Armor Teens Monster Hunters

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Dexolewuz, 11 Septiembre 2014.

Cargando...
?

¿Quieren más episodios?

  1. Me gusta mucho, paa cuando la siguiente

    0 voto(s)
    0.0%
  2. Es bueno, pero tómate tu tiempo

    0 voto(s)
    0.0%
  3. Me entretuvo un rato, sólo un rato

    0 voto(s)
    0.0%
  4. (En el peor de los críticas presionar aquí)

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Dexolewuz

    Dexolewuz Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    30 Marzo 2012
    Mensajes:
    40
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Armor Teens Monster Hunters
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3768
    Continuación de Thunder Time: El Gran Legado, acompañamos a Ryoto, a Naomi, Steve y a los demás chicos en esta nueva lucha contra las fuerzas del Seorimem Tlas, que anteriormente se cobró la vida del Prayor Xiomorfo, y que trata de destruir la paz de la ciudad de Darkon Parxis.

    Cada uno de nuestros héroes encontrará nuevos sentimientos y nuevos poderes, ya que pronto descubrirán que sus armaduras no serán suficiente para los diversos enemigos que irán apareciendo aparte de su némesis.

    Luego, dispositivos secretos creados por los primeros científicos que vivieron durante los primeros años de Darkon Parxis, serán buscados por nuestros hérores para evitar que su poder sea utilizado para liberar al ente oscuro encerrado en lo profundo del desierto Shinda.

    Acompáñenos en esta nueva aventura y... ¡KROSS UP!

    —————————————————————————————————————————————————————

    Si bien, la historia de Thunder Time no está terminado, este primer capítulo es sólo un piloto, si les gustaría que publique el capítulo completo no duden en darle me "Pulgar Arriba", eso me ayudaría mucho. Gracias.

    —————————————————————————————————————————————————————

    Un mes había pasado desde que acabamos con Xiomorfo y sus planes por destruir Darkon Parxis y gobernar la Tierra; sin embargo, su muerte no habría puesto fin a una amenaza mucho mayor y que se encontraba oculta en el misterioso desierto Shinda, en donde se es difícil salir con vida, y donde se encontraba el laboratorio abandonado N° 13.

    Según nos informaron, hubo más personas que fueron víctimas del Zhioramonio debido a las repentinas desapariciones que sucedieron durante los últimos años; y si eso era verdad, entonces no hay duda de que nuestra lucha contra este oscuro ser sólo había empezado.

    Ryoto Takayuki

    ———————————————————————————————————————————————————————


    EPISODIO I

    El primer amanecer, comienza la caza



    El primer día, o al menos, el primero luego de cuatro largas semanas de reconstrucción debido a la batalla contra las criaturas que Xiomorfo mandó en el pasado, cuando este era el gobernador de Darkon Parxis. En fin, en la entrada había una gran estatua en honor a Takeru Miyasato, el cual recibía a los alumnos de la academia Future Advance, pero todos lo veían como un criminal, ya que fue su proyecto el que causó que la ciudad fuera apartada del mundo durante catorce años, bueno, casi todos, ya que entre ellos estaba ni más ni menos que su hija, Naomi, quien esperaba a sus amigos y compañeros de equipo.

    - No puedo creer que tenga que cargar con esto, pero supongo que eso hubiese querido mi papá –mirando a la estatua con una sonrisa.

    - Hola, Naomi –llegando desde la derecha-. Que gusto verte a esta hora.

    - Falta poco para que comience las clases, ¿por qué demoraste tanto, Sayumi?

    - Lo siento, lo que pasa es que no podía encontrar a Tora por ningún lado.

    - Oh, te refieres como ahora.

    - ¡¿Qué?! Pero, si le tenía hace rato sujetado de la mano.

    - Pues parece que eres más distraída de lo que pensaba.

    - Por favor, no seas tan dura con ella.

    - ¿Ah? –Naomi voltea y se sorprende-. Ay, no puede ser.

    Desde el lado izquierdo de la calle venía el inigualable pero también estúpido Steve Farley, quien traía a Tora cargando de su espalda.

    - La próxima vez asegúrate de ponerle un chip en su cuello cuando duerma.

    - Hola hermana.

    - Ay Tora, sí serás… Bueno, muchas gracias Steve.

    - Ahm –se sonroja-. Este… no fue nada. Yo…

    - Oigan –cambia de tema Naomi-. ¿Alguno de ustedes ha visto a Ryoto?

    - Creo que está con la hija del Prayor –dice Tora-, ya que me contó de que este quiso que él fuese su guardaespaldas.

    - Yo creo que el que va a necesitar ayuda será él.

    Naomi no podía tener más razón. La hija adoptiva del rechoncho, pero poderoso Prayor, era un caso especial, porque a pesar de ser rubia, con rulos y siendo de la clase alta, siempre mostraba su compasión hacia los demás a través del dinero, y con esto me refiero a que Ryoto estaba con ella en el nuevo centro comercial “Free Ways” ayudándola a cargar los regalos que ella compraba.

    - Jovencita, por favor, ya hemos pasado por quince tiendas y pronto llegaremos tarde a clases. ¿En serio es necesario tantas cajas?

    - Escúchame Ryoto, por si no te has dado cuenta aún, tú y yo estamos saliendo, o eso es tu papel encubierto mientras me cuidas. Además, estos regalos son para los pequeños de la academia, porque hay que comenzar el nuevo año con un buen obsequio, ¿verdad?

    - Sé que su papá me dijo que la protegiera, pero aquí usted corre más peligro que en la academia.

    - Vaya que eres adorable –y lo abraza.

    - Jovencita, por favor, se hace tarde.

    - Oye recuerda, mi nombre es Natsuki, Natsuki Asanuma. Si me dices jovencita, parecerá que solo eres mi guardaespaldas.

    - Pero eso es lo que soy, soy su…

    Natsuki le tapa la boca, porque pudo notar que varias personas con cámaras los espiaban, y la reputación de esta chica era muy conocida en todo Darkon Parxis, y no permitiría que fuera vista como una solterona sin pareja.

    - Escucha, ayúdame a conseguir este último regalo, está en la repisa de arriba.

    - ¿Por qué tan alto? Un niño no podría llegar allí arriba.

    - No tiene que hacerlo, ahora ve, o te daré un beso frente a las cámaras –susurrándole al oído-. Oh, gracias por ofrecerte, eres tan genial –diciéndolo muy forzado.

    - No creo que un niño quiera una batidora como regalo. (Sus ojos celestes me asustan, son tan claros que parecen de un fantasma).

    Ryoto empieza a trepar por los estantes, mientras que Natsuki sonreía haciendo creer que no había nadie observándola. Al llegar, Ryoto recoge la caja y vuelve a descender; sin embargo, en un mal descuido pierde el equilibrio y por accidente hace caer una de las repisas cargadas con artefactos eléctricos. El pasillo era un desastre, pero de entre las cajas, Ryoto sale con la batidora en la mano.

    - Wow, eso sí que estuvo cerca. Bueno, ya es hora de irnos señorita Asanuma –no recibe una respuesta-. ¿Señorita Asanuma?.. Oh, Dios mío ¡Señorita Asanuma! –y se dispone a buscar entre las cajas.

    Busca por un largo rato, siendo observado por las personas que se reían de su accidente; y cuando Ryoto teme por lo peor escucha un claxon muy particular, y sabía a quién le pertenecía.

    - Señorita Asanuma, me alegra mucho de que este bien.

    - Es cierto, ya que si algo me pasara, lo pagarías con tu cuello.

    - No se preocupe, no volverá a pasar –voltea a ver el resto de la limosina-. Bueno, será mejor que nos vayamos.

    - Ehm, sí, sobre eso.

    - ¿Qué pasa? No me diga que aún no acaba con sus compras.

    - No, no es eso, es que ya no hay suficiente espacio para ti –viéndolo confundido-. Por favor, no te sientas triste, la batidora aún puede entrar.

    - ¡¿Pero qué...?! –quitándole el artefacto de sus manos.

    - Chofer arranque –se escucha el motor encenderse-. Será mejor que te apresures, las clases comenzarán en un minuto.

    - Pero está a diez calles de aquí.

    Natsuki ve desde su ventanilla a algunos fotógrafos que aun la observaban, y en respuesta a ello le da un beso en la nariz a Ryoto.

    - Adiós mi corazón, espero tu regalo después de clases –y se aleja en el móvil.

    - ¡No me puede dejar aquí! ¡Óigame! ¡Natsukiiiiii!

    Y la vista se aleja al cielo, haciéndose saber que el primer día había comenzado para nuestros héroes, los Armor Teens.



    Opening: World is mine, Hatsune Miku

    Pues sí, este fanfic, el cual espero escribir más episodios, me pareció que tenía ritmo con esta canción, imagínense la historia narrado con esta canción. Sólo hasta el primer grito de Miku Aquí el link:




    Nuestra historia comienza, como bien se mencionó, en la academia Future Advance, los alumnos caminaban entre los pasillos, las risas que se escuchaban daban vida al ambiente, en el enorme patio se daban partidos de diferentes deportes que lograba que los chicos y chicas se conectaran más. Finalmente, luego de cuatro horas de clase suena la campana para el refrigerio. Habiendo más de cincuenta mesas en el único centro educativo de todo el distrito de Arquinna, Naomi es la primera en sentarse y esperar a sus demás compañeros.

    - Supongo que otra vez volvieron a perder a Tora.

    - Sí, es verdad, no les digas que estoy aquí. ¿Me invitas un poco de tu helado?

    - ¡Tora! ¿Desde cuando estás allí? Y para qué preguntas si ya te lo estás comiendo –viéndolo desvanecerse en su estómago.

    - Más o menos el mismo tiempo que este chicle pegado, hace 10 minutos. Gracias por el helado.

    Naomi raras veces llevaba falda, y está no era la ocasión por la que la presencia del pequeño loco por el fuego no lo incomodaba.

    - ¿Sabes si tu hermana tiene noticias sobre el Seorimem Tlas?

    - Porque no se lo preguntas tú misma, ¿me invitas tu sándwich?

    Y entonces aparece el resto del grupo, Steve acompañaba a Sayumi, quien parecía ignorarlo desde la puerta norte, mientras que Ryoto venía cargando los regalos de Natsuki mientras esta los repartía.

    - Hola chicos –decía todo agotado-. Yo los alcanzo en un momento.

    - Que no se te olviden traer también los que están afuera en el patio.

    Sayumi se reía mientras observaba perdidamente al chico del espacio, algo que a Steve lo molestaba un poco.

    - Sayumi, dime que pudiste encontrar información sobre el Seorimem Tlas. ¡Tora, esa es mi comida!

    Pero antes de que la rubia le respondiera, sus relojes empezaron a sonar. Entre los cuatro forman un círculo cerrado alrededor de la mesa para evitar sospechas, y Naomi responde la llamada del Prayor.

    - Hola chicos, ante todo buenas tardes, ¿cómo están pasando su primer día de clases?

    - Ehm, estimado Prayor, ¿se encuentra bien?

    - Mi hija, está comportándose tan bien como siempre, espero. Ryoto tiene la obligación de quedarse con ella todo el día de clases, así lo ordene yo.

    - Déjamelo a mí Naomi –tomando Steve la conversación-. ¿Sabía que hay un monstruo atacando la ciudad y necesita que nos ocupemos de él?

    - ¡¿Pero por qué le dices eso?! –grita Sayumi.

    - Porque lo puedo ver desde aquí.

    A lo lejos, encima de un techo ubicado en la Avenida XI, la zona más poblada y concurrida, se encontraba un minotauro rojo sosteniendo un gigante mazo de madera de roble, el cual lo usaba para destruir las pistas y los edificios. Los gritos de la gente llegaban hasta la academia, y los alumnos que estaban en el cuarto piso almorzando se apoyaron por las ventanas gigantes a ver el desastre que estaba causando.

    - Y bien –le dirige el Prayor la palabra a Naomi-. ¡¿Qué están esperando?! Hay un monstruo suelto y ustedes sólo están pensando en comer.

    - ¿Pero qué hay de Ryoto?

    - ¡Acaso tengo que encargarme yo de sus problemas! ¡Sí, también tiene que ir!

    El Prayor cierra la conversación muy amargo, y entre los cuatro aún trataban de entender que había pasado.

    - Realmente no soporto a ese señor.

    - Ya no importa eso Steve, debemos irnos pronto a detener a esa criatura –y llama a Ryoto desde lejos-. ¡Ryoto, tenemos una emergencia, ven rápido!

    - Pero qué dirá el Prayor cuando deje a Natsuki sola.

    - Ya no importa, déjala.

    Ryoto bajó despacio las cajas y trato de irse de puntillas a espaldas de Natsuki, pero ella no era tonta; bueno, no del todo.

    - Oye, no puedes dejarme aquí, aún falta 200 regalos más que repartir.

    Entonces, ante la desesperación, él se toma un respiro, le mira directo a los ojos, y le responde...

    - Es cierto señorita, por lo que esta manera acelerará las cosas... Sayumi y Tora te ayudarán por mí.

    - ¡¡¡Siiiiiií!!! ¡Regalos! –responde Tora entusiasmado.

    - Jamás haría esta clase de favores, pero por ti, está bien.

    Steve volvió a gruñir, Naomi se acerca y le jala de la mano a Ryoto, y entre los tres salen del lugar.

    - ¿Y cómo se supone que lleguemos hasta allá? –pregunta Steve muy amargado-. Es muy arriesgado transformarnos aquí fuera de la academia.

    - No te preocupes, yo tengo una idea.

    Ryoto saca lo que parece ser la llave de un vehículo, y no cualquier vehículo, sino el móvil de la hija del Prayor.

    - ¿Cómo conseguiste que el chofer te las diera?

    - No lo hice. En estos momentos él los está buscando en otra parte, por lo que no hay nadie vigilando. Démonos prisa –se suben rápido y se abrochan los cinturones-. Toma Steve, es tu turno.

    - Acabas de alegrarme el día.

    Y juntos van a gran velocidad por las calles Trimon y Castve para llegar hasta donde el minotauro. Esta criatura soplaba humo por la nariz, sus cuernos estaban deformes y muchas vendas cubrían sus muñecas y cintura. En fin, Steve tomó un atajo que los llevó a volar por encima de un estacionamiento del centro comercial, Naomi y Ryoto estaban asustados cuando de pronto, yendo a gran velocidad, llega a frenar justo a tiempo antes de chocar contra una columna del tren eléctrico.

    - ¿Qué? Creyeron que iba a destruir la limosina.

    - No lo sé, en tus videojuegos no hacías eso siempre.

    - Sí, pero esto es la vida real, jamás mezclo lo real con lo increíble –entonces escucha el grito de la criatura-. La zona ha sido despejada, es un buen momento.

    - Sí, es cierto –afirmando Naomi su observación-. Ya es momento, ¿listos?

    Y ambos chicos levantan sus relojes, que de pronto se transforman en los morfos X, y con un fuerte grito activan los trajes Armor.

    ¡¡¡¡KROSS UP!!!!

    Los morfos entonces cubrieron los cuerpos de los tres jóvenes con la sustancia Z, otorgándoles armaduras conformadas por hombreras, rodilleras, todo el torso, y finalmente, el casco Omega X, el cual llevaba el símbolo correspondiente de cada Armor Teen.

    - Yo soy Light Swan –identificándose Naomi con su traje.

    La suya es color blanca con rayas celestes en diversas partes de la armadura, siendo la Armor Teen 1, la líder. Su arma principal es la "Espada de la Luz", el cual se transformaba en la increíble Saturm, el espada legendario; bueno, sólo si él o la portadora llevara una causa noble.

    - Yo soy Gun Ranger –sacando dos escopetas de su espalda.

    Él lleva una armadura plateada con símbolos de balas en su pecho formando una X. Su inventario es realmente largo, pero siempre lleva estas dos armas al empezar un combate. No se sabe que clase de sorpresas puede llevar en su Code List (inventario de armas), al igual que sus demás compañeros, pero se tiene por seguro que siempre sacará un arma de fuego de potente poder. Él es el Armor Teen 2.

