó la alarma de mi reloj, sentía que había dormido apenas unas horas, "ni siquiera quería ir hoy a la escuela" dije, me levanté desganada, me miré al espejo
    -Perfecto- mascullé en voz baja al ver mis ojeras, no sabía cuánto era sarcasmo y cuanto realidad pero las ojeras no estaban tan mal... después de todo. "Ya me preocuparé después por saber cómo llegué aquí" pensé, aun feliz de que mis ojos no estuvieran hinchados, bueno, no feliz, aliviada.
    Tomé la ropa que quería y entré al baño de mi cuarto, tomé un baño de agua fría pensando con agua caliente podría dormirme, pero apenas entre me di cuenta de que la agua estaba helada, me obligué a quedarme adentro pero no fue muy difícil, tenía muy pocas energías, salí y me vestí, una blusa de algodón con mangas largas color negro, extrañamente me detuve a leer el texto en rosa, "no es que me importe" sonreí, perfectamente lo que yo diría en este momento, una chamarra negra y unos jeans, cepillé mis dientes y mi cabello, lo deje suelto y cubrí gran parte de mi cara con el fleco, las ojeras... bueno, no había mucho que pudiera hacer, tomé mi mochila y salí, cerré la puerta y comencé a caminar, moví un poco el pelo de mi cara para que cubriera menos, llegué a la escuela reprimiendo lágrimas, entré a la escuela y, casi por lastima, llegué tarde pero aun así entré
    -Señorita East, no la esperábamos- dijo el profesor, prácticamente lo ignoré y me senté. Comenzó la clase, el asiento de adelante de mí estaba vacío, quería disculparme con el chico.
    Estuve apunto de quedarme dormida, si no lo hice, pero el timbré me sobresaltó, comencé a recoger mis cosas.
    -Hola soy...- comenzó una chica, comencé a caminar dejándola parada, salí del salón de clases y corrí, genial, todo estaba infestado, me senté en una esquina, tiré mi cabello encima de mi cara y saqué un cuaderno de mi mochila, un lápiz, hice un dibujo, cualquier cosa, solo rallé un "como si me importara" en la hoja y sonreí, unas chicas se me acercaron y se sentaron a mi lado.
    -¿Quisieras comer con nosotras?- Preguntó la chica de mi derecha
    -Ya han comido- dije levantándome, ellas también lo hicieron
    -Pero podrías comer mientras platicas con nosotras- dijo la chica que estaba a mi izquierda
    -No tengo hambre- dije y comencé a caminar, la chica de la derecha hablo
    -Entiendo que estés triste, lo sé, yo también lo estaría pero... bueno... no es necesario actuar como amargada- dijo ella
    -No, ¿sabes lo que no es necesario? No es necesario que dos personitas vengan a decirme que hacer con mi vida ¿saben por qué? porque eso lo decido yo, y si van a venir a decirme que soy una amargada, ¿saben qué? ahorren sus palabritas "de aliento" porque yo puedo ser como quiera- gruñí
    -Eres una amargada- se quejó una de ellas
    -Como si me importara- dije, el timbre sonó y caminé hacía el salón con el pelo aun en mi cara, resoplé haciendo que el pelo volara en mi frente. Apenas entré otro maestro nos recibió
    -Señorita, ¿podría quitar el pelo de su cara?- preguntó
    -No- respondí y me senté en mi lugar
    -¿Cuál es su nombre?- preguntó
    -Sahara- dije
    -Ah, señorita East- resopló el maestro y se sentó. Crucé los brazos, el maestro comenzó a pasar lista. Me recargué en mi asiento.
    -En serio, es una verdadera amargada- dijo una chica
    -No creo- dijo un chico
    -Es en serio- repitió -Nos gritó-
    -Tal vez- dijo el chico
    -Tú no puedes juzgarme- dije y me giré hacia la chica
    -Lo estoy haciendo ya- dijo sonriendo
    -No me conoces- gruñí
    -Pues tu no me conoces a mí- susurró ella -Y puedo hacerte ver como una simple mancha en esta escuela- amenazó
    -La mancha eres tú- gruñí
    -Amargada- canturreó
    -Hipócrita- gruñí
    -Amargada- me gritó
    -Stanly- reprendió el profesor
    -Hipócrita- dije con una sonrisa y me senté
    -Cállate amargada- casi lloró
    -Stanly, a la oficina del director- ordenó el maestro
    -¿¡Por qué!?- lloró la chica
    -No puedes insultar tus compañeros
    -Pero... ella empezó- lloriqueó señalandome
    -Adiós Stanly- dije sonriendo
    -Señorita East, por favor quite el pelo de su cara- pidió el profesor, moví un poco mi pelo cubriendo solo una esquina de mi ojo derecho y bordeando el resto de mi cara
    -Te están esperando- sonreí
    -No se acaba aquí East- gruñó, solo la despedí del salón con la mano
    -Bien hecho East- alagó un chico
    -Silencio- dijo el maestro y siguió, tomando lista, llamó mi nombre y no contesté, el maestro solo siguió con el resto, sonó el timbre.
    Pasé así el resto del día, con algunos maestros mejores, algunos peores, salí de la escuela aliviada, entré a mí casa y no pude evitar que mis ojos se humedecieran, mis padres nunca volverían, subí a mi cuarto y me sentí mal por no haber tendido mi cama, enseguida la tendí y bajé a comer algo, no tenía nada de hambre, había comida en el refrigerador e hice algo, parecía bistec, pero para mí toda la carne cruda se veía igual, calenté arroz e hice agua de limón, me senté a comer, no quemé nada por suerte, tomé cuchillo y tenedor, apenas clavé el tenedor lo dejé, miré la comida con el ceño fruncido, pellizqué el bistec, estaba bueno, pero no lo suficiente para que lo comiera, tomé una cuchara para el arroz, la miré "demasiado grande" pensé, dejé la cuchara y tomé una pizca de arroz,, decidí que no tenía hambre, tomé un sorbo del agua y forcé a que bajara por mi garganta, subí a mi cuarto, cerré todas las cortinas y me acosté en la cama.
    Supongo que es un poco aburrido este capítulo pero en el próximo cuenta el giro que da su vida, toda la escuela la conoceráxD, ademas de que es necesario, la chica tiene que sufrir.
     
  6.  
    Kirino Sora

    Kirino Sora Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    4 Octubre 2011
    Mensajes:
    189
    Pluma de
    Escritor
    Hola, siento no haber comentado antes, es que me había ido de viaje y no he tenido internet en 4 días XD
    Me alegro enormemente que hayas podido participar en la actividad, no sabes cuánto. En fin, de forma que ésta parezca un comentario digno para ayudarte, diré en qué cosas has fallado y en qué puedes mejorar. En primer lugar y lo que más te haría destacar sería los puntos; en los párrafos no ponías ninguno, solo comas, y eso causa que la historia sea muy pesada para el lector. También destacaría el tamaño de la letra; deberías de ponerlo del mismo tamaño para así no cambiarla cada dos por tres. Y lo tercero más destacable sería el argumento, que se torna algo apresurado; pon las cosas a su debido tiempo, no hay prisa.
    Eso sería lo más importante y principal. Como dijo anteriormente Clarek, es cierto que no es del todo atrayente, que podría ser mucho mejor si se le da su tiempo, aunque cumple con los requisitos que posee la actividad; la chica cambia de forma que se convierte en una amargada a causa de la pérdida de sus padres. Aunque el argumento haya sido apresurado y no es muy atrayente, la historia sigue adquiriendo ese sentimiento de vacío y pérdida.
    En cuanto a faltas de ortografía se podría decir que tienes unas cuantas, sobre todo en las tildes diacríticas, cosa que se equivoca cualquiera. También te sugiero que coloques el guión largo; para saber mejor cómo se utiliza te recomendaría visitar este tema: http://fanficslandia.com/index.php?threads/guión-largo.10662/
    Con esto he dicho todo, espero que no te lo hayas tomado para mal y consigas mejorar aún más, sé que puedes.
    Hasta luego :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso