[​IMG]
Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Idea de Eli uwuwu

    IMG_20191025_165324_945.jpg
    a Rita, El Calabazo, Kurone y 3 más les gusta esto.
  2. Bueno, hace tiempo no cuento cosas, de hecho lo último que conté así como importante fue lo del tatuaje hace poco (?) pero hoy vengo con otra cosa.

    Hace, no sé, poco más de un mes diría yo, la verdad ahora no estoy segura mientras escribo y no quiero ir a fijarme porque me da pereza xD la Editorial Estudiantil de la Universidad de Costa Rica, donde estudio, abrió convocatorias para lo que iba a ser una antología de artistas (incluye microcuento, poesía, fotografía y obras plásticas).

    La convocatoria Y2K, básicamente, reúne a todos los artistas del milenio (1990 en adelante) de las universidades públicas de Costa Rica. Participó un total de 82 personas.
    La fecha final para enviar los trabajos era el 18 de noviembre y no colocaron una fecha de publicación de los seleccionados.

    Con conocimiento de esto decidí concursar solo para la antología de microcuento, para la de fotografía y obras plásticas no me sentía tan confiada. Por este motivo, de hecho, eliminé de Originales tres textos: Incapaz (un song-fic centrado en la antigua relación tóxica de una chica), Sambuca (otro song-fic, esta vez centrado en el romance furtivo de la que podría considerarse la misma chica de Incapaz) y Demonio de ojos verdes (narra los acontecimientos luego de que un chico asesina a su pareja).

    Hace una hora, pasada la medianoche, recibí un correo titulado "Usted ha sido seleccionado para la Operación Éxodo". El correo iba dirigido a todos aquellos seleccionados y en un documento separado estaba cuál obra se había elegido. En mi caso seleccionaron Demonio de ojos verdes.
    En resumen vengo a contarles que seré publicada por primera vez junto con otros artistas. La presentación y exposición posiblemente se hará en la Semana de Bienvenida 2019, es decir, en marzo.

    Estoy muy contenta y emocionada por esta oportunidad, la primera en su clase para mí.
    Realmente este año ha estado lleno de sorpresas preciosas. He abierto numerosas puertas, con llaves que llevo fabricando hace años. El esfuerzo empieza a notarse.

    De momento eso es todo. ¡Espero traer más noticias pronto!
    a Shani, Lariebel, Kashey y 7 más les gusta esto.
  3. Welp, como no puedo dormir vengo con los fun facts que a nadie le interesan. (?)

    Como sabrán en 2016 (el año de la desgracia) me hice mi primer tatuaje como un regalo de mí para mí por los 18.
    Llevo tatuado el brazo con un diseño propio que aunque no tuvo el mejor resultado, me gusta a pesar de todo.
    La entrada que explica por qué me tatué el colibrí y deja implícito lo de la frase es la siguiente: El colibrí, desconocido para la gran mayoría.
    Añado a esto otra versión: el cuervo transforma a una flor que brindaba especial alegría al florecer cada primavera en colibrí para que lleve a las otras un mensaje de agradecimiento por hacer del mundo un lugar más agradable.

    Prácticamente un año después, en 2017, cuando apenas empezaba a recuperarme y digo apenas porque el día que lo hice tuve un encontronazo importante con alguien, me hice el segundo.
    Esta vez no recurrí a un diseño propio, pero me di a la tarea de buscar uno que sintiera que se adaptaba bien a lo que quería, lo que necesitaba plasmar.
    Llevo en la espalda, entre los omóplatos, un cuervo.
    He hablado mucho de por qué me identifico como cuervo y hasta hice la entrada también como con el colibrí: El cuervo, un viejo conocido.

    Poco después de eso y quizás algo tarde pero curiosamente a tiempo, di con la cultura Haida, di con Yáahl.

    El cuervo es El Creador, que más que crear roba y redistribuye las cosas de acuerdo a sus propios deseos. Es el reflejo profundo de uno mismo. Es El Tramposo.
    El cuervo es quien trae la luz al mundo.

    Al principio el mundo estaba en completa oscuridad y el cuervo, que estaba allí desde el inicio de los tiempos, estaba cansado de no poder ver y chocar con las cosas.
    Supo que un anciano, que vivía solo con su hija, poseía la luz y luego de darle cabeza, ideó el plan de materializarse como el nieto del anciano que mantenía la luz en una caja (águila gris, si no recuerdo mal), únicamente para sí mismo. Estaba decidido a robarla.

    Era un niño de apariencia extraña (¿qué importaba en esa oscuridad?) pero su abuelo lo amaba. A pesar de eso, no le permitía siquiera acercarse a las cajas que resguardaban la que contenía la luz.
    Luego de insistir e insistir, el anciano no puede seguir diciéndole que no a su amado nieto... y saca una preciosa esfera brillante y cálida de la caja.
    El niño la toma y no tarda en transformarse en un enorme cuervo, para llevarse la bellísima esfera en su pico a través de un agujero de humo (otras versiones dicen que es en este momento en que las plumas, antes blancas, se le manchan de negro permanentemente. Además que roba no solo la luz sino el agua fresca y el fuego).

    Es perseguido y pierde fragmentos de la valiosa esfera durante su huida, formando así la luna y las estrellas. Exhausto, deja caer el último fragmento al Este, dando lugar al Sol.

    Así es como el cuervo trae la luz a todos los seres.

    Me nombré a mí misma Yáahl, decidí convertirme en La Tramposa sin importar lo que implicara y así robar el sol para mi único y propio beneficio, para calentar la helada sangre que me recorría el cuerpo desde que tenía memoria y que me había paralizado completamente en el último año. En ese momento decidí que, por primera vez, me convertiría a mí misma en mi prioridad.
    Fue la decisión definitiva porque desde entonces las cosas dieron un giro y aunque no fue mágico, todo es más nítido. Al reorganizar prioridades y colocarme a mí misma en el tope de la pirámide he aprendido, poco a poco, a amarme a mí misma y amar a quienes me rodean sin tanto miedo debido a mi falta de confianza.

    Es por eso que ahora llevo un sol en la espalda, unido al cuervo, que llega hasta las vértebras lumbares.
    Había que cerrar el 2018 con broche de oro, porque ha sido, sin duda alguna, un año que no cambiaría por nada en el mundo.
    Me he sentido capaz, completa y asombrosamente amada. El sol es mío y yo soy suya. El sol es el amor propio y el que mi familia y amigos me han brindado sin pausa. Es todo aquello que perdura a pesar de la enredadera que mi personalidad genera a su alrededor.

    El sol es la vida que aprendí a amar a regañadientes.
    sun's thief.png
    a Luix, Lariebel, El Calabazo y 3 más les gusta esto.
  4. ¿Que a qué me ha ayudado FFL? Eh... —Desenrrolla un pergamino—. Si bueno, tal vez la lista sea larga.

    SIETE AÑOS AQUÍ, SIETEEEE.
    La primera de las cosas a las que me ayudó FFL fue a mejorar mi ortografía y redacción en general. Entre mi fail del concurso y los comentarios que me iba haciendo la gente (entre esos algunos Betas de ese entonces) fui notando los errores, entendiéndolos y, gradualmente, corrigiéndolos.

    Lo más importante, creo, es que FFL siempre ha sido mi soporte, de una u otra forma. Aquí siempre ha habido gente preciosa que me apoya y que confía en mí.
    El foro tiene un efecto tranquilizante, en la mayoría de las oportunidades, cuando todo lo demás no hace más que empeorar mi de por sí deplorable estado de ánimo. A la vez FFL me recibe cada vez que logro salir de mi espantoso pozo del terror y aparezco como una persona distinta, capaz de ver la vida con tonos menos sombríos. Recibe mi alegría y mi tristeza, mi dolor y mi tranquilidad. Todo.
    Ha aceptado todas las diferentes versiones de mí que ha visto y me ha contenido en dos de mis épocas más bajas.

    De alguna forma me ha ayudado a aceptarme por lo que soy, a ver algunas de mis fortalezas y saber que estas son más grandes que la mayoría de mis debilidades. FFL y sus usuarios tan únicos me han ayudado a ver cosas buenas en una personalidad tan evasiva y limitante como la mía; y por ello estoy profundamente agradecida.

    Sin este foro y las personas hermosas que he conocido en él no sería lo que soy ahora.
    a Peristroff, Lariebel, Kaladin y 4 más les gusta esto.
  5. ¿Un momento vergonzoso en FFL?

    A ver, de todas las vergüenzas que mi ansiedad me hace pasar (?) debe haber una acá, pero me está costando muchísimo recordarla xD

    La verdad es que me da mucha pena recordar que en algún momento fui de las spameras que se montaron conversaciones en los comentarios de un fic. (?)

    Por otro lado, siento que fue vergonzosa para mí la primera (y creo que única) vez que participé en un concurso.
    Estaba comenzando apenas y aún cometía muchísimos errores. Sin mencionar siquiera que era una historia extraña, para qué mentir. Era un intento de tragedia, construido de forma muy torpe.
    Si me preguntan, no sé ni por qué lo intenté, lol.

    Joder, mejor no hubiera recordado esto xD me da todo el cringe.
    a Peristroff, Lariebel, LordZombie y 4 más les gusta esto.
  6. Pasé por prácticamente todos los grupos, así que... xD

    La verdad, en retrospectiva, me atrevo a decir que mi mejor experiencia fue cuando estuve dentro de los Orientadores. Es un grupo al que le guardo muchísimo aprecio por eso, la verdad.
    Ahora mismo cuesta creer que en algún momento tuve los ánimos y la actitud requerida para andar dándole la bienvenida a los nuevos, entrando a sus perfiles como si fueran mi casa; pero la verdad es que le ponía mucho esfuerzo y me hacía mucha ilusión.

    De alguna manera, orientar a otros me ayudó a conocer el foro de pies a cabeza y a sentirme más a gusto dentro de la comunidad, porque sentía que estaba ayudando a otros.
    Creo que Orientadores es un grupo maravilloso y muy necesario, y que de alguna forma es un buen pilar inicial para tratar de integrarse a los demás grupos existentes, si de repente los nervios no te dejan animarte.

    A decir verdad, pensaba volver al grupo (lo tenía planeado si no entraba a Artes) pero ahora mismo no sé si podría desempeñarme de la misma forma, con tanto entusiasmo. Siendo honesta, lo pongo bastante en duda.

    A pesar de todo, sus altos y bajos, además de los míos propios, estoy muy agradecida con este grupo tan bello. ♥
    a Lariebel, Kaladin, SweetSorrow y 2 más les gusta esto.
  7. When se me acumulan las entradas.

    Se supone que debo hablar de una dinámica que recuerde con cariño.
    Hmm, curioso. Me cuesta elegir.

    Hay varias actividades de escritura que han sido muy bonitas, la verdad, también varios juegos (Círculo, is that you?) y la mafia de BNHA que fue un verdadero show. Sin embargo, unas de las actividades a las que más cariño les guardo es a los desafíos mensuales (particularmente los que fueron dirigidos a los blogs), porque vamos, todos sabemos que me encanta usar el blog para prácticamente cualquier cosa.
    Supongo que eran una buena forma de mantenerme ocupada.
    La gracia de esto que borré todas esas entradas, porque la verdad es que habían unas que solo me causaban un revoltijo de emociones innecesario. (?) Aun así eso no quita que me haya gustado participar.
    a Lariebel, Kaladin, Mori y 2 más les gusta esto.
  8. Well, debería estar leyendo, mínimo, pero ayer estuve fuera todo el día y llegué tarde, hoy estuve de 8 a 4 en la uni. Honestamente me estoy muriendo, porque encima parece que tengo una recaída de la gripe que tuve hace poco más de una semana.
    Desde hace días ando agotada, no sé por qué. Juro que antes estuve al borde de una mental breakdown.


    Vamos con la segunda entrada, aunque sé que no tienen por qué ser en orden.
    Se supone que corresponde a "Un usuario que extraño".

    La verdad que la gente que tiendo a extrañar anda por estos lares últimamente y de la gente que se fue definitivamente pues como también se fueron de mi vida como que extrañarlos al caso no viene ya.

    En aquellos tiempos remotos en los que el foro no estaba casi tan viejo como mis mascotas, logré convencer a la que en ese entonces era mi mejor amiga, de registrarse.
    Fue mi mejor amiga durante casi toda la primaria y parte de secundaria. ¿Su nick? Tears of demon (qué decir, tuvimos una etapa emo fuerte que yo no he superado porque ahora soy darkz).

    De hecho por esos tiempos (paralelos a la existencia de los Nyan) teníamos por acá un grupo de amigos bastante curioso. Era muy entretenido hablar entre todos, escribir unos self-inserts brutales y apoyarnos mutuamente. Por supuesto, luego las cosas se complicaron muchísimo, demasiado quizás. Terminamos por perder contacto casi todos, excepto Tears y yo (o bueno, no del todo).
    Finalmente, por ahí de segundo de secundaria todo se empezó a ir por la cañería. ¿Por qué? Oye, no lo sé.
    Bueno sí sé. (?) La verdad es que sus creencias y las mías comenzaron a colisionar, como nunca ha sucedido con otras de mis amistades. Ella intentó no separarse, lo sé, pero su idea de mantener contacto era, en resumidas cuentas, solo buscarme para que la acompañara a los cultos de la iglesia a la que asistía y en la que posteriormente encontraría a su futuro novio.
    Yo no quería eso. No quería ir porque es incómodo para mí, porque para ir a estar sin prestar atención e incomodando con mi propia incomodidad, pues mejor no ir.
    ¿Que quería yo? Quería verla sin que hubiese una iglesia de por medio. Quería solo hablar y reír con ella como solía hacer, pero al parecer no era eso lo que deseaba ella. Entiendo que quería compartir ese tiempo conmigo pero... no.
    ¿Que si debí decirle lo que quería realmente? Quizás, hasta ahora lo pienso.

    Fue algo que se fue muriendo gradualmente y que a decir verdad no fue doloroso porque ya se veía venir, pero ahora que vi la consigna de la entrada fui consciente de que la extraño aquí y también fuera del foro.
    a Apolo, Lariebel, Kaladin y 2 más les gusta esto.
  9. Voy a empezar con las entradas de la actividad de Kash, para no atrasarme mucho y aprovechando que es mi día libre pero no estoy en casa como para hacer otras cosas del foro cómodamente. (?) Esta actividad va a estar buena porque llevo siete años aquí, lol.

    La primera entrada corresponde a una anécdota divertida :0

    Está como que complejo eso. (?) En realidad hay cosas recientes que han sido muy muy graciosas xD entre las mafias y la actividad del Círculo, pero esas son demasiado nuevitas.

    Igual contaré una reciente, pues porque puedo :D
    Cómo olvidar las trolleadas de Shani. Sobre todo esta:
    Screenshot_2017-11-16-12-51-03.png

    Aquellos tiempos de 2017 en los que mi nick era la broma máxima, con el yáahl llegué y todas sus variantes xDDD
    También en su momento me habían cambiado el ava este que me gusta mucho, el del cuervo con fondo rojo, y ponía "Yáahl estoy llegando". Lo más chistoso de eso fue que no lo noté hasta bastante despues.

    Recuerdo que cuando pasó esto del nick estaba en la universidad con una de mis mejores amigas y me impactó tanto y me dio tanta risa que se lo tuve que contar aunque tuviera que explicarle qué carajos es FFL.
    Ya luego de un rato me daba tanto cringe ver mi propio nick que perdió chiste y solo me daba ansiedad, entonces me tuve que emputar. (?) Pero tengo que admitir que fue demasiado gracioso.

    Fin del episodio de hoy, amiguitos. :munchlax:
    a Kaladin, Fushimi Natsu, Shani y 5 más les gusta esto.
  10. Bueno, es mitad de semestre y a estas alturas de la vida no he tenido tiempo siquiera de venir a actualizar mi situación (a pesar de haber comenzado varios intentos).

    Resumen: retiré Diseño I para intentar salvar mi ponderado pero al final estoy dejando morir Dibujo I.

    No logré resolver el tercer proyecto, a pesar de haberlo intentado varias veces y haber rozado una crisis nerviosa en casi todas esas oportunidades. No lo logré. Las líneas se pierden, se mezclan, carecen de orden. Hay demasiadas divisiones que impiden que lea las que se entrecruzan y me impiden dividir el plano superior, por lo que no puedo unirlo con la base y si de alguna forma lo logro, no coinciden.
    Supongo que debe ser por la insistencia de mis líneas, que las vuelve pesadas, perdiendo la suavidad de la línea guía y quizás también un poco la falta de precisión, porque mi caja contenedora sí sigue los puntos de fuga.

    Ahora mismo (8:25 am) debería estar en clase de Dibujo, sí, debería, porque renuncié a ir con un proyecto incompleto. Así que estoy en un pasillo de mi ahora adorada facultad de Ciencias Sociales, tratando de avanzar un estudio de caso de mínimo 20 páginas para Psicología del Desarrollo Humano I, que es para mañana a las 7 am. Prefiero dejar morir Dibujo, aunque pueda tirarme abajo parte del ponderado, que dejar morir Desarrollo, porque si no apruebo este, no podré matricular Psicoeducativa el semestre que viene y creo que tampoco Norma, y por defecto tampoco Desarrollo II y ni III el año que viene y, por efecto dominó, no podré tampoco matricular el módulo de Educativa, lo que me atrasaría OTRO año y ya tuve bastante tratando de socializar con la generación del 2017, como para tener que pasar por eso en tantos cursos. So... prioridades.

    Realmente ahora mismo estoy muy frustrada y quisiera dormir unas 10 horas de tirón. Sin pensar en nada, porque todo empieza a dar vueltas.

    Una de mis mejores amigas está tratando de convencerme de no dejar el curso morir y lo mismo estuvo haciendo el amigo que considero más cercano (a pesar de no ser el más indicado para ello porque es el primero en dejar morir cosas), pero la verdad veo muy poco probable que intente arreglar esto de aquí al viernes, o bueno, del miércoles en la tarde al viernes (suponiendo que el profesor me deje entregarle el proyecto dos días después). Pero vamos, que ya invertí mucha energía en tantos intentos de resolver esa mierda.

    En respuesta a lo que algunos se preguntaron al ver mi horario... bueno, qué puedo decir. IR A CLASES A LAS 7 AM ES LA PEOR MIERDA QUE HE HECHO DESDE QUE ENTRÉ A LA UNIVERSIDAD. Fin. No hay mayor conclusión.

    Por otro lado, contra todo pronóstico (del profesor con el que matriculé a pesar de ser el mejor y el curso en sí), en Bases Biológicas me está yendo mejor que en cualquier otro jodido curso.
    Tuve un 93 en el primer parcial de teoría y un 95 en el examen del laboratorio.
    ASISTENCIA DE BASES, AHÍ TE VOY; MATARÍA POR SER ASISTENTE DE ESTE CURSO. DEL LABORATORIO O DE TEORÍA NO IMPORTA. Ah qué.
    Me duele el 7,5 del segundo proyecto de Dibujo.

    Siendo sincera, este semestre me está haciendo pedazos y por eso he andando bien muerta, entro poco, echo una ojeada muy rápida y cierro la pestaña sin cerrar sesión. El semestre que viene no será mejor, eso es lo más sad.

    Nota: Hace cosa de una hora recibí un correo del profesor de que extendía la entrega del proyecto hasta este viernes... HORA DE DIBUJAR DURANTE TODO EL DÍA DE MAÑANA Y EL JUEVES. Mandaré al demonio algunas de las cosas que pidió el profesor (en sí el visar el cubo, porque me lo inventaré yo) y vamos a ver si logro solucionar esto o definitivamente lo dejo morir.

    Bueno... nos vemos hasta nuevo aviso.
  11. Voy a hacer una entrada antes de que la universidad abra sus enormes fauces y me trague como nunca antes.

    Bueno, SE ACABARON LAS VACACIONES Y NI SIQUIERA LAS SENTÍ. QUÉ ES ESTO.

    Entro a clases el próximo lunes y no sé qué hacer con mi vida.
    Estoy muy ilusionada, por la cuestión de que al fin entraré a la carrera que quería, pero conforme se acercan los días empiezo a sentirme muy muy ansiosa y a pensar en muchas cosas. ¿Y si no encuentro mi clase como los de primer ingreso pero no tendrá gracia porque llevo dos años en la uni? ¿Y si todos mis nuevos compañeros son una bola de pendejos y no logro hacer amistad con nadie? ¿Qué pasará cuando tenga que trabajar en grupo? ¿Y cuándo tendré que ir a comprar materiales que no puedo pagar? ¿Almorzaré sola los martes y los viernes? ¿Y si le digo a una amiga que me acompañe? ¿Y si no puede? ¿Sería mejor decirle a otro amigo? ¿Y si tampoco puede? ¿Y si en los grupos de Psicología no hay nadie con quien me lleve medianamente bien? ¿Y si vuelvo a tener que trabajar con una bola de inútiles? Bueno, así hasta el fin de los tiempos.

    Mi horario es como la cosa más espantosa que he visto en mucho tiempo, teniendo en cuenta que llevo dos años en los que tenía la primera clase a las 10 AM y a veces entraba a las jodidas 3 PM.
    Con ustedes, el horario que viola todos mis principios actuales.
    alv.png

    ¿Qué procede? ¿Llorar por los lunes y miércoles que tendré que madrugar? ¿Llorar por los martes y viernes? ¿Llorar porque me quitaron el grupo con el profesor que quería y ahora tengo un hueco de cuatro horas? ¿Llorar por lo mucho que no voy a dormir de ahora en adelante? ¿Llorar porque se me juntó Bases Biológicas de la Conducta con la nueva carrera y eso es sentencia de muerte? ¿Llorar porque sí?

    Tengo que ver cómo demonios logro que todos estos cursos tengan una nota decente, para no arruinar el ponderado que tanto me costó subir y poder matricular el segundo día.

    La idea es dejar las cosas por aquí montadas, pero hay que ver cómo me va a salir eso, creo que puedo lograrlo. Así cuando comience este desmadre, pueda intentar habituarme y comenzar a administrar bien los tiempos con las cosas por aquí. PERO VETE TÚ A SABER QUÉ VA A PASAR CON ESTO.
    Hoy pasé gran parte del día con los últimos detalles de los Betas, esperaría mañana lograr tener todo listo por fin, ya que es muy probable que el miércoles y jueves no esté, y entre mañana, el viernes y el sábado tenga que hacer la tarea del curso de dibujo de los domingos.

    Y nada, realmente esta no es una entrada importante como si alguna lo fuera, lol solo me quería desahogar un rato y distraerme.
    Supongo que debería dormir :v digo, va a ser la 1 AM, pero sé que eso no va a pasar.
    a SweetSorrow, Insane, Lariebel y 6 más les gusta esto.
  12. Hace rato no hablo de mi vida personal y ya me salté dos (posiblemente tres) entradas de la actividad de Kohome :'D ay qué triste.

    Hoy estuve muy animada. Es más, me siento realizada como persona. Voy a volver a contar la historia de esto desde el comienzo.

    Como sabrán algunos, soy estudiante de Psicología en la UCR desde marzo de 2016. Desgraciadamente ese año fue bastante malo por muchos motivos que provenían en realidad de un único problema. He hablado bastante de eso ya, así que no entraré en detalles.
    Quienes leían mi blog allá por 2015, cuando estaba terminando mi último año de colegio, saben que mi primera opción de carrera siempre fueron las Artes Plásticas. En ese año, para entrar a cualquier de esas carreras en excepción de Historia del Arte, debía aprobarse una prueba de aptitud específica que se dividía en tres partes: dibujo, escultura y collage.

    Hice la prueba, pasé todo un día en la facultad porque para cada parte se contaba con tres horas más un rato de descanso.
    Todo esto para que luego se publicara una lista extremadamente reducida en comparación a la gente que había hecho la prueba y sin contar con siquiera una nota para que uno pudiese hacerse una idea de qué era lo que había hecho tan mal. Sí, no pasé esa famosa prueba.

    Hice también la prueba de aptitud específica en la UNA, donde tampoco logré aprobarla aunque esta era una prueba escrita algo extraña.

    En menos de un año las dos universidades estatales me botaron, pero la que más me dolió fue siempre la UCR. Es de las pocas veces que recuerdo haber llorado tantísimo, sin ser capaz de encontrar consuelo en nada, ni siquiera en los brazos de mi madre.
    En ese entonces, di por sentado que mi camino se había torcido, Cygnus negó que fuese así. Luego descubrí que lo que realmente estaba torcido era yo.

    Ante esta decepción, acudí a mis segundas opciones, carreras que me gustaban o al menos me llamaban la atención. Fue así como hice los trámites para concursar para entrar a Psicología o a Sociología en la UCR. En la UNA los trámites eran después, así que mantuve esas mismas opciones para esa universidad en caso de que todo en la UCR se fuese al traste.
    Sin embargo, entré a Psicología sin problema.

    Debido a la situación tan problemática en la que estaba metida, no logré concentrarme en la universidad y llegué al punto de odiar la carrera a la que había ingresado, por verla como un obstáculo para poder atender lo que tanto sufrimiento me estaba provocando. Dejé cursos atrás, perdí un par y apenas pude aprobar los pocos que llevé.

    Llegamos así a enero de 2017, cuando luego de que un amigo me dijera que habían eliminado la prueba de aptitud específica, hice los trámites para el traslado de carrera, porque como había ingresado en 2016 aún no podía concursar para llevar carreras simultáneas y la verdad estaba odiando tanto Psicología que me daba igual dejarla. Concursé por la única modalidad que se me permitía teniendo en cuenta que mi promedio con costos superaba el 7: Examen de admisión. Mi nota era un 590.
    Con la noticia de la eliminación de la prueba, los cortes de traslado subieron de forma ridícula y arrasaron con los pocos cupos de esta modalidad.
    Lloré sin consuelo por mi añorada Escuela de Artes Plásticas una segunda vez.

    En 2017, lo que tanto dolor me estaba provocando, desapareció sin aviso y es por eso que mi año estuvo lleno de resentimiento, porque había sacrificado mi salud mental por la persona de la que provenía todo esto que cargaba.
    Sin embargo, el hecho de que desapareciera, me permitió volver a ordenar mis prioridades. Puede intentar ponerme al día con Psicología, recuperé el amor por la carrera y el interés por estudiar en general, además de que consolidé amistades que intentaban construirse en medio de mi aislamiento. Con todo esto fui capaz de mejorar mis notas de forma considerable, volviendo a lo que yo estaba acostumbrada desde hace años, notas que pocas veces bajaban de 8.

    Llegamos entonces a enero de 2018.
    Publicaron las fechas para realizar los trámites de traslado y carreras simultáneas. Esta vez había recuperado el cariño por Psicología, me sentía aferrada a la facultad de Ciencias Sociales y la gente que había conocido. Esta vez mi decisión tenía más fuerza, pero aún así dudé porque creí que mi promedio no alcanzaría al 8.5 requerido para concursar en la modalidad de rendimiento académico pero al entrar a la página descubrí que mi promedio era, en realidad, un 8,6.
    Al darme cuenta de esto, revisé los cortes del año pasado, para darme cuenta de que Diseño Plástico con sus diferentes énfasis, tenía uno de 8,57 o algo así. Una chispa de esperanza se encendió para mí entonces. Sin embargo, había otra cosa que me preocupaba, la cantidad de cupos que habían para esta modalidad eran solo 8.
    Decidí jugármela. Me inscribí al concurso para el ingreso a carrera simultánea sin comentárselo a mis padres, a mis mejores amigas, ni siquiera al que se volvió uno de mis mejores amigos en los últimos meses ni a nadie del foro. Absolutamente a nadie se lo dije, porque me daba muchísimo miedo fracasar otra vez.

    El 8 de febrero, a casi media noche, recibí una notificación del grupo de B6 (mi generación) sobre que ya se podían revisar los resultados del concurso a carrera.
    Con el corazón en la mano, como dirían por aquí, abrí el link que tardó su rato en cargar, ingresé con mi número de carné y... se me cumplió el sueño. Fui una de esas 8 personas que lograron entrar por rendimiento académico.
    Esta vez lloré pero de genuina alegría y un profundo alivio. Empecé a esparcir la noticia porque de la emoción no podía contenerla un minuto más.
    Hasta la mañana le conté a mi madre que lloró como lo había hecho yo y en la tarde le dije a mi padre que me felicitó por haber logrado lo que tanto quería desde el principio.

    Tengo que admitir que esta vez casi sentí la certeza de que entraría, pero no quise aferrarme a ello porque me seguía dando mucho miedo ilusionarme y fracasar.

    Este mes ha estado lleno de buenas noticias y aunque a veces me voy de bajón, la verdad es que la mayoría del tiempo me siento muy bien.
    Estoy muy ilusionada, primero por el liderazgo de Betas, luego por el ascenso a Líder de Foro y los nuevos Mods y ahora esto se suma a la lista. Será un año ajetreado, pero estoy dispuesta a ello.

    Como dijo mi madre durante la cena...

    Voy a volar alto.
    a Jaenie, Cygnus, Liza White y 4 más les gusta esto.
  13. Vengo a hablar de mis dos idiotas favoritos :D digo, de mis mascotas ;u;

    Hace casi diez años, pocos días después de la muerte de mi primer perro por un descuido terrible, mis padres decidieron que ya era mucho de verme llorar y que era necesario tener otro perrito, a pesar de que fuésemos a llorar otro río cuando le llegara la hora.

    Con esa decisión, terminamos en una casa que recuerdo de forma algo borrosa, pero no olvido a los tres cachorritos que nos recibieron llenos de alegría. ¡Eran tan bonitos!
    Estuve por elegir a un macho, el más grande y gordito de los tres. Finalmente elegí a su hermana, bastante más pequeñita, que caminaba siempre un poco inclinada hacia un lado, especialmente cuando estaba muy emocionada.

    Esa perrita que camina ligeramente torcida es Candy. Apareció para curar la herida que tenía por la muerte de Roxy, a quien también adoraba con todo mi corazón y por la que me sentía culpable.

    Candy es una french poodle blanca que no pesa más de cinco kilos, si alguno me tienen agregada en FB habrá visto fotos de ella.
    Cuando recién la trajimos, tenía un pequeño problema respiratorio que le impedía inhalar correctamente y que resultara en algo que, a primera vista, parecía un tic; lo bueno es que se solucionó con algunas visitas al veterinario. También tiene una rodilla que tiende a desmontársele y tuvo problemas de bajo peso algunos años. Ahora que es más viejita, tiene algunos problemas estomacales, una alergia que no logramos controlarle y además parece que su vista ya está empezando a deteriorarse, pero fuera de eso sigue siendo la perrita amorosa que trajimos a casa hace tanto tiempo, cuando yo era una niña apenas.

    Puede ser bastante torpe a veces, choca con las cosas cuando está muy contenta y camina ladeada, a veces se mete en nuestro camino y la pisamos o la arrastramos con nosotros. ¡Pero es que no nos deja solos ni cinco minutos! A veces se quiere meter al baño conmigo, porque le vale madres mi privacidad.
    Otra veces no se calla y nos saca de quicio, otras tantas nos preocupa su silencio porque es señal de que está enferma.
    Es una confianzuda y quiere amor de todo el mundo, hasta dejaría que alguien se la lleve. Ya no le gusta mucho jugar con otros perros y no le gusta que el gato se acurruque muy cerca de ella, pero con la gente no deja de ser un amor. Ni siquiera con los niños pequeños, que tienden a querer jugar con ella y terminan siguiéndola por todas partes, aunque se canse de ellos nunca ha intentado morderlos ni nada parecido; se limita a esconderse o a buscar refugio en nosotros.

    Con todo y sus torpezas, es bastante obediente y naturalmente buena lectora de lenguaje corporal. Sabe cuándo no debe ni intentar acercarse a mi padre, con la misma precisión que mi madre y yo, sabe cuándo no molestar a mi madre y sabe que a mí no debe pedirme nada de mi plato ni de su comida chillando como una loca, porque eso no funciona.
    Duerme conmigo, por lo general por las mañanas cuando mi madre la deja en mi cuarto antes de irse a trabajar o por las tardes cuando, muerta de cansancio o harta de todo, tomo una siesta. Siempre se acomoda en mis pies o justo detrás de mis rodillas, cuando ambas tenemos frío deja que la acurruque a mi lado y la abrace.

    La amo muchísimo y creo que se ve por qué.


    ¡Ahora vamos a hablar de mi verdadero idiota favorito!

    Este llegó hace unos seis años, aunque serán siete en diciembre. Se llama Blacky (aunque es amarillo), pero yo le digo gato, gatito, gordo o idiota cuando estoy harta de sus pendejadas. Es un vago de mierda que pasa comiendo, durmiendo y siendo un estorboso. Puede estar pesando unos seis kilos y es algo así como el hijo de Candy, porque ella lo amamantó.

    Lo gracioso de todo esto es que mi madre no quería tener otro gato, porque habíamos tenido dos antes, cuando yo era pequeña. A mi padre, que le valen muchas cosas que dice mi madre, se le ocurrió decirle a la muchacha que le corta el pelo a Candy, que le consiguiera un gato que creciera bastante.
    Así, cuando finalmente recogió dos gatitos, nos dio uno a nosotros y mi madre no pudo negarse porque ya lo tenía encima, casi literalmente.

    Blacky era y sigue siendo una maldita bola de nervios y pelo. Es muy arisco con desconocidos y a veces todavía lo es con nosotros, mi padre pocas veces puede levantarlo porque no se deja, aunque en parte es porque no lo hace bien y el gato se siente más incómodo aún. Mi madre y yo lo levantamos seguido, aunque yo soy la que más lo molesta con eso porque me da igual que maúlle como si lo fueran a matar o que me patee. ¡Nada me detiene cuando se trata de gatos!

    Es medio idiota, porque grita en mi ventana cuando la puerta está abierta o maúlla cuando le cambiamos su plato de lugar y no lo busca, además deja que otros gatos se coman su comida cuando él los está mirando. A veces me muerde detrás de las rodillas para que le haga caso o le da por rasguñarnos cuando dejamos de acariciarlo pero él quiere que sigamos.
    A veces le da por querer dormir conmigo, aunque la mayor parte del día la pasa en el cuarto de mis padres como Candy.

    Lo adoro, porque me gustan muchísimo los gatos y creí que no volvería a tener uno porque mi madre se negaba.
    Lo adoro tanto que una noche lloré porque había desaparecido todo el día y no volvió hasta pasada la medianoche.

    Amo muchísimo a este par de tontos, son mis bebés aunque ya estén grandecitos y sé que cuando les llegue la hora, voy a llorar un montón porque ahora no puedo imaginarme la vida sin ellos.
    Y si pudieran leer todo esto que acabo de escribir, solo tendría algo más que decirles: Muchísimas gracias, porque también me han alegrado la vida.

    Además, siempre estaré agradecida con mis padres por enseñarme a amar a los animales. No hay nada que me guste más en este mundo.
    a Jaenie, Lariebel, chicoanime the only y 2 más les gusta esto.
  14. ¿En qué momento tu brújula se destrozó, cariño?
    ¿Por qué no soy capaz de recordar algo antes de esto? ¿Lo bloqueaste todo? Déjame recordar, por favor. Quiero saber qué fue lo que ocurrió, quiero saber el porqué de tantas cosas.
    ¿Acaso fue ese miedo que sentí tanto tiempo por papá? ¿Acaso fue la sumisión de mamá? ¿Acaso fue aquel abuso del que no fui consciente hasta después? ¿Fue la muerte de ella? ¿Es solo una maldita herencia que arrastro? ¿Es o no mi culpa? Creo que puedes responderme, estoy casi segura... pero me da miedo saberlo.

    Si te adviertiera de todas estas cosas, ¿lograría repararme?
    No... cierto. Es poco probable. Estás acostumbrada a pintar la vida de colores oscuros y opacos, y sé que no puedo detenerte. Haces las cosas a tu manera.

    Aunque quizás podría darte algún consejo.

    Nunca ignores tus propias advertencias. Nunca te ignores a ti misma, por favor. Eres más capaz de lo que crees.

    ¿Que si voy a pedirte que no hagas algo? No.

    Aunque si ignoras tus alarmas, vas a estar apunto de ahogarte en un océano helado, pero crecerás, descubrirás cosas de ti misma y de quienes te rodean. Quizás hasta sea necesario. Realmente no lo sé. ¿Quieres tomar el riesgo? Probablemente la respuesta sea sí, porque te gusta hacerte daño, porque crees que puedes salvar a otros o que mereces el dolor que te provocas.
    No deberías ser tan dura contigo misma. Ya la vida da bastantes problemas como para que discutas tanto contigo, con todas esas versiones de ti. ¡Respira! Tienes un potencial enorme, nunca dudes de ti misma.

    Si resulta que tomas el riesgo de ignorar tus advertencias, te prometo que las cosas volverán a ser buenas. Te lo juro. Hay tanta gente hermosa por ahí, gente que te quiere y no lo ves. Ojalá pudiera obligarte a no ignorar a esas personas, a no aislarte... las cosas hubiesen ido mucho mejor si les hubieses pedido ayuda. No solo a esas que son casi tus hermanas, sino a los que insistieron en ser tus amigos aunque evitabas el contacto humano.

    No puedo cambiar tu opinión. La gente es despreciable, lo admito, pero también puede ser bellísima.
    Tal vez no deberías odiarte tanto por tomarle tanto cariño a las personas. No es tan malo como parece.

    Nunca olvides que a veces se necesita un fondo negro para que los colores resalten aún más.
    Toma tus colores, pequeño cuervo, y pinta todas tus plumas tantas veces como sea necesario. Después abre las alas y pinta el cielo.
    Los únicos límites que conoces te los has colocado tú toda tu vida. Borra las líneas fronterizas entre lo que crees que eres y lo que eres en realidad.


    Vuela de una puta vez.
    Si caes, habrá muchas personas que estarán dispuestas a atraparte.
    a Lariebel, Mori, Kaladin y 4 más les gusta esto.
  15. Y ya me salté un día, lol.
    Básicamente porque no tengo nadie inalcanzable a quien me interese dedicarle una carta.

    Hemos llegado a la que creo será una entrada que me arrastrará a uno de los puntos más bajos de mi pasado. Escribirá una Melyen de 19 años... sobre lo que siente desde que tenía 15 recién cumplidos.

    La extraño cada maldito día de mi vida. Cada vez que llego a casa y veo sus fotos y su guitarra, cada Navidad, cada maldito agosto, cada vez que veo su vacío en mi segundo hogar, cuando abrazo a su madre y a su hermano.
    La extraño cada vez que su familia y amigos me clavan la vista, porque sé que la ven en mí.
    La extraño cuando mi madre saca los álbumes, cuando veo su último dibujo en mi pared, cuando recuerdo el último mensaje que me envió diciendo que me quería, cuando veo a su mascota ya cubierta de canas y me recuerda que no volverá.
    La extraño cuando recuerdo que sus otras dos mascotas murieron después que ella.
    La extraño cuando río y veo que no está conmigo, cuando quisiera contarle todo lo que me ha pasado en estos años.
    La extraño cuando veo mis dibujos y deseo mostrárselos pero sé que no puedo.
    La extraño cuando recuerdo que mi abuela estuvo internada en el psiquiátrico, cuando recuerdo que deseaba morirme con todas mis fuerzas.
    La extraño cuando veo a mi padre beber, cuando deseo gritarle y ocultarme en la más oscura de las cuevas para ser comida viva por todas esas versiones de mí misma.
    La extraño cuando mis propios sentimientos me dan asco y cuando me odio.
    La extraño cuando veo su placa en su bóveda del cementerio y mi familia le habla al aire.

    La amé con todo mi corazón, antes de que este y sus emociones perdieran su capacidad de orientación.
    La perdí demasiado pronto, aunque sabía desde muy pequeña que sería inevitable.

    La tristeza se volvió un dolor palpitante que no da tregua. No desaparece. No me deja descansar.
    Ni siquiera puedo reclamarle a nadie por ello, nadie tiene la culpa pero yo estoy ansiosa de colocarla sobre alguien, porque mi dolor carece de sentido, porque debería alegrarme al saber que no sigue sufriendo pero no lo logro.
    Soy egoísta.

    La quiero conmigo... pero ya no hay marcha atrás.
    La vida se volvió más dolorosa y opaca.
    a Lariebel, Kaladin, Pire y 2 más les gusta esto.