    - Y yo soy Thunder Time –mirando con emoción al gran minotauro.

    Siendo un misterio el poder de su armadura azul, decorado con rayos celestes y blancos en todo su cuerpo. Su velocidad le permite, incluso detener el tiempo por unos minutos, pero hacerlo le obligaría a usar su regulador de moléculas el cual se vuelve inestable. Su arma es un sable, bautizado con el nombre Relámpago, delgado y largo, cuya hoja es curveada y capaz de cortar hasta el metal más fuerte, incluso el Zhioramonio. Él es el Armor Teen 3.

    - Recuerden, no es un ser vivo, sólo es un proyecto viviente del laboratorio 13 –mirando los datos recibidos en la pantalla del casco Omega.

    - Entonces déjenme ser el primero en acabar con esta tarea.

    - No, espera.

    Siendo inútil el uso de palabras de la líder, Steve llama la atención de la criatura disparando al aire, y luego cerca de su posición. El monstruo, que aplastaba y destruía muchos vehículos, voltea con rabia y al verlo alza su enorme mazo y lo lanza con toda su fuerza. Steve logra analizar el ataque gracias a su casco y con la ayuda de las botas de la armadura logra dar un salto lo suficientemente alto para seguir avanzando.

    - ¡Cuidado! –le avisa Ryoto a Naomi.

    Entonces ambos saltan a los costados, y el mazo termina chocando a una de las columnas del tren eléctrico, dejando grandes rajaduras. Luego de eso, el mazo desaparece y vuelve a aparecer en la mano del minotauro, quien se desahoga con un grito.

    - No te preocupes, que aquí estoy –y alza ambas armas-. Toma esto. ¡Double Fireshot Gun!

    Las escopetas empezaron a vaciar un montón de balas en el pecho de la criatura, quien por el destello de estas cae sin poder reaccionar.

    - Lo ven, ha sido realmente fácil.

    Naomi coloca sus manos en su cadera mirándolo como si hubiese tenido razón, pero al ver a Ryoto, este niega completamente el comentario de Steve. De pronto, la criatura vuelve a abrir sus ojos rojos, sacudiéndose para quitarse al jovencito de encima, y Steve, al perder el equilibrio sale de su perímetro.

    - Miren –dice Ryoto-, sus heridas se están desapareciendo.

    Sorprendente, todos lo agujeros que le dejó Gun Ranger se estaban cerrando, siendo reemplazados todas sus heridas por una piel de metal, haciéndolo lucir todavía más feo. Steve no se rinde y vuelve a disparar a voluntad.

    - ¡Double Fireshot Gun! –y se mantiene así por un largo tiempo-. Vamos, por qué no te mueres.

    - Parece que el cuerpo del monstruo se ha adaptado a las balas de sus escopetas.

    El minotauro de un salto cae cerca de Steve y con su mazo lo lanza hacia un auto destruido. Naomi y Ryoto van entonces a ayudarlo confundiendo la vista al minotauro, aunque este no parecía interesarle pelear más con los Armor Teens, así que en forma de embestida quiso dar un último ataque.

    - Ryoto prepárate –sacando este su sable-. Relámpago y tú destruyan esas capas.

    Corriendo en dos patas, su velocidad parecía variar de menor a mayor, y ambos jóvenes se preparaban esperándolo, y cuando notan que el minotauro salta para dar con todo con ambas manos sujetando su mazo...

    - ¡Ryoto, ahora! –sacando ella también su espada.

    Ambos entonces saltan, y Thunder Time, haciendo honor a su nombre, usa su velocidad para empezar a cortar los pedazos de metal adheridos a su cuerpo; y Light Swan, termina con el ataque cortando ambos brazos y su cabeza, cayendo el monstruo como un saco de carne.

    - Lo logramos –guardando Ryoto su arma.

    La sangre no parecía existir en esta clase de monstruos, dejando caer sólo un enorme charco negro.

    - ¡Qué asco! –viene Steve acercándose-. ¿No pudiste simplemente cortarle la cabeza? –voltea a ver el mazo sobre la mano de la criatura-. ¡Tú! –y vuelve a disparar-. No dejaré que quede rastro de ti.

    - ¿Y quién es el dramático ahora?

    - Déjalo, pues cuando se trata de un enemigo peligroso, siempre hay que asegurarse que esté completamente...

    La voz de Light Swan, la líder, entonces bajo de volumen cuando vio que la sustancia negra empezó a regresar al torso de la criatura, y con ello, las otras partes desparecieron para volver a unirse al cuerpo cubierto de metal rojo.

    - ¡¿Cómo puede ser posible?! –grita Naomi desesperada.

    - Tranquila, mira el lado bueno –entonces ambos lo miran-. Al menos el mazo sigue destruido.

    Entonces, de la mano del minotauro empezó a salir gran cantidad de sustancia negra formando un mazo de metal.

    - Yo y mi bocaza.

    Los tres se pusieron en posición de ataque, pero como antes dije, el monstruo decidió ignorar a nuestros héroes y se dio la vuelta para ir hasta una de las columnas del tren eléctrico, donde empezó a trepar hasta subirse a los rieles.

    - Hay que evitar que destruya el lugar –viendo el estado de la estación del tren-. Tenemos que enfurecerlo y hacerlo que baje.

    A lo lejos se podía escuchar el tren de las 12, siendo la hora en donde muchas personas usaban este medio de transporte. El monstruo tomó su mazo y empezó a golpear los rieles, que al ser construidas con Zhioramonio, ofrecían resistencia.

    - Rápido, debemos detenerlo –y entre los tres saltan y caen sobre los rieles también.

    El minotauro se da cuenta de su presencia y empieza a correr, al mismo tiempo que golpeaba el suelo con su herramienta.

    - Ryoto, llama a Sayumi para que detenga el tren, no podemos arriesgarnos a que el tren venga y cruce por aquí.

    Mientras tanto, pasando apenas diez minutos de los veinte que dura el refrigerio. Sayumi y Tora habían terminado de ayudar a Natsuki de repartir los regalos, y estaban a punto de tomar sus respectivas loncheras...

    - Qué bueno que esto termino –decía toda exhausta.

    - A mí también me alegra, porque mira lo que me regaló –mostrándole una batidora.

    En ese instante, suena el celular de la rubia, cuyo número en la pantalla reconocería al instante.

    - Dime corazón, digo, Ryoto. ¿Ya derrotaron a esa criatura?

    - Ehm –confundido ante su saludo-. Hola, también me da gusto hablar contigo –sonando un poco raro su voz-. Y no, en realidad necesitamos tu ayuda, necesito que entres en el sistema de la línea 5 del tren y detengas todas las locomotoras.

    - ¿Qué? ¿Por qué?

    - Por favor, no hay tiempo, simplemente hazlo.

    - Ok, está bien, pero luego tendrás que darme un dulce y sublime be... –entonces Ryoto cuelga-. Bueno, supongo que ya lo sabe. Tora, quiero que cuides mi almuerzo hasta que vuelva –ve que su hermano derrama saliva-. Dije cuidar, ¿entendiste?

    - Sí, sí, sí, no te preocupes.

    Y Sayumi sale toda dudosa con respecto a su decisión de dejar su comida al cuidado su hermano. Luego, aparece en la sala de computación, donde saca un USB de su larga trenza y lo conecta a una de las computadoras.

    - Es hora de usar mi talento para el amor, y con amor me refiero a matar códigos de seguridad.

    —————————————————————————————————————————————————————

    ¿Podrá Sayumi detener el tren?

    ¿¿Los Armor Teens tendrán éxito en destruir al minotauro?

    ¿Qué hará Tora con una batidora?

    Todas estas preguntas tendrán respuestas en la segunda parte.



    P.D. Hasta un nuevo capítulo que vendrá de alguno de mis otros fanfics, y no crean que es de las PPGZ, ya que no he comenzado a escribir la continuación, así que si quieren dejen su comentario de cual podría ser y de que podría tratar, los retó a adivinar, ya que puede ser muy predecible. HASTA LUEGI.
     
    Última edición: 11 Septiembre 2014

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso