1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

Antologia de Cuentos de Geass

Tema en 'Fanfics Abandonados de Temática Libre de Anime' iniciado por Ani Swarovsky, 29 Junio 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Ani Swarovsky

    Ani Swarovsky Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    3 Junio 2011
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Antologia de Cuentos de Geass
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    3702
    -Titulo: Antología de Cuentos de Geass.
    -Género: Romance, Fantasía, Acción/ Épica, Drama, Misterio/ Suspenso, Humor, Amistad, Tragedia.
    -Clasificación: T (+13 y más)
    -No. De palabras: 3, 337 palabras en este capitulo.
    -No. De Capítulos: …
    -Resumen: Una colección de cuentos hechos por mí, romance, fantasía, acción, drama, pero sobre todo fantasía, ideas basadas en los cuentos de los hermanos Grimm. Lelouch x C.C, Suzaku x Euphie, Milly x Rivalz, Rolo x Shirley, Nunnally x Rai.

    Libro 1: Nieve y rosas.

    Capitulo I: Prólogo, Nace la luz.

    En medio de un paraje nevado, dentro de un castillo, caminaba una bella y esbelta mujer, alta, de tez pálida, sus ojos azules contrastaban con sus labios carmín, al igual que con su larga y negra cabellera brillosa como el ónix. Se paseaba por los jardines nevados de la villa de Aries, observaba la fuente en el centro del jardín, entonces ella imaginaba a unos niños jugando por los alrededores, Marianne sonrió, cuando algo completamente fuera de lo normal llamo su atención, una pequeña rosa roja desafiando al frio y crudo invierno, Marianne observo el capullo rojo con sus cálidos ojos azul zafiro y toco suavemente los tiernos y sensibles pétalos rojos con las yemas de sus dedos, entonces sin darse cuenta se pincho con las espinas del tallo, y unas dos gotitas cayeron en la blanca nieve, Marianne observo su dedo pinchado, observo las gotitas de sangre en la nieve, y cerró los ojos, ella deseo tener un hijo primogénito, un niño el cual tuviera el cabello negro como el ébano, su piel tan blanca como la nieve, pero sobre todo que tuviera los profundos y misteriosos ojos violeta que tenía su marido, el emperador Charles del imperio Geass, que fuera un niño hermoso, bondadoso y virtuoso, mientras deseaba eso puso su mano en su vientre, un copo de nieve cayó en la mano que estaba posada sobre su vientre.
    Pasaron un par de años y la emperatriz Marianne quedo embarazada de su primer hijo varón, estaba muy feliz, mientras que el emperador Charles, su marido, estaba completamente conmocionado, porque por primera vez iba a ser padre, y de un varón. Se veía a la pareja de amantes paseándose en los jardines de la villa, cuestionándose sobre el nombre de su primer hijo. “Lelouch” ese sería su nombre. Por lo tanto a los dos les gusto.
    El niño nació un nevado día 5 de diciembre, los gritos del trabajo de parto de Marianne resonaban por las paredes del castillo, todos los funcionarios estaban como locos, preparando todo para la llegada del primogénito, Charles estaba afuera de la habitación donde Marianne estaba. A cada rato veía el reloj, veía como se hacían eternas las horas, y cada vez le sudaban más las manos, mientras que otros lo observaban con detenimiento. Uno de ellos era un hombre que era monarca del reino de Japón de mirada seria, el también miraba un reloj de bolsillo, era conocido como Genbu Kururugi, el otro hombre que era del reino de Britannia tenía una cabellera azul acomodada, de ojos grises, Enrique Cardemonde. — Todo va a salir bien, Charles, lo mismo pasó con mi hijo Suzaku— después de unos segundos más de tensión y agonía, en medio de ese dolor se oyó el esperado y calmante llanto de un bebé dentro de la habitación, — ¡Es un niño!—El doctor salió de la habitación secándose el sudor de la frente, y le dio paso al emperador, el hombre japonés y el britannian se quedaron detrás de la puerta. Charles camino hacia donde estaba su bella esposa, Marianne, meciendo a un pequeño bulto en sus brazos, tarareaba una canción, una mujer de cabello verde hasta los hombros y ojos grises conocida como Mirenna Le Celeste también observaba conmovida la escena, además de que también estaba embarazada. Charles se sentó a un lado de Marianne y Marianne le mostro al pequeño, tenía el cabello negro y era pálido sano, entonces movió un poco la cabeza para abrir sus tiernos ojos violeta, Charles, que es un hombre que rara vez sonríe, sonrió, entonces, el nublado y frio cielo se abrió, iluminando toda la villa, un rayo de sol se asomo por las cortinas transparentes iluminando la habitación. La Villa de Aries se veía imponente en aquella colina acariciada por el sol de la tarde, Lelouch se convirtió en una bendición para el imperio.
    Pasaron unos meses, y el reino florecía más de lo esperado desde la llegada de Lelouch. Mientras la emperatriz Marianne, fue nuevamente bendecida con dos nuevos hijos, gemelos, hubo pocos rumores de que esos gemelos traerían mala suerte, pero no fue haci. Ellos nacieron un 25 de octubre, eran una niña y un niño, los dos tenían el cabello castaño claro, ondulado, como el de su padre, y los ojos violetas, eran dos pequeños muñecos, y esta fue otra bendición. El imperio festejo por una semana entera la llegada de esos hijos, tal como lo fue con Lelouch.
    En cuanto, Lelouch creció, siempre se le veía junto a sus hermanos, Rolo y Nunnally, la hija de Mirenna, Elizabeth Cecilia Le Celeste, o CC como le gustaba que le dijeran, Suzaku, su prima Euphemia o Euphie, la primera hija primogénita de la familia Ashford de Britannia, Milly, el hijo del archiduque de Britannia, Rivalz, y la pequeña hija de la dinastía Fennette, Shirley. Pero era costumbre ver a los cuatro varones del grupo estar juntos en todas las travesuras que hacían, aunque Lelouch siempre fuera el que era racional dentro de sus travesuras, aunque luego se olvidaba y se iba a divertir. Las niñas eran algo reservadas, pero ahí a la que le ocurrían ideas muy singulares era Milly, y la mayoría era con el afán de molestar a los chicos, y los únicos chicos que se dejaban ahí eran Rolo y Suzaku, Lelouch y Rivalz siempre huían de las ocurrencias de las chicas.
    —Ahí vienen—Murmuro Rivalz detrás de una columna del estrecho pasillo.
    — ¡Chicos, vamos salgan de ahí!—Exclamo Euphie, —Vamos, estos vestidos se les van a ver bonitos—Dijo Shirley, trayendo en sus brazos un vestido violeta perteneciente a Lelouch, —Si, además combina con sus ojos— Dijo burlona CC, entonces en el fondo del pasillo se oyó un pequeño golpe, —Ouch, torpe— Las niñas corrieron y se toparon con los chicos que estaban tratando de abrir una puerta, — ¡Aquí están!—Los agarraron de sus ropajes y los llevaron consigo y los encerraron en la habitación de Nunnally. Cuando salieron estaban convertidos en niñas, y las niñas estaban muertas de la risa. No les quedo nada más que reírse de sus atuendos y lo raros que se venían.
    Lelouch siempre mostro un gran sentimiento de afecto, amor y sobreprotección a sus hermanos Nunnally y Rolo, pero más a Nunnally, y trataba a Rivalz y a Suzaku como si también fueran sus hermanos y era muy cuidadoso y todo un caballero con las chicas, según a la vista de los funcionarios del castillo, sus padres y de algunos de sus parientes, Lelouch era muy maduro para su edad, sabia jugar ajedrez como todo un experto, leía todos los libros habidos y por haber, y tenía un extenso vocabulario, tan inteligente era, que creó un código de gestos con más de 500 palabras, e hizo que sus amigos se lo aprendieran para poderse comunicar sin que nadie más se diera cuenta. Era un chico muy habilidoso, tenía una resistencia normal, no tenía la resistencia de Suzaku, que supera toda expectativa. Una de sus actividades favoritas era montar a caballo, y pasar la tarde en el campo a veces, o pasar un ratito siendo molestados por las chicas, a veces si sacaban provecho, porque les gustaba ver extraordinariamente felices a las chicas aunque los pusieran de cabeza.
    Tenían una vida sin preocupaciones, llena de alegrías, y color de rosa, hasta que un día ocurrió algo que volvió todo gris…
    Todos en el imperio sabían que Marianne era una emperatriz que en su soltería había sido una plebeya, y cuando se caso con Charles, causo la ira de otras princesas, todo el mundo en el palacio sabia que a las afueras del palacio había muchas conspiraciones contra ella, pero a ella no le importaba, y esas cosas que fueron catalogadas como cosa sin importancia… Cobraron la vida de la emperatriz y la luz del imperio.
    Lelouch corrió hacia las escaleras en donde oyó un terrible escándalo que lo despertó temprano por la mañana.
    — ¡No su majestad, regrese a su cuarto!—Uno de los guardias un tal Jeremiah se topó con el joven príncipe, que al querer saber que era lo que pasaba podía perder su vida. Jeremiah lo agarro del brazo para llevárselo a algún refugio—Pero Jeremiah, ¡no, déjame!—Trato de zafarse de su fuerte mano y se soltó finalmente después de un leve forcejeo, corrió hacia las escaleras y se detuvo en la parte alta observando una escena infernal. Su querida madre estaba tirada en el fondo de las escaleras con una herida en el dorso y su vestido estaba empapado de sangre, los ojos de Lelouch se ensancharon, —Mamá— pensó en voz alta y grito con todas sus fuerzas mamá hasta que perdió el conocimiento.
    Desde aquel fatídico día no había dejado de llover, el imperio estaba completamente apagado, todo el mundo estaba de luto por la pérdida de tan magnífica emperatriz, el emperador Charles estaba completamente destrozado, pero sus hijos estaban peor de destrozados. Nunnally no había dejado de llorar por días y por cada cosita de nada lloraba, estaba muy sentida, pues si, su madre estaba muerta. Mientras tanto el corazón de Lelouch estaba completamente destrozado, su madre muerta y su hermana en ese estado, sentía que quería ser enterrado vivo.
    Mientras el imperio estaba de luto, fuerzas oscuras se preparaban para una guerra contra el imperio sin previo aviso. Charles, en medio de su acongoja, fue avisado del ejercito que se acercaba, lo peor de todo es que esa bandera que portaban los enemigos no la conocían en los cinco reinos de Geass y en los alrededores del imperio. Solo dios sabía quienes eran ellos.
    Charles se dirigió con sus tropas hacia el frente del enemigo. — ¡No quiero prisioneros! ¡Ataquen!—El ejercito completo exclamó — ¡A la carga!— Todos fueron a combatir al enemigo encima de los bridones, y en “cuanto les daban cuello” con las espadas, estos en vez de caer muertos, caían hechos añicos, de diamante negro. El ejército de Charles estaba completamente atónito, pero seguían luchando. Acabaron con todos y cada uno de los extraños soldados, y empezaron a buscar sobrevivientes para solo darles muerte y pertenecías. No fue cuando uno de los generales se percato de un carruaje, donde parecía que llevaban algo, a lo mejor ahí estaban sus pertenencias, el joven general se acerco al carruaje que ya estaba a punto de derrumbarse de lo apolillado que estaba y abrió la cortina, entonces algo lo dejo completamente sorprendido y confundió. — ¡Su majestad!—Exclamo el general, Charles se dirigió hacia el joven general, — ¿Si, General?— Le enseño el carruaje y su interior y noto algo tan peculiar y extraño. Era una mujer que estaba encadenada a una bala de cañón, estaba aterrada y estaba tapada por una cobija que estaba roída por ratas. La mujer, a pesar de su terror, sus ojos eran bellos y completamente azules, fríos, pero hermosos, su cabello era rubio y largo, pero estaba enredado y sucio. Tanta era su belleza que Charles se olvido que su esposa acababa de morir.
    En cuanto llego al castillo, todos la recibieron de buena gana, la alimentaron, la vistieron, y la acicalaron, como si fuera reina, su nombre Gabrielle Barden, era un nombre que iba a marcar el destino del imperio de Geass. Pasaron dos meses y el emperador Charles le ofreció un anillo a Gabrielle, para que se casara con él, y fuera la nueva emperatriz de Geass, lo cual fue su peor error.

    El día de su boda…

    C.C, Shirley, Euphie y Milly, entraron a la habitación donde se preparaba la novia, C.C iba con un vestido de vuelo color lila, con mariposas en el cinturón y terminaba en moño, con sus zapatos a juego, parecía muñeca, y su cabello verde estaba alzado y tenia de adorno un tocado con una mariposa violeta, Shirley, traía un vestido similar color melocotón, solo que este tenía diamantes de tono anaranjado, sus zapatillas anaranjadas con un circulo amarillo claro, y un tocado en su peinado de color amarillo claro, Milly traía un vestido azul que tenia moños en la parte inferior de la falda, igual sus zapatillas de color azul con un moño, y su cabello estaba peinado en bucles y al principio de los bucles tenia pequeños moños azules, Euphie vestía con un vestido color rosa, abombado de los hombros, y tenía rosas en el cinturón, sus zapatillas eran de color rosa con una rasita de un tono más oscuro, su cabello estaba suelto, como un velo rosado.
    Se ve muy bonita, madame Gabrielle—Dijo Milly, Gabrielle volteo a verlas, con una sonrisa formada en su rostro, ella tenía un peinado que constaba de rizos, alzados, y acomodados de forma elegante, su vestido blanco, se veía tan elegante, como una reina, no, como una diosa, sonrió al ver a las niñas, —Ustedes también se ven preciosas, pequeñas—Dijo en tono maternal, sonrieron en el buen cumplido, le pusieron el velo en sus rizos rubios, cubriéndole el rostro, bajo del banco enfrente del espejo de tamaño natural donde estaba parada y se dirigió a la puerta para hacer su camino a la iglesia, las niñas la siguieron, sin darse cuenta que debajo del velo había una Gabrielle algo irritada, por la presencia angelical de las niñas, por lo tanto las niñas iban en silencio, detrás de ella.
    En cuanto llegaron a la iglesia, C.C, Shirley, Euphie y Milly, se fueron con los niños, Lelouch estaba al frente, vestido con un traje violeta y capa con bordados dorados y en rubí, el símbolo de Geass, como el príncipe que era, Suzaku, tenía un traje color beige y una capa roja, tenía una banda color rojo desde el hombro hasta la cintura, cruzando el pecho, Rivalz traía un traje color gris con una capa color negro con bordados plateados y dorados, era el escudo de Britannia, Rolo tenía un traje azul claro, con capa azul rey y con bordados de color oro, y el símbolo de Geass en color dorado. Nunnally, casi iba vestida de la misma forma que Rolo, solo que ella traía su vestido con el mismo diseño. Por lo tanto Charles, vestía un traje majestuoso, color blanco con beige, de bordados dorados, y traía una larga capa roja con el símbolo de Geass en dorado. Gabrielle fue al altar, con las niñas llevando la larga cola de su vestido.
    Hermanos, estamos aquí reunidos, para celebrar la unión de su majestad Charles, con la joven Madame Gabrielle—Anuncio el sacristán, empezó con la misa, leyó unos pasajes en la biblia y después, dio un sermón. Ya que termino, llego el momento esperado. —Alguien que se oponga a esta unión, que hable ahora o que calle para siempre—Nadie, —Charles Zi Britannia, ¿acepta a esta mujer en matrimonio, cuidándola y respetándola, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte los separe?—Pregunto el sacristán, —Acepto—Respondió Charles, —Gabrielle Barden ¿acepta a este hombre en matrimonio, cuidándolo y respetándolo, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte los separe?—Le pregunto el sacristán, —Acepto—Dijo Gabrielle, —Puede besar a la novia—Declaro el sacristán, Charles alzo el velo de Gabrielle, tomo su barbilla y tiernamente beso sus labios, Gabrielle correspondió el beso, —¡Un aplauso!—Pidió el sacristán, sin saber que esa era la carta de condena para que el imperio ardiera en llamas…

    Esa noche…

    Todos estaban celebrando, Charles y Gabrielle dejaron la fiesta para irse al lecho matrimonial para consumar finalmente su matrimonio. En cuanto los dos cayeron casi desnudos en la cama, Gabrielle beso a Charles, Charles cerró los ojos, entonces Gabrielle alzo una mano hacia las almohadas de seda y de ahí saco una daga, Charles mantuvo los ojos cerrados sin darse cuenta de lo que Gabrielle estaba a punto de hacerle, —Hasta que la muerte nos separe—Murmuro Gabrielle y Charles abrió los ojos de golpe, pero fue demasiado tarde porque Gabrielle ya le había enterrado la daga en el corazón.
    Gabrielle bajo a la gran puerta con el sigilo de un gato, nadie en la fiesta se dio cuenta de su presencia por ahí, se dirigió a la puerta y abrió y la cerro haciendo el ruido menos posible, se dirigió a la puerta del castillo, a la compuerta. Giro la rueda y entro un joven alto y apuesto, de cabello ondulado rubio, de negro, con una espada, —Bienvenido, Schneizel, hermano mio—Gabrielle abrazo al joven, mientras los caballeros que traía atrás entraron y tomaron el castillo.
    El imperio ardió en llamas esa noche, y el castillo fue tomado, Lelouch y sus hermanos salieron en un caballo para huir, Suzaku y Rivalz tomaron igual un caballo, salieron de las caballerizas, que empezaban a caerse por el fuego que las incendiaba, — ¡Rápido! ¡Vayan por las chicas!—Exclamo Lelouch, salieron, vieron la escena, los nobles estaban siendo masacrados, y los guardias estaban empezando a ser derrotados, Rivalz y Suzaku identificaron a las chicas, — ¡Vamos por ellas!—Exclamo Rivalz, en cuanto llegaron por ellas, Milly agarro la muñeca de Rivalz y Rivalz la subió atrás en su caballo, Rolo llego en ese momento, Nunnally se hizo más para delante, Shirley se subió en el caballo de Rolo, y Euphie atrás con Suzaku, Lelouch llego, —¡Rápido C.C, súbete!— Los caballos de Rolo, Suzaku y Rivalz se adelantaron, dejando un poco atrás a Lelouch y C.C, entonces C.C su jalada por un caballero invasor, —¡Aaaaahhhh!¡Noo!—Grito C.C, cayendo del caballo, Lelouch detuvo el caballo bruscamente, se bajo y tomo una espada que estaba tirada, la empuño contra el caballero, este aparto a C.C aventándola, se lastimo, por lo tanto Lelouch combatió a la altura de un espadachín contra el invasor, pero no fue por mucho tiempo, porque el caballero hundió su espada en un costado de él, —¡Aah!—Grito Lelouch de dolor, el padre de Rivalz se dio cuenta y fue en su caballo hacia él, —¡Lelouch!—Gritaron los niños, —Lelouch—Enrique lo recogió y lo subió a su caballo, Lelouch estaba malherido, Lelouch se sacudió un poco con el movimiento del caballo, —No espere, ¡C.C!—Grito Lelouch, C.C levanto su cabeza del piso, —¡Lelouch!—Trato de levantarse pero de nada sirvió, el dolor la venció, —¡C.C!—Salto del caballo en el que iba sin importarle su herida, —¡Lelouch!—Grito Enrique, Lelouch corrió lo mas que pudo hacia el castillo, pero en cuanto llego la compuerta fue cerrada para atrapar a todos los que se quedaron ahí, y no hubiera una escapatoria, C.C se postro en la puerta, Lelouch llego y agarro su mano con lagrimas en los ojos, —C.C, no—Los ojos de C.C se hicieron agua, —No, Lelouch, no me dejes—Sollozo C.C agarrando su mano, entonces sintió una mano que la agarro del vestido y la jalo para llevarla consigo, —¡No!—Grito Lelouch, al arrebatarle su mano, —¡C.C!—Era muy tarde, ya se habían llevado a C.C, mientras Mirenna que estaba ya del otro lado del puente grito —¡Noo!—Grito de dolor en la posible y segura perdida de su pequeña hija, se derrumbo sobre sus pies. Jeremiah vino por Lelouch que estaba tratando de ver si veía a C.C, —Lo siento, tenemos que irnos—Pidió Jeremiah, Lelouch se negó, cuando Jeremiah lo trato de levantar, — ¡No! ¡Quiero a C.C, hay que llevárnosla!—Exclamo Lelouch, Jeremiah no tuvo más remedio que apartar a Lelouch y no soltarlo, — ¡Noo!—Grito Lelouch tratando de zafarse del fuerte agarre de Jeremiah, —Lo siento, Lelouch, pero posiblemente y este muerta—Con esto Lelouch se desbordo en llanto y cayó de rodillas a la mitad del puente, Jeremiah lo miro con suma tristeza, se hinco para abrazarlo. Solo los gritos de dolor se oían en aquella noche, esa noche ríos de sangre y lágrimas corrían, y con esto el corazón de Lelouch fue hecho añicos, la muerte de su madre, de su padre y de la niña que quería, además de su hermana, dejo su pequeño corazón hecho añicos. — ¡AAAHHHH!—Grito Lelouch en medio de llanto. Mientras una suave tonada triste se oía en el aire. Todo se puso negro.

     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    akaiandaoi

    akaiandaoi Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    8 Junio 2012
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritora
    Que triste!!!, pero de todas maneras hermoso.
    Me encanta como narras, sigue, sigue!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Ani Swarovsky

    Ani Swarovsky Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    3 Junio 2011
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    Gracias querida! me alegra escuchar eso!:D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    akaiandaoi

    akaiandaoi Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    8 Junio 2012
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritora
    de nada!
     
  5.  
    Ani Swarovsky

    Ani Swarovsky Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    3 Junio 2011
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Antologia de Cuentos de Geass
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    3027
    Libro 1: Nieve y rosas.
    Capitulo II: Esperanza.
    Habían pasado 7 años desde que el emperador Charles había muerto y que el príncipe Lelouch fue llevado a Britannia, de que C.C fue dada por muerta, y la esperanza en Geass se perdió, cuando Gabrielle se apodero del trono de Geass, desde aquel entonces, Geass fue sometido a un eterno y cruel invierno, la gente, que, durante el reinado de Charles y Marianne había tenido prosperidad y buenaventura, había pasado a la miseria y el hambre en cuanto a Gabrielle se le entrego la corona, por lo tanto los pobladores que poco a poco iban pereciendo, dieron por muerto al príncipe Lelouch y a toda la corte imperial de Geass, la única esperanza que quedaba era ir al reino del sol naciente, Japón, como le decían, pero para ir a ese reino, tendrían que someterse a grandes peligros, entre ellos el de pasar por los ríos donde los peligros inminentes eran poco predichos y poco conocidos ya que nadie había vuelto de esos viajes y mucho menos llegado a su destino, será porque en el camino morirían de hambre y de frio, se dice que también Britannia había perecido al igual que el reino de Arcathia en donde se encontraba el mar Arcathio, el reino de Salhem donde se encontraba el bosque de Quironte, y el joven reino de Ouslem, donde habitaban criaturas mágicas, todos esos reinos no volvieron a mostrar alguna forma de vida, Britannia fue poco, pero Arcathia, Salhem y Ouslem habían perecido en el invierno del primer año de reinado de Gabrielle, el imperio había sido condenado a un invierno negro, que no dejo nada a su paso. Los caballeros también desaparecieron, otros nobles fueron asesinados por el ejército de Gabrielle el segundo año de invierno.

    La emperatriz vivía a todo lujo, nadie podía decirle nada si no quería perder la cabeza, o ser ahorcado, o ahogado por oro liquido, o bañado en petróleo hirviente, haci que nadie decía nada. El castillo, el palacio de Warwick se encontraba a las faldas de la cadena de montañas de Azurha, en medio del gran Lago Quariel, alzado magníficamente con su torres de marfil pulida, y campanarios negros, los cuales eran habitados por esculturas de ángeles caídos, completamente lustrosos, un paisaje triste, porque ni palomas ni avecillas cantoras había, un paisaje frio y lúgubre, gris y desolado, lo único que se veía detrás de los muros del castillo era a los guardias de aquí para allá, de arriba para abajo, los siervos ni siquiera salían a recibir la poca luz del sol que rara vez acariciaba esos valles y montañas, con su tibia y tenue luz opacada por las grises e invernales nubes, triste. A las afueras del castillo se encontraban las humildes viviendas de los servidores de la emperatriz, sus familias, y de algunos campesinos, que poco a poco se iban quedando sin que trabajar ya que todo tipo de cosecha perecía, todos vivían con un odio profundo hacia la emperatriz, pero nadie se levanto en armas, por lo que podía pasarles, lo único que les quedo fue tragarse su coraje y quedarse arrodillados viendo como cada uno perecía. Navidad, la época más feliz del año desapareció, entre otras épocas, todo se fue apagando poco a poco, como una vela que peleo contra la corriente del viento que entro por la ventana medio abierta… hasta que quedo una pequeña chispa en la mecha, la cual probablemente volvería a prender por completo la mecha.

    En lo más oscuro del castillo, donde se encuentra el calabozo y las mazmorras repletas de celdas con esqueletos humanos, y ratas, se encontraba una joven, de cabello sucio verdoso, dormitando en la camilla de su celda repleta de paja y suciedad, la chica no tenía más remedio que vivir en esas condiciones, para su suerte la emperatriz no sabía de su existencia, si no desde cuando la hubiera mandado a matar, pero para su mala suerte el hijo de Gabrielle, Clovis, era un joven que vivía acechándola, queriendo saber el poder que todos los individuos de Geass poseían desde nacimiento, siempre iba a su celda para hacerle preguntas sobre el poder, las cuales eran respondidas con simples palabras. La joven abrió sus ojos dorados, habían perdido lustre gracias a la falta de luz, al igual que su cabello que alguna vez fue como un rio verde limón, estaba maltratado con puntas quemadas, sucio, largo pero maltratado, por la humedad, por todo, se acerco a unas veladoras que tenía cerca de su cama, prendió una —Padre nuestro, que estas en el cielo, santificado sea tu nombre, venga nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos de todo mal, Amén—Después de rezar un padre nuestro, cerró los ojos, y oro por sus seres queridos, se persigno, y apago la veladora, se levanto, y se tallo un poco los ojos, alguien asomo una bandeja con agua por debajo de la puerta, ella fue y le bebió un poco, lo dejo en el muro de al lado de su cama, entonces se asomo por debajo de su cama y saco una caja rectangular y la abrió, adentro tenía una foto de cuando ella tenía 10 años y estaba con sus amigos, otra con un hombre de cabello rubio acomodado y ojos dorados, como los de ella, y otra con su madre Mirenna, le paso un dedo por su cara, la extrañaba tanto, al igual que a su padre y amigos, recordó a Lelouch la última noche que lo vio, su cara de desesperación y angustia al no poder sacarla de ahí, sacudió su cabeza, desde ese entonces C.C fue condenada a estar encerrada en esa celda, donde ni un rayo de sol se asomaba por las ranuras de la ventana. Hasta que… el ruido de un aleteo le sorprendió, se levanto de golpe casi tirando el contenido de la caja, lao alcanzo a agarrar y la puso en su cama, se subió a un escalón que formaba parte de la pared y alcanzo a observar a un halcón gris, de espalda jaspeada y cola larga, con un prominente pico negro, recordó a ese halcón, era de su amigo Rolo, lo había visto cuando apenas era un polluelo, ¿Qué hacia ahí? Entonces a C.C se le ocurrió una idea, — ¿Cómo se llamaba? Ah, sí, Ghiru, Ghiru—El halcón volteo hacia la ventana, se acerco, C.C lo agarro y lo metió suavemente por entre las ranuras, le acaricio su cabeza, entonces acerco su mano a la caja y saco un cuaderno forrado de piel, arranco un pedazo de hoja y saco una pluma blanca y un tintero, lo sacudió un poco para ver si no estaba seco, lo abrió y lo puso en el piso, sumergió la punta en la tinta y escribió en el pedazo de papel. Aquí estoy, por favor, ayúdenme. Su letra elegante y pequeña iba a ser reconocida por quien encontrara al ave y el mensaje, lo puso en la pata del halcón y miro al halcón, —Ghiru, llévale esto a tu amo—Dijo como si el halcón le fuera a responder, el halcón alzo el vuelo y salió por las ranuras de la ventana, dejando a C.C sola en la celda. Finalmente los ojos de C.C se iluminaron un poco. Finalmente hallaría su libertad, y probablemente se reencontraría con la gente a la cual amaba.

    Mientras en algún sitio de la desolada Britannia, se encontraba un joven de cabellera negra y ojos morados, traía un abrigo color negro, de piel de oso, debajo un traje de terciopelo para el frio, guantes de piel negros, y botas negras un poco arriba de la rodilla, estaba montado en una ancha rama desnuda de un roble, como siempre lo había hecho, excepto que esta vez, no estaba con sus amigos, en eso que se encontraba recargado viendo hacia el cielo unos pasos lo hicieron ponerse atento, una bellota le golpeo en el hombro, y miro hacia abajo, era uno de sus amigos, el chico de cabellos azules y ojos aceitunados, traía un abrigo gris—Lelouch, ¿Qué haces ahí?—Pregunto su amigo, llego otro chico de cabello castaño y ojos verdes, traía un abrigo café oscuro —Observando las nubes grises—Dijo Lelouch en un tono relajado, regresando su mirada al cielo, sus dos amigos comenzaron a subir, entonces llego otro joven de la misma edad de los tres, de cabello castaño claro y ojos morados, traía un abrigo color café claro—¿Lelouch? ¿Chicos? ¿Alguno de ustedes no ha visto a mi halcón?—Pregunto el joven, —Si, Rolo, yo lo mande a volar por que tu no lo has querido sacar—Dijo Lelouch, — ¡¿Qué?! ¡Lelouch! ¡¿Cómo osaste hacerle eso a mi halcón sin mi permiso?!—Dijo Rolo empezando a subir hasta donde estaban sus amigos y su hermano, —Que no ves que allá afuera lo pueden cazar, porque la comida perece gracias a este desgraciado invierno—Tranquilo Rolo, tu halcón va a estar bien—Dijo su hermano tranquilamente, finalmente Rolo llego a la rama en la que estaba su hermano, estaba molesto, Lelouch seguía observando el cielo como si fuera la cosa más interesante en el universo, solo lo hacía para ver si llegaba Ghiru de dar una vuelta, entonces, cuando menos se lo espero, un ave paso por el claro donde estaban —Mira, Rolo, llego tu halcón—Dijo Lelouch bajándose del árbol de un salto, sus amigos y su hermano bajaron detrás de él y corrieron hacia donde Lelouch iba. Corrieron hasta llegar a los acantilados de roca clara, Suzaku y Rivalz se sentaron en la orilla observando como el halcón dejaba de hacer su recorrido surcando los cielos de los acantilados, Rolo alzo su brazo para que el halcón aterrizara, finalmente descanso sus alas y Rolo acaricio su cabeza y pico, —¿Dónde te metiste?—Dijo de forma cariñosa, pero se dio cuenta de un pedazo de papel atado a su pata, Rolo se lo quito y lo observo, Lelouch abrió los ojos, ¿no podía ser, o si? Suzaku y Rivalz observaban desde su posición, Rolo desdoblo el mensaje, Aquí estoy, por favor, ayúdenme, Rolo alzo un ceja, Lelouch le quito el papelito y también observo el mensaje, y de inmediato reconoció la letra — ¿C.C?—Suzaku y Rivalz se pararon de golpe, Rolo se acercó más al papelito, —No puede ser—Dijo Rolo sin creerlo, —Está viva—Dijo Lelouch casi sin aliento.

    Finalmente el cielo se abrió para dar paso al sol poniente, Lelouch fue uno de los únicos que jamás perdió la esperanza de encontrar viva a su amiga, a lo largo de 7 años, visitaba solo o acompañado por Rolo, Rivalz y Suzaku el palacio de Warwick, se sabía de memoria todos los lugares donde habría de pisar, pero en cuanto llegaban al palacio, no encontraban ningún rastro de C.C, —Lelouch, es inútil, ella está muerta, entiéndelo—Le decían sus amigos, al quererlo hacer entrar en razón, salían rápidamente de ese lugar dejando las esperanzas de ver a C.C, pero año con año, su esperanza en vez de decaer, se fortalecía, hasta este día, en el que un simple papelito aseguraba su existencia, fueron al campamento, pero, ¿Por qué arriesgaba año con año su vida, para aunque sea saber algo de su existencia? Era lo que sus amigos hasta sus propios hermanos le preguntaban, y el respondía con un simple, es mi amiga, si, era su amiga, pero también había otros sentimientos además de la amistad, muy profundos y ocultos en él, por eso cuando aun estaba C.C, eran muy unidos —¿Sabes Lelouch? admiro tu persistencia—Dijo su amigo Suzaku, Lelouch se detuvo y volteo a ver a sus acompañantes, los tres bajaron la cabeza en el arrepentimiento, —Perdonanos Lelouch, en vez de estar de acuerdo con tus esperanzas, siempre te tratamos de convencer que esos viajes peligrosos no nos iban a llevar a nada—Dijo Suzaku con tristeza y arrepentimiento, Lelouch solo oía, se acercó a sus amigos, —Siempre nos arriesgamos en esos viajes, lo sé, expuestos a todo, yo con mi persistencia esperanzada y ustedes con su instinto de supervivencia—Dijo Lelouch, empezó a ocultarse el sol, —No los perdonare…—Dijo Lelouch, Suzaku, Rivalz y Rolo alzaron sus cabezas e hicieron una mueca de tristeza, —… Porque ustedes jamás tuvieron una falta hacia mí—Dijo Lelouch con una sonrisa, sus labios cambiaron a una sonrisa, se abrazaron los cuatro, como los hermanos que eran. Era una escena surreal y etérea, el sol ocultándose en el horizonte y ellos en el primer plano con los rayos iluminando y acariciando sus siluetas abrazándose, con la blanca, fría y celestial nieve bajo sus pies —Bien vamos—Dijo Lelouch dejando su abrazo, comenzaron a caminar de regreso al campamento.

    En cuanto pasaron una valla de troncos altos, se encontraron con varias tiendas de campaña y un castillo al fondo, pequeño y oculto, en cuanto pasaron por enfrente de la tiendas de campaña que se encontraban en el sendero que guiaba al castillo, los ocupantes de dichas tiendas bajaban la cabeza en un gesto de respeto, entraron en el castillo —Si las chicas aparecen o están detrás de estas puertas, ya saben lo que tienen que hacer—Dijo en voz baja Lelouch, abrieron las grandes puertas de la sala principal, el interior estaba adornado de color rubí, las paredes estaban adornadas con todo tipo de armas, escudos, flechas, arcos, una gran mesa en el centro con sillas de caoba, al fondo había una gran chimenea—No están aquí—Dijo Rolo con voz baja desajustándose su abrigo, ya que adentro, en la sala estaba templado gracias a la chimenea, —Rápido, traigan lo que se van a llevar—Ordeno Lelouch, ellos enseguida se dispersaron, volteo a ver una armadura plateada, se acerco a ella y cuando le iba a pasar la mano a la pechera alguien apareció en escena, volteo rápidamente, fijando su atención a la persona que entro en la sala, una chica alta y bella, de cabello castaño claro y ojos violeta azulado, traía un vestido rosa de terciopelo, era su pequeña Nunnally, —Hermano—Dijo Nunnally con alegría, —Nunnally—Nunnally corrió a abrazar a su hermano mayor, —¿Dónde estuviste toda la mañana? No me dijiste nada—Dijo Nunnally haciendo un pequeño puchero, Lelouch le sonrió a su hermana, —Ya sabes Nunnally, a pensar un poco en el aire libre, además de sacar a pasear a Ghiru, ya que Rolo no se encargo de sacarlo—Mientras tanto, Rolo, quien se encontraba en la cocina buscando provisiones para el viaje, estornudo repentinamente, volteo para todas partes y suspiro, regresando a la sala, los dos hermanos seguían abrazados, entonces apareció Suzaku y Rivalz con unas bolsas de piel que contenían provisiones y otras cosas para el viaje, en cuanto entraron a la sala se encontraron con la escena cotidiana, y como era su costumbre, guardaron silencio para no interrumpir, entonces Nunnally se dio cuenta de la aparición de los dos, sonrió, pero su sonrisa desapareció cuando se fijo en las bolsas de piel, —¿Otra vez?—Pensó Nunnally —Van a volver a irse—Pregunto Nunnally mirando a su hermano preocupada y triste, Lelouch miro a Nunnally con los ojos abiertos, ya se dio cuenta, Suzaku y Rivalz se detuvieron en seco, entonces Rolo apareció y miro a todos —¿Me perdí de algo?—Pregunto Rolo, —¿Si se van a ir otra vez a ese lugar?—Pregunto Nunnally con los ojos vidriosos de preocupación, ella era la única que sabia acerca de los peligrosos viajes, ni siquiera el honorable Jeremiah que era caballero de Lelouch sabia algo acerca de sus salidas—Nunnally, ella esta viva—Dijo Lelouch, Nunnally lo miro sorprendida, sabiendo perfectamente a que se refería —Después de tanto tiempo, tantos viajes arriesgados en el frio invernal, peligros corridos, desde aquella noche—Nunnally se quedo sin habla y empezó a derramar cálidas lagrimas de alegría, por saber que una amiga a la cual considero hermana seguía viva —Quiero ir con ustedes—Rolo y Lelouch dieron un respingo, —Nunnally sabes perfectamente que es muy arriesgado, no puedes ir—Dijo Suzaku, —Pero…—No, Nunnally, lo sentimos, pero no podrás ir, solo iremos nosotros, iremos por ella—Nunnally frunció un poco el ceño, —El que yo sea una princesa no significa que no me pueda defender—Dijo Nunnally con firmeza, Rolo suspiro y miro a su hermano mayor, Lelouch siguió teniendo sus cara suave —No iras Nunnally, eso es todo, no quiero que te pase algo—Dijo Lelouch firmemente, Nunnally bajo la cabeza —Quiero ayudar—Dijo—Uum, esta bien, pero, te pediré un favor, te quedaras aquí y nos cubrirás—Pidió su hermano, Nunnally no tuvo mas remedio que hacer caso, los varones salieron dejando a Nunnally atrás, se recargo en el marco de la puerta cuando la habían dejado abierta observando a sus hermanos saliendo por la puerta principal, bajo la mirada.

    Entraron al establo y sacaron a sus caballos, Lelouch acomodo su silla de montar y ajusto las riendas, salieron a la intemperie, como era madrugada, ni una sola alma se dio cuenta de su partida, solo Nunnally, Rolo se detuvo un poco para mirar hacia atrás de reojo para ver si alguien los veía, no fue haci —Vamos Rolo—Dijo Rivalz, su caballo levanto sus dos patas delanteras un poco como impaciente y salió, Rolo le siguió. Mientras en la fría oscuridad de la noche nevada, lo único que les daba luz para seguir adelante era la gran luna en el horizonte, que los guiaría durante su crudo y arriesgado viaje al lugar que alguna vez fue su hogar.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  6.  
    Ani Swarovsky

    Ani Swarovsky Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    3 Junio 2011
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    Muy bien aqui actualizo este fic, despues de un largoo tiempoo, huuh, bueno, como dije en el resumen, algunos de los fics estaran basados en algunos cuentos de los hermanos Grimm, bueno, no nada mas ellos, hay otros autores que me han inspirado, habra mucho AU aqui, no se me llama mucho el AU, habra otros One shot despues de terminar el primer libro, el siguiente libro tiene que ver algo con la mitologia, no se, yo vere, de todas formas, seguiran las mismas parejas que puse en un principio, bueno, veran tambien, que la historia se lleva acabo en otro mundo, si, Geass es el nombre de un imperio aqui, los reinos que lo conforman pues son Britannia que es el reino mas grande, seguido de el reino del sol naciente, Japón, jeje, despues el reino de Arcathia, Salhem, Ouslem, blah, blah, son cinco reinos que lo conforman, tambien hay otros imperios, de los cuales hablare despues, conforme avance la trama, como es un fic AU de fantasia pues no esperen a ver a un dragon o algun otro animal fantastico salir jaja :D sayonara!!! que tengan buenos dias/tardes/noches!

    Descargo de Responsabilidad: Code Geass no es mio
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Ani Swarovsky

    Ani Swarovsky Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    3 Junio 2011
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Antologia de Cuentos de Geass
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2714
    Cuentos del reino Geass.
    Libro 1: Nieve y Rosas.
    Capitulo III: Niebla
    Un sendero de suaves pisadas sobre el manto blanco se desvanecía gracias al viento que bajaba de las montañas, los cuatro jóvenes habían estado despiertos durante toda la noche, Rolo empezó a cabecear, Lelouch iba al frente sin ni siquiera pestañar, fijándose en el horizonte, Rivalz y Suzaku iban cuidando las espaldas, fue entonces cuando subieron una colina cubierta de nieve, y se encontraron con el bosque de Ebanea, era conocido por que todo aquel que entrara ahí se volvía loco, gracias a un encantamiento que Gabrielle había hecho cuando subió al trono para que nadie ni nada saliera o entrara, en cuanto descendieron la colina, se bajaron de sus caballos para descansar y esperar a que una famosa neblina alucinógena desapareciera.
    C.C abrió sus dorados ojos poco a poco, sintiéndose un poco abrumada por el frio de la celda, se levanto e hizo el ritual de siempre que hacia por las mañanas, en cuanto termino se sentó en su cama y de en medio de la cama y la pared saco una vara hecha de las varitas con las que estaba hecha su cama, encontró un clavo doblado en el piso y lo recogió para ponerlo en el extremo de su vara, fue cuando se oyeron unos pasos acercándose a su celda, de inmediato reconoció sus pisadas, y guardo la vara, y se acomodo rápidamente, en eso entro un joven alto, apuesto, de largo cabello, rubio y atado y ojos azules, vestía un traje color azul marino con botas negras, se le quedo viendo a C.C con el ceño un poco fruncido —Ahora se lo que son los portadores del Geass después de obtener el código—Dijo—Pues, sabes lo necesario—Dijo C.C con indolencia, el joven se le quedo viendo—Se vuelven inmortales—Clovis, para un ser como tú de vanidoso, creo que te serviría de mucho—Puso el dedo en la llaga, sabia las intenciones del joven de cabellos rubios, haci que mantuvo la guardia en alto, Clovis al ver que C.C estaba desprevenida según él, saco una daga de quien sabe donde y trato de encajársela a C.C, C.C rápidamente detuvo a Clovis y comenzaron a forcejear, C.C se dio cuenta de su vara y la alcanzo, encajo el clavo doblado en su mejilla, haciéndole una rasgada a Clovis, lo empujo y este cayo en el suelo aturdido, C.C rápidamente agarro las llaves que habían caído y salió de la celda, cerro con llave y comenzó a correr atravesando los pasillos, se detuvo un poco y se fijo en unas ratas que corrían, decidió seguirlas, para ver si la guiaban hacia una salida, pasaron por varias encrucijadas y en una de esas se topo con un grupo de guardias, C.C agarro y paso lo mas rápido posible, los guardias ni se dieron cuenta ya que estaban muy metidos en su platica interesante, puede pasarles un ejercito completo enfrente de sus narices, y ellos ni en cuenta pensó C.C, entonces algo la deslumbro un poco, al final del pasillo había un agujero iluminado, le brillaron los ojos, se dirigió hacia el rápidamente, no lo pensó para entrar en el y deslizarse, salió a la intemperie, sin darse cuenta que abajo le esperaba una plancha de hielo, cayo rompiéndola, fue cuando sintió que miles de cuchillos atravesaban su piel, nado hasta la orilla a través del helero cuarteado, llego a la orilla, rápidamente, salió y se tiro en el suelo acurrucándose, alcanzo a observar una pequeña pila de ramas y se le ocurrió prenderlas, busco unas piedras para frotarlas cerca de donde estaba, fue por ellas a gatas por que se empezaba a morir de frio, y las trajo consigo, rápidamente comenzó a frotarlas y prendió una chispa, la solapo y se acurruco en posición fetal para calentarse. Finalmente había conseguido libertad.
    C.C camino a través de los altos arboles que parecían que no tenían vida, fijándose en las raíces para no tropezar, esquivando las ramas caídas, cuando de repente se fijo en la extraña neblina del lugar, casi no se le veía la profundidad al bosque, siguió caminando, sin darse cuenta que había pisado una especie de musgo que estaba en el piso, este se esparció por el aire rodeando a C.C, C.C comenzó a marearse, sacudió la cabeza y camino un poco mas rápido, empezó a oír murmurios que venían del interior del bosque, entonces se detuvo un poco, y siguió otro camino, empezó a ver siluetas a través de los arboles, ella de repente creía que eran los arboles, pero le empezó a entrar cierto miedo, empezaba a perder el control de si, empezó a sudar de los nervios que le habían entrado, trato de correr, pero mas alucinaciones veía, su respiración se empezó a hacer pesada y su vista borrosa, sus piernas le comenzaron a fallar, tosió, gracias a la repentina falta de aire, y cayo, con lo poco que le quedaba de consciencia se arrastro, pero al poco tiempo cayo totalmente inconsciente.
    Lelouch, Rolo y sus amigos se adentraron poco a poco al bosque, iban caminando tranquilamente. Lelouch iba por delante, hasta que algo le llamo la atención, se recargo un poco en un tronco y observo con detenimiento lo que estaba a pocos metros de él, era una especie de bulto, se acerco poco a poco a el, y noto algunas hebras saliendo, no le veía el color pues estaban cubiertas de tierra, Rolo, Suzaku y Rivalz se detuvieron y se quedaron ahí, observando a Lelouch, cuando estuvo lo mas cerca posible, acerco su mano para voltear el bulto, lo volteo y se sorprendió al ver lo que era, una mujer—Hey—Dijo, le busco el pulso en su cuello, si tenia pero algo débil, los otros tres chicos se acercaron—Parece que, termino así gracias a la neblina—Dijo Lelouch, Suzaku paso sus dedos por las mejillas de la chica, para quitarle el lodo que le quedo en la cara, fue entonces cuando sus ojos revolotearon, se alejaron un poco, la doncella abrió poco a poco sus ojos, Lelouch reconoció de inmediato sus ojos pero mantuvo silencio, se les quedo viendo, pero más a la mirada de Lelouch—¿Lelouch?—Dijo la joven, Lelouch lo sabia, lo otros tres se miraron, se reclino para sentarse, aun débil, se quito un poco la mugre de la cara—No puede ser, ¿Eres tú C.C?—Dijo Rolo sorprendido, la joven lo miro y asintió también sorprendida—Chicos, ha pasado un tiempo—Dijo C.C con un tono leve de regocijo.
    C.C jamás se había sentido tan feliz en su vida, después de que fue encarcelada, privada de toda felicidad, y ellos también, iban preguntándole, que había pasado con ella, si le habían hecho daño o algo por el estilo, a lo cual respondía que no, Lelouch sentía mucha felicidad pero no lo externaba, el iba caminando delante de ellos, cuando entonces una flecha rozo su nariz, Lelouch se detuvo en seco, Rolo y Suzaku miraron para el lado donde había venido la flecha, una silueta se asomo por las ramas de los arboles agonizados, alguien bajo—¿Con que fuiste tu, eh?—Dijo Lelouch reconociendo a la persona, era un joven de cabellera blanca y ojos azules, vestía con ropa para el frio, casi al ismo estilo de los otros chicos, mas conocido como Rai, el joven esbozó una sonrisa tímida, Lelouch se le quedo viendo con dagas, sabia que el chico traía algo entre manos, y estaba en lo correcto…
    — ¡¿Cómo te atreviste a traer a las chicas contigo?!—Exclamaron los cuatro varones regañando a Rai, que no tenia nada de culpa, Rai casi se cae de lo fuerte que le gritaron, las chicas aparecieron en escena, eran Nunnally, una chica alta, rubia, de ojos azules, la otra de cabello castaño anaranjado y ojos verdes y una chica de cabello rosado y ojos lilas, Milly, Shirley y Euphie—Sin querer, hermano, en cuanto se fueron, las chicas se habían dado cuenta de todo y decidieron venir—Dijo Nunnally con inocencia—Rai nos hizo favor de acompañarnos—Dijo Euphie, Lelouch casi lo mato con la mirada, Rai se puso a jugar con sus dedos, por lo tanto Milly sonrió de diversión, amaba que sus “hermanos” se pelearan por cualquier cosita, lo disfrutaba enteramente—Oh, Lelouch, vamos, no te enojes con él, no tiene la culpa de nada—Dijo la joven pelirroja, Shirley, la maternal del grupo, Lelouch suspiro, Euphie movió la cabeza hacia ambos lados, todos se quedaron en silencio, había algo, por lo que estaban en ese lúgubre y tétrico lugar, voltearon a ver a la joven que los acompañaba, se le quedaron viendo con una mueca de añoranza—C.C ¿si eres tu?—Dijo la joven rubia, ella asintió, las muchachas dieron un grito, pero de júbilo, ya que su querida amiga estaba ahí, corrieron a abrazarla, aunque ella estuviera llena de tierra. De verdad que ese fue el mejor día de C.C.
    Al no tener que adentrarse más hacia el bosque, decidieron regresar por donde llegaron —Y bien ¿Cómo le hicieron para llegar después de nosotros?— Cuestiono Rivalz —Pues, seguimos sus pisadas—Dijo Milly con sinceridad, C.C soltó una pequeña carcajada—Descuidados—Dijo Shirley sonriendo, ellos se apenaron un poco—Ves, te dije que yo podía ir borrando las pisadas—Le dijo Rolo a Lelouch, Lelouch no dijo nada, solo siguió su camino. Caminaron por un rato, fue cuando un gruñido los hizo que se detuvieran—Tengo hambre—Dijo Nunnally apenada, bueno, un bocadillo no les vendría cayendo mal después de todo, decidieron descansar en un lugar donde raramente se detenían, había aguas termales ocultas detrás de unas rocas, levantadas de forma vertical, C.C quiso quitarse toda la inmundicia que traía, haci que fue a darse un baño, relajante y cálido. Nunnally le trajo un vestido que traía de reserva, era color morado, largo de pana, y le dejo un abrigo que también había traído consigo, para dárselo a ella, blanco jaspeado, otros ropajes y unas botas para andar en la nieve, y también le dejo una toalla pequeña, en cuanto C.C termino, salió rápidamente, para no enfriarse, por que aunque hacia vapor, si llegaba uno que otro chiflón de frio, paso la toalla para secarse, y casi de inmediato se puso el vestido, termino de vestirse, finalmente se sentía cálida, vio su reflejo en el agua, y agarro un mechón de cabello que finalmente volvió a su color normal, verde brilloso, se le quedo viendo, no estaba tan maltratado como ella siempre pensó, pero si estaba exageradamente largo, le quedaba debajo de sus muslos—Nunnally, ¿Podrías venir?—Dijo C.C, Nunnally apareció—Si ¿Qué se te ofrece?—Dijo la joven castaña con una sonrisa, pero se le quedo viendo—Te ves hermosa—Dijo Nunnally, C.C sonrió—Gracias—Dijo—Nana ¿Podrías ayudarme con mi cabello?—Claro—Nunnally corrió por un cepillo que lo saco de quien sabe donde, y comenzó a peinar a C.C, el cepillo de cerdas naturales pasaba por en medio de las hebras de C.C sin enredarse—Siempre me ha encantado tu cabello—Dijo Nunnally, C.C sonrió, Nunnally suspiro de nostalgia, recordando los momento en los que se encontraban en las praderas de Geass, haciendo coronas de flores y peinándose poniéndose adornos hechos por ellas mismas, termino de hacerle una trenza gruesa, solo para recoger un poco el cabello, fue cuando Lelouch apareció en escena—Nunnally ¿No vas a… comer?—Se quedo boquiabierto al ver a C.C—Hermano, cierra la boca—Dijo su hermana Nunnally soltando una pequeña carcajada, Lelouch se sonrojo un poco—Eh, ¿Entonces van a comer?—Pregunto Lelouch tratando de ocultar su cara algo sonrojada a pesar del frio. Anochecía y la aurora boreal apareció surcando los cielos de oeste a este, tonalidades verdes y amarillas, rosadas y anaranjadas iluminaban el cielo de esa noche fría, Lelouch decidió no moverse de ese lugar hasta la mañana, ya que podría ser peligroso aun siendo alumbrados por la aurora, se quedaron tirados en la nieve, siendo acobijados por el fuego de la fogata, observando el cielo nocturno.
    Mientras tanto…
    Gabrielle caminaba en círculos, llevaba un vestido azul rey de manga larga que llegaba al suelo, como alas, una fajilla con bordados color dorado y negro, la sala era circular color dorado, tenía ocho columnas, las baldosas del piso tenían incrustaciones de piedras preciosas, todas formando una estrella de ocho picos y en el centro tenia un eclipse con una luna menguante, en una de las columnas se encontraba incrustada en ella algo parecido a un reloj de arena, en esa habitación había uno que otro artilugio o mueble, pero el mas llamativo de esos era la columna y una mesa con un recipiente de oro con detalles en plata con agua, la cola del vestido se extendía detrás de ella siguiendo sus elegantes pasos, alguien le observaba detenidamente, era un joven rubio, de ojos grisáceos, vestía con atuendos elegantes, de color blanco y purpura, Gabrielle estaba tan centrada en sus pensamientos que no se dio cuenta de la tercera presencia que entro, se detuvo para ver lo que el joven traía en la cara—Clovis ¿Qué demonios te paso en la cara?—Dijo preocupada—Fue un accidente—Dijo Clovis apartando la mirada de los ojos de la reina, ella se molesto un poco ante la actitud de su hermano—Voltea a verme—Ordeno, el no lo hizo, Gabrielle bruscamente le tomo de la mandíbula y lo obligo a que girara la cara, y observo la rasgada detenidamente, estaba empezando a coagular y a infectarse —¿Quién te hizo eso?—Dijo molesta—Fue un accidente—Clovis quería mantener lo que paso oculto, no le convenía decir que C.C había sido la que le hizo eso, no iba a verle fin a la tempestad que se avecinaba; algo raro tenia en su hombro, era un cabello verdoso, lo agarro con cautela y lo observo, Clovis hizo una mueca de arrepentimiento—Este cabello es…—Gabrielle le quito lo sucio al cabello, revelando un color verde brillante, el cual reconoció de inmediato, frunció el ceño—Yo puedo explicarlo—Clovis tartamudeo, sin esperarse que después de eso, Gabrielle le iba a reventar una cachetada en la cara, haciendo que su herida le punzara como la muerte—¡Scheneizel! ¡Me dijeron que se habían desecho de esa niña!—Scheneizel ni se inmuto — ¡¿Cómo se atrevieron a verme la cara de idiota, por tantos años?!—Scheneizel sonrió—Gabrielle, esa niña simboliza tu existencia perpetua—El gesto de Gabrielle se relajo un poco—Como sabes, todos los que nacen aquí en Geass, nacen con poder, por lo tanto esa niña es muy especial… para ti— ¿En que aspectos?—Pues, ella al matarla tu, te puede conceder la belleza perpetua, inmortalidad—¡No digas mas! Entiendo—Dijo Gabrielle, volteo a ver a Clovis, Clovis se sobresalto un poco—Hermano, esta bien, perdonare esto, pero ahora a vosotros dos, los mandare que vayan por ella, y la traigan aquí, viva—No debe de estar muy lejos—Dijo Scheneizel—Ha de estar muriendo de frio—Gabrielle sonrió, y miro a Clovis—Esa perra va a pagar por lo que le hizo a tu bella carita de ángel, Clovis, no te preocupes—Dijo Gabrielle con voz de consuelo, pasando una mano a través de la herida de Clovis, la cual mágicamente empezó a sanar, Clovis abrió la boca un poco, quedándose un poco sorprendido de lo que le había ocurrido a su mejilla, paso una mano por su mejilla, y lo único que sintió fue la suavidad de su piel.
    Aquí es donde comienza la magia….
     
  8.  
    Ani Swarovsky

    Ani Swarovsky Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    3 Junio 2011
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    Ohayo Minna! Como estan? Espero que bien, disculpenme por haber tardado tanto en actualizar, es que cumpli mis xv y pues me hicieron fiesta, por lo tanto, anduve subiendo y bajando llendo a varias partes, a los ensayos, y muchas cosas, y para lo unico que tenia tiempo era para hacer tareas en la compu y eso en la noche, y pues cada vez que me daba un tiempo para los fics estaba todo desinspirada, pero no se preocupen, este tiempo sin actualizar sera recompensado, me esforzare por actualizar mas seguido, jeje, y estar mas inspirada, bueno espero que les guste el capitulo, veran que finalmente C.C esta libre y volvera con los chicos y su familia, claro antes van una serie de aventuras, asi que esperenlas, y tambien romance, no se preocupen, habra de todo, jeje, resumen time:
    Veran que Lelouch y los chicos emprenden una cruzada para ir por C.C y ni se dan cuenta de que son seguidos, bueno, en esa parte Nunnally, fue en realidad la que les dijo a las chicas todo acerca de los viajes de los chicos, y ellas comprendieron, y como iba a ser el ultimo viaje de los chicos decidieron aprovechar para acompañarlos, *se van a arrepentir de averlo hecho ¬w¬* bueno, con esto se abre y se prepara el telón para la acción, si quieren oir algo de música mientras leen este fic, les recomiendo que oigan musica new age o soundtracks, transportan, es encerio, bueno luego aclaro por que Gabrielle se queria deshacer de C.C cuando la capturaron, Gabrielle no tiene idea de lo que es el Geass en realidad, solo es una simple reina hechicera, aqui el que tiene el papel de aclararle todo es el maldito de Scheneizel. Alrato meto mas personajes de CG, esperenlos. Ah y Gabrielle no es tan OC que digamos, esta basada en la madre de Clovis mencionada en el anime, solo imaginenla. Bueno Sayonara!!
    Descargo de Responsabilidad: Code Geass no es mio.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso