Cabos sueltos.

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Erzabeth, 12 Julio 2011.

  1.  
    Erzabeth

    Erzabeth Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    28 Marzo 2011
    Mensajes:
    1,272
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cabos sueltos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    170
    Cabos sueltos.

    Prólogo.

    Entro a mi habitación, y encuentro un charco grande de sangre…
    Volteo hacia donde se encuentra la ventana, y esta está abierta, con un oso colgando de un vidrio que ha estado roto por años. Observo aquel oso, y es el de mi hermana… agacho mi cabeza, y encuentro a mi tío ¨Richard¨ tirado, con una espada encajada sobre un charco de sangre…
    Salgo de mi habitación, y empiezo a buscar a mi hermana, entro a su cuarto, y está acostada al lado de mamá. ¨Entonces, solo queda un individuo por descubrir… no puede ser, el no pudo haberlo matado, ¡Es su propio hermano!¨pienso al avanzar hacia su cuarto… entro, y lo veo cubierto con las sabanas, ni una mancha de sangre, ni pareciera que se hubiera levantado…
    ¿Qué pasó? ¿Quién lo habrá matado?...

    Preferí no descubrirlo, me dirigí a mi cuarto, entre en el, y recosté amablemente…
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  2.  
    Erzabeth

    Erzabeth Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    28 Marzo 2011
    Mensajes:
    1,272
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cabos sueltos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    387
    Capítulo uno.

    Me volví a levantar, ya era de mañana obvio.
    Me dirigí hacia la ventana, y había demasiada gente ahí, observando el cuerpo. Luego bajé, y mi madre me observó.
    —Hija-Dice agotada-Dime que no has sido tú…-Dice entre cruzando las manos y casi llorando de tristeza.
    — ¿Qué te hace pensar eso?-Pregunté, pero luego pude notar que todos me veían a mi.
    —Am… no se, déjame ver… ¡Que fue arrojado desde tú ventana!-Dijo esta más alterada que la primera vez, obvio que yo no había sido.
    —Claro que no madre…-Conteste secamente, no tenía ganas, ni fuerzas para hablar, había un asesino en mi casa, y tenía que descubrirlo, todo por precaución.

    Me doy media vuelta, y avanzo hasta la cocina por un trago de agua. Pero algo me llamó la atención, un pequeño listón rojo, manchado de un líquido del mismo color, sangre, pero da la casualidad, de que este listón es mío.
    Ahora me doy cuenta, ¡Alguien me quiere culpar!, ¡Oh, pero qué injusticia! Pero esto, no se quedará así.

    Bien, la gente se marchó rápido, ahora nada más faltaba una charla familiar, ¿Y qué creen? La hubo…

    —A ver- Menciona mi madre sentándose con una taza de café en la mano- Díganme, ¿Quien lo ha hecho?
    —Quien lo hiso, es obvio que no lo dirá Juana.-Pronunció mi padre, Jonathan.

    Todos callamos, ciertamente, estoy sospechando de todos…
    Pero, ¿Cómo descubriré al culpable? No lo sé… lo que sí sé, es que yo soy inocente… y sea el que sea, yo lo descubriré.
    —Hijas, ustedes dos ¿No han visto nada sospechoso?-Pregunto seriamente.
    —No- Contestamos al mismo tiempo, aunque me hermana pequeña, Verónica, parecía un poco preocupada… ¿Será ella la culpable?

    — ¿Seguras?-Volvió a preguntar, seguramente notó lo nerviosa de Verónica.

    —No…-Contestó ella de nuevo, ahora un poco más calmada.

    Mi mamá y mi papá se dirigieron a su habitación, y yo y Verónica nos quedamos en la sala, seguro ella era la culpable…
     
    • Me gusta Me gusta x 5
  3.  
    Erzabeth

    Erzabeth Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    28 Marzo 2011
    Mensajes:
    1,272
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cabos sueltos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    640
    Bueno, no me quedaría para averiguarlo, hoy tenía clases, así que como todas las mañanas, me dirigí a mi habitación, ya era bastante tarde, debía bañarme, cambiarme, y tener que marchar, seguro lo hacía en menos de media hora.

    Ya en mi colegio. Bostecé al menos unas tres veces en cada minuto, necesitaba dormir un poco. De hecho, lo hice, pero desafortunadamente, en cada clase que dormía, el maestro me despertaba ¿Qué tienen en contra de el sueño? Personas insensibles…

    —¿Cómo fue?—Preguntó mi compañero Edward, al acercarse a mi.
    —¿¡Cómo fue!?—Pregunté confundida yo, tenía el presentimiento, de que trataba del ¨asesinato¨, de mi tío.
    —¿Cómo lo mataste?—Ahora si lo comía a mordidas ¡El también creía que yo lo maté!

    Me lance encima de el a media clase, tome mi cuaderno de apuntes y empecé a golpear y golpear, sinceramente no se que golpeé, sólo se que al parecer, sufría.

    —¡No!, ¡Hay, hay!—Gritaba este con dolor, mientras sujetaba mis manos y arrancaba mi cuaderno de ellas.
    —¡Suéltame, que yo no he matado a nadie!—De un silbido, entendí que estábamos a media clase. Mi maestra nos observo, otros, empezaron a silbar así notar que me encontraba encima de el, mi maestra solo me levantó, y de castigo, nos puso TODA la hora de clases parados de cabeza.

    —La sangre se me sube a la cabeza…—Pronuncie hacia mi amigo.
    —Entonces… si no fuiste tu ¿Quién?—Preguntó de nuevo metiéndose en mis asuntos, sin embargo, era mi mejor amigo, tenía que contarle.

    Mi relato fue breve y conciso, ¨Yo no fui¨, después de eso le conté la verdadera historia, supuse que me entendió, y mencionó lo mismo que yo había dicho antes, ¨Seguro, mi hermana sabía algo de esto¨.

    Después de la clase de la ¨Vieja¨ que nos puso de cabeza, tocaba ¨Matemáticas¨, mi materia favorita debo decir, pero hoy no tengo ni el mínimo interés en entrar a las demás clases.

    —Vamos que se nos hace tarde— Dijo Edward tomándome de la mano y arrastrándome hacia el salón, aproveche un momento de debilidad, y lo jalé hacia afuera, no pensaba entrar, pero tampoco me quería quedar sola, además, el me podría ayudar un poco con ¨El asunto¨.

    —¡Oye!—Dijo al momento en que lo jale, yo le explique que teníamos que averiguarlo, pero el seguía terco con entrar al salón.

    —El… maestro…—Pronunció mientras lo jalaba de la corbata roja que formaba parte de su uniforme.
    —Basta… ¡Tienes que ayudarme!, ya te conté la historia, ya estas involucrado.

    Después de pensar, pensar, y pensar en ¿Quién podría ser el culpable?, decidimos irnos a la cafetería por algo fresco, jugoso y rico.

    —Me da una hamburguesa por favor—Pedí al centro de la barra, siendo atendida por la ¨Dueña¨ de la cafetería.
    —¡Óyeme!, has dicho ¨Fresco, jugoso y rico¨, no algo caliente, hm… muy jugoso, pero de grasa, y además, no es rico.

    Me alejé de su negatividad, y empecé a comer un poco de mi hamburguesa, y empecé a analizar las cosas. Mi tío, no se pudo suicidar, ya que su cuero marcaba golpes y quebraduras de hueso, como si alguien lo golpeara, mi hermana, ella estaba dormida, pero, aún así, cuando le preguntaron se puso muy nerviosa, mi madre, ella igual estaba dormida, pero puede que haya aparentado estarlo, mi padre, era su hermano, el nunca lo hubiera matado, y al final, quedaba yo, pero yo soy yo, yo nunca he matado a nadie… ¿O si?
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  4.  
    Beautiful Blue Moon

    Beautiful Blue Moon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    24 Julio 2010
    Mensajes:
    373
    Pluma de
    Escritora
    Carajo!pero entonces quien fue?O_O Cada segundo estoy mas confundida.
    Con respecto a errores,no detecte nada grave salvo una cosa:
    Ya en mi colegio. Bostecé (<---tu escribiste)
    Ya en mi colegio, bostecé (<---creo que va asi ;))
    Solo pusiste un punto donde yo considero que va una coma ya que lo que haces es una pausa para continuar diciendo lo que hizo en el colegio.
    En fin,nena me encanta la trama y vaya que esta ardiente! Quien sera el verdadero asesino?-mmm-O.o
    Nos leemos luego, besos y byebye!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Datenshi

    Datenshi Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    28 Mayo 2011
    Mensajes:
    63
    Pluma de
    Escritora
    esta inteesante tu fic pero como puede ser que no sepa si a matado a alguen eso se suele saver xD estoy esperando la continuacion y gracias por invitarme espero qeu me avises cuando suvas el proximo y perdona la demora
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Erzabeth

    Erzabeth Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    28 Marzo 2011
    Mensajes:
    1,272
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cabos sueltos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    442
    Después de que el pidió una gelatina, nos sentamos en la banca que se encontraba a un lado de la barra de la cafetería, y empezamos los dos a analizar las cosas. No duramos poco en quedar de acuerdo con hablar con mi hermana, pero bueno, eso lo tendríamos que hacer cuando salgamos de clases… ¿O no?

    —Vamos a saltarnos la cerca…—Sugerí a mi amigo, el cual sólo me miró como si estuviera loca o algo parecido.
    — ¿¡Estás loca!?—Me dijo este mientras tallaba sus lentes de contacto con su camisa.
    — ¿Loca?, mira quien lo dice, el chico que lleva más de cuatro pares de pantalones en la mochila—Pronuncie al intentar cargar su mochila, la cual estaba llena de libros, lápices, plumas y pantalones.
    —Oye… no es mi culpa que mi madre los meta en mi mochila, tiene miedo de que algún día me quiten los pantalones y me quede en ropa interior…

    Luego de tener una ¨Charla emocional¨ sobre todo lo que le hacia su mamá, era mi turno de expresarme yo.

    —Vaya que es mala… pero no supera a mi madre…—Le mencioné mientras el volvía a limpiar sus anteojos con su camiseta.
    —No te creo…—Mencionó este, luego, le empecé a contar mi relato, si, aquel relato que me daba miedo contar.

    Todo comenzó un día normal, mi mamá decidió ir a la ciudad a comprar un par de zapatos, dado que los suyos ya no le satisfacían. Sólo había un estacionamiento libre, y un carro nos lo quería ganar.
    — ¡Lánzate hija!—Mencionó mientras me sacaba del auto y me obligó a acostarme en el pavimento caliente.
    Un señor, el cuidador de los autos, se acerco a mi espantado y me dijo
    — ¡Señorita!, ¿Se siente bien?—Preguntó mientras me observaba y empezaba a lanzarme aire con su gorra.
    —S-Si—Dije con dificultad, el pavimento me quemaba—Sólo que mi mamá se fue a dar la vuelta para estacionarse, yo le aparto el campo—Dije, mientras el señor me veía acostada en el pavimento formando una estrella, y solo se alejó. Todos me observaban como si fuera entretenimiento callejero… que vergüenza.

    Y ese fue mi relato, mi amigo sólo me observo, y acepto su derrota.

    —Esta bien, pero eso no es ser mala… es estar mal de la cabeza…—Dijo con algo de vergüenza, pero ¿Qué le vamos a hacer? es la verdad…
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  7.  
    Beautiful Blue Moon

    Beautiful Blue Moon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    24 Julio 2010
    Mensajes:
    373
    Pluma de
    Escritora
    O_O la hizo acostarse en el pavimento? Concuerdo con el chico.Eso no es ser mala es tener flojos los tornillos principales del CPU.
    Muy interesante tu historia y WOW le pone pantalones en la mochila? Jajaja me recordo a la madre de Fred en ICarly jejeje.
    Espero la conti pronto.
    Besos byebye!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    HateEater

    HateEater Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Junio 2011
    Mensajes:
    271
    Pluma de
    Escritor
    Muy interesante ^^ me parece un gran misterio, que puede que se tarde un rato en resolverse, ahora falta revisar los hechos y motivos, que su madre le falten varios tornillos no la hace asesina ¬¬....lo que me inquieta es que puede que no sea un familiar
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Datenshi

    Datenshi Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    28 Mayo 2011
    Mensajes:
    63
    Pluma de
    Escritora
    jajaja vay amade jajaja suerte qu ela mia no es asi, mejor dicho como ninguna de las dos... pero que madre le pone 4 pares de pantalones a su hijo en la mochila... madre mia... vay atonteria... enfin avisame cunado haya conti ^^
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Erzabeth

    Erzabeth Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    28 Marzo 2011
    Mensajes:
    1,272
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Cabos sueltos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    311
    Bien, debo aceptar que pasamos todo el tiempo hablando, y así, fue como en verdad nos fuimos a mi casa a la hora de salida.

    Todo iba muy tranquilo, llegamos a mi casa, y saltó mi hermana desde el techo que teníamos de tejaban.

    — ¡Cuyá!—Gritó mi amigo al recibir a mi hermana en brazos. Después de hacerle toda una escena de burla por su grito de niña, decidimos encaminarnos hacia la entrada y sentarnos en un lugar privado.

    —Bien, puedes sentarte ahí—Mencioné señalando mi cama, en la cual, obviamente dormía.
    Mi amigo sentó cómo lo ordené yo, y nos pusimos a platicar, todo era muy confuso, no sabíamos a quien apuntar de culpable, así que llamamos a mi hermana, para platicar sobre el tema principal.

    —¿Tú… viste algo?—Pregunté a ese bulto que se encontraba encima de mi cama.
    —No…—Mencionó mientras abrazaba a su osito.
    La retiré de mi habitación… y continuamos con la plática.
    —Curiosamente… ella sólo abraza a ese oso cuando tiene miedo…—Pronuncié dirigiéndome a mi amigo.
    Mi amigo sólo me observó y me pidió que me sentara, tomara un poco de aire, y de nuevo hablara. Si, el igual notó que estaba nerviosa, pensativa y con miedo, supongo que era por que tenía miedo de que la culparan, al fin y al cabo, sólo era una niña, así que ella quedó eliminada de la lista de ¨culpables¨.

    Bien, quedan sólo dos culpables… mamá y papá, o al menos que alguien se haya metido a matarlo… ¿Pero quien? Obvio, mi mamá no lo hizo, no lo creo, menos mi padre… entonces, las piezas encajan una ves más, ¡Alguien se metió a matarlo!
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso