Drama Último adiós

Tema en 'Relatos' iniciado por D Fang, 19 Noviembre 2017.

  1.  
    D Fang

    D Fang Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2013
    Mensajes:
    69
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Último adiós
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    703
    Desde que te fuiste he intentado prolongar este momento tanto como me fuese posible. Así que, con todo el dolor de mi corazón, tengo que confesarte algo. He vivido todos estos años escapando a mi realidad, a la realidad que tú me dejaste. He dormido y despertado con la ilusión de que, algún día, volverías a cruzar la puerta de nuestro hogar. Que me dedicarías tu mejor sonrisa y traerías calma a mi ser. Pero el tiempo ha pasado y, aunque no todo ha sido malo, las cosas empiezan a sobrepasarme. Tan cargado de emociones y sensaciones que siento que no soy capaz de diferenciarlas. No sé por qué lloro de la nada o por qué mis pensamientos se nublan al escuchar ciertas palabras. Pero hay algo que sí sé, esto no puede seguir así. Tanto porque no quiero, como porque sé que no está bien.

    Así que en estos últimos días me he hecho frente y he intentado hablar conmigo mismo. Pareciera cosa fácil, pero he de admitir que no lo es. Me he sentado en silencio en la tranquilidad de mi cuarto y he mirado tu foto.

    Recuerdo haber sentido un vacío en mi estómago al verte ahí, con toda la calma y tranquilidad del mundo. Me sonreías como sólo tú sabías hacerlo. Pude notar cómo poco a poco mis emociones empezaban a desbordarse. Mis ojos poco a poco se humedecieron, sólo para darle lugar a unas tibias y saladas lágrimas. Mi respiración se entrecortó y mis frías manos empezaron a temblar de vez en vez. En un arrebato de ira sentí la necesidad de romper tu foto. De partirla en pedazos y gritarte con todas mis fuerzas lo mucho que te odiaba.

    Porque ese fue lo primero que sentí después de que me dejaste: odio. Odio a ti, a mí, a la vida y todo lo que haya provocado tu precoz partida. Odiaba el hecho de que nunca más estarás aquí. Odiaba no poder volver a oír tu voz, no poder volver a sentir tus brazos rodearme. Pero lo que más odiaba era a mí, por no haberte recordado lo mucho que te quería. Me odiaba por haberte deseado la muerte. Te fuiste tan enfermo y lejos de ser tú, que rogaba no tener que verte así nunca más. Pero no tardé en ver que mi odio no era más que el disfraz con el que se ocultaban mis miedos.

    Tenía miedo, más del que jamás he sentido en toda mi vida. Tenía miedo a una vida sin ti. Miedo a olvidarte. Porque por momentos tu rostro se volvía borroso en mis recuerdos y tu voz sonaba distante en mis memorias. Tenía miedo de enfrentar mi realidad, a aceptar lo roto que me había dejado tu muerte. Tenía miedo a no poder ser feliz.

    Lloré durante mucho tiempo, pensando que ese acto calmaría mis pensamientos. Pero no fue así. Entonces volví a ver tu foto. Me vinieron muchos recuerdos de ti y de mí. Y me volví a enojar al recordar todas las veces que me fallaste. Todas las decepciones que me llevé contigo, todas las ilusiones que me rompiste y todas las ocasiones en las que simplemente no estuviste.

    Me dije a mí mismo una y otra vez que habías sido un mal padre, pensando que, si te quitaba importancia, talvez todo eso hubiese sidomenos doloroso. Pero sabía que no era verdad.

    No tardaron en venirme a la cabeza todos mis buenos recuerdos contigo. Todas las risas y cosas que compartimos. Todo lo malo parecía insignificante ante toda lo bueno que me diste. Mientras veía tu foto, me daba cuenta lo mucho que agradecía ser tu hijo. El hijo de ese señor imperfecto.

    Ha pasado bastante desde todo esto y ahora siento que va siendo tiempode ponerle fin a este ciclo. Los años han volado desde tu fallecimiento y la vida no ha hecho más que dejarme atrás mientras yo me encerraba en mí.

    Siento como mis hombros se vuelven más ligeros con cada palabra que escribo. Mi persona se libera de cadenas invisibles ahora que he confesado todo esto. Mi tiempo volverá a correr ahora que por fin te estoy dejando ir.

    Este es mi último adiós, papá.
     
    Última edición: 19 Noviembre 2017
  2.  
    ManaWYsalm

    ManaWYsalm Orientador del Mes Orientador

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Diciembre 2015
    Mensajes:
    494
    Pluma de
    Escritora
    Hola, vaya... vaya... vaya, vaya, esta historia hizo que me sintiera muy, muy identificada, mi papá no está muerto pero, cuando era niña se fue, casi no sé de él, pero bueno no estoy para contarlo, ni tú para saberlo, pero de por sí es un sentimiento que se acumula al pensar que realmente tu papá no está contigo sea cual sea la situación, es ese sentimiento en el que no está.

    Muchas veces podemos sentir rencor por eso, aunque no tomamos en cuenta la razón por la que las cosas pasan, muchas veces hay personas que realmente no han sido buenos padres, este relato me hizo sentir como cuando pienso si realmente mi papá se acuerda o piensa en mí, sólo con decir que esta navidad ni siquiera supe de él, y no es la primera vez, ha sido siempre.

    Me tocaste el corazón la verdad, me gustó tu escrito, la forma en narrarla porque al principio no sabíamos de quien se estaba hablando hasta las ultimas líneas.

    Luego de eso te aconsejaré que cuando escribas tu escrito le des una revisada antes de publicarlo ya que tienes algunos errores, son mínimos, y algunos notorios, en algunas palabras no hay espacio, por ejemplo:

    Bien, luego de eso, me pareció bastante bonito, fue corto pero me llegó al corazón, sigues así.

    ¡Hasta luego!
     
    Última edición: 26 Diciembre 2017
  3.  
    DoctorSpring

    DoctorSpring Disgregrador

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Septiembre 2016
    Mensajes:
    268
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Buenos días.

    La verdad es que este relato ha sido una grata sorpresa para mi.

    Empecemos por lo básico: No note ningún error ortográfico grave o alguno que arruine la experiencia, solo pude percatarme de algunos dedazos en la segunda leída lo que es buena señal. Eso significa que sabes como sumergir a alguien en la historia. Aun así te recomiendo que revises exhaustivamente tu texto antes de publicar como ya te han dicho.

    La narración es un poco amontonada pero para mí es un acierto. Al ser un monologo interno, es comprensible que las palabras salgan de golpe.

    El relato hace un buen trabajo en revelarte poco a poco la historia. Al principio se puede pensar que es una carta a una pareja que se fue, luego te das cuenta de que esa persona ha muerto para concluir en ese "Este es mi ultimo adiós, papá". Esto hace que todas las palabras cobren un sentido diferente y invita a una segunda lectura sabiendo ese dato, la cual te impacta más todavía.

    En cuanto mi, el relato me encantó. Llega un momento en la vida cuando nos damos cuenta que nuestros progenitores no dejan de ser simples personas que cometen errores como cualquiera, algunos más graves que otros. Y aunque no estoy de acuerdo en que toda la gente se convierta en "santa" cuando muere—pues nuestros errores afectan a nuestros cercanos y lo seguirán haciendo cuando ya no estemos—tampoco podemos olvidar los buenos momentos que pasamos con ellos. Ya sean muchos o pocos.

    En resumen, espero que sigas así y poder leer más cosas tuyas en el futuro.

    Saludos.
     
Cargando...
Similar Threads - Último
  1. ManaWYsalm
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    70
  2. Kay Greenwish
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    69
  3. Yoko Higurashi
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    276
  4. Anthony el escritor
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    284
  5. Plumas de Cuervo
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    92

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso