Fanfic - Fanfic Mariposa negra [The prince of tennis]

Tema en 'FanFics sobre Prince of Tennis' iniciado por Alii Rose, 28 Octubre 2011.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1. Alii Rose

    Alii Rose

    Virgo
    Monedas:
    $10
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Fanfic Mariposa negra [The prince of tennis]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3455
    Hola!! a todos.....^w^ bueno primero que nada este es mi primer fic que hago sobre el príncipe del tenis, espero que sea de su agrado y que lo disfruten tanto como yo lo hice escribiendolo. Cualquier comentario es bienvenido, si tiene alguna duda haganmela saber yo con gusto se las respondere.

    Esta serie no me pertenece y quizás nunca lo haga, aun así tome prestados a los personajes para divertirme un poco con ellos y fantasear un rato con Ryoma O¬O [ baba escurriendo por mi boca] jaja, así que lean y dejen sus comentarios.

    Capitulo 1.El día que comenzó todo

    Como era ya costumbre para aquel chico que llevaba dos años viviendo en América, se levanto a las siete de la mañana, de esta forma podría pasar a las canchas de tenis y practicar un poco antes de tener que ir a clases y es que desde que su madre insistió por que su pequeño hijo asistiera a la escuela, su representante tuvo que acceder a ello y buscar la mas apropiada para el prodigio del tenis.

    Mientras caminaba por las calles de Nueva York tenía que cubrirse con una sudadera, ya que últimamente ese deporte se había hecho mas famoso y toda la gente lo conocía, siempre que esto pasaba terminaba rodeado por una multitud de ellos, cosa a que al joven muchacho le molestaba de sobre manera.

    Ryoma se detuvo frente a una maquina de refrescos, mirando de un lado a otro en busca de la mejor opción, sin encontrar su bebida favorita la ponta de uva tuvo que optar por una coca- cola, la cual tomo cuidadosamente mientras seguía caminando con dirección al parque.

    -Ey, Echizen!!- un joven entusiasta grito a lo lejos, levantando su mano en el aire moviendola de un lado a otro.

    -hmp, que quieres Kevin?- suspirando por tan ruidoso compañero.

    -Te has enterado, que hoy en el colegio, además de nosotros vendrán chicos de diferentes partes del mundo y todos darán muestra de sus habilidades para saber a que club pertenecerán cada uno-

    -Mmmmm....creo que se pondrá interesante- dijo en un susurro.

    Las calles de la ciudad comenzaron a poblarse con mas gente, el joven rubio se puso la capucha de su sudadera, para poder cubrir su rostro y poder pasar desapercibido, ambos comenzaron a correr tratando de evitar un gran alboroto, buscando la vía mas rápida de poder llegar a su destino.

    Una vez estando en el hermoso jardín de Manhattan comenzaron sus actividades, Ryoma se deshizo de la sudadera que llevaba puesta, colocandola dentro de su maleta, después tomo su raqueta roja trayendo consigo viejos recuerdos que había vivido en compañía de sus queridos amigos, haya en Japón un lugar que nunca olvidaría, al cual siempre podría llamar hogar; seguramente sus compañeros de equipo estarían pasandola genial en sus años de universitarios, aunque claro que el no se quedaba atrás, ganando a todos los contrincantes con los cuales se enfrentaba y aprendiendo kung-fu por parte de un amigo de su padre, ahora si el día en que se reencontraran no podrían llamarlo mas pequeñín, ya que en estos últimos dos años había crecido lo suficiente como para considerarlo un hombre alto y de buen cuerpo, aunque todavía le faltaba mucho por desarrollarse considerando que aun tenía 17 años.

    Kevin por otra parte decidió empezar el calentamiento, después de todo el tiempo que tendrían hoy para practicar se vería reducido por el colegio al cual entrarían, si no fuera por la insistencia por parte de la madre de Ryoma a sus representantes, el podría haberse zafado de ello, sin embargo desde la vez que lo había conocido y encariñado con el, lo trataba como a su propio hijo, preocupandose y dandole la misma atención; Kevin maldecía el día en que la señora propuso o mejor dicho obligo a sus representantes a acceder a tal tontería, para el era una perdida de tiempo en la cual tendría mil restricciones que le parecían estúpidas.

    Ninguno de los dos se percato de que su tiempo estaba llegando a su limite, cada uno estaba en su mundo pensando y haciendo las cosas a su manera, si no fuera por la pequeña alarma que llevaban en sus maletas hubieran seguido hasta la hora a la cual estaban acostumbrados a terminar.
    Echizen tomo la toalla mas cercana y con ella se limpio todo el sudor, kevin solo recogió sus cosas y camino con dirección a las duchas, llevandose una grata sorpresa al enterarse de que se encontraban en mantenimiento.

    -Que!! no puede ser y ahora que vamos hacer??-

    -No se supone que vamos a demostrar que podemos hacer??-

    -Si, así es Echizen y que con eso???-

    -Pues después nos podemos bañar en las duchas del colegio-

    -Oh!! bien pensado...... entonces vamonos por que llegaremos tarde-

    Ambos jóvenes guardaron todas sus cosas, se limpiaron bien todo el sudor que escurría por sus frentes, se volvieron a poner de nuevo sus sudaderas y después salieron corriendo lo mas rápido que sus piernas se los permitieron.

    Ya en la entrada de lo que seria su nuevo colegio se pararon y tomaron aire, estaban algo cansados por recorrer una gran distancia, sin embargo sus esfuerzos eran necesarios, ya que si por algún motivo se le ocurría llegar tarde tendrían serios problemas con sus representantes.

    -Bueno creo que por fin llegamos- dijo kevin areglandose la capucha para que no lo vieran.

    -Será mejor que entremos-

    Una señorita que portaba la insignia de la escuela se acerco a los dos chicos haciendoles señas para que la siguieran, ellos como eran nuevos y no tenían idea de que hacer solo se limitaron a seguirla....... los pasillos de esa institución eran amplios y estaban repletos por posters de cuidado al medio ambiente, de tecnología, invitaciones a clubes y dibujos que seguramente habían hecho niños de preescolar... Ryoma no prestaba atención a nada en particular, el tan solo quería hacer lo que le correspondía y conocer a sus nuevos rivales del club del tenis.

    -Bien chicos, como ustedes son tenistas profesionales el día de hoy los trataremos como nuestros invitados de honor, ya mañana serán como cualquier otro alumno de aquí, así que por favor necesitamos que pasen enfrente de todos, los saluden y tomen asiento en la mesa directiva, desde allí podrán ver la ceremonia de demostraciones y ya después se podrán retirar a sus respectivos clubes o actividades-

    -Si estas bien- decía kevin mientras caminaba con dirección a la ceremonia.
    ------------------o----------o------------o-------o--------------o----------------o-----------------o---------------o-------------
    En el patio del colegio todos los alumnos se encontraban reunidos, acomodados por el club al que pertenecían y en la parte de enfrente se encontraban sus respectivos líderes.

    Director:-Bien jóvenes, hoy es un nuevo inicio, ya que todos lo que están presentes iniciaran clases en este colegio, talves muchos ya se conozcan y otros no, pero lo mas importante es que haya una buena convivencia entre todos ustedes, recuerden sus valores muchachos....Hmp, y bueno como todos los años tenemos a nuevos estudiantes de intercambio, ellos vienen de diferentes países y convivirán con nosotros durante un largo periodo, así que denles una calurosa bienvenida.......haganlos sentir en casa que no extrañen su hogar que sientan que están en el...... y también para los clubes hay una buena noticia, todos ellos tienen unas habilidades increíbles ya ustedes los elegirán..... Hmp por ultimo para el club de tenis les hago la mención de que este año nos acompañaran dos estudiantes que juegan en ligas profesionales, enseñenles que es el tenis en Guinea – Aquel hombre tomo un pequeño vaso de cristal y bebió un sorbo de agua, mientras todos los jóvenes a su alrededor se impacientaban por comenzar con el programa prometido.

    -No se preocupe director, nadie nos podrá ganar jajaja- Sus compañeros de equipo lo voltearon a ver y el con toda la seguridad que tenia les guiño un ojo y después se cruzo de brazos

    -Así se dice Alexis.... bueno creo que eso es todo...a y por cierto Itzel y Alexa, creo que entre ellos hay una chica que les interesara, es muy buena bailando.....pero bueno seguro la conocen jeje-

    - ¬¬ Seguramente yo soy mejor que ella JA no necesito a aficionadas-

    - Ya para finalizar aquí tenemos a los prodigios del tenis, Echizen Ryoma y Kevin...Hmp no se como leer esto.

    Los dos chicos caminaron y se posaron en frente de todos los presentes, obteniendo un grito enorme por parte de todas las chicas y un mal gesto por parte de todos los chicos, sin embargo ninguno de los dos se sentía realmente satisfecho con ello, solo deseaban terminar rápido y proceder a los clubes.

    - Bienvenidos chicos, hay algo que deseen compartir con todos su compañeros?- Kevin se acerco a donde el director se encontraba, cuidadosamente tomo el micrófono, para de esta forma poder transmitir unas pequeñas palabras que alegraran un poco la situación.

    - Esperamos tener una buena estancia aquí- Ambos se pasaron de largo y se sentaron en sus respectivos lugares, las chicas no paraban de hacerles señales y derretirse por su sola presencia, en cambio los varones tenían ya otra razón para tratarlos de la peor forma posible, principalmente Alexis el líder del club de tenis, quien rabiaba por la atención que aquellos dos jóvenes podían obtener sin necesidad de hacer gran cosa.

    -Hmp no creo que sean tan buenos como dicen, todos sus torneos seguro son arreglados jejeje-

    - Si tienes razón, ambos se ven debiluchos- Una voz al fondo se alcanzo a oír, antes de que el director continuara con su aburrido discurso.

    - Ahora daremos inicio a la presentación de Nolee Fedramon, mejor conocida como el ángel de Londres-

    Antes de que alguien pudiera aplaudir o hacer cualquier cosa todo el patio se lleno completamente de humo, nadie podía ver nada, hasta que fue cambiando de colores y desapareció totalmente, dejando admirar a una hermosa chica de piel blanca y larga cabellera color negro, ella llevaba un top color morado con encajes de tull del mismo tono , una falda larga abierta hasta un poco mas arriba de su rodilla derecha y pulseras de oro colgando de sus delgados brazos.

    La música comenzó a sonar y ella se comenzó a mover lentamente al ritmo de la canción, los chicos no le quitaban la mirada de encima y los comentarios de que era hermosisima no se dejaban de oír, sin duda alguna tenia un gran cuerpo y la ropa que lucia le favorecía en todo momento....su publico estaba hipnotizado con ella, incluso las chicas no podían dejar de mirarla y envidiarla por todas las virtudes que ella poseía. Como era posible que existiera una chica como ella??....tan perfecta, tan hermosa y tan carismática...estas y otras preguntas se hacían todos los que presenciaban la función, excepto un chico de cabellos color negro que la veía de reojo, tratando de no prestar mucha atención, sin embargo hasta para el esto era difícil, su forma de bailar era maravillosa, poniendo en ello todos los sentimientos que tenia por dentro, aunque seguramente serian pocos los que notaran eso, pero aquel chico de carácter arrogante lo había hecho y eso era lo único que importaba.

    Cuando finalmente ella termino se quedo de pie unos segundos, luego se tiro al piso sobre sus piernas como una muñeca, permaneciendo en esta pose durante un minuto, para después levantarse lentamente con una rosa en la mano que lanzo por los aires cayendo sobre la mesa donde Echizen se encontraba sentado. Los aplausos no se hicieron esperar y los suspiros de decepción por no haber cogido la rosa tampoco, ella acostumbrada a todo ello, simplemente hizo una pequeña reverencia y se marcho fuera del escenario, para dejar paso a los siguientes participantes.

    Ryoma contemplo la preciosa flor de un lado a otro, no sabia como reaccionar ante ello, sus manos no se movían, que es lo que debería hacer???...Tomarla??.. Dejarla y esperar a que alguien mas lo hiciera??... o quizás simplemente ignorar el hecho de que hubiera caído cerca de el.... su amigo al percatarse de su problema la tomo y luego se la dio, diciendole que debería tomarla si no decepcionaría a un ángel que había puesto todos sus sentimientos en aquella rosa......... después de todo cuando un artista lanza algo suyo a su publico, este espera que ellos lo atesoren como algo irremplazable o no??.

    - Bien chicos ese fue el Angel de Londres....Hmp ahora sigamos, continuemos con el joven Ricardo Santillan, quien nos dará una pequeña demostración de su fuerza...FUERZA?? O_O- Cuestiono aquel hombre que parecía confundido por lo que había leído en la tarjeta de presentaciones.

    -Así es señor es lo que el nos ha dicho- Susurro a su oído la señorita que una hora atrás había llevado a los prodigios del tenis al patio donde se presentarían.

    Las chicas no paraban de preguntarse si el siguiente espectáculo seria realizado por un chico guapo, o que demostración daría para mostrar su fuerza, un joven despreocupado salía de un salón, teniendo todas las miradas encima, el sin darse cuenta de ello, solo camino al centro y golpeo el piso haciendo que una parte de este se quebrara, dejando a toda una audiencia asombrada.

    -Quien es el imbécil que dejo su mochila en el suelo y por su culpa me tropecé!!??-Aquel grito desesperado alarmo a todos los presentes ocasionando un caos y mas confusión de la que ya había, el director se acerco a el e intento calmarlo, pero esto solo agravo mas la situación, ya que un tremendo golpe lo mando a volar, haciendo que el pobre quedara inconsciente, la subdirectora rápidamente llamo a una ambulancia, después de esto se para frente al micrófono.

    -Chicos!! paren, esto no es un mercado, necesito que guarden silencio y se formen, usted señor Ricardo muchas “gracias” por la demostración si puede ser tan amable de tomar asiento y al final del día hablaremos sobre el que ocasiono que usted se callera, lo resolveremos.- Los jóvenes volvieron a sus lugares, unos riendo por las maldades que habían hecho durante el caos y otros a un temblando por lo amenazante que ese chico nuevo podía verse, en cambio dos chicos solo suspiraban por todo el embrollo que había sucedido, no tenían ni la mas ligera preocupación de lo que pasaba a su alrededor, ellos simplemente deseaban que toda esa tortura llegase a su fin.
    -BIEN, espero que así sea, si no se puede ir despidiendo de la escuela, recuerde que mi papá...- Antes de poder terminar fue interrumpido por la subdirectora, quien estaba nerviosa por toda la situación presente.

    -Si lo se- limpiandose con una toallita las gotas de sudor que rodaban por su frente- Hmp, Hmp, Jóvenes, ya pueden irse a sus respectivas actividades, la ambulancia ya no debe tardar, por un tiempo creo que el director se tomara vacaciones, así que den lo mejor de ustedes y que viva la escuela Guinea ^^u – Todos comenzaron a separarse, unos se fueron para los salones y otros para las canchas, cada quien por diferentes rumbos.

    Los dos chicos que aun seguían en su asiento, se pararon y tomaron sus cosas, luego se fueron con dirección a las canchas de tenis, querían conocer el nivel de sus nuevos rivales.....En el camino Ryoma se separo de Kevin y decidió ir a lavarse a su cara, quería despejar su mente después de todo lo ocurrido, así que entro en lo que parecía ser un baño.

    ---o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o-----o----

    Nolee.

    Estaba desesperada por tantos gritos que oía provenir del exterior, que podían estar haciendo toda esa bola de chamacos haya afuera, sin duda alguna esa era una de las razones por las cuales no me caían bien la gente como ellos. Tratando de olvidar todo lo que existía a mi alrededor cerré los ojos y me recosté en la pequeña banca que estaba de frente a mi, tenía que concentrarme en controlar mis poderes, no podía dejar que se salieran de control otra vez, si no, no serviría de nada que mis padres me hubiesen enviado a Estados Unidos para poder encubrirlos....... lleve mi mano derecha a mi frente y la otra la recosté en mi abdomen, no tenia intención alguna de tomar una ducha, sin embargo tenia que hacerlo, ya que la coreografía que había montado minutos atrás, ocasiono que gotas de sudor rodaran por todo mi cuerpo.

    Me pare de un brinco de la banca en la cual estaba meditando, luego con mucha flojera comenze a deshacerme de mi ropa, hasta quedar tan solo con una pequeña prenda que cubría la parte de enmedio de mis piernas, tome una toalla de las que estaban acomodadas en un mueble y la desenvolví, luego la acerque a mi cuerpo y fue precisamente en ese momento que algo inesperado sucedió.....un chico que portaba una gorra blanca había entrado en aquel lugar, si mi memoria no me engañaba era el mismo que no prestaba atención a nada de lo que yo hacia y también era el mismo al cual había decidido darle mi rosa, como era posible que el se encontrara allí??, observandome sin poder moverse, seguramente pensando en que ahora si no tendría escapatoria.

    -Q-que haces aquí?? O///O- cuestione algo nerviosa y sin poder moverme del lugar en el cual estaba parada.

    -Yo... lo siento.. no sabia que estabas aquí ¬////¬- dijo el volteandose dandome la espalda.

    -Hmp.. como si te fuera a creer. .n`_´n-

    -No me importa si no lo haces, eso ya depende de ti, será mejor que me valla- el camino hacia la salida, yo solo puede ver como ponía algo en el lavabo antes de cerrar la puerta y dejarme de nuevo en compañía de la soledad, curiosa por saber que es lo que el había dejado me acerque....mis ojos no podían creer lo que veían, era la rosa, sorprendida por saber que no la quería la tome cuidadosamente y la guarde en un lugar donde no se pudiera hacer fea. Era la primera vez que conocía a un joven así de raro, haciendome sentir que algo dentro de mi había cambiado, aun no sabia si era para bien o para mal pero el punto es que ese chico me ocasionaba una sensación que nunca antes había experimentado.
    a Celia y OmegaVantage les gusta esto.
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página